Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mi alma calata

Tus cabellos rizados... negros, como el azabache, se insinuaban disimuladamente sobre tus distraídos hombros;
una vaga sombra de alegría fantasma gemía por no poder gritar tu melancolía,
pues no se sabía muy bien en aquél entonces si tu ser yacía de alegría junto al mío... que disimulaba por haberte visto pero muy bien no lo quería reconocer...
o si algún día, aún en aquella misma excursión nos podríamos ver...
... con nuestros dedos sangrando fuego de verdadera pasión,
...nuestras almas dejando que nuestras bocas hablaran... pero en besos.


Y es que no había razón
que pudiera explicar
que en aquella excursión
no te pudiera alcanzar,
ni con la boca para asegurar que por lo menos "el partido había merecido la pena"...
ni para preguntar... si te llamabas Helena... ¿ Qué era lo que venía después... ?
por lo menos una amalgama de números para poderte tener ...
o aunque sólo fuera para hablar...?


No me preguntes el porqué,
pero esa noche, el sábado en el que se abrió cabida al desvoque,
yo no cabía en mí del consabido descoloque,
pues mi ser no estaba allí donde Ray estaba,
estaba donde estaba Elena, sin estar allí...
y mientras... mi pequeña gran muerte respiraba,
pues algo en mí en verdad sospechaba... que me íba a ir a casa
sin poder satisfacer a "mi alma calata",
no te podría tener y en verdad ya no sabía que hacer

etiquetas: romanticismo, realidad, falta de atrevimiento, deseo a desconocida
13
4comentarios 82 lecturas versolibre karma: 100
#1   Gua tu poema desenvuelve sentimiento y algo de dolor pero que vas superando de apoco es un poema para mi algo moderno, lucrativo y también realista bravo
votos: 0    karma: 20
#2   Me ha gustado tu poesía, despertó en mi, deseos de seguirlo leyendo y eso es bueno.
Saludos Maria Mercedes
votos: 0    karma: 20
#3   Y bienvenido a Poemame!
votos: 0    karma: 20
#4   Muy bello. Felicidades
votos: 0    karma: 14