Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 5006, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Si me esperas

Si me esperas un poquito
te acompaño a ver la luna
y haremos el viaje al infinito juntos
Si esperas a que me duermas
te prometo encontrarte en cualquier sueño
en cualquier universo
en cualquier vida.
Si me esperas te prometo que valdrá la pena
leer más   
16
11comentarios 50 lecturas versolibre karma: 133

El ojo azul... (Bilingüe Español-Inglés)

The Blue Eye...El ojo azul

Este texto fue escrito originalmente en español por Joel Fortunato Reyes Pérez.This text was originally written in Spanish byJoel Fortunato Reyes Pérez.
Este texto fue traducido del español al inglés por Alan Steinle.This text was translated from Spanish to English by Alan Steinle.

Se mira se mira...It looks it looks
en el espejo azul...in the blue mirror
el ojo del mar en el cielo...the eye of the sea in the sky
el rojo del ramo en la flor...the red of the bouquet in the flower
el azul del abedul en el sueño...the blue of the birch in the dream
que sueña el silencio desnudo...that dreams the naked silence
del mar hecho cielo en la mano...of the sea made sky in your hand
de la mano en la frente azul...of your hand in the blue forehead
tan azul que no cuesta nada...so blue that it costs nothing
a la mentira más verde vistiendo....to the lie wearing more green.

El...The
Ojo...Eye
Azul...Blue
No, no cuesta nada, no...No, it costs nothing, no
Al azul del reflejo en el ojo...To the blue of the reflection in the eye
En el espejo azul azul...In the blue, blue mirror
Que tiñe a la luz engañando...That paints the light cheating
En la mirada que mira mirando...In the glance that looks gazing
El mar en el cielo...The sea in the sky
En la flor en el sueño...In the flower in the dream
En la mano en la noche que duerme...In the hand in the night that sleeps
Que duerme que duerme azul azul...That sleeps that sleeps blue blue
El ojo el ojo se mira...The eye the eye looks

El...The
Ojo...Eye
Azul...Blue
Donde la apariencia se cree verdadera...Where the appearance is believed to be true
Donde la experiencia certera lo niega...Where the accurate experience denies it
Cuando la añoranza espera esperando...When the yearning waits waiting
Cuando la templanza flaca flaquea...When the thin temperance grows weak
En la almohada menos azul...In the pillow less blue
En la noche menos negra...In the night less black
En la consciencia menos vana...In the consciousness less empty
En la esperanza menos inmunda...In the hope less dirty
Azul sabe que el ojo no es...Blue knows that the eye is not
El espejo azul que lo refleja....The blue mirror that reflects it.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto en español como de la imagen)
.


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=22939 © Latino-Poemas
leer más   
15
6comentarios 55 lecturas versolibre karma: 137

El camino de Santiago, el inmigrante

Santiago, después de pernoctar la noche en la ciudad Venezolana de Santa Elena de Uairén, Estado Bolívar, región que se ubica a casi 29,2 kilómetros de la frontera con Brasil donde se encuentra la ciudad de Pacaraima, y que esta, a su vez, está a 200 kilómetros de Boa Vista, ambas en territorio Brasileño; se levantó con la firme determinación de salir del país e ir en busca de un mejor porvenir, la suerte ya estaba echada. Pasó por una estación de servicio de gasolina y observó con un dejo de resignación una lucha encarnizada de los usuarios por hacerse del preciado combustible.

Un sexagenario señor discutía que los controles impuestos al racionamiento era el responsable de las inmensas filas, y una joven se atrevió a comentar y mirando a su derredor, que el problema de la gasolina en el país se debe al contrabando indiscriminado y que la guardia nacional permitía, por estar incursa en el delito. Y entre otras y más razones, tres patrullas de la guardia nacional llegaron a rauda velocidad y con sus armas de largo alcance y ataviados con sus trajes de escarabajo se encargaron de ordenar la trifulca.

Santiago vio la escena, pero sin asombro, el problema del desabastecimiento de combustible, es algo tan normal y sucede en cualquier parte del país. continuó caminando hasta llegar a los caminos o atajos, ahí le esperaban Jesús y Rafael dos jóvenes profesionales en carrera administrativa, amigos de la infancia, con los que emprenderá un largo camino que los llevará al objetivo primario llegar a la hermosa ciudad Brasileña de Boa Vista como primera gran escala.

Fijaron como hora de salida las 7 de la mañana teniendo como punto de encuentro la inmensa piedra apostada en las afuera de la ciudad, era una granítica y colosal piedra que nadie tenía una explicación veraz de cómo llegó ahí.

Santiago lleva a cuesta la cantimplora gris de la abuela, una mochila en su espaldar con sus papeles de identidad y su grado universitario, un bolso verde con sus pertenencias y tan solo 200 dólares que a duras penas pudo reunir y los cuales tendría que administrarlo bien durante el recorrido, pues los controles de cambio del país hace infructuoso conseguir los billetes verdes de manera fácil, siempre hay que acudir al mercado negro.

