Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1575, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Pasaje

Luz mortecina.Lucero estallando en ceniza desde mi epicentro.Caricia helada.Espiral sin regreso..
Pausa.Entrevelos...

Cántico lunar.Se abre mi viento.Azota la materia.Sueña de lejos...
¿Despierto?

Pétalos rojo intenso,cubriendo mi suelo....Latido amnésico.Mas allá del cuerpo volviendo a la vida,infinito concierto....¿sueño?....Cielo?Me extiendo.......
leer más   
10
6comentarios 77 lecturas prosapoetica karma: 113

Te odio amor

Te odio por estúpido y por ingrato con este amor
Te odio por idiota y por despiadado con este amor
Te odio por existir y por no quererme como te quiero
Te odio por no darte cuenta de que aquí sigo esperando por ti
Te odio por ser tan sinico y fingir que no pasa nada cuando en realidad pasa todo
Te odio por amarte tanto
Te odio por quererte tanto
Te odio por estúpido
Te odio por dejarme
Te odio por no respetarme
Te odio por tratarte con ternura
Te odio por qué nunca dices nada
Te odio por desear tu boca y tu cuerpo
Odio tu ser, odio tu silencio, odio tu cuerpo, odio tus caricias, odio tu boca, odio que me mires, odio amarte tanto
Pero más odio no odiarte cómo quisiera
leer más   
3
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 32

Piel

Oh, como disfruto de tu boca
esa que me vuelve loca
como disfruto de tus caricias
que en otras pieles desperdicias
aun que no seas plenamente mio
se que dejarme para ti seria un lió
pues me deseas con locura
y en mi cuerpo solo tienes la cura
más eres un egoísta
pues siempre vas tras otra conquista
disfrutas verme en tu cama
pero de infiel tienes la fama
no eres de los que sabe amar
más siempre me entrego a ti sin dudar
se que un hombre así no cambiara
pues mi piel tus deseos no saciara
prefiero dejarte ahora que puedo
hacerle a tus caricias un duelo
ir por el mundo buscándote un remplazo
así de mi corazón no quede ni un pedazo
pues se que tus caricias compartidas
no son buen remedio para mis heridas
pues aun que ames mi piel
deseo alguien que me sea fiel.
leer más   
16
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 138

Ella

Ella la poeta
la de mente inquieta
la de sutil pensar
y difícil amar
ella la de cabellera oscura
de la que uno que otro murmura
ella la soñadora
que no sabe ser perdedora
ella que sabe escuchar
pero es de pocas veces callar
ella no tiene una pizca de malicia
con cada palabra brinda una caricia
ella por la escribo
ella por la que aun vivo...
leer más   
19
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 125

Loco amor

El velo que cubrió mi corazón
suavemente se deslizó
al ser ataviado con tu mirada y
la verdad descubriría,

El viento mi cabello acaricio
con tus manos,
la luna me sonrió cuando
me miraste,
en tu sonrisa se iluminó mi vida,
el sol mi piel toco cuando me abrazaste, y
el frio desechaste.

En tu sonrisa mi vida se escondio
entre el sonido del mar, los latidos del corazón se escaparon por amar

La noche me cubre con tus cabellos
entre las caricias de tus besos
suavemente me acuestas en tus pechos
las estrellas miran cual testigos
nuestro romance.

El silencio de la noche
delata nuestros corazones
como corcel desbocado
se escucha los latidos
en nuestro viaje en la nubes

Despierto en los brazos
de mi cama en la almohada
el sueño de amarte
en mi la mirada de la luna
sonriendo por el deseo
de este loco corazón
por sentir el amor .
leer más   
6
2comentarios 25 lecturas versolibre karma: 106

artificial

entre múltiples acciones
llegue a coincidir contigo
entre cuatro paredes
y una cama
donde la oscuridad
nos observaba en silencio

fueron tus ojos en llamas
los que calentaron el primer paso
dejando nula la distancia
entre mis manos y tu piel

fue tu perfume
el que me inspiro
a recorrer sin linternas
los rincones mas intimo
de tu piel.

sin saber donde explorar
fueron tus gemidos
y el cabello de tu cuerpo erizado
quien me incito
a indagar la topografía de tus cotas
y fue tu escote
donde construí con besos y caricias
mi sala de juego eroticos
siendo la guarida
donde pienso vivir

y si
solo fue un sueño contigo
leer más   
15
8comentarios 63 lecturas versolibre karma: 113

