Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2327, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Zila

No existe sensación más grande en el mundo que el orgullo de haber nacido en la tierra que amas, el sentir que encajas perfectamente en ella y que no existe otro lugar donde quisieras haber nacido, eso sentió Zila la primera vez que abrió y los ojos y sus padres le dijeron "Bienvenida al mundo". La llamaron Zila que significa sombra y durante un tiempo fue la niña más feliz, pero la felicidad no comparte cuarto con el tiempo y las cosas cambiaron mucho en el país que para Zila parecía ser el mejor lugar para vivir.
El cielo de su casa de tiño de negro, y la noche se hizo eterna para ella y toda su familia, uno a uno de sus vecinos fueron desapareciendo y Zila veía como se quedaba sin amigos con quien jugar. Y a su familia también les tocos emprender el rumbo hacia lo desconocido. Zila tuvo que decir adiós a su hogar, su tierra, sus sueños, sus recuerdos porque en lugar donde solo existe muerte no es buen lugar para vivir. Así fue como conoció el mar y sus peligros, así fue como entendió que la vida no es fácil.
Un día el sol salió sobre sus cabezas y a lo lejos se vio un bulto que sobresalía sobre mar, era tierra, por fin tierra, al menos sus ruegos fueron escuchados por aquel que desde arriba todo lo ve, todo lo escucha y todo lo oye, mientras todo veían con alegría aquel puerto que parecía seguro, Zila veía cambio y el duro de tener que empezar de nuevo en un país donde no se sabía si serían aceptados.
El tiempo pasó y Zila jamás volvió a su pueblo, jamás dejo de sentir que había dejado un parte de su ser en otro lugar, que a miles de kilómetros dejo una vida. Ahora mira el mar con los ojos enjuagados en lágrimas, el mar le responde con una ola que trae el aire fresco de su antiguo pueblo. Hoy la vida es diferente para Zila y su familia pero nunca olvida de donde vino, porque eso es parte de su historia, hoy nacen flores donde antes hubo espinas y el cielo de Zila tiene otros colores, hoy los malos momentos son parte del recuerdo.
En un mundo donde sobran las guerras, viven niños y niñas como Zila que tienen que abandonar sus hogares y muchas veces son separadas de sus familias, en ese mundo vivimos y a veces miramos para otro lado para no verlo, me niego a dejarles ese mundo a mis hijos. Cada día son y más las inmigrantes y refugiados, los abandonados, los desalojados los que tiene que dejar y partir hacia otro país, la mayoría obligados por las guerras y la miseria. Zila puede ser cualquier niño o niña.
Existe una gran valentía en aquellos que dejan lo que tiene por una esperanza de vida, existe una gran enseñanza porque volver no es lo difícil, lo difícil es tener que partir sin saber cuándo se podrá volver.
leer más   
12
7comentarios 47 lecturas concursobac karma: 128

!!!Esclavo Fiel¡¡¡

Aun recuerdo aquella tarde
en la que por vez primera te ví
tu mirada encegueció la mía
tu saludo quemó mi piel

Cuanto impacto causaste a mi vida
la vez primera que te llegue a ver
el deseo corría por mis venas
literalmente... quemaba todo mi ser.
____Diosa del eterno cielo___
Ángel que desde allí has bajado
déjame amarte por siempre
déjame estar a tu lado

Déjame recorrer tu cuerpo... y amarte
que el fuego que recorre mi ser
encienda la llama
de tu amor sagrado

____Probar de tu néctar____
y recorrer el universo entero de tu alma
Posarme en ti
sentirte y hacerte mía
como nadie mas lo haría

!Déjame aunque sea un instante
ser vasallo de tu ser
dejame aunque sea un instante
ser tu esclavo y serte fiel¡

Pablo J. Aguilera G.
leer más   
8
6comentarios 38 lecturas versolibre karma: 111

"Pasión" (jotabé con estrambote)

Las noches fueron... el edén eterno
paraíso prohibido, nuestro infierno

nos entregamos a nuestros pecados
por la lujuria fuimos alcanzados;
nada importó, nos sentimos amados
nuestros cuerpos desnudos, enlazados

fueron testigo, de la enardecida
pasión, en nuestras pieles ejercida.

