Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 106, tiempo total: 0.004 segundos rss2

El huracan del desamor

El huracan del desamor
el corazón me quema,
soplando versos de dolor
para encender el poema.

Fue perdiéndose mi sueño
En tu soñar,
hasta verse en la inmensidad pequeño,
Como la única huella del mar.

Guardo el perfume
de la flor que te llevaste.
Quedo respirando el hastío
de lo que dejaste.

Canta el cielo, como una bella lira,
Pero tu tormenta produce lo seco.
Grito al aire una mentira
pero me devuelve una verdad el eco.

En el espejo de la luna
hay una poesía guardada,
que quiso ser recitada,
como copla en tu mirada.

El olvido tiene la figura
de un otoño sin pavura,
que deshoja nuestra historia
del árbol de tu memoria.
leer más   
25
17comentarios 137 lecturas versolibre karma: 129

Intento

Nunca tuve intención de ser serio ni ganas ni motivos de serlo,
tampoco la tentación de subir un escalón mas que el resto.
Siempre fui yo.
Asta que de repente me planta cara la vida me pone un ranking y me esposa
con grilletes de agonía, me aconseja que piense con mente fría allí fuera hay jugadores
mejores que tu y con mas perspectiva.
Ocurrió todo junto como cuando un niño esta aprendiendo a escribir pero con la diferencia
de que este niño, dejo de serlo en el momento que murió su inocencia.
¿Motivo?
El mundo.
Me levanto cada mañana con un propósito no de ser mejor no de ser un campeón, si no de ser la
leyenda escrita de lo que fui, seré, y nunca dejare ser por que yo soy la tinta que escribe mi historia
con letra fea para que encuentren diferencia entre perfección y gloria.
Una se obtiene con el intento.
Y la otra.
Se consigue con el tiempo de todos los intentos.
leer más   
14
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 126

Suerte de coplas

Tú estabas ahí sentado y no conocías el nombre de las cosas que iban a venir, o eso pensaba yo. Realmente no teníamos consciencia de que todo llega. Éramos incautos en estos devenires. Nos creemos libres deseando, cuando sólo somos prisioneros de nuestros deseos; deseos humanos de amantes que anudan sus vidas con un lazo corredero del que más tarde o más temprano tendrán que desprenderse. Nuestros cuerpos mortales perecen. Nuestras mentes abstractas viven para siempre en el aire que algún día exhalamos y más tarde, al tiempo requerido, volvemos a inspirar.
De ti me queda el murmullo de tu aroma y lo que quise olvidar. Me queda la impronta de las noches sin dormir, para bien o para mal. No puedo dejar de pensarte y quisiera más y más de ti. A veces pienso que te escuché poco, porque a poco me saben los recuerdos y mi necesidad es otra. Mi necesidad es volver a la puerta de entrada de tu vida, a los mejores años de la mía, a tu salud o a tu enfermedad, a tu lado, a tu aventura escrita sobre la piel de mis labios.
La vida fue tan dura contigo. Tanta vitalidad fue consumiéndose como una cerilla en mis manos dejando un simulacro de ti.
Mi cabeza dolorida se castiga con los vacíos que has ido dejando. No quiero llenarlos. En esos espacios lloro, grito, pataleo y sangro gotas del amor que me has ido dando. Gotas que llueven sobre mi pelo que tanto has enredado. No quiero llenarlos.
Muchas veces quiero contarte y canto. Vivo entre coplas robadas y versos musicalizados. ¡Que acertado el refranero con sus dimes y "diretes"!: "Quién canta su mal espanta". Y así, cantando, mi alma te alcanza , me da fuerzas ante tanta asechanza que día a día me surge, y que tú, sentado ahí, hace algún tiempo ya me advertiste, y yo, sonriendo, sólo veía tu cara cuando tu razón hablaba.

Jugué y todo lo aposté
a la suerte de tu querer,
entera a ella me entregué
convencida de no perder.

Gané tanto como amé
y amé cómo si no hubiera fin,
por un amor como aquél
adicta a este juego me vi.

