Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Guardo tu Recuerdo

Guardo tu recuerdo
en un bolsillo sin fondo,
en un vacío sin red,
en la falsa alegría,.
tras la que me escondo,
cuando nadie me ve,
cuando no encuentro
aquel hombro,
en el que un día lloré....

Guardo las gotas,
que apagaron mi sed,
las que viven
en un pozo de añoranza
ahogadas en mi piel,
las que nadan en la esperanza,
en el abismo de mi fe,
donde mi aliento no te alcanza,
donde tú sigues siendo sirena,
y yo siego siendo
un simple pez...

Guardo el calor de tus labios,
en el invierno
de mis noches solitarias;
en el infierno
donde arden mis
necesidades más primarias;
en el silencio,
donde resuenan
los ecos de mis plegarias;
en el cuaderno
donde tu alma reside,
convertida en palabras...

Guardo tu flor en mi pecho,
la raíz de tu verdad
germinando en mi pensamiento;
tu tallo brotando hojas,
en forma de sentimientos
y el color de tus pétalos,
iluminando cada momento,
desafiando a la luna,
desafiando al universo....

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
36
38comentarios 195 lecturas versolibre karma: 107

Las balas del infierno...

En una sala de emergencia pública
llegan numerosos heridos
las balas del infierno
han hecho mella
en las mejillas lánguidas
de un pueblo
que está a merced del hampa.
El centro asistencial de salud
no cuenta
con los primeros auxilios
y medicamentos adecuados...
Mientras la autoridad policial
se hace la vista ajena
simplemente miran de reojo
sin tocarse con los esperpentos
su interés radica
en hacer tratos indecorosos
con el dolor ajeno
llenar el bolsillo sin dejar huellas...
En la acera del frente
un paisaje gris se asoma
la lluvia clandestina
no ha regresado
y la delincuencia sigue permeando
los principios nobles
de un pueblo que sufre...
leer más   
24
11comentarios 111 lecturas prosapoetica karma: 108

La matanza del amor

Hablemos el lenguaje, inofensivo de la despedida,
tengo que irme
tienes que quedarte
no tenemos escape. El amor se aminoró paulatinamente
y nada hicimos para detenerlo,
con cierto sadismo vimos su derrocamiento,
lanzamos ofensas como misiles
y en el cuadrilátero de nuestro disfuncional vivir en unión
nos hablábamos tan bajo que la frente rozaba el piso
pero al salir al mundo nuestras columnas se erguían
y una sonrisa de pordiosero londinense borraba la cruenta
guerra que enfrentábamos de esquina a esquina
para demostrar una mutualidad inexistente.

Al llegar a casa, nuestras espaldas se entendían
con mayor sinceridad que nuestras miradas,
cuando intentaba, acercarme, unos filosos dientes me detenían
entonces retrocedía por mi seguridad
y me obligaba a pedir un salvoconducto para salir
de la zona en conflicto,
intenté en varias oportunidades
mediar para poder llevar la cruz en paz
pero como respuesta recibía un categórico no,
acompañado de un portazo que llegó a fracturar
mi nariz por segunda vez.

Oraba con tanta vehemencia que mi mandíbula se atascaba,
pedía auxilio a los resplandores del infinito
pero un ejército de silencios esquizofrénicos llegaban a mí,
sentía estar sola en aquella batalla campal que ninguna
decidía abandonar por el orgullo, de no ser la primera
en sobrevivir a la matanza del amor.

Buscaba respuestas en el psicoanálisis,
en mis errores, en la fatídica creencia
de nuevas oportunidades dentro del infierno
que llamamos tan pomposamente alguna vez, relación
todo fue incinerado en la hoguera
de la incomprensión, la ira y el rencor
solo quedaron cenizas con olor a heridas
iconos, de las parejas cuando se transforman
en seres que tratan de la forma más abyecta aniquilarse.

Yaneth Hernández
Venezuela
Derechos reservados
leer más   
22
13comentarios 128 lecturas versolibre karma: 105

Triste despedida

Nos despedimos una mañana de invierno,
el viento me hablaba susurrando al oído
¿Que fue lo que ocurrio?
La magia lloraba afligida mi desconsuelo,
... Tu lo amabas....
... el te quería....
Y todo quebró, aquel día,
No supe retener su amor
jugué como niña al despipes
Sentí miedo, al fracaso...al dolor...
Ignoré cohibida, aquel gran amor
Hoy suenan violines, acompañando el adiós,
un dolor que por sentirlo tano...
La vida me apagó, aquella mañana de invierno
cuando para siempre dijimos adiós
¿Hubiéramos sido dos astro?
¿dos almas en perfecta comunión?
Te amaré cada palabra, aunque no sea para mí
Amaré por siempre, aquel Abrazo qué no te di
leer más   
22
17comentarios 134 lecturas versolibre karma: 106

En esta breve inmensidad...

