Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 137, tiempo total: 0.005 segundos rss2

"El don de las lágrimas" Autores: @CorazónDeFlor y @carlosmolina012

Érase una vez
allá lejos en el éter
donde se unen
todos los planos.

Una lagrima valiente
que sonriendo
quería ser tan solo
una sonrisa.

Ahí en donde
los quebrantados
esperan a que pase
generosa la cabra Amaltea.

Justo ahí
bajo el árbol astral
padre de todo lo pasado
lo presente y lo futuro.

Hay un jardín lejano
y escondido, donde duermen
muchas almas
entre las flores.

Y no perecerán nunca
aquellas almas poéticas
somnolientas que renacen
en la aurora rosada cantando arias.

Un diluvio de caricias
las empapa hasta extasiarlas
las vuelve blancas, las vuelve eternas
en esta alborada diáfana.

Donde los colibríes
son de seda turquesa
aleteando vivaces
a tan prístina presencia.

Rayos de oro
de un sol generoso
que no quema
que no lastima.

Resplandecerá sobre
estos pétalos bañados
en finos besos
de ternura infinita.

Brotando el bálsamo
del perdón
en los deshojados lirios
que derramaron su don de lágrimas.



Pintura: The Vision of Endymion
Por: Edward John Poynter.


Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos

Carlos Luis Molina Lara
Guatemala

2018
leer más   
18
17comentarios 142 lecturas colaboracion karma: 112

Nican Mopohua

(«Nican Mopohua es el nombre del relato en Náhuatl
de las apariciones marianas de la santísima Virgen en México,
bajo la advocación de Guadalupe,
que tuvieron lugar en el cerro del Tepeyac»)

A tus pies camino con calma
por terreno yerto atravieso
con un soplo de silencio
que abate, hunde
agobia y entristece.
Solo el sol me consume
y voy hacia ti morenita
con la gracia de Dios.
A pedirte por los sufridos
por los enfermos que gimen su dolor
por las parturientas
por los niños y ancianos abandonados
por mis heridas no sanadas
por este corazón doblegado
a las angustias.

Virgencita de Guadalupe
Patrona de México
y señora de los inmigrantes. 
Tus hijos que cruzan las fronteras
huyendo de las manos impías
que descalabran los erarios públicos.
Oh, virgencita de tu fruto hermoso
germinó la más prístina semilla,
el vino que deleita mis cansados labios
el Jesús ungido.
Oh, virgen cuida de los enfermos,
de los desvalidos y de las aves cantoras
de mi árbol de almendro.

El sol sigue destilando mis manos
con un roció perenne
solo tu imagen de Madre buena
de Madre sencilla
me lleva hasta tu tribuna
anfiteatro de plegarias dolientes.

Madrecita celeste y azul destello
mis manos ya te alcanzan
la muchedumbre te abraza
y nada es imposible para ti
hoy tu pueblo te canta las mañanitas
y las guitarras, hilos de acordes
se afinan con armónicos divinos
y los Ángeles corean la gloria,
el Dios salve, la concordia
y la unión entre nosotros.

Madre ya estoy frente a ti
me reconoces en este presente existencial
soy una caverna de huesos y músculos retorcidos.
Soy tu hijo encarnado pecador
con un hambre infinita de fe,
de certeza por tú milagrosa convicción mariana
dulce presencia y amorosa indulgencia
me envuelvo en tu regazo,
en tu asilo sacramentado.

Perpetua y amada señora
reverdece en mi Alma los lirios azules
que desde niño me acompañan,
y que en el cascabelero carrusel de mis andanzas
permanecen en completo olvido.

Madre píntame una sonrisa
dibuja en el pórtico de las cruces
las pacificas olas del mar
que mueven mi velero
que en esta tarde de cielo abierto
es llevado a la cálida orilla.

Tú amor y abrazo fecundo me atrapa
en un regocijante frenesí.
leer más   
15
6comentarios 79 lecturas versolibre karma: 112

¿Bloqueo de escritora?, ¿de persona? No quiero creerlo

Llevo unos días en los que no pincho,
Pero tampoco corto,
en los que, sinceramente, no finjo,
Pero, es que... tampoco lloro.

Llevo varios días intentando escribir
Pero siento que he escrito todo,
Como si hubiera terminado de vivir,
O como si me hubiera... Roto.

Llevo varios días intentando calmarme,
Pero no lo llego a lograr.
Ni dando un paseo consigo concentrarme,
Es una sensación extraña y mortal.

Llevo unos días pensando que es un bloqueo,
Un bloqueo de escritora
O tal vez uno existencial de persona,
Aunque no quiero creerlo.

