Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Naufragar

Me visto de azul. Tomo un sorbo de anís
clavo el miedo en el suelo
rezo un padrenuestro
y escupo tres arrepentimientos.

¡Joder vida! Grita la puta de la quinta calle,
mi rostro se comprime al llegar
a tu lado y encontrarte irreal,
tomo otro anís y desgreño mi ánimo.

Al fondo de las sombras reposa la fantasía,
retorno a la medianoche con tu voz
de galería, fracaso en mi audacia.

Decido quedarme en cama con fiebre de encierro
rimo mis pensamientos y apareces tú
con dos boletos para naufragar en Portugal.

Yaneth Hernández
Venezuela
Derechos reservados.
leer más   
9
4comentarios 43 lecturas versolibre karma: 91

Luz de Sol...

Luz de
Sol...

Enciende
los
sueños
del
alma...


© Derechos de autor
Isa García
10
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 81

Te guardo

Te guardo entre el silencio
y es extraño encontrarte
y besarte y morderte al mismo tiempo,
tan extraño
que tengo que guardar al silencio.
10
3comentarios 48 lecturas versolibre karma: 83

Corazón de agua

Para Gice

Vienes a casa y la llenas de flores;
luego te condensas en la garganta
del canario que al amanecer canta,
borracho por tu perfume y licores.

Hueles a río, a mar, y a los colores,
del arcoíris que a sí mismo encanta.
Sabes a lluvia, a sol, y a suave manta
empapada de alegres resplandores.

¿Abandonarme? ¿Negarme a buscarte?
¿Cómo? ¿Para qué? ¿Por qué, si te quiero
y me humedeces el alma con arte?

Valiente y elegante yo te espero,
fluyes dentro mío al imaginarte,
en un verso o en un beso viajero.

De Caminantes, 2017
leer más   
11
sin comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 80

Remiendos

Voy con la vida remendada
hilvanando puntadas cada día
cosechando desgana tras desgana
de tantas horas fútiles baldías

Aparco el viejo y fatuo coche
junto al río negro de la noche
por si en la corriente de la prisa
cazo algún pintalabios de mentiras

Pinturas que descarnen madrugadas
calmantes de manos que son brasas
con los roncos silbidos de alcoholes
sin apresuramientos y sin coces.

Luego hilvanaremos bien otros días
tan negros como las negras noches
leer más   
10
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 94

En el filo del tiempo....

Quiero llegar a amarte
cuando llegue la tarde.
Cuando las hadas buscan
sirenitas azules
para ponerles
guirnaldas de colores
en sus frentes cansadas.
Si acaso tú me esperas
en el filo del tiempo,
habré de amarte tanto,
que nadie podrá verme
triste, sola o vencida.
Te amaré aunque la espuma
de la mar me recuerde
que no debo quererte
porque llegaste tarde.

LUCÍA
leer más   
9
3comentarios 43 lecturas versolibre karma: 91

Pon tus manos

Pon tus manos de burbujas
sobre las arenas y la tierra
y en mis íntimos lugares,

enciende en mi hogueras
con ramajes de azahares
y fuegos invernales,

no son insuficientes
las lumbres y las luces
que alumbren las verdades

del tiempo que inconcluso
no alcanza ni un minuto
en calmar mis ansiedades.

Pon tus manos de rojos soles
en las indetenibles horas,
y fragua en mis crisoles

en sus orillas y sus centros,
la voz que tanto implora
seas mi luz y no el tormento.

Pon tus manos de trigales
entre espigas y juncales
donde vierten sus trinares

ruiseñores y jilgueros,
mientras tanto desespero
cual huérfana crisálida

que en su nidal reposa
y aún no siendo mariposa
indefensa y solitaria
queda en débil abandono
de su sino temerosa.

Pon tus manos silenciosas
brasa de madero ardiente,
en el centro de tu vientre

y mi deseo ira latente
como río irreverente,
y en la noche esplendorosa

dejaré tan quedamente
en tu sueño levemente
una encarnada rosa.

Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
9
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 99

Demoliendo

Entre el vaivén de la mandarria,
Hay un silencio;
Epítome de todos los sonidos.
A su término, sentencio:
El Fragor de causas plenipotenciarias,
Disueltas en el letargo de un suspiro.

