Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 534, tiempo total: 0.005 segundos rss2

"Viejo puente"

Cogidos de la mano los amantes efímeros
en el longevo puente de madera
acompasan sus miradas de agua
sobre un horizonte flotante inconexo
lascivo juego de peces de plata
vaivén de juncos y de promesas
libélulas que fecundan ese instante
se desdibujan en su dolor para siempre.

Los dedos misteriosos de la brisa
en el tango sutil de los cabellos
abrían el regalo de tus mejillas
devaneo del sol en la besana
de tu piel de fresa en barbecho
supuró el veneno de la distancia
se sembró la herida del beso.

Camino cada mañana a ese puente
a por mi orquídea ausente en cada verso
perfumarme de su delicia temprana
beber de la fuente de las lágrimas
flotar en la desgana del embeleso
despedirme amor en la corriente
púrpura espumosa cotidiana
hacia otra muerte
...hasta otro beso.

www.youtube.com/watch?v=LCJblaUkkfc Radiohead- Street Spirit
leer más   
18
10comentarios 75 lecturas versolibre karma: 140

Allí nos vemos

Hoy separaremos el alma de la mente,
Como separa un carnicero huesos y vientre,
Con una prosa desnuda y peligrosamente adictiva,
Sacada del loco sucio que me domina cuando desciendo...
Con la guitarra , una balada de "Pantera" y la certeza de encontrarte como siempre mirando al otro mundo...
Olvidando que fuiste amigo, te marchas sin ser amado suficiente, sin ser odiado lo justo y necesario...
No hay derrota en esta derrota, no hay más lagrimas ya para la muerte ni más gritos desesperados que alimenten su ego desmedido,
Ya no hay nada, y sin embargo todo sigue, tú mordiendo la tierra y yo caminando erguido,
Tu rostro, olvidado ya a fuerza de dolor y podredumbre, de laxitud en la condena y palidez de flor extinta, tu rostro que tantas sonrisas regalaba se encuentra ahora...¡cenizas! ¿Puedes creerlo? Sin parpadear el mundo soltó una bofetada asesina y maldita, -vaya si fue maldita- ,que rasgó tu espacio-tiempo dejándolo frío y sereno, neutro, eterno y cíclico.
Tú vives más allá , en otra espiral de vidas y sueños , donde las caracolas no dicen ya más tu nombre y la espuma del mar no ahoga los deseos.
Allí donde el Parnaso se mira hacia abajo, allí descansa tu noble ser de alegría infinita y de amor verdadero. Allí nos encontraremos, amigo que nunca consigue borrar el olvido...
Allí nos vemos , allí seremos de nuevo niños que juegan a ser famosos y dan conciertos y fuman porros para reírse y estar contentos. Allí nos vemos, querido amigo, allí nos vemos...
leer más   
4
3comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 68

La despedida (Relato)

Al cerrar mis ojos, un momento nada mas que uno, pienso en lo pasado
Aquellos buenos días que no volverán
Polvo en el viento polvo somos y en polvo nos uniremos.
Polvo en el Viento ( Dust in the wind)
Kansas

Querida Malu
tu presencia en mi vida, en el campo del pensamiento y la emoción tiene un gran valor.
Cuando sufro, tus palabras me dan valor e inspiración para luchar.
Nadie podría impulsarme como tú, realmente, siento lo que dice tu corazón,
estoy impresionado, abrumado y realmente conmovido.
¡Lucharé como dijiste! Parece que puedo escucharte, verte,
sentirte y puedo agarrarte de las manos, con los brazos extendidos!
Estamos en el verdadero amor, nos preocupamos por ambos
nunca nos vemos; vivimos en diferentes partes del mundo
Tal vez, nosotros no podremos encontrarnos físicamente pero no importa,
estamos muy cerca uno del otro, entendemos nuestras emociones;
sufrimos los problemas del otro; compartimos las cosas que tenemos.
Debido a la gracia de Dios y al amor divino,nos sostenemos.
Estaré siempre agradecido de que sea tu amigo. No te puedo olvidar.
No estés tan preocupada, querida, pronto estaré mejor, no puedo recordar ninguna palabra
que pueda ser suficiente para hacerte un cumplido, con mucho cariño

Querida Malu
Me estoy enfermando con frecuencia y se está rompiendo mi confianza.
No lo sé, no sé, qué piensa Dios de mí; cuál es su plan.
Solo estoy siguiendo el camino que me queda.
En la práctica, no tengo opción, y me rindió querida, me rindió completamente ante ÉL.
Realmente, estamos en sus manos, no tenemos opción de lo que él desea, es nuestro destino.
Dios te bendiga cariño . Rezo por tu buena salud.