Esti
leer más   
14
6comentarios 102 lecturas versolibre karma: 99

Libertad del ser

Soy consciente de mi,
ante mi misma y el mundo
y se que la nada
ocupa su lugar en el concierto…
Ser lo que no soy, cómo proyecto
de un futuro ignoto que transito.
De cara a un presente inasible,
donde el instante no es perpetuo,
sólo queda proyectarme a contratiempo.
Y cada momento no es más
que construir mi ser y mi tiempo,
ser más allá de lo que soy ahora,
porque el ahora quedó atrás rápidamente,
ir hacia lo que puedo ser.
Lo que aún no soy es mi camino,
decidir constantemente mi existencia,
desde mi libertad que es mi condena…
y cada segundo es el que marca el ritmo.
Eligiéndome a mi misma,
dándole sentido a mis acciones.
Libertad que me mece
en un vértigo existencial,
en el absurdo, en la angustia,
en la náusea…
Libertad, más no tan libre,
ya que no puedo reusarla;
ejercerla es nada más que mi incumbencia.
Soy lo que soy y lo que me hago,
un proyecto que escojo por mi misma,
comprometida con mi libertad a la que amo
y responsable de ella,
ante ti y ante el mundo.

A.B.A 2018 D/R
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
10
7comentarios 110 lecturas versolibre karma: 111

Crónica de un adiós frustrado

Solo caminó durante la tormenta. Desde lejos lo miraron todos en un silencio grosero e insensible, era más fácil pasarlo por debajo de la lupa de su jodida escala de valores que preguntarle qué pasaba. Y al final sus "valores" de nada sirvieron para la lectura y comprensión de los hechos.

Tuvo tiempo de irse de a poco sin que nadie lo notara. Se despidió, nadie lo entendió.

Pidió ayuda y nadie supo traducir en sus palabras catalogadas de intransigentes e "incapaces" lo que de fondo era una petición de auxilio.

Sus ganas de no dar explicaciones buscaban ser escuchadas. No encontró a quién decirle nada. Todos estaban demasiado ocupados en su propia vacuidad.

Pidió ayuda a la luna, ésta lo escuchó, pero no le contestó. La amagó, también lo ignoró.

Náufrago emocional en un mar de dudas, insatisfacción existencial y de sueños rotos, en un último intento de pedir ayuda buscó al Todopoderoso quién tampoco le respondió desde su eterna generosidad.

Las noches lo vieron consumirse en pensamientos, en sueños en los que siempre volvía al lugar donde le hicieron esa herida que sangraba más que cuando la hicieron.

Un día como a la Una de la tarde, su espíritu lo abandonó. Dejó que su cuerpo siguiera la agenda del día en automático. No hubo licor que le arrancara ese vacío del alma. Nunca hubo una caricia que pagara las que quedaron inconclusas cuando niño.

No fue un hecho en particular. Fue su vida toda dada al traste, programada para perder la que lo llevó a decidir mejor largarse.

Y allí quedó, en medio de la nada. En un vacío peor del que dejó. En medio de charlas que pudieron terminar con un abrazo. A punto siempre de todo y que el todo se convertía en nada.

Allí se dio cuenta que había cometido el peor error de su vida... Haber vivido a donde no había sido llamado. Por estar donde siempre sintió que estuvo de más. Entre "amigos" que nunca los sintió propios. Con una familia que lo trató como a un enemigo. Un clan que había fracasado como clan al dejar solo a uno de los suyos hasta que éste se perdió.
leer más   
6
1comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 92

Vacío existencial

Soy prisionera en la presa
de mi desierto sin agua
esa gota salada
en el río estancada
Soy mi todo a sabiendas
que soy poco en la nada
quien anda y se para
y hablando se calla
Soy el nervio con calma
y la humedad disecada
Soy un alma varada
que se ahoga en la playa .......
leer más   
16
12comentarios 75 lecturas versolibre karma: 102

Vacío existencial

Cuanto más observo las estrellas
más insignifacante me veo.
leer más   
17
14comentarios 110 lecturas prosapoetica karma: 124

Poema dedicado a Ángeles Torres @Angeles_Torres_Torres en su cumpleaños « 20 de Noviembre »

En algún lugar de la mancha
en un punto extraviado
del mapa peninsular
y por muchos puntos inflexivos
que marqué en la cuadratura
sus huellas no logré ubicar, 
es un misterio provenzal.
En la cartografía de la castilla medieval
quizás por ahí debo comenzar.

En fin en algún punto de la esfera
vive una hermosa e inteligente poetisa
de hablar claro y locuaz
de carácter intuitivo y sutil
es todo un torbellino su andar.
Su brillo nos eclipsa
desde hace tiempo la sigo
como el otoño persigue la hojarasca
como la gaviota persigue su colonia
como él jilguero persigue a su amada
y como la araña con su ingeniería moderna
recorre su telar en el rincón
donde crecen mi jardín de girasoles.