Romance perpetuo

Desconocidos que desprenden aromas
tejiendo en sueños su nido
nido que albergará arrullos
cuyos dedos dormirán entrelazados

Mientras ansía esa noche
ella baila al son del viento
a veces con la brisa de la caricia
otras con el vendaval en sus carnes
moldeando los pliegues de su vestido

Él, la espera paciente
sentado en el andén del tiempo
sabe que acudirá a su cita
embelesada por sus miradas

Y sellarán su romance perpetuo
en el monte del Olimpo
fusionando sus pieles
con el beso de la eternidad
leer más   
9
6comentarios 84 lecturas versolibre karma: 110

No soy poeta

No soy poeta por esto que escribo,
de serlo… soy por lo que llevo dentro!,
por todo lo que en el alma siento
y me alimenta de esperanza vivo.

Lo soy por el canto a tus bellos ojos,
que descubren la belleza del amor…
por tus labios rojos de suave dulzor,
que tienen mi corazón de hinojos,

también lo soy… por las caricias leves,
como suave suspiro angelical
…y ahora con ellas me sostienes…

si… son tus manos de toque celestial…
Lo soy por que en este instante vienes
a mi lado… por toda la eternidad…
leer más   
3
sin comentarios 18 lecturas versoclasico karma: 49

tal vez

vivo huyendo
para que mi vida
no sea una mentira
escrita en un guion
y yo sea su títere

y aunque tal vez
no la sientes diferente
a las otras vidas

voy buscando riqueza
en un amor
voy andando en mi presente
mostrado una sonrisa
con errores anteriores
y felicidades futuras

voy escribiendo para no olvidar
sino para recordar
miradas,besos, abrazos y golpes

voy con mis sentidos afinados
por si escucho su nombre
por si siento su presencia
por si el olor de su cuerpo me alcanza

y por si acaso tal vez la encuentre
voy afinando
las palabras que atesora mi corazón
y aprendiendo como amarte
por cada instante
con besos abrazarte
y caricias adorarte.

tal vez si
o tal vez claro que si
leer más   
15
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 118

El hombre que he empezado a amar

Y ante los versos que acarician
su alma de mujer hermosa y dulcemente amada,
en un impulso del corazón, en un estallido de sentimientos,
en el arrullo de la emoción, ella le dice:

─ Ese presente
  que me envuelve los sentidos con tus caricias mi amor,
  tus besos que saben a miel . . .
  ¡y vaya si abres todos mis cerrojos! . . .
  mi alma al descubierto, vulnerable . . . ahí en tu corazón . . .
  tu corazón de hombre, de niño, de amante, de poeta . . .
    ¡el hombre que yo he empezado a amar!



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-oct-12
leer más   
15
10comentarios 104 lecturas versolibre karma: 117

Sin título...

Siente sus
caricias,
que le
acarician
cada poro
de su piel...

Qué le
embriaga
todo su ser.

Con esos
besos
sabor a
miel,
que le
sacian
la sed...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
8
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 100

A la calle que ya es hora

Le puso un bozal a sus temores
y le hizo un guiño el escote del vestido.
Pasea tu dignidad recuperada,
cenicienta con alas de paloma.
Nadie corta la altura de tus sueños,
nadie mide lo corta que es tu falda.
El silencio no oscurece tu sonrisa,
el miedo ya no tiene cama,
en tu piel ahora hay marcas de caricias.
El amor es libertad, no es amenaza.
leer más   
5
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 81

• efímero sesenta y cinco •

Estoy aquí de nuevo. Pero no soy yo en absoluto.
Tengo recuerdos de quizá cosas que no existieron, momentos que no han pasado, personas que nunca estuvieron.
Miro hacia el cielo y un trueno retumba, siento mi pecho acompasarse con el vibrar y tengo que coger algo de aire para no ahogarme con tanta realidad revelada. Y es que estoy cansada.
Cansada de no encontrar las palabras. El dolor ha dejado muda a la escribana.
¿Qué hago yo ahora con este montón de nada?
Ya no sé cómo ordenar lo que siento para expresarlo porque a veces parece que nada siento.
Ya no sostengo destrucción en las manos porque me he obligado a asumir que las ruinas las llevo dentro.
¿Esta antítesis agónica y esperanzadora que soy va a acabar conmigo?
El dolor cambia a la gente y no hay día en el que no acarree con las consecuencias de los destrozos.
Soy tormenta que rompe, caricia que adormece. Tengo en mi poder la única arma que puede matarme y la única cura que puede salvarme.
Estoy aquí de nuevo. Pero no soy yo en absoluto. Sin embargo, comprendo: mi tristeza y mi fortaleza residen en todo este cambio e, irónicamente, son precisamente mis grietas las que me hacen indestructible.
Soy mi propio enemigo y soy mi mejor aliado. Quien no quiere invertir su tiempo en entenderme juzga mis cambios, quien de verdad me quiere defiende y admira esta evolución de fénix que ha resurgido de todas aquellas cenizas.
9
2comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 99

