Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Océano

Encontré una voz al fondo del mar y viajaba por todas las corrientes del océano, me cubría de la lluvia y del sol, a veces me cantaba en su paz con las voces de la vida, en su fantasía.

Un veneno dulce era su boca y yo bebía desde adentro en el vértice de las fuerzas, un andamiaje me elevaba con la flama de los salvados, los valientes muertos.

Era su voz
mi sosiego.
Era el eco
mi centro.
Era su faz
mi delta.
Era su paz
mi afrenta.

Entonces entendí todo lo que debía ser y fui por ella al principio y tomé aire cuando me dejé ahogar por el océano desde su boca abriéndose, luego fue por mí y viví en esas aguas.

Desde que me muevo por vos, subo hasta las estrellas que aguardan por mí y desciendo hasta tus pies para volver a besar el orden de las cosas y espero tus correas abrirme otra vez.

Cuando duermen las mareas y el mar se entrega a cada orilla me despedazo entre la arena, el sol renuncia a mi peregrinar y entre sombras recibo su espalda húmeda como la mía, esa fiera no descansa.

Enhebro un anzuelo
desde la garganta,
jalo de él
con mi vida.

Desgarra lo siento
desde que vivo,
mas su presencia
es sangre y sal.

Acudo al rito
que fluye,
una oración
de muerte.

Las puertas
de mi voz
aguardan
por ella.

Me zambullo
perdido
hasta el fondo,
no llego aún.

Braceo a muerte,
mi levedad
es enemiga
de la densidad del amor.

etiquetas: amor, pasión, encuentro
13
4comentarios 91 lecturas versolibre karma: 99
#1   Me encanta el cántico poético que dicta el poema es sublime y espectacular
votos: 1    karma: 23
#3   #1 muchas gracias
votos: 0    karma: 9
#2   Muy profundo.
votos: 1    karma: 9
#4   #2 gracias
votos: 0    karma: 9