Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 235, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Incómoda libertad

La gente del pueblo se lame sus heridas
ásperas e irreconciliables,
con veneno hacia el cambio.
Levantan la mano para condenarme
en un juicio social,
donde soy el desarme.

Ataduras férreas y corsé,
aguja para sonreír,
camino de espinas al ralentí.

Besos con paredes grises,
que delatan a los labios rojos,
prueba del delito,
macabra libertad.
leer más   
10
6comentarios 105 lecturas versolibre karma: 94

naturaleza agonizando

Los árboles están mustios y lloran aceite,
van cayendo sus hojas irremediablemente.
El sol se esconde ante la barbarie,
se carcome lentamente el paisaje.

¿Quién cruzará el puente colgante
desfigurado, sin ser lo que era antes?
¿Quién dará la voz de alarma?
Volver a las antiguas armas.

Todos duermen en el sueño del progreso,
hipnotizados por el dinero.
Salgan los valientes a cambiar el sistema
el tiempo se agota y la casa se quema.

La balanza está quebrada,
demasiado consumo,
toneladas de humo
y conciencia helada.
11
4comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 114

Niños del olvido

Nacidos para el olvido
en estas tierras sembradas de hambre
de ecos ahogados de gritos
y ojos que visten huérfanos
mientras
con vuestra inocencia ultrajada
jugáis entre escombros de guerras
columpios pintados de pólvora
que mutilan trocitos del alma
envueltos en ríos de sangre

Sois vosotros sí
los desheredados del mundo
los que no tenéis nombre
los que vivís besando la muerte
cada día, cada noche

Sois vosotros sí
los nacidos para el olvido
leer más   
14
9comentarios 144 lecturas versolibre karma: 90

Trebor

Por alguna razón, jamás encontré placer en el amor, pues en mi configuración, se trataba tan solo de una necesidad para poder encajar. Comer, beber, dormir, amar, y poco más. Eran mis funciones básicas. Todo lo demás, lo iría aprendiendo con el tiempo, que se me presentaba intrascendente, pues no podía envejecer como lo hacen los humanos. Mi nombre verdadero es TR-380R, aunque todos me conocen como Trebor.
3
sin comentarios 73 lecturas relato karma: 34

Kilauea

La nocturna flor insomne sorprende a mis pupilas
sus petalos se cierran a mi alrededor, como lenguas de magma ardiente
deshojan mi piel, capa a capa
y crean un nuevo mundo de lava.

el grito, que sale de mi boca
seca los mares, marea la tierra.

El silencio, que oigo sollozante
me hace llorar ceniza,
huir hacia otra parte.

Yo quería difuminarme con el sol pero las nubes lo esconden de mi
yo quería ser uno con los mares pero evaporo cada gota que rodea mi aire.

Ya estaba señalado por la mano de Pele desde el día que nací,
pero ahora mi ojo despertó y atrajo el calor a mi dermis.
Una pirámide crece en mi espalda y debo sobrellevar este templo,
como un Atlas que soporta un mundo de cuentos creados para aliviar
los miedos que nunca venceremos
leer más   
15
12comentarios 123 lecturas versolibre karma: 95

Tiempo, no amor

Añoramos tanto
cantidad sobre calidad
qué hasta el amor se ve mejor
cuando éste dura más.

El tiempo no importa,
es lo que menos tenemos
mas cuando se ama de verdad
éste pasa incierto

hay muchas razones
qué nos harían entender
es mejor un minuto de pasión
qué años sin amor.
leer más   
6
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 62

Nómadas

Su techo, el reverso del puente. Sus paredes, cajas de cartón. Su cama, el frio asfalto.

No está sólo, tiene a Cristina, inmigrante, vino a España a buscar fortuna, ha conseguido heridas en el corazón, un desahucio y aborto oculto producto de una violación.

Él ha tenido mejor suerte. Está en paro. Le han gritado y pegado en la calle por tener otra orientación sexual.

Vivía con su madre, pero ella falleció, el banco reclamó su herencia, y así llegó a vivir al aire libre, bajo las inclemencias del tiempo y la contaminación de Madrid.

Qué privilegiados. Podría ser peor.

