Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Malos vientos... (A mi hija)

Corren malos vientos en el sur del alma…
Sé tú.
Sé una… pero plural.
Sé única… pero diversa.
No hay solo una idea.
(Pensamiento único que crea rebaño dócil y gregario)
Siéntate despacio y extiende tu falda
de los mil colores.
Abanico hermoso, arco iris grande
de pieles, de sangre caliente,
de ojos, de manos… de lenguas habladas,
de las opiniones y sus convicciones...

Camina despacio y, con mirada franca, extiende tu mano firme y generosa.
Persigue tus sueños desatando el tiempo.
No te quedes inmóvil al lado mirando.
Recorre la senda del largo futuro y, de vez en cuando,
vuelve la mirada.
Revisa el camino de losas pisadas, recio y milenario.
Y con su recuerdo camina de nuevo.
Sobre ese pasado asienta tus pasos.

No te rindas nunca…
Y no te acobardes…
Pisa las fronteras y rompe alambradas.
Y con tu mirada, abraza el inmenso horizonte
que tienes delante;
que se alcen tus brazos en hermosas alas
que vuelen al aire.
Porque el aire no tiene fronteras…
Porque no hay fronteras en el aire…
“Porque el aire es de todos
y no es de nadie,
de nadie,
de nadie…”

Recuerda ese lema que llevas grabado en la alta meseta
de tu espalda blanca.
Elegantes trazos de una lengua clásica: (Ελεύθερο πνεύμα) "Espíritu Libre”
Que tu boca se llene de ese enorme LIBRE.
Aunque sea difícil,
aunque tengas que escalar montañas,
aunque calles al viento para pronunciarlo.

Cierra tus oídos al bronco rugido
de oscuros oráculos,
de pseudoprofetas ungidos por los viejos dioses
de la intolerancia.
Adalides falsos
que conducen las negras ovejas al redil infausto.

En el sur del alma… corren malos vientos.

Para combatirlos, usa la palabra. La palabra limpia, la clara palabra.
Píntate la cara de bella sonrisa, de sonrisa amplia.
(Las anchas sonrisas que ganan batallas.)
Y abre tus ventanas al aire del norte.
Que la fresca brisa barra tus estancias.
Que el cálido sol dore tu mirada.

Y, en algún cajón, entre tus ropajes, dos camisas nuevas,
blanca de la paz, verde de esperanza.
(Sin bordados hirientes que pinchen el alma…)

Corren malos vientos…
Abrígate el corazón y camina. Sueña con el alba.

María Prieto Sánchez
Diciembre 2018

Pintura: "Figura en la ventana", Salvador Dalí
(Los versos entrecomillados pertenecen al hermoso poema "Nocturno sin patria" de Jorge Debravo.
"Que el aire no es de nadie, nadie, nadie... y todos tienen su parcela de aire")

etiquetas: tiempos revueltos, libres, sueños, futuro
18
5comentarios 89 lecturas versolibre karma: 106
#1   Muy bello poema María, un abrazo y a seguir luchando, el aire y la tierra son te todxs.
votos: 1    karma: 32
#2   #1 Pues sí compañero. Aire limpio para respirar...
Muchas gracias Juanquilugo. A seguir...
votos: 0    karma: 18
#3   Muy emotivo y delicado. Lo deberían dar a leer a cada uno de nuestros adolescentes.
votos: 1    karma: 27
#4   #3 Gracias, Ramiro. Educar en valores y la convivencia seguirá haciendo mejor a nuestro mundo, que últimamente está muy ruidoso. Se me nota la línea de la docente que he sido. Un saludo, compañero.
votos: 0    karma: 17
#5   Hermoso y bello
votos: 0    karma: 17