Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 314, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Eróticamente hablando

Eróticamente hablando ha dejado
de importarme el roze de tu piel
y ya no espero con ansías a que llegue
la noche para ver modelar tu silueta
sobre mi cama.

Eróticamente hablando hay demasiados
silencios entre nosotros
demasiadas verdades en nuestras mentiras
y falta carne en nuestra mesa.

Eróticamente hablando hace tiempo que hicimos
invierno lo cotidiano y donde antes hubo fuego
solo queda hielo

Y digo eróticamente hablando, porque simplemente
ya no hablamos
porque dejaron de ser necesarias las risas compartidas
porque se volvió invisible la línea de la indiferencia
porque ahora vivimos al borde un beso que se ahoga

Eróticamente hablando he dejado de buscar en tu mirada
aquel azul que le faltaba a mi océano
y tu has dejado de buscar mi horizonte.
leer más   
15
11comentarios 95 lecturas versolibre karma: 114

artificial

entre múltiples acciones
llegue a coincidir contigo
entre cuatro paredes
y una cama
donde la oscuridad
nos observaba en silencio

fueron tus ojos en llamas
los que calentaron el primer paso
dejando nula la distancia
entre mis manos y tu piel

fue tu perfume
el que me inspiro
a recorrer sin linternas
los rincones mas intimo
de tu piel.

sin saber donde explorar
fueron tus gemidos
y el cabello de tu cuerpo erizado
quien me incito
a indagar la topografía de tus cotas
y fue tu escote
donde construí con besos y caricias
mi sala de juego eroticos
siendo la guarida
donde pienso vivir

y si
solo fue un sueño contigo
leer más   
15
8comentarios 63 lecturas versolibre karma: 113

Voy buscando tu mano

Voy buscando tu mano
para que me toque
y cerrando los ojos
respirar de a poco
tu aliento, hasta besar tu boca…

Voy buscando tu magia
como a nosotros nos gusta
ese juego morboso de mirar
a los ojos y hacernos deseos
tocándonos todos…

Voy a ciegas
mientras mis dedos
perfecto te miran
y te recorro, y me recorres
toda, separando un suspiro
escapado entre los labios
húmedos, mojados
con ganas de ti
en mi, y te veo…

Y tus manos
tus dedos no paran
y los míos se adueñan
de tus ganas, de tu entrega
sin prohibirle en mis caminos nada…

Eres mío, somos, sin abrir los ojos
muriendo de ganas, que se escapan
contenidas en las pausas, para alargar en deseo
la agonía de sentir…

Y no hay pausa que contenga
querer vernos cuando estallan las ganas
cuando estoy, cuando estas dentro de mi
y yo muriendo de sentirte, por vivir…

Es que no hay mirada más intensa que la tuya
entrando en la mía y en todo mi cuerpo
erizando la piel, escalofrío sudando
mientras bailo acompañando tus caderas
susurrando nuestra canción…

Voy buscando tu mano
para que me toque, y cerrando los ojos
respirar de a poco tu aliento, hasta besar tu boca…

Nos bailamos aferrado a mi cadera
tú desenfrenado, yo de puntillas
al equilibrio jugándole, engañándole al ritmo
desafiando el límite del goce y de caernos
yo, provocando tu abismo, simulando
que te llevo y te detengo
en el suspenso de bailar
hasta quedarnos sin aliento…

Hasta que el baile de tus ojos se acelere
y domine el último paso donde somos
música y orgasmo, a ojos abiertos
a mundo cerrado, a la locura
de que vivas y mueras tan adentro
de una piel con alma
de instintos que se desnudan
y escapan
de la fantasía de jugar
a mirada abierta y cerrada…

soundcloud.com/lola-bracco/voy-buscando-tu-mano-1 (Lola)
20
6comentarios 122 lecturas versolibre karma: 140

Has sido poesía

Has sido poesía, de la triste y de la alegre, la del verso y de la prosa, de la extensa y de la que ha tomado forma con apenas dos palabras, pero no por ello dejó de ser la más cierta, la más sentida, la que brotó desde lo más profundo de las entrañas.

Entiendo que no te atrae aquello que habla de aflicciones, pero debes saber, mi musa, que en el dolor también es poseedor de cosas tan hermosas como el júbilo.

