Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1124, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Zila

No existe sensación más grande en el mundo que el orgullo de haber nacido en la tierra que amas, el sentir que encajas perfectamente en ella y que no existe otro lugar donde quisieras haber nacido, eso sentió Zila la primera vez que abrió y los ojos y sus padres le dijeron "Bienvenida al mundo". La llamaron Zila que significa sombra y durante un tiempo fue la niña más feliz, pero la felicidad no comparte cuarto con el tiempo y las cosas cambiaron mucho en el país que para Zila parecía ser el mejor lugar para vivir.
El cielo de su casa de tiño de negro, y la noche se hizo eterna para ella y toda su familia, uno a uno de sus vecinos fueron desapareciendo y Zila veía como se quedaba sin amigos con quien jugar. Y a su familia también les tocos emprender el rumbo hacia lo desconocido. Zila tuvo que decir adiós a su hogar, su tierra, sus sueños, sus recuerdos porque en lugar donde solo existe muerte no es buen lugar para vivir. Así fue como conoció el mar y sus peligros, así fue como entendió que la vida no es fácil.
Un día el sol salió sobre sus cabezas y a lo lejos se vio un bulto que sobresalía sobre mar, era tierra, por fin tierra, al menos sus ruegos fueron escuchados por aquel que desde arriba todo lo ve, todo lo escucha y todo lo oye, mientras todo veían con alegría aquel puerto que parecía seguro, Zila veía cambio y el duro de tener que empezar de nuevo en un país donde no se sabía si serían aceptados.
El tiempo pasó y Zila jamás volvió a su pueblo, jamás dejo de sentir que había dejado un parte de su ser en otro lugar, que a miles de kilómetros dejo una vida. Ahora mira el mar con los ojos enjuagados en lágrimas, el mar le responde con una ola que trae el aire fresco de su antiguo pueblo. Hoy la vida es diferente para Zila y su familia pero nunca olvida de donde vino, porque eso es parte de su historia, hoy nacen flores donde antes hubo espinas y el cielo de Zila tiene otros colores, hoy los malos momentos son parte del recuerdo.
En un mundo donde sobran las guerras, viven niños y niñas como Zila que tienen que abandonar sus hogares y muchas veces son separadas de sus familias, en ese mundo vivimos y a veces miramos para otro lado para no verlo, me niego a dejarles ese mundo a mis hijos. Cada día son y más las inmigrantes y refugiados, los abandonados, los desalojados los que tiene que dejar y partir hacia otro país, la mayoría obligados por las guerras y la miseria. Zila puede ser cualquier niño o niña.
Existe una gran valentía en aquellos que dejan lo que tiene por una esperanza de vida, existe una gran enseñanza porque volver no es lo difícil, lo difícil es tener que partir sin saber cuándo se podrá volver.
leer más   
17
8comentarios 70 lecturas concursobac karma: 128

Voragine

Este amor es cual voragine
que arrastra mi razon
al sentimienro del corazón
nunca me lo imagine
que verte fuera anamorarme.

El viento fresco atiza
el pensar en abrazar
este deseo de besar
tus labios, escuchar tu risa
crece el amor por ti.

En cada noche la quimera
me lleva de los brazos
al idilio de tus besos,
gritando por primera
vez al universo tu nombre.

El viento frio despierta
la realidad del ensuño,
que con gran desenfreno
idialesé una cascada
de pasion que solo fue
mi mente un Extasis.
que mueren al despertar
por la realidad que solo
yo imagine este amor.