Cristina y él, compañeros de viaje, nómadas de una sociedad moderna que los margina.
3
2comentarios 66 lecturas relato karma: 47

Redes sociales

He pulsado con el índice el ratón de mi viejo ordenador.
Clic.
Una mano cerrada con el pulgar erecto
ha aparecido en la pantalla, seguida por un “Tú y 17 personas más”.

Quizás, alguien se sienta bien al otro lado
de la gran red social. Atrapado en su tela de araña,
envuelto en la imaginaria acogida del mundo.
Red, querida red…

Si no fuera por ti, ¿quién escucharía mi canto y mis lágrimas?
¿Quién sabría de mi soledad en red?
¿Quién tocaría con sus manos las mías?
¿Quién soñaría una belleza deseada?

Y, si pudiera despojarme de tus hilos…
Tal vez encontrara unos ojos clavados en mi mirada,
Un aliento cálido fundido en la palabra,

Una piel narrando su historia real de vida.
4
sin comentarios 69 lecturas versolibre karma: 30

Irrevocable

Alguien vendrá a decirte
que el progreso es una parte
de la naturaleza,
que no avanzas
si sigues haciendo las cosas
como siempre las has hecho.

Pero mientras hablaba el futuro
existió el presente.

Y uno empieza a añorar
la espuma de cuando los días
eran otra cosa,
quiero decir,

más reales,
menos superficiales.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
10
10comentarios 138 lecturas versolibre karma: 112

Hay ciertas personas

Hay ciertas personas
que siempre que hablan,
la cagan.

Y si intentan arreglarlo,
la incoherencia se proclama.

Hay ciertas personas
que sin apuntar,
disparan.

Y si mueres en el acto,
se te rien en la cara.

Solo hay ciertas cosas
que no tolere mi alma;
la incultura por desidia..
la soberbia sin ventaja..

y a esas “ciertas personas”
que queriendo, resquebrajan
tu buen fondo y energía,
que sin conocer, ultrajan.
leer más   
12
7comentarios 78 lecturas versolibre karma: 106

Pirámide social

En la sociedad de hoy en día
Solo toca mirar
Para poder observar
Esta indestructible pirámide social
Que hasta en los colegios esta
Atletas y populares en lo alto brillan
Mientras que los nerds y los diferentes
En el fondo se olvidan
Pero si esto no fuera suficiente
Los desprestigian por su gran mente
Algunos superan eso, o al menos lo creen
Pero su condena es más fuerte y mayor
Aparentemente por creerse superior
Y sentir a los verdugos que no tienen el control
¿Por qué ellos son los que mandan?
Solo por un cuerpo esculpido
Y un intelecto diminuto
Si los roles cambiaran
Al menos por un día
Sentirán toda esa desesperación
Mezclado con la frustración
Por fin experimentaran el dolor
Que nos hicieron pasar sin compasión
Me subestiman sin razón
Y ese es su mayor error
La hora de la venganza llego
Y rogaran que les quitemos su corazón.
leer más   
4
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 63

No quiero escribir (a veces)

A veces no quiero escribir
no puedo, me bloqueo, no siento
no siento amor, odio, pena, ira, remordimiento
tristeza, alegría, venganza, sin vivir.
No me hablo, no me escucho, por no sentir,
ni me siento, ni esto vivo, ni estoy muerto
creo que llevo tantos años comiendo
mierda social y moral, que tengo que desistir.
No me queda nada de que hablar,
no puedo imaginar, ni soñar,
porque algún capullo vendrá y me dirá:
déjalo que los sueños sueños son.
¿El corazón tendido al sol? ¿Dónde está?
¿Y la revolución? ¿Que pasó?
¿Ya, no queda nada de ese amor?
Trabajo, dinero y teletostón.
Que asco soy un ser social,
ni estoy vivo ni estoy muerto,
mi mente pace en un puto desierto.
leer más   
16
2comentarios 145 lecturas versolibre karma: 61

Contra la revolución

Militares toman calles
gente armada, criminales,
hay revueltas populares
contra la Revolución
que destruyó la nación
y ha matado a centenares,
violencia y calamidades
que el Comandante sembró.
Nuestro país dividió
para someterlo añales,
golilleros y holgazanes
su socialismo creó;
gente de mérito huyó
buscando oportunidades
sin progreso o libertades
mientras vivió el dictador.
Por eso no me extrañó
que rabioso el pueblo estalle
harto de miseria y hambre
sumido en la corrupción.
¡No más engaño y mentiras!
¡Muerte a la revolución!