Cariño.
Te recordé muchas veces cuando estuve gravemente enfermo.
Sentí que estabas preocupada por mi salud.
Me dio dolor porque no pude informarte de mi condición.
No tengo en el hospital manera de establecer contacto contigo,
a veces me quedo ausente la mayor parte del tiempo y te extraño, te extraño.
Te extraño mucho cariño

Querida
Hoy al escucharte mis ojos se humedecen aún,
y llego a entender la verdadera esencia del amor.
Rezas por mi recuperación y siento que nuestro corazón se abraza.

Querida Malu
Hoy derramé lágrimas mientras sentía dolor, no hay nada que hacer .
No me han dejado ninguna alternativa querida, solo estoy esperando y esperando,
algunas veces el paciente se rompe; de nuevo,
mantengo mi cabeza con fuerza vital para vivir .......
la lucha continua cariño hasta que respire por última vez ...
Estoy realmente agradecido a Dios, Él me ha bendecido con la emoción que necesitamos.
Gracias querida por ser mi verdadera amiga estaré siempre agradecido de que hayas sido tú.
No te puedo olvidar estoy feliz de serlo y afortunado soy de estar cerca de mi querida amiga
la cercanía espiritual.

Mantente bien querida, se fuerte , mantén una buena salud y una mente sana.
Te amo cariño. Gracias por ser mi mejor amiga.

Giasuddin Mandal

(Mi querido amigo, murió un 14 de Octubre de 2016 víctima de cáncer de hígado.)

MMM
Malu Mora

imagen de internet
leer más   
21
14comentarios 130 lecturas relato karma: 127

Silencio…oh, silencio

Silencio…oh, silencio
tenue silencio, mutis
sutil silencio, mudez
exiguo silencio, callada
y leve silencio, elipsis.

Existe en la frontera de mis ojos
con los tuyos y palidece el viento
en las cálices del olvido.

el atardecer se ha ido por rumbos incierto
como Alma en pena vaga por el mundo
y rompe a llorar.

Igual llora el sauce cuando en invierno
sus hojas gravitan esperando el soplo
del universo.

Parecen de cristal
y hacen enormes agujeros
en los ásperos laberintos del suelo.

Así está el Alma mía
cuando leo tus cartas

con sabor a despedida…

www.youtube.com/watch?v=Ly6Rdi9dCXw

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela 
13 de octubre 2018
leer más   
16
7comentarios 79 lecturas versolibre karma: 136

Enfado a las ocho menos cuarto en Zocodover

Para que yo me enfadara contigo hicieron falta diez años,
cana arriba, cana abajo. No soy buena con las fechas
y si sobrepasa el lustro, tiene poco
de recuerdo, créeme.
La memoria inventa verdades que no escuezan
—que no escuezan tanto—.
Me enfadé contigo hoy mismo.
No antes, cuando dijiste que dudabas,
cuando tuviste el valor de confesarlo en una cocina
donde solo estábamos tú y mis ojos;
porque eso era yo, unos ojos que buscaban
la cámara oculta, la gracia, la broma.
Claro, no la encontré.

Me enfadé contigo hoy mismo.
No entonces, cuando el salón acabó llorando
con nosotras.
Tú te sentías culpable. Yo me sentía imbécil.
Pero no podía enfadarme contigo,
porque siempre eludías empalagos, escapabas
de ideales, rehuías las promesas y me cuesta
recordarte agarrada de mi mano.

¿Cómo iba a enfadarme si me estabas
avisando del tropiezo que vendría de seguir
sumando tiempos —juntas—?

