Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Tres mesas girando a la izquierda

Aquí en la oficina es imposible saber si es de día o de noche.
No hay ventanas, solamente fluorescentes
que hacen que todo parezca más oscuro.

Mi mesa llena de papeles que ordenar
los leo,
estudio su contenido cuidadosamente,
hasta llegar a la conclusión de que no entiendo nada.

Entonces, los guardo en un archivador.
sin perder la esperanza
de que un día arda todo este edificio
y, con él, todos los recuerdos de mi desdicha.

Tú, vete a saber donde estás tú.
Pensé en escribirte una carta de amor
pero me temo que mis musas no están aquí;
deben estar haciendo cola en la fotocopiadora.
Imposible encontrarlas,
aquello parece una manifestación.

Grupos de grapadoras buscan escondites
en cajones, armarios, incluso el cuarto de baño,
jugando a piedra, papel o tijera
temen la venganza de miles de folios agujereados.

Mientras, nosotros, las hormigas,
trabajamos sin descanso
y también sin posibilidad
de guardar reservas para el invierno,
apenas nos llega para acabar el mes.

Pero te prometo, eso sí,
que algún día atracaré un banco
y, en nuestra huida,
visitaremos todos los lugares que vimos en las películas.
Sería maravilloso, ¿no crees?

Bajar cuestas sentados en estas sillas,
desgastar los rodamientos,
disparar pósits contra las lunas
de los coches de policía.
Convertir estos memorándums
hasta ahora plenos de sopor
en una infinita historia de amor.

Aunque la verdad es que ni te conozco,
sólo te imagino conmigo fuera de aquí,
sólo sé que te sientas a tres mesas girando a la izquierda,
que vienes cada mañana con tu carita de sueño
y te vas todos los días a las tres en punto.
Me pregunto qué harás cuando no estás aquí,
si sueñas en escapar como yo lo hago.
Sólo sé que un día me sonreíste,
que nadie había sonreído aquí antes,
y que mi vida
no sería un precio excesivo
a cambio de tu libertad.

etiquetas: amor
3
3comentarios 91 lecturas versolibre karma: 47
#1   Cautiva la lectura de su poema, me veo ahí en ese lugar, viendo como transcurre el desenlace. Saludos.
votos: 0    karma: 6
#2   Un relato interesante cómo también realista
votos: 0    karma: 20
#3   Gracias!
votos: 0    karma: 8