Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Y fue él y fue ella ...

Fue él...

Él, fue el impacto.

Le bastó un único asalto y de un solo golpe –dice ella –
desgarró sus cuerdas y besó la arena ...

No pudo ser la cuenta atrás,
ni el segundo que la hubiera gustado,
(Tuvo que ser
el que la había tocado)

Tampco pudo cambiar el color de aquella habitación,
que la obligaba a esnifarse todas las constantes vitales de grises...
Y dejar de respirar.

La inquietud ya se había alojado en sus huellas como única suela;
el corazón se le mudaba a la cabeza...
Y era allí
donde los latidos serpenteaban alrededor de las agujas,
era allí
donde las agujas se clavaban
y el tiempo no avanzaba.

Allí era donde todo se quedaba
hermético
dentro de un mismo universo.
(No supo cómo)

Y allí fue que se quedó
alrededor de todas las conjugaciones de verbos compuestos
poniendo orden aquel desastre de tiempos...

A... Aquella,
terminación impensable
que se volvió tan probable como posible ;
Aquella improvisada semántica que se hizo metáfora ,
haciendo jirones de cada uno de los cielos conocidos,
en cada una de las lunas
de su cuerpo ...

A...
Aquellos (todos) esos soles
que habitarian de la misma forma
y en diferente dosis
aquel implacable desorden .

Y fue alli,
donde se hicieron agujeros las huellas dactilares de sus dedos ...

Fue allí donde ella se enterraba
y la raíz de la palabra se le enraizaba

Fue allí
donde bastó,
un solo segundo
para crear el instante
Invalorable e indescriptible...

Y fue polvo
Y fue nube invisible

Y fue estrella,
Y fue todos los nombres
con todas sus letras ...

Y fuiste tú
entre las sombras,

Y fue ella
entre todas sus constelaciones, abnegada
(Y fue ...)

fue esa intravenosa botella inyectada a sus venas

y fue ella,
en la misma habitación
qué tú,

Jugándose la suerte
al umbral
de una única puerta ...

@rebktd

etiquetas: envite
25
19comentarios 197 lecturas versolibre karma: 88