Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 506, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Mientras busco la paz

Mientras busco la paz
el caos me encuentra en cada esquina,
Ninguna guerra ya me importa...
ningún frente forzará la ira
La intención de conflicto
es menos que porquería, a mi izquierda

Busco instantes
esa calma cómo parpadeo

Me mantengo
sobre la corola marchita
bebo la gota de vinagre
mitigo la sed
mas la agonía continúa

Mientras persigo la paz
el rostro es lleno de salivas
escupe la serpiente
el Ángel mira
falsos maestros dan la espalda

Es necesario
pasar por el molino
desgranarse
ser prensado por las masas
filtrarse
extraer la esencia
la sustancia...

La suposición ajena
hiere cómo daga
La presunción de los más ‘cercanos’
es un bisturí extirpando entrañas
es el ácido
la sosa
calcinando lento...

He de guardarme
mientras arranco
la piel vieja de mis pupilas
He de guardarme
de aquellos que se dicen 'indispensables'
He de guardarme
del insensato
de la lengua larga
de la vista cortante
de quién aparenta paz
de quién pide mi partida...

Más al salir
no caerá ante ti la mirada
te tomaré por el cuello
atándote con tu lengua
subiremos a la montaña de tu ego
contemplarás lo profundo de tu vacío...
y caerás...
trayéndote eterna sordera
el estrepitoso eco...

Para entonces
veré la estrella de mi norte…
Para entonces habrán florecido
mis níveos jardines...

*****************
Mientras busco la paz
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
15
11comentarios 56 lecturas versolibre karma: 133

La esencia de la vida

Permíteme enseñarte el alma al descubierto,
verás que no tiene mucho peso ni valía.
Los envoltorios engalanan la imagen,
el pulido de las capas,
las líneas suaves,
el contorno bello…….
pero en el centro está la esencia viva.
Lo que cuenta,
lo que vale,
lo que pesa su peso, no por su masa
si no por lo que abarca.

Permíteme mostrarte los acantilados
donde vengo a buscar las ráfagas de viento
que me limpian los ojos y airean los besos.
El abismo me regala un eco
que yo atesoro en cada susurro gritado.

Permíteme enseñarte las calles angostas,
los caminos viejos, entre viejas casas y viejas puertas.
Llenitas de pasados, repletas de tiempos añejos
y desprovistas de tiempos venideros.
Me recreo en sus relatos guardados
entre las piedras y las maderas carcomidas.

La esencia de la vida está donde tú quieras buscar.



Hortensia Márquez



Imagen: Dibujo hecho por mí.
21
16comentarios 75 lecturas versolibre karma: 127

Pesadillas

No deseo seguir mintiendo,
se me nubla el pensamiento
En las noches mi desvelo,
en el día floto en el viento.
Un efecto el defecto
de aquel frío en mi habitación.
Que congela la mirada,
y apareces junto a mí.

Un tormento me reclama,
su pregunta ¿dónde estás?
Me has dejado en el olvido sin testigo
la crueldad en la que vivo
Solo insomnio predomina
un vacío la soledad

Hay fantasmas que aniquilan
cuando vuelan sin parar,
Corren, ríen, se evaporan
y la noche sin final
Donde has ido que te busco,
fantasía ya no estas,
Es un eco desmedido,
gritos crueles realidad.

El abismo un remolino
que me arrastra y me sujeta
Ya no puedo respirar,
he caído en las tinieblas
En mi sueño crece el frío,
dónde has ido me has dejado
Pesadilla entra en mi sueño
que me ahoga sin piedad

Me ha cubierto el sudoral,
una angustia mi ansiedad,
Poco a poco se contraen,
comprimidas letra a letra
Las palabras ya no existen,
tengo ganas de gritar.
Se apodera de mi cuerpo,
me consume, me reprime.

Un fantasma me persigue,
ya es de día no es posible,
Sin pellizco en mi silencio
un destello me despierta
Ya no existe algún fantasma
solo almohadas una cama
Ya no existe la verdad.




Por: WilyHache ®


15 de octubre de 2018
5
2comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 68

Tierra sencilla

El silencio cantó
sus reflexiones,
y yo junto al ventanal,
observo las violetas
humildes y sencillas
como besan las enaguas
de la fresca hierba.

Susurros de yemas
floreciendo
en mi jardín,
buscando frutos verdes,
con sus sendas
de huellas verdes,
y se pierden entre arbustos
de retamas y piedras ocres.

El manantial
se ha sonrosado,
y la oscuridad
oculta sus bayas
de otoño,
bajo cielos capotados.

Diviso azadones y palas,
rastrillos y aperos varios,
en los campos de labranza,
de mi tierra castellana,
con sus despobladas llanuras,
donde se perdió la voz
buscando su eco.