Este corazón enamorado
solo se ha ilucionado
o es esta necesidad
se sentir la felicidad
de sentirse amado.
leer más   
9
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 115

Santa Rita de Casia

Un ángel del cielo anunció
a su buena madre Amada
que una hija iba a tener
de Jesús enamorada.
Cuando nació Margarita,
la niña fue bautizada.
Con cariño su familia
dulce Rita era llamada.
Blancas abejas salían
y entraban de su boca,
sin poder hacerla daño
el enjambre se convoca.
De sus padres aprendió
a hacer obras de caridad,
a ser devota de Cristo,
a rezar y a poner paz.
Siendo ancianos ya sus padres
a casarse fue obligada
con un hombre despiadado
por el cual fue maltratada.
Al tener dos bellos hijos
y con su incesante oración,
el marido de la santa
experimentó al Señor.
Estando todos felices
su esposo fue asesinado,
en su sufrimiento Rita,
el culpable es perdonado.
De una epidemia sus hijos
murieron por enfermedad,
perdonando al asesino
para su muerte no vengar.
Quería ser religiosa,
ésa era su vocación.
Tres veces las agustinas
la respondieron que no.
Durante una noche soñó
que tres santos la llamaban
y corriendo detrás de ellos
al convento se acercaban.
Elevada por San Juan,
San Nicolás y San Agustín,
las hermanas la aceptaron
ingresando al cabo allí.
Cual palo seco regar
la Madre la ha ordenado,
del que creció una parra
que dio un vino afrutado.
Margarita pidió al Señor
una señal del cielo,
si allí estaban sus hijos
entre sus ángeles buenos.
Un día del mes de enero
una parienta la visitó,
higos y una rosa roja
de su jardín la pidió.
Rita le rogaba al Señor
con una oración ferviente
sufrir el dolor que Él sufrió
manando estigmas en su frente.
Sus últimos cuatro años,
enferma Rita yacía
por múltiples infecciones,
esperando su agonía.
Su sepulcro exhala un olor
maravilloso de rosas,
santo divino perfume
de esta mujer amorosa.
Patrona de lo imposible,
tus devotos imploramos
que intercedas por nosotros
y que tu ejemplo sigamos.

AUTORA: ALMAR.
Almudena del Río Martín.
DERECHOS RESERVADOS.
13/9/2018.
leer más   
7
2comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 97

De vuelta al pueblo

En una mano una taza de café, la otra apoyada en el pecho. Miraba por la ventana de aquella vieja y desvencijada casa, pensando en por qué la vida la había dado tan pocos momentos de descanso.

No se quejaba demasiado de aquella época, era la mejor que había vivido. Pero echar la vista atrás dolía demasiado. ¡Dolía tanto!
María había nacido en el seno de una familia humilde, hacía ya 68 años, en aquella misma casa del pueblo paterno. La pequeña de tres hermanos y la más rebelde (como decía su madre). Sus padres agricultores y buenas personas, no pudieron estudiar, la vida no les concedió ese regalo. De sus hermanos ya solo quedaba el recuerdo. Su hermano Pedro murió por una sobredosis hacía ya demasiado tiempo y su hermana se casó con un australiano, solo supo de ella durante algunos años, después nunca más tuvo noticias.

Cuando era joven quería escapar del pueblo a toda costa y no eligió la mejor compañía para este viaje. Un verano conoció a Juan y ya nada volvió a ser lo mismo. Su vida fue una sucesión de palizas y sinsabores. Durante años ocultó la realidad a sus padres por no hacerles sufrir. Trabajaba limpiando portales y casas, lo poco que ganaba, él se lo gastara en borracheras y amigos. A consecuencia de las palizas tuvo dos abortos pero con el tercer embarazo todo fue distinto. Cogió una maleta y se fue. Refugio para mujeres maltratadas, lo llamaban.
Estando allí, la vida le dio una de cal y otra de arena. Su marido murió en un accidente de coche, conducía borracho, como siempre. Y días después su padre, de un ataque al corazón.
Se la abrió una puerta de par en par a la que se aferró con todas sus fuerzas. Volvió a casa con su madre. Entre la pequeña pensión, lo poco que sembraran en la huerta y limpiar alguna casa les daría para vivir las tres (eso fue lo que su madre dijo).

Su niña nació sana y fuerte, era lo mejor que la había pasado en muchos años.

