Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 498, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Líos

Te mentí, te mentí con descaro. Me mordí la lengua y me aguanté las lágrimas cuando te dije que ya no siento nada por tí, y que no te llamé porque quiero estar contigo. Esta es mi mentira, seguramente la mas grande que te he dicho desde que te conozco. Quisiera tanto que veas esto y a la vez quisiera tan poco que lo sepas. No se si esto es más una confesión o una disculpa. Perdoname, de corazon odio mentirte, pero no quiero ser la tipa mala que te quite tu felicidad. Solo me queda soltarle mis lagrimas a esta almohada y mis palabras a esta pantalla, porque es que me estoy ahogando. se me desbordan todos los "te amo" que no te dije por esperar a que regreses. Era como que los guardaba.
En el fondo sabía que nunca más te iba a tener conmigo, pero ni una sola noche dejé de idealizarte.
Ahora ya no sé como dormir. Tu imagen me daba paz para quedarme dormida, y ahora me quita el sueño, por decir poco. Me quita el aire, la fuerza, las ganas de todo.
Siento tanto tu presencia en los lugares donde estás ausente. En mi cama, en mi depar, en los sitios donde estuvimos juntos, donde te amé correspondida y donde sonreí por ti. Tengo espejismos de ti y me arrepiento de todos los besos que me aguanté de darte por dejar que juegues en el cel, o de todas las veces que me enojé porque no me llamaste, en vez de llamarte yo, 40 veces más. Y en mis espejismos te los doy y me desenojo y te vuelvo a llamar. Y a veces te tengo rabia. ¿Cómo se te pasó tan rapido algo tan eterno?
Que sepas que no te espero, pero si te extraño, te lloro como a difunto. Busco razones para odiarte pero siempre acabo perdonandote, y reconciliandome con tu recuerdo y amandote más.
¡Los líos que armamos tu y yo en mi cabeza y tu ni te enteras!
Ya suponía que había alguien mas, pero siempre pensé que lo nuestro iba más allá. Tal vez porque a mí no me ha llegado aún la persona que me limite de pensarte, que me entumezca los pies lo suficiente para no correr a ti en cada oportunidad posible. Y eso es bueno, yo ya no te movía el piso eso es lo que sé. Pero que ardor del alma.
Y al alma, al alma ya la desempolvo, le doy la vuelta y la vuelvo a limpiar. Y te guardas en los rincones y no hay quien te saque. Y ni hablar de las cosas que de verdad me dicen que aún estas vivo y que viví de tu mano por cuatro años. Me matan. Siento como se me contrae el corazon y se me acartonan los pulmones ya secos porque ya no se acuerdan como respirar. Se me apuña la garganta y la boca del estómago se me prende en fuego.
Por eso hoy quiero borrarte. Matar tu recuerdo que cada vez que se aviva me mata. Hoy me revivo a mi y te mato a vos. No le veo otra.
Hoy dejo de esperarte y no lloro tu partida, porque cuando lloré tu partida esperé tu regreso formando estrategias para armarte un caminito hacia mí. Pero o me tardé, o tu te apresuraste en encontrar otro camino.
Hoy dejo de esperarte y lloro tu desaparición. De esa no hay regreso.
leer más   
3
sin comentarios 5 lecturas prosapoetica karma: 32

Detras de ti

Detrás de ti
Empujando con aire de esperanza a los latidos de mi corazón, para que no mueran por tu lejanía…
Despedida predispuesta ya en el altar de tu ausencia, donde no hay flores si no hilos de esperanza…
Todo fluye cuando estas cerca…
Diluyendo la cercanía en un vaso lleno por el vacío que muestras…
No es tan difícil abrir los ojos para verte y sentirte, pues te apiadaste de mi alma que dentro de mi vive…
Las influencias me perturbaron en un pasado no muy lejano…
Ahora mis palabras de esperanza son, “dejarse sentir por uno mismo, saber canalizarlo y que las voces ajenas, sean un simple eco del silencio, sin que interfieran en tus propios actos y pasos”…
La corriente, corre y se maneja pasando los obstáculos de piedras que por el camino se encuentra, un símil reflejo de como se encuentra mi esencia ahora mismo…
Tu perdida solo es una ausencia, de la que mi vida se desprende, sorprendiéndola con nuevas corrientes de fuego ardiente de la que mi cuerpo de desprende…
A ti, soledad, te dedico este escrito, tema tan presente en mis días como ausente queda tu lejanía…
5
sin comentarios 12 lecturas relato karma: 60