Escucho el rechinar
de nubes negras,
haciéndose paso,
en fatigosos
y viejos campos
que irrumpen
con sus cantos
de trompetas
ondeando estandartes,
blasones, escudos
de un gran imperio.

Angeles Torres
leer más   
22
14comentarios 91 lecturas versolibre karma: 150

Un Romance por Morente (a Enrique Morente)

En silencio baja el agua,
de la sierra a la fuente,
triste dobla la campana,
de la Vela por Morente.

Alma del carmen vacío,
que derrama entre la piedra,
una voz de luna rota,
florecida entre poemas.

Bandera de la verdad nueva,
de tono incomparable,
donde cruzan los misterios,
del talento con el arte

El aire gime herido,
en un pellizco de esencia,
¡viva el rey de los reyes,
y de los tronos de anea!

Cien cantes de fuego tienen,
las duras sienes del alba,
y un bordado de oro,
con los hilos de Granada.

¿Qué importa el tiempo al tiempo
medido en arena y olas?,
latiendo vive tu herencia.
en los centros de la Aurora.

Bebiendo la acequia clara,
los toros de la dehesa,
sueñan lances naturales,
en armonía y cadencia

Duende de amor y nácar,
ni más grande ni más genio,
sangre lleva tu historia,
por las venas del flamenco.

En trece la calle duerme,
y a San Nicolás se asoma,
una libertad de viento,
que en los bríos trae tu forma.

Maestro de propia escuela,
brillante irreverente,
credo revolucionario,
de la memoria en suerte.

San Miguel enamorado,
al que Lorca conociera,
llena radiante tres copas,
y te da sitio en su mesa.

Fiebre fría de metales
nace escuchando el eco
no queda cabal ni fragua,
que no temple tu acero.

Ceñiste al compás la seña,
de tu gloria infinita,
nunca habrá grito que calme,
el dolor de tu partida.
leer más   
11
6comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 120

Motivos

Un amor de muchas vidas nos atrapa
entre sus vientos no establecidos,
entre su voz y una llama peregrina,
nos lleva entre sus fauces transparentes
hacia un nido socavado en el tiempo.

Yo era un rezago minúsculo
tú ya eras absoluta y contundente
incalculable e insospechada.
Yo buscaba el canto del mar
y de la estela el silencio,
tú encontrabas la voz misma
y cada eco en la lluvia de tu alma.

En nuestras vidas y nuestras muertes,
por aquello viviendo
y muriendo desde nosotros...
casi en mí
y de ti tan cerca.

Nos atrapa en su manto,
entre sus caminos
y sus naufragios,
en sus regiones no encontradas,
como atrapan unas manos
cada luz
y cada sombra no encontrada.
leer más   
8
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 106

Descrismarse Evanescente... (Cuento Experimental Neosurrealista)

DESCRISMARSE EVANESCENTE
_(Cuento experimental neosurrealista)_

Subió al lomo del viejo libro y rodeó la mesa,
de camino hacia el librero. Le acarició suavemente
con los dedos temblorosos. No tardó en llegar al
rincón por la cadena de penumbras que separaban
las sombreadas paredes por la moribunda flama
de aquella lámpara agotada. Una cabeza de lagartija
pálida salió suavemente como las plumas del gallo
declinando cantar de noche a la luna a medias entre
las piedras sobre las hojas más qué otra cosa...

Había qué pensar no solo en el dinero de la renta,
sino en la comida escasa al borde del camino
justo para cualquier hambre desesperada de la
impaciencia qué no se sacaba ni siquiera del bolsillo
más roto por no estar destinado a liberarla cómo siempre
antes de las primeras palabras.

Esta carta era de las qué no pedían mentiras
qué puntualmente le proporcionaba el más moderno,
y avanzado desempleo. En el gozo perdido de la vida
humedecida como arena desterrada que abrasa el
sol, y refresca las angustiosas noches. Dónde los
viejos sueños huyen como ruedan las hojas secas
por las brisas perdidas de los otoños cargando las
tardes en la sed del alma, niebla trás niebla.

No dejaba de correr de puerta en puerta violentamente
capturando el miedo de las ventanas en caso de caer
un meteorito... Allá, cual mariposa qué en los volcanes
se acrisola con las amarguras franqueadas por el buen
sol de los primeros días contemplando la tristeza
clandestina, haciendo contorsiones ávida de inmolar
ídolos solemnes de bronce sin rumbo ni veredas.

En aquel tiempo se produjo una pausa, y el vacío había
puesto su peor cara por algo qué nada tenía qué ver
con el asunto. Había sido un día fructífero, encontrando
muchos casos igualmente desesperados, urgentes
e ineludibles... Bien sabía qué con el paso de los años
esto será cada vez más difícil de olvidar, en las escalas,
en las nuevas formas de recordar, y con la simulación
del equipo adecuado el motor del mismo dejará su lugar
a uno distinto más allá de los sistemas de frenos frontales
qué con el tiempo no han querido modificarse. Entrando
en el futuro totalmente desarmada la consciencia, y en
partes múltiples fragmentada la más mínima atención.
La noche en miniatura corría por el bosque soberano,
buscando un consejero en el difraz de una almohada.

