Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 51, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Camposanto

Decir lo siento
¿Te has enojado mucho?

De repente,

me pesa no haber sido indiferente
contigo,
siquiera, por equivocación;
de hecho,
alguna vez, me atrajo
la monotonía de tu silencio
y tu pronta
ensoñación a la hora de dormir.

En el paradero:
El libro que siempre leo,
habla de ti

—mi heroína impráctica—

salvo adrede, en otros tiempos,
tu presencia, se coló
de sólo música;
y saltee monedas,
y las cruces, y los faros
y las sensaciones
en stand by.

7am. me preocupo demasiado.

Antes de dormir;
y
ante cualquier sospecha,
si es necesario,
me sepultaré
en tus recuerdos.
leer más   
12
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 134

My Friend

I saw you far away
Dancing and singing
No hopes i had
But for my surprise
You caught an eye

And i hugged you tight
My trembling stopped
When you kissed me
My heart dropped

For the first time
I knew what it felt
And i didnt want it to end
Then later you said
Goodbye my friend

And i runned away
Until i was out of breath
Then i said to myself
You might see her again

Goodnight, Hope you sleep well.
leer más   
3
1comentarios 47 lecturas english karma: 43

Indeleble

Delante de mis ojos te vas
y tu codicia no me suelta
corrompiendo pactos,
cuerpos celestes y cadenas.

Legado de cicatrices indelebles
cuencos vacíos de sal desbordada,
mar sin calma ni mareas
memoria hecha de piedra.

Me dejas esperando la lluvia
en bancales secos,
en un vagón desierto
de un tren desvanecido.

La caja cerrada sin tormentas
la aflicción es una mentira silenciosa,
perdido entre faros
el más sólo eres tú.

Y te vas,
cuando más adepta soy de ti
y más ganas tengo de leerte el porvenir
ahora cuando se revelan,
otros destinos perfectos
y simples.
14
10comentarios 83 lecturas versolibre karma: 120

En algún lugar más allá del mar

( Beyond the sea)
It's far beyond the stars
It's near beyond the moon
I know beyond a doubt
My heart will lead me there soon
(Jack Lawrence and Charles Trenet )


Es un vínculo que nos ha unido
sin importar si estás atrás de un océano

Mil millas por años
es solo un pensamiento

Sentir en el corazón
y hablar con amor han hecho milagros

¡Solo ve la intensa luz que hay en mi interior !


MMM
Malu Mora con Giasuddin M (q.e.p.d)

imagen tomada de internet
leer más   
21
15comentarios 124 lecturas versolibre karma: 133

Tu voz (Buriena)

Tu voz entre jardines timbra en dulce sonata
de cantos amanecidos
y en sublime vibrar de fonemas de plata,
¡Enamora los sentidos!

Hechizan mis florestas con su ternura innata,
con locura pasión y arte.

Obnubilada en sus cánticos,
de violonchelos románticos,
¡Solo vivo para amarte!

Amor nunca me niegues, el timbre de sus ecos
que cautivan mis florestas,
en sus timbales tiernos y en sus galantes flecos
y en sus decoradas fiestas.

Con tu voz me das paz y rellenas mis huecos;
me deleito en su ternura

Tu voz de ángeles preclaros
me ilumine con sus faros,
colme siempre mi figura.

Autora Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
16
10comentarios 163 lecturas versoclasico karma: 125

Se viste la noche...

Se viste la noche
con piel de canela
abrigo de armiño
pañuelo de seda,
se estira en el cielo,
las sombras se acercan,
nos deja suspiros
su boca tan negra,
y en medio de todo
se escucha la guerra,
aviones que pasan,
sinuosas trincheras,
y allá, en una loma,
está un centinela
con miedo en el cuerpo
mirando hacia afuera...

Ya asoma su cara
la luna tan bella
y a ella se suman
preciosas luciérnagas,
cometas que vienen
de lindas estrellas,
cual faros que surcan
buscando traineras,
y arriba la luna
se viste de fiesta,
en aguas tranquilas
y albores que tiemblan,
dispara el soldado,
desgarra una pierna,
se duermen las almas
y un cuerpo se entierra...

"...Se viste la noche
que ahora comienza
y abajo en el mundo
la tierra está enferma..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/08/18
12
4comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 128

Hagamos el amor...

Hagamos el amor sin perder tiempo,
gocemos, simplemente, de la vida,
seamos esos niños del pasado
que sacian fantasías retenidas.