Has sido letras hechas de carne y su erotismo, versos de melancolía, cantares de esperanza, historias de enseñanzas, composición surgida del suave toque de tu piel.

Has sido fuente de creación en líneas, que algunas veces, se asomaron a través de la visión borrosa empañada por lágrimas, en otras ocasiones de una furia indescriptible con la vida que nos puso en mundos paralelos, y hubo unas más en las que se desbordó la alegría, tapiada en sueños materializados por horas a tu lado que parecían ser eternas.

No sé si mañana alguien más te escribirá en su historia como yo lo he hecho, o serás tú quien, quizá por una cuestión de aprendizaje que el ego atribuya a mi persona, plasmarás nostálgicos reseñas, enamoradas rimas, esperanzadora prosa, porque sé que los escritos melancólicos no van contigo.

Has sido poesía y lo serás por siempre porque son mis letras tu legado, porque cada frase te contiene, cada palabra te refleja, eterno homenaje del amor que te profeso. Quizá las circunstancias te obliguen a borrarlas en algún aniversario, ya no con descontento, quizá ni tanto apego, pero estoy casi seguro que nunca olvidarás que las leías y en ellas te encontraste nuestra vida.
leer más   
7
1comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 70

Inconformidad

A como yo lo entiendo eres,
callada de manos,
escasa de besos,
floja de ojos y lenta de pies.

Pero lo acepto;
¡cabalgas muy bien!

Y a como lo veo,
tienes también,
muy linda sonrisa,
tú cara de niña lo expresa muy bien.
Y como me gusta
tú pelo castaño revuelto en mi ser.

Pero lo acepto;
¡no sabes querer!

A como yo lo siento eres,
amplia de caderas,
breve de cintura,
pequeña a la vez,
por eso me gusta aferrarte a mi sed.

Y allá por la noche,
montar tus colinas,
trotando, trotando,
un viaje a la vez.
leer más   
11
2comentarios 65 lecturas versolibre karma: 125

Cruz de labios

Recé un rosario de caricias
Con los dedos en su espalda
Y bebí del cáliz de su cuerpo
En la liturgia de unos besos

Ceñido al altar de su cadera
Y a la cruz de nuestros labios
Consagrada quedó mi alma
A la devoción que le profeso
7
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 99

