Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

más allá de la vida

he regado el jardín
con gotas de rocío durante todo un año
para florecer

y sin embargo,
qué atmósfera más seca
rodea
el pequeño espacio que habitamos

no se oye el crujido de las hojas
porque ya no hay pasos
ni siquiera agua en la fuente
a pesar de la sed
que anida en mi vientre

no es posible ir de cara
a la desesperanza
ni cerrar los ojos al espejo
que refleja
el tiempo echado de menos

quizás sea por eso
que aunque siempre hace frío
sigo sentada en el banco de piedra
que hay en tu cabeza

-tengo un secreto,
aún podemos sentirnos más allá de la vida-

ahora que el mundo está de espaldas
cógete a mi brazo
y vuela
25
24comentarios 87 lecturas versolibre karma: 96

Rocas

Se precipitan como cántaros repletos
de añoranzas en un acantilado.

Parten la fiebre de mentes inquietas,
almohadas de duendes con ojos cansados.

Son percusiones del tiempo, timbales de horas pasadas, tambores de viento y ovillos nublados.

Cuentas del collar de gigantes, lágrimas de poemas sin dueños ni guantes.

Pañuelos ligeros que huelen a limón.

Cadenas rotas de eslabones amnésicos, cuentos sin fines e inicios revueltos.

Me cuelo entre sombras de nubes dobladas, cabalgo alambres de cobre en hormigas aladas.

Reboto entre aristas de escarcha, copos de nieve en cajitas doradas.

Y subo y preparo mi vientre para vidas futuras. Germen del cambio, horquillas que atan las manos.

Campos de lavanda.

Apareces subido a las risas de guitarras, arropado con tacto de avellanas.

Giras mi mundo y paras el viento, me soplas quedito en todos mis sueños.

Huele a tierra mojada.

A medio milímetro ya nos cala en los huesos. Blancos, enteros.

Mis manos. Tus ojos. Mi yo. Tanto. Tan nuestro.
leer más   
18
15comentarios 78 lecturas versolibre karma: 93

El amor muerde mi corazón

El amor muerde , como una serpiente,
quién no muera enseguida,
Sentirá para siempre lo doliente
por tener el estigma de su mordida.

Y yo, como si fuera tan fácil,
como quien le pide
un poco de agua al mar,
le pido al corazón que late entre lo frágil
que intente olvidar.

Qué se va dos veces significa partida;
Mi mitad es una región de sombras,
me rapta tu imagen con voz deshabitada,
que en cada silencio te nombra.

Navego en un océano helado,
Como barco desfondado.
Cada dolor tiene el tamaño
que tuvo la felicidad de antaño.
leer más   
20
16comentarios 120 lecturas versolibre karma: 95

Si queríamos florecer porque dejamos ir la primavera

Cuantas madrugadas más nos va a robar
Este silencio
Cuantos besos más, tendremos que esconder
El amor que no te doy se me está haciendo
Lluvia dentro
Y no quiero morir mojada
Si queríamos florecer porque dejamos ir la primavera
leer más   
19
20comentarios 76 lecturas versolibre karma: 90

Víctima a voluntad

Fui faquir
del veneno
de los besos
que bebí de tu boca
leer más   
16
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 94

Labios

Aquí están los restos de tus besos
En estos labios desbocados,
Desechados.
En estos labios que aún arden
Con la ceniza de los tuyos,
De los míos;
Que se hacen trizas
Y desesperan
Porque ya no te esperan
Porque andas ardiendo otros labios,
Dejando cenizas en otra boca.

Y mi boca aquí,
Deseando la tuya
Con besos que no te alcanzan
Con voces que ya no oyes,
Que ya no entiendes.
leer más   
17
6comentarios 43 lecturas versolibre karma: 107

Derecho al silencio

Ese sonido agudo, conservador,
el que nadie escucha cuando entona
un silencio programado;
el que se pronuncia de
forma inoportuna y ejerce su derecho
a la defensa sin contienda.
Esa parte que agota todos los recursos musicales.

Otorgar derecho al silencio
y conceder silencio al derecho;
pero todos los instrumentos
no pueden callar a la vez:
es preciso conocer sus notas sostenidas
y usted no entiende de solistas ni coristas
y un silencio abstracto, quiere decirme algo
y llueve margaritas positivas e impares
y hasta interpelo a las aves
y no creo conocer su respuesta.

Sí, los instrumentos sienten celos,
y charrasquean y detentan de tu dulce voz,
como si me hablaras entre cuerdas,
entre las hojas que temen al viento.
Pero a veces, suenan desarmoniosos,
y expresan cosas y tu garganta explota.
Se necesita ensayo y la vida es corta
y el tiempo se ejecuta sin términos respiratorios.

Silenciosos, oyéndonos;
porque no podemos huir de las buenas vibraciones
del universo ni escapar de unos versos adversos.

20 de enero de 2017
leer más   
15
8comentarios 52 lecturas versolibre karma: 83

Lejos de casa

Lejos de Casa

Tu voz cada vez más imperceptible
flota en mi memoria,
me mueve y me levanta.
Recuerdo tu voz
y es encender el motor de mi vida.
Recordarte es vivir mi pasión cada día
y la ternura que me inunda
hace que esa pasión
se vuelva sentimiento único y profundo.