Así qué...
Recogió las goteras del techo, dobló la tierra del piso,
y cubrió el frío con los agujeros de una raída cobija en
el punto central dónde el desaliento aprieta la debilidad
de las noches anteriores. Pensaba irse al olvido de la
región desierta aislado en una lobreguez amarga.
No se permitiría consumirse en una lucha insana entre
las ramas indiferentes al deshojar sus flores en la cumbre
del granito de los pájaros sin trino, ni fundirse en los días
por el desconsuelo qué postra al mismo eco ruinoso.

Pasaba del olvido reciente a los viejos recuerdos recostado
como la espuma magnífica y distante allá en el valle del
fondo anochecido... Y se decía, vaya forma de alivio.
¡Mañana será otro día!... Y claro, con el desnudo torrente
y la fugaz sombra del sol en retirada en los empedrados,
con el desenlace inevitable cubierto de esperanzas en su
guarida... Estiró un bostezo sobre las piernas para demostrarse
lo qué nunca había soñado por falta de una perfecta toma de
consciencia de la decisión...

El insomnio sería completo proliferando de día, y agarrándolo
de los pelos en la prolongación de las nubes, en la rápida carrera
al colchón recorriendo las vagas siluetas de carcomidas esperanzas,
y cuándo esa primavera llegaba destrozando al invierno con sus
verduras, sin la piedad campesina del tamaño de unas gotas de
sobresaltos queriendo saludar la imagen deteriorada del espejo
indiferente, cuándo la angustia es tal qué se anticipa a la eternidad
más próxima y con más vitalidad.

Evanescente y racionalizando el dolor inmediato al morirse
plenamente, y adquiriendo las cualidades acumuladas por la
inmensidad de una acción hábil qué se capta instantáneamente
por el gesto clásico al percibir la importancia de la propia inexistencia.
La noche era cada vez más íntima en la profundidad qué estremece
y sacude las mismas procesiones de las pesadillas decoradas.
¡Y estaba sumergido en el descrismarse!...
Lo qué significa la libertad absoluta, distinta, totalmente transformado
fuera del tiempo dónde subyace la tristeza infinita... La tristeza de darse
cuenta de qué uno ya no es el florecimiento del ocaso, ni relativo, ni
comparativo, ni resultado de la influencia ambiental qué implica el
sometimiento al cruel sistema caduco...

Así transcurrió largo tiempo durmiendo en el sublime estado en qué
se encontraba, y pudo inventarse nuevamente en el peltre despostillado
de la vasija qué abrigaba su reciente incorporalidad, flotando al retornar
al botín de cosas inútiles qué se adueñan aniquilando la esencia de
los últimos indicios del orden... Con la luz de una sonrisa perdida.

___Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=12758 © Latino-Poemas
leer más   
12
6comentarios 47 lecturas relato karma: 125

Estratagema del aspaviento... (Neosurrealista experimental)

ESTRATAGEMA DEL ASPAVIENTO
( Experimental Neosurrealista )

De los dedos del silencio
ha escapado un verso
inquietando al perdón
que vende las rodillas

Con la descripción que concilia el ideal del hombre
hecho vorágine destructiva, cruel, salvaje y rauda
degeneración, como el mortífero fuego compasivo
de los lagartos a los cleópteros minerales codiciosos,
con las virtudes que contaminan el tiempo putrefacto,
en los campos de cebada y los organizados ostiones.
A pesar del alboroto que fluye en las redes de topos.
Porque el aire está lleno de realidades galopantes,
y la suerte destruye la vida con armas angelicales


Más allá los párpados secan
al eco de las flores turbadas
en el tierno cementerio
de la consciencia hecha polvo

Como los pronombres indefinidos más usuales en la
más moderna gelatina, como los adverbios calificativos
en su forma comparativa, que perfuma el absurdo con
la sintaxis embriagada donde la lógica ya no se afeita,
dejando la concordancia del adjetivo en la olla más
vieja del sustantivo enamorado de la luna frígida.
Haciendo de los verbos irregulares una bella alfombra,
mandando de regalo un triptongo desnudando una tilde,
porque la diéresis está peleando con las comillas en ayunas

Insurrectas las tumbas vomitan
estupefactos los espectros
por los preceptos de adorno
y las maquinaciones baratas