En esta breve
inmensidad
se refleja
la noche:
lúgubre,
callada,
sorda a la pena,
enérgica a la angustia
que lastima sin piedad.

En esta breve inmensidad
se eterniza la vida
y se aleja el anhelado reposo,
límite infinito que dará fin
a este constante palpitar.
leer más   
21
18comentarios 129 lecturas versolibre karma: 113

Pensamientos en peregrinación

A veces no sé lo que escribes
A veces te encuentro callada y mustia
Como sin aliento y sin destino
Te siento sobre mi espalda
Para que tus palabras descansen en mi oído.

A veces parece lunes en cualquier día de la semana
Cualquier beso se convierte en invierno
Y todo se vuelve gris
A veces el silencio me come, trato de gritar
Pero nadie me escucha.

Me vienen pensamientos en peregrinación
Y una virgen delante con los brazos abiertos
Y no me salen los rezos
Demasiada oscuridad para encontrarse con Dios.

A veces soy de vino, tequila y cigarro
Otras soy de mar, viento y espuma.
leer más   
21
11comentarios 107 lecturas versolibre karma: 107

Soles negros

Esos soles negros
son osadía sobre lienzo...
cual símbolo certero
de un viejo devenir

hoy observo
sus destellos
desde el tiempo,
insaciable su luz
en mi sentir

y acaso
podré modelar
en barro
un solo sueño...

aquel que de sentido
a mi vivir...

pues hoy
soy piedra muda
en el desierto...

alargados son
mi sombra
y sinvivir.
leer más   
20
11comentarios 140 lecturas versolibre karma: 125

De regreso al horror

La curiosidad le llevó hasta aquel antiguo hospital aglutinador de la historia y la cultura del horror de mediados del siglo pasado. Sus ocupantes fueron aquellos a los que negaron una mínima justicia humana. Hurtada la paz de sus cuerpos y de sus Almas, el futuro dejó de existir.
Un largo pasillo daba paso a las habitaciones. 111, 112… 114. "¡No estaba!" La temperatura bajó bruscamente y todo quedó en penumbra. La 113 apareció al fondo del pasillo. Era real. Un hedor reconocible y nunca olvidado lo invadió todo. Sintió una náusea y, maldijo a quien osara reabrir esa puerta.





Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2020/01/26/escribe-tu-relato-del-mes-de-enero-v-sol-
Causa del mes de Enero:
FUNDACIÓN @AENILCE
Organización dedicada a las personas con parálisis cerebral.

Imagen encontrada en Internet
19
17comentarios 124 lecturas relato karma: 121

Epístolas de viejos lentes (II) con@Aljndropoetry

Buenos Aires, enero 2020
Amigo:
No encontraba cómo iniciar esta carta
sin llenar tu aura de pesares hinchidos
dentro, en mi pecho.
tras la brutal distancia que hoy aparta
el epiciclo de un alma, del ente físico,
retorno a mi lecho,
cada noche, sin simular estar vencido
me entrego al arte de soñar con arcas
de marras en prefacio.
Siento desdoblarme en negras barcas
levitando en nebulosas del espacio.

Desde alli:

Te veo a ti sobre la tierra, y el camino
ante tus pasos vistiéndose de abrojos
veo el parpadeo instintivo de tus ojos
en la búsqueda del verso desaparecido.

Veo la paz con sangre amalgamando
sacrificios de sortilegios ancestrales
y veo arder los chispeantes pedernales
de la muralla de Chimaltenango.

Veo el histórico larvado en alquitrán
cubrir las huestes invasoras de Alvarado
morir de fobia sin haberse consagrado
en la captura de Kaibil Balam.

veo a tu patria, tender oblicuos puentes,
desde abismos que fueron milenarios
tras el visor espectografico imaginario
que permiten construir mis viejos lentes.

II)

Querido amigo,

Desde este rincón
de la tercera esfera que ronda al sol,
este que algunos han tenido la osadía
de tildar y/o apellidar tercermundista,
te escribo...

Déjame contarte que he contemplado
con este sentir obtuso que apretuja el alma,
miserias humanas,
en estas aristas de la Tierra, tan cotidianas,
que tampoco son ajenas, quizá en grado distinto,
a las observadas en países del segundo
y primer anillo de este nuestro planeta azul.

