Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 151, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Mortífera Ordinariez... (Neosimbolismo)

MORTÍFERA ORDINARIEZ
(((Neosimbolismo)))

Entre los dedos del humo,
el agua clava sus dientes,
en el sueño encadenado a cada nube.
Y la mejilla en la cárcel galopa,
y galopa en la humedad soñada,
y soñada en la libertad vendida.

¡Menos orejas un poco de pestañas!.

Por eso, los clavos son de arena,
de arena los claveles son agujas,
agujas con patas y lenguas,
lenguas atropelladas por ventanas,
ventanas de pañuelos iracundos,
iracundos algodones y limones.

¡Un poco manos un poco sordas!.

Bermejas y redondas con sus frutas,
las calles blanquean sus espejos,
de pobres granos sus centinelas,
en donde el fuego está descalzo,
muy descalzo muy lago muy cielo,
manzana y sangre y rostro y niebla.

¡Deja vivir sediento al sueño muerto!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen).

POST DATA:
Información útil es...

es.wikipedia.org/wiki/Simbolismo
También...
www.caracteristicas.co/simbolismo/
leer más   
8
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 121

Tu y yo ( Senryu encadenado)

Exhalé anhelos
acariciando tu piel,
besé tu boca

llena de fuego,
de amor desesperado,
y me fusioné,

me empujé vida,
soñando amor eterno,
bebí tus sueños,

labios húmedos
de cielos encubiertos,
moviendo brisa

entre tu cuerpo,
buscando los te quieros,
Y fuimos uno.

Angeles Torres
leer más   
22
11comentarios 81 lecturas japonesa karma: 125

Dónde estás Amor ???

Dónde estás Amor
te busco y no te encuentro.

Dónde estás Amor
si te tenía en mis manos
y te escurriste
como río en crecida
dónde estás flor de paraíso
regresa a la cama del irreal mundo
te pido.

Regresa a humedecer tus dulces
labios con los míos
dónde estás Amor
en que periferia te encuentras.

Porqué tanto olvido
regresa estoy escondido
detrás de la puerta
encadenado en la ventana
durmiendo en el sofá 
en la cocina preparando algo
reparando el auto
pintando las paredes del cuarto
liando con el tráfico
calmando estos nervios miserables.

Dónde estás mi despojado Amor
te busco en la fuente,
en el retrato del cerezo
en las calles angostas de mi barrio
en los vericuetos trasnochados
de un libro de poesía
o en las hojas amarillentas
de este otoño cerril
que como cuchillo cortante
aguijona mi garganta
y me sobreviene una tos

y Pienso…

A lo mejor estoy
expulsando tu veneno mortal
y tus querencias enfermizas.

www.youtube.com/watch?v=Su9z9dddly8

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
12 de octubre 2018
leer más   
19
10comentarios 79 lecturas versolibre karma: 125

El jardín de girasoles...

El jardín de girasoles
que sembraste
con tus manos
cimbradas en el suelo
qué bonitas están…

Sus pétalos adormecidos
en las vacías tinieblas
en aquellos yazcamos tiempos
llenos de lúgubre
soledad.

Ahí estabas taciturna
aquietada con la suave brisa
del amanecer
sentada en el palacio del pintor,
pintando los cantaros oscuros
de un invierno que fallece
mientras los pájaros eclípticos
volaban sin cesar.

Frugal belleza
escondes detrás del velo de rosas
y tus manos blancas
como el cristal
terroso de la aurora.

Préstame tu claridad,
faro de luz
Ángel del roció
flor de otros mares
para salir de las enmohecidas sombras
de este puerto encadenado
y abandonado a su suerte

al lado del jardín de girasoles.

