Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 253, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Se hizo ave

Con dos palmos de narices les dejaste.
Espíritu del aire, ¡vuela!

Quisieron hacerte preso
Y solo los cuerpos permanecen en la carne.
No la necesitas para soñar

Arriba la luz es tan suave,
tan dulce el vagar,
tan grande la costumbre de ser ave.

Los poetas han mentido siempre,
siempre han podido volar.
leer más   
10
sin comentarios 93 lecturas versolibre karma: 78

Ave

Llegas como un ave, cansada,
del cielo de la vida
a este infierno de piel
donde beso, una a una, tus heridas;

donde te quitas las alas
y vuelas.
11
1comentarios 85 lecturas versolibre karma: 99

Ave de Escarcha Negra...

Dibujas tintas en mí...
desde la punta de tu pico.
Eres Ave, letra libre en mi pensamiento,
alondra de mil cielos
y oasis en las entrañas de la vida.

Al abrir la Luz de Tus Alas
me enseñaste las Palabras perfectas,
con lo Verbos sabios
y los tiempos completos.

Y hoy, soy Luna...
La de Tu Eternidad.
La de Tus Sombras.
Ese Universo de escarcha negra
y hálito de Vientos.
Raíces de ancestros,
olas de mares regios
y mariposas de esquejes.

Hoy, Tú, eres Nombre...
Perpetuo.
Infinito.

Libre.
14
10comentarios 114 lecturas versolibre karma: 88

La leyenda del ave fénix

La leyenda del Ave Fenix relata la historia de un ave capaz de renacer de sus propias cenizas. Es un símbolo universal de la muerte generada por el fuego, la resurrección, la inmortalidad y el sol. También representa la delicadeza ya que vive solo del rocío sin lastimar a ninguna criatura viviente.
Sumergida me encontré!
Muy triste e insegura me escondí! De la crítica y la mirada, que me tenía acorralada, ante lo que en mis sentimientos albergaba! Me encontré desesperada! Muy dolida y engañada! Pero jamás derrotada!
Renací de entre las cenizas! Cuál ave Fénix que vuela! Y sin que eso me produjera! más que fuerza en mi tristeza.
Me sentí desamorada y un poco avergonzada! Pero la vida traería, un giro improvisado que me llevaría a seguir, haciendo lo que más amo.
Amo escribir! Aunque no sea una gran escritora y mucho menos poeta! Pero amo lo que saco de mi Alma liberada, de penas , engaños y malos tratos!
Agradezco en el alma! de mis amigos poetas! que jamás me dejaron sola, aunque no les diera razón de mi triste situación. Aprendo de mis errores! Los que me dieron muchas lecciones! y como siempre saldré y como ave fénix renaceré, entre cenizas y más, que no me van a derrotar!
4
sin comentarios 85 lecturas relato karma: 55

Niña ave

Es sencilla esta historia
Acerca de unas gallinas
Que cuidaron a la niña
De la casa de la noria.
Una señora tenía
Todo el pelo alborotado,
Y rebotaba en la niña
Todo cuanto había amado.
La botó y la rebotó
Hasta fuera de su hogar
Para lanzarla al corral
Con sus “gallinas ratón”.

Y cayó
Por una
Catarata
En el buen
Gallinero
De paja.

Los pájaros se encargaron
De criarla y enseñarla,
Hasta que un día llegaron
Autoridades humanas.
Y la alejaron de casa,
Y la llevaron de nuevo
A prisión de noria, luego
De acabar con sus hermanas.
Más tarde llegó la buena
Que la sacó de ese infierno,
“Le enseñaré cuanto pueda
Y le daré un trato bueno”.

La quiero,
Y quiero
Que se sienta
Atenta
Con la suave
Caridad.

Y María, que es la niña,
Aprendió a reconocer
Lo que nunca jamás fue
Su indigna madre, Idalina.
La sencillísima historia
Continúa hoy en día,
La niña gallina mora
Por un centro de Coimbra.
5
4comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 52

Se hizo ave

Con dos palmos de narices les dejaste.
Espíritu del aire, ¡vuela!

Quisieron hacerte preso
Y solo los cuerpos permanecen en la carne.
No necesitas la carne para soñar

Arriba la luz es tan suave,
tan dulce el vagar,
tan grande la costumbre de ser ave.

Los poetas han mentido siempre,
siempre han podido volar.


