Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 288, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Aprendí de ti

Si mis versos, son versos
que te saben a mentiras,
dale salida a tu vida,
que ya no cabe con la mia.

Si crees en mi amor como falsa
dejame en el suspiro,
que de estos confundidos,
ya mi alma esta curada.

Si aún te queda la esperanza,
de querer estar conmigo,
has pisado en el olvido,
ya no quedan ni las brasas.

Te perdiste mi confianza,
al dudar de mi palabra,
jugaste con fuego,
te quedaste en la comparsa.

Tu duda fue mi amiga,
advirtiendome de ti,
tramposo infeliz, Jugaste,
pero aprendí de ti.

Aurora: Claudia Viviana Molina
24
15comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 122

Dolor y amor

En el juego de esta mi dura vida
cinco veces tú, ya me apuñalaste
¿Qué traición es la que tú señalaste
para que el vil ensañamiento siga?

Amenazas de nuevo con puñal
fingiendo que todo es un puro amor
mientras solo infringes cruel dolor
diciendo que es solo para curar.

¿En que espúreos diccionarios está
Que dolor y amor son los dos sinónimos
Y que siempre de la manita van?

Seguramente que serán anónimos,
de que si te quieren te harán llorar.
Prefiero reir que no tener bómitos.

Dejar la vida de dolor y cólicos,
y encontrar a quien me quiera sanar.
leer más   
13
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 109

Una canción

Te voy a estar esperando
en la madrugada,
para recetarte una canción,
una que todavía no exista.

Una que pueda nacer mirándote a los ojos,
hasta convertirse en taciturna de los sueños.
Hablaré contigo de la flébil noche,
seré noctámbula de tus tristezas.

Tomaré tus manos para darte fuerza,
y así poder aliviar un poco tu dolor.
Quiero curar tus heridas,
sanar contigo en silencio,
hablar sin dolor.

Subirnos a la arboleda de los sueños,
respirar sin ningún temor,
poder curar esa angustia de tu alma.
Te voy a recetar una canción,
esa que nace de mi alma.
17
6comentarios 95 lecturas versolibre karma: 100

Navidad sin ti...

Camino por
la Gran Vía
de Madrid...

Las calles
vestidas de
luz y de color

(huele a
Magia, huele
a Navidad)...

Gente feliz
alrededor, pero
triste me
siento yo...
Ya todo es
diferente,
a partir de
hoy....

Este corazón
llora, y el
cielo le
acompaña,
rompiendo de
llanto sin cesar.

(Llueve)...

Y aquí estoy,
rota en mil
pedazos.

Siento que he
perdido, mi
otra mitad, me
siento perdida
por ese camino
donde me
dirigía.

Se hace largo,
si tú, ya no estás...

Pero tú, desde
arriba me
miras con
una sonrisa,
me tomas la
mano y de
nuevo me guías...

Ya no me siento,
tan perdida...

Y aunque es
difícil, curar
esta herida,
yo debo de seguir
con mi vida,
pues tú, de
alguna manera,
siempre conmigo
aquí estarás, en
mi corazón siempre
te llevaré...

Navidad sin ti... ( A mi padre)

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
21
9comentarios 133 lecturas prosapoetica karma: 109

Tiempo y Vida!

Dicen que el tiempo es como el viento,
el tiempo vuela, nunca espera.

Vuela y se lleva todo,
lo bueno y lo malo,
vuela y nunca vuelve.

El tiempo me ha curado muchas heridas,
pero también me ha quitado muchos amigos.

El tiempo me ha traído sabiduría,
pero ha cobrado su precio en dolor y pesar.

No le debo nada, pues vuela sin fijarse en mí.
Vuela sin saber a dónde, sin volver la vista atrás.

El tiempo no recuerda nada, porque nada es.
No tiene amigos, ni heridas que curar.

Insensible nos somete a su dictadura.

Pero el tiempo se equivoca,
pues la vida es irresistible aventura,
en donde cada día brotan mágicos arcoíris.