Santiago dijo _ Tenemos dos días para llegar a la frontera antes que el sol desaparezca. Y de ahí seguir por las márgenes del río Orinoco.

Rafael con un tono ya cansado contestó _ llegar hasta Brasil, la decisión, compañeros no ha sido fácil, atrás se quedan los recuerdos, los sueños, los amigos, las caras de tristeza; los amores y las fundaciones cargadas de querencias impartidas en el hogar.

Jesús con cierto asombro señaló _ Todo eso importa y nos debe dar fuerza para continuar, tenemos que huir del país, que ya no nos ofrece oportunidades.

Los hermanos Jesús y Rafael llevan como destino final llegar a Arequipa, Perú, ellos manifiestan la facilidad que ofrece el país en legalizar los papeles, y sumado a que ahí los espera un hermano que se adelantó. Mientras Santiago espera alcanzar a Argentina, el país de sus sueños, afecto trasmitido por su abuela.

Santiago, profesional universitario, titulado con honores. Se cargó de ilusiones al graduarse en la universidad de Mérida como Geólogo, padre de dos niños pequeños formado en un núcleo familiar de clase media ya deprimida, educado bajo el calor familiar que ofrece la idiosincrasia andina que hace hincapié en el respeto y la humildad. Santiago vio como sus esperanzas tomaron impulso y se apegó a un programa del gobierno pero quedo totalmente desilusionado al ver como la política hacia estrago dentro de sus filas, y una inflación que destroza el bolsillo del salario real del venezolano, terminó por ensombrecer sus ilusiones.

II

Al fin, después de caminar un considerable trecho consiguieron el camino de asfalto muy transitado por guardias nacionales que merodean la zona en búsqueda de garimpeiros, traficantes de valores, especies, madera y animales, siempre mostrando sus armas de acero y automáticas. Se animaron a seguir antes que el sol dejara su fulgor, y esperando siempre que una persona piadosa les diese un sorpresivo aventón.

El viaje o la travesía la planificaron por casi tres meses siempre reunidos en casa de los hermanos, ahí planificaban, colocaban puntos de referencia para llegar desde Mérida, la ciudad natal, hasta Santa Elena, casi 1748 kilómetros los separan, esta ruta la pueden hacer con moneda local, pero tampoco cuentan con mucho dinero en efectivo, debido al problema del circulante que ha hecho colapsar los bancos nacionales. Contaban los enseres necesarios para subsistir. Como geólogo Santiago es un probo lector de cartografía. Siempre discutían amenamente pero siempre concluían que la mejor decisión era abandonar el país, y no por ser desleal al país donde nacieron que por demás tiene una de las geografías más hermosas del continente y el calor de la gente es espectacular, sino por las condiciones que rayan en pobreza, delincuencia, inflación, poco crecimiento económico, controles políticos etc.

En una noche de intenso conversar Jesús dijo. _ Muchachos de que valen los estudios en el país si con ello no podemos realizar nuestros sueños. Tendrían que pasar muchos años para poder conseguir algo que nuestros padres en otra época y en poco tiempo lograron con su trabajo.

Santiago intervino _ Así es Jesús, veamos la cosa así, cuando en una familia el dinero que entra no supera el gasto necesario para mantenerse, la cosa esta mal y esto es lo que está pasando en el país con las reservas en oro y petróleo más grandes. Jesús un joven Economista, siguió relatando_ Un salario decente y aquí cito a una Economista clásico como David Ricardo debe ser suficiente para cubrir todas las necesidades.

Santiago apuntó, _Si. Educación, recreación, salud, alimentación.

Y Rafael que estaba absorto en la conversación puntualizó antes de que terminara de hablar Santiago_ Y debe alcanzar también para el Ahorro.

Jesús dijo _ahí está el secreto de la superación, el Ahorro, vean, esta variable es igual a Ingreso menos el Gasto. Si tú no puedes ahorrar en condiciones normales entonces no estamos bien, no es que el país este mal, son las políticas gubernamentales que no dan con la solución de los problemas.

Ya casi en víspera del viaje Jesús y Rafael no pudieron obtener su pasaporte, le fue infructuoso conseguirlo, debido a la alta restricción que el organismo hace para entregar tarjetas de identidad. Mientras Santiago, lo tenía vigente. La opción era entonces burlar el puesto fronterizo yendo por los caminos verdes hasta Pacaraima, ciudad Brasileña.

