Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La lluvia se detiene en los ojos

La lluvia se detiene
en los ojos, encharcándose,
instalándose lentamente en el espíritu,
fluye como un manantial
envolviendo el alma,
que ancorada en los recuerdos
estalla en el pecho,
abriendo antiguas heridas,
oprimiendo el corazón
para que deje de gritar
intentando huir de su prisión.

Lluvia muda y apacible
humedeciendo un amor perenne,
que inagotable e intenso,
no se resigna y combate tenaz,
obstinado, anhelando vencer el miedo,
un miedo inmenso y profundo al dolor,
ese dolor lacerante que desnuda el alma
roída por las ausencias.


Maricel 19/01/2019


(imagen tomada de internet)
29
31comentarios 132 lecturas versolibre karma: 115

El amor muerde mi corazón

El amor muerde , como una serpiente,
quién no muera enseguida,
Sentirá para siempre lo doliente
por tener el estigma de su mordida.

Y yo, como si fuera tan fácil,
como quien le pide
un poco de agua al mar,
le pido al corazón que late entre lo frágil
que intente olvidar.

Qué se va dos veces significa partida;
Mi mitad es una región de sombras,
me rapta tu imagen con voz deshabitada,
que en cada silencio te nombra.

Navego en un océano helado,
Como barco desfondado.
Cada dolor tiene el tamaño
que tuvo la felicidad de antaño.
leer más   
20
16comentarios 120 lecturas versolibre karma: 95

Estállame de amor

Estállame de amor
que mis adentros
ignoran la ortografía
de tus sentimientos.

Hazlo ahora
antes que el tiempo nos alcance
y una ola inquieta borre
el corazón que en la arena sentimos.

Abrázame tan fuerte
hasta sentir tu corazón en sus latidos,
no quiero escuchar el ruido
de la infinita estupidez sin darme cuenta.

El mañana es muy corto
y el pasado agobia tanto
que el hoy es un desperdicio
si no tomo tan solo una vez tu mano tibia hoy.

Quiéreme ahora
tanto como te quise en algún momento
háblame fuerte que no te escucho
la ignorancia se llevó mi amor.

Acaricia con ternura mis sentimientos
han sufrido mucho
en el exabrupto de una mentira
y el frío incólume de un abandono.

Nada en mi ha cambiado
sigo guardando como un tesoro
cada palabra de amor
que hizo que me amaras con locura.

He guardado para ti esa ternura
como una madre acaricia a su criatura,
seré un gorrión que canta con la esperanza
que en esa rama sin hojas pronto nazca una flor.

El mute
19/01/2019.
leer más   
17
12comentarios 107 lecturas versolibre karma: 105

Insolente

Instante eterno
inerte permanencia.
Trigo,humus
aparente dolencia.
Extensa en cielo y abismo
ave atravezando pupilas de un cielo distinto.

Prisionera sin sol
silencio entre multitudes.
Realidad en el reflejo
espejismo de lo certero.

Sin alas,yo vuelo
sin escenario,
sin miedo.

(Imagen extraída de internet)
leer más   
22
17comentarios 103 lecturas versolibre karma: 99

Seres refulgentes

Y a veces se doblan las patas del taburete, y el mundo se vuelve blando, tiene el truco de Dalí.

Caemos en bucle hacia el centro de la Tierra, nos quemamos por dentro y por fuera.

Huimos.

Agitamos las alas de Pegaso y elevamos briosos las extremidades, invencibles, atravesados por el Sol incesante.

No miramos atrás. La piel se vuelve arisca y resiste el hielo airoso, narcisista. Tan sólo sucumbe al calor del aliento futuro, a la tibia sangre que circula entre la carcasa del cuerpo agitado por las ganas.

Trucos para engañar el hambre de días y la apetencia de horas. Corremos hacia el punto de fuga, allí donde parecemos pequeños al resto, pero grandes a nuestros propios ojos.

