Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 159, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Mi Peter Pan

Anduve por las pasarelas de modelos
donde siempre huele a rosas
y las medidas son perfectas
ni un solo defecto ni arruga en la piel

Aún descubrí en ese mundo de redes
una voz con brotes de generosidad
sembrando sus palabras con ironías
con el riego del innegable respeto

Un verso suelto en ese poemario
una gota de agua en el inmenso mar
un mago que espolvoreo mi magia
aquella que no supe que habitaba en mi

E inventó una burbuja de sueños
que cosía con caricias a mi sombra
y en volandas de su mano
me llevó al país de nunca jamás
leer más   
14
6comentarios 67 lecturas versolibre karma: 127

(Solo esto)

A falta de dos príncipes azules, te presto mi reflejo
Mi convexa manera de ver la vida y mi rostro sin líneas perfectas.
A falta de color en los atardeceres
te puedo dibujar un Dalí con la imaginación que no me sobra
¡Solo necesitas aventarte desde tu torre!.
Se que tu atracción por los telescopios te ha jugado malas pasadas;
Y que finges que no pasan las horas
cuando tu cuerpo no logra mutar.
A falta de dos lunas llenas,
puedo eclipsarme para prestarte mi lado oscuro
Y hacerte vivir por una vez,
Fuera de la burbuja de tu vida perfecta y tus tacones altos.
No es que me importe ser el marco de un cuadro nunca pintado
La nota de cierre en una sinfonía con dislexia;
Solo quiero que decidas hoy,
Porque mañana mi luz se perderá
quizás en el universo de otro vientre.
leer más   
6
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 94

El sabor de mi boca

Como ese café matutino
que degusta hirviente mi paladar
así despiertas mis sentidos
cazando con tus labios mis bostezos

Como ese trago de agua fresca
que alivia la sed del desierto
así empapas mis venas
con litros de rebosante vida

Como esa copa de Rioja
compañera cómplice de banquetes
así seduces mi boca
con el sabor recio de tu cuerpo

Como ese sorbo de champán
que viaja con trajes de fiesta
así dibujas mis sonrisas
con burbujas de verbenas
leer más   
19
14comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 126

Meigas del rosal

Quién tuviera nombre de pila
y la conciencia muy tranquila?
Me gustaría, como dije, ser emperador
romano de esos que se lavan las manos.

¿Cómo pudiera mirar de frente al espejo?
Y no con la dicha sobre el lavadero,
con el agua fría sobre esta cavidad vacía
y llena de lagunas borrosas y sombrías.

Tal estado en mí parece acto de brujas,
sé que me acosáis en forma de burbujas;
imágenes dentro de ellas, al abismo una me empuja
y yo grito: “¡ojalá tu escoba contra la pared cruja!”

Perdido en la burbuja cayendo a oscuras,
boca arriba veo conocidas caras y figuras
que se desvanecen haciendo estas horas duras.

Crecen las dudas, se expande la profundidad,
voy perdiendo sustancia, voy perdiendo identidad
soy una cárcel condenada a la intangibilidad.

Un resquicio de sentido me deja escuchar
que las novias del diablo han empezado a gritar;
el peso es enorme, no lo puede controlar
y pronto, muy pronto, una de ellas se va a estrellar.

En un instante, contra la baldosa acabó la cosa;
dos figuras más se desvanecen: un beso y una rosa.Mi cara se desfigura con una risa iracunda
celebrando la muerte de aquella nauseabunda.

Mi risa deprisa con aire empezó a inflar…
la estructura, la nada, crecen; la bruja
comienza a gritar, la burbuja va a estallar.

Acontecido lo que iba a pasar…
Sorprendido: “¿qué es este nuevo lugar?
Hola amigo, ¿por mi nombre me podrías llamar?”
leer más   
4
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 72

Inmanencia Contingente

INMANENCIA CONTINGENTE

Ya he olvidado al soñar tanto sueño
perdido.
Porque me fui llenando de olvidar
al olvido mismo
el mismo que come conmigo mi hambre
ahora que lo perdí.
Mi retrato me regala solo el silencio,
mi viejo silencio al gritar.
Mis cabellos han perdido su viejo color
y el blanco es más gris.
Por los rincones olvidados olvidados por las palabras
no dichas por las desdichas.

