Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 268, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Tremolar...(Experimental Latín-español)

TREMOLAR
(Experimental Latín-español)

I.- NON AETATE, VERUM INGENIO, APISCITUR SAPIENTIA
Porque dormida está la noche y no se opaca,
con el buen apetito, salta, en su pecho el saber.
¡Oh!. Con resignación el frío hielo muere,
y en su calor, el incensario, colora el humo.
¡En estrofas, entrad, soñadores del alma!.
Y empuñen la espada con la frente.
¡Oh!. El ingenio, de contorno alado.
Arrancando, deshaciendo, apretando.

II.-NOLI INTER EOS AMBULARE QUORUM ESSE ADHUC POTES SERVUS
En potencia la miseria es vital. ¡No olvidarla!.
La testa bien plantada se hace serena.
¡Cuídate al rodar la rueda arrolla!.
Y engendra la testa desgreñada. ¡Oh, sí!.
Y la sombra asombra al claro día,
en la cándida cadena. ¡El combate perdido!.

III.-NON ACCIPIMUS BREVEM VITAM, SED FACIMUS.
Con la emoción falta de voz en mano,
errabundos en la mirada pensativa.
¡La vida en sus labios se seca!.
No circular ligero, donde la vida pasa.
¡Magnífico y distante el aliento cuida!.

POST DATA:
I.- No es la edad, sino el ingenio lo que da la sabiduría.
II.-No camines entre aquéllos de quienes todavía puedes llegar a ser esclavo.
III.-No recibimos una vida corta, sino que nosotros la acortamos.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y la imagen.


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23407 © Latino-Poemas
leer más   
14
12comentarios 81 lecturas versolibre karma: 107

Un poema hecho cancion

Un poema hecho canción,
resultó por la presencia de este amor,
intentado unir versos,
que nos hablen de los dos.

Un poema hecho canción,
es asemejar estrofas, con sueños,
Como lo hacemos, tu y yo,
en este verso y con pasión.

Un poema hecho canción,
es la dulzura de tu vida,
que da riqueza y sentido,
a la simpleza del amor.

Un poema hecho canción
es la trascendencia juntos,
cuando al oirla,
recordemos como sucedió.

Un poema hecho canción,
es alcanzar la cima,
de mis sueños,
en la vida y con tu amor.

Autora: Claudia Viviana Molina
3
2comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 43

Celestial

Ese abismo infinito.
Inmensurable.
Donde se separan las aguas de las aguas y renace la plenitud de ese cielo fastuoso.
Se abren las puertas del firmamento ante el destello de una luz que emana de lo alto.
Se escucha el estruendo de una voz resplandeciente,
Sublime,
que señorea.
Que resplandece en todo lo que hay debajo del sol.

Y desde allí;
Desde lo alto
Te descubres con una esplendorosa sonrisa.
En la escultura de tu obra tan perfecta,
Divina,
Celestial.

Es en esa poesía delirante donde quisiera con ambas manos tocar el cielo.
Con sus azules matizados,
desde el más claro hasta el más oscuro,
que se abriga con la noche fría,
revestida de estrellas fugaces que adornan el espacio infinito,
donde las pinceladas del maestro se gozan en la creación del todo.

Allí,
acostado sobre esa grama,
desnudo como en el principio.
Sintiendo la fragancia de la vida.
Se despierta en mí esas ansias inmensurables de sentir el cielo allí.
Deseando que se abra esa ardorosa inspiración que se involucra con las estrofas de la vida.

Azul inmensurable
Inmenso como el mar.
Majestuoso ante mis ojos.
En la sonrisa del creador.

Cielo.
Azul.
Vida.
Majestuoso.
Celestial.
leer más   
13
1comentarios 43 lecturas relato karma: 116

Esperanza

Ahí nació una leyenda

y se hizo

mí canción;

de una lejana enseñanza,

y un nuevo Sol,

y un nuevo sol ..

ahí comprendí,

que su mundo

era pequeño,

Y sin futuro;

niños hambrientos

de amor y frío

y sin sol,

y sin sol ..

Y entre la multitud

dos mirada

que se encontraban;

nadie sabía

que en cada alma,

había un deseo,

había un deseo..