Rozamos la piel, erizamos el vello. Susurramos despacio. Gritamos al eco.

Al eco...

Y trepamos por racimos de uvas, pero las que no llevan ira. Y aunque todo alrededor se vuelva gris y de la tonalidad de la propia descomposición, nos enfundamos de nuevo la camisa del pintor y salpicamos el lienzo diario con fluorescencias y halos del color de la manzana ácida.


Cada día duerme y refulge nuestra boca.
Cada respiración vuela por la ventana.
Somos fascinantes, ave Fénix al alza.
leer más   
15
22comentarios 97 lecturas versolibre karma: 110

Maniquíes

Expulsa de tus cielos
al ángel que carcome tu sangre
y engatusa tus instintos y cartera
bailando al son de su falda

No naufragues en miradas postizas,
ni en guantes acoplados en tus caderas,
ni en esos inquietantes besos
quizás pinten el color de Judas

Maquillan sus latidos de humo
con el espejo de divas como prototipo
y no suenan campanas de gloria
en las cátedrales de sus pieles

Y si aún así,
te precipitas en sus redes
inyectado por su veneno
al límite de la humillación,
escala a mordiscos la vida
aún con los desgarros de tus fauces
y la afonía de tus pasos
hasta recuperar de nuevo tu sombra
leer más   
16
18comentarios 96 lecturas versolibre karma: 128

Hasta entonces ...

Cuando ya no tenga voz,
ni versos para escribirte.

Cuando ya no tenga vuelo
donde se pose mi pecho.

Cuando ya no tenga piel,
donde cobijar mis años ...

Cuando ya no tenga ojos

ni unos párpados
soñando...

Cuando ya no tenga huellas
Y mis pasos se detengan,

Podré decir que estoy muerta...

Cuando
eso
suceda

No quiero que llores

Tampoco,
me lleves flores

Quiero que me olvides
Qué me borres
Qué ni un misero día,
Te pares,

y me recuerdes.

Pero hasta entonces,
Vida

abrázame fuerte.

@rebktd
leer más   
18
19comentarios 91 lecturas versolibre karma: 96

más allá de la vida

he regado el jardín
con gotas de rocío durante todo un año
para florecer

y sin embargo,
qué atmósfera más seca
rodea
el pequeño espacio que habitamos

no se oye el crujido de las hojas
porque ya no hay pasos
ni siquiera agua en la fuente
a pesar de la sed
que anida en mi vientre

no es posible ir de cara
a la desesperanza
ni cerrar los ojos al espejo
que refleja
el tiempo echado de menos

quizás sea por eso
que aunque siempre hace frío
sigo sentada en el banco de piedra
que hay en tu cabeza

-tengo un secreto,
aún podemos sentirnos más allá de la vida-

ahora que el mundo está de espaldas
cógete a mi brazo
y vuela
25
24comentarios 88 lecturas versolibre karma: 96

Un día como hoy

Qué privilegio ha sido para mí
vivir este día maravilloso.

El sol sonríe y muestra su bondad
a través de sus rayitos de luz, que
no son más que benignos…

Las gotas del rocío que caen rendidas
sobre las flores, son como diamantes
líquidos atestiguando las lágrimas de
alegría que dejó por la noche la lluvia…

No hace calor, no hace frío, es
la temperatura perfecta.

Las aguas del mar, llevando y
trayendo en su suave oleaje las voces
de sus habitantes, diciéndome que
viva libre de miedo cada instante...

Las nubes esponjosas avanzan
veloces, obedeciendo la orden del viento,
dibujando en el cielo, cientos de
imágenes de un mágico artesano…

Durante las horas que transcurrían
las aves atravesaban los cielos,
algunas solitarias, otras en bandadas,
engalanando el azul tapiz de fondo…

Mientras yo sentada en mi silla, erguida
me mantenía con los ojos cerrados
bailando la melodía divina, agradeciendo
un día como hoy que me sentí viva…

Letizia Salceda,,,
leer más   
14
20comentarios 85 lecturas versolibre karma: 102

Amor

Amor que te deshojas día a día en las madrugadas,
amor que te inundas y que ahogas,
amor que te conformas
y que a veces ahorcas.