¡Oh, dolor,
oh, dolor mío,
solo eres mío!.

¡Oh, dolor, siempre tengo tu compañía,
no me abandones!. Sería inhumano
no sentirlo, cuando la injusticia abunda.

¡Oh, dolor, porque circulas por esta
sangre y aliento!. Simple polvo
mañana no seré más ya.

Como tan nunca eterno he sido.
Tan siempre como siempre…
¡Solo gota que se seca y del mar
lleva una burbuja de una ola!..

Ya no sueño. Porque yo mismo soy
un sueño perdido. Un polvo con aliento.
Solo como vine me iré. Me iré como vine.
Solo soledad y compañía a veces, aves, vuelan.

Sin cambiarle a esta alma que no es
mía en absoluto su destino, en un sí que es no.
Sin cambiarle a mi tiempo el reloj
con el silencio transparente… ¡Qué no soy!.

Pidiéndole a mis piedras mis risas mi polvo
a mi polvo mis dolores mis alegrías
al viento soltando este aliento… ¡Solo, mío no es!.
Sin esperar que resbalen los días
como el futuro se ahoga de pasado,
y el vano presente se sueña,
aún no termino de nombrarlo
y ya ha pasado, sus letras, su tiempo,
sus sonidos y su esencia… ¿Quién la tiene?.
¡El ahora no es ahora, es después!.
Es el fragmento frágil de una burbuja.
¡Qué no es, sino que se va haciendo
con la mismísima sangre de Cronos!.

¿Qué mejor victoria
puede darme la muerte
si, la vida y el amor
así como se van vienen?

¡Oh, dichoso de no haber sido
lo que pude sin poderlo
y al intentarlo perderme
sin dejar de ser el mismo!.

¡Humano siempre humano!
¡Siempre humano siempre!
¡Humano, humano, solo!
¡Solo, solo, humano!

Insignificante mortal ante todo
y ante toda eternidad. Si la hay.
y si no, entonces… ¿Qué es este
tiempo, solo, y en la eternidad qué es?.

Sin pedir más por menos.
Ni de menos por más.
Y que todo lo que deba page
¡Injusto es y será siempre, si no es así!.

Entre la hierba tendido
Como todo deba ser
Como todo ser deba
Tenderme entre la hierba.

Ni más ni menos
partir con todo
lo que traía…

¡ Solo para vivir, lo debido, sin más!.

¡Cuánto mar hay en un pez!
¡Cuánta tierra tiene un cuerpo!
¡Cuánta esperanza hay al morirse!
¡Cuánta luz en la punta de un cabello!

Nada sé, lo sé, y no lo dudo.
Ya no pido, acepto, lo que tengo.
Y aún si nada tengo, no pido ya.
Acepto, también, lo que no tengo.
Tanto como lo que tengo, y no me tiene.

Sólo sé que nada mío es permanente.
Y qué todo lo que se me dio daré.
¡Aún sin quererlo, así será!
Siendo así. Iré a dormirme muerto,
Sí, más que un muerto muere sin morirse.
¡Tanto más que muchos otros!.

¡Sólo mi muerte será mía!
¡Porque mi vida sólo fue!.

Autor: Tanto del texto como de la imagen
Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez
Publicado en e-Stories.org el 08.10.2016.

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23358 © Latino-Poemas
leer más   
20
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 133

EL POEMA DE YALMAR. Poema épico en 17 cantos

EL POEMA DE YALMAR

CANTO PRIMERO

LA FUENTE VIVA

Dulcemente una fuerza se define.
A cada cosa anima un solo principio,
que así es sostenido. Todo es espíritu,
energía pura que a sí misma se descubre
al manifestarse en todo ámbito creado,
lo mismo en cada vida a la vez latiendo
por cada frecuencia que al nutrirla expande.

Un cosmos mana de un solo impulso
del que se sustenta. De ahí partió todo,
la primera fuente como lluvia incesante
que cada universo llena con sus huéspedes.
Así un tallo florece en el desierto
y en los claros oasis. Combina los dones
de aquel Espíritu, mezcla variedades
imperceptibles de formas lo mismo átomos
que amontona por la senda de los cielos.