Seamos inocentes voluntarios
buscando mariposas muy bonitas,
aquellas que nacieron en la infancia
dejando su recuerdo en la retina.

Miremos por la noche a las estrellas,
sintamos que nos llegan sus caricias,
la charla intrascendente de los astros,
y el eco de sus faros con la brisa.

Saquemos el bolígrafo sin nombre
y el verso singular de algún artista
veamos lo que deja en el cuaderno
en forma de impaciente poesía.

"...Hagamos el amor sin perder tiempo
y deja que te hablen mis pupilas,
seguro que las tuyas me responden
y expresan, sin palabras, tu alegría..."

Rafael Sánchez Ortega ©
28/08/18
15
2comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 130

Tuberose

Él es tu negación
los viernes de fútbol y testosterona.
Ella es siempre tu elección
a altas horas de congoja.

Sales gateando,
conduciendo despacio
por el Boulevard Roca.
Tal vez,
tan solo estás,
buscas compartir lo que ganas
porque el dinero te sobra.

Fijas tu atención
con la luz de los faros
y dejas guiarte por las sombras,
hipnotizado,
siempre hacia el mismo lado.
Hipnotizado
por el trasero de tu flora:
Liz, Jazmín, Violeta, Magnolia...

Él es sensual,
ella es sexual.
Tú estás tenso,
él o ella son densos.

Tú desapareces, doblando,
guiado por la bocanada.
Hipnotizado por ella
y su cola, tu cola,
abierta como Rosa.




Por Leonel Depaolini

CC by-nc 4.0

1811048938212
3
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 46

Casi seguro...

Casi seguro tenías prisa
y te olvidaste que las estrellas,
en esa noche, nos esperaban,
con el suspiro de sus linternas,
por eso entonces quedaron tristes
y hasta lloraron con mucha pena,
las compañeras, tan silenciosas,
de las cigarras y las palmeras,
porque las unas cantan de noche
bajo los cielos con luna llena,
mientras las otras, sin el nordeste,
quieren la brisa de las mareas,
y es que los faros que el cielo esconde,
tras los retales de fina seda,
son ese puerto que el barco busca
y al marinero el hogar espera...

De todas formas hubo otros días
con otras noches que fueron nuestras
y por desidia, tal vez vagancia
ambos pasamos de estar con ellas,
y las dejamos con su silencio
en la ventana que da a la tierra,
y allí lloraron y allí rieron,
noche tras noches, sin darse cuenta,
y es que nosotros, tan concentrados,
con nuestros versos y nuestras letras,
nos olvidamos de estos gusanos
que por las noches dejan sus huellas,
y que nos llaman y que nos quieren
sabernos vivos, tenernos cerca
para entregarnos la luz ansiada
con la esperanza de amor eterna...

"...Casi seguro, tenías prisa,
y no me diste la fiel respuesta,
a la pregunta que yo te hice
y que olvidaste por una fiesta..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/07/18
11
2comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 98

Esperança blava

La sorra cau amb força
No la pots sentir
relliscant pel terra?
Glops de sorra mullada
que impacten com bombes

I l’alè que es congela?
No el pots veure
trencar les finestres?
Vapor blanc com l’escuma
que et baixa pel cos

No la sents?
No la escoltes?
No la notes?
És la llei del pare
que ha dictat sentència

La sorra cau congelada
No la pots sentir
relliscant pel terra?
Vapor i escuma blanca
que impacten com a sospirs


I l’alè que es fa bomba?
No el pots veure
esclatar les finestres?
Aigua vermella com la sang
que et baixa per la boca

Sigues flor
Sigues deessa
Sigues idea
Sigues carn
Trencada estàs millor, diuen

Però no ho faràs
Perquè tu ets
muntanya, ferro i arrel
Perquè no estàs sola
i la seva llei no va amb tu

Perquè ets lliure i et pertanys a tu
leer más   
4
sin comentarios 42 lecturas catala karma: 61

Siete puertas

Siete puertas tienen el cielo de tus ojos,

siete puertas misteriosas y en cerrojos.

Sus faros miran en cielos celestes.

Sus beldades,

tocan la tierra de mi alma.



Siete puertas,

que se vuelven fuego,

cuando me miran,

y cuando extienden sus manos suaves,

me quieren besar,

¡Y yo me dejo!



Siete puertas que guardan

nuestros secretos.

Hablan,

todo el día que me aman,

en sus luces de agua clara.



En tus ojos, amor,

tus besos se hacen místicos.

Me tienen,

en sus palacios cerúleos,

arrobada.