Me pierdo en su melodía de juglar
en las cadencia de sus rimas
en el decantar de su verso libre,
alazán de fina estampa,
que atraviesa el valle azul
con su prudente transitar
llevando su receptáculo de cristal
donde yace su ingenio sin igual.

Hoy está de cumpleaños Ángeles Torres
una fulgente amiga escritora
que ya es referencial
encarnada en un valle de aromas;
puedo oler…desde aquí
a mil millas de su hogar
su perfume de hermosa mujer
bañada por un mar
que nos trae la lluvia
el dialogo y el prefacio matinal…

Oh, bella mujer
que a veces te pierdes entre las nubes
de algodón atizando los chaparrones
buscando los arreboles y los cierzos
que como sortijas envolventes
te susurran tu canto gitano y flamenco.

Dulce poetisa de la castilla ancestral
amante de la literatura Quijotesca
a quien admira con dedicación
pues, ve en el Quijote un avezado
soñador atrapado en una dualidad
existencial…

Ángeles feliz onomástico
y que sigas cumpliendo
muchas primaveras más
se que te gustaría haber nacido
en primavera
pero naciste en otoño
y al igual que Malú y Lidianny
de escorpio son
y para que más primavera
si tú representas a esa bella aguada
multicolor.

Hoy existen sobrada razones
para que en tu rato de esparcimiento
escuches el mejor blues
canto rasgado,
desnudo y nostálgico

Felicidades te deseamos
todos tus compañeros
de poémame
a Dios gracias por tenerte
entre nosotros
y nunca dejes esta bello arte
de escribir
con gracia, ardor, simpatía y salero.

Y como dijo el Quijote montado en su caballo rocinante
y al ver los molinos de viento

mientras su fiel escudero Sancho
le gritaba que no eran gigantes.

¡ Non fuyades cobardes y viles criaturas,
que un solo caballero es el que os acomete! 

En eso se produjo un suave viento,
y las grandes aspas comenzaron a moverse,
lo cual visto por don Quijote, dijo: 

—Pues aunque mováis más brazos
que los del gigante briareo ,
me lo habéis de pagar.


(Léase este poema onomástico escuchando un buen Blues…)
www.youtube.com/watch?v=4O_YMLDvvnw
www.youtube.com/watch?v=X70VMrH3yBg
www.youtube.com/watch?v=HzTlB-TjAzM
leer más   
19
17comentarios 97 lecturas versolibre karma: 133

Do tempo profano ao tempo sagrado. (Ensayo)

Do tempo profano ao tempo sagrado.
O caminho.

O indivíduo é o microcosmo ao lado do macrocosmo. Nele confinem poder criador, liberdade e espontaneidade e, assim, se torna um sujeito substancial com individualidade única e independente. Um mundo real em miniatura!. Mas porém como a multiplicidade das forças no macrocosmo é reduzida à unidade pela idéia única do Todo, assim também, acima da individualidade do particular, está a idéia do seu eu melhor, a fim de a vida, dispersa no espaço e no tempo, não desvanecer-se no acaso, no azar, no absurdo e no capricho. Deste modo o homem se alça sobre o mundo e a sua matéria e é levado agora pela primeira, vez a concentrar-se em si mesmo.

Caminhamos para nos reinventar, para nos dar outras identidades, outras possibilidades.
Acima de tudo, ao nosso papel social. Na vida diária tudo está associado a função, uma profissão, um discurso, uma postura…

Mas a natureza mesma desse campo de possibilidades é ditada, até certos limites, pelo mundo em que estou inserto e no qual constituo minha essência, de forma que minha essência depende das minhas escolhas, isto é, eu sou aquilo que escolhi ser, dentro do campo de possibilidades que estava ao meu alcance, a qual se pode conceituar, grosso modo, como um conjunto humano em “ação” num determinado espaço e tempo.

Mas exatamente este momento temporal acarreta dificuldades e estas, vacilações. Ora, admite-se uma criação eterna, mas no concernente apenas ao ato de vontade, ao passo que a-/sua realização se dá no tempo (Clemente). Ora, não é somente o ato de vontade, mas é o mundo, em si mesmo, eterno no sentido que, sem cessar, se realizam novos mundos, a se sucederem de eternidade para eternidade (Orígenes).

Apesar de um mundo baseado na economia, pelos valores modernos, existem outros mundos paralelos que levam a dimensão do ser humano às suas raízes, à sua essência, esse mundo tem sido ignorado, escamoteado.
As experiências são concebidas como coisas inalienáveis e tidas privadamente — ninguém mais pode ter minha dor, senão, no melhor das hipóteses, apenas uma dor que é qualitativamente, mas não numericamente, idêntica à minha. Elas são também concebidas como coisas epistemicamente privadas — apenas eu realmente sei que aquilo que tenho é uma dor; outros podem, no melhor das hipóteses, apenas achar ou suspeitar que tenho uma dor.