Y en cada estrofa

de mi canción ,

estoy entregando

un poco de amor,

para aquellos

que no lo tienen,

y falta le hace

y falta le hace..

Quiero taparlos

de tanto frío,

quiero sembrar

sus sentidos;

con mucho brio,

con mucho brío..

Y si el amor

te quema;

Y te convierte

en sueño y espuma;

construye

un campo de flores;

y abre sus puertas

para verte,

para verte ..

Y esta canción

llega a su fin,

porque mi canto;

solo quiere

regalarles un jardín

un jardín...
leer más   
12
5comentarios 73 lecturas versolibre karma: 102

A paso lento

No mido pasos,
ni tan siquiera
he de medir la vida de mis versos
cuando lloran
libres entre este viento libre,
y menos aún pretendo obligar
a los ajenos
a continuar con el vaivén
de estas estrofas voladoras.

Camino para ser el camino ágil
del sigilo o del estruendo
rebotando en un batallón de nubes,
y para sentir
el olor de una barricada temeraria
ante el calmante de la hierba
y en la conversación de los helechos.
leer más   
16
4comentarios 118 lecturas versolibre karma: 104

Rastros en los prados

Cada noche te presentas como Aracne
en laberinto de mi alma,
y despacio desenvuelves tus urdimbres,
enmarañas con el giro de tu rueca
una red en mi sendero,
construyendo con el tul de tu sonrisa
la humilde telaraña de tus líneas de armonía.

Acompañas cada encuentro en un ovillo
que tus manos desenredan
con la aurora que tejes con el lino
de tu tiempo regalado,
de esa tela que elaboras
cuando hablas acercándote a mi oído,
susurrando,
explicando la sorpresa de tus hilos,
el milagro en el bordado de tus labios.

Y entre la luz escasa
del crepúsculo de un sábado
rozamos los prados calzados de amores,
al tiempo que las manos cruzan fronteras
con la caricia de nuestras noches.

Hablan los huertos con viento de alondras,
la corriente de vida nos transforma en barcos.

Horas largas se hacen verbo breve,
devuelven el cuadrante en agujas lentas
de minutos que se apropia
tu voz maestra,
instantes de nuestros brazos inocentes,
de tus pestañas lisonjeras explicando estrofas,
de mis dedos revolviendo
mi destino en tu cabello.

Vayamos al par,
a la par vayamos
al ritmo de líquidas pisadas despistadas
en un dúo tembloroso de voces de aprendices.

Recuerda que te espero en la penumbra
arrullado por un haz de Luna tierna,
oculto del pensar de humanos angustiados.
leer más   
10
4comentarios 47 lecturas versolibre karma: 126

¿Poeta?

¿Poeta?
Yo pensé que era poeta,
cuando, en los arrabales de una fiesta,
un suspiro de tus labios
con palabras de mi boca
bailó un tango.

¿Poeta?
Yo pensé que era poeta,
cuando, una tarde de domingo,
de un otoño tras llover,
nos rimaron los latidos
en los poros de la piel.

¿Poeta?
Imaginé que era poeta,
cuando, en un tenue amanecer,
desde una estrella observé,
a dos nubes en el cielo
que empujadas por el viento
con un beso hacían tormentas.

¿Poeta?
O trovador, bardo o juglar,
o alguien al que una lágrima
que brote del corazón,
que duela como el amor
cuando te llega al alma,
le consiga emocionar.

¿Poeta?
Yo pensé que era poeta,
cuando, un vistazo de mis ojos
tropezó con tu sonrisa,
y el fulgor del carmín rojo
intuyó que era poesía.

¿Poesía?
Yo creí que hacía poesía
al sentir la melodía
que flotaba en cada estrofa.
¡Qué osadía!
Si eran solo fantasías,
y es el verso ahora el que llora,
porque yo no soy poeta,
ni lo que hago yo es poesía.
20
8comentarios 134 lecturas versolibre karma: 117

Emulación Empírea (Experimental Latín-español)

EMULACIÓN EMPÍREA
(Experimental Latín-español)

I-CITO RUMPES ARCUM, SEMPER SI TENSUM HABUERIS
¡Ay, dolor!. De una pira tu roja túnica yace,
del viento al insensible soplo estrofa,
de compasión movido el sumergido rostro.
¡Oh, fantasma!. El milagro ensancha manchas,
con la irremediable herida tensa frágil,
devorando tensa, flecha y arcos desprendidos.