Yo me quedo

Yo me quedo en el mundo,
buscando el aire en la flor y la frescura
amando a la libélula multicolor
que no le importa la altura.

Yo me quedo en un instante,
en la hermosa neblina y su dulzura
soñando en juventud de corazones
amando azucenas sin mentiras.

El cielo es un traje de color azul
en donde el arcoíris danza en primavera
sin el pretexto absurdo
de un montón de melancolía ajena.

Yo me quedo en el sueño de una vida,
en el sencillo amor
de un verano de poesía
la palmera es la sombra de mi última bahía.

Traté de estar ausente
sin el desahogo de una ruina
no me alcanzaron las estrellas
para ocultar mi osadía.

No existe la fortuna
tampoco la tristeza muerta
es una ausencia pensativa
todo gira en el inmenso amor como salida.

Yo me quedo en el mundo
recolectando azahares y jazmines,
el llanto es un espanto
que trasparencia a tus días.

El mute
15/12/2018.
15
10comentarios 97 lecturas versolibre karma: 115

Ausencia...

Desterrado de ti, tan cerca y tan lejos...
Me enferma tenerte cerca y saberte tan lejos... Me mata tu cercanía tan distante, tu presencia ausente, tu ausencia presente... Me mata.
leer más   
8
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 94

Objetivización de lo invisible

No creas que la imagen tuya se ha ido de parranda:
simplemente se ha dormido con la esperanza cansada.

Un día, ¿madrugador?, estaba físicamente vivo
(pero aún estaba dormido),
y mi piel tenía espacios de preguntas,
no sabía si tenía que reírse o irse con las malas juntas.

El cuerpo sentía vida, pero solo se movía
cuando creía que la tierra estaba dormida.

Es cosa distinta cuando te veo:
quiero contarte ríos y seguirte con enredos aunque ya no te creo.

Pienso,
"el Estado es un viejito rico, cacreco, que come como un cerdo".

Y vos, que no te agrada la tristeza de las pequeñas almas (¿necesarias?),
irradias una justicia de dolor compartida y me encantas,
y no creo que sea el problema de tu credo.

Yo soy seguidor de tu abuela anarca,
la primera Lyra o la Emma triste que arranca la trampa de la inhibición
de las verdaderas fuerzas de la revolución.

(La misma que llevó hasta la infinitud aquella conversación)

¿Acaso no volcamos los mismos carros?
¿No estamos juntos riéndonos de los curules de payasos?
¿Acaso no tenés ganas de la fusión de las teorías sombrías
sin aquellos pasos?

Hoy que sigo las andanzas de los ausentes labios candentes,
creo que hace falta unas cuantas crónicas decadentes,
quiero tocarte el reloj y atrasarte hasta donde sientes,
para ver cuando mientes sobre lo que quieres.

Yo cuestiono toda idea segura sobre el inmenso pasado,
más aún si esta idea la inventó el pesado muro de los falsos pecados.


La hija del cerdo, la burguesía, no quería que la ira
tocara las puertas de tu manía de tirarme, sin cuantía,
lo que yo ya supuestamente temía.

Eso generaría la quiebra de la rutina.

Esta imagen tuya se borra cuando olvido esperar por la tristeza,
cuando el paso de un estado otro es pura fineza.

Es el tiempo convirtiéndose en reloj, es su tiempo.