Mientras va y viene la mandarria,
—Un pensamiento—
Crepita en la cabeza del cincel.
El golpe, estremece los cimientos
De la férrea estructura a demoler;
Caduca edificación innecesaria.

Sobre la tenacidad del pavimento
¡Ruge mi taladro!
Con tal ferocidad, que aberra
La casmodia edentada de los trasgos
Quebrantados en su confinamiento.
¿Y después?: hará sangrar la madre tierra.

Soy un ente anónimo sin nombre.
Llamado por todos,
Bajo el apelativo de albañil
Pretendiendo, a su modo
En su mundo construir.
Donde un punto de pasión escombre.

Amalgamando soluciones de polvillos
Adheridas a la piel.
En una nebulosa de cemento
Amarrada al compromiso y al deber.
Cristaliza el rígido universo de ladrillos
Donde convergen, realidad y sufrimiento.

El céfiro en la tarde, libertad anuncia
—Late el callo—
En la mano agreste y bagual.
La tarde viste su velado sayo
Mientras en el ocaso, el sol renuncia
Por breve tiempo a su reino sideral.

Fin de la vorágine, cesa el aluvión.
Duermen los martillos.
Descansan las palas.
Callaron los ruidos.
Y la vida acaba
En mi suave almohada, de duro hormigón.

Provincia de Buenos Aires/culminado a los diecisiete primeros días del mes de mayo, 2019
leer más   
8
11comentarios 75 lecturas versolibre karma: 90

Tristeza infinita

Sentada en la luna plateada
te contemplo,
plácida, distante y algo temerosa,
como si se te desprendiera del alma
el cuerpo.

Desterrado de ti, paloma bermeja mía,
salvaje, índica, en tus tierras me pierdo,
estoy más lejos de un fiel recuerdo
que de la desertora melancolía.

Guardo las noches que estuve sin ella,
ebrio de otoños sin hojas secas ni trigo,
aúlla el cosmos entre puñados de estrellas
que duermen en tus dulces ojos de higo.

Pálidos veranos estuve buscando
entre las estepas, la flor de tu cuerpo,
y en caminos obtusos he ido dejando
la sal áspera de mis pasos inciertos...
leer más   
8
2comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 87

Prometeo encadenado

El mundo todo está listo
pero falta así sería
hacer con sabiduría
y saldar este imprevisto.
Un ser que no sea arisco
capaz de odiar y de amar
de perdonar y olvidar
que con piedad y concordia
posea misericordia
al juzgar y castigar.

Un ser que a los dioses tema
y les rinda siempre culto
sin que nada sea oculto
siendo grave este dilema.
Resolviendo este problema
toma el barro Prometeo
y teniendo asi el deseo
con sus lágrimas lo amasa
y Atenea haciendo basa
interviene dando alteo.

Toma del néctar divino
y descendiendo a este mundo
Prometeo está iracundo
inconforme no previno.
Que el barro sin un destino
era tierra de simpleza
tal cual vacía cabeza
sin dar vida a las criaturas
eran muertas sus hechuras
sin clara luz ni pureza

Atenea a las criaturas
ya estando plenas de vida
con premura les convida
a librarse de ataduras.
Y dejar de ser impuras
dando a sorber unas gotas
que misteriosas e ignotas
les dará alma como hombres
y tendrán sus propios nombres
siendo sus quietudes rotas.

Cuenta la leyenda griega
en sus míticos afanes
que primeros los titanes
iniciaron la refriega.
Sobre Cronos se delega
a Caelus destronarlo
venciendolo logra echarlo
del Olimpo se apodera
su hijo, Zeus,de igual manera
también pudo derrocarlo.

Emprende Zeus la batalla
tan feroz y tan sangrienta
quizás sea la más cruenta
que sobre el Olimpo estalla.
Y hasta el Universo acalla,
la antigua estirpe vencida
en la derrota sumida
no pudiendolos vencer
pierden asi su poder
y emprenden rápida huída.