Es un núcleo animado que constante cabalga
con veloces vientos en soledad potente,
hasta mezclarse en todo lo que existe
con sus bellas aguas, aguas eternas,
al que un jinete veloz dispersa en el espacio
llenándolo de interminables alegrías.
Un corazón vibra, es el infinito único
que da vida a los valles de lejanos mundos.
Desde un perfume emergiendo, las flores
reciben su amable luz. Ese es el resultado,
efecto querido de una meditación.

Lo que es surge de una expresión dinámica
de continúo proceso. Todo es frecuencia
y movimiento, geometría de existencia:
el rocío que alivia a la gacela salvaje,
la fecunda serenidad explosiva
de la materia creadora.
La bella emoción de las causas simples,
la lucha de átomos, organismos de vida,
el gozo de la oscuridad que todavía persiste,
emisarios veloces que son vientos tenaces
por nebulosas dispersas y pobladas esferas,
galaxias siempre brillantes, renovadas fugaces.
Se distingue por la felicidad exuberante,
explosiones de rica alegría y equilibrio.

Burbujas se inflan con lujo inconcebible,
repueblan los cimientos de la noche
con sus brillos, hasta difundir el albor,
filtrando balsámicos alientos respirables
en toda indisoluble acción de bella alegría.
Se forman los astros rutilantes en sus cubiles
mientras todo firmamento brilla inmune.
Y toda luz, amiga de las tinieblas,
bate el frío con bocanadas ardientes,
el mágico estampido creador de la materia.

Pasa la época primera y brama la tierra,
auroras y expresiones de su aura;
cielos densos y exclusivos, impulsan
melódicas canciones de los vientos activos,
que hacen altiva, diferente, cada naturaleza,
cada ámbito de cada universo, el cosmos,
por olas expansivas de ese fuego colosal.

Coros augustos de regiones insólitas
pueblan la luz y la oscuridad;
multitud de seres con afanes evolutivos,
forcejean dentro de ese torrente vital
alejados de la primera turbación insólita.
Nació la frecuencia en el principio.

Amadas nieblas, nieblas siempre amables,
expanden la existencia al enfriarse el fuego,
entre halos de música y polvo cósmico.
Dan sus primeros acentos las ciudades
forjando edificios bruñidos de metal y oro.
Y los valles copiosos y manantiales
diáfanos por orillas placenteras,
resbalan por los muros de los reinos
en la quietud de un sueño tan sagrado.

Un lugar del Cosmos, gobernado por la figura
majestuosa de una silueta, sujeta
un bello Espíritu, cuyo trono fue el primer Paraíso.
Las montañas, muy elevadas, exhuman igual
clima, siempre cálido y ameno; las praderas bullen
con formas magnánimas en todos los seres.
Elevando tibios aromas del mismo pulso,
las cumbres montañosas vierten por sus laderas
ligeros acentos, los cuales permanecen suspensos
dentro de cada prado suntuoso, ocupado por flores
y almas latentes que al oír el tono incesante
de cristalinas fuentes, con la claridad
excitada de los astros sublimes,
reciben sonidos de cantos tan dulces.

¡Oh, sagrada inspiración! Concede
la fortuna de la sinceridad honorable,
no huya la mía de tu influencia benéfica.
Nunca mi eco se estremezca hasta que burle
el flácido corazón su entera debilidad.
Alza de la mísera entonación lúgubre,
la tristeza ruin de la meditación, acerca
el haz de luz que vague por laberínticas
ilusiones y cálidos espacios.
Ningún recurso altivo acuda a vanas
palabras; callen para siempre.
El vasto universo conoce la certeza.

Los males con otros males mayores,
no son males en sí mismos
sino bienes disfrazados de mal
que son la esencia de muchas cosas,
arbitrio de almas tiranas sobre seres
a los que no quieren revelarse.

La sustancia de Saikiel es buena;
brillante es su fondo, incólume espíritu
en su inmortalidad. No actúa en tentación
ni es tentado por la soberbia del poder.
De este modo, grandes intrigas los dioses
presentan como evocadas maniobras
contra la acción de su ser, huésped eterno,
destructor de la voluntad de muchos
que se hacen pasar por lo que no son.
Fue deseo mantenerlo en muda sombra
porque no alzara la vista fiel del hombre
a sus presencias reales, no temidas.