Al objeto de afianzar el poder, de zorras, monos y buitres,
que aspiran a una fusión sincrética, no obstante el temeroso
rincón de los gusanos que oprimen al infierno sus protestas,
en posición acurrucada, por los acusados fenómenos que dejan
al sol apagado entre la sacralización de la imaginación perdida,
porque la gente cree en el nexo misterioso de cada palabra con
la verdad que pretende portar. En los manantiales de conjuros
de digitalizadas muestras infames, amuletos en oferta, y todo
ese purificador latrocinio de vidas inocentes y abuso de poder

Al circuir el parco criterio
cualquier imagen abate el seso
del pazguato arrogante feudo
dándose sopapos al saberse botarate

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Del texto y la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=17701 © Latino-Poemas
leer más   
13
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 114

Despertad a oscuras

A los pies de la ciudad descalza
me desvisto las vertebras.

Creo un nido en el eco
de los silencios
acompasados.

Una niña y su vestido rosado
deshilachado por las heridas.

Una grieta y un rabo de nubes llorando.

Un cuento de hadas desprende hojas de otoño, un árbol desnudo que teme al invierno.

Abro los ojos,
a oscuras,
rocé el infierno debajo de mi cama.
leer más   
13
8comentarios 61 lecturas versolibre karma: 119

En un pequeño pueblo de piedra azul, vivo con mi amante

En un pequeño pueblo de piedra azul, vivo con mi amante
************************************************************************
Cuando la paulownia flota como un eco lejano, es como una hoja ligeramente cubierta. El ambiente de la
escena vespertina se condensa en los ojos debido a la aniquilación de la luz de las velas.
Lo mismo
que viento y la lluvia, pero a partir de la memoria
de la vejez , el nuevo templo se puso en marcha, y adónde
fuimos o que intercambiamos por
pétalos de loto antes que
un hombre extraño, que llega en la noche de lluvia a
mi corazón, gastado en la construcción de las cuatro esquinas de las cornisas Zhang Qi con finas alas colgando el caballo suavemente.

La casa solía ser la antigua Iglesia de sedán,
la puerta temblorosa de las profundas ramas de sauce de la puerta, las cortinas estaban enrolladas en la sala vacía de Yan Yan en circulo.

Las cortinas estaban enrolladas en la sala vacía.
Cuando las ciruelas están siempre inclinadas ciruelas están siempre inclinadas, la cometa todavía esta en el escritorio,
la risa y las montaña cubiertas de nieve siguen siendo abrigos
anticuados de invierno.
Las lágrimas de los generales que han sido derrotados, las lágrimas de
los mercaderes que se han perdido, las lágrimas de los mercaderes
que han fallecido.
Las lágrimas de los eunucos que han desaparecido, las lágrimas de
las lágrimas escapadas.
Estoy aquí,
y estoy llorando sin lágrimas.
Las lagrimas del viento de la arena, no puede empujarte,
tus suspiros pesados y agrios.
En un pequeño pueblo de piedra azul, vivo con mi amante.
************************************************************************
Sólo hay un membrillo de margaritas y una ventana alta.
Tal vez, la soledad del cielo.
Soy el dios del sur, y el brazo desnudo está envuelto en la noche del hilo. Así que,
las estrellas que cuelga en mi muñeca es mi esclava.
La esclava de Dios que tiene nombre. Toma uno, olvídate de uno y, a veces, comete un nombre.
Retiraré el tiempo de mi vida.
Declararé la paz a los dioses o al diablo.
Dejen que la espada del ojo entre lentamente en
el cielo estrellado, o el mar, el odio del pasado, y
olvidaré el universo, dejare a mi amante.
Déjalo todo, el dinero, propiedades, poder de viejo poeta, tranquilamente para la oscuridad.
Soy más largo que la eternidad, menos que un polvo fino.
www.youtube.com/watch?v=6RTtzWZ6NCk
Che-Bazan.España
leer más   
8
1comentarios 51 lecturas versolibre karma: 127

Arrópate de nuevo

¿Quien juzga al invierno
que con su nieve cubre al verano?,
sin miedo llena a las montañas
con su blanco velo claro y nadie le hace eco.

La raíz de mi cuerpo es leal
se aferra con fuerza a la tierra fría
espera con celo ese deshielo del tiempo,
volverá a ser retoño al embellecer la quimera de mis deseos.

Nadie se atreve a desafiar los sueños
¿quien soy yo para desear los desvelos?
solo quieren que desnudo muera
en el frío del desasosiego.

Sus murmullos nunca serán mi eco
que ensordece a mi ego,
no tengo ego solo es amor que se presume eterno,
con ese me quedo para abrazarme de nuevo.

Se cansaron de esperarme
de mí se olvidaron,
aquí me quedé sentado
esperando de sus golpes salvarme de nuevo.

Levántate
el suelo es húmedo y frío es el invierno,
arrópate con mis abrazos cálidos
que te quiero nuevo.