Derechos reservados
leer más   
12
7comentarios 122 lecturas versolibre karma: 76

Soneto. Ave fénix

En este verso, con que te describo,
hay un resurgir de ave fénix nuevo
donde te doy mi acervo y te apruebo
por ser la única fe que hay en mi libro.

En la página en que el capítulo escribo
te duchas en palabras cuando lluevo
dando razón a lo que siempre apruebo
por ser tu amor con el que vivo y vibro.

Leerte es germen de sabiduría.
Compones y descompones relatos
emancipados de la cobardía.

Todo queda escrito con melodía.
Tus palabras son tus gestos innatos
y con ellas me invado de alegría.
5
sin comentarios 146 lecturas versoclasico karma: 63

Cuento corto: Canario

Nuestra historia comienza en un pequeño pueblito donde una dama tenía como mascota un pequeño canario. Como a ella le encantaba el canto de las aves prefirió tomar la decisión de tener su propia ave que le cantara en las mañanas.



El canario a pesar de ser pequeño sentía vergüenza de cantar ya que contaba con una voz desafinada.



En las mañanas la dama trataba de que su canario cantara para ella. Pero todo era inútil. Ella no se quería deshacer de su mascota porque aun así ella lo quería. Pero lo que más le daría felicidad seria que su propia ave le diera bellas melodías al amanecer y de esa manera recibir el gran día.



El pequeño canario trataba, pero seguía desafinado, que los vecinos de la dama se molestaban y esto solo agregaba que el canario sintiera pena de él mismo.



Un día por ahí pasaba una rata que había robado un trozo de queso el cual se escondió en un tejado. Mientras comía, veía a sus alrededores pero por una ventana notaba que había un pequeño canario abatido viendo hacia abajo y se mostraba deprimido.



El ratón termino de comer su queso y se dirigió a ver al pequeño canario.



Cuando el ratón llego en donde se encontraba el canario tomo una pequeña piedra de una maceta de su ama y la lanzo hacia la jaula para llamar la atención de este mismo.



Al chocar la piedrita con la jaula el canario se acerco a ver que sucedía y fue cuando el ratón llamo su atención.



Ratón: ¿Por qué tan deprimido mi pequeño amigo? ¿Acaso no es un lindo día para vivir? (mientras extendía sus brazos para demostrar el bello paisaje del pueblito)



Canario: Pues para mí no… Mi ama desea tanto que la despierte con mi canto. Pero solo cuando lo intento sus vecinos se enojan y yo solo la pongo en vergüenza (Con voz deprimida).



Ratón: Pues cantar no es fácil mi pequeño amigo yo también canto horrible (tratando de animar al canario) y eso no me avergüenza ya que hago reír a mis amigos.



Canario: Pero cuando canto mi voz se desafina porque solo recuerdo las quejas de los vecinos de mi ama y es como si apretaran mi cuello…. Yo qué más quisiera agradecerle el cariño que me tiene mi ama despertándola con bellas melodías (Todas estas palabras se sentían dichas con mucha desilusión).



Ratón: ¿Serias tan amable de cantarme un poco?



Canario: (Apenado) Solo creo que te molestare.



Ratón: Pero no te puedo ayudar si no puedo ver por mi mismo el problema que tienes pequeñín.



El canario se aleja de la jaula y se dirige a su columpio para ignorar al ratón. El ratón al ver esto se trepa a otras masetas que había colgadas por ahí y le vuelve a llamar la atención del canario.



Ratón: Solo trato de ayudarte .No es forma que me ignores. ¡Si en verdad quieres a tu ama! Déjame ayudarte por favor.



Canario: ¿Me prometes que no te molestaras ni te burlaras de mi? (desconfiando de las palabras del ratón).



Ratón: (Poniendo su pata en el pecho) Te lo juro… Solo quiero ayudarte pequeño.



El canario tomo aire y cuando empezó a cantar, el ratón noto que el cerraba los ojos y trataba de encogerse eso provocaba que sus pulmones no tomaran el aire suficiente para la melodía. En si el ratón dedujo que la postura era parte pero lo demás era que no creía en él.



Se escucharon algunos quejidos de los vecinos y el canario paro inmediatamente de cantar.



Ratón: Lo primero que note desde un principio es tu postura eso se puede arreglar pero al parecer dejas que los comentarios de otros influyan en ti.



Canario: ¿De qué hablas? (no entendiendo al ratón)



Ratón: ¡Sí!... Te dejaste invadir por lo que ellos piensan de ti, que al parecer tú no tienes voluntad de tratar de cantar y especialmente a tu ama.



