Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Rayitos - (Para los amigos) -

Hermoso rayo de sonrisas
que pasas por mi universo;
en tu viaje, en tu danza
te has topado con mis destellos.
Y tocas mi latido,
y miro las notas
sinfónicas de tu voz.
Aportas a mi mundo,
tu aroma de colores,
y te regalo
un poquito de mi sol
para tu andanza,
y que no olvides
que aquí siempre tienes
donde acampar.
Gracias rayito,
por dejar aquí una flor.


-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-

Eso son los amigos,
mini soles que nos colorean el mundo,
cuando tenemos la dicha
de que se crucen sus pasos en nuestro mismo camino.

Dee Dee

Feb.14/2019
leer más   
34
37comentarios 225 lecturas versolibre karma: 114

Una trémula herida

Con la ligereza de las nubes,
un pequeño amor posado en tu añoranza;
mínimo beso de porcelana
sueño abajo.

Y en un pequeño abrazo
-es sólo aire, lo sé, pero te abraza-
estar y acariciar tus miedos;
rozar así tu madrugada...

con un te quiero que delira
de la mano
de una crédula esperanza

y al final,
una trémula herida
tan callada....
leer más   
33
22comentarios 123 lecturas versolibre karma: 98

Lo que el alma esconde; agujeros

Lolo ha estado levantándose durante las dos últimas semanas, horas antes de que amaneciera. En sus pies sus botas de agua favoritas; En sus manos ... Una pesada pala.

Lolo es un niño muy especial, inteligente, callado, curioso y muy observador. Hoy se ha levantado un tanto inquieto y ha ido hacia el ordenador .
–Enterramiento– comienza a leer ... La descomposición natural de la materia orgánica puede contaminar si la forma de enterrar no es la adecuada...

15 de febrero 19 h

Beatriz creyó oír pasos en la habitación de Lolo... E inmediatamente fue en busca de Sebastián, al salir a la parte trasera de la casa, su mirada se clavó frente a un extraño agujero, después en un suave aleteo la subió para mirar durante unos pocos segundos a Sebastián y tras el primer parpadeo, dirigiendo de nuevo su vista al suelo, su cuerpo fue deslizándose hasta caer, hasta quedar arrodillada en el suelo.
Sebastián comenzó a leer la nota que encontró en el interior de las botas de Lolo...

Dos semanas antes

Como cada mañana el autobús de la escuela recoge a Lolo en la esquina de la calle "Libertades". Curiosamente muy a menudo, Lolo pierde el autobús y va caminando hasta el colegio.
Al llegar, siempre, los ecos de las risas le reciben. Lolo ocupa su sitio y dispersa su mente...

Cuando llega la hora del recreo se mantiene inmóvil en su pupitre, a veces ocupa el tiempo escribiendo pensamientos difuminados e incoherentes para muchos, como necesarios, para él.
Hoy, Juan, al volver del descanso se ha acercado a su mesa, ha cogido el cuaderno de Lolo y lo ha tirado a la papelera.
Sin mediar palabra, sin réplica alguna, sin ni siquiera una mueca en sus labios, Lolo se ha levantado y ha recogido su cuaderno. Y de nuevo ha ocupado su pupitre asignado.

La jornada termina, Lolo atraviesa deprisa el pasillo del colegio, baja los escalones de dos en dos y se sube rápidamente al autobús. Siempre ocupa el último asiento, en la última fila, junto a la ventana. Sabe, que no tardarán en llegar...
Lolo posa su mirada sobre el cristal y no despega sus ojos de él, hasta que no termina el trayecto. Como cada tarde voces e insultos golpean su cabeza, bolas de papel e incluso chicles caen alrededor de su asiento una y otra vez, una y otra vez ...
Pero él, permanece impasible.

Al llegar a casa, Lolo corre a su habitación, coge sus botas de agua favoritas y sale por la puerta de atrás de la cocina.