Es pasarse a si mismo por inadvertido
(y el espejo se apaga a si mismo en el reflejo).

Ya no puedo esperar en la finitud de tu existencia
quiero idealizarte en la frecuencia de mi ausencia.

Estas ahí sintiendo el vacío del tiempo pausado,
es cuando las huelgas se duermen en los pesados
espacios de los sindicatos,
ahí en el tiempo que se pierde en los Estados,
y nada pasa, se cumplen todos los horarios...

Ya no hay forma más segura para la victoria
que ver la materialidad de lo invisible.
8
3comentarios 75 lecturas versolibre karma: 98

¿Cuánto dura un para siempre?

¿Cuanto dura un para siempre?
eso nunca estuvo en mi mente,
siempre reinó en tiempo presente
pero no lo hizo en el siguiente.

¿Cuanto dura tu para siempre?
¿Lo piensas o lo sientes?
ese para siempre ocultó una espada,
que atravesó mi mente y atravesó mi alma.

Yo creí en tu para siempre,
con asistencia de tiempo ausente,
más bien fue como una eternidad
esfumandose de repente.

Un rechinar de dientes
me hizo pensar
que había tocado fondo
Y que tu para siempre,
tenía un final.

El para siempre, es para siempre,
pero entre tus dientes, fue solo un accidente.
que dijiste en tiempo presente,
pero sin precendete de eternidad.
14
9comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 108

Ausente

me tiemblan las manos
en la oscuridad
sosteniendo tu ausencia

un poco de ternura quizás
suavizaría la piel
pero hay demasiadas noches vacías ahora
viviendo a deshora
heridas,
  hundidas,
    rotas

y sin embargo
    vivo
alrededor de esta ausencia indomable
tan entera,
pero vivo,
y sigue siendo tuyo el tiempo,
y es mío el silencio
que te delimita
    como el perfecto ausente

estoy, pero...

es tan frágil no saberte…
leer más   
20
10comentarios 72 lecturas versolibre karma: 119

Voces

Solo se escuchan voces y más voces
no llevan nombres, religión ni sexo
los sonidos de esas voces
son desgarros lastimeros
que yacen adormitados en subsuelos
entre lánguidas y fantasmales pesadillas

Voces y mas voces
Atrapados en el espejismo del destierro
apenas despertando en letanía de madrugada fría
desnudos de cuerpo y alma
rehuyen la mirada de sañudos rostros
de aquellos que van de prisa y conciencia ausente
Voces de algunos que no duermen
¿Quién será culpable de su in-sueño?
¿Acaso será la dura mirada de la gente?
¿O algunos recuerdos que laceran su mente?
¿O tal vez entre sus manos el pan estuvo ausente?

Y siguen las voces resonando en su hastío
tañidos quejumbrosos agrietando mis oídos
mutilando uno a uno a mis húmeros vacíos

Y ellos, los sin nombre
van exiliándose de la vida
van escapando de las garras de la muerte
Cubriendo sus raídas pieles
tan solo con este frío infernal
congelando hasta su más íntimo
dolor abdominal

Voces y mas voces
acurrucándose al pie del precipicio
bajo húmedos cartones,
mojados con lluvias que caen de sus ojos
y el fiero llanto del gris cielo que no se detiene
Ojos despojados de cordura
súplicas negadas
voces y mas voces gritando en agonizantes gemidos
pero no hay oídos que escuchen sus
quejidos

Ellos, las voces, los sin nombre
llevan la cruel desdicha
de estar rodeados de visibles
In-humanos ...

derechos reservados de Autora
Miriam López Aguirre (Mirlo )
Lima-Perú
leer más   
15
9comentarios 70 lecturas versolibre karma: 112

Desvelado

Danzaba en la penumbra cual danzarin
desvelado, abarrotado de pensamientos ilusorios.
Al oir al cielo que lloraba, exclamó!
poetisa lluvia, profetiza lo incierto.