Respirar

Respirar

Los minutos que más cuentan son los del descuento. O los de la prórroga. Los días de la vida pasan y se hacen viejos. También nos envejecen. Por eso procuro ser muy preciso en todo lo que digo y hago. Pienso y escribo. Dice mi amigo el poeta que mientras espera un destino adecuado aprovecha para vivir al máximo y hacer cosas. La vida debe tener rincones en los que todavía no he mirado. Y eso que me paso horas sentado en el escalón de la puerta de casa para ver cosas. Y También miro desde la ventana. Pero al final terminas por pisar calles y caminos. Aquí es dónde aprendes.
Un contertulio de las mañanas llegó, un día, con un caminar más lento de lo habitual. Luego sus ojos dejaron de mirar y de fijarse en las cosas. Luego perdió el habla y la sonrisa. Empezó a vivir sus días de prórroga. Se nos hacía difícil verlo así. Empezamos a verlo menos hasta que dejamos de verlo del todo. Ahora hay días que le recordamos. De todo lo que dura una vida hay pocos momentos que son de felicidad. Pero puedes aumentarlos o no. Todos sabíamos lo que quería decir cuando no decía nada. También cuando dejó de decir. Nosotros seguimos con las tertulias de las mañanas porque las costumbres no se dejan. Que ya sabéis lo que ocurre. El alma, un buen día, te deja.
Hay exposiciones sobre las edades del hombre. Pero hay otras edades que no tienen exposiciones. He leído que hay una edad para producir, otra para jubilarte, la de guardar los nietos o viajar y la de estar postrado en una silla sin hacer nada. La edad de vivir y la de vivir de recuerdos. Las de ver las lejanías como algo a conquistar y las de mirar los decorados y los paisajes con cierta opacidad. La línea del horizonte se mueve. A veces parece cerca y se ve asequible y otras se sitúa en la lejanía del tiempo. Así es la vida y su mar.
Pero los grandes males también tienen remedios. El mar. Su aire de salitre que todo lo cura. Menos a Frédéric Chopin que lo terminó de hundir. Tienes que respirar profundo sentado a la orilla. En la playa. Mientras el sol se pone en Deià. En la habitación de casa sólo amanece cuando retiro los visillos de las ventanas y abro las persianas. Entonces entra la claridad. Salgo de casa y me pongo a la intemperie para contactar con el mundo silencioso de las mañanas. Que poco a poco se vuelve ruidoso y tengo que seguir caminando por la acera que al principio es ancha. Los amaneceres nunca son iguales. Tampoco las puestas de sol. Ni siquiera los días.
Y yo te sueño cuando los perros no ladran. Cuando las calles están iluminadas por farolas. Que la negrura de la noche es propicia para los deseos y los enamoramientos. El erotismo de la penumbra o la oscuridad. A partir de cierta edad la vida brilla sólo en apariencia y dura hasta la vida finalizada. Después de la vida de prórroga. Por las noches las tertulias se hacen en la calle y se habla de intimidades. Cuando los niños ya se han ido a dormir. En mi infancia eso también pasaba. Pero yo escuchaba mientras me hacía el dormido. De las cosas que se entera uno cuando los mayores hablan de cosas de mayores.
La noche tiene sus sonidos. Yo ya los conozco. Recuerdo que descubrí la muerte siendo mayor. Cuando llevas tiempo sin ver a alguien y te dicen que se ha ido o se ha mudado. La inocencia no cuestiona. Así de simple. No recuerdo cómo pero descubrí que lo de irse era verdad. Pero se iban a ningún sitio para siempre. Eso era la muerte y sigue siéndolo. Así también aprendí que uno no puede dominar las lágrimas. Pero que las que son de tristeza saben amargas. Yo no tengo ninguna urgencia en llegar a la prórroga de la vida. O a los minutos de descuento. Como cafetero que soy me gusta saborear los buenos momentos. Salud.
5
1comentarios 23 lecturas relato karma: 42

En tu cama

Con los ojos en el silencio
persigue al amor que se acaba
la desnudez, abrazando los besos
que la piel revive en su aroma
a recién amada,
con la boca muda
ya sin palabras,
guardando
el sabor de la tuya,
así me quedé, viéndote
llevar parte de mi,
y en tu cama
se derramó mi cabello
como última gota,
a tu mirada
antes de dormir
soñándonos…

soundcloud.com/lola-bracco/ultima-gota-erotico (Lola)
.
22
11comentarios 129 lecturas versolibre karma: 137

Veleidad exasperante... (Neodadaísta)

VELEIDAD EXASPERANTE
( Neodadaísta)

Bajo el beso ya caduco se desliza,
la sombra del muro en la frente,
del otoño inquieto y sudores tibios,
de tal belleza que la brisa es boscaje,
pompa dulce del tormento deleite.

De la tarde glacial el silencio solemne,
vive donde un beso se agita lodoso,
y luego se acrisola en lírico transporte,
un grupo escandaloso de viejos sueños,
con el raudal espumoso del puente rapaz.

No es luminoso en el susurro suave,
vuela implacable porque nadie sospecha,
y deja las manos fragantes de nieve,
tan conmovida que al mismo pesar hace,
poco a poco prolíficos ímpetus.

¡Ni pensarlo!... La inconstancia encanta,
donde agriétase el ardor hirviente,
inocente espejo limpio del futuro liso,
en la torre agreste pez y aguja,
consejera del rumor inmenso y solo.