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
Septiembre 2018
leer más   
16
16comentarios 87 lecturas versolibre karma: 154

Metástasis... (Cuento experimental)

METÁSTASIS

Padece y se detiene la tarde. Es pálida, como
la piel del otoño en las hojas, y duele al verde
del verano : duele en los huesos, en el cuello,
en la memoria, en todo el aire y todo el suelo.
De repente, entre las ventanas opacas-- de un
vidrio en otros tiempos invisible, inmóvil por
años en la mirada y lento en los latidos-- salta
por la piel y destruye todo ; cuando se podía
amar el pasado, cuando se podía respirar al
oído. Es un cielo sangrante, sangrante como
una catarata, como si todas las puertas se
hubiesen cerrado, con espinas y con cuchillos
hambrientos sobre la cama y las sillas.
Es el ayer, lo que ha pasado, lo que se repite
abriendo heridas más profundas.
Por más que cambie el presente, por más
ropajes fabricados, eso persiste en las paredes,
entre los techos, bajo el suelo. Se puede ver,
se puede escuchar el humo con párpados y
manos encontrando el abismo sobre el asfalto,
entre las grietas : se pueden sacar grutas bajo
la piel húmeda encontrando la sangre coagulada,
seca, negra, amarillenta que es, y sigue tan
completa al cerrar las cortinas, está tan fría, solo
entre cada uno y ningún otro, que el recuerdo
mismo es una aguja y duele toda la vida.

++++++

Tenía miedo a morir, este cuerpo, esta voz...
¿ Serían los mismos que habían soñado, qué
habían jugado con la lluvia, con la esperanza
en las pestañas ?.
El callaba la boca seca. Una lágrima y un sollozo
eran lagos congelados y turbios, tan concretos,
que rememoraban crueles toda la angustia y el
estruendo que puede reptar sobre la tierra.
Aquella mujer tenía gracia. Caminaba lenta y
tierna, sus caderas no eran violentas, tenían solidez
cálida, hechas de comprensión, de ágiles curvaturas
y suaves movimientos.
Su mirada tenía voz, hablaba con sus pupilas y tejía
sus palabras en crípticos diálogos a veces, no era
lo común en tiempos espesos como en las esquinas
y las casas. Pero ahora, ¡ qué desgarradora era la
música, entre el tétrico silencio y el deseo de no
haber nacido !. No obstante, estaba ahí, fragmentada,
confusa y ahogada en el interior de cada vena.
Pálida, sudorosa y muda, atrapada bajo la piel de
vidrios y tinieblas, como si apareciese disgregada
en un pozo sin final. Encadenada ahí, inmóvil en
la obscuridad absoluta.
¿ Qué atrocidad piadosa se desprendía de las
angelicales alas caídas y anudaba sus pesadillas ?.
Estaba disuelta en cada lágrima, vacía dentro del
peor abandono, indefensa, desarmada en la soledad
más dolorosa. Sus vínculos con el cielo y la esperanza
estaban rotos, limados, eliminados de raíz.

++++++

Había perdido el aliento, había bebido el sufrimiento
más amargo, el tiempo y el espacio perdieron su
sentido, cualquier luz era más obscura, más allá del frío ;
el simple caminar era una desgracia. Ella dejó de ser,
de existir bajo la ropa, dentro de cada hueso, gris inerte,
sentada en el piso la mirada sin brillo, mientras él, allá
lastimero, se ocupaba en tratar de entender lo imposible,
lo incomprensible, el infinito de la noche del alma, la
eternidad simple. La sinrazón de todo lo pasado.
Con solo cerrar los ojos aparecía sonriendo, y su voz
mecía el sabor del aire, del aroma en la cocina, en la
recámara y el patio sus pasos escuchaba.
Ahora el silencio helaba, ¿ a dónde lleva la fe perdida,
lo celeste desconocido, lo sagrado yerto, ingrato y
perforado ?... ¿ Qué fuerzas tenebrosas y que laberintos
se tejen bajo la cabellera de la existencia ?.
¡ Todo aquéllo había estallado, un mundo amable, un
suelo más firme, más fértil, un sueño posible, respirable,
armonioso !. Con la paz en los zapatos y el pecho...
Inesperado, intempestivo. El aire era fresco, la brisa
clara. Las sonrisas puras y el palpitar alegre...
¿ Cuándo dejó de ser, y cómo ?. Aunque ¿ quién se
puede atrever a decirlo, a expresar el profundo
desconsuelo, y qué en algún sitio la esperanza esté
viva, segura, sin mancha, más allá de la soledad, del
otro lado del llanto.