Heclist Blanco
3
sin comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 27

La máquina del tiempo

Me retiré de todas mis cuentas
pendientes del vacío
en las redes sociales.

Mi baile con el lenguaje era mecánico.
Quería volver a esa época en la que había
algunas señales entre nosotros,
ser
un librepensador,
un niño,
un vitalista;

formar parte de las criaturas del azar,
del conjunto que da sentido
a todas las cosas solitarias,
y en la calle, toparme con el rostro del amor
o el saludo de algún viejo amigo.

Ahora tengo presente que la vida te da
algo distinto cada mañana,
y que para viajar en el tiempo
no es necesario
crear una máquina imposible,
y encenderla.

Sólo hace falta
apagar
unas cuantas
de ellas.
8
sin comentarios 136 lecturas versolibre karma: 67

¿Cómo lidiar con eso?

El simple hecho de mirarlo
me causa repugnancia,
por su peinado raro
y por tanta extravagancia.

No soporto su presencia
ni carencia de arrogancia.
Que aparente 20 años
pero con exceso de infancia.

Que se tome todo a juego
es lo que menos le tolero,
ni que pueda ver la vida de esa forma
con que nadie puede hacerlo.

Estoy harto de cada mañana ver su cara
y tener que soportarlo más de la mitad del día.
Y la pregunta del millón sería:

¿Cómo lidiar con eso?
Si lo que miro es el espejo,
con mi vulgar reflejo.
7
1comentarios 103 lecturas versolibre karma: 90

El frío invierno de la vida

Sentado en la silla a la entrada de la casa, José, como cada mediodía, esperaba paciente a que su mujer terminara de arreglarse. Y es que ella, conservaba intacta su coquetería femenina y le gustaba acicalarse delante del espejo antes de salir a comer.
Un poquito de brillo en los labios y una rayita azul junto a las pestañas para dar un poco de alegría a la mirada.
"Que ni los vecinos ni nadie en la calle sepa de mis tristezas. ¡A nadie le importan!. Hay mala gente que, por delante te pone cara compungida, te da golpecitos en la espalda y luego, por detrás, critica y disfruta con los males ajenos. Además, tampoco me van a solucionar nada" solía decir. José, torcía el gesto. "Condenada mujer, si vas a tener razón" Pensaba para sus adentros.
- Carmen, date prisa o llegaremos tarde. Ya sabes que se forman largas colas y luego nos toca esperar al segundo turno, y yo, ya no estoy para aguantar tanto rato.