Martes 1 de febrero 18h

Beatriz ha estado zurciendo mientras escuchaba la radio y ni cuenta se había dado, de lo tarde que era. Al entrar en la cocina, ve que el bocadillo de pan con membrillo de Lolo, sigue intacto encima de la mesa.
–Lolo – grita Beatriz por toda la casa. Hijo ¿dónde andabas, no tienes hambre? He visto que no has tocado tu merienda.... –
Lolo da un beso a su madre y sin soplar una sola palabra, comienza a dar mordiscos a su bocadillo con desgana.
Beatriz, está preocupada, llama a Sebastián, su ex marido y le cuenta que Lolo está muy raro desde que comenzó el curso, que apenas come y que si siempre ha sido callado, ahora, es una tumba. Qué quizá, seria conveniente llevarle a que le viera Don Pedro, su pediatra.

15 de febrero 15;30 h

Clase de literatura

–Lolo, no dará tiempo a que termines de leer tu relato, debemos pasar a tu análisis, dinos el porqué del tema que elegiste y qué pretendías transmitir a tus lectores con el mismo – le dice Luisma, su profesor.

Día a día en nuestros pasillos, en nuestros baños, en el patio, en el autobús, en cualquier esquina, hay un niño que es agredido, insultado, discriminado. Hay un niño que sufre. Por su forma de vestir, su color de piel, por sus raíces, por sus orígenes, por sus recursos económicos, por su forma de pensar, de moverse, de andar, de hablar e incluso por su corte de pelo. Este relato simplemente es un grito por todos esos niños que callan.Por todos esos padres que sufren sin saber que le pasa a su hijo, hasta que no es demasiado tarde...Por los profesores, por los que miran y por los que no ven. Por ti, por mi, por esta sociedad .
Con este relato solo pretendo batallar, pelear con mi única arma, la tinta, y con estas manos, estos dedos, estas yemas que palpitan letras. Y porque ... Quiero, yo sí, quiero acabar con los abrazos rotos, quiero sacar las manos de los bolsillos, quiero quitarme la venda de los ojos.
Quiero que acaben los prejuicios, los jueces sin sotana, los tiranos, la balanza que pesa en las manos, la cobardía, la soga que ahoga,
Quiero enriquecerme de lo diferente, no quiero disfraces, no quiero colectivos con candados.
Quiero abrir puertas, tirar ventanas y entendernos con el alma...

El objetivo de mi relato, Luisma, no es otro que Yo... Lolo. Ocupar su piel, ponerme en su lugar. Saber qué se siente, qué piensa, qué y cómo duele .... Quiero que ...
Enseñemos, a los que vienen detrás, a no tener miedo a expresarse con libertad. Enseñémos, a no juzgar la vida que cada uno elije para si. Enseñémos a respetar, a no dañar, por dañar.
Tú quieres vivir.Él quiere vivir. Ellos... Por supuesto quieren vivir. Y yo, me apunto también a vivir ...
Aprendamos a convivir... Y viviremos todos.

–Gracias Lolo, la clase ha terminado. –


@rebktd
leer más   
31
20comentarios 163 lecturas concursobac karma: 110

Resurgir

Y fui soltando las cruces,
que forme y que me impusieron.
Y así fué perdiendo peso,
el ego de mi infierno.

Y lento mis versos,
fueron decreciendo.
La herida se volvió río.
Y el detalle ave,
acercando el inmenso infinito.

Sobrevolé arrabales
de prejuicios,
Volví hacia la esencia del caos,
en mi aparente delirio...

Contemplé el orden,
en su cara oculta,
También necesita desbalanceos,
Para ensanchar su ruta.

Entonces tomé el vehículo
hacia la libertad,
Sintiendome parte,
Ni menos ni tanto,
de esta tierra bella y voraz.
leer más   
29
22comentarios 157 lecturas versolibre karma: 102

Ten compasión de mí

Hoy como mendigo
Pido tu cariño:
Ten compasión de mí
¡Oh mi gran Señor!

Pido que tu mirada
Se convierta en mi morada.

Suplico que tu amor
Alivie tanto dolor.

Imploro que tu sonrisa
Se pose en mi como la brisa,

Y que tus caricias
Me alejen de la malicia.

Necesito tanto de ti
Porque mi ser no está en mí.

Oid mis quejidos
Pues temo que ya se han ido
Y no me has oído.