Renuevo con tenue acento las noticias
de ese universo; veladas con propósito difuso
entre aires de la tierra, difunden lo mismo
en mundos destruidos entre creencias dadas
por lenguas perversas y malas lenguas.
Deshago la historia primigenia
que le hizo sufrir la marca del destierro
porque pareciera en maldad crecido.
Así el hombre sumido en arrepentimiento
por dejarse posar en el hombro amiga mano,
se ataría a la culpa eternamente.

De nuevo su nombre empuja este deseo
a elogiar la grandeza de su esplendor.
Los rayos cósmicos serán mis sonidos,
guiarán mi tarea, alejarán las insidias
que lenguas mentirosas y lenguas vagas
impulsan con los vientos de la tierra
sobre aquella entidad de infinita belleza.

Es tema de mi canto, aún más el hombre
Yalmar, pacífico y amable
que gobierna un mundo lleno
de sublimes alegrías,
belleza incesante repartida por cada
ámbito salvaje y ciudades pobladas.
Tuvo la rebelión en sus manos
por liberar a los hombres de su pueblo,
aquellos con esencia inviolable,
nunca sumidos en vana adoración
ni en voluntad sin nombre.

Conoce la fuerza de la ciencia
que la injerencia frena de otros seres
y no acepta leyes que no son justas, y son males,
- y en esto sí que está convencido -,
para despejar a la mente de la adoración fatua
a entes que no son sino espíritus como él mismo.
Será su firme aliado en su carácter,
restituida la cólera hacia la lucha
por la casa saqueada, la muerte de amigos
y de tanta gente amada, bajo el delirio del furor
de los dioses y de cuantos pueblos se aferran
a vanas creencias de sometimiento y yugo,
rota la esperanza, el sosiego quebrado.
Será su voluntad la llamada de Saikiel.

Oh, tú, hijo de esta época, que pisas el suelo
trillado por la sangre de tus antepasados,
oh, tú, espíritu residente entre moles de odio,
todos aquellos aupados por la injuria
a versículos anquilosados en su grandeza,
auspicio de la satisfacción sobre dolor ajeno,
oh, tú, oyente de derramados gritos,
sin que abadía, aljama o templo búdico
agiten tus ideas con prolíficos bienes,
bienes y obras buenas sobre el hombre,
en voluntad crecida, en soledad pensada,
conduce a tu cerebro mis palabras dóciles,
dale cobijo, cual nubes en sus vientres, al agua
que arrebatan del mar vapores fértiles,
regando el secano hasta brotar semillas;
retén los hechos que ilustran los guerreros,
aunque ahora en el silencio existan los coros.

En este punto quedo para seguir el poema.
leer más   
1
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 7

Camioneta plata y burbuja (esperando con su ronco acento)

El monstruo de argento
tenía las patas redondas
cuyos radios
—como en un ojo de buey—
habían tejidos, una hermosa telaraña blanca
gorda
espesa en los extremos
afilada en vértice hacía el centro
buscando esas líneas
la aguja de un obelisco caleidoscópico.
Ahí estaba eso:
Pulcro como el cromo lunar
inmóvil como la leche de un peñasco
ronroneando con toda esa voz grave
de satisfecho esperando al dueño.
¡¡Cómo odio cuando pasan esas bestias con su paso pausado!!
siento que me acechan.
Es como si sus ojos de cristal ahumado
se relamieran en mí
al no poder comerme.
¡Odio cuando esas camionetas pasan así de lento!
así de despacio
esperando a quién sabe qué
quién sabe cuándo
quién sabe por dónde.


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
1comentarios 51 lecturas versolibre karma: 138

Para Tloque Nahuaque

PARA TLOQUE NAHUAQUE

Se ha abierto mi silencio, pétalo de tiempo.
Flor de viento, flor de polvo.
Se ha abierto la eternidad por un instante.
Burbuja sólo, solo un momento.

Ha nacido esta flor
De pétalos del silencio
Esta flor ha nacido
Del silencio, de pétalos, del silencio.

Hoy a tí, entrego esta flor.
Hoy a tí, elevo este canto.

Y que no me amedrente
el que nada necesites
Y el que estés más allá del más allá
Y el que la nada y el todo iguales te sean.

Hoy a tí, elevo este canto
Hoy a tí, entrego esta flor.

Aunque carezcas de forma o la seas de todas
Aunque seas invisible o visible en todo
Aunque seas impalpable o palpable en la nada
Aunque seas más de todo lo que pueda saber...