Tu avidez, con la mía ¡Oh, lo discierno!
Tú y yo, totalmente compenetrados
la noche nos miraba enfurecida

por la pasión surgida
entre dos seres que mucho se amaban
compartiendo la cama en que se ansiaban.
leer más   
12
9comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 134

El jardín de los locos

En el jardín de los locos
aprendí el arte de ser
esculpiendo mis noches de sueños
di a mis instintos poder...
alumbré este mundo incierto
y recordé...
recordé que el camino andado
resultó casi eterno
y que fue la noche de hielo
la que me trajo hasta él.
leer más   
19
9comentarios 73 lecturas versolibre karma: 138

En mil pedazos de un olvido

Lo han destrozado
la luna bajo la sombra es testigo
se esconde en la penumbra
enmudecido por el ruido de la lluvia bajo su sombra.

La tierra está triste por esos sueños perdidos
el alba ha caído en la batalla
en la vana noche lejana
con un reloj despuntando el tiempo que calla.

El polvo que fue piedra
ahora vuela hasta hasta la memoria
llora en su desasosiego
es soberbia irreversible en una tarde oscura.

Queda una joven muerte, sin belleza
sin la esperanza de aliento de los mortales
ciega y fugitiva
como el recuerdo eterno de un día que acaba.

La noche ya no rinde tributo como antes
está cansada
en los ojos refleja su cansancio
son sueños pasados que no volverán jamás.

Solo el verdadero amor no se olvida
por su sonrisa, sin un corazón traicionero
por pedir lo que busca
como si de veras no sintieras el tiempo.

Sin misterio y perdón, solo un pasado
perdiendo el ancla y navegando hundido,
la brújula la ganaste ayer
al juntar mis pedazos de un olvido.

El Mute
16/10/2018
14
9comentarios 100 lecturas versolibre karma: 137

Allí nos vemos

Hoy separaremos el alma de la mente,
Como separa un carnicero huesos y vientre,
Con una prosa desnuda y peligrosamente adictiva,
Sacada del loco sucio que me domina cuando desciendo...
Con la guitarra , una balada de "Pantera" y la certeza de encontrarte como siempre mirando al otro mundo...
Olvidando que fuiste amigo, te marchas sin ser amado suficiente, sin ser odiado lo justo y necesario...
No hay derrota en esta derrota, no hay más lagrimas ya para la muerte ni más gritos desesperados que alimenten su ego desmedido,
Ya no hay nada, y sin embargo todo sigue, tú mordiendo la tierra y yo caminando erguido,
Tu rostro, olvidado ya a fuerza de dolor y podredumbre, de laxitud en la condena y palidez de flor extinta, tu rostro que tantas sonrisas regalaba se encuentra ahora...¡cenizas! ¿Puedes creerlo? Sin parpadear el mundo soltó una bofetada asesina y maldita, -vaya si fue maldita- ,que rasgó tu espacio-tiempo dejándolo frío y sereno, neutro, eterno y cíclico.
Tú vives más allá , en otra espiral de vidas y sueños , donde las caracolas no dicen ya más tu nombre y la espuma del mar no ahoga los deseos.
Allí donde el Parnaso se mira hacia abajo, allí descansa tu noble ser de alegría infinita y de amor verdadero. Allí nos encontraremos, amigo que nunca consigue borrar el olvido...
Allí nos vemos , allí seremos de nuevo niños que juegan a ser famosos y dan conciertos y fuman porros para reírse y estar contentos. Allí nos vemos, querido amigo, allí nos vemos...
leer más   
4
3comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 68

Laura

Un poema , Una lágrima
Te confunden en el atardecer
de un caduco recuerdo de un tiempo
que nunca quisiste desaparecer.

Forjarte de las penumbras
en la confusión de un tiempo
que parece eterno
porque llevas contigo ese espíritu materno.

A sabiendas de tu alegría
de sonrisas que esparces como semilla
sobre un fango de esperanzas
florece aquella mujer
la mujer que jamás descansa .

Tus palabras sanan, tus palabras curan
son un viejo libro de lecturas
que cruzan fugaces los campos espigados
viajan donde nadie ha llegado
y fecundan los desiertos olvidados
donde germinan los nuevos sueños
que los haces realidad solo con tu empeño.

Al mirar al cielo
contar cada una de las estrellas
ver en las nubes la forma de tu nombre
junto a cada una de ellas
observar extender tus alas
donde asoman tus recuerdos
entre poemas y escritos
de aquel roto cuaderno.