De vuelta al camino se encontraron con la noche y vieron un pequeño recodo y decidieron descansar siempre intercalando las horas de vigilia, son caminos peligrosos, y en esta hora aciaga los bandoleros es lo que más abunda. La naturaleza Amazónica ya en la oscuridad se sumerge en una sinfonía de colores y sonidos, los monos aulladores y los grandes árboles moviendo sus inmensas ramas que dulcemente chocan con el viento, las estrellas volcánicas colgadas en la bóveda celeste hacen de la noche un precioso cuadro de pintura rupestre. La noche pasó tranquila. Y ya cuando el alba despuntaba, los muchachos ya tenían todo preparado para continuar.

Prosiguieron su ruta hasta llegar a una inmensa carretera que los llevaría a Pacaraima y de ahí a Boa Vista, ambos territorios al sur de la frontera con Venezuela. El sol era sofocante y los carros pasaban a la velocidad del sonido, los pies dentro del calzado se comprimían, y la sed era insoportable. Descansaban y seguían caminando. Un conmovedor señor de una camioneta que transportaba forraje para los animales le ofreció el aventón, eso sí en la cajuela, y hasta el terminal de la ciudad brasileña de Boa Vista. Tamaña sorpresa se ahorraron una gran cantidad de kilómetros y dinero. Desde el terminal de Boa Vista los amigos continuarían la ruta hasta Manaos y Porto Velho, Brasil, hasta llegar a Arequipa, Perú. Santiago pasaría un tiempo acompañando a los hermanos antes de proseguir su ruta hasta Argentina…

Santiago desde niño soñaba con atravesar el mar e irse en búsqueda de sus sueños, llegar a una gran metrópoli con sus inmensos vitrales cargados de historia y también recorrer la espesa pradera y juntarse con lugareños a empujar el arado así como lo hacía desde pequeño en su natal Mérida, para ir abriendo surcos por el camino. Su abuela amante al tango siempre le impresionaba con las canciones de arrabal que hacía sonar en su viejo RCA Víctor.

Antes de salir Santiago le dijo a su mama_ No tengo otra salida, es cara o sello, pero el riesgo lo asumo. Ahora comprendo que la vida no es fácil.

Sigue Santiago exponiendo sus razones, mientras su madre se ahoga en llanto, junto con su esposa. Madre_ Trataré de ganarme la voluntad de la gente, puede ser que no sea bien recibido, un extranjero es una carga para los Estados Nacionales. Reconozco que la migración es un flagelo, una dura carga para el país receptor. Me llevo los consejos y principios morales inculcados en el hogar que tanto papá, la abuela y tú me supieron infundir.

La madre lo reconforta y le entrega un escapulario con la virgen del Carmen y una pequeña estatuilla de san Benito y así Santiago se abraza con sus hijos, su esposa y madre, que quedan con una tristeza rasgada y una ausencia que se proyectará por un largo tiempo.

Finalmente Santiago llega a Buenos Aires después de una larga travesía, desde su natal Mérida. En el camino para completar el pasaje o gastos relacionados con el viaje, vendió unas monedas de plata antigua y el anillo en oro que su abuela se los regaló en una noche de titilantes estrellas, teniendo a la alquitrana luna andina de testigo. Ahora tocaba poner de su parte guardarse la nostalgia, tragar grueso, trabajar honradamente y luchar por un mejor porvenir.
leer más   
13
3comentarios 37 lecturas concursobac karma: 125

Nacimos en todas las orillas (con @Isaac_Freire_AM)

En ese momento decenas de voces humanas
Iban cayendo despacio,

acomodando el silencio a la espera,
colectivo de palabras en un velatorio.

¡Una vez más nos mataron!

A tientas buscan el ojo de la cerradura,
empujan puertas enfermas, sin pilares
ni dinteles, tapiadas con fantasmas,

se niegan a que se pudran sus venas,
beben andando sobre la tierra,

una última esquina, un último vistazo,
a los cuerpos inertes, desvanecidos,
aquellos extraños días, aquella
extraña ciudad,

miles han recorrido sus sueños,
definitivamente;

esos cuerpos se quedarán sin su muerte

nacieron sus brazos para abrazar,
hijos, madre, nietos, abuelo, querido,
no para nadar las olas
encrespadas en sus sueños,

les persigue sin sosiego el destino

a la espera, hoy, siempre hoy

soñemos primero y seremos mañana,
no escribimos para defender migajas,
sino por libertad,

porque nacimos para la vida,
ahí, desde todas sus orillas.


--_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_

En colaboración con el maestro Isaac
@Isaac_Freire_AM
leer más   
15
16comentarios 71 lecturas colaboracion karma: 142

Nada

Nada



Nada
Es lo que espero
De los que nada
Tienen en sus corazones

Nada
Aquella bella muchacha
En el sereno
Y libidinoso mar

Nada
Es de donde venimos
y todo se originó

Nada
El valiente salmón
Contra la corriente
Del brioso río

Nada
Este poema
Nada
Es este poema

etiquetas: nada
1
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 11

Oxidado

*

De tantas lágrimas
que he brotado en mi cuerpo desnudo y
sus dientes de metal.

