Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Sucedía

Había llegado el día;

los pedazos de luna ardían en el suelo
pero ya no había luz...
sólo un aire quebrado bajo un cielo denso.

Al mirar hacia adentro, acaricié la herida.
Seguía estando ahí, ¡seguía viva!
Y sin embargo,
      al tacto era tan fría…

Me cubrí los ojos con las manos
para no rezar
con la mísera fe que nunca tuve.

Sucedía....
y ni siquiera pensé en llorar:

toda la memoria mía
era un semidiós escupiendo a su altar.
20
12comentarios 148 lecturas versolibre karma: 88
#1   Wow que triste historia, que deslumbra con su detallado drama me gustó se siente realista. Pero no todo siempre está perdido, los problemas a pesar de ser fuertes siempre podemos seguir adelante
votos: 1    karma: 37
#2   #1 :hug: :hug:
votos: 1    karma: 38
#3   Cuando la herida se calma, pero no se cura. Muy hermoso.Saludos y abrazos.
votos: 1    karma: 39
#4   Excelente Ze! con intensidad. Saludos!
votos: 1    karma: 34
#5   Hermoso!! {0x1f499} {0x1f618}
votos: 1    karma: 38
#6   Maravilloso
votos: 1    karma: 39
#7   Preciosa triste historia
votos: 1    karma: 26
#8   Excelente!!!!
votos: 1    karma: 32
#9   una maravilla :-)
votos: 1    karma: 39
#10   Precioso {0x1f60d}
votos: 1    karma: 35
#11   Precioso e intenso poema.
Me ha gustado mucho.
¡¡Enhorabuena!!
votos: 1    karma: 35
#12   Preciosa metáfora sobre aquello que termina o acaba muriendo en nuestro corazón... Muy bello, Ze..
votos: 1    karma: 38