Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 4019, tiempo total: 0.008 segundos rss2

"La nota"

La lluvia escribe en la roca
despeña lágrimas de cielo
códices redimidos
pasos cincela gota a gota
hasta enjugarse nido
en tu pañuelo
remontarse ave por el esqueleto
de los suspiros
cuando mi alma declama
en tu boca
reptando por las huellas
de los latidos
derramo mis versos secretos
allí donde nacen los besos
desiertos
desprotegidos.

Allí donde se cuece el embeleso
en el puño reprimido
del lago de los sueños
donde la espera en nenúfar
rebrota en quimeras
donde nunca nada ni nadie
corazón venero ha florecido
allí en tu raíz recóndita
seré hoja íntima incógnita
haz y envés dejaré escrito
una dulce y triste nota
la del amor
...y la del olvido.

youtu.be/XmpcMxEIMeI James -Moving on
leer más   
3
4comentarios 17 lecturas versolibre karma: 46

El amor es como

El amor es como el sol
Tan ardiente como un volcán en erupción
Tan hermoso como una flor
y tan grande como tu corazón.

El hermoso color de tus ojos
No tienen comparación
son tan brillantes como el sol
y tan profundos como el tu amor.

Lo caliente de tus abrazos
son como el fuego más tierno
más grandes que el cielo
y siempre me los das con amor.

Cuando estás conmigo
el tiempo se detiene
pero si no estás conmigo
mi vida no tiene sentido.
leer más   
10
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 108

Y…

Y mirando por instantes
por momentos, por días
y noches, el cielo y su inmensidad

el muchacho, más de ella
se embriagaba.
De ella se impregnaba.

Impregnaba su alma
de su perfume inocuo,
eternamente dulce.

Que le mantenía respirando
el inspiro de los demás,
de los que fueron más, aquí no serán.

Que uno fue y es en él
desde el todo del ser.
Él ama y amará.
leer más   
10
5comentarios 75 lecturas versolibre karma: 110

Clavel Andina

Al caer
El atardecer
Cuando la luna
Se alza
Al llegar el anochecer

Duermes
Entre las sabanas
Arenosas
De las punas

Cuando
Las estelas
De las estrellas
Tocando tus finas
Prendas,
Te levantas
Ante la mirada
De lo astros

Adornas
Con tus
Blancos pétalos
Las noches
Llevando una corona
Dorada
En tu pecho

Descansando
En el techo
Del cielo
En el que reinas

Oh delicada flor que naces
En alguna
Puna
Alguna otra luna
Que Ilumine tu planicie
Desértica
Dándole
Otra mirada al desierto
Con tu presencia
A edén
leer más   
18
10comentarios 72 lecturas versolibre karma: 121

La monición...

La iglesia colmada de piadosos
En la cruz… el redentor orando
Hijo del cielo inmolado
Fiesta del cordero pascual
Se encumbró en el pedestal
Su figura hace trinos.
Con las sombras de los proverbios,
Y refranes la quieta luna brillante
Llena de asombro errante
Vio la morada arder en luz.

Confundido entre la multitud
La anciana hizo mención
¿Puede leer la monición?
Su mirada me conmovió
Su voz dulce me envolvió
Su rostro alegre me endulzó

En el atril tomé impulso
Larva en medio del océano
Con voz grave y afelpada
Cargada de eco sonoro
El rito de entrada, se impuso.

Miro a la diestra
Donde estaba la anciana
Mis ojos dejaron de verla
Una luz se coló
Y el párroco de la iglesia
Alzó la copa y ofreció
Por el misterio pascual.

Y la anciana en un Ángel
de amplias alas
se transfiguró,
leer más   
11
4comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 112

Imagen de un cielo estrellado

Ha de prenderse
cada noche
entre los fuegos,
etéreos seres de luz inequívoca,
y perderlo todo,
forma y huellas,
dios y rostro.
Desfallecer el alma y el día y,
ante la decrepitud del cielo,
rogar por los cantares
y la arena
y la cal,
y destronar con ellas
los sórdidos aguijones
que sacian el firmamento
con el vestido,
de selva o de muerte,
de la aurora.
Nada alimentan que el sangrado
firme de la mente,
o el cobijo de los puños
en las almas,
cuando entierran en el fango
leve o sórdido de su ignorancia,
una risa que
ni ellas mismas
iluminan.
13
5comentarios 71 lecturas versolibre karma: 110

Razones de sobra

Tengo razones de sobra,
eso motiva, no son excusas
el deseo transforma a el tiempo que no pasa
solo lo hiere y no lo mata.