La vida es el gran espectáculo,
del movimiento y de los sentidos sinfín.

La vida es libre como una gran sonrisa,
que no se somete al tiempo.

La vida está en cada uno de nosotros,
y no tiene sentido preguntar por el tiempo que se ha vivido,
sino por la vida que se ha disfrutado.

Y vivir es buscar, conocer, admirarse y perdonar.
¡Y todo aquello que altera los sentidos y que provoca descubrir!
leer más   
4
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 62

todo es perfecto

todo, todo lo que hice
para "curarme"
fue necesario.

necesario para comprender
lo innecesario del hacer "curativo" bajo todas
sus luces.

se me cayeron algunas palabras,
el mundo que me defendió hasta ahora,
también.

no tengo idea de cómo seguir
ni dioses de acrilico a los que rezar.


que no hay vuelta atrás.

por primera vez
escucho la vida rebasar
hiriente y generosa,

y no quiero curarme,
solo estar.


ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C
leer más   
17
7comentarios 87 lecturas versolibre karma: 102

Viejo apósito, herida fresca

Descubro el apósito
tras dos años de fermentación,
el tiempo no ha curado nada
la herida aún sigue fresca.

El remiendo
con parches de humo
me ha hecho masticar
diagonales de consuelo de tonto.

Hoy es buen día para hurgar,
con lentitud,
con reposo de tiempo,
de memoria,
acariciando el elenco
de imágenes y sonidos
perpetuados en mi ser.

Puedo ver tus manos prohibidas
deslizarse bajo la mesa,
puedo oír tu voz
y los ladridos de tu perro,
puedo notar el dulce elixir
del primer encuentro,
puedo notar el agrio estilete
de la despedida
mil novecientos noventa y cinco
días después.

Hoy desde la tranquilidad
hermano un zarpazo más
en el envés de la herida base.

Han llovido algunas dualidades
pero el olvido se resiste
a pasar al interior,
siempre se queda en el umbral,
encadenado al marco de la puerta.

Domingo 7:00 a.m
despierto junto a un cuerpo
que se antoja extraño,
presento mis respetos
al saberse de mi corazón empequeñecido.

Salgo a buscarte
por la ciudad fantasma
y lo único que encuentro
son pasos de vuelta a casa.
leer más   
17
5comentarios 96 lecturas versolibre karma: 110

Hoy

Hoy al fin de nuevo siento ganas
de dar abrazos a todas las almas,
de curar con besos a los heridos,
hacer crecer grande la esperanza.

Hoy he vuelto a sentir ese latido
de tantísimo amor que de mi emana.
Ya no seré ese pelele tan dormido
sobando el sofá de cualquier sitio.

Hoy he hecho cuentas bien sumadas
del gasto de un impulso tan crecido.
Lo he aparcado bien en el bolsillo
esperando que disminuyan las ganas.
leer más   
12
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 109

Abrazos...

Abrazos que
damos y
a la vez ,
recibimos
Abrazos que
nos reinician
y curan la
herida.

Abrazos que
son música,
llevan una
melodía...

Es un vals de
sensaciones,
lleno de fieles
sentimientos,
que el alma
guarda, muy
dentro.

Abrazos que
hablan, y
dicen TE
QUIERO, sin
pronunciar ni
una palabra...

Abrazos que
florecen, donde
el corazón a
la vez, se
recompone, y
aunque esté
en pedazos,
de nuevo...

¡SONRÍE!...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
13
10comentarios 112 lecturas prosapoetica karma: 108

Frustraciones pasadas

Vestigios de frustraciones pasadas
hacen eco en mi alma,
subyacentes ellas llaman,
emergentes se preparan.

Castigando mi presente,
como agujas en mi mente,
que se hincan de repente,
desgandrando mis entrañas.

Heridas no sanadas,
buscando precedentes,
eludiendose en mi mente,
para no ser curadas.

Frustraciones pasadas,
ahora es tiempo presente,
lastimaron mi pasado,
no las quiero recurrentes.