Pero luego veo que estoy lejos de mi misma.
Fuera de mí y lejos de casa no se quien soy.
leer más   
15
9comentarios 54 lecturas versolibre karma: 85

Lejos

Lejos


Respira
La húmeda noche
En aquel país lejano
Donde ella duerme


Bajo un sol melancólico
Despierto.
Sueño sus sueños



Del Poemario Palabras que regresan
14
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 97

Contacto

Para pisar la vereda
me descalzo y viajo
al inicio de lo humano.
Por puro placer de
desandarme,
de buscarme hombre
y encontrarme,
sólo.
Al súbito instante que
alzamos los ojos.
Antes mucho antes
de sabernos ojos.
leer más   
13
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 85

Niño a los cincuenta

Soy un hombre de cincuenta y pico,
dentro de mi tengo varios niños,
por eso paso muchos días escondiendo mi verdad,

a alguno de ellos le tengo controlado,
como al que le gusta beber, parece dócil,

luego
tendré que tratar con el que aún se divierte fumando marihuana,
no están los tiempos para perder aún más la cabeza,
hay otro que busca acostarse con todo trasero que se le cruza en el camino,
el peligro es que el roce carnal hiere y reparte muchos daños,

hay otro niño de amplio y tembloroso corazón que reparte bondad siempre que puede,
el problema es que a veces,
dar significa muchas otras cosas que viven fuera del diccionario,

el niño del gran corazón siempre va de la mano del lujurioso,
el peligro es la mezcla resultante, el efecto del cóctel de amor
mentiras y vicio,

detrás de todos estos niños está el hombre
o quizás el hombre no es más que la sombra junta de todos estos niños
y el peligro está en perderle la pista.
leer más   
13
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 105

Vicios de la comunicación

Yo soy responsable de lo que digo,
no de lo que usted entiende,
le explicaré cual es el quiebre,
de esta subjetiva cuestión.

Sabe que lo que yo digo,
proviene de mi subconsciente,
mezclado con lo que se aprende,
tanto de la familia, como de los afectos.

Experiencias y mal trechos,
triunfos y descontentos,
palabras que arraigadas,
fueron vendas suaves o crueles espadas.

Asi conformamos nuestro mapa conceptual,
de ¿Cómo me ven y como me veo?
programando nuestro cerebro,
vinculando el sentir, pensar y hacer, con las emociones.

Cuando emito una palabra, ella tiene un identidad dentro nuestro,
pero al ser recepcionada, ella es filtrada por otro ser, con otra identidad sobre esa palabra,
asi que sean tolerantes, porque si existen tantas palabras, que pasadas por la vida de cada uno, cobra otro sentido esa palabra.

Habra miles de veces que no nos podamos entender, solo se debe de saber,
que somos responsables de lo que decimos,
no de lo que el otro quiso entender.

Claudia Viviana Molina
11
13comentarios 47 lecturas versolibre karma: 101

Olvídate de mi nombre

Olvídate de mi nombre…
Entiérrame en lo más profundo de tu pensamiento
y olvídate de mi nombre.
No recuerdes días inexistentes en mi pasado.
No hagas brotar sangre en las viejas heridas.
No eches más semilla en la tierra infecunda.

Olvídate de mi nombre…
No coloques tus pies sobre antiguas huellas.
No pronuncies palabras ya vertidas.
No actualices miradas ni deseos
ni me aprietes los nudos ya deshechos.

Olvídate de mi nombre…
No intentes milagros imposibles
ni avives el fuego ya extinguido.
No te asomes al borde de mis labios.

(No busques la manera de vivirme.)

Mira tan solo como espectador nocturno
esa (tu ridícula) farsa,
escrita en un solo acto
para no ser representada jamás.

Olvídate de mi nombre…
Y, con tu aplauso,
haz caer el telón sobre el recuerdo.

Y deja que se difumine
lentamente
en el espacio…
mi nombre.

María Prieto

Pintura: "Susana" Guillermo Martí Ceballos
11
10comentarios 29 lecturas versolibre karma: 91

Huéspedes

La materia,
drama tras el telón.

Pálidos tramoyistas,
actrices desordenadas,
actores con venéreas
lamiendo la pared.

Director quema guión
con guionista dentro,
el resto del ejército
desertó hace años
cuando la brisa hepática
trajo nubes psicóticas.

Hoy me maquillo
ante la duda
de unas pestañas
de sustitución.

Hoy tiro del carro improvisando
restos de naufragios
que aún merodean
por mi memoria.

Hoy no importan los aplausos,
solo importa que mis compañeros
regresen de sus tumbas
y entreguen el corazón sin armaduras
en estas tablas donde forjaron su ser.

La materia.

Me calzo la piel
de un monólogo
ante un tribunal
de ciento ochenta ojos.

¿Dónde estáis?

Como animales feroces
doce ánimas invaden el escenario
desdoblándose acto tras acto
arañando las entrañas
de un público dubitativo
con el furor de una tempestad
que quiere limpiar su honor.