Pero ganar y perder
son caprichos de la suerte
y sin que pierda el querer
gana a caprichosa la muerte.

Mi suerte fue quererte
y tenerte aquí a mi lado;
mi suerte fue tenerte
pero ahora se ha acabado.

Imagen: Pintura de Marina Dieul, Francia.
5
2comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 62

Voluntad de Amor

Lágrimas de ácido
Destruyen nuestro amor
Bajando sin miseria
Hasta mi corazón.

Un dolor de cabeza
Abruma nuestros recuerdos
De aquello momentos
Que juramos amor eterno.

Sin aviso
Van parando mis latidos
Es por que sin ti
Yo siento un vacío.

Recorriendo tus labios
Me transportan al cielo
Es como volar
Sin un descenso al infierno.

Buscando un instante contigo
Finalizando nuestro destino
Pensamientos vagos
Terminando a tu lado.

Un futuro incierto
Esperando en el presente
Estaremos juntos
Cueste lo que cueste…
5
sin comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 60

Hombre arcoiris

Y veo tu colorida
voz, Iz, aparecer
entre las gotas
del cielo y el sol.

El viento que sopla
su copla nubosa
lejos trayendo
tu dulce aullido.

Pido otro día
en el paraíso por
la alegría de tu
eterna sonrisa.

¡Viva tu vida!
Con tu pequeño
instrumento creaste
gran conciencia.

Sin gritar te hiciste
notar, condimento
al viento dejaste
tu divina creencia.

Tú, único Israel
pacífico, corazón
de volcán, voz
de miel y coral.

Como río brioso
bajaste de tus frondosas
montañas, precoz y pode-
roso llegaste al mar.
7
3comentarios 48 lecturas versolibre karma: 96

Guíame

Y si despierto en penumbra
y con la voz quiebra y triste,
con el mundo que me enviste
y que ya nada deslumbra.

Busca una luz que ilumine,
un sosiego que me calme,
una mano que me salme.
Que el miedo no me domine.



Copla castellana - 8 versos de 8 sílabas
abba cddc


Hortensia Márquez


Imagen sacada de internet,
33
22comentarios 239 lecturas versoclasico karma: 156

Rejas en el cielo

Por poner rejas al cielo,
el suelo quedo en olvido,
la vida triste quejido
y nada pudo alzar vuelo.


Que no te impidan volar,
buscar tu sueño y valía,
eres dueño de tu día.
Nunca dejes de soñar.





Copla castellana - 8 versos de 8 sílabas
abba cddc



Hortensia Márquez

Imagen sacada de internet
35
30comentarios 200 lecturas versoclasico karma: 150

Poeta I

Poeta I

Hay un fulano que veranea aquí. Que escribe muy bien, por cierto, y del que se dice que su vida y su obra van unidas a su sombra. Desde el principio de los tiempos. Incluso cuando llueve. Es glorioso en su creación literaria. De rima intensa sólo comparable al mar en ocasiones de tormenta. Un maestro que ha sabido domar su pluma y la tiene adaptada a su mente. Piensa y escribe. Vive y vuelve a escribir. Habla y sigue escribiendo. Su pluma se enamora del papel. Se insinúa. Se desliza sobre el folio con trazo firme. Como cuando acaricias. Ha llegado a afirmar que está enfermo de letras y rimas.
Pues resulta que Don Fulano, cuyo nombre no me ha permitido desvelar, a venido a recalar en el ya famoso pueblecito costero y pintoresco donde yo tengo una casita con porche y tumbona. Y Pepe regenta el bar desde el que puedes tomar café mientras ves amanecer. Ha sido mi vecino y ha estado viviendo un poco más cerca del mar que yo. Un lugar con mar, amanecer, montaña y bosque con acantilado. Donde se puede contemplar la puesta de sol porque el mar sí te deja. Con permiso de las olas y las nubes que no siempre colaboran.