Ten compasión de mi
¡Oh mi gran Señor!
leer más   
25
11comentarios 84 lecturas versolibre karma: 95

Entró.

Entró por la puerta de hierro en el bosque de la calma
penetrando en algo que se le antojó eterno
y quiso beberse aquella soledad a sorbos
quiso perderse entregando su cordura a aquello que la sujetaba
dejándose llevar en el sentido del viento...

Tanta quietud fue infancia encontrada
y la sorpresa por saberse despierta recorrió cada uno de sus bordes
siendo que todo era igual y distinto a un universo
tan diáfano en su esencia, tan embriagadoramente etéreo...
leer más   
24
29comentarios 187 lecturas versolibre karma: 87

"Maldito el que crea en las promesas de los hombres" Por: @Sinmi y @CorazónDeFlor

Ya se rebosó el vaso.
Ya no caben más penas
En este ser al que le dictaron condena.

Esta enfermedad
no sólo llegó a mi cuerpo,
caló en mis huesos
Y heló mis sesos,
sino que avanzó
Hasta donde mi fe se agotó.

Ya no vienen los que me amaron,
Aquellos que me juraron
Estar conmigo hasta en lo malo
Se comportan como tiranos
Que olvidan a sus hermanos.

Ahora comprendo su indiferencia,
A pesar de mi clemencia
Pues siguen su vida en medio de la opulencia
Mientras yo sufro por su ausencia.

Ya no tengo la compasión
De aquellos a los que siempre amé,
Ni siquiera de este reflejo
Que me deja medio perplejo
Al mostrarme que me muero
Y hora a hora ya me alejo.

Me refleja, ya no como humano,
Sino que muestra los pedazos
De una mujer hecha de retazos

Y de mí ya nada queda,
Ya que por estas venas
Sólo hay sangre que me quema.

Ahora solo queda el frío
y un continuo desvarío
en está blanca habitación
Que acompaña mi desolación
Con este sufrimiento que no cesa
Preguntándome sin pensar
mientras me lanzo al vacío.

¿Cómo he caído aquí?
¿es esto levantarse en victoria?
¿Qué hago yo aquí?
¿Acaso es esta la prometida gloria?

Cascadas de cabellos se caen al suelo,
los pétalos de mi flor ya se marchitaron
mi alma enlutada se esconde tras un velo,
pues mi nombre se va con el viento olvidado.

Todos a mi alrededor ríen, se visten de seda
se visten de blanco, celebran nuevos lazos
nuevas vidas, nuevos cantos, nuevos abrazos
el mundo no deja de girar, se salva el que pueda.
¡Ay de mi, voy en pena y se salva el que pueda!

Bien dicen los sabios "maldito sea
el que crea en las promesas de los hombres
dolor y decepción se llevará",
así será, así será...
¡Ay de mi, decepción se llevará, así será, así será!


@Sinmi
@CorazónDeFlor
Febrero 2019
leer más   
24
33comentarios 194 lecturas versolibre karma: 100

Cuatro Hokku de primavera

Suave caricia
de destellos solares
en primavera.

*******************
En primavera
mariposas decoran.
Melancolía.

******************
Hermosas Prímulas
que perfuman la senda
en tardes mansas.

****************
En cielo azul
vuela la golondrina.
Café y poemas






Hortensia Márquez (horten67)


Imagen sacada de internet
24
19comentarios 151 lecturas japonesa karma: 97

Exquisito cortejo cincelado de imágenes divinas

Llegaste como sol y luna arañando mi espalda
trastocando mis sentidos
enredando tu luz con mi aura
un comentario bastó.
Era como si esas palabras
estaban guardadas para ese momento.

Dijiste... Exquisito cortejo cincelado de imágenes divinas.
Y en esta galería de excelsas palabras
retumbaron en los registros Akáshicos del tiempo
y de inmediato me puse a hacer trazos
nadando en un charco de prosas disolutas
no hallaba que hacer estaba siendo azotado
por unas hermosas valkirias…mi inconsciente musito.

Hoy tus manos frágiles y tu sonrisa batiente
recorren mis témpanos de hielo.
Fugaz otoño se avecina recogiendo los álamos
perdidos en el tiempo y en tu voluptuoso cuerpo
siembras los vestigios, la reforma y los decretos
que hemos de imponer en una noche trémula
de azules luceros.