Zeus se aclama victorioso
del Olimpo dios supremo
y darle un castigo extremo
al Titán que rencoroso.
Sintiéndose receloso
a los dioses roba el fuego
causando brutal reniego
Prometeo es castigado
y asi estar encadenado
treinta siglos es su priego.

No se escapan los mortales
del Olimpo su castigo
no rinden culto prosigo
creyendo sean iguales.
A los dioses celestiales
dejando los sacrificios
sus poderes son ficticios
les ha llegado su hora
enviada viene Pandora
a castigar sus desquicios.

Más Prometeo es salvado
Hércules bien lo libera
y mata la arpía artera
que el vientre le ha desgarrado.
Prometeo liberado
con Zeus han hecho las paces
son buenos tiempos feraces
el fuego los purifica
el hombre los dignifica
con sacrificios veraces.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
8
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 84

Pasión y culpa

Odio la sublime gracia de tu alegría
y tu bendita picardez que quiebra mis cristales
desprecio tu pasión con tu erótica energía
luego preciso de ellas, aún siendo vanales

Mi necesidad de ti es impredecible
no quiero ser tuya, yo quiero que me dejes
más cuando te enciendes me vuelvo falible
te ruego me hagas tuya, y que toda me beses
leer más   
8
1comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 80

El animal triste

Ya no me quedan leches que ofrecer
parezco la ubre de una puta vieja:
seco...
gasté todos mis fuegos
artificiales o no
batiéndomela...
lo mañanero en lo de otras calenturas.
Quedé triste y resumido
retraído y fetal
enrollado sobre mí mismo
como al final quedan los hombres
después del tacto del amor.-


@ChaneGarcia
...
8
sin comentarios 53 lecturas versolibre karma: 92

Senryu - (ojos)

Tras la mirada
los claroscuros grises
con brotes verdes.





Hortensia Márquez (horten67)
8
4comentarios 43 lecturas japonesa karma: 81

Que importa

Que importa,
si se desvanece el muro del tiempo
en las grietas del olvido
y un murmullo oculto tenebra,
rasgando el silencio.

Que importa,
si solo fuiste un presagio en la nada,
un semblante lejano en el antes,
un eco inconcluso en las sombras de la existencia.

Que importa,
si los estrechos caminos acaban en la lejanía del imposible, sin retorno
y un afuera de penumbras oscurece la esperanza
en la brevedad confinada del desvarío.

Que importa,
si hubo una imaginaria vez en el impalpable momento
y al caer la tarde, el horizonte te oculta
y vuelta salitre y cal, disuelta en la arena, renaces al amanecer.

Que importa,
si en grimorios ocultos asomas tu rostro de espuma
y con muda reverencia aromas de espliego mis ansias
e insensible desapareces con la callada promesa apresada.

Que importa,
si tus huellas son solo dispersos versos de lejanía,
papeles ciegos donde se escurre la palabra,
inciertos caminos a ninguna parte.

Que Importa,
si el recuerdo de la primera vez,
es un espejismo que perdura inagotable en el anhelo latente
y en una suave brisa de geranios levita inalcanzable,
en el laberinto del más nunca.

Que importa,
si no son más que indetenibles molinos la ficción de la espera anunciada
la verdad de tu presencia, vaho irredento en los límites
de mis sueños recurrentes.

Que importa,
si tu permanente ausencia ronda mis alargadas sombras,
en acalladas noches de aquietadas soledades
en las lluvias tornasoles de imaginarios momentos.

Que importa,
si la voz que me aturde no es sino el eco de tu incerteza,
la fatal verdad inadmitida,
la fría caricia del vacio.

Que importa,
si en el desasosiego rotundo de insomnes esperanzas,
la calma es voluta de humo
que se pierde tras tus pasos de soledad.

Que importa,
si nunca fuiste...
existes en mi.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
8
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 82

Sourire Rolando

...

Como amenazaba tu sonrisa
con destruir un grado de saciedad mío
di la vuelta y miré a la ventana y al espejo.
Yo tiritaba como una flor nacida.

Con tu mirada me atrevía solo
a danzar en silencio,
a mirar en el espejo
tu silueta,
te veía desnudo.
Qué días tan alegres
y rojos.
Medité en silencio y volví a la danza.

