Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Versos del Poema de Yalmar. Canto V

...Entonces Yalmar en la caverna conjurada,
hizo un noble juramento en sus labios.
Levantó la voz sin ligera pausa, y contenida
la emoción, para el amigo del tiempo, las canciones
Se levantaron en su grito silencioso.

“Con las horas presentes en mucho tiempo,
Hace mucho tiempo, amigos fuimos,
para ese momento, en el futuro,
para el tiempo futuro, en la amistad segimos.

Tal vez nos veamos felices o angustiados
latiendo en vigor cálido o fatiga;
no habrá lugar que nos separe,
palacio ya alumbre o cueva umbría.

Porque ese momento, amigos, esa vez,
es la fibra que endurece el corazón
y a la sangre la fuerza que lo anima.

Solo por esto, para el amigo del tiempo,
solo para el amigo del tiempo
vamos por la tierra, y en la presencia
de tiempo, tiempo y hechos,
cantamos para el amigo del tiempo,
cada vino en su esencia perfumada.

Compañeros juntos, puños juntos,
para llenar los vasos la bebida
para ese momento, para el amigo del tiempo.
Y únicas, una garganta, levantemos
las canciones de solidaridad, voces unidas
cantando las plácidas mañanas
para ese momento, para el amigo del tiempo.

Porque ningún esfuerzo nos oprime,
no hay pelea sin combate, mis amigos,
no habrá descanso en cada acción
si pensamos que el triunfo es nuestra gloria.
Por tanto, el honor será la recompensa,
una sola voluntad que amamos juntos.

Y pasando por un largo tiempo, largas
horas en desierto tórrido o estepa plana,
por hallar una fuente, mis amigos,
o entre sombras bajo palmas ágiles,
viajemos quizás a tierras extranjeras
lejos de las costas de la patria,
constante en la memoria, mis amigos,
mis amigos, estaremos todo el tiempo.

Y levanto la copa en tu honor, amigo mío,
y tú, entre canciones, brindas por mí
cada hora, amigo mío, cada hora,
aunque el dolor exceda a la alegría.

Nunca más, nunca más, al despedirnos,
el afecto estará ausente, mis amigos.
No es la emoción final de nuestro abrazo.
¡Uno por uno en el alma para siempre!

Ya interminable, con nobleza y sentimiento,
juramos lealtad a estas promesas
con la vida existente o ya perdida.
Uno solo, un solo espíritu
por el momento, mis amigos,
para el tiempo futuro, siempre amigos.

Y al fuerte valor de la amistad infinita,
este pacto que no muere combinamos
al final de este himno, mis amigos,
para ser dulcemente así elogiado.”

etiquetas: poema, épico, en, 17, cantos
6
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 73