Tajar los rayos del sol
que marcas al amanecer
contemplar el espectáculo radiante del aura
saber que existes y eres real mi querida Laura.
leer más   
5
2comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 60

Domingo

Se escribe con más calma, se sabe que no habrá prisas, con un poco de suerte lloverá y tendrás la melodía perfecta.

Siempre he creído que el domingo es el día en donde las almas descansan, en donde nos tomamos un descanso del tiempo y de las sombras del desamor, el domingo encuentro la paz que en los otros días no, el domingo me sabe a que todo estará bien. Me abrazo a él para sentir que será eterno el descanso, me siento segura con él del brazo.

Los domingos me hacen escritora por el simple hecho de serlo, no necesito café ni tabaco, solo necesito la calma del día sin importar qué se este viviendo, el domingo me siento inmune a las flechas de cupido, ese día solo necesito ser yo por la necesidad de serlo, los domingos no hay mascaras, no hay disfraces, solo estas tú frente a ese día que aparentemente nadie quiere vivir, el domingo es conciencia y filosofía.

El tiempo se detiene, el domingo no hay rencores, el domingo parece ser el reflejo perfecto de lo que deberíamos ser, domingo no dejes de ser lo que eres, no dejes sin tu abrazo a las almas que necesitan descanso.
5
sin comentarios 38 lecturas relato karma: 42

Poémame incandescente (colaboración @vsmc2002)

Poémame está que arde
hemos encendido hogueras
difíciles de apagar;
que opacan vanidades
que esconden alardes;

Es verdad cariño,
¿qué podemos hacer?
dice un dicho
que el dinero y el amor,
no se pueden esconder...

Pasajeros de un mismo tren
en nuestras noches de aquelarre
aquellas donde el paseo por CDMX
hiciera que soñara con besarte

Y donde en cualquier oscuro rincón,
dejamos aquel ritual de espejos
y miro tu voz de frente
que me hace desvanecer
hasta el amanecer...

Lágrimas derramadas
sobre inexistentes cálices
susurros intermitentes
que surcaron los aires

Abriendo horizontes que
no tienen principio ni fin
pero en el punto medio
hicieron encontrarnos...

Besos prometedores
que no nos dejaron
incólumes,
en un tranvía de deseos
que partía cada tarde

Y que de tanto delirar
Buscamos cada mañana
Encontrarnos en el
mismo lugar...

Tú en Ciudad de México
y en mi añejo corazón
contando yo las horas
para subir al avión

Esperándote en el
Umbral de las esperanzas
pretendiendo anidarte
en mi corazón...

Tú en Montevideo
encendiendo mi pasión
con promesas adornadas
por el tic tac del reloj

Al que una vez
sentados frente a frente
decidiremos perpetuar
en una sola dirección...

Vestime de orlas nacaradas
para avivar tus deseos
de mi abuela anillo de plata
hecho de diamante su camafeo

Donde en dicha piedra lleva
"Nuestro amor"
como relieve eterno...

Gargantilla de oro
mi más preciado tesoro
que guardaba primorosa
cual si fuera una rosa...

Así superando tu pasado
y el mío, conjugando el
verbo amar, en el libro
nuevo de historias Infinitas...

Maestre en el viejo arte
de envolver con palabras
en esas tardes aciagas;
púseme camisa almidonada

Cuyo cuello perfumado de
tanto sollozar, me permites
con mis labios besar,
enredando mi silencio
y tu penar hasta esas
tardes apaciguar...

Con traje y corbata,
de charol mi calzado
buscando te gustara
mi sombrero alado...

Desde luego, Caballero¡
No obstante, para la noche
en la cima conquistar,
mi estremecer, es suficiente
de tu interior, ese,
tu sutil destello...


L & V

CDMX - 13/10/2018
leer más   
16
20comentarios 129 lecturas colaboracion karma: 135

Desde que cogí tu mano

Que importa el tiempo
si el amor es eterno.....
leer más   
16
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 123

Voluntad de Amor

Lágrimas de ácido
Destruyen nuestro amor
Bajando sin miseria
Hasta mi corazón.

Un dolor de cabeza
Abruma nuestros recuerdos
De aquello momentos
Que juramos amor eterno.

Sin aviso
Van parando mis latidos
Es por que sin ti
Yo siento un vacío.