Estos pliegues extensos se han llenado de
óxido y ternura.

!Oh que vida me espera sin tu pintura
para cubrir mi torso¡

*
11
4comentarios 56 lecturas versolibre karma: 131

Corazón de escorpio

Cuenta la leyenda
que donde el sol pinta al mar
en un precioso naranja
esperando el crepúsculo
allá en la lontananza

Donde nace la reina
resplandeciente luz plata
y su séquito atrás de ella
de constelaciones y estrellas.

Camino lleno de emociones
por los rayos de la luna,
dos luceros adelante
y vuelta a la izquierda una

Se ve una estrella brillante
de color rojo intenso granate
llamada corazón de escorpio
en su coraza en lo más hondo

Donde nacen pasión y amor
y como lava incandescente lo cubre
allí preciso nació el mes,
mi mes tan amado llamado Octubre.


MMM
Malu Mora

imagen tomada de internet
leer más   
17
15comentarios 68 lecturas versolibre karma: 125

El frío invierno de la vida

Sentado en la silla a la entrada de la casa, José, como cada mediodía, esperaba paciente a que su mujer terminara de arreglarse. Y es que ella, conservaba intacta su coquetería femenina y le gustaba acicalarse delante del espejo antes de salir a comer.
Un poquito de brillo en los labios y una rayita azul junto a las pestañas para dar un poco de alegría a la mirada.
"Que ni los vecinos ni nadie en la calle sepa de mis tristezas. ¡A nadie le importan!. Hay mala gente que, por delante te pone cara compungida, te da golpecitos en la espalda y luego, por detrás, critica y disfruta con los males ajenos. Además, tampoco me van a solucionar nada" solía decir. José, torcía el gesto. "Condenada mujer, si vas a tener razón" Pensaba para sus adentros.
- Carmen, date prisa o llegaremos tarde. Ya sabes que se forman largas colas y luego nos toca esperar al segundo turno, y yo, ya no estoy para aguantar tanto rato.

Los años y la vida se les habían echado encima a los dos. Cincuenta años de casados cumplirían en Diciembre, y sus vidas habían cambiado tanto que, ya apenas recordaban todos los sueños que se quedaron rotos en el cajón. Aún así, con los ochenta y dos años de José y los setenta y nueve de Carmen, que jamás reconocería aunque le clavasen astillas entre las uñas, todavía se las arreglaban para vivir solos en su casa.
Una casa vacía de los hijos que tuvieron y que, ya hacía tiempo que volaron del nido. María, la pequeña, trabajaba en una galería de arte en Boston. Junto a su marido George, un ingeniero americano, vivían en una preciosa casa con un enorme jardín, por donde ya empezaba a corretear el pequeño Andrea. Dos añitos y medio había cumplido. En las fotos que les envió María por correo electrónico, pudieron constatar que el niño, se parecía a su abuelo. Al menos, eso decía la abuela. “Ha salido guapo el nieto, tiene tu cara. La de antes, ahora estás viejo y arrugado” le decía con una media sonrisa.
Después, junto al documento gráfico, unas letras:
“Que si tenéis que venir… Que si estamos buscando la manera de ampliar la casa…Que si tenemos planeado hacer una pequeña construcción en una zona del jardín, para que podáis tener vuestro espacio… Un dormitorio, con una pequeña cocina y un cuarto de baño independiente para que estéis cómodos... Que ya os iremos diciendo... Que ir a España para veros está complicado porque George tiene mucho trabajo… Que lo sentía mucho, pero que estarían en contacto.” Y luego… “Que… ¿qué tal todo…? ¿que si estaban bien de salud? Y que un beso…”
Carmen, suspiró mirando a su marido.
– Todavía no hemos podido conocer y besar a nuestro nieto. Acuérdate de lo que digo, eso no va a suceder. No nos quieren allí. Somos viejos y les estorbamos.
José, entornaba los ojos recordando los sacrificios que habían hecho, para que su hija hubiera podido estudiar su carrera en Madrid; muy por encima de lo que se podían permitir, pero trabajando duro para conseguirlo.
Lo mismo que lucharon para ayudar a Carlos, el hijo mayor. Tanto, que dieron todo lo que tenían y más. Toda la vida tratando de sacar adelante ese pequeño negocio que José, heredó de su padre, y que luego, él, puso en manos de su hijo. Pero Carlos no supo hacerlo y lo arruinó. Lo perdieron todo, hasta su propia casa. El hijo, además, en su mala cabeza y en una huida hacia adelante, firmó pagarés por cientos de miles de euros. Una locura que lo llevó a poner pies en polvorosa. Hacía diez años que apenas sabían nada de él. Por algún conocido averiguaron, que andaba por Francia trabajando en hostelería.
El caso es que, Carmen y José, se habían quedado solos en una casa silenciosa y fría. Sobre todo, fría en invierno cuando había que tener apagada la calefacción, porque la pensión no daba para más, ahora que también, tenían que pagar el alquiler de la que un día fue su casa en propiedad. Y tampoco llegaba para la comida caliente del mediodía, porque si comían, no podían comprar los medicamentos que necesitaba José. Así que, cada día Carmen, se pintaba una rayita azul entre las pestañas y una sonrisa brillante en los labios. Escondía en el fondo de su bolso todas sus tristezas y agarrando a su marido del brazo, se bajaban a un comedor social que había a tres paradas de un tranvía, que no cogían.
Si salían con tiempo… no tendrían que esperar al segundo turno.
leer más   
6
4comentarios 20 lecturas concursobac karma: 105