Ya es suficiente, lo creo
entre la eternidad y lo indiferente
es imposible que una palabra
deslumbre el vértigo de su propio vacío.

He suplicado amor muchas veces
otras solamente
lo he tomado sin pedir permiso
respirando en calma, sin pretensión aparente.

Los perseguidos miran al cielo,
buscan respuestas, lo han intentado todo
han caminado hasta el final de sus pasos
penosamente siento que no lo han logrado.

Nacieron con nada,
lo necesitan casi todo
una esperanza, una ilusión
menos voltear hacia atrás.

La culpa es una súplica vencida,
una fragancia borrada
una cicatriz sin dignidad y respeto,
el desasosiego es impasible ante el miedo.

Dicen que el Mexicano
es un experto en dibujar las heridas abiertas,
en amar sin pretexto a caudales
a pensar a pesar de tener mucha hambre.

Tengo razones de sobra
para pensar que eso es muy cierto,
detente y siéntate, observa un rato
hasta que el cansancio se olvide de ti.

Un abrazo siempre es más profundo
que una hedionda herida que amarga,
observa con calma a los ojos
encontrarás la salida a todo con amor.

El mute
14/11/2018.
16
9comentarios 127 lecturas versolibre karma: 121

Y si la vuelvo a ver

Y si la vuelvo a ver,
pintaría un cuadro con sus mentiras,
hasta que el alma del escarlata,
finja que mi alma está tranquila.
Crearía la canción más bella para tu sorda ausencia,
dónde tu inocencia no estará reflejada,
en el caudal de mi tristeza.
Me abandonaste, y lo admito no fue un placer,
y de eso solo un silencio queda,
un silencio que calcina, pero seduce,
una esperanza que no se rehace como una nube.
Al pasar el tiempo comprenderás vida mía,
que el cielo se rompe sin tu compania,
y si la vuelvo a ver señores,
ella de nuevo será mía.
leer más   
16
10comentarios 84 lecturas versolibre karma: 128

Estrellas fugaces

Y bordar con este
hilo de voz ese
relato de "aquí
te pillo aquí te mato".

Mientras cuento
las pecas del
cielo, besar
la luna del
centro
del
universo.

Atarte con el
cinturón de Orión
y taparle los ojos
a la Osa Menor.

Cazar el jabalí
que Ares mandó
y deberle así a
Venus un favor.

Devorarte, media luna
y dejarte una sonrisa
sin pausa pero sin prisa
sacarte el misterio, Mona Lisa.
leer más   
11
7comentarios 54 lecturas versolibre karma: 119

"Arcilla"

Ven a cruzarme
por el puente largo
donde se pasean las ánimas
con sus pasos blandos
donde el pasado levita
dulce lluvia regurgita
lágrimas redimidas
de cielo amargo.

Años
vidas
sumergidas
en el fango
dame la mano
vamos a sembrarnos
en la nuca de la despedida
en la entraña del letargo.

Moradas
heridas vacías
hemorragia de sueños cálidos
hacia otra cama de venas frías
donde coagular el desengaño
dame tu saliva
vamos a desmoronarnos
en la lengua cobardía
en el labio de arcilla
de los amores de barro.

youtu.be/100pc8Scs_g Nada Surf - What Is Your Secret
leer más   
14
4comentarios 103 lecturas versolibre karma: 121

Tango composición

Tal vez un día de lluvia
Vuelvas a mí
A mi razón.
Mi existir es una luna
que tú
haces brillar.

Eres mi sol
Mi soledad
Cuando no estas
Tu recuerdo va....
floreciendo
por los caminos.
Mientras caen pétalos de
mi destino.

No se,si es amor,
Tal vez,
Solo canción.
Sé que tocas al piano mi alma.
Y tus notas,
Vibran en mí.