Perguntarmos se a vida tem sentido quando a vida parece correr-nos mal não é necessariamente levantar uma questão filosófica: pode ser uma maneira de exprimir a nossa frustração temporária. Mal as coisas recomecem a correr-nos melhor, a interrogação eventualmente desaparecerá.
A fé é a expressão máxima da liberdade humana, sendo o único caminho que leva à certeza existencial e à transcendência do ser.
Uma imagem mental ou representação não pode satisfazer esta exigência. Não é possível perceber uma imagem mental (mas apenas tê-la). Tampouco se a pode assentar na realidade externa para se fazer uma equiparação boa ou má. É possível dizer-se que as cortinas são da cor que se imaginou, mas não por comparar-se uma imagem mental (uma coisa que logicamente não se pode ver) com as cortinas visíveis.

O realismo ingénuo, que é frequente entre pessoas pouco informadas, segundo este ponto de vista, o mundo é sempre exactamente como aparece.
Reconhecemos a existência do mundo real e afirmamos que a sua existência não depende de um observador. Ao mesmo tempo, reconhecemos a contribuição do próprio observador para o processo da percepção.

A visão que o observador tem do mundo é necessariamente imprecisa, porque o sistema sensorial do observador limita a informação disponível ao mesmo tempo que aumenta essa informação.
A consagração ou a sacralização da matéria, a passagem do tempo profano ao tempo sagrado como diria Mirc Eliad, que fala do tempo profano e do tempo sagrado, essa sacralização do lado existencial.

O tempo que vivemos é o tempo consumista, que consome o homem e onde parece que a única saída é a morte. Há um tabu relacionado com a morte, vivemos numa correria e esquecemo-nos que há outros valores fundamentais à existência, e muitas vezes caímos naquilo que já no início do séc. XX era o Nihilismo e Existencialismo, só que hoje está muito ligado a toda a esfera económica do consumismo, e as pessoas viverem para cada vez terem mais coisas.
O facto de sermos ricos e estarmos a ficar mais ricos não aumentou a nossa felicidade.
Por essa razão, muitas pessoas estão a trocar a satisfação obtida com os confortos materiais pela satisfação obtida com o envolvimento em actividades com sentido.

O homem é um ser cuja essência está ligada e depende diretamente da potencialidade que é o indivíduo, ou seja, o homem, a cada instante de sua existência, pode agir e comportar-se das mais diversas formas.
Mas sentir dor ou alegria e não o demonstrar não é ocultar alguma coisa. Alguém oculta seus sentimentos quando deliberadamente os suprime (tal como alguém oculta seus pensamentos guardando seu diário preso a sete chaves, e não meramente pensando e não revelando seus pensamentos).

Quando alguém exterioriza uma dor de cabeça, quando expressa um prazer, ou quando diz aquilo que pensa, não pode ser dito que os correspondentes enunciados são meras palavras e que o interno ainda está oculto. Falar do interno é uma metáfora. Deve-se tomar cuidado ao procurar um interior por detrás daquilo que nesta metáfora é o interior.
É errôneo pensar-se que saibamos como as coisas são conosco internamente pela faculdade de “introspecção”. Antes, podemos dizer aquilo que sentimos tal como podemos dizer como as coisas nos causam impacto perceptivelmente, dizer aquilo que pretendemos, imaginamos ou pensamos.

Assim, certo está que nossas ações e escolhas, mormente na medida em que consubstanciam a essência do ser, são influenciadas ou ligeiramente condicionadas, além de estarem contidas em um campo de possibilidades que a elas está, também, relacionado. O valor é uma propriedade relacional: só os agentes cognitivos são capazes de valorar. E o universo não é um agente cognitivo.

A expressão articulada do interno não é como a manifestação de autoconhecimento, mas é verdade que uma rica vida interna é uma prerrogativa de falantes de uma língua.
A racionalidade pode permitir-nos determinar os meios adequados à prossecução das nossas finalidades últimas sem que estas sejam, em si mesmas, racionais ou irracionais.

Assim, o mental é essencialmente privado, conhecido strictu sensu apenas pelo seu portador, e o privado e subjetivo é mais bem conhecido do que o público.
Como dissimulação e fingimento são sempre logicamente possíveis, não se pode nunca se estar certo de que outra pessoa esteja realmente tendo a experiência que ela pelo seu comportamento parece estar tendo.

Nomeadamente, indagando antes não se eu posso saber das experiências dos outros, mas sim se posso saber de minhas próprias; não se posso entender a “linguagem privada” de outra pessoa em uma tentativa de comunicação, mas sim se posso entender minha própria suposta linguagem privada.