Amor del ayer, del hoy
que no es más de lo que soy;

Amor:
síguete llenando aunque te reboses,
sígueme desnudando para que goces
termina matándome sin que me roces
sin que solloces.
leer más   
22
14comentarios 82 lecturas versolibre karma: 97

Rocas

Se precipitan como cántaros repletos
de añoranzas en un acantilado.

Parten la fiebre de mentes inquietas,
almohadas de duendes con ojos cansados.

Son percusiones del tiempo, timbales de horas pasadas, tambores de viento y ovillos nublados.

Cuentas del collar de gigantes, lágrimas de poemas sin dueños ni guantes.

Pañuelos ligeros que huelen a limón.

Cadenas rotas de eslabones amnésicos, cuentos sin fines e inicios revueltos.

Me cuelo entre sombras de nubes dobladas, cabalgo alambres de cobre en hormigas aladas.

Reboto entre aristas de escarcha, copos de nieve en cajitas doradas.

Y subo y preparo mi vientre para vidas futuras. Germen del cambio, horquillas que atan las manos.

Campos de lavanda.

Apareces subido a las risas de guitarras, arropado con tacto de avellanas.

Giras mi mundo y paras el viento, me soplas quedito en todos mis sueños.

Huele a tierra mojada.

A medio milímetro ya nos cala en los huesos. Blancos, enteros.

Mis manos. Tus ojos. Mi yo. Tanto. Tan nuestro.
leer más   
18
15comentarios 79 lecturas versolibre karma: 93

Si queríamos florecer porque dejamos ir la primavera

Cuantas madrugadas más nos va a robar
Este silencio
Cuantos besos más, tendremos que esconder
El amor que no te doy se me está haciendo
Lluvia dentro
Y no quiero morir mojada
Si queríamos florecer porque dejamos ir la primavera
leer más   
19
20comentarios 76 lecturas versolibre karma: 90

Lejos

Lejos


Respira
La húmeda noche
En aquel país lejano
Donde ella duerme


Bajo un sol melancólico
Despierto.
Sueño sus sueños



Del Poemario Palabras que regresan
14
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 97

Desvarío Apasionado

!Eres tan lejana
pero tan cerca de mi te siento
como si fueras parte de mi
como salieras de mis adentros
como si fueras parte de mi
como si mi aliento fuera tu aliento¡

Cierro los ojos
____Y te miro___
____!!!Me quedo sorprendido¡¡¡___
Toco mis manos y te siento
¿Sera que estoy enloqueciendo?
Tengo ganas de amarte
De hacerte mía
Como nunca nadie lo haya hecho antes

¿Será que fuiste mía?
¿Será que en otra vida fuimos amantes?

Si sintieras lo mismo...
Seguro nos encontraríamos
En un hermoso dia
o en una bella tarde.

!No te niegues amada¡
Mujer de hermosura incomparable
Aunque en solo en mis sueños te he visto
Te amo como nunca he amado a nadie¡

Pablo J. Aguilera G.
leer más   
12
12comentarios 72 lecturas versolibre karma: 111

Entonces

Dicen que una vez
se destruyó un mundo.

Fue solo una llamarada.
Quedó la roca en muñones,
totalmente calcinada,
y los ayes infecundos,
fueron miles de millones

y siempre, siempre, la pregunta.
¿Por qué no me amaste entonces?
leer más   
14
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 93

¿Reflexión?