Miguel Adame
09/10/2018
17
7comentarios 245 lecturas versolibre karma: 140

Arquetipo octubrino

Septiembre concluyó, levanta su velo de melancolía
y entrega el tiempo al siguiente de la cola: al venusto
y fementido octubre, exento de cortesía.
Cuánta yactura infligió a su alma.
Siente placer desangrando
el color hemoglobino de las quillotras amapolas.

Cesa el orvallo y las palmeras cierran sus paraguas
hasta el próximo mes, y crecerán sus malvas malvadas
y la brisa levitará las faldas.
Inobservando todas las normas va;
para que la adrenalina recorra su cuerpo.
Octubre: arquetipo de seductor, cafiche, calandrado,
ofreciendo versos como tantas pelanduscas,
a cambio de tan mísero parné.

Al hablar no informa; inspira,
domina el arte de la comunicación;
pero vive disgustado con el mundo.
Octubre, capaz de inducirte a locuras inimaginables;
experto del ilusionismo,
priva en él todo un artificio.

Tal como el libertino, que te hace sentir libre;
pero...no intenten catalogarlo, porque huirá.
No pretendas entender al dandis,
porque te confundirá y
si lo persigues, se reputará como acabado
y el balanceado libra se desequilibrará
como un tornado.

Se perderá como ícaro ante la eternidad,
desglosándose hasta sus alas plásticas,
consecuencia de tanta promiscuidad y perversidad.
La fuerza del narcisista reside en su insensibilidad.
La artimaña del vanidoso herido,
estriba en un odio irrenunciable.
La estrategia de sus silencios, constituye un horror,
porque nunca existirá en él amor.

7 de octubre de 2018
Imagen. Narciso y Eco. La leyenda
Pintura.
leer más   
18
7comentarios 108 lecturas versolibre karma: 128

Amantes de amor henchidos

Comienza el paseo de los que viven sin cabeza,
Los que se apoyan en sus ojos para escuchar más cerca,
-De aquella estrella brotó un suspiro-
Al saber que te prefiero a leer un libro...
Te amo más que a mi pluma y sus giros, más que a la Inspiración que tantas noches pasó conmigo.
Te deseo más que todas las rosas, que temprano, anhelan el rocio...
Tú, mi estatua de bronce pulido, mi suerte y mi camino, el dulce sabor que transmite tu ombligo es inefable (y sin embargo tengo tanta ansia por describirlo) eres la felicidad llevada al extremo más desconocido , nadie sabe lo que es amor, no, no pueden, ¡no! Pues nunca estarán contigo. Ya me cuidaré yo de darte lo que es tuyo por derecho adquirido; mimaré tu sombra como si fuese un niño (no dejaré que nadie la pise , ni que se pierda entre tanto brillo ) , besaré tus labios cada amanecer como si fuese la última fuente de miel que conserva su sonido, lameré tu cuerpo (ya se que zafio y libertino pero no puedo callar o mentir, omitir sería insultante y mezquino) cada rincón, cada músculo tenso y cada oquedad donde se pueda ocultar tu sabor a inmortalidad y grandeza de espíritu, tocaré los dedos de tus pies cuando anochezca, como si fuesen las cuerdas de un arpa mientras mastico tu pelo, alimento de mi hombría y mi deseo. Pasaré el resto de mi vida asombrado por la suavidad de tus brazos y la fuerza celeste que desprenden tus manos hermosas y fuertes que saben tocarme como ni siquiera he sabido hacerlo yo antes.
¡Ay!, prometo cantarte siempre como si nunca se hubiesen escrito canciones y fuera yo el bardo loco que te grita desde los balcones.
Estaré cada día ausente hasta ver que sale el sol para verte, y con sus rayos haré un fuerte , grande y cálido, como a ti te gustan, para refugiarte cuando la noche se presente, ¡qué se que aunque la luna te admira y las estrellas repiten tu nombre, te mueves con gracia en lo oscuro pero de sol son tus huesos y en el sol te vuelves bello como un cristal labrado y excelso, reflejas La Luz por tenue que sea, y llenas con perfumes de tu pecho cualquier estancia allí donde llegas.
¿Sabes que jamás podría cambiarte por nada?
¿De qué habrían de servirme tesoros y lujos, carne y deseo?
Sin ti la boca me sabe a cenizas y en la cabeza me crece un nido, te vas unas horas y parece que me haya muerto y me siento como si saliesen de mi costado plantas y batracios , de colores tristes y horrorosos cuerpos deformes y feos ...
Sin ti rasgaría mis vestiduras y andaría por el mundo como un zombie que nada entiende y que camina sin destino, dejando a la suerte que guíe mis pasos como un perro abandonado que ladra al cielo...buscando a su amo perdido, buscando su rastro cegado...
¿Sabes que con solo leer mensajes que me envías con el móvil me imagino tu voz y se me acelera el pulso y se me ponen los bellos del cuello como queriendo huir de la nuca de un salto?
Es una locura esto del amor sincero, de la entrega absoluta a un corazón ajeno...es una vibrante sinrazón, un despropósito maravillosamente estúpido que condena tu vuelo al placer del viento más osado...
Este amor tan profundo que siento, Amor, es indudablemente culpa tuya, sin ningún asomo de duda, pues antes ya jugué a ser amante y nunca perdí los dados tan pronto quedando a merced del juego.
¿Sabes, Amor?
Cuando te vas un rato me quedo mirando la calle desde el balcón como un pájaro viejo y loco que espera comer de tus manos el tiempo que le queda.
Y trino como en un cante jondo cuando te veo erguido pasar entre las azucenas que llevan perfume y color a tu camino, trayéndote de vuelta a mis alas , al amoroso nido...
¿Te he contado alguna vez que cuando me desvelo observo el cielo y reordeno las estrellas para formar tu nombre en lo más visible del firmamento?
Somos como el cielo y las nubes , como el oro y el fuego abrasador que lo funde, como la noche y los besos furtivos, lo que a la madera es la hoguera, somos virtud y caballero y amor y celo, pañuelo y agua de seda que baña tu esbelta figura, rocio y primavera, siemprevivas y pintores exhumados , somos el Rodano y Arles , la muchedumbre y la soledad de un pie, el rescoldo final del morir una estrella y la noche total con eclipse y ceguera, somos el conjunto final, la dorada reliquia, el virtuoso instrumento que afinan Los Angeles al rugir del viento, somos la tromba imparable, el mar golpeando las rocas , la espuma brillante que crea arco iris danzantes ...
Somos el final de todo principio, la espiral que muerde el comienzo y vuelve a empezar , el sol que alimenta la hierba que crece salvaje y desnuda y muere volviendo a la tierra sin ninguna sensación de haber perdido. Somos El Niño curioso que trepa buscando respuestas y mira directo a los ojos del mago que mueve los hilos. La Luz que brilla oculta y eterna, la obscura sombra que alberga todos los odios y todo el caos , la llave que otorga el poder de hablar con las aves y que abre el pergamino. Somos el orden y el caos divino, somos dos almas y un solo silbido y una sola saeta. Somos el amor que siempre estuvo dormido...
¿Te he dicho alguna vez, Querido Mío , que te amo?
leer más   
1
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 14