II-CLAUSIS THESAURIS INCUBAT
La claridad recoge su postrer dulzura,
de súbito formada en indignación descarga.
La consciencia pierde consistencia blanda,
perdiendo la razón, sus parientes eslabones,
al verter en las ruinas perlas argentadas.
De las cañas registros graves. ¡Sal y azúcar!.

III-CLAUSAE SUNT AURES OBSTREPENTE IRA
Los siglos dúos con evidente espanto,
las campanadas sublimes punzan ácidas,
leyendo cataratas en la penumbra hostil.
Y arde opacando al camino infiernos,
entre el ramaje umbrío prófugo fuego.
¡La puerta salvaje en desnudez pagana!.

IV-COLUBRA RESTEM NON PARIT
Las estrellas del bárbaro secan nieve láctea,
con bondad florida pétalo pretérito abrojo.
Espinas en la intimidad del espejo. ¡Siempre!.
Los vidrios cuentan su escalofrío. ¡Siempre!.
El néctar yerto fragante humea. ¡Siempre!.
Con malignidad la fiebre propagan. ¡Siempre!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23435 © Latino-Poemas

POST DATA:
I- Pronto se rompe el arco si siempre se mantiene tenso.
II- Duerme sobre tesoros cerrados.
III-Los oídos están cerrados cuando ruge la ira.
IV-Una serpiente no pare una cuerda.
leer más   
11
6comentarios 102 lecturas versolibre karma: 114

Las espinas no esconden el bello aroma

Duele caerse
ver sangrar las rodillas
tragar polvo sin saliva
respirar profundamente sin salida.

Aún en la zozobra
la tarde promete ilusoria
aún en lo profundo de un duelo
la esperanza se asoma.

El mundo tiene dueño, lo sabes
no le agradas
no tiene remedio
ignora su fragancia vendida.

Me han de partir en dos, en un solo tajo
no caeré en su victoria,
mientras tenga aliento de vida
soplaré fuerte hasta la gloria.

Su victoria sobre mí es limitada
solo los muertos le otorgan aplausos,
yo estoy con los vivos
ellos no se alegran por los días malos.

Algún día de estos
siento que estallará la cabeza
regaré por todas partes la memoria
llenaré tu rostro de poemas amados.

Solo espero que un pedazo
de esas estrofas sean de amor
melancolía o nostalgia bella,
si es así, toma un poco de ellas.

Lo más hermosos es que mañana
por más oscura que sea la noche
el frío o la lluvia traicionera
nada podrán evitar que otro día te vea.

Y ahí en la distancia
en la desgracia o el dolor
en la preocupación o el desamor
nacerá un retoño que amará la primavera.

Nunca lo dudé
el odio y la amargura
nunca serán una corona de rosas,
las espinas no esconden el bello aroma.


El mute
04/11/2018.
18
8comentarios 219 lecturas versolibre karma: 120

Esta noche te voy a encontrar

Esta noche te buscaré
en cada lágrima perdida,
en cada instante
que se paró
en una mirada de luna,
en cada beso fundido
sobre mi piel,
en cada olor perfundido
que se evapora
en tu aire.

Te buscaré,
por tierra, mar y aire,
durante miles de vidas.

Buscaré el último diálogo
con las nubes,
en la sal del mar,
en la brisa.

Resbalan mis sonrisas
entre mis manos,
entre mis dedos,
entre las cejas del mundo,
haciendose eco del pasado

Te buscaré,
en la textura de un sueño,
en una taza de café
buscando tus posos.

Se abrirán constelaciones
que guardaron nuestros besos.

El tintero en el vértice
de un te quiero,
se llena de versos,
buscando tu estrofa.

A veces, para encontrarte,
me quedo anclada
en el candil de la luna,
buscando tu orilla.

pero sé, que esta noche
te voy a encontrar.