Seremos dos perdidos en el tiempo
cuando desmembremos los cerezos
nuestros cuerpos juntos soportando el frio intenso
yo te estaré acariciando
y tocando tus dos pechos como grandes abismos.
Y en el mostrador caoba de tu cuarto
estaré penetrando mi aliento
y nos transfiguraremos en dos universos
yo, borracho y corrompido en absoluto silencio.

La luz despliega su corolario
y el tejado cruje golpeando las ramas
de los formidables castaños
cuentos de noctámbulos amores
adornan la cornisa y las hojas desparramadas
sobre la negritud sonriente de sueños fenecidos.

Cabimas, Venezuela
Ramón Pérez @rayperez
leer más   
25
12comentarios 139 lecturas versolibre karma: 136

Ebria sola y devastada

Ante la soledad que me habita
he llenado de esperanzas el camino
Heme aquí ebria sola y devastada
pero con el corazón lleno de flores
Dispuesta a empezar de nuevo
ya no me quedan excusas para llorar.
Hoy me voy a regalar la vida que me merezco
leer más   
22
16comentarios 107 lecturas versolibre karma: 99

Repertorio De Melancolías Con Aguinaldos

Una confesión:

subo el volumen de la música
por si decides escucharme.

Cada día, cada hora,
hay una canción diferente
que incendia la noche.

A la izquierda de mi vacío,
el silencio habla
con más fuerza
en mi invierno de auroras negras.

Tú me fabricas el aire,
(que es todo
y a la vez nada),
para poder respirar.

Me ahoga que la madrugada
no tenga el color
de coincidir contigo.

Esta es la oscura melodía
que tengo clavada,
anclada, petrificada
acariciándome la espalda.

Utilizo las notas rotas
como reclamo
en esta jaula de olvido,
pero no me arranco
el frío.



©Alejandro P. Morales (2019).
leer más   
22
29comentarios 166 lecturas versolibre karma: 106

Noche de mar y fuego en la bahía (Autores@mariaprieto y @rayperez)

Lancé al mar los recuerdos
le solté la rienda al descontento 
a la perla de tus ojos los amarré en el puerto
y en la moldura del astil los silentes credos:
(De amarte y no sucumbir ante los escollos)
Que el mar de fondo profana su tumba
y sopla al oído su triste lamento.

Sin aspaviento vendrán los pájaros a pisar los sueños
de la espigada luna sagital,
y a quitarle al viento un mendrugo de brisa,
los barcos se hacen a la mar cuando la noche agoniza  
atravesando todo el Mediterráneo central.

En Cádiz a orillas de los esteros y arenales
del castillo de Santa Catalina con sus puntas de estrellas,  
me adentro al mar en búsqueda de sus caudales
y de tu anhelada e insular sonrisa.
Fatal locura…enamorarse de una sirena. Mortal locura.

Clara la noche, ya va rolando por La Caleta.
La oscura brea perfuma el viento hacia el poniente
y por Sanlúcar, bajel bravío va navegando.
En sus estelas blancas rompen silencios alegres olas.
Salobres brisas en las salinas.
Libres murmullos de espumas y rizos de caracolas. 

Penas amargas de marinero. La marejada
mece tu barco. Por alma llevas claro de luna.
Y es tu guitarra la que rasguea cantando al agua,
como un conjuro,
una habanera desesperada.
Yo te persigo… y te rastreo en la mar serena.
En mis silencios, solo deseo tus ojos negros.

Un súbito revuelo de ondas submarinas agita el agua.
Hacia babor, se asoman a tu borda las estrellas
y crujen quedamente la quilla y las cuadernas.
Del agua emerjo poderosa. Soberbia en mi silueta plateada
flotando en los escollos de la corriente negra.
Y tu guitarra guardó silencio, en la cubierta abandonada…

Baila en el aire, un canto puro, sibilino y enigmático.
Mi fatal canto preñado de presagios y naufragios.
Trampa liquida y mortal.
Ritual atávico y perpetuo de los tiempos homéricos.