Tratam-se, portanto, de abstrações da inteligência, reduzidos à materialidade das palavras. Apenas os nomes são universais, as coisas nomeadas são sempre singulares.
As previsões coletivas são sempre previsões de possibilidades, porque por exemplo, na linguagem da física quântica tudo é uma possibilidade, está sempre tudo em aberto, depende de nós e da maneira de olharmos para as coisas, nós é que vamos determinar o campo da experiência.

Ademais, minhas escolhas nunca são puramente livres, porque todo ato volitivo é sempre influenciado, com maior ou menor grau, pelo mundo em que estou inserto e no qual me determino. Mas exatamente a idéia é o verdadeiramente indivisível e eterno; e isto abre pela primeira vez o caminho ao pensamento que a nossa verdadeira individualidade, na terra, só se nos realiza no nosso próprio eu.

Conclui-se que ninguém mais poderia estar no mesmo estado cognitivo que ela está e deixar de ver que a situação exige aquela determinada ação. Se alguém não consegue ver que há uma boa razão para agir de uma determinada maneira, isso só pode ser porque sua concepção é apreciavelmente diferente da dela.
Contudo, certamente, as condutas de intolerância devem ser combatidas e contidas, pois afrontam, sobretudo, a pluralidade da sociedade, algo de extrema importância, que deve ser defendido.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Del texto y de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=24518 © Latino-Poemas
leer más   
13
4comentarios 95 lecturas relato karma: 108

El niño de azul índigo

En la cima de un cielo azul
escudriño con absorto febril
blancas escarchas
ruedan por el piso,
aromas de cedros cubren
la estancia,
arrancadas de una galaxia
en extinción.

Un niño de azul índigo
emerge como una tromba,
presente existencial,
por el pasillo de la expiación,
rayos del auroral
brotan de sus manos.
.
Un mar taciturno de color ocre lo acuna
y lo instala en un tornasol naciente
su abundante cabellera
el gélido viento la cruza
y ronronea el amanecer
aun vegetado ,
circundado en los postes del camino
en un tiempo sin espacio
crisol de remos.

El crepúsculo bordea al niño de azul índigo.
Sostiene en sus manos la mitra,
y el crucifijo envuelto entre sombras.
Camina con paso inequívoco
relatando historia con total ingenio.

De su boca proceden grandes tribulaciones
y una ráfaga de viento mueve los estantes
repletos de plegarias y vetustas crónicas.
La polvareda blanca graniza
por una fisura del destemplado hierro
nos cubre en un sueño de letargo y arrebato.

En la catedral de los sueños no nacidos
nadie articula palabras,
estamos desnudos desprovistos de ego
llenos de asombro y cejijunto
veo la corona que ocupa
el señor de todos los tiempos.

Y camino a su encuentro.

Con la única conciencia de ser mortal.
leer más   
16
4comentarios 68 lecturas prosapoetica karma: 126

La necesidad

Estoy necesitando de una buena historia para contar
De un buen vino, un buen beso, un buen ocaso
Y no es que no la haya buscado, más bien es que no se han dejado encontrar
Yo como fiel servidora de las buenas letras, que no duermo
Hasta que la vida no me pare un poema
Y que tengo ya los silencios gastados de tanto gritar
Estoy necesitando de un buen adiós, de esos que saben a tequila
Y suena a tango de desamor
Me comprometo a seguir esperando, en el banco de los suspiros
A que pase el tren de las tentaciones, en donde no debo viajar
Pero al que igual me subiré
A no rendirme ante el viento, ante la tormenta, a seguir necesitando
Lo que no me hace falta.
A volver caminar por donde un día, dejé de andar
A volar sin alas y sin ti
A ser menos yo cuando me faltas tú
A vivir de estas necesidades tan profanas y existenciales
A ser poesía cuando solo me apetece ser aire.
leer más   
15
10comentarios 95 lecturas versolibre karma: 121

Zombies

La mano agrietando la superficie
saliendo de su madriguera
buscando el oxígeno para
unos pulmones colapsados de
alquitrán, aquí arriba cuesta respirar.

La tierra no para de llover,
el cielo se reblandece, nada crece
aquí arriba; soterrados,arran-
camos todo de raíz y roemos
lo poco que queda para sobrevivir.

Devoramos todo lo que un día
fuimos, hasta el punto de
desconocer de donde resurgimos,
sin sensibilidad en la carne,
sin fluir en la sangre...

Pequeñas pulsaciones en un cuerpo
dormido de píldoras para calmar
la conciencia de la gente
castigada por imágenes del
demiurgo subconsciente.

Violamos todo lo que alguna
vez intentamos a base
de sangre derramar,
creer y proteger.