Ángeles Torres
leer más   
19
19comentarios 157 lecturas versolibre karma: 152

Hábito Primitivo

Convertir un principio en precipicio
lleva un tiempo fuera de casa
alejado de toda cárcel refractaria
cual pájaro erguido sobre un barral.

Si alguna vez pensaba en cargar
toda una historia a mis espaldas
se olvidó el tiempo de pesar
aquellos miedos e infortunios,
los goces y los goznes usados,
las sonrisas con sorpresa y tristezas.

¿Cuál es el hábito primitivo?
¿Olvidar y andar?
¿Convencerme y desconocerme?

Nadie me obligó a partir
pero debía dividir mi cielo en dos:
una parte conservó recuerdos,
la otra se reservó a lo venidero.

No me sobró suelo para seguir
alejándome de mis pensamientos.
leer más   
15
6comentarios 88 lecturas versolibre karma: 124

Ángel gélido

El día se desanudaba su faja amarillenta, y se tornaba gris, hacia fresco, los árboles ejecutaban bruscos movimientos de brazos, despidiendo a sus hojas.
La lluvia laceraba la tierra, húmedeciendo su dolor, se esbozaban vínculos de horquillas tristes en noche sin estrellas, llena de jeroglíficos de pesadas ruecas mármoleas desdentadas de amplia estrechez y de olor ajado y gris. Aullaba el gélido aliento de un vendaval de caprichosas penumbras, ráfagas de tormentas, se deslizaban sobre la orilla de mi cama, y yo sólo veia el brillo tenue cadente del eco, sin reflejos, cruzando los cristales de mi dolor.
Parpadeaba el abismo de brumas purpúreas, sedientas de malos augurios, y me llené de mares desolados con su sal desparramada, y a lo lejos, tañidos vespertinos que quedaron grabados en una sinfonía de Beethoven.
La humedad apenas calaba ya mis miedos, y en mi almohada anidaban rosas mojadas en rojo carmín.
Me perdí entre estrofas carentes de puntuación, y volé hacia el umbral de tu poesía, el vaso de agua a medio beber, mi garganta herida, tan dulce, tan amarga, y mientras, mi conciencia me apuñalada, una y otra vez, creando dudas de sombras al azar y me ataba a mi frente acidulada un estigma de pasión y tristeza.
Solo necesitaba morir, porque este mundo me parecía inexplicable y vacío sin tí, y me hundo, en humo inexplicable y secreto, lleno de apariciones nocturnas recorriendo mis pasillos de falsas puertas, y observo horrorizada, los espectros con sus ojos sin fondo, con sus ráfagas atormentadas, que se deslizan sobre mis labios y extorsionan mis lágrimas.
Y si las luces y sombras apagaran mi corazón aletargado?
Sólo quedaría unos ojos midriáticos mirando hacia tu mar y recostados en tu arena.
Corazón de mármol donde se acurrucaban mis besos para unirse a tu boca, y me llaman pidiéndome atravesar el mar, para unirme a tu ola, y volar sobre flores de eternas sonrisas.
Ángel gélido, que tocas con suave golpe mi puerta, y sellas con quietud barbuceos de palabras con sus huecos de ébano, cristalizando mi pecho, y embalsamando todos mis días.
Entre los eclipses del cruce de dos rosas rojas, llenas de besos, amanecieron desperdigados sobre el suelo, un folio, una pluma y un corazón, con la palabra " Te quiero".

Ángeles Torres
leer más   
20
18comentarios 148 lecturas versolibre karma: 136

Que ángel te tocó(colaboración con @Malulita)

Despiertas el corazón al alba
pintas las mañana de añil
amaneces niña con tu pluma
desatas tu inspiración en bellos versos
en tu pluma llevas el amor
y tus ojos ventanas a la vida

No sé qué ángel te tocó
ni que Dios se posó sobre tu pluma
que te brotan cielos de las manos
y cada letra en tu escritura se vuelve única


¿Que tienen tus manos niña
que al escribir siempre siembras rosas?