Pinacoteca vital

Derramo un vaso de nieve
sobre el mantel del medio día.
Se empaparon las servilletas resecas
donde hace un momento
nos limpiamos los abrazos partidos.
El almuerzo está frío
y las bebidas oxidadas.
Vajilla de hojalata con brillo de luna cuarto menguante.
(Bodegón de nostalgia con pinceladas de esfuerzo).

En la vieja radio del recuerdo suena una pieza de Jazz
mientras los pies tararean contra el suelo
las notas discordantes de la caminata.
Una taza de café a medio beber
y un cigarro que se consumió sin tocar labios.
Sobre la silla el gabán roto y el sombrero de ala sin vuelo.
(Cuadro con retazos añejos y sabores a sinsabores,
porque el pasado se quedó en su peldaño).


Hoy me regalo un dibujo a carboncillo
y un papel lleno de palabras vestidas de gala.
Aunque el cielo amaneció gris
los zapatos se sacaron brillo
y los guantes se cosieron en la punta de los dedos
caricias con sabor a cereza sanadoras de miedos.



Hortensia Márquez


Imagen: Cuadro de Vincent Van Gogh " El dormitorio de Arlés"
22
23comentarios 117 lecturas versolibre karma: 153

El cuadro de costumbres

En su balcón, ella, desde la mecedora.
Por las tardes, su mirada se dirigía al mar.
Siempre quizo morar frente a él.
Durante su niñez, vivía en un castillo de arena
y más adelante construyeron un museo desolado.
Escuchaba el sonido de las olas y dialogaba con ellas.
Sobrevivió tsunamis, mar de leva y heladas.

Espiaba todos los días al marinero que peces pintaba,
la bruma reducía la visibilidad de sus obras.
No lo podía mirar hasta que arribara el otoño;
porque en noviembre la pintura seguía fresca.
Un cuadro animado, vivo, activo, siempre renovado,
nada permanecía inerte dentro de aquella pieza rectángular.

El marinero nunca la consideró su modelo,
porque imposible era plasmar
tanta hermosura defectuosa sobre un lienzo,
porque la luna cumple sus fases y el tiempo subsana
las olas crecen como espuma,
y el cielo cambia de color azul a caoba,
y las gaviotas a veces, no vienen
y las estrellas de mar no titilan
y el salitre corroe el alma.
y usted es mi obra y no mi otra.

Hay pinturas que no pueden ajustarse
a los marcos y hay marcos que no pueden
contener tanta belleza: ni el movimiento ni el canto.
"Hay pinturas que no necesitan marcos"
Los marcos retringen el contenido,
para que nunca ingrese la muerte
y para que nunca se escape la vida.
Los mismos, embellecen, es cierto;
pero no los quiero en el mural de vida.
Las expresiones artisticas son amplias
y no conviene límitarlas.
Los marcos sostienen las fotografías
cuando ya no pueden caminar y yo, la quiero volando
imaginando, saltando de un mar a otro; de un color a otro.

No hace falta protegerte; porque ya eres grande y te defiendes;
ni quiero exhibirte en una pared o mueble.
Un marco vacío no tiene sentido en lo hondo,
y la pintura se derramaría como un mar bravo sobre las rocas,
y los aromas brotarían por entre los marcos.

Un marco sin pintura no es nada, solo madera, metal y muerte.
Una pintura sin marco representa la libertad, el sonido y la luz.
Los marcos son abismos que permiten ver aún más la vaciedad;
y uno siempre dibuja fuera de la raya.
Los marcos limitan el mirar hacia los lados
y las creaciones abarcan:
el amor, el alma, la flor, el ocaso,
la luz, la lluvia, la música, el espíritu...
y tu amplio nombre alrededor del lienzo,
tan solo supone una caricia invisible.
leer más   
6
sin comentarios 35 lecturas relato karma: 98