Se ha hospedado en casa de Eugeni. Vecino mío. En la última casa antes de que empiece la orilla del mar. En el otro lado hay un solar de chumberas que ahora mismo están los higos para comer. Don Fulano va de poeta porque es poeta. Los poetas van de poetas o no lo son. En una de las tertulias a la sombra de una encina, que aquí abundan mucho, y el mediterráneo actuando de testigo, sorbió un café acompañado de una generosa copa de Brandy Suau. Al poco rato su mente se paseaba perdida tranquilamente entre tinieblas y penumbras. La lengua no le respondía y más que desenvolverse con soltura se arrastraba entre dientes y labios agarrotados.
Así las cosas, Don Fulano poeta, empezó a largar sin miramientos y sin rima. El resto de contertulios haciendo esfuerzos para entenderlo. Que lo que decía tenía que ser interesante. Los jubilados todavía hablan rumores de él porque fue memorable. Decía Don Fulano que había estado de contertulio en el Gran Café de Gijón. Hace tiempo. Después de venir del otro lado del atlántico y pasar por el Ministerio de Cultura de asesor. Soltero como concepto de algo natural y necesario para no perder espacios de libertad. Estuvo enamorado de una actriz de cine y que cantaba coplas en un corral. Y sigue enamorado de las letras de Chejov. Poca cosa más.
Tiene unos cuantos libros que llevan su firma. Ahora escribe columnas y colaboraciones en prensa. Tiene su punto de fama entre los círculos literarios. Habla y actúa mientras el sol se pone a sus espaldas. Una vez leí que Umbral había escrito de él que había dicho que leía las críticas un años después de haber sido publicadas. De tal forma que ya no le importaban tanto si eran buenas como si eran malas. Una forma de sobrevivir.
Sólo estuvo con nosotros poco más de una semana. Un día lo metimos en la barca y pusimos proa al horizonte. Al salir del puerto vomitó tanto como pudo. Lo devolvimos a tierra firme en estado agónico. Lo paseamos por el bosque de encinas, olivos y pinos. Algunos algarrobos y pocas higueras. Percibió el susurro del aire cuando pasa entre las ramas. Lo escuchó y le gustó. Más que el de las olas. Que es un poeta de tierra adentro. Tomó notas. Le procuramos una vida intensa. Escribió tanto como quiso o tanto como le dejamos. Pero eso fue cuando le escondimos el Suau. Que así son algunos poetas de fama. Dijo que también había hecho teatro. Sin duda. Hay una crítica que dice de él que el personaje que interpretó era mejor que el personaje del guión. A ver.
Hemos descubierto que es un clásico y un romántico. Un creador de textos con rima muy imaginativo. De izquierdas, claro. Ha venido a descansar invitado por Eugeni. Pero no le hemos dejado. Un poco de siesta en el momento en que el calor no te deja otra alternativa. Eugeni también tiene porche y tumbona. Y se la ha prestado. Los chavales más gamberros le tiran bolitas de papel ensalivado con un canuto de bolígrafo Bic. Él levanta la mano inconsciente como quien escampa moscas que no ve. De pequeño fue monaguillo. El cura se rompió un pié y las campanas de su pueblo no tocaron las horas durante veinte días porque él no tenía fuerza para moverlas. Los jubilados miraban al cielo como hace el pescador. Salud.
5
1comentarios 25 lecturas relato karma: 74

Recuerde

Recuerde el alma dormida

y en el desván tu memoria

aún viva,

que bajo el polvo recluida

está apilada tu historia

que me esquiva.

Avive el seso y despierte

para añorar emociones

ya sentidas,

mi fortuna doy por verte

deseos son e ilusiones

ya vividas.



"Recordé a Manrique y le robé 2 versos"
22
6comentarios 129 lecturas versoclasico karma: 135

Diálogos I (a @Letizia)

Hoy no te hablaré de Moctezuma
tampoco lo haré de Chapultepec,
sí lo haré de mis noches sin luna
cuando hablamos hasta cerca de la una.