(El mar, la tierra, el agua…quedaron suspendidos…)

Oh, amada mía sobre esta roca ígnea y abrasadora
seduzco y cavo tu horizonte colmado de lunas 
pastel azul…pétalo cargado de nubes negras y amanecidas,
arrecife voraz que devora el timonel
nacarado de mis angustias.

Rosa carmesí… estrella marina
deja que te cante, sí… que te cante
al son de estas cuerdas flamencas y gitanas
y le susurre a tus marismas y acanalada
pelvis esmeralda y románica
mi deseo y besos boyantes, fulgentes
como el sol de la tarde.

Empodérate de este marinero
que hace vida en esta bahía
y que fue a tu encuentro remando con sus brazos
cortando los cuchillos filosos de un mar trasegado.
Las aguas de La Caleta me han traído
tu inolvidable y preciado nombre
María de la santísima, doncella
y sirena de mi corazón ardido
con fulgor divino clamé tu presencia. 

No hay prisa en mi torvo andar.
Deja que te acaricie tu cabello castaño.
Que resurja en este instante el declarado
placer de amarte… de tocar tu simétrica sonrisa
de levantar en el zócalo de esta roca
el nardo acalorado en tu cuerpo de guajira errante.
Ando en busca de sueños y pesares. 
Te digo que no le tengo miedo a la borrasca
ni al sol ardiente ni a mil crisantemos hirientes
menos el verso sin rima
que está colgado en la pendiente.

Estoy aquí para que sepas que mi poesía
pudo coronarse un cielo azul y eterno
en el instante que mi eco marino
retumbó en tu ardiente paladar,
en el soplo de tus mejillas blancas
en las nueces del castaño, tus ojos claros de luna y mar
y mis manos en la guinda de un cielo azul
se han hundido como daga en tu brillante espaldar
y me has escuchado cantar y declamar
"mira como ondula el arrecife de coral,
mira las olas en suave vaivén".

Quedaron tus sentidos embrujados.
Y sobre esa roca agreste y amatista, 
en medio de la bahía nos amamos locamente.
Ya fundidos… ya disueltos.
Noche de agua y de fuego. Noche atlántica…
Noche liquida y ardiente.

(De testigo, de vigía…Cádiz en la lejanía).

Por el malecón se escucha, al filo de la honda
madrugada,
triste y borracha de nostalgias marineras,
una guajira cubana.

Y por la vieja muralla, cante jondo.
Un quejío negro, herido de añoranzas y guitarras.
Por soleares, por alegrías…lloran rotas las gargantas.

A lo lejos, el navío escarlata te espera,
volverás a zarpar a inhóspitos lugares,
quizás vares en el Mediterráneo o el Caribe tropical...

Yo me retiro a mis abismos y cavernas
entre hundidos y viejos galeones, ya lejanos
de esta Gádir fenicia y milenaria.

Te perdono la muerte… te devuelvo a la vida…
Con la luz de la aurora, marinero, el lucero del alba
robará tu memoria y será solo un sueño…
Un hermoso sueño.
Es tiempo de regresar a tu Ítaca…a tu mar tropical.
Y dejar esas viejas quimeras que atan y abrasan el alma…

Nunca apagues tus fuegos…con el frío del mar…

En La Caleta, 16/02/2019

María Prieto @maríaprieto
Ramón Pérez @rayperez


Léase este poema escuchando este canto jondo:

www.youtube.com/watch?v=odZQ1T7-7-I
leer más   
25
29comentarios 235 lecturas colaboracion karma: 212

Amar despacio

Amar despacio,
saboreando la savia
que produce la vida
y compartir un solo latido,
vibrar con la cadencia
de la brisa…

...olvidar deprisa.
24
25comentarios 123 lecturas versolibre karma: 110

Niebla

A menudo soy
arena mojada
que solo se mueve
al ser pisada.

Llega la niebla
y me recuerda
que me he convertido
en un instrumento
que busca la voz
en cualquier boca de alquiler.

En ocasiones
me envuelve la niebla
e intento con fuerza
abrir y cerrar las manos
-que ya no encuentro-
para hacer
de la nada un algo
y secuestrar el aire
de todos,
de nadie.