Ya di vuelta la página,
deben dejarse sanar,
porque debo continuar
para dar lugar al presente.

Frustraciones pasadas
ya no hacen eco en mi alma,
ellas fueron liberadas,
e indultada fue nombrada.

Autora: Claudia Viviana Molina
3
2comentarios 23 lecturas versoclasico karma: 55

Las lecciones de la vida (Jotabév)

I
Descubro un silencio frío,
cual hielo en lecho de un río.

Busco el calor de una mano,
que tenga color humano.
Busco un cariño muy sano,
un abrazo puro y llano.

No sé si esto es la locura,
pero para mí es cordura.

De la niebla no me fío,
más yo huyo de ella en vano.
Siento su fuerte atadura.

II
Desprovista de sentido de vida,
soledad que me busca, tan temida.

Oscura raíz con brote agrisado
que creces sin un sentido, alocado.
Cubres mi campo, que aún no está arado,
y dejas mi mundo desamparado.

Desamparo cruel que parte en dos mi alma,
me roba la paz, me quita la calma.

Profunda esta pena, por mí, sentida,
que turbas el amor desencantado,
¡Aléjate de mí!, suelta mi palma.

III
En momentos adversos, es cuando yo me crezco,
busco mi paz y un sitio, lo que creo merezco.

Luchar con garras y uñas, incluso con los dientes,
poner tesón y empeño, no ser solo valientes.
El corazón partido, pedazos muy dolientes,
hay que ponerse en pie, dar los pasos siguientes.

Bajar a los infiernos, nunca tendrá cabida,
permanecer en guardia, curar, sanar la herida.

Pero con este aspecto, con que dura perezco,
doy imagen de poder, pongo miedos salientes,
así tener fe en mí, mirada siempre erguida.


IV
La vida es una vía de rosas y espinas
y en todo momento ver que lo dominas.

En los momentos aciagos, crecerte,
y de este modo aprender a quererte.
En los momentos buenos, exponerte
y a los tuyos con cariño ofrecerte.

Subidas y bajas que nos golpean,
y que lo más importante no sean.

En la vida cerradas las cortinas,
para que no vean si estás inerte,
y que estás bien y de pie , todos crean.

V
Lección de vida aprendida,
siempre será repetida.

Yo sueño con ser mejor,
con cantos de gran tenor,
con campos y con verdor,
con cariño y puro amor.

Este viaje muy corto es,
si no miras ni lo ves.

La vida bien entendida
te dará siempre color
y nunca irás del revés.



Jotabév es una variante de la rima jotabé que se compone de 5 pomas:
1 y 5 = Jotabém
2 y 4 = Jotabé
3 = Jotabéa
Se presenta con el texto centrado dejando una imagen de rombo todos los poemas en conjunto (aquí no tengo opción de centrar texto)





Hortensia Márquez
26
25comentarios 174 lecturas versoclasico karma: 135

A mi madre

(Jotabé con estrambote)

La veo en mis recuerdos siempre bella,
porque era mi madre como una estrella.

Como una estrella de luz refulgente…
tierna, adorable, juiciosa, e indulgente;
para todos sus hijos fresca fuente
de amor y buen cariño recurrente.

Como regaño, solo nos miraba…
Y adivinábamos lo que insinuaba.

Para educar, siempre era mejor ella.,
y quién mejor quitaba fiebre ardiente.
Cualquier enfermedad siempre curaba.

Ella se entusiasmaba
al vernos reír, alegres, felices.
¡No aparto de mi mente sus matices!

Autor: Saltamontes 16/11/2018
11
10comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 117

Abstinencia

—Tengo por mal dormir como hábito de vida—

De todos los insomnios,
bulla de vecindario
a las 3 am.
está latente mi rutina
y mi obsesión

entre dientes

queda lo amargo en la boca,

y a oscuras, tantear el estómago
sí es posible;
la carne mientras
el alma pueda curarse.

—regurgitación—

Estoy lamiendo las sobras
de mi ayuno
y esta sed
quemándome en mi garganta.