Me enfado ahora, a las ocho menos cuarto
que anochece en la plaza, tan azul oscuro el techo,
con Cervantes aguantando el semblante
para no reírse de mí.
Me enseñaste a percibir las despedidas
desde lejos,
pero nunca me explicaste
por dónde debía caminar si quería evitarlas.
18
8comentarios 101 lecturas versolibre karma: 125

Te deseo

Te deseo al instante
Al momento preciso
Al detalle más leve
Y en mis noches de juicio
Te deseo en los días
Más nublados y solos
Cuando pienso soñando
Cuando sueño y no estoy
Te deseo en penumbras
En los días soleados
Al tocarte de lejos
Y al volver de la luz
Al sentirte tan cerca
Que parezca un tornado
Mi vicio retenido
Mi utópico tabú
Te deseo no sola
Sino presta a besarte
Al rozar tu silencio
Y temer lo que doy
Te deseo y te miro
Como algún ente ausente
Como el viento mas fuerte
Con todo lo que soy
Con o sin despedidas
Con el filo de un beso
Y aunque te lo repita
Con palabras inertes
No podrás saber cuanto
Te deseo, mi amor
16
2comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 109

Fui testigo de la vida

Era un torrente aterrador, me temía;
el arroyo corría sobre las mejillas
para converger con la confluencia.

Me he bañado en el amor que has derramado;
has venido a borrar mi meticulosa agonía
has venido a refrescar mis últimos minutos de vida

Fui testigo en vida
de los retoños que se convirtieron
en esplendorosas flores.

Los capullos se impregnaron
con tu aroma que con la brisa
se extendió sobre el paisaje
porque tu amor me trajo vida.

Luego, mi corazón vibró
dio un salto con dolor
aunque no lo deseo, se que me marcho;
se que me estoy despidiendo

Pero sé que viviré
hasta que el flujo de las lágrimas
se hayan secado
y mis minutos de esta vida
se hayan agotado!

Fui feliz, y afortunado
me bañe en el amor
que a mi vida derramaste
y partiré llevando ese amor
que se da solo cuando dos almas se abrazan.

MMM
Malu Mora con Giasuddin M q.e,p.d

Imagen tomada de internet
leer más   
18
10comentarios 115 lecturas versolibre karma: 118

Pasos

Su frialdad en la despedida, le dejaría para siempre, el corazón mutilado por hipotermia. Él entendió que era el momento de volar. Y se alejó caminando, como se alejan las aves que caminan con un ala rota...
leer más   
6
sin comentarios 44 lecturas relato karma: 68

Despedida

27 de febrero

No hubo compañía esa noche,

corazón del quinto mes
8 días fue el tictac
que marcó la despedida.

Horas
de esperanza,
bancos a medianoche
en pie de lucha.

Nadie rompió en llanto de hospitales,
casa fantasma al otro día;
cumpleaños
de retrato
y este otoño para siempre.

Perseguido, noche del sueño, el misil debajo de la almohada.

Y de todos los meses
tauro de mayo, explosionó
en el corazón de dos niños asustados.
leer más   
13
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 127

El amor en pretérito

Se me olvidaron tus besos de tanto usarlos.
se me secaron las lágrimas de tanto llanto,
se me acabó el amor de amarte tanto,
se me ocultaron tus labios de tanto besarlos.

Se pudrió la rama de tanto regarla
y el jardín se ajó de tanto pisarlo,
la vereda se oculto por el camino al andarlo,
se marchitó la flor de tanto mirarla.

Y la vida se fundió de tanto vivirla,
como un vagabundo migré de tanta soledad
y la juventud se me marchó, cumpliendo la edad,
los años pasaron y ella se fue sin yo disuadirla.

Se perdieron las miradas de tanto mirarla,
se disiparon las palabras de tanto decirlas
y enmudecieron mis labios de tanto herirla,
se marchó sin despedirse de tanto mimarla.


Alfonso J. Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
23
20comentarios 148 lecturas versolibre karma: 131

Salvación (sucesión)

Entonces, esta tentación de pecar
como la otra vez,
desde un confesionario: de lectura
NO volver a rezar sobre una oración en penitencia;

ojo, quien se confiesa no es aprendiz
merodeando;
abajo
la sombra de una noche es como una salamandra
en una pecera de cartón.

Sobre la tierra el rechinar de dientes
tiene el poder de hacer milagros,
por ejemplo,
convertir a un mendigo
en soldado y a su vez en emperador.

Todos los rosarios asumen su posición de santo, en este reino.