A menudo me pasa
por no querer hurgar
en mi propia basura.
¡POR TENER LAS MANOS LIMPIAS
HE PISADO DEMASIADAS HORMIGAS!

No estoy loco.
Solo soy el hueso
de un perro enterrado
esperando ser encontrado.
¡Cuántos huesos!
¡Cuántos perros!
¡Y cuántos locos sanos!

Lo que yo he visto en la niebla
me cuesta explicarlo.
Hay pájaros que aúllan
y algún lobo cantando.

A menudo la boca
se me hace niebla
porque no quiero
evitarlo
y me pierdo en ella.

NIEBLA,
ni los buenos
son tan buenos
ni los malos
son tan malos.
Soy el grito de Munch
en tu nube
secuestrado.

Solo quiero
volver a casa.
Mi hada madrina
me espera,
sopa fría en la nevera
y un pan bajo el brazo.

No quiero que
jamás la niebla
vuelva a descubrir
vacío mi estómago.
leer más   
22
9comentarios 95 lecturas versolibre karma: 100

Cuando me besas

Cuando me besas,

el cielo se hace estrella,

la nube se hace rosa,

las piedras brillantes centellas...



Cuando me besas,

el día se hace mas claro,

el aire, mariposas en ferviente vuelo.



¡Oh, divino Dante!, cuando me besas,

el universo se hace estático en mis veredas.

No existe otro ser a quien mirar,

que no sean tus pisadas, tú figura,

la dulzura de tus encendidos ojos.





Cuando me besas, amor;

electricidad apasionada recorre mis laderas,

me hago niña entre tus dedos,

pequeña flor frágil en sedienta espera.



Cuando me besas

criatura nueva soy,

pasó lo viejo,

todo es nuevo a tu lado.





Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos Reservados
leer más   
21
14comentarios 68 lecturas versolibre karma: 93

Envuelvo tu ausencia

Envuelvo tu ausencia
en el eco de otros vestidos,
porque sé que tengo que olvidarme de mí,
porque sin ti la nostalgia sabe
a ultimas copas en los bares,
a primeros besos en otros labios.
20
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 101

Balada De Un Violín Ausente

La tristeza
Se desenvaina en este violín
Mientras una lagrima recorre
Su piel marmolada
Su caja torácica
Aun resiste
A pesar de las cicatrices
Que conlleva
Con sigo misma

El triste violín
Recita
Entre las melodías
Su desdichada melancolía
En un pequeño rincón

Mientras ausentes dedos
De su violinista
Ya no toca sus cuerdas
Su mirada ya no es de felicidad
Y se volvió fría
El tiempo pasó
Los ayeres
Se volvieron presentes
Y las mañanas
Son pacificas
Y algo vacias

Mientras un llanto
Se siente muy lejos
Y el violín se refugia
En la ausencia
Tapada por el haz de luz
De la ciénaga

Por las noches la adversidad
Le hace compañía
Su dueña
La mira
Se retira
El violín
Triste
Prevalece
En el rincón
Junto con el anhelo
De tocar
Algún día
Otra bella melodía

Que pueda darle consuelo
A una alicaída alma
De aquella dama
Que ya no ve su cielo
Como antes
leer más   
20
17comentarios 101 lecturas versolibre karma: 92

Buscando tus Edenes (Sedoka)

Quietas las aves
los cielos tan vacíos
nostalgias en azul...
y abren las alas
buscando tus edenes
legiones de latidos…

*********************
Buscando tus Edenes
Sedoka | 2019
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
19
9comentarios 77 lecturas japonesa karma: 89

en el alféizar

miro más allá
y las trémulas luces parecen esconder
todos los secretos

algunas tintinean
como sonidos intermitentes
de frágiles aleteos;
otras se hacen intensas
hasta cegar las pupilas
de la propia noche

y detrás estoy yo
que aunque a veces no me sostengo en pie
y olvido cómo caminar,
sólo con mirar
puedo ver que fuera hay algo que brilla

ese es mi secreto:
y es que hay un sueño poético durmiendo
en el alféizar de mi vida
19
17comentarios 107 lecturas versolibre karma: 99
« anterior1234513