Vaya presa del indecible espanto.
El cobre laborioso al deseo ilumina,
eróticas delicias donde la hermosura,
muere amarga y fiera miel salada,
de tanta espuma dura y roca muerta.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
20
13comentarios 83 lecturas versolibre karma: 124

desde el temblor...

desde el temblor del nunca,nada, nadie...
el hábito: un mercurio trashumante,
si a pesar de algún lenguaje hermoso
yo he hecho del silencio algo palpable
y enunciar la ceniza se convierte
en una forma más de sabotaje...

si desvelada de mutismo lloro...

aunque yo soy mi cuerpo
-ya no me autolesiono-

solo es placer de enmudecer
el incendio periódico en que vivo,
tapiar la voz,
colmarla de vacio,
ese que me convierte en náufraga
culpable de robar
la erótica del frio
12
6comentarios 84 lecturas versolibre karma: 121

Ahora

No puedo callar
lo que mi cuerpo quería experimentar
ese extraño palpitar
de que me pudieras tocar

Pues me negué a huir
y de nuevo a fingir
pues ahora quiero decir
que entre tus brazos quiero gemir.
leer más   
9
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 92

Rubor

Cuando me anuncias
la venida anhelada de nuestra noche
haces que tiemble mi cuerpo,
que se inflame
ante el destello amoroso
del rubor de tus senos,
y me convierto en el hombre
que esperas
cuando encuentro el fuego
y la alegría en tus ojos,
al ver como tu espalda confiesa,
desnudándose,
que está a la espera
del vigor y franqueza de éstos mis dedos,
de nuestra conjunción
copulada sin treguas,
del portal del deseo hecho suspiro,
un manual de jadeos
espontáeo en el énfasis
de nuestra unión.
leer más   
13
6comentarios 104 lecturas versolibre karma: 115

Muéstrame

No me prives de las ilusiones ni los sueños
Son la única manera de que mi poeta
Sepa de tus letras.
Muéstrame de que esta echo tu mundo
Muéstrame que tiene tu cuerpo que enamora
Muéstrame que hay dentro de unas hebras con hilo esquivo y mezquino.
Muéstrame algo de intranquilidad
Muéstrame la puerta que abre tu escalofrió
Muéstrame la división de lo eterno.
Muéstrame….muéstrame.
leer más   
4
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 51

Había una vez… “ 7” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 7” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Viven de abrazos de sal, de saltar los mares para agarrase, y a veces el salto no alcanza, caen en pedazos, y el abrazo le roza eróticos los dedos, y los dedos juegan a juntarse, y a la sal le agregan un poco de pimienta, y pica y arde…

Él siempre cae, y no siempre bien parado, a veces cae él y cae su todo, pero nunca su buen humor con el que se ríe del mundo, mientras lo mira dolorido desde el suelo… pero ella siempre lo levanta, cuando él desde el suelo mira bajo la falda…

Cada noche se aman con todo y no dejan nada, por si al otro día no se encuentran, pero siempre a la madrugada los ojos se sonríen, las bocas se miran y no necesitan decirse más nada…


Hay días que no la soporta, que se escapa de la vista de su llanto, porque le inunda las calles, y aunque le gusta bailar en los charcos, se le arrugan los dedos y las chanclas le quedan flotando, entonces vuelve y la abraza para que deje de llorar, a la llorona…

Y se echan de menos, y a veces de más, se echan encima el uno del otro, caen al piso y llenan de polvo… y vuelven a echarse, para volver a empezar…

Nunca fue perfecto, pero la arrastra a la locura y ella se monta en la espalda y cuando se cansan cambian, y cabalgan y cabalgan, sin importar a donde ir, porque no quieren llegar …

A ella le encanta cuando el tocando le desafina las cuerdas vocales, y canta un tango desafiando los oídos de todo el vecindario, que los miran como bailando se van tocando las orquesta, hasta que afinan la lengua en la garganta, mezclando graves y agudos, en el final…


y al final del último cuento ya se acabaron para bien y para mal…


soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-8 (Lola)
15
7comentarios 107 lecturas relato karma: 115

Pechos de color rosa

Hablo de tus pequeños pechos de color rosa.
Hablo de gaviotas con alas desplegadas.
Hablo de la soledad de las noches consteladas.
Hablo de las aspiraciones, los sueños, los deseos.
Habla de tu alma vertiginosa con la victoria.
Hablo de los gritos de amor, cruzando el espacio.

Che-Bazán.España
leer más   
8
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 114

Cuando se muere una flor

La "pasionaria" o "passiflora" es conocida como "la flor del sueño, del dulce sueño" (sic), también se le identifica como la flor de la pasión, pero no la pasión entendida en el sentido erótico, sino más bien espiritual.