Admiramos todo lo que
malinterpretamos, creemos
en todo lo que inventamos
nuestras mentiras son nuestros amos;
otro clavo entierra otro esclavo.

Quemamos nuestros puertos,
ante la realidad nos volvemos tuertos,
sin darnos cuenta nacimos vampiros,ya muertos;
nuestros medios explican nuestro final,
olvidamos nuestros principios, ahora son flashes y resquicios.

Recompramos lo que un día vendimos,
regocijados, siempre nos arrepentimos,
delante del espejo del payaso nos reímos
y sin saber cual es nuestra función
de amarillo llegamos a la última función.

Determinados a nuestro punto ciego
no vemos lo paupérrimo de nuestro ego,
se colapsa en el cerebro el riego
y volver a despertar es nuestro riesgo
porque se sale del parámetro de nuestro sesgo.
12
6comentarios 104 lecturas versolibre karma: 124

La tristeza es tropezarse más veces con uno mismo que con las sombras que nos rodean

Que dolorosa puede ser la vida cuando un verso no llega para vaciar tu océano de miedos
y las inseguridades se arremolinan en torno a tu persona
tratando de encontrar salida a tanto rebumbio de futuros perdidos en el cielo de las dudas.

Aprender a caer es cuestión de la partida,
de este juego de azar y probabilidades que es el caminar a pesar de todo,
sin mirar atrás demasiado
no vaya a ser que la melancolía inunde el pecho
y ya no haya forma de salir a flote remando.

Acertar y fallar
es todo uno en el binomio existencial,
pero que cruenta puede ser la rutina cuando atenaza los instantes de calma,
cuando redundan sobre uno mismo los momentos de perderse,
cuando
por más que lo intentes
no puedes controlar los factores externos.

-Quizás por eso son externos,
porque no dependen de uno mismo-

Pero podría ser todo tan diferente y no dejaría de ser todo un cristo
padre señor nuestro
tiramos el reino de los cielos por el retrete y mejor
porque no había razón para creer en ello,
pero caminamos solos,
con nuestras dudas,
nuestros miedos,
y nuestra ausencia sistémica y sintomática de filosofía en vena.

Y ahí sí que falla todo,
sin religión
y sin filosofía
solo somos inertes cuerpos vacíos
carcasas sin futuros ni sueños
tratados de paz para los periodos de guerra interna
y miles y miles de hogueras ardiendo para cuando ya no hay luz que seguir
en la oscuridad de las miradas rotas.

Tengo un infierno de tinieblas listo para dispararse cuando sea necesario
-y autodestruirme,
convivir con el infierno es lo que tiene,
corres el riesgo de autodestruirte en cuanto lo liberes-.

Tengo un infierno de tinieblas listo para dispararse cuando sea necesario
y utopías y fe a partes iguales
para creer en el colectivo y en el amor propio a uno mismo,
todo lo demás son vacuos intentos de engañarnos,
rebaños de corderos trashumantes que desfilar de norte a sur,
de este a oeste,
cuentos de falsas banderas que nos impusieron,
cunetas de olvido que se nos remueven por dentro,
dolor,
dolor,
y olvido en forma de castigos que nos enseñaron a capa y a espada,
y represión
-así de claro y sin medias tintas-,
décadas y décadas de represión
hasta que callamos del todo por miedo a estar peor de lo que ya estamos.

Que dolorosa puede ser la vida cuando no hay forma de vaciar en el mar un océano de miedos
y dudas para las tardes de lluvia
y sueños para los días de sol,
y un reguero de pólvora preparada para explotar
en mil pedazos
y aún así,
a pesar de todo,
o quizás por todo,
lo que nos queda es seguir y caminar.

Soportar el dolor,
guardarlo bajo llave,
y seguir y caminar.
12
3comentarios 125 lecturas versolibre karma: 115

telas de araña

Brillante y lúcida
glaciación que se introduce
por tu ventana.

Medias por el suelo,
telas de araña.

En la cuna del silencioso
no hay hueco para la angustia.
Rosa derretida en “2001”

Humo de tabaco en el cuello,
telas de araña.

La última pieza del costoso puzle,
simpática agonía y
agradable desconcierto.

Olor dulce,
telas de araña.

Niebla dibujada en tu pecho,
locura transitoria y
frío afilado.

Tu pelo negro y mi ansiedad,
tu coño y mis garras,
telas de araña.
leer más   
5
1comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 65

El tiempo en mis pupilas se amontona...

El tiempo en mis pupilas
se amontona
el viento desplomado
atraviesa arando los surcos de mi piel;
de mi rostro senil.
las manecillas del reloj de arena
el mar las borra…

Ya no soy capaz
de echar andar los veleros
en esta tibieza soledad
anclados
en el muro lacustre
de la lobreguez.