En la misma piel está bien mudarme

a plena luz del día;

Sólo queda el sabor
de la resaca, de lo vivido
como un milagro.

En días malos,
he visto cómo me hiere
y mata
este tormento,
aceptando mis culpas.

El otro día,
muy de mañana,
he empezado
a morder mi abstinencia.
leer más   
18
16comentarios 102 lecturas versolibre karma: 118

Amor inmerecido de Octubre

Me queda un año mas
y no se si tu ausencia la voy a superar,
tantas cosas han pasado
que estoy perdiendo algo que pocos pueden dar

Siendo ya casi Octubre veras
que mi amor por ti siempre tendras ,
cuantos días sin conversar
y demasiadas muestras del no hablar

Cada vez que te miro me alegro
y no por nada no te voy a florear
solo que en el amor ahora creo
y con la misma moneda no te voy a pagar

Quisiera volverte a amar
quisiera sentir que no te vas
quisiera por siempre recordar
que nunca de tu rostro me voy a olvidar

Estando a poco del año terminar
siento un vacío que solo tu lo puedes llenar
y las heridas emocionales curar y
para vivir en armonía y podernos amar

Aunque no sientas lo que siento
créeme que tu presencia la presiento
como sentir el aire y el viento
y así poder tener mas de un intento

Tengo presente tu rostro en mi mente
pues me desconozco cuando te veo
y aunque en el amor por ti si creo
nunca te tendré a mi lado por siempre

Ahora creo que este poema
servirá para poder meditar
y saber aceptar mi realidad
ya que viviendo solo el alma no te supera
leer más   
4
1comentarios 21 lecturas versoclasico karma: 54

Llorar

El sentimiento más lindo,
el desahogo más grande,
la acción que te limpia el alma,
y te devuelve la calma

Tengo ganas de llorar
y que se salgan mis penas
para poder empezar
A olvidarte de veras

Empiezo a sentirlas caer,
En cada línea que escribo,
Por qué recuerdo y percibo,
Que olvidarte es mi castigo.

Tengo ganas de gritar,
que te quise de verdad
Pero debo de aceptar,
eres recuerdo para guardar.

¡Sin mi ya estarás!
Y seguro me extrañaras
y con la pena te digo
¡A mi no me recuperarás!

Creo que me quisiste
Creo que aún me quieres
Que yo también te quise
pero ya no me esperes.

No sabré cómo volver
Pues he perdido la llave
Para no retroceder
y perdonar tu proceder

Más vale seguir llorando
Hasta que no quede nada
curando y reconstruyendo,
lo pedazos que quedaron
de un alma enamorada.

Las letras de mi alma.
leer más   
17
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 116

Zapatos nuevos

¡Ay, cómo duele!

Llevar zapatos nuevos

debería estar prohibido,

pues los roces sangrientos

en talones y juanetes

no se curan en poco tiempo,

y entonces también se aborrece

a los zapatos viejos.

Y quien dice zapatos,

dice también zapatillas,

y todo tipo de calzado.

Ahora bien, ¿cuál es la solución?

¡Los robots!

Tantos robots a nuestro servicio,

a nuestro alcance y disposición,

¿para qué, para traernos

comida, limpiar nuestra

casa y satisfacer incluso

nuestro ardor?

No, por favor.

Robots mejor para llevar

nuestro calzado nuevo

hasta hacerlo viejo;

y si se nos rebelan,

chancletazo al canto.