He visto a niños pobres, mendigar
un mendrugo de pan y una canción,
y a niños ricos, mendigar
amor y algo de atención.
He visto a mujeres pobres, hechas de maiz,
parlando extrañas lenguas autóctonas
mascullar sin entender, la palabra «feminismo»
mientras tragan a diario el frijol y la tortilla
del extremo machismo.
Y a mujeres ricas y exitosas, tapizadas
de cartones académicos,
sollozar amargamente en algún rincón solitario
de su espacioso armario.

Mas no te escribo más,
total: ¿con qué te he de sorprender?
si nada nuevo hay debajo del sol.

Aunque quizás en las hebras de sol
que caen sobre Mar del Plata
o en los vientos calmos que corren sobre la Pampa,
quizás, tal vez, tú si encuentres un destello
que haga de nuevo brillar,
los cristales de tus oxidados y viejos lentes.
leer más   
20
30comentarios 164 lecturas colaboracion karma: 98

Palabras

Palabras
gritos que se asfixian
en el vacío de un oído
que ama el silencio
de una enorme idea inconclusa.

Las palabras no tienen sombras,
son como la mirada que penetra sigilosa
en el entorno cotidiano
de sentir la fuerza de vivir.

La palabra muere
cuando se diluye el pensamiento,
no quedan recuerdos
por los cuales soñar.

Es inútil guardar silencio
cuando se tiene amor
no seré quien escuche tus mentiras,
palabras huérfanas y cansadas
que no supieron ser alegres.


Palabra ignorante
que deserta,
no tengas miedo
de decir lo que piensas.

Después de todo
solo eres una palabra
que habita el baldío
de un mundo afónico.

Palabras huéspedes
de madres solas,
poema efímero
eufónico hasta la pupila
de unos ojos
que ya no quieren ver
una boca hablar.

Palabras mayúsculas
que se fugan de un sueño,
como un espasmo útil
en cada latido de prisa.

Palabras que no se piensan
en la disentería nauseabunda
de sentir tristeza
por alguien que nunca pensara en ti.

Cuando la puerta abre
las palabras salen huyendo
como queriendo encontrar
quien las escuche por un momento.

Quiero encontrar cada instante
antes que la existencia se confunda
y cueste trabajo respirar,
resignarme al desprecio
de seguir muriendo
como si fuera lo más natural.

Él Mute
28/01/2020.
20
12comentarios 100 lecturas versolibre karma: 103

Ella es bisagra que rechina...

Río Arauca aguas arriba
por la verde y dulce estepa
la llama encendida
ha sido vista...
¡Oh, sombra viajera!...
Cubre su rostro
con un velo de diosa
y su largo cabello de negro intenso
lo adorna con rosas y espinas...

Un susurro escalofriante
sé escuchó por la sabana
la llama encendida desgarra su musa
banal, impúdica y mordaz
su esculpida desnudes
sobresale montando un brioso alazán...
Blanco caballo de ojos azafrán...

Dice la gente del pueblo
que por ahí
hasta la han visto cavar su tumba,
es la ilusión rota
la notable asignatura
pudo sortear los mil engaños
y tomó como estrofa la llanura,
si la esperas en la noche
ay, caramba amigo
puede que sacie de miel tu garganta...

Ella es bisagra que rechina.
leer más   
19
5comentarios 73 lecturas versolibre karma: 111

Haykus (vida)

Sabe la vida
de mil inviernos crudos
y renacidas.

Después del frío
miles de primaveras
han florecido.
leer más   
17
4comentarios 49 lecturas japonesa karma: 109

Sueño

Y el sueño
invitado de costumbres
busca albergue
en la almohada

Espera sin prisas
dando espacio

Respeta los tiempos
de esos momentos

Y el sueño
que es bueno
comprende
que al cerrar las miradas
malgasta las horas
privando de vernos


Y el sueño observa
sin pausa
un campo de refugiados
del mundo
Habitado por dos cuerpos
se protegen, desnudan
y entre palabras
generan silencios
Para así
tomar consciencia
de un intercambio

Y un abrazo
ancla en el presente

Donde
el futuro no es
el pasado
se desvanece, diluye
formando un orballo
regresa y se pierde
en la fervenza de un rio
por el caudal arrastrado

Tan lejos, más lejos
que en el horizonte
difumina
y naufraga

Para al fin
soltar amarras
jugando a quedar, así, contigo
para quebrar, relojes de arena
Porque, amor, cuando estas
el tiempo se detiene, no pasa
leer más   
17
9comentarios 89 lecturas versolibre karma: 108

El recuento

Llegó el final

Te regalo
la indulgencia
de un recuento


con la boca
exhausta de bocas

Yo
con la piel tranquila
y sin nostalgia

Tu te hiciste
de palabras

Yo me hice
de silencios

Ambos ejercimos
una breve noción
de felicidad

Ahora...