Recorriendo tus labios
Me transportan al cielo
Es como volar
Sin un descenso al infierno.

Buscando un instante contigo
Finalizando nuestro destino
Pensamientos vagos
Terminando a tu lado.

Un futuro incierto
Esperando en el presente
Estaremos juntos
Cueste lo que cueste…
5
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 60

Tu y yo ( Senryu encadenado)

Exhalé anhelos
acariciando tu piel,
besé tu boca

llena de fuego,
de amor desesperado,
y me fusioné,

me empujé vida,
soñando amor eterno,
bebí tus sueños,

labios húmedos
de cielos encubiertos,
moviendo brisa

entre tu cuerpo,
buscando los te quieros,
Y fuimos uno.

Angeles Torres
leer más   
22
11comentarios 81 lecturas japonesa karma: 125

Descrismarse Evanescente... (Cuento Experimental Neosurrealista)

DESCRISMARSE EVANESCENTE
_(Cuento experimental neosurrealista)_

Subió al lomo del viejo libro y rodeó la mesa,
de camino hacia el librero. Le acarició suavemente
con los dedos temblorosos. No tardó en llegar al
rincón por la cadena de penumbras que separaban
las sombreadas paredes por la moribunda flama
de aquella lámpara agotada. Una cabeza de lagartija
pálida salió suavemente como las plumas del gallo
declinando cantar de noche a la luna a medias entre
las piedras sobre las hojas más qué otra cosa...

Había qué pensar no solo en el dinero de la renta,
sino en la comida escasa al borde del camino
justo para cualquier hambre desesperada de la
impaciencia qué no se sacaba ni siquiera del bolsillo
más roto por no estar destinado a liberarla cómo siempre
antes de las primeras palabras.

Esta carta era de las qué no pedían mentiras
qué puntualmente le proporcionaba el más moderno,
y avanzado desempleo. En el gozo perdido de la vida
humedecida como arena desterrada que abrasa el
sol, y refresca las angustiosas noches. Dónde los
viejos sueños huyen como ruedan las hojas secas
por las brisas perdidas de los otoños cargando las
tardes en la sed del alma, niebla trás niebla.

No dejaba de correr de puerta en puerta violentamente
capturando el miedo de las ventanas en caso de caer
un meteorito... Allá, cual mariposa qué en los volcanes
se acrisola con las amarguras franqueadas por el buen
sol de los primeros días contemplando la tristeza
clandestina, haciendo contorsiones ávida de inmolar
ídolos solemnes de bronce sin rumbo ni veredas.

En aquel tiempo se produjo una pausa, y el vacío había
puesto su peor cara por algo qué nada tenía qué ver
con el asunto. Había sido un día fructífero, encontrando
muchos casos igualmente desesperados, urgentes
e ineludibles... Bien sabía qué con el paso de los años
esto será cada vez más difícil de olvidar, en las escalas,
en las nuevas formas de recordar, y con la simulación
del equipo adecuado el motor del mismo dejará su lugar
a uno distinto más allá de los sistemas de frenos frontales
qué con el tiempo no han querido modificarse. Entrando
en el futuro totalmente desarmada la consciencia, y en
partes múltiples fragmentada la más mínima atención.
La noche en miniatura corría por el bosque soberano,
buscando un consejero en el difraz de una almohada.

Así qué...
Recogió las goteras del techo, dobló la tierra del piso,
y cubrió el frío con los agujeros de una raída cobija en
el punto central dónde el desaliento aprieta la debilidad
de las noches anteriores. Pensaba irse al olvido de la
región desierta aislado en una lobreguez amarga.
No se permitiría consumirse en una lucha insana entre
las ramas indiferentes al deshojar sus flores en la cumbre
del granito de los pájaros sin trino, ni fundirse en los días
por el desconsuelo qué postra al mismo eco ruinoso.

Pasaba del olvido reciente a los viejos recuerdos recostado
como la espuma magnífica y distante allá en el valle del
fondo anochecido... Y se decía, vaya forma de alivio.
¡Mañana será otro día!... Y claro, con el desnudo torrente
y la fugaz sombra del sol en retirada en los empedrados,
con el desenlace inevitable cubierto de esperanzas en su
guarida... Estiró un bostezo sobre las piernas para demostrarse
lo qué nunca había soñado por falta de una perfecta toma de
consciencia de la decisión...