Cuando yo te hablo de sirenas
y tú me cuentas también tus penas,
y en eso surgen amargas tus dudas
sobre si estaré esa noche con alguna,
que conozca mi corazón y mi llanto
o disfrute de lo que escribe mi pluma.

Te abrí mi alma y busqué tu consejo
mostrándote fotos de mis claros cielos,
sin rima falsa, con temor a tu rechazo
me brindé a ti a diario y mientras tanto
te conté mi vida despacio, pero sin descanso.

Siento que tu amor fue como un flechazo.
me imagino ya a tu lado, eres mi mejor sueño:
disfrutas de las lecturas y del conocimiento;
compartes mis anhelos, calmas mis temores,
mis angustias, y también, cómo no, mis deseos.

He estudiado durante demasiadas lunas
he compuesto demasiados versos.
Hoy, que estamos juntos aquí,
en esta hermosa Ciudad de México,
solo quiero mirarte a los ojos,
rozar tus labios
y acariciar tu pelo...
leer más   
15
14comentarios 93 lecturas versolibre karma: 119

Cuentos y leyendas IV (a @Letizia)

Recuerdo que cuando era joven
leía en una revista argentina
-escrita por Lucho Olivera-,
una serie del rey Gigalmesh,

De Uruk, antiguo reino de Sumeria,
al cual un visitante marciano
quien Utnapistim era llamado,
le regaló la inmortalidad,
condenándolo así a vagar
por eones sin compañía.

Su leyenda es bien conocida
y hasta que te encontré
creía que esa sería
también, mi larga agonía.

No creo en dioses,
no persigo quimeras
-como bien te he dicho-
solo quiero en esta vida
que tú, así me quieras,
que me conozcas por dentro
aún más que por fuera.

No deseo fama ni gloria,
tampoco busco riquezas,
de ti busco el encanto
y el embrujo de tu risa,
lo suave de tus labios
y rozar tu piel tersa.

Que delires con mis versos
en cuanto los leas,
que llores en mis brazos
cuando te aqueje una pena.

Que escribas a mi lado
cuando acabe la cena,
que duermas de costado
y camines a mi vera...
leer más   
10
15comentarios 98 lecturas versolibre karma: 122

Cuentos y leyendas (III) (a @Letizia)

Hoy quiero confesarte
que hace mucho tiempo
estuve prisionero
de otros encantos
de otros tormentos:
la literatura y la música,
- melódica-, en mi vida
hacían un hermoso dueto.

Y te recomendaría otro libro,
una leyenda, no un cuento,
de C. Thurston, "El ojo de Horus"
también conocido como "El amuleto"

Donde pasado y presente
unen los sentimientos
de dos seres distintos
como amantes perfectos
con errores manifiestos
pero también con aciertos.

Y conjugué el verbo amar
tan solo en tres tiempos:
mi triste pasado sin ti,
nuestro presente a lo lejos,
y a tu lado, el futuro perfecto

Y dejé el corazón abierto
a tus palabras, a tus versos
a nuestro idilio a lo lejos
a visitar Ciudad de México

A comprender tu mirada
y a divisarte de lejos,
A escuchar cuando hablas
y entender tus silencios,
A contemplar el horizonte,
juntos, cuando seamos viejos...
leer más   
13
13comentarios 78 lecturas versolibre karma: 114

Cuentos y leyendas (II) (a @Letizia)

Como ya te había prometido
para el pasaporte saqué número
-sin hacer alharaca ni aspaviento-
en un día gris, frío y húmedo
apenas pasado el mes de julio.

Y para ir matando el tiempo
del mismo autor, Barjavel,
te recomendé otro libro
intitulado: "El gran secreto"
porque búsquedas penosas
como la que allí se narra,
y en mi vida, hay pocas.

Y puse el futuro en juego
para firmar nuestro pacto
con el mero eco de nuestros
últimos poemas en concierto.

Y cabalgué en silencio
de tus brazos al encuentro
para ahogar nuestros llantos
y hacer realidad nuestros versos

Para fundir nuestros cuerpos
y conocer Ciudad de México.
Para reírnos juntos
y no ocultarnos defectos
para sellar tus labios
y cubrirte de besos...