A tí... ¡ Oh ! Innombrable solo
Por los mil nombres que nadie conoce
Por la eternidad que nada te es...
¡ Qué todo lo haces y en nada decreces !

Hoy a tí, elevo este canto.
Hoy a tí, entrego esta flor.

A tí... ¡ Oh, esta flor de silencio !
A tí, mi polvo, mi viento, mi tiempo...

Para Tloque Nahuaque
Dueño del cerca y el junto
Dueño del más lejos absoluto
De toda substancia del espacio infinito
Del movimiento constante y toda medida
Del antes de todo principio
Del después de todo final...

Hoy a tí, entrego mi silencio, mi tiempo
Esta flor de viento
Esta flor de polvo
Se ha abierto en la eternidad
¡ De un instante solo burbuja, burbuja solo !

Hoy a tí elevo este canto
Desde Ollican
Desde Tlalticpac
¡ Antes qué me vaya al Mictlán !
Hoy a tí entrego esta flor...

Recíbela si así lo deseas
Yo solo te pido que tú seas felíz
Aunque tu estés más allá de cualquier cosa
Y la felicidad crees o destruyas o nada te sea.

Estoy en el Omeyocan
Y en estas palabras...

A tí entrego mi flor, mi silencio,
En estas palabras que no necesitas
En este silencio que nada es.
¡ Sólo recibe esta flor, sí así lo deseas !

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=16273 © Latino-Poemas
Referencia útil es...
dictionnaire.sensagent.leparisien.fr/Tloque Nahuaque/es-es/
leer más   
20
16comentarios 115 lecturas versolibre karma: 132

Sonrisas SIN lágrimas (colaboración con @horten67)

Esta línea con curva
que atraviesa mi cara
tiene mil formas y mil maneras.

Las sonrisas de fresa
con cobertura de chocolate,
las que te alegran el alma
y te endulzan los abrazos,
y te tiznan las ganas de besar y reír.

Son obleas entre palabras, son estornudos del alma.

Llegan las comisuras elevadas, los rizos de la boca hasta que aparecen las carcajadas.

Nos movemos por impulsos, entre escarcha y al alba. Una sonrisa cálida, unos labios que son mantas.

Sarpullidos de sonidos que alegran la mañana, colores de gestos, guiños en la mirada.
Pequeños saltitos que engalanan las frases, que se cuelgan cual guirnaldas.

Y sembramos el pecho llenito de flores.
Verbos abiertos de par en par, puertas de aromas y lenguas de mariposas.

Presentamos rosales entre los dedos, puertas secretas en jardines al vuelo. Abrazamos el tiempo entre algodones de azúcar, mañanas azules, noches de burbujas.

Muecas dulces,
trazos de cielos de algodón
y suelo de polvo de caramelo.

Nos vestimos con retales de buen hacer,
nos calzamos con zapatos de bailar sin parar y salimos a la calle, con sombrero de ala al vuelo y melena que juega con hojas al viento.

Se escapan las horas, se marchan los gestos.
En un sobre cerrado... envío mis ganas al tiempo.
leer más   
24
42comentarios 289 lecturas colaboracion karma: 160

"Amantes Suicidas"

pareja eterna
atormentada por burbuja de avispas
cual cristal cautivo
es fragmentado en el tiempo
desflorando sus átomos en el oeste
y sus guirnaldas cósmicas se esconden
en el murmullo de los muertos
encrucijada tenue y perversa
hasta el mismo capullo del hastío brota
y sus llagas se pudren
con el ungüento de sus bocas
¡como cuesta liberarse de tal abrazo fijo!
los gemidos se encapsulan entre ecos
por el perpetuo encierro de sus almas en pena.


Enid Rodríguez Isáis
@CorazonDeFlor
2018
leer más   
13
7comentarios 88 lecturas versolibre karma: 145

Pedacitos de pan en el océano

Le pongo candados de cáñamo a los salvavidas que lancé en cada estela del agua, como Garbancito y sus migas de pan.

Fui dejando uno en cada rincón del mar.

Allí donde los ciclones tropicales me tumbaron los sueños.

En los remolinos de burbujas que dibujaban tus dedos, más propios del siglo XIX que de la era del litio.