Durante algunos años vivieron las tres en aquella pequeña casa, sin tener de sobra pero sin faltar lo más básico. Lo bueno que tienen los pueblos es que todos se conocen y siempre recibían alguna ayuda.
La tienda de comestibles de la plaza, les guardaba algo cuando estaba próximo a caducar o la lechuga que ya no estaba tan fresca. Alguna que otra lata y el pan del día anterior.
Cuando había que limpiar alguna casona porque iban a venir los dueños de veraneo, siempre llamaban a María para ir a limpiar. Limpiaba la consulta del veterinario. Limpiaba, eso era lo que mejor sabía hacer, sin estudios es difícil conseguir otro trabajo.
Los días transcurrían y su nena (Ana) se iba haciendo mayor. Empezó a ver en ella las mismas inquietudes que ya tuvo ella años atrás. El pueblo la asfixiaba. Y por más que quiso quitarle la idea de la cabeza, estaba decida a irse de casa. Quería estudiar, decía su hija. María había perdido a su madre recientemente y perder a Ana le aterraba.
El pánico a que su historia se repitiera con su hija la llevo a tomar una decisión. Vendería lo que fuera y pediría si hacía falta para que su hija sí tuviera estudios y una vida mejor.

Habló con el alcalde del pueblo, Miguel, antiguo noviete de juventud, y le pidió ayuda. No tenía dinero para pagar a su hija un piso donde vivir mientras estudiaba, ni pagar los estudios.
Miguel le proporcionó una habitación en casa de unos parientes, allí podría dormir y comer a cambio de ayudar con la limpieza de la casa. Además Ana trabajaría los fines de semana en un centro comercial para sacarse algún dinero extra.
María trabajó de sol a sol. Limpiaba donde hacía falta, incluso en el pueblo vecino, vendía a la tienda de la plaza lo que podía de sus pequeñas cosechas. Aprendió a hacer gorros de paja, típicos de la zona y los vendía a los turistas…..todo con tal de que su hija pudiera estudiar.

Ana consiguió sacar su carrera de veterinaria. Pero encontrar trabajó en las grandes urbes no es tarea fácil. De nuevo el pueblo volvía a ser la mejor salida.
No fueron pocas las dificultades hasta poder abrir consulta, era mujer, joven y la desconfianza de los ganaderos la hicieron tambalear en más de una ocasión. Pidió trabajo al viejo veterinario, donde su madre seguía limpiando. Le ayudo en las tareas más difíciles. Iba de granja en granja asistiendo a partos o a lo que hiciera falta.

El viejo veterinario se jubiló y le ofreció su consulta por un precio módico. Todo empezaba a cambiar para mejor.

Ahora, María miraba por la ventana, con un café en una mano y la otra en el pecho. Su nieta jugaba entre los garbanzos y las patatas sembradas. Su yerno era una buena persona. Inmigrante, llegó a este país con los bolsillos repletos de ilusiones y el corazón encogido por el miedo. Ana y él se conocieron cuando ella estudiaba. Todas las mañanas le veía en el mercado descargando fruta.
Un saludo, una pregunta buscada para crear un primer contacto. Conectaron pronto y bien.
Ahora juntos en el pueblo con su madre, ella con su consulta veterinaria, él se quedó al cargo de la tienda de la plaza, eran felices y tenían una niña.
Su hija al fin si tenía una vida mejor y ella estaba formando parte de aquel comienzo tan esperanzador.

Cuando una puerta se cierra, siempre hay alguna ventana que se abre.




Hortensia Márquez
7
4comentarios 41 lecturas concursobac karma: 120

Vive

La pasión por la vida, debe ser incólume y evidente, no importa lo que se viva, si la felicidad permanece.
Vivir no es una condición, que se cumple cuando amanece, se cumple con la emoción, de un jardín cuando florece, poniendo su colorido, a la ingratitud y a la suerte.
Vivir te hace feliz, si lo llevas en tu mente, si lo llevas en la sangre, en tus ojos relucientes.
Se feliz por donde vayas, vive aquí en el presente, que no importe lo que pase, ni lo que diga la gente.
PM 11-10-2018
leer más   
17
5comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 145

Entonces

Hoy la tristeza es mi mayor felicidad.
Luego de tantos flagelamientos matutinos
donde yo soy mi amigo
y el vacío mi verdad.