Qué tan lejos se escuchará el bostezo, vicariamente,
de ardor imperceptible,
empieza a quemar
(inmortalidad del alma)

Una despedida en un adiós demasiado grande;
aunque los silencios saben arder a las 3 en punto.

¡Ninguna mentira barata: quién miente con la verdad!

Pero, saluda antes de morir, dolorosamente,
por donde se precipita
una lágrima embustera
¡Nunca una mirada tiene la exactitud de un cementerio!

Cuánto cuesta soñar a resurrección
desde una secta cualquiera;
en el mismo sudario, también, asfixiar el día
más pronto.

En el mismo rostro aprendimos
a redimir saltando al vacío, de un campanario azul,
copia fiel
de todo discípulo mitigando, salvación.
leer más   
12
6comentarios 81 lecturas versolibre karma: 127

Paradoja

Guardo tu carta de despedida entre las hojas de mi libro de cabecera. Esa que tantos dolores de cabeza me da....
leer más   
8
4comentarios 47 lecturas relato karma: 110

Mi eterno amor secreto

Ofreció una disculpa por decir o escribir la palabra amor al llamar mi atención en las largas jornadas de reencuentro a través del maravilloso mundo de la tecnología que en este momento nos brinda el Internet…no era necesario disculparse, yo deseaba que lo siguiera haciendo (soy su mendigo de amor), todo el tiempo le mentí diciendo que no importaba, pero cada vez que lo decía aumentaba en mi la fantasía y sentía como quería salir tras de ella tomarla de la mano, abrazarla y besarla…y no dejarla ir otra vez. Es que escuchar su suave voz, la melodía de notas que recuerdan al pasado es algo que no puedo describir con palabras, lo único que puedo decir es que llegaba y tocaba todas las fibras en mi ser. Condeno mi memoria por no permitirme recordar con exactitud todo el tiempo compartidos, por dejar solo imágenes difusas de su rostro, pero su voz sigue intacta sus ojos su boca Dios mío, cómo pude dejarla ir?...
Mi celular indico que había un nuevo mensaje para mí, es 27 de agosto de 2018 6:30 am, se supone que es un día muy especial, claro es mi cumpleaños, aunque siempre lo tengo presente para mí es un día normal…tomé mi celular y el mensaje de felicitación me llenó de tanta alegría, aun así no fuera de quienes suponía normalmente me saludan, era el primer mensaje de muchos que iba a recibir en el día, pero fue el que significó más para mí, se trataba de alguien que no veía hacia 27 años, alguien que significa mucho para mí, pero que el destino indolente arrebató de mi lado.
En ese entonces tenía 14 años…14 años!! Y más aterrador aún ella recién sus 11 la diferencia de edad era casi de 4 años bueno 3 años 5 meses y 6 días, pero no es la diferencia de edad lo que me aterra, si no lo chiquillos que éramos para estar muy enamorados, ahora comprendo por qué su padre no me podía ver, era lógico tal vez me hubiera pasado a mi, si mi hija hubiera tenido esa experiencia de iniciación romántica en esa edad pero no fue así, ella espero doblar esa edad o tal vez más, al menos eso es lo que creo.
Es increíble como ese saludo tan especial hiciera tomar un rumbo diferente a mi vida ese día, lograr que alguien a quien recordaba con gran cariño pero que solo había cruzado, en estos últimos días, algunos saludos a través de Facebook, llamara toda mi atención y alcanzara el límite de la ansiedad y no es porque coincidencialmente ella estuviera esos días en mi ciudad, es decir, más cerca de lo que podía esperar, no, es porque el sentimiento y la razón tienen puntos de vista diferentes y más aún para poder reconocer la validez de una frase muy coloquial: “el primer amor nunca se olvida”.
Nuestro patio de juegos era algo increíble, era un espacio muy grande en pleno centro de la ciudad de Ibagué, con árboles frutales, lejos de vías vehiculares con el único riesgo de caer en un “abismo” que separaba nuestro espacio de la vía férrea y que en el fondo tenía una casa misteriosa a la que atribuimos habitantes con poderes fuera de este mundo por eso la dificultad más grande era evitar que alguna pelota “de trapo” o cualquier otro elemento cayera en sus dominios... de repente no recuerdo haber visto algún residente de particular morada.
He estado saturado de actividades estos días, que frustración más grande, ella estaba en Ibagué y solo tres semanas después pude visitarla en su lugar de residencia, fueron tres semanas de ansiedad, pero, por fin llegó el día, el día laboral más largo de mi vida…tomé el bus que me llevaría hasta ella y fue un viaje exageradamente largo, cuando por fin me fui aproximando al destino mi mente se nubló, el ritmo cardíaco se aceleró las piernas no me respondían, gran esfuerzo, tal vez levité y ya por fin caminando hacia su apartamento dentro del conjunto comencé a temblar, había mucho calor en el ambiente y en mi interior, de pronto la veo a lo lejos, mi visión es deficiente y más en la noche pero ella estaba ahí y yo la veía, sentí como estaba nerviosa también.
Fueron mucho los juegos, en ese entonces ni la televisión cautivaba nuestra atención, y eso que era novedad, las jornadas empezaban con la luz del día y se prolongaban hasta muy tarde en la noche, mi madre daba la pauta a los intervalos de descanso que coincidían con las horas exactas de tomar los alimentos, era la única oportunidad en la que ella asomaba su dulce cara a la realidad exterior y gritaba: Fernando a almorzar!! Y en la noche: a comer!! Porque uno no se acordaba que eso era importante hacerlo, como tampoco el momento de dormir, había que lavarse muy bien los pies antes de irse a la cama, claro teníamos más actividad que cualquier trabajador de nivel operativo.