Nin ayan nin tengan... (Experimental en Castellano Medieval)

NIN AYAN NIN TENGAN
(Experimental en Castellano Medieval).

La claridat escurece
La escuridat esclarece
¿Soys vos, desid, amigo?
Porque vaya cierto yo
do lo entiendo do fallar.
¿Soes vos a buena fe?
Despues, passados algunos tienpos.
Fuese las joyas mostrando.
Es un cruel que reparte,
sin meresimiento pena.
Pero negar e encubrir
las virtudes de los buenos.
Tanto es o poco menos,
como de ellos mal dezir.

Osa tú, que yo non oso.

Yo sería muy culpado
Temiendo de haber errado.
Que en extremo no abundase.
El cual con manera honesta.
Tanto discreto e benigno.
Tanto franco e virtuoso.
Que merecedor e digno.
É asi non solamente treguas a tienpo.

Pero digan lo que les plaserá,
e sea cualquiera, tanto que sea.
Ca de los nombres vana e sin
provecho es la disputa.
El agua clara es turbada
ante vuestra mesura.
Loado en lengua Latina
porque sois de fama digno.
Sufriendo toda passion
con fe, amor y verdat.

Arboles, aves e hierbas,
a todas cosas contiemplas.
Me da gloria, porque veo
que estás bivo.
Olvidado en tu memoria.
El rayo muy relusiente
su claror mostrar no osa.

Con fe firme duradera
De jamás te dar tristeza
Ni dolor ni mala vida
De tener fe con tu fe
Y tomar por conpañía
Tu esperanca y dar la mía.

Y tanbien quede conmigo
mi esperanca, mi enemigo.
Vaya con vos y consigo.
Que no la quiero yo, nó.

Que su nombre es nombre incierto,
pues sus obras son inciertas.
Ques muy cruel desamorada,
y no amorosa.
¡O gloria de glorias muertas,
cuyo bien y gozo cierto
es de concierto!.
Esperanca los que esperan
Mas algunos desesperan
Por mucho tienpo esperar.

Sepa que no estoy bivo,
porque está bivo su engaño.
Mas las dubdas y temores
Me ponen mucho tormento.
Tenplado de aquel azero.
Y la vista de mis ojos
que quedó con mi memoria.
Porque lloren la victoria
Do ganaron más enojos
Que no gloria.

Andaré llorando
Por tierras estrañas
Mi cuerpo rasgado
Fasta las entrañas.
Bien segura puede estar
cualquiera que tomare
Que nunca verá pesar
De cosa que bien amare.

Que non el sol cuando es luciente.
La claridat escuresce
La escuridat esclaresce.

Cativo sobre mar bella
Do non basta largo seso.
Una animosa
Que nasce
del coracon
E largos trabajos dá.
Dártelos,
más tú los toma.

E en conclusion este es
el nuestro thema.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen).

POST DATA:
Referencias útiles son...

www.wikiwand.com/es/Español_medieval
y
www.wikilengua.org/index.php/Castellano_antiguo

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23833 © Latino-Poemas
leer más   
4
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 64

Gurú

Cantaba el gurú
alrededor del fuego
Dando saltos en trance
y bailes al cielo
Con las manos en alto
iniciando su vuelo......
Y a su lado estaban todos
en el mismo estado
Aullando a la luna
entre nubes de espuma
Esperando al lagarto
cargado de fardos
Con polvo de estrellas
llenando sus venas
Portando dibujos
y acidez en la lengua,
Vino y orujo
rodando por tierra
No queda ni gota
en ninguna botella
Cigarros liados
con dedos sin huella......
Y baila que baila
de madrugada
La cigarra con el grillo
y la lechuza encantada,
Extasiadas las plantas
de hierva mojada
Los duendes se unen
si la paz tiene hadas,
Horas y horas
de fiesta embrujada
Agotadas las ganas
los focos se apagan
Y se duerme la noche
de buena mañana
leer más   
15
6comentarios 67 lecturas versolibre karma: 147

Los 300 de Malulita

Que más escribir cuando
ya lo has escrito todo
cuando ya te has hecho de palabras
y has puesto tu alma en cada frase
Que más contar si con 300 versos
has hecho un mundo de emociones
si antes había límites, después de usted
el cielo se ha vuelto pequeño.
Donde guardar el sentimiento de 300 poemas
donde encontrarte
Espero verte contando ternuras entre renglones
y borrando algunas tildes de más
Nos vemos en los próximos 300.
leer más   
14
5comentarios 62 lecturas versolibre karma: 131

Luna de guadañas

Una noche me sonrió la Luna blanca.