++++++

El hielo comienza a elevarse, el humo es pesado y espeso,
los techos arden, las ventanas son puertas al abismo, y
usted se ahoga, oye los disparos, tiembla, el vacío se
apodera del vientre. La cabeza da vueltas, duele.
Paredes, sillas, mesa, vasos, platos, ropa, juguetes, todo
huele a muerte, la calle es un inmenso túnel, todo obscurece.
Usted es un manojo de nervios, se enreda, tropieza, no sabe
que hacer. Luego el asco la cubre las ideas, los cuerpos
deshechos, la sangre gotea, corre, se seca, huele a olvido
impotente, sus manos perdieron el aplomo, está desarmado.
Pasan los meses y los recuerdos son inevitables, el olvido
se compra, se fuerza, se le ignora en mil formas distintas,
pero de cualquier modo, no produce mayores cambios en
la intimidad genuina, verdaderamente consciente, con la
sensibilidad en el alma y la memoria...
Los vestigios de un mundo aniquilado flotan en el tiempo,
en el aire, en el agua de cada lágrima seca, en las sonrisas
perdidas. Inopinadamente surgen las ausencias sin nombre,
y los huecos petrifican el aliento, las imágenes sangran de
nuevo. La represión se disimula aberrante, se insiste en las
apariencias de fiesta, de espectáculos distractores, de
negar el desastre... ¡ La consciencia podrida !... Es la metástasis.

Autor : Joel Fortunato Reyes Perez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=17166 © Latino-Poemas
leer más   
5
2comentarios 44 lecturas relato karma: 100

Cada huella

Pude seguir
sus cadenas adornaron cada paso que fui dando
y remarcaron cada huella para no confundirla
para que supieran que mi amor había pasado,
siguiendo el camino que la estrella nos había marcado…

Y mis pies se hicieron fuertes
y bailaron al ritmo cencerro del candado
encadenado, sin dudarlo…

Y hubo manos que piadosas
quisieron quitar el candado y sus cadenas
y le dije que a mi destino debía llegar con ellas
o no podría seguir…

Cada uno lleva sus cadenas
en la mente, en el corazón o a la vista
para dejarlas cuando se sienta fuerte
y el alma esté lista, y los pies en tierra firme
digan que ya han llegado…

soundcloud.com/lola-bracco/la-cadena (Lola)
18
12comentarios 134 lecturas versolibre karma: 138

Usted, sus versos...

lo que obtuve de sus versos
fue más que conocimiento...
lo que obtuve fue un acierto.

Sus versos ,
usted no sabe que me dicen
no sabe qué me comentan
cuando el alma despierto

mis oídos sonríen,
me pliego por ellos
me encadeno a su seno

cuna de mi acierto , de mi sueño
manta de mi abrazo al sueño,
y después de imaginarme suya
despierto!
despierto ....
leer más   
19
5comentarios 57 lecturas versolibre karma: 142

Espécimen ignoto... (Neosurrealista)

ESPÉCIMEN IGNOTO
(Neosurrealista)

¡Mira, mira!... Esa nube se ha caído,
y la espuma belicosa nada suave.
Solo sabe del reposo, azulado solo,
y de la posibilidad sin armadura,
en el cristal de acantilados. Ayer.
En el fruto del coral encadenado.

Del sembrador de sombras vagas,
autor de confusas confesiones,
del océano asombrado y derretido.
Tan duro y cortante, sumiso mazo.
Tan falsa humillación que mortifica.
Al último ademán hecho de piedras.

Mil cajas de cerdos cuerdos cuenta.
El aliento de los álamos y encinas.
El primer siempre menos ligero.
El postrero nunca más pesado.
El tema de las verdes veredas.
El lema de las puertas del puerto.

¡Ignóralo!... Llora el cocodrilo raro.
Nada esperes del mercurio y del espasmo,
ni de los cráteres ingrávidos de leche.
El asco navegable teje pelvis grises,
y huevos entre almohadas espinosas,
en la espalda de la inercia del conejo
.


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
11
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 124

"Sin tu geografía, se rompe mi brújula"- Con @AljndroPoetry -

Cruzaba el mapa
para poder tocarte
cerca del alma.