El insomnio sería completo proliferando de día, y agarrándolo
de los pelos en la prolongación de las nubes, en la rápida carrera
al colchón recorriendo las vagas siluetas de carcomidas esperanzas,
y cuándo esa primavera llegaba destrozando al invierno con sus
verduras, sin la piedad campesina del tamaño de unas gotas de
sobresaltos queriendo saludar la imagen deteriorada del espejo
indiferente, cuándo la angustia es tal qué se anticipa a la eternidad
más próxima y con más vitalidad.

Evanescente y racionalizando el dolor inmediato al morirse
plenamente, y adquiriendo las cualidades acumuladas por la
inmensidad de una acción hábil qué se capta instantáneamente
por el gesto clásico al percibir la importancia de la propia inexistencia.
La noche era cada vez más íntima en la profundidad qué estremece
y sacude las mismas procesiones de las pesadillas decoradas.
¡Y estaba sumergido en el descrismarse!...
Lo qué significa la libertad absoluta, distinta, totalmente transformado
fuera del tiempo dónde subyace la tristeza infinita... La tristeza de darse
cuenta de qué uno ya no es el florecimiento del ocaso, ni relativo, ni
comparativo, ni resultado de la influencia ambiental qué implica el
sometimiento al cruel sistema caduco...

Así transcurrió largo tiempo durmiendo en el sublime estado en qué
se encontraba, y pudo inventarse nuevamente en el peltre despostillado
de la vasija qué abrigaba su reciente incorporalidad, flotando al retornar
al botín de cosas inútiles qué se adueñan aniquilando la esencia de
los últimos indicios del orden... Con la luz de una sonrisa perdida.

___Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=12758 © Latino-Poemas
leer más   
12
6comentarios 47 lecturas relato karma: 125

vibración en tu sínfisis púbica

Tus palabras son
toques fugaces
de la eternidad
en la profundidad de mi alma,

mientras trato de navegar por las
minas terrestres y los
relojes rotos, intentando
dar sentido al infinito,

pero sabes que nunca nos enseñaron a
pensar más allá,
de la serpiente en el jardín de Edén,

la noche corre en nuestro
torrente sanguíneo y
nuestro corazón está hecho
de rayos de luna,

en lugar de correr
aprendimos a bailar
con las sombras
a devolverte la sonrisa
sin parpadear
en el vacío infinito,

tienes alas de ángel,

puedo ver el sol en tu sonrisa
mientras la luna se asienta en tus ojos,
por la vibración en tu sínfisis púbica,

el cielo y el infierno
derretidos juntos
es el campo divino
aún no muy definido por ella en
enésimo grado haciendo que
sus bordes sean más nítidos para
el placer,

enviando luz caliente, al hormigueo
de ambas arterias de mi corazón.

La lluvia rebota donde una vez se asentó la
luna y se ilumina llenando el vacío
con miedo,
todo lo que puedo recordar es el olor a
a tu piel, justo después del fuerte estallido
cuando las nubes cantaban la canción más alegre,
y me despertaba cubierto de sudor.

Che-Bazan.España
leer más   
7
4comentarios 64 lecturas versolibre karma: 110

Romance perpetuo

Desconocidos que desprenden aromas
tejiendo en sueños su nido
nido que albergará arrullos
cuyos dedos dormirán entrelazados

Mientras ansía esa noche
ella baila al son del viento
a veces con la brisa de la caricia
otras con el vendaval en sus carnes
moldeando los pliegues de su vestido

Él, la espera paciente
sentado en el andén del tiempo
sabe que acudirá a su cita
embelesada por sus miradas

Y sellarán su romance perpetuo
en el monte del Olimpo
fusionando sus pieles
con el beso de la eternidad
leer más   
9
6comentarios 84 lecturas versolibre karma: 110

Sin ti

I
Dice una leyenda
Que el amor no existe
Por eso fue doloroso saber
Que fuiste tú la que no existió
Y mi corazón tú lo destruiste
Duele saber que fuiste
Tú la que no existió
Lastimando a este débil corazón.
II
Por eso hoy
Me encontraba solo
Muy triste estuve intentando
Recordar que fue lo que paso
Intento saber porque
Te estoy buscando
Necesitándote en cada
Verso que te escribo
Te estoy buscándote para
Tener un momento a solas.