Cuando miro las puertas de tus ojos,

cuando sus cortinas se abren,

¡Ay, vida mía,

siento la espada de tus deseos,

que me recorren la piel!

¡Me dejan lánguida de tanto amor!

Quiero penetrar esas puertas,

quiero ver

sus secretos arcanos,

sus redes carceleras,

que me tienen secuestrada en amor.



Dame las llaves

de esas puertas,

no dejes a esta paloma,

mal herida, sin las luces de su amor.



Puertas,

¡Ábranme

sus celestes cerrojos!

Mi corazón frágil,

necesita tus hechizos,

la luz de tus ventanas,

para poder vivir.

*Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú - derechos reservados
leer más   
9
2comentarios 92 lecturas versolibre karma: 103

La mar entera

¡Cuánto tiempo esperando llevaría
allí arriba con ansia tu llegada!
Tanto tiempo temblando allí parada,
soportando las olas de agua fría.

Silla de socorrista por el día,
regia torre en la noche plateada,
cuando apoyas en ella tu salada
silüeta de joven energía.

Te admiras de tu inmenso, vasto imperio
y sabes que ningún triste gandul
puede enfrentar así su rostro serio.

Dos luces en el fondo de un baúl:
negros faros tus ojos, gran misterio,
cornucopias que reinan en lo azul.

(A Demelsa).
15
5comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 89

Correr o esperar

No sé si correr
detrás de esos faros que vuelan,
luces que titilan en la bruma
con aleteos de colibrí
y destellos fantasmales.

No sé si correr o esperar.

Esperar que vengan a mí
por aquello de la naturalidad
de los mundos que se revelan,
los rayos de luna que han llenar
los espacios vacíos de cada alma.
Un río que fluye, sin detenerse
sin caducar,
y que tarde o temprano
pasa por cada puerta.

Esperar y respirar.

Respirar y sorber el aroma
de cada uno de los colores,
de los fragmentos de vida
que revolotean en el lienzo azul,
para no llevar la mochila vacía
cuando me toque atrapar momentos.

Y entonces aprender

Que hay minutos para correr
y otros para esperar.
leer más   
20
25comentarios 128 lecturas versolibre karma: 93

Quizá existir...

Habéis buscado los faros del mundo
como grupo de pertenencia
         furtiva,
sin más delito que la vida
que arrastráis en el recuerdo
de vuestros ancestros.

Mientras, el mundo duerme
la herida de su mísero ego atormentado,
infectado de su propia existencia.

Se avejenta la luz que la ley dicta
en el trámite del oprobio
y sobra decir
que con las manos vacías,
no hay reo
en el vértice de esta condena.
leer más   
13
5comentarios 95 lecturas versolibre karma: 89

Quiero volar...

Quiero volar buscando las sirenas
para llenar de sueños y saudades
las almas de los hombres soñolientos
que miran a los faros en las tardes,
aunque ya sé que el vuelo es relativo
y que las playas tienen arenales
donde se ven los ciervos, temblorosos,
pastando entre marchitos tulipanes,
y es que los sueños tienen estas cosas,
colores muy diversos y brillantes,
y tonos apagados y nublados
que hielan y estremecen a la sangre,
pero al final el cuento y la leyenda
prosperan en la boca de los padres,
en esas nanas de infantil ternura
que por las noches dictan a los ángeles...

Quiero volar buscando las estrellas,
por encima del ancho de los mares,
para robar, en ellas, a sus faros
y conseguir la luz de nuestras calles,
porque sabré muy bien en donde piso
y adonde irán mis pasos vacilantes,
a ese jardín de rosas y violetas
o a la senda que lleva a los marjales;
puede que encuentre solamente bruma
que los sueños se tiñan de granate,
ya que la vida transcurre en un albero
sembrada de sonrisas y desplantes,
y aunque el faro me dicte tu presencia,
y pueda proseguir el largo viaje,
quisiera que termine el día eterno
para poder besarte y abrazarte...

"...Quiero volar, llegar a mi destino,
para entonar el rezo de la salve,
para sentir muy fuerte por mis venas
el beso que me libre de esta cárcel..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/06/18
6
6comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 89

El viejo capitán...

El viejo capitán está dormido
y sueña, en esta tarde, con sirenas,
con olas y con mares muy revueltos
y noches persiguiendo a las estrellas,
los ojos soñolientos se han cerrado
y acusan un poquito de tristeza,
quizás por el cansancio de los días
pescando y tripulando su trainera,
el pulso del besugo, intermitente,
el pancho y la lubina tan inquieta,
y puede que elevando el aparejo
un bello salmonete apareciera,
también esa merluza, con el congrio,
sacados de las playas y las nieblas,
las cuerdas con anzuelos bien cebados
con restos de bocarte y de sal muera...