¡Al fin!

¡Bienvenidos!
príncipes, princesas,
héroes, villanos,
románticos, escépticos,
protagonistas, secundarios,
figurantes...............................

"Hoy habitaciones con huéspedes".
leer más   
11
3comentarios 30 lecturas versolibre karma: 99

Enamorarse de un músico

Había tan poco espacio que lo único que entraba era música.
Podría ser la historia de aquel cuartucho de hotel en Montmartre.
O la de tu corazón.
leer más   
12
1comentarios 36 lecturas versolibre karma: 89

Insomnio

Conozco otro insomnio
y es que se hace complicado dormir
al lado de tu melena.
10
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 91

Para ti, Padre

Padre, dentro de ti comencé a vivir,
aún sin ojos para ver,
aún sin alma que sufrir,
no se porque la vida
me escogió a mi,
pero yo si te escojo a ti, padre.
Padre, tu lo sabias
y yo lo aprendía,
pero los dos nos equivocabamos,
es tan difícil enseñarnos a aprender,
yo derrochando lunas
y tu soles de amanecer,
la naturaleza es tan necia
que prolonga tu vida en mi,
como un relevo de paciencia
hacia una meta sin fin,
padre, no se porque
la naturaleza me escogió a mi,
pero yo si te escojo a ti, PADRE.
leer más   
9
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 89

El acceso al infinito

Miraré tus ojos como si fueran los últimos de este puto país,

y no sé donde estoy,
solo camino entre naciones y nubes,
y no sé si necesitaré vida para ver aquella sonrisa pensativa,
en todo caso estaré pensándote, puma interna, sin crematística,
con una creatividad que no tiene límites cuando se camina por
la espuma de las naciones,
cuando veo el mar universal,
sin dictadores del Capital,
así te veo,
en libertad,
y yo,
como un animal humano que desea solo
con el alma de un poeta comunista ya que alista
su arsenal para tender(te) una conquista comunal,
donde el credo se puede convencer sin ser un pequeño
criminal que engaña el andar de tu mirada,
me veo más como un amigo que apunta al viejo que quiere al mar
hasta dormir en las brasas del deseo para terminar
en aquella playa del caribe eterno,
(donde te espero)
donde encuentro un quizás que podría armonizar mis ganas de utopía,
una sin cuantía,
para que,
luego de la brisa matutina,
se pueda apaciguar la fantasía del deseo
viendo al infinito en la ventana de tu alma
mientras el mar me llama en un devenir eterno.
10
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 84

Noches y Olvido

I

Cae la noche
sobre los rostros que el sol
había tatuado en tus ojos,
baña la tierra
el manto frío que habita el cielo,
goza la hierba
y el matorral que todo lo admite,
el silencio también acaba cubierto de oscuridad,
las piedras ocultan
su color
el hombre acerca sus manos al fuego
y aprende a aceptar
su suerte.

II

Los minutos son bocados
de tiempo
sobre tu cuello blanco
y brilla tu rostro mientras
tu alegría se refugia
en un rincón desolado
a la espera del sol, de la música de un barco,
de la sal que el mar
le regala al viento,
la muerte no existe en este mundo
salado,
la luz de tus manos
gana la eternidad y la sombra de tu cuerpo
es ya un extraño
que habita en ti
cuando acaba el día,
el brillo de tus ojos
atraviesa el espejo al que se rinde tu rostro,
así todas las noches de lluvia, cada domingo
encharcado de ausencias,
la harina que el tiempo
vierte en tu cuerpo
acaba entre los dientes de todos los seres
que ocupan para siempre
tu imaginación.

III

Toda la sal que habita en tu piel
son residuos de madrugadas rotas y amores
perdidos.

IV

La noche es una mujer
desconocida en el tiempo,
con su oscuridad nos anuncia el fin,
el minúsculo adiós, el ocaso que a todos
nos espera,
será una noche, una solitaria sin la mirada azul
de la luna, nos abrazará en silencio,
lentamente hasta presentarnos
al último frío.

V

Sé que ya han comenzado a enfriarse
las paredes
de mi nuevo destino, allí
comenzaré a desvestir
lo que hasta hoy me empeñé
en ocultar,
todos los vicios que hacían mal
ya no son nada,
todo el temor al dolor
y a vivir en soledad
es ya una broma,
ahora
el frío final está cada día más cerca,
ese abrazo fraternal que tanto añoré
ya no puede con esta furia, con la
templanza y seguridad que da
el saberse perdido
al perder el miedo a abrazar
de cuerpo entero
el olvido.
leer más   
9
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 92

Desencanto

Un nuevo desencanto...
Una nueva desilusión.
Nuevo dolor en el alma.
Otra marca en el corazón.

Caminos que se separan
por no entender el amor
intentando la pertenencia
creyendo que es posesión !

Dijiste que eras mía,
que era mio tu corazón.
Que fui a quien más querías
mentiras del sinrazón !

Te creí cada palabra
palabras todas de amor,
y así morí aquel día...
sin entender la razón !
8
1comentarios 35 lecturas versolibre karma: 81
« anterior12