Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 243, tiempo total: 0.005 segundos rss2

El Peso De La Culpa

He llevado en mis hombros tanto tiempo el peso de la culpa, que me siento hastiado por la penitencia de un castigo ya expiado.

Cautivo y prisionero de mis miedos que me llevan a mi destierro. Olvidando que siempre yo fui libre de elegir, el destino de mi propia suerte.

Voy reclamando mi desdicha y pena, anclado en un triste castigo ingrato. Mientras voy llorando para consolar la pena clavada de mi desgracia.

Aquella que asumí con desgana hasta verme morir cuando tan sólo me acompañe el clamor, de mis gritos de silencio.

Iván A.
5
sin comentarios 20 lecturas prosapoetica karma: 78

Ven a mi poesía de mi alma

¡Poesía mía no me desampares! ¡poesía mía quiero que me perdones!
Deja que tus letras sigan penetrando a mi alma, no desampares mi lecho.
Y tú te vas sin decir adiós, no puedo escribirle a lo que es trivial, necesito el combustible de tu remolino atronador de letras.
Los días son monótonos, sin sentido alguno, las personas transitan exhibiendo únicamente rostros llenos de estertor y pocas veces de ventura.
No necesito eso, necesito un pequeño soplo de letras que deriven de tu alma, nada me importa, solamente tú, poesía mía, que te has empecinado en prescindir mi espíritu, no lo sé, puede que estés visitando otras almas en busca de ti, almas que al igual que yo, siguen rebuscando.
Ven y estréchame que no te dejaré ir más de mi vida, ven y persiste conmigo y seré tu cautiva leal.
leer más   
6
2comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 97

Cuando quiero llorar pienso en ti

Me cautiva el olor del hayedo,
su mar que es tierra mojada,
aquí, las palabras maduran
como los frutos, mientras caminas
los árboles besan tus pies,
se desnudan, son piel infinita
que llueve sin cesar, entre la bruma
habita una oca, le arranco
una pluma. Escribo: abrazarse. Incinerar

lo que quede de nuestros cuerpos,

el otoño viene desde tan lejos,
nacimos para abrazar, hay cuerpos
que no saben hacer otra cosa:

arder

sin fuerza, sin grito,
solo con la soledad

aullar como un niño de pecho,

cuando quiero llorar
pienso en ti.