Geografía
sin puntos cardinales
si no estás tú.

Y que me importa
si se rompe la brújula
con tus latidos.

Y que me importa
pues sin tí el mundo gira
contra sentido.

( Senryu encadenados )
leer más   
26
40comentarios 236 lecturas colaboracion karma: 131

Voy a dejar de escribir...

Voy a dejar de escribir
por un tiempo ilimitado,
hasta que sienta la vida
con su latido en mis labios
y es que la vida se escapa
como un duende encadenado
y hasta me arrastra consigo
por lodazales y barros,
siento un vacío en el alma
y el corazón destrozado,
ya que deseo la vida
para que anime mis pasos,
porque la quiero conmigo
cada día y todo el año,
para escanciar sus esencias
y recibir sus abrazos...

Voy a dejar de escribir,
dijo un poeta de paso,
y recobrar la salud
de tanto achaque cercano,
quiero que corra la sangre
y que el cuerpo sienta el cambio
y hasta el latido furioso
del temporal de verano,
porque la vida se vive
y se bebe como un trago
de ese néctar misterioso
que consigue hasta embrujarnos,
entonces veré a los hombres
y a su sombra bajo el árbol,
de ese bosque que es la vida
y su rasgo centenario...

"...Voy a dejar de escribir
y volveré no sé cuándo,
siempre que Dios lo permita
y tengan fuerza mis manos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
19/09/18
6
sin comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 79

Somos

Somos noches, somos días.
Somos miradas y caricias.
Somos risas y sonrisas.
Somos almas libres que se encadenan por un rato.
Somos enojo y somos perdón.
Somos un te quiero que asoma cada tanto.
Somos besos lentos y Somos besos apurados, deseosos de más.
Somos todo y somos nada.
leer más   
19
14comentarios 191 lecturas prosapoetica karma: 99

Generaciones

Hijos de las costumbres
encadenando nuestras mentes
a las rutas del pasado
sin descubrir otros sabores
ni arriesgar la piel

Anclados a unas miradas
que el reloj diluye a su paso
lentamente y sin preguntarnos
pues brotan nuevas bocas
con hambre de futuro

Tan solo somos fotografías
de un suspiro del tiempo
que guardamos
en el baúl de la nostalgia

Nada permanece inmutable
ni se congela la vida
todo fluye, todo evoluciona
agarrándonos de su mano
a un incierto destino
leer más   
12
10comentarios 91 lecturas versolibre karma: 114

Raíces esclavas

Raíces de inhóspita rareza.Intentando abandonar resavios de una historia oscura; ella tropieza.Corazón rezagado.Rodeado de psicóticas lunas....Intenta y reintenta en hilos ajados la hija de plenilunio,salirse del círculo encadenado.Y formar su propia luz.Podrá resurgir de la fuerza ancestral ya casi extinta,de orden impuesto y esclavitud?....
leer más   
8
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 108

Prejuicio ajado

No he triunfado sin defecto.No he pecado sin amor.Es mito que condena y se extinge en experiencia.Sin rapsodias no hay calma.Sin colapso de estructuras,no hay paso a madurez y tolerancia.Y me abro en dos bocas y rasguño en palabras.Paredes huecas de prejuicio,que se caen de encadenadas...
leer más   
10
6comentarios 96 lecturas versolibre karma: 107

Grilletes al corazón

Moldeada a ti, a tu aliento,
adherida me llevas a tu sombra
como silueta a tu cuerpo,
vulnerable a tu mirada
a la magia de tu seducción
noches de embrujo
bajo los pliegues de la sábana
atando mi piel a tu erotismo
rindiéndome a los filtros de la pasión
me encadenaste a noches de locuras
poniendo grilletes al corazón
MMM
Malu Mora
leer más   
21
20comentarios 169 lecturas versolibre karma: 103

Soy un loco

Me gusta ser,
ese loco encadenado,
a sus propias manías,
a sus propios pecados,
que no teme ser diferente,
porque normales hay en todos lados,
pero todos nos diferenciamos,
y es de eso de lo que nunca hablamos.
Me gusta ser diferente,
es lo que me hace ser,
ser entre tanta gente.
18
6comentarios 59 lecturas versolibre karma: 100

Hemos agotado el tiempo...