Primero un abrazo que nunca había imaginado sentir, y que no tenía la más mínima intención de deshacer, un beso en la mejilla luego caminamos hacia el apartamento, saludo a la mamita, otro abrazo muy maternal y así entre recuerdo y charlas vi pasar la hora y media más rápida en mi vida, pero bastó tan solo una mirada, una mirada en la que nuestros ojos se encontraron y expresaron todo el sentimiento oculto en cada corazón, como si 27 años solo haya sido un día de no vernos y mágicamente sentí el amor en su mirada y sentí como ella también sintió lo mismo, luego hay que despedirse, por qué?... por qué siempre despedirse?... no ha sido ya suficiente 27 años lejos el uno del otro?
Éramos siempre cinco compañeros constantes a veces seis cuando se sumaba mi hermano tres años mayor que yo, porque ella tenía su hermana mayor, un hermano y otra hermanita menores que ella, en ocasiones se sumaban mis sobrinos 2, 4 o 6 cuando estaban de vacaciones, habían peleas de vez en cuando pero muy pocas nunca para originar distanciamientos prolongados, mi juego preferido siempre fue “el escondite” consistía en que alguien con la vista “tapada” da un tiempo, contando, para que uno a uno se escondan los participantes y al primero que encuentre viene a reemplazarlo, pero si se equivocaba cuando creía encontrar a alguien todos gritaban: “quemó la olla” y continuaba en esa posición, o si el último llegaba al punto donde inicialmente estaba el contador: “salvaba la patria”. Para abandonar su cargo como contador y buscador debería encontrar a todos los integrantes del juego, casi siempre, si me encontraban a mí la encontraban a ella…
Una semana después aún seguimos hablando de lo que fue el reencuentro y coincidimos en muchas cosas, nadie se imagina como es un encuentro de esa magnitud, es realmente maravilloso, no importa la brevedad del momento, o si estamos rodeados de toda la gente, se habla y se siente con la mirada, no importa nada más, ni siquiera el que cada uno tenga su pareja, creo que uno se enamora una sola vez y es para toda la vida (así lo he sentido siempre). Cada noche nos encontramos en el chat y he escrito casi un poema diario que recuerdan el amor que siento y la frustración por el tiempo y la distancia, pero esto no queda hasta aquí me he prometido amarla por el resto de mi vida, aunque estoy seguro que lo he hecho siempre.
Yo siempre fui un estudiante destacado en 1982 entre a secundaria mis cuadernos y mis notas eran impecables mi hermana Teresa terminó ese año la secundaria y viajo a Bogotá, el siguiente año mi hermano Albeiro siguió los pasos de mi hermana, al año siguiente estaba solo con mis padres y aquí lo más terrible: "mis amigos se van de la ciudad", una decisión con la que ella no tenía nada que ver, la obligó a irse de nuestro patio…próximo destino La Dorada en el departamento de Caldas, no es muy lejos en realidad, pero se requería de tomar un bus intermunicipal lo que implicaba dinero y por la edad…por qué la tecnología de hoy no se adelantó a esa fecha, existía el telegrama la carta, yo pensaba que eso era para adultos y lo más cruel adónde iba a enviar cualquier comunicación?, noooo…estaba perdido.
Hoy tuve que confesar que no fui constante, tal vez la rabia, tal vez ingratitud, siento que debí buscar la forma… La celebración de su cumpleaños número 15 fue en Ibagué, y nos han invitado, aliste mi mejor traje y yo con mis 18 cumplidos invité a mi mejor amiga en ese momento y llegamos con dos de mis hermanos, la novia de uno y la esposa del mayor, disfrute externamente pero mi corazón quedó destrozado cuando conocí al "edecán de la princesa"…no podía llorar solo fingir y esperar la hora de salir de ahí, afortunadamente a mi amiga le dieron poco permiso y regresamos a casa pronto, al día siguiente analizar que debía hacer, me sentí derrotado…no fui constante…si acaso hubiera sido constante?...
Ya en el 90 que alegría…otra vez de visita en Ibagué, una cirugía la obligo a regresar, es paradójico como se pueda pensar en una reconciliación en medio del dolor de una persona, pero es la única oportunidad, lleno de esperanza acudí al lugar donde se encontraba, compré algunas frutas y es aquí donde mi memoria a conveniencia, me juega una mala pasada, no recuerdo exactamente las palabras o el acto que me dejaron con total desilusión como dos años atrás…era imposible recuperarla…mejor olvidar…y seguir…
De esta manera empecé mis estudios en Administración de Empresas, pero no me sentía bien, conseguí un trabajo y ya me concentré solo en trabajar y estudiar, cuando ingresé a quinto semestre ya no quería seguir, pero mejoré mi condición laboral, en el 97 me casé y me separé después de 15 años, actualmente tengo una hija de 20 años estudiante de Arquitectura que me hace sentir orgulloso, vivo solo y sigo aquí esperando por ella…y hoy estoy feliz… estoy feliz porque he podido decir todo lo que siento y me siento correspondido…estoy feliz porque la he vuelto a ver…estoy feliz por las promesas…estoy feliz aunque sepa que nuevamente tiene que partir…estoy feliz porque me llama “amor” , no importa que sea por su dicción, estoy feliz porque me llamó “mi eterno amor secreto”.
leer más   
5
sin comentarios 22 lecturas relato karma: 47