Sublimes latidos de un corazón

Revolotean en mi mente ideas buscando salida, me pregunto una y mil veces ¿porque están en agonía? Se golpean entre ellas disparando un torrente que sale por las ventanas del alma, todo me pasa al sentirme con sueños rotos, atrapados en desaires.

El goteo de un amor tras otro amor que me dejan cada día mas vacío, me arrebatan la tranquilidad y me dejan inconsciente adueñándose de mis sentidos, ¿quién soy yo para creer entender las emociones?

Grita el alma y en el eco de mi mente,
Se impone tajantemente a cuestionarme la existencia de un efímero cariño, que ególatra se ríe de los lamentos de esta mi cruel realidad.

Llego al sublime latido de un corazón en harapos, pues ha quedado como indigente de tanto daño que le han ocasionado, y tristemente camino entre el recuerdo y el presente, buscando como no haya mañana pues el dolor no se esfuma y temo siga dolido carcomiéndome internamente dejando hilachas de un intenso amor que desbarato su fuerza disminuyendo sus latidos.

Las letras de mi alma
leer más   
13
5comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 138

Donde habitan los poetas

(colaboración con @Patve, @pequenho Ze, @Jose Luis Regojo, @horten67, @rebktd, @Rafapuello, @Malulita, @Cleme_Eternamente, @MiguelAdame, @Angeles_Torres_Torres, @Galilea)

Donde habita tu sonrisa
sonrisa que provocan tus caricias
caricias que fueron despertando
despertando en un vaivén de brisa.

Brisa que acuna mis días tristes
tristes momentos de una melancolía
melancolía que me dice que aún existes
existes en mi pecho y no en mi boca.

Boca que lanza poemas con un azul profundo
profundo como el mar reflejado en tu mirada
tu mirada, que se perdió entre el mar y el cielo
cielo vacío que se llena con los latidos de una corazonada.

Una corazonada que es eco de esperanza
esperanza que se esparce sobre la nada,
nada que me acoge cada mañana entre sus brazos,
brazos que me envuelven y me devuelven a la vida .

Vida que respira al mismo límite de un sueño
sueño que me llama como canto de sirena
sirena que invoca a los dioses del océano
Un océano que viaja hasta a tu puerto.
leer más   
26
20comentarios 128 lecturas versolibre karma: 142

Experimento II

en colaboración con Gemma P.