Voy
vestida de verano


de invierno!
leer más   
17
6comentarios 98 lecturas versolibre karma: 110

Iré hacía ti

Aferrándome a lo transitorio cual bella paradoja de la vida me he topado contigo.

Te miro y mis ojos se humedecen, mi noche oscurece y mi voz enmudece.


En la vida me aferro a lo transitorio, sueño cok desvelarme eternamente, con desvelarme por siempre a tu lado.

Te extraño, te quiero,

te beso a lo lejos y sueño con el día de amarte, pero como es tan usual en mi arte, me paraliza la ansiedad, el simple hecho de tienes frío y no poder calentarte.


Te amo, te amo y me pierdo en mi irracional alma, en mi apreciado desdén multicolor que diviso tras mi perdida jaula, jaula de amor y desvelo al no poder estar contigo.


Viajare mil mares, me comeré el mundo por ti me dice mi poeta interior, más mi racional cobarde me hace ver mi impotencia,

Pero esa me da fuerza, la fuerza que necesito para irme contigo hasta otro mundo, los dos juntos en la más grande paradoja de sincero amor, de besos libertad y sueños.

Allí tu y yo moraremos.
leer más   
17
14comentarios 135 lecturas prosapoetica karma: 110

Tus lágrimas

Aves de agua que se arrojan
en su primer vuelo, decididas,
desde nidos de pestañas
para morir en la caída.

Eres su ecosistema
y las mantienes cautivas,
habitan en tu tristeza
pero también en tu alegría,
se adaptan a tus sentimientos
como secreciones anfíbias.

Son tus estrellas fugaces
que surcan negras pupilas.
En tus ojos se exprime
el zumo de las desdichas.
Un manantial de colirio
que a tu rímel salpica.

Cuando el sol las atraviesa
con su lanza al mediodía,
despierta un arco iris
que da color a tu vida.

De tus párpados se marchan,
con su misión ya cumplida,
hacia la catedral del mar
las mojadas peregrinas.
leer más   
16
5comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 116

"Tres amaneceres"

Tres amaneceres
Buscando
las orillitas
De una quimera....
Cuatro horizontes
perdidos
entre dos ríos.

Y el corazón.
Atando sueños
para no morirse
de frío.

Nubes de algodón.
Infinitos
de purpurina.
A solas con el delirio
Escribe el atardecer
Versos
en el ocaso.

Y el alma
Se viste de lluvia.
Y de poesía...
Llena los labios.
leer más   
16
11comentarios 82 lecturas versolibre karma: 107

Derroche

Mientras exista cielo
De noche y de día
Habrá mucha poesía
Como lluvia sobre el suelo.

Copyright Milye210319
leer más   
16
12comentarios 110 lecturas prosapoetica karma: 96

Habla

Habla.
Pregona lo que quieras,
arráncame los ojos,
empúñame por la espalda,
no prestaré importancia
al reverso de tu voz hueca.

Alguna noche,
limpiando tus puñales,
te arrepentirás
porque tienes la soledad,
-sombra de tus días-,
enquistada en las venas.

Debes comprender
que no me afecta que me nombres,
las lágrimas que te aprietan
y tus palabras empañadas
de rabia y vacío,
sólo buscan desahogar la pena.

Habla.
Murmura lo que quieras,
arrástrame como un despojo,
deséame un camino de espinas,
no insuflaré vida
a tus naufragios y muertes.

Algún día te cansarás,
y cuando todas las puertas
estén cerradas,
verás que el idioma
con el que intentas deshacerme
está hecho de envidia
y mentiras estancadas.

Pero tienes que saber también
que no haré nada que altere
mi mar en calma,
que la paz está detrás del olvido,
que prefiero irme en silencio
y dejar en tu conciencia el ruido.



©Alejandro P. Morales (2020).
Todos Los Derechos Reservados.
leer más   
15
15comentarios 46 lecturas versolibre karma: 105

Labios que no sonríen

Hay labios
que no sonríen,
es que se le han muerto
los besos...

Susurrar de sombras acariciando
un reproche,
mis ojos como pájaros presos
atrapados en el polvo del tiempo
posándose en la lluvia rota,
una lluvia torpe,
tan vieja como la tos triste del viento
que llega tarde…
17
14comentarios 124 lecturas versolibre karma: 102
« anterior123