Eres mi musa,
Mi fantasía
Eres la noche que el día envidia.
Eres destello,
Perfume a
Tierra húmeda,
Hambrienta de cielo.
Eres quien convierte a mi cuerpo
en tango de Cello.

Eres bemol de abril
Sudor febril
Recuerdo,
Sentir.

Mi revivir....

Y floreciendo va..
Mi alma por los caminos.
Detello de tu alba.
Y floreciendo..
Por los caminos.
Mientras caen pétalos de mi destino.

Eres estrella cercana,
En humus de nadie.
Latir intenso del aire
Por eso te canto amor

Mi revivir
Fulgor de invierno.
Preludio de mis destellos.
Tormenta de estrellas el velo.

Y si por ello miras al cielo
veras que una lágrima,una lágrima cae
Y si por ello miras al cielo.... verás una lágrima...Y es mía.
leer más   
14
9comentarios 65 lecturas versolibre karma: 126

Estela~ tormenta ^ y promesa*

Ella dice
Que es bonito imaginar
...

Pero también dice
Que es más bonito no tener que hacerlo
Como cuando...
tú te aproximas lento
y trazas líneas con el dedo
sobre su cuerpo

O como cuando la susurras al oído
que existe una historia sobre otro universo
donde los sueños se rozan en el viento
y se hacen estela
tormenta
y promesa

Y tu AiRe entra en
su pecho
Y ella ...