Susurrame sueño ausente
carente de sentido, arrogante como la muerte, jactancioso como la rosa en su esplandor
vienes y vas abrumando sonrisas dejando surcos vacíos.

Desvelado ensueño de amor
promiscuo de lo irreal.
De sentimientos inverosímiles que despiadadamente acechaban en las noches al corazón, consumido por tantas derrotas en el juego de la vida.

Desvelado y sin sueño, que ironía.
leer más   
7
4comentarios 19 lecturas versolibre karma: 84

Ausencia

Veleta inmóvil que recuerda al viento,
campana quieta que trae los sonidos
ausentes, ruinas dibujando alturas
antiguas en el hueco de la nada,
has dejado tu recuerdo imborrable
en el vacío. Estás, cuando miramos
fijamente a los ojos de la muerte.
leer más   
14
8comentarios 54 lecturas versoclasico karma: 119

Desde ojeras...

Desde ojeras
demás alcohólico
perder de oído la muela del juicio

Por error bostezar
medianoche de miedo
pasar lista
en la mesa ausente
como soldado caído

Ansiolíticos
hecho huesos el corazón
SIMPLEMENTE
papel secundario de actor innecesario

de qué nombre salvavidas
y la culpa
lo dice todo al final

qué secreto duele más
extrañamente
en silencio

morirán otros
en las náuseas de un viejo soñador
leyendo su obituario

Sólo de alzhéimer
—nada de recuerdos—
y caminar desnudo en algún Edén perdido
en la palma de un olivo.
leer más   
9
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 115

Carta de otoño

Te escribo querida, // en este largo otoño
y tengo que reconocerte // que te recuerdo
cada vez más bella.
Que mi hambre de ti // crece a porfía.

Es cierto que la distancia // reviste de cierta belleza.
Pero te confieso, triste, // que me llena las manos
de la soledad más espantosa.

Estoy mirando hacia el vacío.
Creciendo marcha la congoja
entumecida por el desconsuelo
y el dolor de tu mirada ausente.

Se ha vuelto gris toda la luz; // melancolías,
con la tristeza grande // de las anunciadas lluvias.
A veces, te confieso,// sueño en una primavera
sin los presentes males,
con solo hacerme // la ilusión de verte.

Hoy en mis labios // ya no quedan mieles
pero si recuerdo // que es tu boca
un panal de dulce miel;
que tu rostro es // una boca de caricias,
tu pelo suave, // cortina de humo,
que las guardaba //para mis adentros.

Brotan mis lágrimas, //solas, por estar contigo.
Tengo tantas cosas, // tantas que decirte…
Que mis manos tiemblan // con solo pensar en ti.
Tanto, que apenas puedo // sostener el bolígrafo
para escribirte.

Y es que, mi amor… // te echo mucho de menos…
Te quiero muchísimo.
leer más   
10
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 106

Incendiario

...

El aire frío,
húmedo
y tan natural,
penetró en mis manos,
envolvió mi piel
y las ratas corrían por entre los pies cansados al lado de un canto fúnebre.

Herido en el pecho,
me desplomo letras abajo
- espacios zurcidos e inmóviles -

Mis pupilas recién abiertas lloran profundos espasmos de dolor,
cansadas se van juntando en constantes rezos.

Ahora estás ausente.
Constantemente ausente.

Mirada de noche
leer más   
12
7comentarios 106 lecturas versolibre karma: 103

Presencia

El silencio y la premura del amor,
intentaron embridar con pudor
la intensa lluvia.
Avivados ellos dos, por los encuentros recurrentes a escondidas,en la vastedad de la tierra lisa.
Dos almas perduran ausentes y perdidas
sus pasiones disociadas y prohibidas.
El lugar los espera, y ellos ocultan sus penas.
Temen demostrarle al mundo,
la cara de sus lagrimas en mejillas ajenas.
leer más   
13
5comentarios 79 lecturas versolibre karma: 103

Milagros

Miraculum, preferimos llamarte;
porque no salimos del asombro.
Tan inexplicable, como el silencio irremediable;
maravilloso y raro, por tu placer extremo.
¡Interviene pronto; la ficción empeora!
El sueño ya no cura: necesitamos la mejora.