El canario se acorruca notando la verdad. El ratón amablemente empezó a hablar con él y pasaban las horas.



Ratón: Bueno ya corregimos tu postura ahora cuando estés cantando solo debes de pensar en el cariño que le tienes a tu ama. Cierra tus ojos y piensa lo feliz que se pondrá cuando la despiertes en las mañanas.



El canario empezó a recordar el amor y el cariño que le tenía a su ama. Como a pesar de no poder cantar bien lo seguía queriendo. Esto provoco que salieran lágrimas del canario y este a su vez empezó a cantar.



El ratón se asombro. El canario por fin consiguió cantar. Por último el ratón aplaudió al canario. Este se sonrojo y hablaron un rato.



Por fin llego la mañana. El canario se despertó temprano y empezó a cantar con afecto para su ama. Ella se levanto inmediatamente y al ver que su pequeño canario por fin le cantaba esta lo saco de su jaula y lo acaricio.



Ama: siempre supe que lo lograrías, solo era tener paciencia (Mencionando con cariño a su canario).



Fin



Moraleja: No te transformes en lo que ellos piensan de ti. Tú cuentas con la fortaleza necesaria para lograr tus metas y cuando hagas algo, No se te olvide hacerlo con sentimiento y emoción.
5
2comentarios 40 lecturas relato karma: 76

Desaparecidos

Cada voz que se perdió en el silencio
ave obscura que bate sus alas al miedo
cuando los monstruos construyeron
vacíos en las almas de nuestros abuelos
huérfanas manos con hijos que desaparecieron
la nubes fueron grises y el llanto negro
tumbas sin cuerpos donde las flores crecieron
miradas blancas bajo blancos pañuelos
donde los sueños subsisten tercos
en la búsqueda infinita de los que se fueron.
leer más   
16
11comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 121

Héroes modernos

¿Dónde nacen héroes coetáneos?
Cerca de su muerte, y de mis fracasos,
en el lodo del Valhalla, sus pasos
son tristes ecos crujiendo en mi cráneo.

Hoy sólo buscan placer instantáneo,
viven casi al borde de sus ocasos.
Entre algodones, sus cuerpos lasos,
arden en un fulgor momentáneo

Su entorno ha de ser dulce, tibio y suave.
En su nuevo Olimpo isótropo y plano,
el esfuerzo solo es un extraño ave.

Hoy la valentía es un tuit lejano,
reflejar sus espejos es la clave.
En esta crisálida no hay gusano.
leer más   
10
8comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 93

Cada cierto tiempo

Cada cierto tiempo un cuervo me atraviesa
dejando tras de sí un graznido sordo,
su voz ronca, reverbera en la vasija que es mi cuerpo,
hasta instalarse en un quebrado.

La fragilidad me define.
Es sólo cuestión de tiempo, sibila alguien tras mi oreja.
Pero nunca hay nadie.
Solo manchas que bailan ante mis pupilas.
Una llama azul de azufre se consume en la palma de mi mano.
Es sólo cuestión de tiempo,
me susurra el oído, todo tiene su tiempo.
Hasta la muerte tiene el suyo,
sólo que ella no lo sabe.
No hay nada tan mal valorado como la vida.

Se la maldice muchas veces.
Odiamos los lunes,
el mal tiempo,
al vecino,
sus gustos musicales,
las noches solitarias,
los miércoles por su mediocridad…
tantas cosas,
hasta que llegue el momento,
ese infinitesimal instante,
en que toda esta abundancia deje de existir.
Todo desaparecerá.
Incluida la muerte.
Su posibilidad.

A medida que el cuervo se distancia de mí, lo oigo hundiéndose sordamente en mis lejanas aguas. Escucho la caída, el chapoteo de sus plumas. El líquido infiltrándose a través de las barbas hasta el raquis. Lo etéreo transformándose en plomo. Veo el peso de la vida. El desamparo de un desfile solitario. Su ahogo en un cubículo sin dimensiones, donde luz y sombras son fantasmas quietos. En ese interior fracturado vive y muere el silencio buscado. Si diese un grito me rompería por todas partes. Por eso callo. Prisión, libertad. Son las palabras que vienen a mi mente. El ave sigue allí. El plumaje empapado un saco de piedras que tira hacia abajo. Libertad no es lo que deseo, eso todavía no tiene nombre. No ha sido mencionado. Su voz quizás se esconda en un lugar recóndito. La profundidad de las aguas que se llevan al cuervo quizás escondan el vocablo. Moriré de sed antes de beber de ellas. Son aguas ciegas y serenas donde la vista nunca debería adentrarse.
La mirada de los vivos debería estar vetada.
Allí los colores son pesadamente sombríos,
la fragancia morada, el aire amargo.