/
leer más   
15
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 130

Mi eterno amor secreto

Ofreció una disculpa por decir o escribir la palabra amor al llamar mi atención en las largas jornadas de reencuentro a través del maravilloso mundo de la tecnología que en este momento nos brinda el Internet…no era necesario disculparse, yo deseaba que lo siguiera haciendo (soy su mendigo de amor), todo el tiempo le mentí diciendo que no importaba, pero cada vez que lo decía aumentaba en mi la fantasía y sentía como quería salir tras de ella tomarla de la mano, abrazarla y besarla…y no dejarla ir otra vez. Es que escuchar su suave voz, la melodía de notas que recuerdan al pasado es algo que no puedo describir con palabras, lo único que puedo decir es que llegaba y tocaba todas las fibras en mi ser. Condeno mi memoria por no permitirme recordar con exactitud todo el tiempo compartidos, por dejar solo imágenes difusas de su rostro, pero su voz sigue intacta sus ojos su boca Dios mío, cómo pude dejarla ir?...
Mi celular indico que había un nuevo mensaje para mí, es 27 de agosto de 2018 6:30 am, se supone que es un día muy especial, claro es mi cumpleaños, aunque siempre lo tengo presente para mí es un día normal…tomé mi celular y el mensaje de felicitación me llenó de tanta alegría, aun así no fuera de quienes suponía normalmente me saludan, era el primer mensaje de muchos que iba a recibir en el día, pero fue el que significó más para mí, se trataba de alguien que no veía hacia 27 años, alguien que significa mucho para mí, pero que el destino indolente arrebató de mi lado.
En ese entonces tenía 14 años…14 años!! Y más aterrador aún ella recién sus 11 la diferencia de edad era casi de 4 años bueno 3 años 5 meses y 6 días, pero no es la diferencia de edad lo que me aterra, si no lo chiquillos que éramos para estar muy enamorados, ahora comprendo por qué su padre no me podía ver, era lógico tal vez me hubiera pasado a mi, si mi hija hubiera tenido esa experiencia de iniciación romántica en esa edad pero no fue así, ella espero doblar esa edad o tal vez más, al menos eso es lo que creo.
Es increíble como ese saludo tan especial hiciera tomar un rumbo diferente a mi vida ese día, lograr que alguien a quien recordaba con gran cariño pero que solo había cruzado, en estos últimos días, algunos saludos a través de Facebook, llamara toda mi atención y alcanzara el límite de la ansiedad y no es porque coincidencialmente ella estuviera esos días en mi ciudad, es decir, más cerca de lo que podía esperar, no, es porque el sentimiento y la razón tienen puntos de vista diferentes y más aún para poder reconocer la validez de una frase muy coloquial: “el primer amor nunca se olvida”.
Nuestro patio de juegos era algo increíble, era un espacio muy grande en pleno centro de la ciudad de Ibagué, con árboles frutales, lejos de vías vehiculares con el único riesgo de caer en un “abismo” que separaba nuestro espacio de la vía férrea y que en el fondo tenía una casa misteriosa a la que atribuimos habitantes con poderes fuera de este mundo por eso la dificultad más grande era evitar que alguna pelota “de trapo” o cualquier otro elemento cayera en sus dominios... de repente no recuerdo haber visto algún residente de particular morada.
He estado saturado de actividades estos días, que frustración más grande, ella estaba en Ibagué y solo tres semanas después pude visitarla en su lugar de residencia, fueron tres semanas de ansiedad, pero, por fin llegó el día, el día laboral más largo de mi vida…tomé el bus que me llevaría hasta ella y fue un viaje exageradamente largo, cuando por fin me fui aproximando al destino mi mente se nubló, el ritmo cardíaco se aceleró las piernas no me respondían, gran esfuerzo, tal vez levité y ya por fin caminando hacia su apartamento dentro del conjunto comencé a temblar, había mucho calor en el ambiente y en mi interior, de pronto la veo a lo lejos, mi visión es deficiente y más en la noche pero ella estaba ahí y yo la veía, sentí como estaba nerviosa también.
Fueron mucho los juegos, en ese entonces ni la televisión cautivaba nuestra atención, y eso que era novedad, las jornadas empezaban con la luz del día y se prolongaban hasta muy tarde en la noche, mi madre daba la pauta a los intervalos de descanso que coincidían con las horas exactas de tomar los alimentos, era la única oportunidad en la que ella asomaba su dulce cara a la realidad exterior y gritaba: Fernando a almorzar!! Y en la noche: a comer!! Porque uno no se acordaba que eso era importante hacerlo, como tampoco el momento de dormir, había que lavarse muy bien los pies antes de irse a la cama, claro teníamos más actividad que cualquier trabajador de nivel operativo.