¿Cómo logro contentar?
si sólo tengo mi tiempo y mi destino
que es un cazador furtivo
del que con suerte puedo escapar.

Que vida la soledad!
pues aunque a veces ni yo estoy conmigo
en su silencio agresivo
Dios o algo está.

¿Dónde me refugio en agonía?
sin refugio, ¿moriría?
o simplemente me voy de acá...
leer más   
5
2comentarios 20 lecturas versolibre karma: 76

Inherente

No hay nada
que pueda sustituir
el amor y el dolor
o la felicidad inherente.

Si no lo entendemos,
la vida es solo un sufrimiento físico,
también sin sentido.


MMM
Malu Mora

Imagen de internet
leer más   
21
11comentarios 84 lecturas versolibre karma: 140

Cuento corto: Canario

Nuestra historia comienza en un pequeño pueblito donde una dama tenía como mascota un pequeño canario. Como a ella le encantaba el canto de las aves prefirió tomar la decisión de tener su propia ave que le cantara en las mañanas.



El canario a pesar de ser pequeño sentía vergüenza de cantar ya que contaba con una voz desafinada.



En las mañanas la dama trataba de que su canario cantara para ella. Pero todo era inútil. Ella no se quería deshacer de su mascota porque aun así ella lo quería. Pero lo que más le daría felicidad seria que su propia ave le diera bellas melodías al amanecer y de esa manera recibir el gran día.



El pequeño canario trataba, pero seguía desafinado, que los vecinos de la dama se molestaban y esto solo agregaba que el canario sintiera pena de él mismo.



Un día por ahí pasaba una rata que había robado un trozo de queso el cual se escondió en un tejado. Mientras comía, veía a sus alrededores pero por una ventana notaba que había un pequeño canario abatido viendo hacia abajo y se mostraba deprimido.



El ratón termino de comer su queso y se dirigió a ver al pequeño canario.



Cuando el ratón llego en donde se encontraba el canario tomo una pequeña piedra de una maceta de su ama y la lanzo hacia la jaula para llamar la atención de este mismo.



Al chocar la piedrita con la jaula el canario se acerco a ver que sucedía y fue cuando el ratón llamo su atención.



Ratón: ¿Por qué tan deprimido mi pequeño amigo? ¿Acaso no es un lindo día para vivir? (mientras extendía sus brazos para demostrar el bello paisaje del pueblito)



Canario: Pues para mí no… Mi ama desea tanto que la despierte con mi canto. Pero solo cuando lo intento sus vecinos se enojan y yo solo la pongo en vergüenza (Con voz deprimida).



Ratón: Pues cantar no es fácil mi pequeño amigo yo también canto horrible (tratando de animar al canario) y eso no me avergüenza ya que hago reír a mis amigos.



Canario: Pero cuando canto mi voz se desafina porque solo recuerdo las quejas de los vecinos de mi ama y es como si apretaran mi cuello…. Yo qué más quisiera agradecerle el cariño que me tiene mi ama despertándola con bellas melodías (Todas estas palabras se sentían dichas con mucha desilusión).



Ratón: ¿Serias tan amable de cantarme un poco?



Canario: (Apenado) Solo creo que te molestare.



Ratón: Pero no te puedo ayudar si no puedo ver por mi mismo el problema que tienes pequeñín.



El canario se aleja de la jaula y se dirige a su columpio para ignorar al ratón. El ratón al ver esto se trepa a otras masetas que había colgadas por ahí y le vuelve a llamar la atención del canario.



Ratón: Solo trato de ayudarte .No es forma que me ignores. ¡Si en verdad quieres a tu ama! Déjame ayudarte por favor.



Canario: ¿Me prometes que no te molestaras ni te burlaras de mi? (desconfiando de las palabras del ratón).



Ratón: (Poniendo su pata en el pecho) Te lo juro… Solo quiero ayudarte pequeño.