Ya no soy capaz
de doblegar el claroscuro
de la embriaguez.  
Navego
por el sórdido océano azul,
descalzo y sin vértebras.

Los años caen
humedeciendo el alba.
Envejecemos
tan de prisa
que el viento
en retorno nos trae pisando.

Las nociones del tiempo
nos muestran
una paradoja existencial
¿El tiempo es lineal
o da vuelta en círculos? .

De algo estoy seguro
el tiempo es eternal.
Los años pasan
como suenan
las guitarras del olvido
y el aroma de sándalo
diluido
en la estancia se ha ido.

Los años pasan
lo supe esta mañana
cuando te besé
en la cama.
Que importan los años
si a esta edad
todavía puedo endulzar
de miel tus labios.

No perdamos la calma,
el tiempo corre de prisa.
Mejor que sea la portátil lluvia
que nos haga florecer;
siempre juntos
y así tomar el café
mirando la puesta de sol
más brillante desde la ventana.

Ramón Pérez
@rayperez
Cabimas, Venezuela
Octubre, 2018
leer más   
14
11comentarios 104 lecturas versolibre karma: 125

Ellas cantan («Riders on the storm»)

Como un relato
al estilo de Zaratrusta
salgo de la tormenta
y de la vieja caverna,
sacudo los archivos
muertos de mi cerebro
y solo mantengo
los registro de mi identidad,
(« aspecto no tan importante »)
la canción del buen Morrison
(« Jinetes en la tormenta. »)
Ah y algunos vicios, difícil
de abandonar.

Vaciada mi cavidad craneal
casi por completo
me adentro en un paraíso
de valles perfumados
y dulces pájaros alegran la tarde
con sus cromáticos colores.

El humo del cigarro
y un sorbo de licor guardado
me sostiene
y mis botas de vaquero
pisan la húmeda hierba.

Casi atravieso el desfiladero
al otro lado del río
mi conciencia luce nueva
pero mi instinto se anilla
en el cofre del tórax
y afloran las bajas pasiones
al ver en el valle azul de los reflejos
a unas amazonas hermosas
y bestialmente sensuales.

Preciosas odaliscas
mi visceral cuerpo tiembla.

De entre las amazonas sobresale
una chica esbelta,
separada del grupo
con su cabellera
cubriendo todo su espaldar
con unos ojos negros alucinantes

fulminantes y humeantes.

De pelo negro
y rostro melancólico
su embrujo me hechiza
y entro en un pleito existencial
ente mis instintos
y mi cavidad craneal
pero algo noto en su caminar
al parecer el pie derecho
muestra una ligero esguince
producido por algo,
supongo.

Trato de ayudarle
pero ella retrocede
la calmo
con mis manos
entrelazadas.

De repente accede
mis manos tiemblan y toman su pie
y rayos de luz le atraviesan,
pienso ¡ y este poder
de donde ha salido !.
Su blanquecino pie
sana y mis ojos no lo creen.

La bella amazona me lleva
aun lugar contiguo
y la pasión nos arrastra
destrozando la hierba
mallugando las algas,
alborotando las codornices
y ahogándonos
en las aguas del poderoso rio,

y mi cerebro
se llena de esa bella música:

(« Jinetes en la tormenta
jinetes en la tormenta
en esta casa nacemos
en este mundo somos arrojados
como un perro sin hueso
un actor en un préstamo
jinetes en la tormenta»)

Ante el deseo desenfrenado
y compulsivo
somos descubiertos
que fatalidad…
y una lanza o flecha mordaz
atraviesa
mi desguarnecido cuerpo.

y los restos de mi conciencia
se ahogan en el rio
y mi sangre
salpica las piedras del camino.
Y ahora todas las amazonas
corean en su garganta yerta
(«Riders on the storm»)

www.youtube.com/watch?v=lS-af9Q-zvQ

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
11 de octubre 2018
leer más   
14
7comentarios 106 lecturas relato karma: 132

Ella es como el arco iris…

En la hondura
del terraplén azul
me acosté
a ver las estrellas.

Y en la alta constelación
vi a Andrómeda
la galaxia más brillante
con encajes de cristal
y con el faro de luz
en su regazo;
con sus puntas de diamantes
propulsadas
y su haz fundido
en el relámpago de la noche.

Estaba sumergido
en una existencial comunión
con los astros
e imaginaba a Newton
retumbando
en las noches de invierno
abriendo laberintos
surcando las laderas
atravesando
las armaduras del castillo
despertando
los fantasmas del bosque…

Una canción se coló
en la punta de los sauces.

La identifiqué al instante.
She’s a rainbow de los Rolling Stone 1966

Las estrellas...
la música sicodélica,
el humo del cigarro,
los colores del aire
y el aire regurgitando
en mi paladar
me transportó por lugares
inéditos e insospechados.