Primero un abrazo que nunca había imaginado sentir, y que no tenía la más mínima intención de deshacer, un beso en la mejilla luego caminamos hacia el apartamento, saludo a la mamita, otro abrazo muy maternal y así entre recuerdo y charlas vi pasar la hora y media más rápida en mi vida, pero bastó tan solo una mirada, una mirada en la que nuestros ojos se encontraron y expresaron todo el sentimiento oculto en cada corazón, como si 27 años solo haya sido un día de no vernos y mágicamente sentí el amor en su mirada y sentí como ella también sintió lo mismo, luego hay que despedirse, por qué?... por qué siempre despedirse?... no ha sido ya suficiente 27 años lejos el uno del otro?
Éramos siempre cinco compañeros constantes a veces seis cuando se sumaba mi hermano tres años mayor que yo, porque ella tenía su hermana mayor, un hermano y otra hermanita menores que ella, en ocasiones se sumaban mis sobrinos 2, 4 o 6 cuando estaban de vacaciones, habían peleas de vez en cuando pero muy pocas nunca para originar distanciamientos prolongados, mi juego preferido siempre fue “el escondite” consistía en que alguien con la vista “tapada” da un tiempo, contando, para que uno a uno se escondan los participantes y al primero que encuentre viene a reemplazarlo, pero si se equivocaba cuando creía encontrar a alguien todos gritaban: “quemó la olla” y continuaba en esa posición, o si el último llegaba al punto donde inicialmente estaba el contador: “salvaba la patria”. Para abandonar su cargo como contador y buscador debería encontrar a todos los integrantes del juego, casi siempre, si me encontraban a mí la encontraban a ella…
Una semana después aún seguimos hablando de lo que fue el reencuentro y coincidimos en muchas cosas, nadie se imagina como es un encuentro de esa magnitud, es realmente maravilloso, no importa la brevedad del momento, o si estamos rodeados de toda la gente, se habla y se siente con la mirada, no importa nada más, ni siquiera el que cada uno tenga su pareja, creo que uno se enamora una sola vez y es para toda la vida (así lo he sentido siempre). Cada noche nos encontramos en el chat y he escrito casi un poema diario que recuerdan el amor que siento y la frustración por el tiempo y la distancia, pero esto no queda hasta aquí me he prometido amarla por el resto de mi vida, aunque estoy seguro que lo he hecho siempre.
Yo siempre fui un estudiante destacado en 1982 entre a secundaria mis cuadernos y mis notas eran impecables mi hermana Teresa terminó ese año la secundaria y viajo a Bogotá, el siguiente año mi hermano Albeiro siguió los pasos de mi hermana, al año siguiente estaba solo con mis padres y aquí lo más terrible: "mis amigos se van de la ciudad", una decisión con la que ella no tenía nada que ver, la obligó a irse de nuestro patio…próximo destino La Dorada en el departamento de Caldas, no es muy lejos en realidad, pero se requería de tomar un bus intermunicipal lo que implicaba dinero y por la edad…por qué la tecnología de hoy no se adelantó a esa fecha, existía el telegrama la carta, yo pensaba que eso era para adultos y lo más cruel adónde iba a enviar cualquier comunicación?, noooo…estaba perdido.
Hoy tuve que confesar que no fui constante, tal vez la rabia, tal vez ingratitud, siento que debí buscar la forma… La celebración de su cumpleaños número 15 fue en Ibagué, y nos han invitado, aliste mi mejor traje y yo con mis 18 cumplidos invité a mi mejor amiga en ese momento y llegamos con dos de mis hermanos, la novia de uno y la esposa del mayor, disfrute externamente pero mi corazón quedó destrozado cuando conocí al "edecán de la princesa"…no podía llorar solo fingir y esperar la hora de salir de ahí, afortunadamente a mi amiga le dieron poco permiso y regresamos a casa pronto, al día siguiente analizar que debía hacer, me sentí derrotado…no fui constante…si acaso hubiera sido constante?...
Ya en el 90 que alegría…otra vez de visita en Ibagué, una cirugía la obligo a regresar, es paradójico como se pueda pensar en una reconciliación en medio del dolor de una persona, pero es la única oportunidad, lleno de esperanza acudí al lugar donde se encontraba, compré algunas frutas y es aquí donde mi memoria a conveniencia, me juega una mala pasada, no recuerdo exactamente las palabras o el acto que me dejaron con total desilusión como dos años atrás…era imposible recuperarla…mejor olvidar…y seguir…
De esta manera empecé mis estudios en Administración de Empresas, pero no me sentía bien, conseguí un trabajo y ya me concentré solo en trabajar y estudiar, cuando ingresé a quinto semestre ya no quería seguir, pero mejoré mi condición laboral, en el 97 me casé y me separé después de 15 años, actualmente tengo una hija de 20 años estudiante de Arquitectura que me hace sentir orgulloso, vivo solo y sigo aquí esperando por ella…y hoy estoy feliz… estoy feliz porque he podido decir todo lo que siento y me siento correspondido…estoy feliz porque la he vuelto a ver…estoy feliz por las promesas…estoy feliz aunque sepa que nuevamente tiene que partir…estoy feliz porque me llama “amor” , no importa que sea por su dicción, estoy feliz porque me llamó “mi eterno amor secreto”.
leer más   
5
sin comentarios 22 lecturas relato karma: 47