Sigo respirando.
El cuerpo del animal ha desaparecido.
El mío continua vibrando por el impacto del cuervo.
Por un momento no temo nada, soy feliz.

Quizás.

Mi mente no piensa en palabras,
no tiene pensamientos, sino música.
Sonidos que creía entumecidos me envuelven.
Me atraviesan sus sonidos,
soy su fuente y receptor,
estremeciendo mi cuerpo.
Anulan. Aniquilan mi ser.
Más allá de la libertad,
me deslizan a otra dimensión.
Al momento perfecto donde todo desaparece.
Donde el grito es posible.
Donde es canto.

/
leer más   
21
23comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 141

Concierto desconcertante

Y camino derecho.Y mis emociones tuerzo.Sí, tuerzo.Hoy quiero desorientarte.Sacudirte en letras.No dejaré que termines ni aburrido ni elegante.

Te pongo en aviso.Mi final no será previsible.

Soy todo en esta noche.Payaso desteñido en grises.Luna menguante muriendo en matices.Mar plenilunio.
Lágrima sonrisa.

Ave fenix resurgiendo mas que de un mito.
De reales cenizas...

Soy tu susurro rebelde.Soy mas que tu visión crítica.
Lo imprevisible de tu sombra.
Soy tu mueca de tiniebla.

Tu beso ardiente.Tu brújula rota.

En esta noche,soy tu mas insondable ola, que surfea en lo profundo del desconcierto.

Soy la musa,
que despierta desconocida sinfonía...
Que la música te guste o no, no me interesa.En esta noche vengo a sacudir tus preferencias
.A desnudarte de apariencias...

Brilla en letras.Escribe conmigo mientras me retas y observas...

Soy el signo infinito en espera....
A que desates el nudo de tus vestimentas..

.Soy,simplemente, tu anhelo y repudio.

Tu arrecife y navío sin rumbo.
Soy Tu buceadora de luces y sombras...
Tu pieza de rompecabezas que no acomoda.
Que no se conforma.

Ayúdame con el final.Es tuyo,elije si te sorprende,te saca sonrisa, o te enamora.
leer más   
10
2comentarios 72 lecturas relato karma: 151

Rasgando la Lira

Llegué a la orilla del viento con una sonrisa,
Allí, donde los dioses primigenios habitan,
Fuego, Tierra y Agua me dieron cita,
Huyendo de la ignorancia, buscando mi risa...
¡Soy el creador de estrellas!
-Grité, al pisar la espuma de llantos y olores-
¿Podéis contener mis lágrimas? -aquí, donde brillan los planetas y las nubes son más bellas...-
¿Podéis devolverme todo el sueño que me habéis robado?
Porque yo no puedo seguir mirando al horizonte...
¡No puedo!
Hay un velo de muerte en las flores, un inmenso dolor en la suerte, se quiebran los brazos que me sostienen, -y al pobre Atlas su carga le puede... - Si miro a la planta tozuda que vence a la piedra, recorre mi cuerpo la sal que azota sus ramas, si miro al sol caliente me hiela las manos, me hiere la piel del abrigo y el limpio soneto desgarra mis labios...
-me duele la "piel de zapa", me duele el camino-
Llegué aquí, donde otros jamás subieron,
Llegué donde el ave Fénix se asfixiaba...
Donde el muerto sin ojos la Barca arrastraba,
Llegué...y todos los demás murieron...
Pues está oculta, guardando una rosa sin alma que absorbe la dicha y acude a besarla, la muerte.
¿Qué juego es éste?
Me siento en una piedra junto a la fuente que nunca me silba,
-Apreto los dientes-
Dibujo en mi mente una ruta que lleve mi cuerpo inconsciente de nuevo a la vida,
de nuevo a la noche...
de nuevo a la ira...
-Apuro mi suerte-
Termino mi sueño rasgando la lira...
leer más   
3
sin comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 54

Soy estanque solitario

Abrazo un estanque solitario
allí donde se pierde el aliento
entre montañas que arropan mi flora
y nubes que acarician mis aguas
con las manos tiernas de su lluvia

Nadie altera mi silente letargo
tan solo alguna ave curiosea mi espejo
y el viento susurra canciones
de aquellos tiempos que me bañaba desnuda
y mis pieles retozaban por las hierbas

Y en este remanso de tierras baldías
sufro de insomnio impenitente
los días se asemejan a las noches
siendo el frío la manta de mi cuerpo
ese cuerpo, que es estanque solitario
leer más   
3
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 38

Ya no vuelves...porqué?

