Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Me tragué los insomnios… poema encadenado a su "Sueño "de Mary Peña

(«Si entras a mis sueños,
despertándome, por favor,
llévate también mis insomnios »)
Mary peña 

Ya estoy en tus sueños
no vengo a perturbar tu solas descanso
en esa heredad del etéreo
de amplios atardeceres, y oliente florecer
sembrado de girasoles y en la vertiente de tu mar
árboles de nogal como un ejército imperial
velan el descanso de tu halo solariego.

Camino más allá de tu sosegado descanso,
me asomo a un bosque colmado de abedules
y debajo de un nicho de hojas te encuentro
¡Eres la virgen de mis sueños! 
Te respiré, si, aspiré tu perfume
como la abeja lo hace con su flor
y no temblabas de miedo, ni de pasión.

Intenté fundirme en tu paraíso
lo tengo que decir
que el corazón me tiembla
y el tiempo se yerta sobre el infinito.
Acaso el viento no añora el atardecer
se juntan y viajan por el poniente
mis manos te contemplan, solo te contemplan
en un mágico atardecer.

No pierdas la memoria de este encuentro
el pasado calla su muerte
y la tristeza viaja al final del mismo
pobre la alegría tan efímera que es
un breve encuentro y pasa.
Vuelvo a ti
a manosear el aire entre mis manos
eres invisible y mortal
y sigues imperturbable.

En tu nicho de siglos
colgué el aire en una ventana
miré tu hora, el reloj prosigue. Tic-tac, tic-tac
dispuse de un soplo y sustraje
tus agobios, tus pesares, tus tristezas
y melancolías y tus insomnios me los tragué
aprovechando el haz de luna llena.

Y te mire tan blanca y hermosa flor del vergel
tu nicho desflora el amanecer,
las sábanas huelen a sándalo,
canela y naranja.

Es la hora de abandonar tu celaje
y me encuentro en este mundo finito
ya no estás en la cama ni en las almohadas
tampoco está el silencio que te acariciaba
todo se lo llevo la nada,
se fueron por los aires como oleadas
el frondoso árbol que te enamoraba
se fue en el verano
lo calcinó el sol en una mañana
ya no estás en mi presente
todo lo acabo la nada.

De ese viaje por el mundo de los sueños
solo me reconfortan que tus insomnio
me los tragué y los lancé por la ventana.
En el momento que despiertes
de tus sueños de unicornios y hadas
de grillos, de arroyos y manzana
incontinencia mía
tu Alma como fina cascada
se estará paseando imperturbable
por el gran lago del inconsciente.

Mientras tu “yo personal” estará mirando
un nuevo amanecer…

etiquetas: sueños, elementales, inconsciente, insomnio, etéreo
18
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 125
#1   Bello amigo Ramón Pérez!!!!!!
votos: 0    karma: 20
#2   #1 Gracias Cleme. Buenas noches para ti.
votos: 1    karma: 40
 *   rayperez rayperez
#3   Buen poema.
Slds.
votos: 0    karma: 20
#4   ¡Ingenioso! caminé por esos sueños yo también, un poema que despertó mis cinco sentidos, ¡lo disfruté mucho! Felicidades Sr. Pérez, nunca deja de sorprenderme. ¡Saludos!
votos: 0    karma: 18
#5   Muy bello Ray, eres muy talentoso amigo!!
votos: 0    karma: 20
#6   #5 Gracias Mary me alegra que le haya gustado. feliz día
votos: 0    karma: 20