Caleidoscopio son tus versos
estrofas que caen como cuentas de collar,
por las tardes viendo al mar
sus hermosas puestas de sol
con pluma y mojito entre las manos.

Sentada a la orilla de la playa
arriba de una roca escuchando
como se estrellan las olas
haciendo melodía y esa brisa fría
sobre el rostro alborotando tus cabellos.

No sé qué cuanto, ni como, tuvo que pasar
por tu existir para poner sobre el papel
tanta ternura.


Dicen que no hay mejor tinta
que la del agua del mar
no es fácil ser trovador y a ti
te lo sembró Dios en el alma,

Escribes lo que ves lo que sientes,
con letras pintas la emoción
frescos de amistad variedad de matices
pinceladas de ambrosía
que acarician con amor
.
Cuantos molinos habrán derrumbando tus Quijotes
cuantos lunas se juntaron al borde tu noche
cuantos demonios se volvieron duendes en tu fantasía

Abres caminos, rompes tiempos
acercas distancias, derrumbas fronteras
y es que miras con los ojos del alma
Eres lo que das.
Nunca podrán parar tu camino.

A mí me basta con leerte, cuando se tumba el sol
sobre el horizonte cuando me apetece una copa vino
cuando tu versos me desgarran el alma con un trago de tequila
Yo me encuentro en ti cuando mi musa se pierde
leer más   
18
16comentarios 126 lecturas colaboracion karma: 124

El amor no tiene fronteras (a @Letizia)

Querernos no fue una estrofa
tampoco fue un amor de primavera,
fue la cosa más maravillosa
que podría habernos sucedido
en nuestras vidas enteras.

Fue un viaje en líneas aéreas
fue un paseo de una semana
fue solaz, fue todo calma;
fue al querer despedirnos,
dejar completamente el alma.

Por eso estás hoy en mi lecho,
princesa mía, mi bienamada;
pues sin ti, ¿qué habría hecho?
tan solo llorar sin pausa.

¿Quién anidaría en mi pecho?
¿Con quién reiría por nada?
¿Por qué habría ido a México,
si no fuera porque me amas?

Tres meses harán ya mañana.
Parece toda una eternidad;
a veces, solo una semana;
será por nuestra afinidad,
será porque nunca me regañas.

Te amaré en cada segundo
usaré esa hermosa fragancia:
el Amor, en toda instancia;
viajaré por todo el mundo
cuidarte, será mi ganancia.

Lo nuestro no fue un sueño
mucho menos, una quimera;
sí floreció una primavera,
aunque para ti fuera otoño
porque pese a todo, el Amor,
de veras, no tiene fronteras...
leer más   
23
28comentarios 219 lecturas versolibre karma: 126

Besos amigo poeta de tres al cuarto

¿Por qué se me fue la inspiración?,
amigo poeta del tres al cuarto
embrutecido por la lástima de unos cuantos,
castigado por la ira de unos pocos.

Se me fue tal como vino, sin más, sin noción
ni del tiempo, ni de la distancia, ni del lugar
en que me vi de repente inmerso,
¿por qué no me riman los versos?

Una lágrima resbala por mi rostro hueco,
un sudor frío como rio de escarcha
que rompe en surcos y veredas del tiempo,
de tanta lágrima derramada.

Sinuosas curvas dibujan, mi máquina,
sinuosas se me hacen las palabras,
letra por letra, coma por coma y un punto
donde nunca acaba, donde jamás debió estar;

pero no sabía cómo terminar,
pero no entendía por qué se me acabaron
sin pensar en tu mirada.

Sin amigos, sin ánimos de amigos, no quiero pensar
en las veces que te di de comer un verso,
te di de beber una estrofa y de postre un estrambote,
sin lágrimas que derramar.

¿Por qué se me fue la inspiración?
salió de mi alma como un parto,
salió de mi vida sin emoción,
querido poeta de tres al cuarto.