Ella
es una simple mariposa
aleteando en tu aliento

tocando con sus alas
ese lugar que denominaron cielo

El qué nunca se alcanza
~~~~~>>>>Dicen ...<<<<~~~~~

Y ella dice
Que...
qué sabrán ellos ~~~~>>>
de ti <~~~
de ella ...<~~~~~~

Y de los cambios de ritmo
Los que os suenan por dentro
bien alto y con ruido
Los que os hacen testigos

que si habitan las ganas
Es
el
cielo
quien
baja...

Y es vuestro su vuelo ~~~~~~~


@rebktd
leer más   
22
21comentarios 112 lecturas versolibre karma: 136

Soledad

Tarde de domingo,
se empapan los ojos
de vacua amargura,
de lluvia y de lloros.

¿Por qué los sonidos
del cálido arroyo
evocan suspiros
y tiernos sollozos?

¡Es melancolía!
lamento tan hondo
del abatimiento,
de tocar el fondo.

Está ebrio de lágrimas
el cielo medroso,
el alma angustiada,
y el corazón roto.

Amarga por dentro
el contrito otoño,
pueril languidez,
desánimo sordo.

¡Ay, vasta nostalgia!
patente de corso
de pena y tristeza...
de sentirme solo.
20
16comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 121

Marcharé de nuevo...

Marcharé de nuevo
a buscar la calma,
a sentir el frío
de la fuerte helada,
y tendré el recado
que la tierra manda,
ese escalofrío
que mi pecho clama,
y estaré despierto,
quizás en la playa
o puede que cerca,
durmiendo en la cama,
pero no me importa
oír sin palabras,
la voz del destino
que llega y se marcha,
la voz de los sueños
cubiertos de algas
y aquellas guitarras
un tanto calladas...

Bogaré, sin prisas,
en la vieja barca,
hundiendo los remos
en las verdes aguas,
y si acaso dudo
buscaré el mañana
la nube sombría
y quizás dorada,
buscaré, te digo,
a la luna casta
que sale en el cielo
a cantar sus nanas
y si acaso veo
una rosa blanca,
burlaré su espino
para así robarla,
y será mi premio,
mi pequeña maga,
para ti la rosa,
lunita de plata...

"...Marcharé sin rumbo
a buscar el alba,
a sentir tus besos
mi canija amada..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/10/18
17
6comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 138

Déjame amarte

Me paro en tu corazón
tocando tu puerta entornada,
dejo que mis sentimientos
hablen con los tuyos.

Y lloro toda ausencia
en un alba
que permanece dormida.

....... y se cambian mis estaciones,
y me quedo asida a otro invierno
esperando besar otra primavera más.


Déjame que habite en tu cuerpo,
ser oráculo de tu cielo,
abrasar mi deseo
y estrujar tus labios, otra vez más.

Déjame ser fuego
en esta noche
que orbita
intentando crecer.

Déjame sumar sentimientos
llenos de aires nuevos.

Déjame emocionar tu corazón,
ser tus siete velos,
.... Y susurrame otra vez más,
con el timbre de tu voz
acariciando mi piel de terciopelo.

Déjame ser tu cima
y tú, sol desnudo
tú, guión de cada amanecer.
y yo, suero de tu mundo.

Déjame ser canción
en tus labios,
ser abecedario de tus ojos,
ser tu cuerpo fusionado.

Déjame.........


Ángeles Torres
leer más   
27
19comentarios 120 lecturas versolibre karma: 130

Miraba tu vuelo...

Miraba tu vuelo
pequeña gaviota,
las alas tan grises
ya van revoltosas,
y abajo, en la playa,
estaba la costa,
con altos peñascos
y riscos de alfombra,
y en ella, tu nido
te espera cual forma
con paja y con ramas
cubiertas de sombra,
y llegas altiva,
casada a tu fonda,
tu nido de plata,
gaviota mimosa...

Miraba los mares
y en ellos las olas
del agua tan verde
y azules por zonas,
y fue en ese instante
que vi las alfombras
debajo del cielo
mostrando sus formas,
y vi muchos sueños
sin orden de tropas,
viniendo a mi lado
de forma ladrona,
y así me llegaron
claveles y rosas,
y eternas caricias
y besos sin bocas...

"...Miraba la luna
gallarda y hermosa,
al hombre y marino
remando en su boga..."

Rafael Sánchez Ortega ©
22/10/18
16
sin comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 129

Loca

Decía que le encantaban mis libros,
y por las tardes siempre la encontraba perdida en la lectura.
Sus ojos brillaban mirando los cuadros de nuestro cuarto
y de cuando en cuando se tumbaba horas en la alfombra de terciopelo.
Decía que las pinturas de las olas le recordaban el azul del cielo,
y desde el suelo recorría el mundo soñando.

No dormía porque dormir era una pérdida de tiempo,
pero siempre estaba ahí cuando me despertaba.
Con la mirada perdida y sus ojos claros e intensos.
A mi lado, en la cama, o sentada en el balcón bajo las ramas de la encina.
Aún en pijama y al verme despierto,
se levantaba y deslizaba su mano por las teclas del piano camino a la cocina.
Le encantaba el olor a café, pero odiaba su sabor,
aunque siempre probaba del mío por las mañanas.

A veces sacaba la cabeza por la ventana
y a gritos saludaba al mundo entre los barrotes.
Bajaba las escaleras corriendo
y sin rumbo salía a la calle a recoger flores.
Cuánto la echo de menos.

La música era su secreto favorito.
Bailaba por casa con los pies descalzos,
para así flotar por los pasillos.
Le encantaban los vestidos