Para dejar de escribir
y recorrer tus pueblos,
tus curvas sinuosas
y acariciar tus cabellos,
tu alma y tu cuerpo.

Sentir el mutuo deseo
y avivarlo con fuego´
-en sentido opuesto
al que siempre he hecho-,
de fuera hacia dentro...
leer más   
10
10comentarios 107 lecturas versolibre karma: 118

Cuentos y Leyendas (I) (a @Letizia)

Nuestro destino ya estaba escrito
en "La noche de los tiempos",
ese libro de René Barjavel
que ahora tú estás leyendo.

Un mundo lejano y antiguo
como el de tus ancestros,
lleno de pasión y odio
ruina y sufrimiento.

Donde el amor y la guerra
se desatan en México,
cual hace unos siglos
mayas y aztecas sufrieron.

No me pidas la luna
porque te daré el cielo
no me pidas estrellas
porque te daré el Universo

Cual libros en rima
con todos mis versos,
cual cuentos y odas
para que vayas leyendo,

Mientras esperas y ansías
que llegue a Ciudad de México,
para llenar de caricias
y besos todo tu cuerpo

Para unir nuestras almas
cual Julieta y Romeo
cual Elea y Paikán
cual Paris y Helena

Pues ya ha sucedido
que dos almas gemelas
cual si fueran las caras
de una misma moneda
vivieran para siempre unidas
-sin importar la distancia-
a través de los tiempos...
leer más   
11
8comentarios 110 lecturas versolibre karma: 106

Contrafarsa

A ti que nervioso te ríes
y muestras desprecio
por cuanto yo escribo,
contumaz celoso
y con tono despectivo
ardiente y altivo
con rimas silvestres
y versos esquivos

Que pareces doncella
buscando marido
con tul y las flores
de blanco vestido
te acepto la apuesta
y también desafíos

Que escribes poemas
que leo y comento
mientras como y duermo
por ser tan risueños

Que buscas el pleito
más no das con la tecla
por ser una mezcla
de Hera y Dioniso

Que escribes gracioso
con tono morboso
con arte rabioso
y carente de gozo

A ti que te escondes
cual niño en la falda
de su madre al hallarla
lejos de su consorte

Que de amigos tienes cohorte
pero de enemigos legiones
con letras y canciones
que riman montones

Pero carecen de guiones
por ser tan pobres
de amor y sabores
de belleza y halagos,
pero que usas tambores

Te ruego me nombres
cuando versos compones
para que todos sepan
por qué te agazapas
para arrojar la piedra
cual mente ligera
sin hilo ni rueca
para amar ni esperar
que tu alma se encienda.

Que creas poemas de ocasión
que no me llegan ni al talón
que son la razón
de que pase a la acción

Que escribes para llamar mi atención
mas sin usar el corazón
pues careces de visión
y también de ambición.

Que cuando callas te arrugas
cual en la parra una oruga
y solo compones letras para
carnavales y murgas
y me tratas a mi de farsante
tú, que eres el hazmerreir
de Marsella y Alicante

Que pareces Babieca y Rocinante
como los asnos de otrora,
de antes, que escondes tu cara
con gafas de vil tunante
con coplas más bien alucinantes
caballeroso, pero sin guantes
te veré al caer en Nantes,
si es que aún tienes aguante,,,
leer más   
13
12comentarios 108 lecturas versolibre karma: 117

Poémame un concierto (a @Letizia)

Hoy desperté contento.
Tal vez sea porque de vos
a diario siento el aliento;
tal vez sea porque es hermoso
tu pelo al viento,
como en la foto,
esa en que lo llevas suelto.

Así da gusto vivir:
no perseguir la gloria
ni padecer un tormento;
soñar juntos por las noches,
siempre despiertos;
contarnos nuestras vidas,
como si se tratara
de las de Aquiles y Héctor.