Con que ojos te miraré
si ya me has descubierto.

Te miré. Me miraste.
Sonrisas pálidas cargadas de lluvia
en los campos desiertos. Eso éramos. Eso somos.
Nos juramos sonreír eternos
cruzar miradas,
chocar manos,
desvariar en las noches.

Ahora gritamos y conversamos
despacio
para no despertar a los bailarines despiertos.
7
6comentarios 36 lecturas versolibre karma: 84

Limpiando Adenos

I
Ahora estoy limpio
pero mis ojos
nunca olvidarán
mi rostro.

Al despertar
un fantasma
abrirá mis ojos
me llevará al camino.

Cogerá mis dedos
Cerrará mis ojos
y desde aquella roca
me hará volar desnudo.

Qué bello es volar
mi cuerpo se hace frágil
el viento se lleva mi pelo
mis uñas y mis pestañas.

Mirad lo frágil que soy
no quiero aterrizar
pero el camino es corto,
ahogado y doloroso.

II
Ahora estoy limpio
Dios ha limpiado mis adenos
y ya no soy un globo
que se eleva.

Ya no seré tu esclavo,
ya no viviré por ti,
ya no extrañaré el rostro
que me has dado.

Dulce y fresca
será la luz
que me lleve a ti
esta vez al Fin.

Sentirás mis brazos
en tu cintura
y mi respirar cruzará
muy frió por tu cuello.

Me comeré esta hoja
y será la última que escriba,
esclavo del Tramadol
nunca más seré
el vuelo se acabó.
31-10-11
leer más   
8
1comentarios 37 lecturas versolibre karma: 82

Libros

LIBROS

En un libro podemos aprender tantas cosas
podemos transportarnos a mundos mágicos y maravillosos
podemos revivir experiencias
podemos aprender
podemos soñar
los libros son parte de la existencia
de nosotros
los seres humanos
a leer se ha dicho
hoy y siempre.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Abril 2019
leer más   
7
3comentarios 41 lecturas versolibre karma: 79

Rescate de Percal

RESCATE DE PERCAL



Pasar el estrecho
En la tierra del fueguino
Cercos sin portón
Saberse solitario
Cantando en voz alta
Con la sombra anticipada
Un pensamiento indiscernible
Transitorio el color del firmamento
De tejer otras letras
De la humedad que desgasta al pasto del sur
Cae el cielo
Sobre la roca viva
Como un trueno
Lleno de luz y agua
Cenizas a otro zumbante momento de la materia
Las flechas siguieron a los pies
Y los brazos se vestían otra vez
La ingravidez suavemente
Haciendo pluma de la noche

De estrellas estrechas
Entrañable sobre uno
La última flecha describió su Conocimiento
Y se sintió al espíritu bailar
A desvelar con ellos
A navegar en una tenue luz
En los días más cortos de la derrota. /
7
sin comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 88

Placer innegable

Aún recuerdo cuando tuve en mis manos
el arco del triunfo,
Aún recuerdo como bordeaba con mis dedos
el designio pontificado,
de mis ojos.

Magia al instante
placer innegable
templo sagrado,
mi piel estaba adormecida
y fue, naufragar en tus agridulces aguas
para ahogarme con tu profundidad.

He saciado mi virtud
en las ondas sonoras de tu mar,
mis demonios han sido
desterrados por la furia
de tus vaivenes,
y he visto el sol renacer
en mis pupilas dilatadas.

Sexto poema de la serie: Diablo de los poemas
7
1comentarios 55 lecturas versolibre karma: 87

Tejiendo sueños...

ilusión
y sueños
van de la
mano.

Tejiendo
un camino
de ensueño...

Donde el
miedo a
veces irrumpe,
interponiéndose
en tu camino.

Y ahí estás,
con tu maleta
llena de
sueños,
yendo
por ese
camino,
aún
desconocido,
para ti.

Esquivando
al miedo,
y dejándole
atrás...

Para que
el miedo
sepa, que
contigo
no puede,
porque
tú al el,
no le temes...

© Derechos de autor
Isa García
7
1comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 75