Ciclópeo conjeturar... (Neosurrealista experimental)

CICLÓPEO CONJETURAR
(Neosurrealista experimental)

Fue allá donde comieron las alas fieles entre las olas las montañas.
Allí las botas dibujan el miedo del cartón.
Los esperados borradores del venado en flama de corta falda.
Y anuncia al hueso de la última lechuga.

Como úlceras de la madera milenaria, del fuego y la ignominia,
Espejo parabólico, espintariscopio, fluorescencia,
que habita en los suburbios calcáreos de la memoria.
Los pájaros son una despedida, árbol, antigua voz del arte,
en la insegura sombra de la suerte, la memoria se llena de caminos,
lágrimas recorriendo la monotonía de tejados y alamedas.
He reconocido con sorpresa y piedad, la permeabilidad,
del peróxido, del frío sonámbulo, en una tregua,
donde reconstruyo con extrañeza, paludrina,
usadas moscas de clorofila, quimiurgia,
como medalla, en cualquier ojo.
¡Resonancia termoquímica!.

Llenas las escaleras de inquietos féretros,
van sembrando gotas en el océano el verde,
de noche sin desesperación sigue verde,
tan verde como rojo y azul es el blanco.

Ya defendía lo muerto de su propio ruido, de las ruinas,
Factoriales fallas en fermentación, fauna del halógeno,
que desde que se escribe, son remotas, pesadillas del magneto.
Mira cómo se acerca hasta la cama: Viste de gris con herencias sigilosas,
de uno el tres hasta el nueve, que solía fabricar, seda viscosa y sepsis,
¿Dime si puedes, en qué piedra, por favor en qué ayer?.
Nadie me dijo que comenzarían, con cáustico caucho,
hoy, con roca plutónica, los siglos de la noche.
Entre lunes delgados, flautas para jurar que el pobre corazón,
De gravedad específica, gime en campos luminosos.
Debemos escucharle al bosque su nada, que importó nada.
Pero cualquier capítulo lo tengo, en rayos beta rojos.