Charla entre almohadas

Charla entre Almohadas

En la suave penumbra…
un breve hilo de luz asoma,
entreabierta la puerta,
la música envuelve las almas.
La luz cristalina de una luna de plata
llena la alcoba,
desparramando perlas
sobre la alfombra azulada.
Un suave aroma de rosas rosadas
invadiendo el habla…
los rostros redondos,
los ojos brillantes,
las bocas abiertas,
las almas expuestas.
El lecho es testigo,
las sabanas juezas.
El dulce destino
de amores elegidos,
es la simple condena,
de envolverse en sueños
en un mundo herido.
El aire ambienta la dulce escena…
entre caricias y caireles.
las voces se escuchan
en suaves decires de confidencias.
La charla entre almohadas
de amantes ardientes,
que nadie enmudezca…
que nadie silencie…
las voces calladas el alma endurece.

A.B.A 2016 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
18
9comentarios 157 lecturas versolibre karma: 148

Aquí seguiré

Los ojos se vuelven desorbitados cuando tiembla la fe
es el último edén de un poeta desconocido,
vida y tiempo en el paraíso perdido
siempre soñando en un silencio intocable y maldito.

Quizás son los momentos que confundidos salen
en la esencia escondida de una sinistra tarde,
no puedo evitarlo
me dejo tocar por el polvo profano
escondido en todos lados y en ninguna parte.


Me niegas el retorno a la luz
es tan cómoda la nostalgia que me acostumbro a ella
hasta que amanece y el frío me toca
y la ciudad me llama con sus recuerdos.

Octubre y sus pabellones
asomando a la palabra
bajo las estrellas más lejanas
sin disturbios y hojas que se apagan sigo caminando.

Con el amor guerrero y sin venganzas
con el fastidio desolando a la muerte,
amándote a pesar de tu tristeza
con el dolor ignorado en una tierna sorpresa.

Aquí seguiré
buscandote exacta
entre la dicha divina y la muerte profana
cayendo como el último pétalo de una flor.

Con la risa impune y alegre
no te debo nada
te he pagado todo
con la caricia tierna de un poema que siempre buscamos.


El Mute
10/10/2018.
21
17comentarios 262 lecturas versolibre karma: 139

Aquella niña

Pronto aquella niña se hizo mujer
grandes pechos y enormes caderas se hicieron ver
su inocencia se hizo orgullo
se convirtió en flor aquel capullo
pronto aquella niña se hizo mujer
pero de esas a las que hay que temer
pues a su edad había sufrido
lo que ninguna otra había vivido
se hizo dura de corazón
pero no tuvo ninguna razón
mas el mal era ella
esa niña, mujer tan bella
cambio su manera de caminar
y su piel empezó a maquillar
siempre estaba al lado de alguien con dinero
que para gastarlo no tuviera pero
no tenia mas ambición que el poder
que al lado de cualquier rico pudiera tener
y fue la osadía de aquel humilde hombre
que le hizo estremecer hasta el nombre
él no le dio lujos, le dio amor
ella difícilmente probo ese nuevo sabor
intento cambiar a toda manera
y a su lado vio llegar la primavera
dejo su avaricia
la cambio por una caricia
dejo los orgasmos de alquiler
por un hombre que le supiera querer
dejo en ruinas su cartera
y con el amor de su vida cogió carretera
y aquella niña que se hizo mujer
a la que un hombre con dinero podía poseer
la que había sufrido
lo nunca vivido
fue tan feliz como el pintor
que le ha dado a su lienzo color
leer más   
4
4comentarios 37 lecturas versolibre karma: 57

Tranquilidad

Ya partieron tus nubes de mi cielo,
mixtura de malicia y terciopelo,
a mi espalda quedó la tempestad,
y es hora de vivir en libertad.

El céfiro, caricia de tu pelo,
cambió su brisa cálida por hielo,
en mi cielo emergió la claridad,
terminando con tanta oscuridad.

Como tizne de carbón era el velo
que envolvía mi vida en ese duelo,
y tanto destruyó mi voluntad
que debí de romper por dignidad.

Hoy, por fin, quedé libre del desvelo
que me daba un amor con tanto celo,
y en mi vida actualmente es prioridad
el volver a sentir felicidad.

Ya dejé de arrastrarme por el suelo,
ya acabé con la pena y desconsuelo,
después de soportar la adversidad
al menos conservemos la amistad,

Como el fénix mis alas echo al vuelo,
en otros brazos hallaré consuelo,
en otros ojos la complicidad,
y lo que importa, más tranquilidad.
16
11comentarios 136 lecturas versoclasico karma: 133
« anterior1234550