porque sin los pesados bolsillos ella podía volar.

Se embelesaba mirando el agua y sus reflejos,
y en casa no quería tener espejos que robaran su mirada.
Se conformaba con otear las luces de la ciudad de lejos,
riéndose de ellas,
porque desde nuestro viejo tejado
nada igualaba la luz de las estrellas.
¿Dónde estarás?

Amaba su risa descontrolada.
Su sonrisa que escondía la tristeza en su mirada.
Sus días buenos, los días malos.
Había días muy malos.
Sabía qué le pasaba sólo escuchando su voz,
y en vez de hablar, guardábamos silencio los dos,
porque callados siempre sabíamos qué decir.

Pero ya no está a mi lado.
No sé si es que se ha ido o que ya no la veo.
No encuentro sus pasos, ni sus libros prestados.
Ya no siento sus manos buscando las mías.
Ya no sé si se ha descalzado para bailar.
Ya no veo las estrellas en el tejado.
Y me he olvidado de cómo reía.

Quisiera recordar una de sus sonrisas
que ocultaban su tristeza con tanta dulzura.
Quisiera volverla a ver.
Joder, pero estaba loca y la quería con locura.
leer más   
13
2comentarios 78 lecturas versolibre karma: 127

Mi vida...

Mi Vida...

Mi
Vida
Mi
Vida...

Se iba, seguido siguiendo a los años los sueños,
mi piel también se hacía viento,
volando, al fondo marino, ¡Luz te soy tan ciego!
¡Muchas retinas he perdido en el cabello!.

Mi primer sueño fué un inmenso rubí.

__ En la estepa un lobo dibujaba en mi
piel. Y mi polvo creía tener aliento.

__ Mis pesadillas esculpían con el agua algodones.

Y ella se me iba, a la punta del abismo
antes de salir la realidad del siglo, ignorando
el vacío en mis huesos, como un soplo yerto.

Y esperando, ingenuo, por las nubes nieves,
anudaba los pensamientos, como flores finas,
de mis lentes inútiles, bebiendo mis latidos.

Mi
Vida
Mi
Vida...

Se fué, atrapando a los muertos la memoria,
mis manos también se hicieron plumas,
escribiendo, al árbol hojas.¡Agua, la sed ahoga!
¡Minúsculo polvo he regresado al futuro!.

Mi último recuerdo será un infinito olvido.

__ En el cielo una paloma, anidará en mí
ausencia. Y mi polvo será lo que siempre ha sido.
__Mis ausencias destejerán con el viento
estrellas.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y de la imagen.

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=17057 © Latino-Poemas
leer más   
18
12comentarios 88 lecturas versolibre karma: 138

Amor Enjaulado

Hoy e vuelto a ver tu cara y casi muero,
Esperaba con ansiedad este momento;

A pasado mucho tiempo sin hablarte,
No esperare más para robarte;

Libertad grita este amor enjaulado,
Demos golpes a los cerrojos del pasado,

Ven a ser la alergia en este vuelo enamorado,
Sin aterrizaje de prisa ni forzado;

Le pedí al peligro seguir a tu lado,
Y a lo prohibido le hice un cheque falsificado;

Este laberinto es de mentiras,
Deja de estar lejos de mi vida,
¡Ven! vamos por la felicidad escondida.

Las rendijas están cansadas de estrellar
nuestras miradas,
Esperando jugar con mi almohada;

Dame tu tristeza,
Para ser amor en tu belleza;

Quiero tu mirada a un milímetro,
Déjame tus labios derretirlos,
Dame de tu hechizo prohibido,
Escápate de la jaula conmigo;

Quiero tu pelo en noches de desvelo tocar,
Espero lo que desde lejos no e podido enamorar;

Con la sencillez de mi rescate,
Serás siempre mi espada de diamante;

Has sido la inspiración de este poema con cara de canción,
La sensación perfecta y magia clara de emoción;

La que hace que haga locuras,
El deseo y dulce cereza de aventuras;

Las miles de realidades aquí dichas,
Y las que me quedan por decirlas;

Solo intento ser tu cielo incalculable de verdad,
Y el espacio sobre tu cuerpo llenar de inolvidable libertad.
3
sin comentarios 19 lecturas prosapoetica karma: 34

Y volverán los otoños

Y volverán los otoños, volverán como boca que marchite los nombres, jardín donde vayan a perderse las pequeñas cosas,


Volverá ese titan somnoliento a comer de las hojas rojas del olvido,
a santificar ríos con las manos, a desmigajar el tiempo con sus ojos, a hacer de la tarde espacio de lo caído, el otoño con una mano va midiendo la fiebre del campo y con otra va causándola.


Viene como un perro que no quisiese los huesos que quedan después de la guerra, tibio agua donde se ahogan los recuerdos,

Otoño de rojas manos, otoño de muerte cálida, pasajero como lluvia de verano pues después de nombrarlo solo queda un pequeño charco.


Va devorándose poco a poco como el tiempo, olvidándose de si mismo, haciéndose tormenta y polvo, viento hacia el horizonte.

Volverá el otoño como un niño triste, arrastrando los pies y con cara larga, jugará con el gris de la tarde, mas tarde, cansado en casa dirá que hasta el cielo a veces tiene la cara triste.

Sepulturero de juguete, ¿Que animal indefenso quieres tapar con tantas hojas?.

Viene el otoño como la memoria de un año olvidado.
leer más   
7
2comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 72
« anterior1234550