En la tierra misma, que entre ellos forma un nicho,
de meteoritos con su metabolismo, a los aires y lluvias resguardando,
del huracán de huesos, que la naturaleza, por capricho,
fabricó en un terreno muy quebrado. Ya minado en letras.

Ríe, salta, corre, vuela, bebe y olvida. Al triángulo dinámico.
De los cobardes, letal veneno, con dulces esperanzas,
puesto que al vivir todo es un poco rosa, zorro hambriento y colorado.
Un hombre hecho y deshecho os habla. Del alivio suelto en un ciprés.
Porque distinto soy, cada año, en alguna cosa, arena ruda,
y a los pinos taciturnos veo con ósmosis y ozono,
Mientras las cortinas decoran los caminos prohibidos,
que se han cruzado de brazos en un teorema.
Porque llevamos el paraíso, una cadena, con voz de eternidad,
de vértebras de vidrio, esponja y espora, y de allá llama.
Del más allá, con su daguerrotipo invencible.
Porque le duele, inmensamente, al corazón divino, la soledad más mínima.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Del texto y la imagen)
leer más   
12
13comentarios 94 lecturas prosapoetica karma: 119

Despedida

Mi lengua recogió en su piel
Los besos añejos
Con lasciva ternura

La desamé y juré
No volverla a querer
leer más   
20
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 125

Dificil

Qué difícil es vivir en esta eterna despedida,
en la que ninguno de los dos parece decidido
a dar su brazo a torcer
para así hacer el movimiento desencadenante
de nuestra separación.

Que difícil es vivir sin poder olvidarte,
porque no sé cómo lo haces,
pero siempre vuelves a mí,
como ese muelle que,
por mucho que se estire hasta casi romperse,
siempre vuelve a la posición de origen.

Que difícil revivir
todos aquellos momentos
en los que tus manos
acariciaban mi cuerpo,
ahora que veo como acarician el de ella.

Que difícil mirar unos ojos sin brillo
después de haberme acostumbrado a mirar hacia los tuyos,
que le hacían rivalidad a la estrella polar,
hasta la noche
en la que más resplandeciente se encontraba.

Qué difícil es olvidarte, pero es más difícil tenerte.
6
3comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 86

Nuestras auroras

Dime, desconocida,
¿En qué aurora nos encontramos?
¿En qué boreal, nos despedimos?
Aquellos verdes asesinos
Los que abrumados, vimos
Arrancando llanto vivo
De nuestras almas avergonzadas
Sufriendo las traiciones
Que entre hielos cometimos
Con esos corazones que nos amaron.

Ya nos decimos adiós entre fiordos
Nuestras pieles en desencanto
Se dan la espalda entre fríos
Se miran por última vez enamorados.
2
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 13

Y te vas!

...

Y te vas.
Te vas y me gritas que mi espacio es tuyo
que tus senderos ya fueron recorridos
que mis manos aún están en los suburbios.

Y te vas.
Te vas y me desconcentras
me desconectas del mundo y de la electricidad
la luz se apaga en la ciudad.

Y te vas.
Y haces de la magia algo real
te conviertes en el soldado más joven del mundo
y el muerto más pesado de la vida.

Y te vas.
Te vas y te llevas mis barcos y el agua
inundas mis venas y arterias de sal
el desierto empieza sin tu lluvia.

Y te vas? ¡Siempre te vas¡

Siempre me cuesta el no volver a volver.
18
9comentarios 120 lecturas versolibre karma: 171

Noctámbulo

"Gélido sabor en labios,
detenida manija del reloj,
dulce aroma a ausencia
pálpito que no será más.
Recuerdo de luna tímida
sintiendo el trémulo tacto del viento.
El eco fue palabra en un recorte
en días embriagados de jazz,
despediste noches clandestinas,
escondiste universos en un pequeño cuaderno."
leer más   
2
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 15
« anterior1234527