Ella es como el arco iris.
Repetía… Ella es como el arco iris.

Desaparece la música
en la fría soledad del entorno
y el arco iris...
sigue zumbando en mi cabeza.

www.youtube.com/watch?v=6c1BThu95d8

Ramón Pérez
@rayperez
Feberero 1992
Venezuela
leer más   
16
12comentarios 161 lecturas versolibre karma: 130

Tú hermosa sonrisa lacónica...

Anoche,
en el tejado de un cielo
misántropo
te amé...
eras como la Catwoman,
trepando los postes del camino
solo te observaba
como mordías
tus labios marcados
con rojo intenso
y tú espigada figura
trenzada
con el látigo de la diosa Juno
arreabas los tabernáculos reposados
en los contenedores de estiércol
de esta ruinosa
...civilización
...que solo fomenta
fantasmas de absoluta caducidad.

Ya estoy preparado
<te dije>
entremos en el subterráneo
donde las oscuras sombras
albergan lánguidos rostros
góticos,
famélicos
y tú hermosa sonrisa lacónica.

Te digo Amor mío
extiende tu capa y sustráeme
el aliento y los pueriles recuerdos
y tatúame solo
este presente existencial
un Tu y Yo

y el brutal silencio como testigo.

Y ahora vamos abrazarnos
quiero tocar tus bellos senos
tan blancos como la aurora
y desaparecemos
en el escaparate azul de la imaginación.
y cuando regresemos
te seguiré contando
otra historia…

de como la vendimia del arrabal
se tragó mi propia sombra.

Ramón Pérez
@rayperez
Cabimas, Venezuela
29/09/2018
leer más   
13
8comentarios 105 lecturas versolibre karma: 146

Los Años (Poema por mi cumpleaños #38 El 25 de Septiembre)

LOS AÑOS

Los años transcurren
muy rápidamente
el tiempo pasa deprisa
sin darnos cuenta
sentimos que no hemos vivido lo suficiente
que no hemos hecho todo lo que queremos
todo lo que anhelamos
en la vida.

Los años pasan tan rápidamente
que sin darnos cuenta
nos sentimos diferentes
nos sentimos extraños
somos pasajeros de un tren
tan enigmático
tan extraño
al que llamamos vida.

He llegado a un momento
entre el cielo y el infierno
he caminado entre sombras
por senderos oscuros
he visto la luz
pero no la he tocado
he vivido
y no he vivido lo suficiente.

Ya son 38 años primaveras
38 años de vida
luchando por vivir
tratando de sobrevivir
a las pruebas de la vida
cargando una cruz a cuestas
viviendo con las voces que me atormentan
caminando entre las sombras que me acechan
pero aquí estoy como un luchador valiente
como un poeta optimista
cumpliendo un año más de vida
después de tantas cosas.

He muerto y he renacido
he soñado
he caído
me he levantado
estoy luchando contra fantasmas
contra sombras
contra demonios sin rostros
en un mundo sombrío
donde Yo soy el caminante
el pasajero de este tren
al que llamamos Vida.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Septiembre 2018
leer más   
14
8comentarios 98 lecturas versolibre karma: 134

Felicidad, ¿dónde estás?

Te he buscado por tantos distintos caminos
y siempre al principio creí haberte encontrado.
Creí que una profesión me haría feliz al ejercerla,
hasta que la rutina me quitó la vocación primigenia.
Creí que con tener muchos amigos también sería feliz,
hasta que decepcionada de falsas amistades me aisle.
Te he buscado en el dinero y en la belleza de la juventud,
pero el paso del tiempo todo lo cambia sin pedir permiso.
Confieso que tuve gotas de felicidad en algunas etapas,
porque la vida es un desierto en espera de lluvia o un oasis.
Hasta que un día distraída oí la risa de un niño pequeño,
y recordé que en la inocencia de la infancia fui tan feliz.
Que ver un pájaro volar, o jugar con mi perro, o mirar la luna
eran momento alegría y serenidad, algo muy cercano a la paz.
Y comencé a replantearme , ¿dónde está la felicidad, realmente?.
Fui feliz cuando no tenía conciencia del consumismo hipnótico,
tal vez por eso ahora la infancia es tan corta, pues ahora son consumistas,
insatisfechos y con una gran necesidad creada por publicidades
de que poseer y tener es lo único que te lleva a la felicidad plena.
¡Cuán equivocados vivimos, al ver la felicidad en objetos materiales!
Marcela Barrientos 01/02/2018 ©
Derechos de Autora Reservados
Argentina
leer más   
4
4comentarios 47 lecturas versolibre karma: 52
« anterior123457