Milagros existe y gira alrededor nuestro;
como un planeta fantasma,
con tareas especiales asignadas,
sin lunas, sin agua ni estrellas.
Hada dotada de magia loca:
despiadada, despistada y desenfrenada.
Milagros, nombre de mujer poderosa,
atiendes miles de cosas, te ausentas y reposas;
quizá el señor de Milagros se oponga.

¡Podríamos obtener ese milagro!
pero ella lo entrega al más acreditado,
al mejor postor y al impostor despiadado.
No podemos cancelar tantos milagros
y ninguna ofrenda, pagar a cambio.
"El amor es ciego", pero siente el milagro.
Milagro es tomarse dos cafés a escondidas.

Milagros, aplaza, difiere y tarda mil años y minutos.
Milagros, ocurre y no acontece; acude y no asiste.
Milagros, con sus prosas milagrosas-peligrosas.
Milagros, acumula poemas misteriosos y
oye el clamor de los creyentes e incrédulos.
Tendremos que ir por el milagro; tal vez
se encuentre desalentado y sin medios de transporte.

Su nombre invocamos y de "esperanza" nos colmamos.
Hay casos que se dan por perdidos
y de repente, encuentras la aguja entre el almiar
y ese pensamiento ya rendido vuelve a caminar.
Sucesos que se escapan de la razón,
como el habernos amado sin salvación.

El hecho de conocernos se reputa milagroso.
Se le imputa a la lluvia determinados milagros.
A mil por hora corre nuestros milagros
y tropieza por la vía anónima.
Llámese ley de atracción o sobrenatural;
pero lo considerado propio,
crea una realidad sensacional.



27 de noviembre de 2014
leer más   
18
7comentarios 82 lecturas versolibre karma: 125

Cazador del mar

Cazador del mar

El sol modificó las aguas, y a tu piel
la hizo cuero con el salitre a cada hora.

La mar concedió el espacio a tu aventura
de redes en puertas, boya auxiliar, línea o deriva.

Te enseñó sus colores, la espuma, la planicie de paz,
la inquietud, la marejada en indómita bravura.

Las aguas errantes, el viento en susurro,
la niebla agolpada, las estrellas ausentes.

Imágenes, paisajes que atrapó tu retina
en esa soledad de sal y humedad…


También te acompaña la irradiante Luna,
el tórrido solar y la grave gaviota.

Lobo, señor del mar, cosechero de las aguas,
el muelle y el hogar velan tu regreso.

El flujo, la marea, te invitan al hacer.
La marcada y dura hora te condenó a partir.

En marcha, el destino es el ruidoso mar
que Dios te signó y lo ciñó a tu oído.

Tu figura se dibuja en cada proa,
en el mástil la bandera es anhelo y es porfía.

El tesón se hace garra, tu esfuerzo espíritu,
y la bravía pasión es tu coraje.

Tu alma reconoce el atracadero, el muelle y la caleta,
del río, sus orillas sin tiempo y el verde.

El descanso teje redes de faenas ya pasadas…
…buscando un después con el alba.

La humeante pipa trae los sueños
que despiertan la mañana del mañana.