¿Qué es la vida?
Un reloj de arena que se activa al nacer
¿Qué es la muerte?
Cuando el último grano de arena cae al abismo
¿Qué me encontraré?
Tal vez un mundo siamés
Tal vez un prado celestial donde acuden criaturas nunca vistas
Tal vez nada

El tiempo corre...
No lo alcanzo

No pienso
Solo vivo
¿Solo sueño?
leer más   
12
8comentarios 67 lecturas versolibre karma: 97

Nuestra borrasca

Gracias por conquistar mi tiempo
para conseguir que nuestros pasos
se detuviesen sobre las piedras
de las calles mojadas de tu ciudad,
gracias por empapar mis hombros
con el amor de tu borrasca.
leer más   
13
6comentarios 67 lecturas versolibre karma: 88

Cuando mueren las buganvilias

Resplandece el aroma
a color fucsia
de las centelleantes buganvilias
que gritan vida
desde la habitación verde
que recibe el abrazo del sol
en un viernes que podría ser
como otro viernes cualquiera.

Interminable es el desfile
de cuerpos rotos
que esperan su larga espera
por el elixir
de la fuente mágica
que sana todos los males.

Y entre las sombras
de una dimensión intangible
para el ojo desnudo, invisible;
pululan los oscuros espectros
de la antesala de la muerte,
en busca de almas
que exudan el desaliento,
que alimentan a los demonios
de la desesperanza y el desespero.

Y en los destellos
de otros pliegues
de alguna otra dimensión alterna,
aletean las emplumadas alas
de querubines y serafines
que rocían gotas de luz
desde las trompetas doradas
dónde nace la fe y la esperanza,
para las almas rotas
que autoflagelan sus cuerpos
desde el pozo
de las tristezas profundas.

Y danza el amor y el odio,
la tristeza y la efímera alegría
de la ilusión y el anhelo,
la podredumbre y descomposición,
y la lozanía de cuerpos que reverdecen.

Y a pocos pasos de allí
unos pies descalzos,
una piel encurtida,
y unas greñas blancas,
en el pausado silencio
de unos ojos que han visto
millares de amaneceres,
cuentan mil y una historias;
de todas sus vidas vividas,
de todas las ilusiones muertas,
de todos los sueños cumplidos,
de todas las batallas ganadas
de todas las guerras perdidas.

Y mientras tanto
en un viernes que aún no llega,
en el horizonte
de un infranqueable futuro;
desfallecen,
las descoloridas y marchitas
flores
en su ocre habitación,
en su cama de hojas pardas,
y se palpa inequívocamente,
que ha llegado el tiempo
cuando mueren las buganvilias.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2019-Ene-19
leer más   
17
7comentarios 67 lecturas versolibre karma: 88

Estuches blindados

Quiero cantarte una última vez
con una voz que me salve
de los engaños de la suerte.

Inevitablemente la fuerte atracción
del imán del miedo
ha sido más poderosa.

Toca visita turística
a prisiones de soledad
hasta el fin de los días.

Quiero cantarte una última vez
antes de silenciarme
con el manto de tu recuerdo.

Antes que la agria distancia
ponga tierra y desprecios,
antes de tener que refugiarme
en el albergue de los seres desnudos
con corazones perdidos
en el sudor del tiempo.

Inevitablemente
he visto como las ilusiones
viajan en estuches blindados,
como el cielo enfadado
ha castigado a las estrellas a no brillar
pintándolas de inerte color mate.

Quiero cantarte una última vez
aunque la música
ya no brote de mis entrañas.

Quiero cantarte una última vez
aunque no puedas oírme,
quiero cantarte.
leer más   
15
7comentarios 67 lecturas versolibre karma: 94

Abanicos de colores

Abanico de colores,
las manos cuando traen caricias.
Cuando aletean sobre la piel
desplegando aéreos roces
que erizan y calman,
que hechizan y embriagan.

Abanico de colores,
los brazos que se abren ,
y te envuelven,
apaciguando tempestades
y creando microcosmos únicos.

Abanicos de colores, cuando me saco lo humano y te lo prendo en el alma.





Hortensia Márquez (horten67)
16
12comentarios 66 lecturas versolibre karma: 95
« anterior1234