El canario tomo aire y cuando empezó a cantar, el ratón noto que el cerraba los ojos y trataba de encogerse eso provocaba que sus pulmones no tomaran el aire suficiente para la melodía. En si el ratón dedujo que la postura era parte pero lo demás era que no creía en él.



Se escucharon algunos quejidos de los vecinos y el canario paro inmediatamente de cantar.



Ratón: Lo primero que note desde un principio es tu postura eso se puede arreglar pero al parecer dejas que los comentarios de otros influyan en ti.



Canario: ¿De qué hablas? (no entendiendo al ratón)



Ratón: ¡Sí!... Te dejaste invadir por lo que ellos piensan de ti, que al parecer tú no tienes voluntad de tratar de cantar y especialmente a tu ama.



El canario se acorruca notando la verdad. El ratón amablemente empezó a hablar con él y pasaban las horas.



Ratón: Bueno ya corregimos tu postura ahora cuando estés cantando solo debes de pensar en el cariño que le tienes a tu ama. Cierra tus ojos y piensa lo feliz que se pondrá cuando la despiertes en las mañanas.



El canario empezó a recordar el amor y el cariño que le tenía a su ama. Como a pesar de no poder cantar bien lo seguía queriendo. Esto provoco que salieran lágrimas del canario y este a su vez empezó a cantar.



El ratón se asombro. El canario por fin consiguió cantar. Por último el ratón aplaudió al canario. Este se sonrojo y hablaron un rato.



Por fin llego la mañana. El canario se despertó temprano y empezó a cantar con afecto para su ama. Ella se levanto inmediatamente y al ver que su pequeño canario por fin le cantaba esta lo saco de su jaula y lo acaricio.



Ama: siempre supe que lo lograrías, solo era tener paciencia (Mencionando con cariño a su canario).



Fin



Moraleja: No te transformes en lo que ellos piensan de ti. Tú cuentas con la fortaleza necesaria para lograr tus metas y cuando hagas algo, No se te olvide hacerlo con sentimiento y emoción.
5
2comentarios 40 lecturas relato karma: 76

La edad es sólo un numero

Mi mundo.
¿desde cuándo mi mundo no es tu mundo?
Me pregunto al verte sonreír al verte mirarme con tu belleza desviada con tus matices de señora de mi edad en cuerpo de señorita de 20.
Tu mundo.
¿En qué momento me convenciste con tu argumento letal basado en la realidad más increíble para mi y más normalizada para ti de este nuestro lugar de este nuestro mundo?
¿Nuestro mundo? ¿de veras?
Una delgada línea que se sostiene con pilares fuertes y aguerridos y con el eslogan presidiendo la entrada a nuestros pechos, a nuestros pensamientos, a nuestros instintos básicos "para amar y ser amados".
Y es que sólo de tu boca podría tragarme aquello de ..
¡La edad es sólo un número!
Por que no es tu mundo ni siquiera es mi mundo ni tampoco nuestro mundo si no el páramo donde conectan nuestros sentidos donde la felicidad no es efímera por que la puedo tocar la puedo oler la puedo poseer.
Creo que un mundo sin ti ya no es mundo como creo firmemente que un tú sin un yo básicamente ya no es posible.
Ayúdame a seguir creando un mundo paralelo alimentado por mentiras para terceras personas donde las verdades solo las usamos para amarnos ayúdame a que "mi mundo" siga siendo "Tu mundo" y a que "tu mundo" siga siendo solo nuestro.
leer más   
4
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 36

Camino en tristeza (2 jotabés)


I
Por la vereda del camino triste
transita un cuerpo que de luto viste.

Perfume de negra rosa en la piel
aroma de nostalgia envuelta en hiel
y en la boca, resto con sabor miel
que deja semblante de anhelo fiel.

Peregrino de la gran desventura
a piel descubierta y sin armadura.

Con tus huesos en una pena diste,
ser consecuente contigo, no infiel
quiere la vida darte gran tortura.

II

Pero si tú no quisieras perderte
y al abismo gris y sin luz prenderte.

Busca mano amiga que te caliente,
y que en tu sufrir amargo te aliente,
que te haga sentir fuerte y más valiente
y que te sane el corazón doliente.