Porque aprendí que no es fácil
vivir cuando todo es incierto,
cuando pareces sufrir
lo que es sempiterno,
cuando de mi corazón
el latir va disminuyendo.

Porque escuchar por
las noches tu voz
parece un concierto,
de esos que cuando
estemos juntos,
oiremos a cielo abierto,
en Yucatàn la península
o en Montevideo, el Cerro...

Tal vez en la vida,
tan solo me hacía falta
encontrar tu consuelo,
y que fueras la musa
que inspira mis versos,
porque amores como el tuyo
son los que no se lleva el viento.

Porque no es necesario
lanzar mil requiebros.
Solo hace falta a tus palabras
estar atento, y por qué no,
también a tus silencios...

Puedes dar por descontado
que pronto iré a México,
a consultar el Oráculo
si soñaremos juntos ,
o viviré entonces
como si ya estuviera muerto.

Porque cuando me toque morir
quiero sentir tus besos
y no como dice Ulises en la Ilíada,
"Que digan que viví
en la época de Héctor".

Y que nadie esté de luto,
sino que te busquen a ti, Leticia,
al igual que al resto del mundo,
que no parezca un desierto.

Y que en Poémame
no haya un requiem,
sino que todos juntos
procuren hacer de esto
un hermoso concierto...
leer más   
13
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 109

Convivencia virtual (a @Letizia)

Es cada día al ocaso que me desperezo
cuando mis brazos estiro y versos compongo
-mientras que el sol deja de verse redondo-
y que de tus labios extraño los besos.

Es al atardecer que suelo buscarte
para lazos ardientes construir,
es cuando mi corazón deja de latir
y sé que me toca en suerte no tenerte.

Es en la madrugada que siento una punzada
-que suelo trocar por sueños placenteros-,
construimos nuestros lazos imperecederos
y tu despedida penetra como una estocada.

Es al alba que la almohada vacía
me recuerda que la noche es larga
y entonces surge una pena amarga
y me dice que tú aún no eres mía.

Es durante la mañana que te sigo
y CDMX en metrobus entera recorro,
-cual tu sombra aunque haga frío-
causando en mi empleo algún engorro.

Es al mediodía en que ambos bromeamos
contándonos noticias de Uruguay y México
-descubriendo vericuetos de los léxicos-
y algún que otro chiste fino cruzamos.

Es durante las veinticuatro horas
que el tic tac de mi reloj Casio suena,
que mi solitaria alma sigue en pena
porque aunque lo disimula, te añora...
leer más   
9
8comentarios 126 lecturas versolibre karma: 106

Sobre las hojas extendiadas en Colaboración con @Alfjparescritor

A.B.A.
Rétame a versar y verso.
Tomando tus metáforas como ejemplo,
olvidándome de mi propio alfabeto,
enredada en tus grafemas de rasgos perfectos.

Rétame a poetizar y rimando llego,
entre consonancias de cantos de tus versos
bailando coplas de ritmo placentero.
Tomando tu puño de celestial soneto.

A.J.P.
Mirando por la niña de tus ojos
veo que me retas, pues yo te reto.

Placer sublime invade mi corazón
cuando por pasión describo mi alto ego,
juego porque no juego y en juegos inmerso
me veo por complacer tu invitación
y solo en mi habitación, me paralizo y me quedo quieto,
pues si es de tu gusto por escribir
te escribo si quieres un soneto.

Para ello es imprescindible contar
no solo las sílabas de los verso,
sino con tu complicidad al contestar
cuartetos y tercetos.

Y si algún estrambote se te ocurre
a tí te lo dejo y me quedo quieto,
y aquí viene el soneto:

A.B.A.
Sobre la hoja extendida, tinta azul se deslizan,
la que nace en tu pluma despierta mi sonrisa.
Serena al mar de bruma, con la espuma se irisa,
leo el papel pantalla túnica que angelizan.

A.J.P.
De bellos colores es la pluma que utilizan
y bellas las flores que jardinero frisa,
contémplando todo su esplendor más sin prisa
se recrea en versos que juglares poetizan.