El viejo capitán está viviendo
recuerdos de este tiempo que se cierra,
instantes compartidos día a día,
con otros compañeros en la pesca,
por eso ya descansa en esta tarde
y trata de subir por la escalera,
la misma que le lleva hasta los cielos
en busca de las nubes y cometas,
sencillas ilusiones, con su magia,
en niños, y con hombres que las crean,
de seres con las almas muy sensibles
que buscan su destino en las mareas,
y en esto el capitán duerme tranquilo,
navega por el mar, como él quisiera,
ajeno a los dictados de los faros,
sin brumas, temporales y galernas...

"...El viejo capitán está presente
y vive intensamente lo que sueña,
el mar, con su velero y el salitre,
la pesca, sin cesar, y las costeras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/06/18
11
2comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 90

Veremos barcos...

Veremos barcos cruzando mares
con velas blancas sobre las olas,
veremos niños, veremos hombres
que los contemplan, y las gaviotas
de grises alas darán mil vueltas
sobre la playa de arenas sordas,
y es que la arena tiene su encanto
por el nordeste que da su forma
dejando asientos en los rincones
con atalayas que la coronan,
y aquella vista tan elegante
será el refugio de las esposas,
y de las madres de los marinos
que por las aguas pescan y bogan,
y estos retales son los recuerdos
viejos fantasmas que nos desbordan...

Veremos luces en las esquinas,
pequeños faros, cual mariposas,
veremos velas de cera blanca
que parpadean entre las sombras,
y más abajo, por la calzada,
pasan los gatos de largas colas,
pasa el nordeste, llega la brisa,
que se encarama por las farolas,
luego desfilan los caracoles
y las cigarras cantan y atoran,
aunque las vacas y las ovejas
están por prados rumiando solas,
y mientras tanto las madreselvas
cierran los pliegues que son sus hojas,
y aquellas sombras, nuestros fantasmas,
siguen muy dentro pidiendo rosas...

"...Y esta es la vida de los recuerdos,
vivos fantasmas que dan la nota,
pues nos abrazan tan fuertemente
que poco a poco, ya nos ahogan..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/05/18
10
4comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 88

Sepia espectral

Va rodando por mi piel
la tinta mojada
removida por una tempestad de tiempo
de las páginas que dejaste
consumiéndose en la sal
sumergidas en las entrañas de un volcán.

Se sueltan como polvo
las letras de tu nombre
y se desvanecen mis dedos
tratando de retenerlas.
Mi mundo se torna sepia,
se hacen mudas las ventanas
quedando sepultadas
con una tormenta de arena;
ventisca de ayeres rotos,
estalactitas de miradas
tus miradas momificadas,
las que no he dejado salir
de los atúdes que guardo
entre mis manos cerradas.

Sin pensar
voy dejando que el viento
teja redes con tus caricias
enredaderas
de hiedra venenosa
que me enrojecen el alma,
me hacen caer en la trampa
y me succionan el silencio
robándome los gritos,
el aire, la calma.

Una fosa oscura
con tus manos en las paredes
a las que intento asirme
pero una vez más
me dejan caer.
Los fantasmas de tu nada
me miran con sus caras largas
y me aceleran el pulso
porque desaparecen;
como parpadeos
prenden y apagan los faros
de mi necesidad de ti.

Y duele,
porque aunque abro los ojos
y el mundo de nuevo es azul,
sé que detrás de mis párpados
eres real porque fuiste
el cementerio de mi paz.




Dee Dee
May.17/2018 - 22h
leer más   
16
16comentarios 136 lecturas versolibre karma: 108

Shanghái

Hace frío, está oscuro
camino hacia delante, hacia atrás
La luna se mece y se engaña a si misma
c
a
e
lejos de toda mirada,
Los colores lóbregos de la ciudad me acompañan
Seres sombríos, atrapados en el destello de los faros,
ni siquiera me miran
Fuera de toda brújula, me pierdo en un sendero sin fin
Mi cuerpo se retira por uno de los callejones más oscuros
Mi cuerpo es una caída del tiempo
Todo se nos escapa,
se nos esconde cada vez más
Como un efluvio pálido,
Que se quema bajo un humo ínfimo.
leer más   
9
5comentarios 74 lecturas versolibre karma: 104
« anterior123