Alfonso J. Paredes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
21
7comentarios 106 lecturas versolibre karma: 125

El Transpirar Espiral... (((Anticuento Fauvista)))

EL TRANSPIRAR ESPIRAL
((( Anticuento Fauvista )))

Pasó antes del purpurino entriangulado con un
sol seco arrepentido. Era una de esas noches
a quién no se puede ver a solas, sin experimentar
un placer entre los labios por las nubes humedecidos.
Con la resolución una vez tomada, y el disgusto sin
cesar golpeando. Las sombras meditabundas lejanas
permanecieron enarboladas...

Me levanté anaranjado con la palabra imaginando
cortar cuchillos y tijeras como un látigo silbante ;
multicolor palpitando, y escribiendo de la miel
con viejos grises del momento sano y en legítima
defensa, inerme, sin jactarse el gallo de la mañana.

___ ¿ Cómo me encontraba ?, La sombra verde del
árbol bajo la ventana vacilante preguntó.

___ ¡ No lo sé, aún no me encuentro... !.
Por lo demás___ ¿ Quién lo sabe, con el ruido de
las velas en su ardor frenético ?.

El silencio indiscreto corría entre las cortinas
al alcance de la mano más lejana. Brillante e
intensa en tanto extensa y volátil.
No todas las letras cumplieron su promesa ;
entrecortadas las palabras lloraban lento con
la amenaza espantosa del peor poema, por lo
que se despidieron más amarillas que de costumbre.

___ ¿ Es acaso posible ésto ?

El rincón involucrado con la esquina dijo :
La información tiene diferencias en términos
de asociación, no obstante el volumen obtenido.
Pues los colores coinciden con la misma forma...

Así que... ¡ Es tal y como lo oyes por el aluminio
de las pupilas y el aplomo de estas letras !.
¿ Quién ignora el papel inhibidor de la recaptación
entre las almas aprobadas por el cielo y negadas
por la tierra infame reverdeando obesa ?
___ ¡ Sí, aquélla que brota negra de sus hijos !.

La sorpresa se asoma de nuevo a la ventana vacía.
La noche dentro sin parar anuda pesadillas, y des-
nuda una carcomida bocina que cuelga del pasado,
sangrando sombras y tocando el timbre de un
panteón cercano al ayer perdido en la basura.

Y un milagro se multiplicó inmisericorde...
Por lo que de ahí en adelante, el aire se cubrió
de azúcar, transpiraba cada idea de miel violenta,
de textiles sentimientos fabricados con óleos,
y tratando con cuidado cualquier texto espiral,
que inquieto brotaba de la pluma, y de la tecla
entre digitálicos deseos de ser leído.

Transpiraba la tranquilidad desgajada, la paz
más endemoniadamente furibunda en azul,
y le acariciaba acentuación y ortografía, si
la pobre ortografía despreciada, ignorada,
la que indica la pulcra educación y memoria
del que escribe con esmero, con todo y su
tono azulverdoso; a pesar de que la sintaxis
daba vueltas al objetivo violeta del gusto
extraño, magenta, opacificado por el presente
turbio, remendado por monedas y fusiles.
Más aún, desviviéndose por embellecer alguna
enrojecida estrofa al deslucirse tímida.

En ciertas ocasiones dábale de comer en la
boca, desde el preámbulo pálido hasta el
dorado final, gota a gota, en espirales ligeras.
A medida que la trama avanzaba, los tonos
cambiaban del agudo al brillante, del grave
al cuantioso signo débil, desteñido, borrado.
Aunque el blancor del amor era frío ; los
sueños rosas tejían el rojo del aliento entre
los muslos y el cuello.
La frescura perlada era un misterio, a medida
que los sinsabores descoloridos aguardaban
bajo el techo, al esconderse sobre las sillas,
esperando palpar su ausencia en el hielo.

¡ Oh, maldita bendición del transpirar espiral !

Y vaya, vaya , que se puede hacer transparente
el rojo inocente de la sangre callada, al ser
derramada por el tiempo del olvido comprado,
y del silencio vendido en abonos forzados...

_____ El gris seco y polvoso cubre ya cada
amarillo arenoso del aplauso adorado_____

Por lo que aquí no hay ningún colorín colorado,
y todo sigue igual, gota a gota de espiral en espiral.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Toutes les droites appartiennent à son auteur Il a été publié sur e-Stories.org par la demande de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publié sur e-Stories.org sur 01.07.2014
leer más   
17
11comentarios 118 lecturas relato karma: 138

Cuando quiero apagar tus besos (octotercietto)

Cuando yo quiero apagar los incendios de tus besos,

soberano caballero;


yo me aferro a tus excesos.