La soledad debe de ser querida
y no un lastre que nos produzca herida.

Porque en esta tu vida has de quererte,
arrancar el dolor, plantar simiente
de sueños, felicidad merecida.




Hortensia Márquez
32
20comentarios 172 lecturas versoclasico karma: 115

tal vez

vivo huyendo
para que mi vida
no sea una mentira
escrita en un guion
y yo sea su títere

y aunque tal vez
no la sientes diferente
a las otras vidas

voy buscando riqueza
en un amor
voy andando en mi presente
mostrado una sonrisa
con errores anteriores
y felicidades futuras

voy escribiendo para no olvidar
sino para recordar
miradas,besos, abrazos y golpes

voy con mis sentidos afinados
por si escucho su nombre
por si siento su presencia
por si el olor de su cuerpo me alcanza

y por si acaso tal vez la encuentre
voy afinando
las palabras que atesora mi corazón
y aprendiendo como amarte
por cada instante
con besos abrazarte
y caricias adorarte.

tal vez si
o tal vez claro que si
leer más   
15
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 118

A favor

Nos separa esta realidad y
unos cuantos kilómetros
de incomodidad e incertidumbre,
y como todos los días te echo de menos.

A esta hora y en este frío
me pregunto si me extrañas,
porque yo muero cada hora por ti
y revivo en el segundo siguiente
en el que mi mente me juega a favor
y reproduce a vivos colores los momentos en los que tu vigor contrastaba con mis ganas.

Fuimos felices juntos.
Fuimos felices en nuestra magia,
y también lo fueron el bosque,
la cama y ese sofá;
porque la felicidad se contagia
aun a lo material,
les dimos vida.

Y a esta hora y en este silencio
me pregunto en qué lado
de mi alma estarás al final de todo,
si es que existirá un final;
y mi mente me juega a favor
y me recuerda que fuiste un sueño, fuiste déjà vu y te volviste carne;
me muestra tu pureza y tu nobleza
que combinan con mi lado loco
y mi toque amable.

A esta hora y en mi ansiedad me pregunto cómo me piensas y cómo
me recuerdas,

¿Tu mente juega a favor?
leer más   
8
6comentarios 56 lecturas versolibre karma: 100

Sin ti

I
Dice una leyenda
Que el amor no existe
Por eso fue doloroso saber
Que fuiste tú la que no existió
Y mi corazón tú lo destruiste
Duele saber que fuiste
Tú la que no existió
Lastimando a este débil corazón.
II
Por eso hoy
Me encontraba solo
Muy triste estuve intentando
Recordar que fue lo que paso
Intento saber porque
Te estoy buscando
Necesitándote en cada
Verso que te escribo
Te estoy buscándote para
Tener un momento a solas.

III
Intento saber porque te estoy
Necesitándote en cada momento
Agarrándome fuerte a el pasado
Buscándote en mis recuerdos
Más infelices sabiendo
Bien que nunca volverás
A miii..
lV
Tú ya me perdiste
No entiendo porque dices
Tu que yo fui el que te perdió
Si solíamos pasar aventuras
Que nadie se imaginaria
Porque fuiste tú la inspiración
De mi vivir.
Ya no sé qué sentir
Ya que tú no estás aquí
No sé nada de ti
Porque tú no quieres
Estar aquí
V
Intento pero no puedo sacarte
Porque te siento muy
Dentro de mí que siento
Necesitarte en cada
Verso que te escribo
Me siento en otro mundo
Donde tú no estás allí
En Aquel lugar no hay felicidad.
Vl
Podíamos aversivo felices
Pero tú te preferiste marcharte
En busca de un amor ya que
Lo que teníamos los dos
Era una relación monótona
Que solo hacía daño
Al alma no se sentía
Nada de sabor ni felicidad
Solo con daños al corazón
Pasando facturas al amor que
Aquella vez existió entre los dos.
Vll
No me puedo explicar el
Porque te estoy buscando
Necesitándote en cada momento
Y verso que te escribo
Estoy buscándote para
Tener un momento a solas
Como aquella ves en el la
Plaza del amor en la que
Yo te jure amor eterno.
Vlll
Ya no sé qué sentir si tú
No estás aquí no sé nada de ti
Porque tú no estás aquí
Siento que puedo morir
Porque que tus labios son la
Cura para este corazón destruido
Que solo busca refugio en tu
Mirar y no sabe vivir sin ti
Porque eres mi inspiración