Se desvanecen los sueños

Se desvanecen los sueños
tallados en lágrimas antiguas,
matizados de angustias veladas
que se adueñan de todo,
nos alejan y dominan
marchitando cada segundo…

…nos llegamos tarde sin remedio,
yo en ajeno mundo y tú en el tuyo,
y la vida colisionándonos,
atrapándonos en nuestros versos,
liberándonos y arrastrándonos otra vez
a un mar que no tiene orillas,
solo espumas y olas…

…refugio y prisión de historias
que yacen sumergidas e inconclusas,
donde almas cautivas penan.


Maricel 22/08/2018
20
24comentarios 133 lecturas versolibre karma: 147

El soneto tuyo

Que difícil tarea escribir sonetos,
quisiera ser un plagiador primero
y la tarea mejor cubrir con cientos...
pienso que no estoy siendo muy sincero,

pues, eres la mas bella inspiración,
la que cautiva a esta mi mente loca
verso endecasílabo de tu boca,
describe en catorce igual condición.

Dos cuartetos hablarán de tu risa,
tu belleza en rima particular,
dos tercetos que al final sin prisa,

a este remedo de poeta singular,
le permitirá expresar sin risa
lo mejor para alguien espectacular.
leer más   
15
5comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 134

Alma

Y me fundiré
con los árboles,
dentro de su desnudez
desinhibida,
beberé su savia roja
que corre, gira,
que brinca y sangra,
para oír el canto
de mis amapolas.

Dejaré reposar mis pies
junto a los suyos,
rodeados de hojarasca,
llena de legiones
de hormigas
dentro de sus profundidades,
nubladas y oscuras,
indiferentes al viento ,
y al soplo de los caminos.

Hablame árbol cautivo
del canto de lavanderas
junto al margen del río.

Engulleme con los trinos
de jilgueros amarillos
picoteando sus notas
de espigas
en sendas y caminos.

Recitame versos de amor,
de pétalos enamorados,
de esos, que cimbran
las ramas
y adelgazan su voz.

Deja que mi cuerpo grite
amor desesperado.

Aligerame de melancolía
y deja que baile
oxígeno
en mis venas.

Dejame morir
perfumada como una flor
en un dulce suspiro.

Angeles Torres
leer más   
18
20comentarios 114 lecturas versolibre karma: 136

Poema X V I I I

Me acusas sin verguenza de retenerte con pócimas
desviando la atención de tu embrujo sobre mí.
Descarado embustero que revuelves mi mente
con la magia hechicera que sale de ti.

En tus sueños preparas misteriosos brebajes
y cuando hablamos todos me los das a beber
me provocan delirios y pasiones salvajes
y sentimientos sublimes en todo mi ser.

Mientes, siempre mientes al decir que te atrapo
siendo de verdad tú quien me envuelve en su red
me haces creer que te tengo cautivo
mientras sellas mis grilletes contra la pared.

Mis ojos ven una celda fantasiosa
una litera, un lavabo y manta allí
creyendo que soy yo quien te preparó la estancia
vas cerrando las rejas detrás de mi.

Cuando me doy cuenta de que estoy atrapada
ya es demasiado tarde para huir,
lo peor de todo es que yo lo anhelaba ,
deseaba que tú y solo tú me atraparas así.
leer más   
14
12comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 126

Tu voz (Buriena)

Tu voz entre jardines timbra en dulce sonata
de cantos amanecidos
y en sublime vibrar de fonemas de plata,
¡Enamora los sentidos!

Hechizan mis florestas con su ternura innata,
con locura pasión y arte.

Obnubilada en sus cánticos,
de violonchelos románticos,
¡Solo vivo para amarte!

Amor nunca me niegues, el timbre de sus ecos
que cautivan mis florestas,
en sus timbales tiernos y en sus galantes flecos
y en sus decoradas fiestas.

Con tu voz me das paz y rellenas mis huecos;
me deleito en su ternura

Tu voz de ángeles preclaros
me ilumine con sus faros,
colme siempre mi figura.

Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
16
10comentarios 161 lecturas versoclasico karma: 125

¿Os apetece una?