Hemos agotado el tiempo
ya no brilla el sol en invierno…
Miles de bambalinas y estrellas
son arreadas por el viento;
es otoño, y es casi un milagro
que estemos clavados
como gargolas
mirando el pasado
de nuestros excesos.

Caminemos sin prestar
atención al desvelo...

Soñemos que en este instante
el fuego se levanta en raudo vuelo
sin pisar el freno y el acelerador
de tus deseos;
como alce en celo,
como liebre huyendo del fuego,
solo nos detiene el grillo
que nos mantuvo
encadenados al tiempo...
leer más   
8
8comentarios 110 lecturas versolibre karma: 90

El Sendero

Abro la tercer puerta
aún no encuentro luz
la esperanza camina junto a mi
mas no la veo
a ciegas toco su mano

Cargo un grito ahogado
que me pesa
como grillete
encadenado al pecho

Pasa píldoras de esperanza
una garganta
que se desgasta
hace cuarenta y dos días

La cueva se reduce
tramo a tramo
no sé si se hace pequeña
o es uno quién se agranda

Ruge la fiera del silencio
dentro hay un festín
de demonios devorando miedos
regurgitando el doble
para darle a comer a otros...

Existe una grieta
donde se ven agujas
atravesando labios
espinas surcando lenguas
sus ríos de saliva y sangre
colman las lagunas del "porque"

Las voces púrpuras
llenan la mente en cada sueño...
las voces blancas
no están...
dejan un susurro alguna noche...

No hay luz,
si no cerrando los ojos
dentro yace la llamarada
dentro calcina el fuego
dentro se concibe la luz
dentro... se incuban estrellas...

¿Cuándo terminará el tramo?
Ya la piel cruje
las vísceras se hinchan
el aliento falta

Cada cuanto
alguien pone en los labios
la copa de momentos líquidos
y el alma se nutre

Rompen capullos de gardenias
aguas de manantial brotan
revientan latidos
el estallido golpea la pupila interna
que puede ver la ruta...
quizá la salida...

Por un instante
son de niño los ojos
el sentir también
y nace la sed de un abrazo eterno...

de esos que juntan fragmentos
de esos que rompen males

de esos que posan la sien
sobre la flor del hombro...
de esos que alinean la luz
con el eje de la vida...

de esos que faltan...
de esos que sanan...

La almohada
absorberá nuevamente el cansancio
y mañana quizá
los pies encuentren el sendero...

************************************
El Sendero
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
12
15comentarios 153 lecturas versolibre karma: 101

Efímera mirada

Nuestras miradas se cruzan,
me confiesas tus deseos,
nuestras manos se entrecruzan,
me invitas al rincón donde seremos reos,
condenados y encadenados de amor,
caricias y toques, delicias al paladar
en un pensar efímero y eterno de buen sabor,
y haces sonar en un dulce mirar la palabra amar,
eternamente en mi mente te amaré para siempre,
sonriente y buen amante besándote dulcemente,
fundiéndome contigo entre cadenas y plumas,
nuestras miradas se alejan sin dejar de mirarnos,
carnalmente alejándonos, espiritualmente acoplándonos en dunas,
encontrándonos cada vez cerrando los ojos y así poder amarnos.
leer más   
14
3comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 109

Expiración vital (Rima Jotabé con estrambote)

En una vida al regate y escondiéndose;
soslayando los juicios, guareciéndose.

Sin enfrentar responsabilidades
ni aguantar el timón en tempestades.
Desbordado el miedo en debilidades;
anulando futuro y voluntades.

Mil sueños se quedaron aparcados,
esclavos de cerrojos atorados.

Rota se quedó ya la vida y hundiéndose
cobarde entre aciagas oscuridades,
sufres de imposibles encadenados.

Por tiempos agotados
sabes que vivir así es inservible,
si existe muerte en vida irreversible.
14
21comentarios 150 lecturas versoclasico karma: 103
« anterior123458