Cuando sus ojos morunos quiero evitar de mi altar,

poeta bello y divino;

yo me pierdo en tu mirar.


Y si acaso pretendiera, suprimir de mis fontanas,

sus caricias de manzanos;

mas me aferro a sus ventanas.


En vano hago resistencia con mis frágiles corolas

y mis ingentes braceos,

¡Dominas mis amapolas!



Tú Subyugas mis altillos con tu magia varonil,

hechizando mi floresta;

¡Eres mi sol, mi candil!


Mi artesano del amor, pintor diestro de mi piel;

yo te pertenezco a ti,

vivo feliz en tu miel.


No ya no haré resistencia, me entregaré a tus corceles;

seré tu fiel mariposa

y dejaré que en mí vueles.


Amo todas tus vertientes y tus varoniles piezas,

estas prendido en mi ser,

en ti descubro bellezas.


Autora: Edith Evira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados

El octo tercietto
Es una nueva estrofa o estilo, perteneciente
a la poesía llamada Neo-clásica,
o sea de nuevas estructuras. Ha sido creada
por María Inés Arrabal el 26 de Septiembre de 2018
y he aquí las normas para su escritura:

Octotercietto
1)- Número indeterminado
de estrofas conformadas por tercetos
2)- Cada terceto está formado por:
a)El primer verso será hexadecasílabo (16 sílabas)
con dos hemistiquios de 8 sílabas cada uno.
b)Los dos versos siguientes serán versos octosílabos.
leer más   
10
6comentarios 102 lecturas versolibre karma: 128

Sincrónicos Síncopes... (((Polipoesía)))

SINCRÓNICOS SÍNCOPES
((((Polipoesía))))

Comprendemos
Del césped el cincel…Del cisne el cinturón.
Del
Tablero el taladro
del
talento/tangente/tangible.
Teje-que teje…Y que deje…
Tejiendo temibles témpanos.
En
la estrofa rota y honda
pestaña piadosa/pólvora pluma
maravilladas/matanzas/mecánicas
melodiosos mercenarios mínimos mimbres.

NOMBRES
DESLEALES
DELEZNABLES
DESMADEJADOS

De la calle en que flotan las palabras
PA-LA-BRAS… ¡Bruma y vapor!.
fácil fábrica falsa fangosa ferviente.
SER-PIEN-TES... ¡Honorables gusanos!
con una lenta humedad de signos
salvavidas sangrientos selectos sepelios.

DO-LO-SOS… ¡Abismos embelesados!
en la leve nieve del cabello
galante galope garbanzo gardenia
que ciñe al respirar
rayos rebaños rebeldes
Y… Y… Y…
huracanes y palacios
…graznando…
con lecho breve
…graznando…
al desliz de yerma punta
…graznando…
entusiasmo del diamante
…graznando…
espasmo del mercurio.

P.O.R.
el ruido que dibuja esa sombra
maligno manubrio.

P.O.R.
el hielo nervioso anudando el insomnio
SOSO-NO-RO.
De las piernas de piedra
PARCAS
de las pintorescas pirañas
PARCAS
de la seda en los dedos crudos.

Vaya
Vaya…Facineroso
Vaya
Vaya…Forastero
Vaya

S.E.M.B.R.A.N.D.O.
Oscilación de agujas y cuchillos
SEM-BRAN-DO.
Oscuridad de ondulación de caderas
SEMBRANDO
Labios de calderas fuegos hielos hieles.
S
EM
BRA
NDOO

Empapado cuando lee
el destello
huyendo efímero
sobrecogido estupefacto hastiada hebra.
Rincón incierto de rosa a destiempo.
ROSA
Por el imposible olvido que crece
ROSA
Que cercena que sofoca que corroe
ROSA
y cobra al recuerdo renta
ROSA.