Entraron por casualidad (aunque venga disfrazada de destino) a un vivero. Buscaban una flor que tuviera un significado especial para ellos. Eligieron una pasionaria, "la flor del sueño, del dulce sueño". Su significado resumía a la perfección el momento que vivían.

Seleccionaron un sitio en donde colocarla. Siempre a la vista, de tal forma que entre los dos pudieran prodigarle los cuidados necesarios. Al principio todo iba bien, pero al paso del tiempo las tareas, la rutina diaria, el cansancio y todo aquello que involucra una vida, fue dejando en el olvido la flor que ayer representó lo que sentían: "la flor del sueño, del dulce sueño".

Se sentaron a la mesa a tomar un café. Con el correr del tiempo, habían olvidado hacerlo. Dormían juntos, pero despertaban separados. Coincidió que miraron al lugar en donde se encontraba la flor que un día habían adquirido para recordar la razón que los unía.

Hicieron caso omiso o tal vez lo decidieron. El acostumbrado beso selló la despedida. Los dos sabían que la flor se les moría.
leer más   
5
sin comentarios 53 lecturas relato karma: 56

Alegoría I

El día en el que sentí mi cuerpo contra otro, y mi alma al lado de la suya supe donde podría pasar horas, días enteros, a su lado. Sentí lo que era la conexión espiritual, sentí lo que mi alma había estado ansiando desde hace tanto tiempo, y por supuesto la noche fue testigo de ello. Mis labios estampados contra los suyos, su cuerpo presionando el mío, sus labios en mi cuello y mis manos en su espalda. La perfecta combinación para sentirme como si ese fuera el lugar donde quisiera estar. Mi alma se conectó, pude sentir el fuego de las pasiones entre nuestros cuerpos. Cuerpo y alma, alma y cuerpo, una combinación mortalmente deliciosa que pone en tela de juicio todo lo que había sentido hasta ahora.
leer más   
3
sin comentarios 17 lecturas prosapoetica karma: 46

Grilletes al corazón

Moldeada a ti, a tu aliento,
adherida me llevas a tu sombra
como silueta a tu cuerpo,
vulnerable a tu mirada
a la magia de tu seducción
noches de embrujo
bajo los pliegues de la sábana
atando mi piel a tu erotismo
rindiéndome a los filtros de la pasión
me encadenaste a noches de locuras
poniendo grilletes al corazón
MMM
Malu Mora
leer más   
21
20comentarios 169 lecturas versolibre karma: 103

Cuando Tú

Cuando tus ojos se cruzan con los míos,
las palabras parecen inconclusas,
tu sonrisa dibuja este poema,
el pecho se contrae y sucumba a tus caricias.

Cuando tu mirada se cruza con la mía,
la respiración se dilata y me elevo,
tan alto como cometa de Agosto,
como ave libre entre frailejones.

Mi sed se expande por todo tu llano,
y tú como rocío final del invierno,
me provocas hasta las raíces,
con eróticas esporas de primavera.

Me envuelvo en tu fragancia,
como oruga al final de sus días,
buscando unas alas hermosamente infinitas,
que nos lleven siempre lejos.

Cuando tus labios tocan los míos,
el tiempo tan solo es un adorno en el momento,
donde los poetas versan calaveras y rosas,
que honran a los amores furtivos bajo tierra.

Y cuando mis manos rozan el borde de tus piernas,
las manzanas no son manzanas,
contigo saben a peras.

Niorv Ogrin
14
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 102

En tu cintura

Ardiendo en tu cintura
un nido de hipocampos
me anuncia amaneceres
cruzados por cascadas,
al lado de tu pecho
se acogen terremotos,
renuncian los temores,
se esconde el viento sabio.

Callado a ti me acerco,
armado de inocencia,
hundido en ti me pierdo.

Sintiendo la cadencia
del alma en tus latidos
adorno con guirnaldas
los valses de tu vientre,
decoro de rubores
las llamas de tus senos.

Ardiendo en tu cintura
se incendian cataratas
de hielo y de rocío,
de nieves en tu espalda
rozada por el tibio
temblor de la esperanza.
leer más   
11
2comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 104
« anterior1234516