En una botella pulida por los arrebatos marinos acuné un mensaje. Por si alcanzabas a verlo con tu catalejo.

Entre brumas y tempestades, bioluminiscencias y camuflajes.

Allí flotaba a la deriva mi boca, embebiendo las ansias de toda una vida, esponja del verso empapado.

Qué pequeñito te veo... te perdiste en el horizonte.

Al compás del Sol.

Se ahogó en el naranja mi último recuerdo.
leer más   
12
10comentarios 82 lecturas versolibre karma: 126

Amanece azul ~~>>

Tres ~~>

Entre burbujas saladas
su mirada naufraga

hay una sonrisa
posada en la orilla
qué ahoga sus ojos
e inunda su boca

Hay una gaviota
tirada en la arena

Hay pasos
Hay huellas

Y un vuelo entre medias ~~~

hay espuma blanca
conjugando
dos
mares

Pasado que queda

Futuro que vuelve ...

se cruzan
se vierten

Y ella
amanece ...

Y es entre sus labios
que sujeta la historia

Y el alba se abre
Y la coma se pierde ...

Y aparece la línea
que en letras de aire
unió dos verdades

Y ella ...

Ella
en azul celeste
Latiendo en presente

Besa el horizonte ...


“Porque ... las cosas que se cuidan no se tiran de repente “ Beret


@rebktd
leer más   
25
26comentarios 170 lecturas versolibre karma: 131

Tardíamente... (Texto Neosurrealista)

TARDIAMENTE
( Texto Neosurrealista )

Escribió tarde su tierna muerte y tarde su vieja
vida. Fuera de sí mismo en las letras se le veía,
saltando entre nubes escondidas en el bosque
tembloroso, con las manos en la luna, y el hoy
en los cabellos de los últimos recuerdos en el
patio que jugaba.
Con el fantasma de sí mismo,
por el cartón de la calle asolada, vivió poco, y
murió mucho, haciendo de su inmortalidad un
florero con pétalos ciegos, en la raíz seca del
fondo más alto, arenoso cuando duerme el olvido,
y se esconde un manojo de recuerdos en el
espejo del ropero que ya no soporta la escuela.

Y luego dice : La brisa ya no quiere el impulso
del fuego, así que tiraré esta noche en el bote
de basura, donde naufraga el acordeón pensando
en la guitarra de las tardes voluntarias.

¡ Claro que sí !... Porqué dejó la sal de soportar
al mar, el frío del hielo, y el pasar del tiempo...
Arrancándole cadáveres al grito del árbol que se
fuga, leyendo con un lago las últimas noticias de
la ruta más barata al cielo más cercano, con el
perdón en oferta, y la fé de invitado, sin sacar la
lucidez de los zapatos, ni las rodillas cautelosas
del aplauso.

Ningún infierno quiere ser ya su
nodriza, y la cárcel desdichada, huyó sin escribir
la lista que la libertad fuma, cuando corre el rojo
pedestal opaco.

Después, la soledad vuelve a su casa, y se queda
encerrada en el sueño de una alfombra, que pide al
cuarto las paredes confidentes del techo desterrado
por el piso, que a la lepra teme, y toca el perfume
repentino del marfil, y del café recalentado.

Aquí la fiebre se pregunta, y le grita en cada hueso,
del papel, y del dolor sin hacer nada, al salir por la
ventana que destella, y desconcierta al cuarto junto
al cuento rebelde, al saber de los trenes con la ropa
raída en un largo mes inmerso, con las palabras que
muerden las letras del cuarto más pequeño, lavando
al jabón con las burbujas.

Posteriormente, partió a la mitad el último recuerdo,
cruzando a pie lo años, como traficante del pasado,
muerto y amputado, en innúmeras leyendas relatado
con el futuro como prueba, y la miel del calcetín, que
una araña lujuriosa, dejó viudo al saberlo.

Así que pensó en el azul de la lengua ociosa, con la
mano de la máscara inválida, de acuerdo a la inocencia
que arrastra, y derriba la tapa sofocante del cielo, en un
frasco, con la comezón que merece ser hervida con la
pobreza más deseada, en la colina de las ricas plegarias,
del reloj que camina con malicia en los campos irritados
de una gota, empeñada en comprender al corazón sin
conocerlo, desgarrado por la consciencia en decadencia
condenada, y progresivamente desfigurada...