Amiga de sus amigas
celosa defiende
secretos, penas y diversiones
es la reina de las fiestas
camaleónica seduciendo
rubia, tostada o negra

Su bondad,
alegrar corazones
sean pobres o ricos
y con sus irresistibles pestañas
viaja por todo el mundo
como una estrella de cine

En el rigor del verano
viste espumosa y fresca
siempre cautiva las bocas
sofocando los calores
ya sea en caña, copa o jarra
disfruto de la compañía
de mi fiel amiga
la cerveza
leer más   
16
11comentarios 81 lecturas versolibre karma: 139

A veces sangran

A veces sangran las rosas
si no cautivan labios inmortales
aunque florezcan sus pétalos
y desprendan aromas de besos

A veces sangran los ojos
con miradas petrificadas del ayer
recuerdos o quizás olvidos
cobijados en gotas de lluvia

A veces sangran los silencios
cuando brotan por las pieles
como esa agua estancada
que no encuentra su cauce

A veces sangran las sonrisas
con esbozos de añoranzas
siendo tan solo un escaparate
de una fría y oscura trastienda

A veces sangra la vida
si indagas en sus duelos
o en esas noches de lunas rotas
o en esos destinos sin fortuna
leer más   
17
12comentarios 102 lecturas versolibre karma: 109

" princesa sin cuento "

Un beso en tu frente
Una rosa en tu almohada
Y en la habitación
una linda canción
Esa que nos canta
Aquel gorrión.
Te miro de frente
Mientras tu duermes
Me cautivas con solo verte
Me vuelvo a enamorar
una vez más
De tu esencia
De tu inocencia
De tu ternura.
Dicha y gozo siento al tenerte
Feliz ahora yo soy.
En tu vida yo quiero estar
De mi vida.
Tu nunca saldrás.
Unidos cual gotas de agua
Inertes en este desierto
Carente y sediento de amor.
Cual trémulas manos
Tu rostro acariciaran
Cual trémulas bocas
Nuestros labios se besaran.
Princesa de mi cuento
No fuiste.
La reina de mi vida
Tu eres.
No necesitas castillos
No necesitas de un príncipe
Solo a este loco y enamorado
Corazón que por ti hoy vibra,
de amor e ilusión
tu vida de colores pintara
Y tus sueños
Un día los hará,
Realidad.
leer más   
4
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 49

Vuela conmigo

Cada día acudía al mismo lugar para poder observar el maravilloso espectáculo.

Admiraba su hermosura, la brillante gama de colores de sus plumas, su elegancia al volar, las acrobacias que hacían todos juntos en el aire.. Pero, sobre todo, esperaba para verlo a él.

Era absolutamente increíble.
Aquel papagayo de pico elegantemente curvado, pecho del color del sol y alas azul turquesa, la dejaba sin aliento con solo aparecer en el firmamento.
Diariamente esperaba que llegara el momento en que se recortaba su figura en el sol del mediodía, y se acercara majestuoso hasta la rama dónde ella, y su pequeño y agitado corazón, aguardaban. Entonces pasaba por encima volando, daba un par de vueltas y desaparecía; repitiendo un ritual diario que ella no alcanzaba a comprender.

Soñaba con acompañarlo en su vuelo. Practicaba durante horas para mantenerse en forma: debía ser muy veloz para poder estar a la altura de un pájaro tan fuerte. Pero se sentía muy estupida, creía que él nunca se fijaría en ella…era solo una pequeña golondrina de plumas oscuras y vientre color arena, pero con fuego en el corazón: el mismo que decoraba las plumas de su cabeza y mentón.

Un día se lanzó a volar con él. No lo pensó, simplemente lo hizo. Sabía que la vida de las golondrinas es muy corta y no la pasaría agazapada en esa rama.

Y así pasaron muchos días.
Ella volaba a su lado, feliz y risueña, mientras él la miraba de reojo, cada día más intrigado por saber de aquella pequeña avecilla.

– ¿ Por qué lo haces? – Preguntó él intrigado.
– Disfruto volando a tu lado. ¿Por qué lo haces tú?
– Estoy cautivo en este zoológico. Mi trabajo es participar en este ridículo espectáculo. Me alejaron de mi hogar cuándo sólo era un polluelo. Ya no recuerdo lo que es la libertad.
– Pero tú también puedes ser libre, solo tienes que volar conmigo lejos de aquí, hacia el Sur…
– ¿Y la comida? ¿Un lugar para dormir? ¿Qué haríamos si hace frío?
– Yo te enseñaré a conseguir comida, a beber en las fuentes y charcos, a resguardarte de la lluvia en otoño y del sol ardiente en verano, a buscar tierras cálidas para pasar el invierno…

Él pensó que no estaba tan mal en aquel zoo. Tenía una cómoda existencia, comida en abundancia y nunca pasaba frío.