Todavía me da miedo aceptar que me pierdo
pero ya no me asusto al cambiar de camino
hoy he apagado todas las luces de alarma,
otra cosa bien distinta es el eco
que vuelve todavía cuando cierro los ojos
con una carcajada de maldad, pero no puedo evitar el amago
aunque me ahogue en la soledad de lo que no dura
evitando que la duda me asfixie
intentando respirar entre el rencor y la amargura,
sabemos que tapizan nuestro interior
con un hollín nefasto y tóxico,
como tampoco la bocanada suicida
pues es más muerte vivir a solas que permanecer dormido
ni la locura puede hacer que nos salgamos del camino, suerte
demasiado atados sin existir el destino
unas veces me empujan y otras bien en corto,
¡joder!, mi puto ritmo,
que ya estoy cansado de bailar al son de otros,
que ya no puedo estar seguro de seguir en mí mismo
aunque me desate cedo,
si me precipito no descanso de tu gravedad.
La puñetera atracción entre dos lunas
y un planeta de agua líquida
que debe estar muy cerca de algún sol
razón de sus pestañas blancas, de su pelo corto, de su cara larga
es por eso que ya no se pasea en las mañanas
por eso ahora se esconde entre las nieblas de las almas
¿no os habéis fijado que una cara con sonrisa perpetua está más bella,
que es más atractivo un conjunto gris que un cuerpo
o que el carisma también puede llevarte a la cama?
del mismo modo que nos desbordamos en la calma
de igual manera que nos dormimos en la podredumbre
así sentimos, aún marcados a fuego,
del mismo donde nacieron unos ojos de carbón
y ya sé que es de noche y la oscuridad
pero ahora mismo es lo que más me ciega
sin vendas, ni luces, ni cuevas
con los ojos bien abiertos pero cerrados al miedo
como quien vaga en su propio pasillo interminable,
mas estamos confundidos, su fin existe;
somos los críos que montados en la rusa
creen estar cinco segundos de los cinco minutos
a pesar de que los relojes sólo son símbolos
de que el tiempo no exista y de que nosotros,
ya no somos los mismos
y me atormento en esa idea como un día de noviembre,
con el blog abierto y la lista empezada
de los detalles que ganamos, perdidos, pros y contras
de las veces que nos dimos por encontrados
de las locuras que no nos sorprendieron
y de no besarnos con los ojos cerrados.
En esta habitación de humo y luz rojiza
me falta tu cuerpo ondulante también,
será que evocamos cuando la realidad es imposible,
que seguimos tumbándonos en la monotonía de los otros,
quejándonos, como siempre, de que más allá sólo hay suyo
y que los avances que creíamos propios en realidad no eran tan nuestros;
en verdad sí estoy esperándote como se espera un polvo:
ya no queda nada de nieve a mi alrededor; todo agua,
tampoco uñas ni un metro de la casa por recorrer
sabiendo que ya no nos hacemos falta
midiendo todas las palabras y diciendo lo callado en voz alta, pues ya
no somos fugitivos de nuestra historia;
el olvido sigue acumulándose sobre los lomos,
entre página y página
mientras continuamos llorando por relojes de arena
y todo lo dicho ha quedado en la memoria
pues sólo nos consumimos solos, como el tiempo que no vemos.
Parecemos estanques de arena y pena,
agarrados como sea a la puerta
de que tanta agua dentro se congele
y nos remolque a la superficie.
4
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 53

Lira del silencio

El eco de la calma
se escurre entre los dedos del sosiego,
a veces llega al alma,
otras ensordecedor, cual infierno;
se presenta el silencio.
7
1comentarios 33 lecturas versoclasico karma: 108