Y cantemos, limpiemos

y amemos con los nuestros,

que por algo nacimos

científicamente hechos

capaces de crear máquinas,

seres que no tienen

que sentir dolor de pies,

ni cansancio ni enfado.
14
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 128

todavía

miro...
y sé que estás ahí
curándome el alma
del hueco infinito
en el que me escondí

conjurando la belleza
del anochecer
para llenarme los ojos
como sin querer
de un sueño en París

(casi pensando,
casi pensando-te)

miro
te veo
   ¿me ves?
sé que estoy ahí
rezando-te
leer más   
22
6comentarios 98 lecturas versolibre karma: 127

6 Pares de Tacones y 4 Botellas

“De cuando era un mar y se ahogaban en mí,
penas y vírgenes de la plaza”

Abro los ojos y salto a lo desconocido,
el sol me molesta en la ventana
Tropiezo con seis pares de tacones y 4 botellas,
hay ropa de más y ganas de menos –mañana normal-
A penas puedo recordar nombres,
pero aún conservo sabores y tatuajes prestados;
Enfoco al sofá que pide silencio,
bastante ya tubo anoche con los excesos de Ana – y míos-
Sonya se retuerce,
me encandila con el As de Trébol
y unas nalgas que curan la nostalgia;
Yo me niego a declararme pendiente a juicio.
Aun no me aparece la Silvia;
la que colgaba de la lámpara
y pedía a gritos el Mástil del Titanic.
Estará perdida entre los muslos de Débora o de la Claudia;
y yo que aún no sé dónde las deje parqueadas.
Me revuelco con seis pares de tacones,
¿y quién falta?
Con cuatro botellas vacías,
y todo un pegote de licor de menta y chocolate;
Salta un asteroide desde el olvidado rincón,
¡Prepárate marinero!, que tenemos aún tempestades pendientes
y muebles sin utilizar;
¡Que cabeza la mía!,
me faltaba la Gladys, y su afición por la caza mayor
mis poemas al oído, y los muebles rotos.
leer más   
14
2comentarios 84 lecturas versolibre karma: 124

No estoy acostumbrada

No estoy acostumbrada a que los sueños sean más que sueños. Dibujos que hace la mente, paisajes casi perfectos donde sucede lo deseado. En esos momentos, lo imposible hace la vista gorda, se relaja y sonríe. Como si pusiera la mano sobre el hombro de la crudeza y le dijera: «anda, déjala que juegue». Entonces, porque quiero que llueva, llueve.

Soñar siempre ha sido llegar a casa y quitarme los zapatos. Comer huevos fritos con patatas. Mirar por la ventana y toparme con el azul sin nubes. Volver al faro. Lo que yo quiera, con una condición: no pisar el jardín al abrir los ojos.

A veces, para soñar he cogido un puñado de versos inventando que volvía, él o ella, con el futuro bajo el brazo, sin reproches ni preguntas. Poesía de mi lado, cualquier cosa era cierta porque yo le daba nombre y traducía mis dolencias para que asustaran menos. Nunca he tenido Lisboa más cerca. Y llegas tú, remolino que juega al escondite con nenúfares —cuando la noche acompaña—, silencio que se lame las heridas en silencio, arce de mis otoños, viveza venida a menos cuando aprieta el estío... llegas tú arañándome el pecho, vacilando entre volverme loca o volverme loca a golpe de duda, recuerdo, pánico; despeinándome los sueños con tristezas que no curan porque temes tener miedo. Más miedo.

Que no entiendo de nostalgias, dices tú. Yo suspiro... vas a hablarle de saudades a Pessoa. Que no sepa amamantar a la nostalgia tanto tiempo no indica mi ignorancia. He soplado muchas velas con los ojos bien cerrados. Ves la prisa en mi cansancio. Veo desidia yo en el tuyo como veo oportunidad, derramada en cada rama que, por fin, puebla tu árbol. No es un sueño, es la realidad que llega cinco minutos —o varios lustros— tarde a la cita, pero llega. Después de entretenerse por el camino con qué sé yo, qué importa ahora... pero llega. Y a mí lo que me apetece es barrer con la punta húmeda de mi lengua todo rastro de no sé, no puedo. Comerle la boca al miedo. Llover... como tú quieras. Porque no tengo sueños, tengo motivos.
17
10comentarios 118 lecturas prosapoetica karma: 125

Tal para cual

La mar de felices
se curaron cicatrices
en un mar de arrecifes
y corales con delfines
leer más   
15
7comentarios 97 lecturas versolibre karma: 131
« anterior1234515