A.B.A.
Son tus letras mi alimento, tus estrofas certezas
que reviven la niña que entre poemas juega.
Avivas esperanza, vociferas grandezas.

A.J.P.
Por mi aliento amasas el pan que con sudor brega
tus versos salen de tintas sabor a cerezas
que por bregar la masa, cocido el verso abniega.

Estrambote de A.B.A.
Te reté a versar y lo hemos hecho
desde el corazón y con la sangre hecha versos,
más sin darnos cuenta el placer invadió éste reto.

Todos los derechos de los autrores reservados
Amalia Beatriz Arzac y Alfonso J Paredes
Imagen tomada de internet cuya fuente es : www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
leer más   
8
10comentarios 112 lecturas colaboracion karma: 96

Sobre las hojas extendidas en Colaboración con @Amalia_Beatriz_Arzac

A.B.A.
Rétame a versar y verso.
Tomando tus metáforas como ejemplo,
olvidándome de mi propio alfabeto,
enredada en tus grafemas de rasgos perfectos.

Rétame a poetizar y rimando llego,
entre consonancias de cantos de tus versos
bailando coplas de ritmo placentero.
Tomando tu puño de celestial soneto.

A.J.P.
Mirando por la niña de tus ojos
veo que me retas, pues yo te reto.

Placer sublime invade mi corazón
cuando por pasión describo mi alto ego,
juego porque no juego y en juegos inmerso
me veo por complacer tu invitación
y solo en mi habitación, me paralizo y me quedo quieto,
pues si es de tu gusto por escribir
te escribo si quieres un soneto.

Para ello es imprescindible contar
no solo las sílabas de los verso,
sino con tu complicidad al contestar
cuartetos y tercetos.

Y si algún estrambote se te ocurre
a tí te lo dejo y me quedo quieto,
y aquí viene el soneto:

A.B.A.
Sobre la hoja extendida, tinta azul se deslizan,
la que nace en tu pluma despierta mi sonrisa.
Serena al mar de bruma, con la espuma se irisa,
leo el papel pantalla túnica que angelizan.

A.J.P.
De bellos colores es la pluma que utilizan
y bellas las flores que jardinero frisa,
contémplando todo su esplendor más sin prisa
se recrea en versos que juglares poetizan.

A.B.A.
Son tus letras mi alimento, tus estrofas certezas
que reviven la niña que entre poemas juega.
Avivas esperanza, vociferas grandezas.

A.J.P.
Por mi aliento amasas el pan que con sudor brega
tus versos salen de tintas sabor a cerezas
que por bregar la masa, cocido el verso abniega.

Estrambote de A.B.A.
Te reté a versar y lo hemos hecho
desde el corazón y con la sangre hecha versos,
más sin darnos el placer invadió éste reto.

Todos los derechos de los autrores reservados
Amalia Beatriz Arzac y Alfonso J Paredes
Imagen tomada de internet cuya fuente es : www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
leer más   
20
11comentarios 114 lecturas colaboracion karma: 109

Unidos en vuelo (a @Letizia)

En esta larga y tediosa tarde
que ya se vuelve oscura,
cuando solo oír tu voz
necesito con premura,

Es cuando mi corazón
el cual late con locura,
se parece a un altavoz
que te llama con ternura.

El paseo soñado ansío,
llegar pronto a tu lado
-antes de que lo haga el estío-,
no escribirte estos versos
sino susurrarlos a tu oído.

No encontrarte en mis sueños
sino soñarlos contigo;
no cobijarme en los recuerdos
que son permeables al frío.

Desafiar tus sentidos
para juntos alzar el vuelo,
-no encontrarme perdido-
y al cielo llegar unidos.

Será mi único consuelo
al estrechar tu cuerpo
y dejar Ciudad de México.
Tenlo por cierto,
que para mi, algo,
algo habrá muerto...
leer más   
9
7comentarios 83 lecturas versolibre karma: 105
« anterior123456