Los años y la vida se les habían echado encima a los dos. Cincuenta años de casados cumplirían en Diciembre, y sus vidas habían cambiado tanto que, ya apenas recordaban todos los sueños que se quedaron rotos en el cajón. Aún así, con los ochenta y dos años de José y los setenta y nueve de Carmen, que jamás reconocería aunque le clavasen astillas entre las uñas, todavía se las arreglaban para vivir solos en su casa.
Una casa vacía de los hijos que tuvieron y que, ya hacía tiempo que volaron del nido. María, la pequeña, trabajaba en una galería de arte en Boston. Junto a su marido George, un ingeniero americano, vivían en una preciosa casa con un enorme jardín, por donde ya empezaba a corretear el pequeño Andrea. Dos añitos y medio había cumplido. En las fotos que les envió María por correo electrónico, pudieron constatar que el niño, se parecía a su abuelo. Al menos, eso decía la abuela. “Ha salido guapo el nieto, tiene tu cara. La de antes, ahora estás viejo y arrugado” le decía con una media sonrisa.
Después, junto al documento gráfico, unas letras:
“Que si tenéis que venir… Que si estamos buscando la manera de ampliar la casa…Que si tenemos planeado hacer una pequeña construcción en una zona del jardín, para que podáis tener vuestro espacio… Un dormitorio, con una pequeña cocina y un cuarto de baño independiente para que estéis cómodos... Que ya os iremos diciendo... Que ir a España para veros está complicado porque George tiene mucho trabajo… Que lo sentía mucho, pero que estarían en contacto.” Y luego… “Que… ¿qué tal todo…? ¿que si estaban bien de salud? Y que un beso…”
Carmen, suspiró mirando a su marido.
– Todavía no hemos podido conocer y besar a nuestro nieto. Acuérdate de lo que digo, eso no va a suceder. No nos quieren allí. Somos viejos y les estorbamos.
José, entornaba los ojos recordando los sacrificios que habían hecho, para que su hija hubiera podido estudiar su carrera en Madrid; muy por encima de lo que se podían permitir, pero trabajando duro para conseguirlo.
Lo mismo que lucharon para ayudar a Carlos, el hijo mayor. Tanto, que dieron todo lo que tenían y más. Toda la vida tratando de sacar adelante ese pequeño negocio que José, heredó de su padre, y que luego, él, puso en manos de su hijo. Pero Carlos no supo hacerlo y lo arruinó. Lo perdieron todo, hasta su propia casa. El hijo, además, en su mala cabeza y en una huida hacia adelante, firmó pagarés por cientos de miles de euros. Una locura que lo llevó a poner pies en polvorosa. Hacía diez años que apenas sabían nada de él. Por algún conocido averiguaron, que andaba por Francia trabajando en hostelería.
El caso es que, Carmen y José, se habían quedado solos en una casa silenciosa y fría. Sobre todo, fría en invierno cuando había que tener apagada la calefacción, porque la pensión no daba para más, ahora que también, tenían que pagar el alquiler de la que un día fue su casa en propiedad. Y tampoco llegaba para la comida caliente del mediodía, porque si comían, no podían comprar los medicamentos que necesitaba José. Así que, cada día Carmen, se pintaba una rayita azul entre las pestañas y una sonrisa brillante en los labios. Escondía en el fondo de su bolso todas sus tristezas y agarrando a su marido del brazo, se bajaban a un comedor social que había a tres paradas de un tranvía, que no cogían.
Si salían con tiempo… no tendrían que esperar al segundo turno.
leer más   
3
1comentarios 14 lecturas concursobac karma: 56

Historia de todas las guerras

Y como siempre, el pobre muere por defender unas ideas que cree justas, mientras el rico, en la comodidad de su refugio, engorda enviando “cerdos” al matadero.
3
2comentarios 75 lecturas relato karma: 41

Socialismo nuestro de cada día

quiero cerrar las puertas del mundo
evitar que toda esta densa neblina siga entrando
el incesante horror a cuenta gotas,
la agonía de los días que arrastra cada guerra.
alrededor solo parece permenecer
el hambre y el fuego.
inagotable fuente del dolor más purulento.
estoy harta de esta impotencia que incendia
quiero voltear mis ojos hacia adentro
y deambular por los pasillos
extendiendo mis alas cual alexes.
cosificar ésta pasión que me crucifica,
hasta convertirla en la nada
en la que hoy me encuentro.
abrir la puerta de la mente,
hallar una fórmula mágica que disuelva las penas.
borrar las amargas huellas
de este macabro intento.


@asteropea
11
2comentarios 112 lecturas versolibre karma: 99

O labirinto do caos e da agonia da razão. (Ensayo)

O labirinto do caos e da agonia da razão.

Tudo isso existiu e, depois, deixou de existir, sem que seja motivo de vergonha nem de ofensa para ninguém.
Não projectemos as nossas concepções e avaliações modernas sobre os tempos idos, e sobre as pessoas que neles viveram,
porque o anacronismo é o maior pecado que se pode fazer quando se lida com o passado…
as expressões de nossos pensamentos são condicionadas e limitadas pelos vocábulos existentes em nosso idioma.

Só que hoje parece que entrámos num mundo surrealista, onde os responsáveis fazem as declarações mais inacreditáveis,
com ligeireza e insensatez que tocam as raias da loucura.
Quando acontecer, já a mortandade e o terror deixaram de ser notícia, e o mundo, dessensibilizado, terá adquirido outros hábitos para poder viver com o problema que, como doença, se fez crónico.