En esa tarde que llegó tarde hasta ahora demasiado.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 05/31/2014.
leer más   
17
8comentarios 77 lecturas relato karma: 135

Prima di silenzio... (Experimental bilingüe Italiano-español)

PRIMA DI SILENZIO
ANTES DEL SILENCIO
(Experimental Bilingüe Italiano-español)

Prima
Della
Silenzio
Dorado
Intramontabile blu
Verde speranza
Ancora non è nato!
NI
Musica gialla
All'essere eterno
Al punto di inizio
Alla fine, che diventa pura... prima!
Antes
Del
Silencio
Dorado
El azul sin tiempo
La verde esperanza
¡ Aún no había nacido !
Ni
La música amarilla
Al ser eterno
Al punto del principio
Al final que vuelve puro... ¡ Antes !

Della
Silenzio
Nascita della morte
Cerchio della vita
Sentire
Il fondo
Il centro
La fine
Beat della canzone!
Inserisci trasparente
Il destino dell'infinito
Bubble!. La parola di... la prima!.
Del
Silencio
Nacimiento de la muerte
Círculo de la vida
Al escuchar
El fondo
El centro
El final
¡ Latir del canto !
Al entrar transparente
Al destino del infinito
¡ Burbuja !. De la palabra... ¡ Del antes !.

Precedenza, prima...
Prima
Della
Silenzio
E poi, luce, spazio, tempo...
Mare d'amore!
Umidità del cuore.
Dell'umanità dell'anima!
Prima la carne... presto, molto presto...!
E.... Allora... nuvola di lingua!
Ruscello, fiume, pioggia, tempesta, mari...
Il silenzio cresce!
Cresce come prima
Il primo silenzioso...
Dorado
Il
Tempo
Egli è nato parlando!
Ma nessuno ha dovuto ascoltarla...
Antes, antes...
Antes
Del
Silencio
Y después, luz, espacio, tiempo...
¡ Mar de amor !
Humedad del corazón.
¡ Por la humanidad del alma !
Antes de la carne... ¡ Antes, muy antes...!
Y... Luego... ¡ Nube de lenguaje !
Arroyo, río, lluvia, tormenta, mares...
¡ El silencio crece !
Crece como antes
Del primer silencio...
Dorado
El
Tiempo
¡ Había nacido hablando !
Pero nadie habia que lo escuchara...

Autore: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(De texto y la imagen)

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=25465 © Latino-Poemas
leer más   
15
10comentarios 88 lecturas versolibre karma: 129

Se cuelan las gotas

La gravedad arrastra cristales esféricos.
Se rompe el cielo en millones de burbujas acuosas que se precipitan en las sienes de los que miran la metamorfosis del viento.

Se cuartean las nubes como granadas maduras. Se desprenden sus cuentas transparentes hasta que pintan los labios húmedos del otoño.

El calor sofocante ha sido amante estival.

Llegan los días más cortos y los amores a fuego lento.

Las primeras tormentas dejan desnudos los rincones furtivos, los recodos de calles ladronas de besos.

Soplan vientos viajeros, aire templado y labios inquietos.

Llegan tormentas tatuadas en turquesa, nubes verdosas y sueños viajeros.

Lluevo.

Soy aguacero.
leer más   
16
19comentarios 133 lecturas versolibre karma: 128

Heme aquí.

Heme aquí,
heme aquí nuevamente,
en la soledad de mi presencia,
en el susurro de mí agitada mente,
en el bullicio de mi oronda ausencia.

Heme aquí,
heme aquí deseando de repente
el bullicio de mi libertad,
en ese silencio que ama, y que llora largamente
acompañado de gran amiga, la soledad!

Heme aquí,
heme aquí nuevamente,
en ese silencio que llora largamente,
en ese éxtasis de soledad,
en ese tiempo mío, mío y de nadie más.

Heme aquí,
heme aquí nuevamente,
llorando suspiros de recordación,
ataviado de metas inconclusas,
y el deseo perenne de al menos… una conclusión.

Heme aquí,
heme aquí con un clamor de silencio,
con una esperanza de agonía,
heme aquí en medio del tormento,
de saberme vivo, pero corto en la lejanía.

Heme aquí,
heme aquí nuevamente,
heme aquí acompañando mi soledad,
heme aquí con el rostro en el presente,
y mi mente, divagando en el tiempo sin edad.