III
Intento saber porque te estoy
Necesitándote en cada momento
Agarrándome fuerte a el pasado
Buscándote en mis recuerdos
Más infelices sabiendo
Bien que nunca volverás
A miii..
lV
Tú ya me perdiste
No entiendo porque dices
Tu que yo fui el que te perdió
Si solíamos pasar aventuras
Que nadie se imaginaria
Porque fuiste tú la inspiración
De mi vivir.
Ya no sé qué sentir
Ya que tú no estás aquí
No sé nada de ti
Porque tú no quieres
Estar aquí
V
Intento pero no puedo sacarte
Porque te siento muy
Dentro de mí que siento
Necesitarte en cada
Verso que te escribo
Me siento en otro mundo
Donde tú no estás allí
En Aquel lugar no hay felicidad.
Vl
Podíamos aversivo felices
Pero tú te preferiste marcharte
En busca de un amor ya que
Lo que teníamos los dos
Era una relación monótona
Que solo hacía daño
Al alma no se sentía
Nada de sabor ni felicidad
Solo con daños al corazón
Pasando facturas al amor que
Aquella vez existió entre los dos.
Vll
No me puedo explicar el
Porque te estoy buscando
Necesitándote en cada momento
Y verso que te escribo
Estoy buscándote para
Tener un momento a solas
Como aquella ves en el la
Plaza del amor en la que
Yo te jure amor eterno.
Vlll
Ya no sé qué sentir si tú
No estás aquí no sé nada de ti
Porque tú no estás aquí
Siento que puedo morir
Porque que tus labios son la
Cura para este corazón destruido
Que solo busca refugio en tu
Mirar y no sabe vivir sin ti
Porque eres mi inspiración

lX
Regresa a mi regresa a mi
Cambiaria todo lo que fuera por
Ti intentando no retroceder
Aquella ves que tu te fuiste
Y me dijiste que lo de los
Dos nunca podría ser.
X
Hoy veo con claridad
Que tú nunca te pudiste
Ir ya que nuestras
Almas fueron unidas por
Un hilo rojo que se
Nos unió al nacer
Regresa a mi regresa a mi…….
By : JOSUE VIVAS
JS
leer más   
4
1comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 54

Aprendimos... (junto a @Satanasisalive_)♡

A ordenarnos los amaneceres,
a servirnos los besos,
a saborear el café
en nuestros labios,
a verter el amor
en un tazón de sexo.

A creernos,
que la piel
también sabe de memorias,
y que la eternidad
es una utopía
hecha a la medida
de una maleta.

Que las noches
también ríen,
y que,
no hay mejor forma de caer
si no es
en nuestras bocas.
Que el mejor lugar para un poema
es en nuestras pieles,
en ese lugar
donde nuestros cuerpos
solo saben de pasiones.

Que nuestros brazos siempre
serán abrigo
y estos cuerpos
un cálido lugar
en los días de invierno.
Que un día,
llegamos
como quien no anhela
huida
y espera quedarse


así fue...
leer más   
15
5comentarios 102 lecturas versolibre karma: 113

Vacío

Vamos, grita
en vano, el sonido no viaja
en el insondable vacío metafísico,
cosmonauta, crea un sol onírico
o si no, frio y solo, vaga,
sin astro, sin tierra, sin órbita.

Pero no…
no caigas,
en su sueño delta
de hibernación eterna,
sólo calla,
si…

Vamos, calla…
¿lo escuchas? es tu alma
en el insondable vacío metafísico
el silencio es la lengua de lo lírico,
ve… sin su norte, sin su hogar, sin su alba
rompe ya el orbe, y con él, la cuarta pantalla.
leer más   
12
12comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 113

No soy poeta

No soy poeta por esto que escribo,
de serlo… soy por lo que llevo dentro!,
por todo lo que en el alma siento
y me alimenta de esperanza vivo.

Lo soy por el canto a tus bellos ojos,
que descubren la belleza del amor…
por tus labios rojos de suave dulzor,
que tienen mi corazón de hinojos,

también lo soy… por las caricias leves,
como suave suspiro angelical
…y ahora con ellas me sostienes…

si… son tus manos de toque celestial…
Lo soy por que en este instante vienes
a mi lado… por toda la eternidad…
leer más   
3
sin comentarios 18 lecturas versoclasico karma: 49
« anterior1234550