Desse modo, surge uma nova concepção de sujeito, resultando em identidades contraditórias, inacabadas e fragmentadas.
Torna-se perigoso quando não se é entendido no assunto. Ainda assim, há quem não esteja completamente convencido.
Quando desperta, não se recorda de nada do que aconteceu durante seu sono.
Mas é fácil contestar esse tipo de afirmação, uma vez que apenas o convívio não é capaz de formar seres conscientes de seus atos, nem capacita-os para desenvolver o pensamento crítico que os levaria a agirem de acordo com uma compreensão mais profunda sobre a vida… com a formação do homem como um ser completo, não apenas detentor de conhecimento,
uma vez que o homem não é apenas um ser racional, mas um ser que sente, que tem vontades,
e principalmente capaz de transcender a si mesmo.

São essas e outras coisas datadas que lhe dão a profundidade da memória e uma identidade no decurso do tempo.
Cada ser humano escreve a história de sua vida nas páginas mentais, isto é, nas células do cérebro.
Quando dizeis que vos lembrais de alguma coisa, o que quereis significar é que estais voltando a uma página anterior
de vossa própria história, que vós mesmos escrevestes.

Da mesma forma, se o mundo e tudo que existe é necessário, não há lugar para uma vontade livre,
uma vontade não condicionada.
Qualquer vontade é determinada por fatores conhecidos ou desconhecidos, que por sua vez, são determinados por outros fatores, até que em determinado ponto da seqüência a vontade (ou a mente) não tenha mais controle sobre estes fatores.
Desta forma, a vontade é determinada em última instância por fatores que desconhecemos e sobre os quais não temos controle.

Os homens, sujeitos às paixões e iras, são inimigos uns dos outros por sua própria natureza. Para lá das nossas emoções e da nossa parcialidade, gostemos ou não do que essas coisas representam, não podemos esquecer que elas fazem parte da nossa história. Portanto, devemos deixar a arrogância de lado e nos contentarmos com o fato de que não somos tão especiais e racionais quanto pensávamos.
Somos apenas primatas bípedes em um planeta que já existia antes de nós, e que, provavelmente, continuará existindo quando nos extinguirmos como espécie… mundo é sempre uma intermediação entre o que existe e nossa percepção;
não existindo uma realidade absoluta. Portanto, a prática de nomear, cuja talagarça é a gramática, não passa da criação de um sistema de categorias para formar os conceitos pelos quais o homem toma os nomes que coloca nas coisas como entes em si mesmos.

Embora a palavra inventada consista apenas numa metáfora, ela se converte num conceito universal e geral de uma experiência singular, e absolutamente particular que o intelecto sentiu numa lida ocasional com o real.
O mundo verdadeiro não serve mais para nada, pois se atingiu o que se buscava determinar ao longo dos séculos de processo metafísico. Temos aí a requisição que promove o surgimento de um discurso acerca da causalidade.
Em meio ao vir-a-ser do fenômeno nos sentimos tocados pela requisição do fundamento de sua determinação ontológica.

Educar para a vida e para a formação completa de um indivíduo é algo impensável nos dias atuais…
ela está assentada na ficção do sujeito que tiraniza a existência por forçar o real a se ajustar às suas idealizações racionais.
A grande maioria dos educadores estão aprisionados em seus hábitos pedagógicos, talvez por comodismo, ou mesmo por estarem tão enraizados em suas ações que se tornaram incapazes de perceberem que para educar um aluno, é preciso estar constantemente educando a si mesmo.

Essa educação de si mesmo compreende a sua formação integral, não bastando apenas o conhecimento intelectual das coisas, mas a compreensão do seu ser enquanto sujeito social e espiritual.
Este algo criado são as interpretações metafísicas, científicas e morais do mundo, da existência e das circunstâncias nas quais um determinado tipo de vida está necessariamente lançado.

Se por um lado amarga-se a falta de segurança e dos pontos de referência, por outro, aumentam os espaços limpos para novas construções. Esta é uma nova maneira de pensar a vivência, como uma conduta criadora. O caminho não existe. Por conseguinte, faz-se necessário construí-lo, e isso é responsabilidade de cada um. A criação é uma atividade a partir da qual se produz constantemente a vida que, por sua vez, está em devir.


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23295 © Latino-Poemas
leer más   
8
2comentarios 40 lecturas relato karma: 103
« anterior1234512