Enseñanzas

Viví mucho de mi pasado y nunca pensé de que modo el presente se apoderaría de mi, mi alma, mi corazón, mi cuerpo, todo un mundo de sensaciones desconocidas por un letargo de melancolía y reproches sin resolver, sin el eco de un acontecimiento que nunca mas se resolvería.
Es tu amor un presente desconocido luchando con mis duras entrañas capaces de sobrellevar un fracaso de lo vivido pero grabando cada segundo del desconocido mundo actual. Siendo un bello despertar de amor.
Esperaba cada segundo los te quiero, casi gratis, sin el esfuerzo de haber construido tu camino, ese que lleno de paisajes y flores, te haga feliz transitar junto a mi, sabiendo que sería tu mundo encontrado de un ser especial, ese que te enamore, y no quieras separarte de el nunca mas, con paz, alegrías, y todo lo que podrías llevarte a la eternidad contigo, junto a mí, y yo llevarte en mi alma, robando la tuya en cada momento vivido de mi presente desconocido.
Esta es una carta de amor, un fracaso de amor, donde solo queda la prosa, esa inolvidable hoja llena de letras, un fiel testigo del presente que ahora va quedando en un pasado inquieto que se quiere ir, y no lo dejo, es tan bondadoso que me deja el pequeño recuerdo de vos, me tiene lástima, yo tratando de desmenuzar la prosa para ser mas elocuente, pero ella de mi recuerdo, no se quiere ir.
Siento el valor de dejar impreso este eterno sufrimiento que el recuerdo anidó en mi corazón para controlar mis pulsaciones, quitarlo de ahí, dejando el hondo cráter lleno de sangre que me queda, sabiendo que podría curarse, cerrarse con una bella cicatriz con tu nombre y apellido, pero con un alma mas, conocida como si fuera una maestra de la vida, siguiendo solo con mi aprendizaje, de un camino florido, con sol, una luna propia, llenarlo de estrellas y felicidad, como los famosos stíkers adhesivos de la oficina, recordatorios que me indiquen, por donde caminar habiendo dejado los sueños de como la felicidad nos conduciría por ese verdadero camino tuyo, donde te vea sonreír, que seas feliz, y me hagas feliz a mi, sabiendo que por fin encontraré una genuina felicidad de amor.
leer más   
6
sin comentarios 53 lecturas relato karma: 60

Paseo

Hoy el día se volvió gris, tal vez para llevarme la contraria.
Que poco me gustan los días apáticos de otoño e invierno, yo siempre fui de primavera y verano.
Hoy paseo para liberar telarañas que almaceno, que sin pedir permiso, se atrincheraron como lapas enquistada a las laderas, vadeando mi cuepo.
Paseo permitiendo a mis oídos que hagan oídos sordos a mis pasos.
Pisadas con marcha monofásica, dentro de luces esquivas, alimentadas por lomos de farolas, llenas de vaguedades y otras insustanciales manías, llenas de incomprensión que no adivino a descifrar.
Voy esculpiendo mis ojos de brisa fresca, la piel saborea los últimos rayos de luz y los sentidos se ciñen a susurros de palomas que se acurrucan con sus picos corvos, anudando sus cuellos.
Desperdigo migas para las palomas, merienda en tardes adormideras.
Las calles parecen aflojarse con el frio, solitarias, frías, casi desgarbadas con sus lardosis y cifosis serpenteando callejuelas viudas.
Algunos niños corretean en la plaza, ignorando el frio que cala los huesos y entumece la voz.
Hoy el corazón amaneció mustio, casi sin palpito, sin eco acústico, incapaz de pronunciarse en una aurora aún ignorada.
Hoy, el viento trata de abanicar mi flequillo al borde de un torbellino gélido, desesperado y absurdo.
Hoy, se han moldeado mis carnes, bajo un nuevo vestido, y el brillo de luna a penas logra tocar mis cabellos.
Se desparraman las luces quedando obsoletas de recuerdos.
Bosteza la noche, acelerando mis pasos y llenando las aceras de sonidos huecos.
Se ahoga mi mirada en la inmensidad de un cielo que me consterna con su inmutable eternidad, llena de llanuras polvorientas, sin césped, sin flores, sólo estrellas, estrellas esturreadas y peinadas con un rastrillo de dientes con caries.
Me inquieta pintar el cielo con tiza blanca, y nublar el día, sin puesta de sol.
Me inquieta borrar estrellas en la noche, y que la oscuridad se atragante con las suelas de mis zapatos.
Mañana volveré a pasear con mis mismas dudas, aliñadas de mis múltiples retahilas casi incoherentes.
Mañana será un buen día, para volver a empezar.


Angeles Torres
leer más   
25
13comentarios 84 lecturas versolibre karma: 142

La Felicidad está en tú corazón...

Las arenas del desierto
dan cuentan de un secreto
escrito en idioma provenzal
el mago alquimista
>>>>>transformó
lo temporal en eterno,
y convirtió la felicidad
en sonido fundamental.

Bajo la luna plateada
y el mar de fondo
rugiendo,
el descubrimiento
hizo eco en la montaña
y se dispersó
por los verdes pastizales
del mundo astral.

Viaja por el infinito
y en cada ave que pasa
en cada árbol que crece
y en cada niño
que se amamanta
la felicidad se mueve
con gracia e instinto.

¿En que lugar tiene su aposento?
La busco con gran esfuerzo…
de repente pienso
la felicidad es algo simple,
esta en lo cotidiano
en la sonrisa,
en la solidaridad,
en un buen apretón de mano,
estar bien con uno mismo,

por ahí debo comenzar.

www.youtube.com/watch?v=rYiJ64_zDso
Ramón Pérez
@rayperez
Cabimas.Venezuela
leer más   
19
14comentarios 122 lecturas versolibre karma: 143
« anterior1234526