Desde su cara oculta
oculta sentí la invitación de la guadaña,
el brillo atrayente de su plata
esperando afilada para mi,
predispuesta entre las sombras
a responder con sus rescoldos de violencia.

Guardé en la gruta de mis dudas su pregunta.

Me respondió la voz que suena
bajo el umbral de mis portales,
la que pronuncia el nombre
de los amaneceres en mi almohada solitaria,
aquélla que le grita en su enojo y su cariño
al alma grande de hombre pequeño
que aún no concebía en mí.

De su furia nació la persistencia
de nombrarme como soy,
humano aprendiz de las memorias rotas,
tránsfuga de mis cadenas.

Yerto he sido en las pasiones,
intenso e huidizo,
mil veces arrogante,
triste he sido para afrontar mis huellas,
mis surcos en labradíos inconclusos,
pero ahora sé que amo,
aunque entre tantos juegos
haya calcinado otros tantos sueños.

Ahora sé que no me iré,
aún no ha llegado el día de partir
de esta Tierra que pretendo
asaltar con mis pasos peregrinos.

Me esperan las pisadas del silencio
de mis temores y terrores fríos
pero al tiempo la fe
para transformarme en cuerpo fiel
que apriete los dientes y las manos
cuando el miedo los asalte,
me espera la vida completa con sus letras,
con mis versos no nacidos,
guardados en estancias de mi alma.

Queda tanto por contarme,
por contarte,
por contaros…,
tanto como el tiempo de todos los abriles
que han de florecer de nuevo,
queda el llanto que me espera
cuando no me escuche,
cuando no te escuche,
cuando me extrañe y te extrañe,
pero haré que se desplace esta montaña,
rígida roca que me linda,
hasta renacer en la cordura
de olvidar el pensamiento
y crecer en los incendios del ser pleno.

Pleno ser,
habitante en instantes de sus lágrimas,
de la lluvia que de mí brote,
necesaria redención de sal y de cristales,
plena vida,
deseada en el contraste de los mundos,
aceptada en mi sonrisa,
en tu sonrisa,
en la risa que a todos nos escueza
como patria completa de hermandades.

Arrancaré la corona de espinas
que yo mismo clavé sobre mi cráneo
en algún día de mi infancia nómada,
sangraré por mi costado,
abierto el corazón,
perdonando y perdonado,
honraré mi pasado y mi presente,
mi sentir, el tuyo,
el nuestro.

Seré amante desde este fuego intenso
que me roce,
que nos roce y que nos sane
transformado a través de la palabra nueva
que prometo pronunciarme
y pronunciarte.

Amar, amarme,
amarte,
conducir en mis mareas este barco,
dejar de naufragar en mi desidia,
abarcar en la mirada la piedad,
la comprensión de tu fuerza y de la mía,
gritar, llorar, reírnos,
habitantes de esta huerta
que adivinan la cosecha
de los frutos que han sembrado.
leer más   
11
8comentarios 76 lecturas versolibre karma: 132

Cálculo y melodía

Deslizándose entre mis comisuras
calculas con el pulgar
la medida del incendio.

Desdibujas el rojo de labios
en alegoría de intenciones
y lascivas tangentes.

No sabemos quién llego primero,
sólo sé que cuando todos se van
tú eres puntual a la cita.

Para qué entender nada,
si el buscarse lo responde todo?
Siempre coincidentes en soportales
como reincidentes de un no delito.

Tú me hablas de síntomas y primates
pero yo no veo que te andes por las ramas,
eres buen arquero sobre este tejado
de metales poco confiables
y la manzana espera sobre venus.

Haces como si nada
de todo extraes la melodía,
nunca arropada, siempre desnuda
y tú mirando.
17
8comentarios 56 lecturas versolibre karma: 149

Corazón de invierno (con @rebktd)

Las pestañas de las farolas despegan sus titilantes Luces. El viejo banco del parque extiende sus brazos entre la curiosa mirada de una gata solitaria, que mece sus sueños a lomos de un columpio azul. Un suspiro resbala por el tobogán, lanzando un gemido al cielo , las nubes se acongojan y en la inmensidad desbordada de su cielo hacen sonar los tambores sobre los labios de la luna.
Destila el manantial de tristeza en los ojos de la noche...