Horacio F. Rodríguez Porto
Libro: “Amanecer Crepuscular”
leer más   
5
1comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 78

Hoy la soledad está ausente

Hoy la soledad está ausente,
nubes espléndidas bailan tras la lluvia,
derramando sonrisas azules
sobre la brisa, despeinando
alegre mis cabellos,
hoy la soledad se fue de viaje,
escondida en un verso,
partió de prisa, no la vi salir,
estaba ocupada sonriéndole
al viento que danzaba en mi pelo,
se fue la soledad, se sentía triste,
abandonada, ausente de protagonismo
en mi mente adormecida,
besada por tibios rayos de sol, y ella,
la soledad marchitándose
sin la humedad de mis lágrimas,
huyó apurada,
buscando otras tristezas
que la irrigaran, para anidar en ellas…

… a veces la soledad regresa nostálgica,
me hace un mohín, Yo le sonrío,
le abro la puerta, coqueteo con ella,
y la dejo instalarse en un rinconcito,
allí, donde no duela,
y vuelvo a mis pensamientos,
llenos de sonrisas azules.



Maricel 25/11/2018
22
16comentarios 115 lecturas versolibre karma: 110

Culpa de ser otra y no ser otra

Un hombre cansado arrastra el otoño en sus zapatos,
levanta la mirada lo justo para cruzar la calle.
Un remolino de hojas amarillas embota sus sentidos.
Sueños de niño, niño perdido, río de piedras.

Tiene todo el tiempo del mundo
y olvida cómo se construyen las cometas.
Olvida que antes tenía un nombre
y repite barrotes con mentiras de otros.

Una mujer cansada, ausente, impaciente.
Ya nadie pinta rayuelas, solo culpa.
Culpa de ser otra y no ser otra.
Sueños de niña, niña con piedras. río con barro.

Olvida que antes era manos libres
que antes era caminos.
Mira por la ventana astillada
y repite barrotes con frases de otras.

Te alejas de puntillas.
Por poco, sonríes. Por poco.
Maldita niebla, maldita culpa.
Huele a grava y metal. A cambio de agujas.
Y a lo lejos, relámpago. Por poco.
12
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 117

Desolación

Dias grises si los son
desde que no se de vos
y mis palabras son arrojadas
al lecho de mi defuncion.

Si te abrí mi corazón
para que entres mi amor
dime porque estas ausente
y causándome dolor.

La tristeza invade a la desolacion
y la incertidumbre a la razón,
buscando indicios de tu partida
sin avisos de tu adios.

Cerrando la puerta de mi amor,
sin decir una palabra, .
devastando como por arte de magia,
todo lo que siento por vos.

La opresión de no saber la razón
de la huida de tu amor
abandonando mi corazón,
a la deriva y sin adios.

Me privaste de tu amor,
Sin ninguna explicación,
dejándo un presente de desolacion,
envuelto con tu adiós.

Autora: Claudia Viviana Molina.
4
2comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 82

Historia de una tristeza

Un día de octubre te conocí, llegaste a mi, una amistad construimos sin pensar, sin planear, sin más ni más fuiste La Niña de mis ojos.

Valorarte hubiera querido, pero me fui la razón no la supe sólo entiendo que no se como no supe enseñarte mi corazón
Te ausentaste un tiempo y mi corazón se quedó mudo, volviste en un parpadeo y la relación se logró arreglar.

Sin avisar, pero más que decidido te di lo más importante para mí, que cambió el rumbo de todo lo construido anteriormente.

No te di joyas, ni lujos, te di mi corazón y mi amor incondicional, tú lo aceptaste, y mi vida cambió drásticamente.

Es increíble ver cómo todo el color y felicidad de tu vida, se va al caño, todo cambió y hacia un pozo cayó está relación, el Pozo de la Tristeza eterna.

Intenté de mil maneras rescatar esa linda etapa, pero a cambio se hundió directamente hacia la duda, la tristeza y el desamor.

No sé valorar ni lo de mi propio hogar, menos he podido valorar el amor que me quisiste otrorgar, ahora valora lo que tienes, date cuenta de quién eres y piensa en los que quieres, yo tristemente ya he dejado de ser una de esos seres.

Ahora, desahogandome, te lloro mis palabras, ahogar las penas intenté, pero solo recibí más dolor
leer más   
13
3comentarios 55 lecturas versolibre karma: 118
« anterior1234525