lX
Regresa a mi regresa a mi
Cambiaria todo lo que fuera por
Ti intentando no retroceder
Aquella ves que tu te fuiste
Y me dijiste que lo de los
Dos nunca podría ser.
X
Hoy veo con claridad
Que tú nunca te pudiste
Ir ya que nuestras
Almas fueron unidas por
Un hilo rojo que se
Nos unió al nacer
Regresa a mi regresa a mi…….
By : JOSUE VIVAS
JS
leer más   
4
1comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 54

Tranquilidad

Ya partieron tus nubes de mi cielo,
mixtura de malicia y terciopelo,
a mi espalda quedó la tempestad,
y es hora de vivir en libertad.

El céfiro, caricia de tu pelo,
cambió su brisa cálida por hielo,
en mi cielo emergió la claridad,
terminando con tanta oscuridad.

Como tizne de carbón era el velo
que envolvía mi vida en ese duelo,
y tanto destruyó mi voluntad
que debí de romper por dignidad.

Hoy, por fin, quedé libre del desvelo
que me daba un amor con tanto celo,
y en mi vida actualmente es prioridad
el volver a sentir felicidad.

Ya dejé de arrastrarme por el suelo,
ya acabé con la pena y desconsuelo,
después de soportar la adversidad
al menos conservemos la amistad,

Como el fénix mis alas echo al vuelo,
en otros brazos hallaré consuelo,
en otros ojos la complicidad,
y lo que importa, más tranquilidad.
16
11comentarios 136 lecturas versoclasico karma: 133

Hoy es un buen día para escribirle al Alzheimer

"Más de 600 000 personas viven con alzheimer"

Me encuentro tu nombre
en algunas fotos viejas
y no recuerdo tu rostro
pero sé que estuviste ahí.
Te miro y sé que te conozco
sé que somos algo
sé que hay vida entre nosotros
Escribo mi infancia y me topo
en algún que otro renglón
con una canal y un parque
y sé que jugamos juntos
He recordado tus susurros
en mi oído,
Y me cuentas la historia de como conocimos
y aunque que me parece que no seamos
nosotros
tengo la rara sensación que lo dice es cierto.
En ocasiones tu mano me resulta extraña
y tu voz se dispersa como un sonido lejano
sin embargo tengo tu canción
guardada en mis adentros
Dicen que olvide las cosas importantes
que no soy la misma,que ya ni soy
pero sé algunas vez fui alguien que amo
y que amaron, sé que mis manos tocaron
la felicidad, sé que la historia que cuentas
no es de amor, sino sobre el amor y del poder
que tiene sobre la muerte.
Y cuando cae el sol sobre el horizonte
y vuelvo a mirar tu rostro
sé que eres tú, sé que fuiste tú.

"No quiero Olvidar"
leer más   
18
13comentarios 82 lecturas versolibre karma: 136

Rareza espacial

Cuando escribo, soy como el protagonista de "Space Oddity".
Sentado aquí arriba, observo mi vida y la vida de los otros. En ese momento, jacobinas, las emociones se disparan por el espacio, algunas desesperadas se suicidan ensartadas en los rayos del sol, otras desorientadas, mueren arrolladas por asteroides errantes. El viento cósmico me devuelve las que sobreviven a la odisea, transformadas ya en palabras de regreso a su Ítaca. Cosmonautas infatigables, llegan cargadas de sueños, miedos, ilusiones, heridas.
Y aquí quedamos, sentados en mi contenedor de hojalata. Soñando pacientes y agradecidos, a que alguna vez, alguien nos lea y eternamente felices, si alguien, alguna vez nos entiende.
leer más   
5
sin comentarios 47 lecturas relato karma: 51

Estoy en paz

Estoy en paz
en la quietud de una melodía de puccini,
en mi sillón preferido
en mi tranquilidad que respira esperanza.