Superfluo redundante vacuo
HABLAR LIGERO
triquiñuelas en las esquinas
LIGERO HABLAR
suculentas sinuosas intransigentes
HABLADURÍAS
despectivas rupturas disímiles
E.G.R.E.G.I.A.S.
espinas en el tiempo justo.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

POST DATA:
Información útil

es.wikipedia.org/wiki/Polipoesía

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=25368 © Latino-Poemas
leer más   
17
10comentarios 104 lecturas versolibre karma: 142

Trece Rosas

Me encontré rosas
en el mar.

Pedí que se deshicieran
tantas mentiras injustas,
que dejarán respirar
a las rosas sobre el mar.

Voy pisando rocas
escondidas en mi arena.
Tengo a Occidente
cargado de nubes
llenas de baladas
de tristes estrellas,
y a Oriente,
el miedo enquistado
que no logro desgranar.
Sólo el horizonte,
se llena de estrofas
de quietud
y brotes de libertad.

En mis pies
textos demostrativos
que revolucionan
mis dedos,
ajenos
a unas piernas
que sólo me llevan
a pisar rocas.

Balanceos de la mar
dentro de cañas huecas ,
y las rosas cortadas
con sus espinas
en bosques de lluvia,
como labios sedientos
con sus vestidos rojos.

Voy sembrando rosas
en el mar.

El sonido de mis pasos
abrirá la puerta
a otros pasos
que vienen empujando.

Voy a sembrar rosas
que salven olvidos
de sangre derramada,
envuelta en hojas
de camisas verdes,
que revivan sentimientos
de una libertad sin alas.

Voy sembrando rosas
en el mar.

Se revuelven
entre alfileres,
atravesando la noche,
con puñales de filo,
con sus rezos
de cruces
y sábanas de rosas
de cuna y sepulcro.

Angustia en levitacion,
sobre humo de polvo,
reclamando una justicia
trepadora sin sellar
sus labios,
rozando con sus dedos
las colinas
de botones perdidos
y no hallados.

Voy sembrando rosas
en el mar.

Lleno de ondas
de frente,
sin vocablos inventados,
del color de las nubes,
con aire de libertad.

Angeles Torres


Trece mujeres entre 18 y 29 años fueron fusiladas en 1939 , después de finalizar la Guerra civil española.
Se les llamó las " Trece Rosas" llevada al cine de la mano de Emilio Martínez -Lázaro


En la parte superior foto de la película y en la parte inferior foto de archivo
leer más   
17
22comentarios 154 lecturas versolibre karma: 144

Secreteándose... (Experimental Posmoderno)

SECRETEÁNDOSE

Se oía un momento en el péndulo triste
aquel viejo reloj yerto en el tiempo
forjando el cortejo al soplo del polvo
con la nueva angustia en flor...

***
Cuando el aliento se viste de blanco
en el fondo del alma viaja un cisne
de flores de verano con la nieve
entre las jaulas de los nidos ;
esperando los espejos a un reflejo,
del valle, aprisionado por amores, ligeros,
deshilando los collares entre libros.

***
Del fiero desierto la arena desdeña
la estrofa vibrante del labio sereno
una esfinge ilusa de fiebre abrumada
del amor quebrantado en las rocas...

***
Más, ya no pienso en ello, me lo dicen
tus pupilas fértiles de ensueños,
de atardeceres bajo una almohada,
sin el hambre de la lluvia, bajo
la playa en la ventana, cuando ladran
las últimas estrellas en la puerta,
sacando de la esquina un arroyo.

***
Ven y reposa la tierra clama dócil
al que la frente inclina con humildad
del dolor huésped que le dice calla
por las nubes que oprimen la balanza...

***
Ahora dicen, que fría cae la luna
con el fuego, en las entrañas de las dunas
y el ritmo tenue de los gatos, acariciando
los relojes al ondear la brisa con los ecos,
clavando la madera del silencio del encino
por las sombras que se mueven, que se
mueren por la seda, cubierta en miniatura.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

POST DATA:
Información útil

es.wikipedia.org/wiki/Posmodernidad
leer más   
13
13comentarios 101 lecturas versolibre karma: 133
« anterior1234514