***********************
Y es en el cielo
La melodía de invierno
Negra y felina
***********************


Y la noche llora entre gemidos y maullidos de negra tristeza, y la luna con su pañuelo de plata seca sus lágrimas y le sopla su luz de esperanza. El jilguero duerme, dos ardillas se acurrucan en el hueco de un árbol que sufre de insomnio y murmulla sus desdichas desde las mil bocas de sus ramas. La quietud de la noche se inquieta ante el desasosiego de una esencia que sufre. Y caen perlas cual gotas de agua invernal sobre un suelo que ahora sabe a tierra mojada, igual que el alma.

************************
Frío invernal
congela hasta el espíritu.
¡Qué oscuridad!
************************


Un ejército de hormigas recogen las migajas de los acordes de la noche .
Danzan las primeras gotas del Rocío y el sol despierta acurrucado sobre la hierba... una mariposa traviesa aletea sobre sus mejillas robándole una sonrisa ...
los destellos de su melena se expanden sobre las montañas rocosas , sopla el viento alborotando la arena;
Repta la lagartija por su coraza de piedra....

******************
Y se deshace
el frío de la noche
en arreboles ...
******************



Silba la luz del alba, sus cantos de amanecer. Arde el bostezo del sol. Se entibia el corazón del mar que besa los labios de la arena, sobre la playa, una y otra vez. Hay cangrejos en la arena, bailando su danza al revés. Se afina la melodía, la dulce armonía, entre lo vivo, lo que se mueve y lo inanimado de lo inerte.

********************
Surge tibieza
en el corazón frío
del mustio invierno.
********************




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Colaboración
con mi querida amiga ─R─ @rebktd

Poema compuesto
por 4 poemas japoneses tipo Haibun
(prosa poética rematada en Hokku)

@rebktd & @AljndroPoetry
2018-oct-16
leer más   
21
27comentarios 169 lecturas colaboracion karma: 119

En el abismo del inframundo

En el abismo del inframundo
escombros de luceros se revelan
fotografiados
por el prisma de mi mente oculta;
mis pupilas
revientan en vuelo
y acortan la distancia
de tu calzada oscura con la mía.

Me espera,
un triángulos isósceles
armado por las arañas
que acompañan al ciclope de tus sueños.
En este maraña de sucesos
focalizo una idea.

Entiendo
que nada o nadie
supera la velocidad de la luz
y que el infinito
se pierde
en la lontananza.

Lo que no entiendo
como tus ojos
de verde radial
me perforaron
el alma sin piedad.

La gravedad
de newton
no mide esta distancia
que me separa
de tu mar y el mío
no contó
con las islas
amontonadas
en tu cuerpo de olas
taciturnas.

Una guitarra suena
es Gene Moore
tocando
Still Got The Blues 1975.


www.youtube.com/watch?v=4O_YMLDvvnw
leer más   
15
13comentarios 84 lecturas versolibre karma: 129

Rayito de luz

Cada rayo de sol, es como la hoja de un libro que se abre a tu destino. Es como el soplo del viento, que poco a poco se lleva el polvo del camino.
Es como la espuma del mar, que llega a la orilla, abrazada por un remolino.
Es un abrir de ojos, que acompaña a la sonrisa, porque siente que esta vivo.
Es un rayito de sol, que da esperanza a todo aquel ¡que ya ha dormido!
Es aquel que trae recuerdos, que fueron felices, que fueron sufridos.
PM 18-10-2018
leer más   
2
sin comentarios 10 lecturas versoclasico karma: 29

Zila

No existe sensación más grande en el mundo que el orgullo de haber nacido en la tierra que amas, el sentir que encajas perfectamente en ella y que no existe otro lugar donde quisieras haber nacido, eso sentió Zila la primera vez que abrió y los ojos y sus padres le dijeron "Bienvenida al mundo". La llamaron Zila que significa sombra y durante un tiempo fue la niña más feliz, pero la felicidad no comparte cuarto con el tiempo y las cosas cambiaron mucho en el país que para Zila parecía ser el mejor lugar para vivir.
El cielo de su casa de tiño de negro, y la noche se hizo eterna para ella y toda su familia, uno a uno de sus vecinos fueron desapareciendo y Zila veía como se quedaba sin amigos con quien jugar. Y a su familia también les tocos emprender el rumbo hacia lo desconocido. Zila tuvo que decir adiós a su hogar, su tierra, sus sueños, sus recuerdos porque en lugar donde solo existe muerte no es buen lugar para vivir. Así fue como conoció el mar y sus peligros, así fue como entendió que la vida no es fácil.
Un día el sol salió sobre sus cabezas y a lo lejos se vio un bulto que sobresalía sobre mar, era tierra, por fin tierra, al menos sus ruegos fueron escuchados por aquel que desde arriba todo lo ve, todo lo escucha y todo lo oye, mientras todo veían con alegría aquel puerto que parecía seguro, Zila veía cambio y el duro de tener que empezar de nuevo en un país donde no se sabía si serían aceptados.
El tiempo pasó y Zila jamás volvió a su pueblo, jamás dejo de sentir que había dejado un parte de su ser en otro lugar, que a miles de kilómetros dejo una vida. Ahora mira el mar con los ojos enjuagados en lágrimas, el mar le responde con una ola que trae el aire fresco de su antiguo pueblo. Hoy la vida es diferente para Zila y su familia pero nunca olvida de donde vino, porque eso es parte de su historia, hoy nacen flores donde antes hubo espinas y el cielo de Zila tiene otros colores, hoy los malos momentos son parte del recuerdo.
En un mundo donde sobran las guerras, viven niños y niñas como Zila que tienen que abandonar sus hogares y muchas veces son separadas de sus familias, en ese mundo vivimos y a veces miramos para otro lado para no verlo, me niego a dejarles ese mundo a mis hijos. Cada día son y más las inmigrantes y refugiados, los abandonados, los desalojados los que tiene que dejar y partir hacia otro país, la mayoría obligados por las guerras y la miseria. Zila puede ser cualquier niño o niña.
Existe una gran valentía en aquellos que dejan lo que tiene por una esperanza de vida, existe una gran enseñanza porque volver no es lo difícil, lo difícil es tener que partir sin saber cuándo se podrá volver.
leer más   
17
12comentarios 83 lecturas concursobac karma: 128