Ya no vuelves, porqué?
si de tus manos conocí
el soplo del viento
y el cantar del ave.

Ya no vuelves, porqué?
si me brindaste protección
y cuidado cuando
aún era niño, todos los
días veía tu sonrisa
al verme crecer.

Me regabas con tu tiempo y
con tu espacio, dejándome
saber todos tus miedos
y tus alegrías.

El tiempo a pasado
y aún no vuelves a
tu refugio favorito,
desde donde podías
ver caer el sol y
donde muchas veces
me susurraste de un amor.

Ya no recuerdo cuando
fue la ultima vez que
me hablaste...
extraño tenerte
descansando sobre
la sombra de mis ramas.

Extraño escuchar tus versos
y tus poemas
oídos por las aves y llevados
por el viento.

Ya no vuelves...porqué?
leer más   
6
4comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 97

La Felicidad está en tú corazón...

Las arenas del desierto
dan cuentan de un secreto
escrito en idioma provenzal
el mago alquimista
>>>>>transformó
lo temporal en eterno,
y convirtió la felicidad
en sonido fundamental.

Bajo la luna plateada
y el mar de fondo
rugiendo,
el descubrimiento
hizo eco en la montaña
y se dispersó
por los verdes pastizales
del mundo astral.

Viaja por el infinito
y en cada ave que pasa
en cada árbol que crece
y en cada niño
que se amamanta
la felicidad se mueve
con gracia e instinto.

¿En que lugar tiene su aposento?
La busco con gran esfuerzo…
de repente pienso
la felicidad es algo simple,
esta en lo cotidiano
en la sonrisa,
en la solidaridad,
en un buen apretón de mano,
estar bien con uno mismo,

por ahí debo comenzar.

www.youtube.com/watch?v=rYiJ64_zDso
Ramón Pérez
@rayperez
Cabimas.Venezuela
leer más   
19
14comentarios 122 lecturas versolibre karma: 143

El camino de los años perdidos...

Camino por pedernales rumbos
aletargado y sin los cuadrantes
que un soñador debe disponer,
desprovisto de enseres,
ya consumidos
y con una fatiga
que cuece mis huesos.

Paso por un collado y escucho aullidos
me detengo, son ecos.

Ecos que se cimbran en las paredes del olvido.

Y un enjambre de aves que pasan y resuenan
las identifico son aves de mal agüero.
Pero mi ave emplumada de canto cristalino
que ansió no la observo y escucho; el cielo oscurece.
Casi desfallezco
y la belleza de su canto no se asoma.

Y pensar que en mis interminables sueños la escucho.
Tan nítido e increíblemente tan diáfano
que mis auriculares se desvanecen.

Y me veo en ese valle de frondosos cerezos,
cargado de azul, de tenues y amigables sombras.

Ya entro en un desfiladero del norte marroquí
Parecido a un tubular laberinto
con un manto de estrellas sin iluminar
solo los peñones del olvido y la arenisca
de los pesares me acompañan
y mi mente parlanchina y azarosa
no deja de hablarme.

Ah y el escarabajo de Carl Jung
que pasa escarbando la arena
me hace pensar que la vida está cargada
de símbolos y todavía...
Todavía...
puedo encontrar el camino.
bajo los acordes de guitarra

de los años perdidos.

Ramón Pérez
@rayperez
22/09/2018
Cabimas, Venezuela
leer más   
10
8comentarios 87 lecturas versolibre karma: 147

Camafeo de versos

Más allá de la lobotomía del silencio,
donde expira el quebranto
y se descoyunta la carne;
ingrávido aleteo
sin argolla de mármol.

El sofisma hexagonal
yace en la pira
de las verdades tubulares;
sin resquicios, sin finales…

Te esperaré en el cerúleo valle
de mis sueños.
Los topógrafos no hallaron el enclave,
debes escuchar el tintineo del ave
que custodia el camafeo de mis versos.


Marisa Béjar, 19/09/2018.
leer más   
23
17comentarios 128 lecturas versolibre karma: 133

Vuelos

Llegas como un ave, cansada,
del cielo de la vida
a este infierno de piel,
donde beso, una a una, tus heridas;

donde te quitas las alas
y vuelas.
19
4comentarios 95 lecturas versolibre karma: 133
« anterior1234513