– Solo tienes que volar conmigo, lejos de aquí, hacia el Sur….- repitió ella a modo de despedida. A partir de ese momento cada día que siguió acompañándolo se despedía con la misma frase.

Una noche él la pasó en vela. ¿Ansiaba la libertad o simplemente estar con aquella pequeña golondrina que cada día le alegraba por unos instantes?

Al día siguiente ella no vino a acompañarlo. Ni al siguiente. Ni al otro.
La vida de las golondrinas es corta. Mucho más que la de los papagayos.

Él no vió su pequeño cuerpecito yaciendo en la rama dónde lo esperaba cada día. Así que se fue a buscarla. Y voló lejos de allí, hacia el Sur...
5
4comentarios 53 lecturas relato karma: 84

Una casita frente al mar

Haz las maletas y camina hasta mi casa.

Mi casita está en la playa frente al mar.
Es pequeña y humilde, la pinté con el azul celeste y el marino del mar.
Ya verás, la reconocerás enseguida, no temas.
Notarás la fachada deslucida con el paso del tiempo y de las tormentas, pero todavía altiva.
A la puerta, en constante deriva una chalana que solo navego cuando te escribo.
¿Sabes?, a veces, sonrío al pensar que en realidad solo poseo una pequeña puerta de madera repintada de blanco, entre dos mundos.
Que las paredes son de un adobe amalgamado con la bruma de las aguas y la arenisca de las dunas.
Que las ventanas son enormes y cautivadores ojos de buey….

(Te confieso que me da por reírme tontamente como un chiquillo cuando pienso en los desorbitados ojos del animal)

… desde donde cuento cada una de las olas espumosas batidas contra las inocentes rocas del acantilado.
Es muy entretenido te lo aseguro, el tiempo parece detenerse a cada espasmo cínico de mi mirada y, cuando quieres darte cuenta, ya es prima noche.

Haz las maletas o coge cualquier cosa y vente a mi casa.

Seremos felices, lo intentaré con todas las fuerzas de mi corazón, de nuevo.
Aunque debo decirte que no tengo jardín; pero si tengo tiestos, pocos, la verdad, con flores multicolores que cada otoño mueren absortas mirando al mar, impasibles.
¡Oh, pero no me entristece por que apenas es perceptible!

Pero te hablaba de las noches, ¡Dios se me va la cabeza!, de la oscuridad de mis soledades, de mis tristezas…

Haz tu equipaje y vente.

Olvidaba decirte ¡No traigas libros!, aquí hay palabras y versos siempre en el aire.
Es un engorro porque a ellas tengo que atraparlas y a ellos escribirlos y son muy traviesas y esquivos,
es imposible tener la casa limpia con ellas, ¿tu me ayudarías a limpiarla?.
Mientras tú atraparas las revoltosas palabras escapando huidizas al olvido de mi memoria,
yo atraparía a los versos más dóciles.
Luego, al ocaso navegaríamos la chalana sembrando lo recogido en el mar purificador
que nos devolverá en cada ola contada desde mi ventana,
en reflujo jugoso de una lengua limpia de morfemas y lexemas tu ya sabes amor, de barreras.

Haz tu equipaje solo con la piel de tu alma y acompáñame.

Lo peor son las tormentas…
…se filtran por dentro y me recorren fluviales con su líquido cienoso y salado de sirenas embriagadoras….
Pero, amor, tu nos les temas porque serán para ti arcoíris dibujados al capricho del sol y del aire.
A los vecinos les gusta, supongo, yo nuca salgo pero si estás tu, cogeré tu mano enamorada y nos sentaremos en la arena
y nada nos secará ni marchitará.
Y cuando el viento amaine y la fuerza del mar se congele
cogeremos juntos la chalana y ya, sin miedo, pediré besarte.
¡Oh dios que vergüenza después de tanto tiempo!

¡Haz tu maleta y ven enseguida!

Creo que la flores están marchitándose,
que el ojo de buey, ¡maldita la risa!, se están ciñendo a mis ojos
y ya apenas distingo el reflejo del agua salada.
Que la bruma de las paredes se está disipando,
y la arena cae lánguida en el fondo acristalado de mi existencia.
Ahora, las tormentas son terribles y devastadoras,
y tengo miedo al trenzado de su cuerdas abrasadora de toda esperanza.

Coge tu mochila y vuelve con ella de felicidad repleta.