Un halo de esperanza...

Y sentada
en su balcón,
acompañada
de un café,
veía el
amanecer
acompañado de
un suspiro
alentador.

Dejando
así, sus
tristezas,
de aquellas
decepciones,
rotas que
aún quedaban.

Se sentó, en
un halo de
esperanza,
donde aquellos
sueños que
le parecían
imposibles, se
estaban haciendo
realidad...

Eran sueños
vestidos de
flores, desnudando
así, las frías
mañanas de
este Otoño...

Y en cada hoja
que caía,
un verso
escrito
por arte
de magia,
salía.

Donde
en los charcos
que la lluvia
dejaba.
Se reflejaba,
un bonito
camino,
lleno de color,
lleno de magia...

Para seguir
caminando
y luchando,
por ese sueño
que tanto
ella anhelaba...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
5
2comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 59

Tomé el timón como un gran hermano

Tomé el timón
como un gran hermano;
barcos sin destinos
maquinas fuera de este tiempo
aviones de otras galaxias.
Con lágrimas que se desbordan
y palidece
el recuerdo.

Quedé preso
lánguido
y abatido
en los postes eléctricos
enmohecidos.

Una gaviota espera su rebaño
vienen
de lejanas tierras
a mirarse
en el espejo marino.

En la distancia un violín
arde en vértigo
es mi musa ataviada de arpegio
de antiguos tiempos;
de noches oscuras.
Ella me habita
y la noche estalla
en mis pupilas.

mis parpados se cierran
incandescentes
cuando suena el silbato;
los alcatraces
se espantan

avivando la fuga de peces.

www.youtube.com/watch?v=rXNcBy4RvyI

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
Octubre 2018
leer más   
16
3comentarios 50 lecturas versolibre karma: 119

Un deseo, una estrella

Le pedí un deseo a una estrella,
que yo te pudiera volver a ver,
sé que ya no seremos los mismos de antes,
porque fue el mismo tiempo
actor de nuestra separación
quien se encargó de cambiarnos.

Fuiste mi primera motivación,
y no quiero decir que lo dejaste de ser,
aún estas en lo profundo de mí,
pero prioridad única dejaste de ser.
No es crueldad,
nada más es que he encontrado a otros como yo,
quienes hoy me apoyan y me dan de su empujón.

He pasado bastantes noches en velas,
con la inquietud de:
¿estarás pensando en mi o al menos me recordarás?
antes me importaba,
ahora simplemente me da igual,
ya que con el sólo hecho
de que yo siga sintiendo lo mismo por ti,
eso me basta para seguir.

Alguna vez quisiera hacerte llegar
aquella despedida que no se pudo concretar.
Me habrás odiado,
al verme sonreír con personas nuevas
que llegaron y siguen hoy aquí.
Lo único que he podido gritar en mi interior,
y que no te pude hacer llegar
por más que a pocos metros de distancia
te encontrabas, fue el hecho de:
"que siempre me dueles, tanto que no te puedo olvidar"

Voy a pedir mi deseo,
más que un secreto que sea una realidad.
¡Qué seas feliz, desde lo más profundo de mi corazón!
Por favor espera por mí,
al menos a las palabras que esperaste alguna vez recibir.

Y en ese precioso "alguna vez",
donde sea que estemos, lo podrás escuchar
y sentirás todo lo que siempre te ha correspondido a ti.
¡Gracias por darme motivación de seguir!
__________________________
Créditos al autor por la imagen.
3
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 42
« anterior1234550