Heme aquí,
heme aquí en el torbellino del tiempo,
en el fluir del aquí para allá,
donde hoy, el futuro, burbujas de advenimiento,
y donde el presente, pasado habrá.

Heme aquí,
heme aquí escribiendo estas letras,
como si acaso acabaran ya,
escribiendo mentiras, verdades, creyéndome poeta,
donde de verdad, la verdad en el corazón está.

Rafael Puello
Barranquilla- Colombia.
leer más   
15
12comentarios 89 lecturas versolibre karma: 133

El joven de hoy

Con paso rápido y ausente el camina por la calle,
no entiende que de la realidad se está perdiendo cada detalle.
Distraído él continúa caminando..
mirada atenta para ver notificaciones que están cargando.
A él 'le gusta' aquella chica y de decirlo tiene temor,
en la pantalla se lo demuestra solo con un pequeño corazón.
Él 'comenta' de todo en aquel red social,
pero se queda con boca seca si le preguntas: ¿que piensas en realidad ?

¡Oye Joven! tienes que salir desde esta burbuja de jabón virtual,
afuera está un mundo maravilloso que te espera y es REAL!
¡Oye Joven! tienes que hacer menos caso a los asuntos de los demás
vive la vida sin ''filtros'' y empieza a observar el mundo un poco más!
leer más   
2
sin comentarios 25 lecturas versoclasico karma: 15

El sol herido...

Fragancias siderales en llamas recorren los farillos
plantados como espías celestes.

El sol esta herido,
un extraño objeto hunde su punta de acero.
Muros y surcos ásperos
impactan y flagelan el sol polvoriento.

El sol desfallece.
La caratula del bosque envejece,
bajo un manto sin estrellas.

La muchedumbre corre despavorida
por calles sin sentido
peligra la existencia.

El vetusto roble se niega al despojo,
la golondrina errante no siente impulso.
Las gárgolas del palacio
caen como horrendas estatuas.
El sol se sumerge en una austral
sinfonía de extraños sonidos
la profecía de los días de oscuridad
apenas comienza.

El viento lacustre despliega golpes certeros.
su risa oceánica se ha ido.
El polvorín calizo cubre la montaña de cenizas
el mar en la distancia ronronea.
El disco solar ya no se pinta de amarillo.

Las aves azules viajan por rumbos inciertos.
La brújula del tiempo
se sujeta con desvanecido intento;
no consigue dar el norte
al navegante expuesto
las burbujas flotan del entramado marino
y reciclan el paso de peces
en búsqueda del sol herido.

Al siguiente día...
la oscuridad sumida en tinieblas
envuelve el numen.

Los corazones se desanclan de la órbita
y ruedan en círculos interminables.

Ramón Perez
@rayperez
01/06/2018
Cabimas, Venezuela
leer más   
17
8comentarios 88 lecturas versolibre karma: 140

Al sur de tu verso

Sin puertos, ni derroteros

sin más caminos que seguir

que aquellos que señalan

tu verso.

Me he encontrado al borde de tu ternura

Sin más viajes que la propia travesía

de llegar hasta tu mar.

Donde se asoma tu isla

desierta, habita el más puro

sentimiento.

Al sur de tu verso estan creciendo

multitudes.

Y en contra de la marea, va la poesía

haciendo burbujas de agua.

Me ha llegado tu mensaje embotellado

y he leído tu cariño.

Así de profundo y tan delgado como

la línea que dibuja tu horizonte

se van tejiendo los hilos del futuro.

Espero anclar en tu mirada y quedarme

para siempre en tu regazo.
17
13comentarios 75 lecturas versolibre karma: 147

Mi latido

Me une a ti un latido
bordado de raíces perennes
aunque el tiempo fluya
hacia su inevitable deceso

Y en mi burbuja, de cálido aroma
vas tejiendo
el milagro de la vida
como pétalos de primavera

Cuido de ti, sin tus ojos
aún con tu aliento en mi costado
y tus caricias en mi vientre
donde poco a poco
reclamas cada vez más mi pecho

Y llegará ese día
que mi sueño será verdad
tu vendrás al mundo
y yo tendré mi latido
leer más   
14
15comentarios 119 lecturas versolibre karma: 127
« anterior123458