Y si por los caminos pierdes el rumbo y decides asustada no volver,
¡Ardamos entonces la playa, la casa y el mar,
y que el cielo contemple mi cuerpo abrazado
al dulce veneno de las sirenas de sal!.

Ven desnuda a contemplar mi cuerpo enjuto,
ahora parco en palabras,
y entiérralo bajo una lápida pesada,
y como epitafio estos versos,
con flores a María, no junto al mar,
si no en sombrío terreno de huerto castellano.




@Inmalitia, Andrés García. © Septiembre, 2018
Imagen: Aspecto de una caseta de la costa de Jesús en Ibiza. D.I. Diario de Ibiza.
leer más   
15
8comentarios 102 lecturas versolibre karma: 113

Es inevitable

Es inevitable...
Con el paso del tiempo.
El paisaje cambia.
La piel se arruga.
Y el corazón se hace
Menos vulnerable
más sabio....
Y más fuerte.
Es inevitable.
Con los años...
Los pequeños detalles
Y las pequeñas cosas.
Son las que al alma seducen.
La ternura te cautiva.
La humildad te desarma...
Y la lealtad enamora.
Es inevitable.
Con el paso del tiempo.
Nuevos caminos.
Otras fantasías .
Otros sueños.
Otras ilusiones.
Nuevas canciones.
Es inevitable.
Con el paso de los años.
La memoria
va deshojando recuerdos.
Cualquier piedra
no te hace tropezar.
Y solo tú escribes como quieres.
Cada página de tu historia.
leer más   
15
9comentarios 81 lecturas versolibre karma: 127

Condena

Entre estas rejas
De hueso y carne,
Cautiva estoy
Sin ningún consuelo.

 Oprimida voy
Sin saber que vivo,
Sin poder siquiera
Pronunciar sonido.

¿Quién osa en mantener
Mi pena?
¿Quién goza
con mi condena?

¿De qué se me acusa,
Pues con tal delito
En perpetuo asilo
Ya ni vivir consigo?


Grande es mi culpa
Y peor es mi castigo
Sólo la muerte liberará
Esto que soy
Si es que vivir consigo.
leer más   
13
4comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 118

El averno

.......................................Sueños profundos en el báratro

.............que inundan los espíritus cautivos del orco

porque son rotundos, inmundos y nuseabundos.

...............................................El achicharradero está completo, pero aún hay sitio.

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,¿Te vienes?



Alfonso J Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es:www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
22
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 105

Sigilo helado en el tiempo

Sigilo helado en el tiempo,
gotas dormidas de fantasías
que se perdieron sin remedio,
y ya no humedecen los sueños,
mis versos cautivos ya no florecen,
se quedaron atrapados en desvelos,
aferrados a tu voz,
a tus palmas, al latir de tus mareas,
aún te oigo y me duele,
tu silencio a voces me estremece,
madre huérfana de tantos hijos,
que te buscamos, sintiéndote,
para encontrarte lejos,
dormida en nosotros.
leer más   
22
27comentarios 169 lecturas versolibre karma: 122

"Aprendiz de Poeta"

Mientras miraba el fulgor de las estrellas
Un manantial de fugaces sentimientos
Se abalanzaron sobre mi indomable pensar
Invitándome a descubrir nuevos horizontes
Donde poder fragmentar cada sentir cada
Pensar y evocarlos con especial dulzura
Y transformarlos en letras que reflejen mi
Ternura a través de una exquisita escritura,
Escritura que delataba la esencia de ser
una aprendiz de poeta ansiosa de ahondar
en esta forma artística de ver la vida,
a través de las majestuosas letras.
Fui el diamante en bruto que a tu pluma
Inspiró apaciguando tu furtivo apetito
Por erigir los más sublimes sentimientos
Que nacen del poeta experimentado que
Con un solo pensar y actuar puede generar
Los más bellos versos que saben cautivar
A más de mil poetas, poetas que nacen
De la sensibilidad de sus plumas, plumas
Fabricadas con una exquisita perceptibilidad
Por producir poemas que abran mentes
Y enamoren a los más esquivos corazones.


------------------------------------------------------
Un aprendiz de poeta crece con la sensibilidad
De aquellos poetas experimentados.
leer más   
11
8comentarios 89 lecturas versolibre karma: 104
« anterior1234513