Estoy en paz
no tengo planes de morirme hoy,
porque amo no estar ya más ciego,
tengo mi bolsa de cosas queridas para ti.

Te las quiero enseñar como si fueran luciérnagas en una noche estrellada
o una canción muy bien guardada de amor,
tengo tanto que enseñarte
abrázame y descubramos juntos un puro amor.

Estoy en paz
lo respiro a diario, quiero ser espiritual
en un silencio modesto,
un cuidador de libros de una palabra hoy.

Estoy en paz
en mis ojos no hay dudas
tampoco un desierto en un tiempo perdido,
mis jardines están repletos de sueños que se cumplirán.

Sueño con algún día morir
y ser recordado por las poesías,
esas palabras sin laberintos
esas que salvas aunque no me conoces todavía.

Estoy en paz
con la tierra, con las montañas
sin la liturgia de mentir
o tener que actuar una felicidad falsa.

En mi mañana soñé a mi padre ausente,
el que ya no está,
quería decirle que soy feliz
que su hijo ha crecido y que ama vivir.

Que pronto lo verá rodeado de flores
de lágrimas de alegría,
de palabras amables
de historias con un final feliz.

El mute
07/10/2018.
20
17comentarios 163 lecturas versolibre karma: 146

Locos felices

Que la pasión por la vida no se apague nunca y encontrar en tus ojos reflejado el Amor.
Los proyectos urgentes sean ser felices y chapotear en un charco sin miedo al dolor.
Que la luz de este día nos ilumine el alma y el trinar de aves una hermosa canción.
Ojalá que pudiera contagiar mi locura a esas personas que no miran el sol, y se le pasan los días corriendo fortuna, sin darse cuenta los ricos que son.
Es tan bello el sabor de tus labios, miel y menta en una fusión. Quedará sellado en los míos el registro de un tiempo mejor.
No olvides que las alas libres son iguales a una ilusión, celebrar que se eleven alto y otros sueños nazcan en tu corazón.
Caminemos seguros sin prisa, descubramos un nuevo color y si piensas que ya no se puede es porque no observas con mucha atención.
Cambiará mi figura en el tiempo, pero no cambia realmente quien soy. Dame un abrazo de esos que quitan el aliento para escuchar el sonido de tu respiración.
Seamos dos locos felices, celebrando un mundo mejor, pintemos flores que no existen y un puente que nos lleve a Dios.
Vilma. V. Galarza
leer más   
1
sin comentarios 13 lecturas versolibre karma: 6

Aquel Paisaje Donde Vive Mi Alma

Al cerra mi parpados
Me sumerjo
En mi oculto
edén
Protegidos por rusticas
Y grandes puertas

Vigilado
Por mi fiel guardián
Que no deja entrar aquellos sentimientos
Que buscan hacer daño a este jardín.

Al entrar veras un sol
Radiante en el horizonte
Iluminando un paraíso
Selvático y paradisíaco
Para aquellos castaños ojos.

Al adentrarse
Verán
Los arboles
Que se alzan con grandeza hacia los cielos
En sus raíces ocultan tenaz orgullo

El viento pasa por el Cerezo
Que se ve a lo lejos
Lleno de bondad en sus ramas
Sinceridad en sus pétalos
Y la calma sobre su tosco tronco.

Allá casi al final se con templa
Aquel templo
Donde se guarda con mucho
Aprecio los recuerdos dela infancia
Para que no olvide quien soy
Y lo que quiero ser
La felicidad cuando la pierda,
La tristeza que pueda consolarme,
La perseverancia cuando la asías
Traten de dominarme,
La soledad que me acompañe en los momentos difíciles
Y la paz que tanto añoro algún día sentir.
leer más   
6
1comentarios 34 lecturas versolibre karma: 88
« anterior1234550