Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 700, tiempo total: 0.005 segundos rss2

"Átame con tu poesía"

En este jardín de letras
a mi me gusta que me ates con flores
la suavidad de mi cuello y de mis muñecas
y que me adornes la melena salvaje
con una fina liga de diamantes
que sollozan lágrimas amarillas
Oh amante de tinta...
a mi me gusta que me aceches
que me mires
que me cantes con tu lírica azul
que arruines por dentro
en cada rincón escondido
de mis grutas abundantes en miel y oro
con todo tu descaro
con toda tu locura
mantenme lejos de mi misma
mantenme debajo de tus sábanas de espuma
de aquella boca melosa
de tus huesos de hierro
de tu piel canela
de tu vientre dominante
Oh, yo quiero ser tu anhelo
fundirme con tu fuego
crear una real fantasía...
así que mi buen poeta
¡Átame con flores
Átame con tu pluma
Átame con tu poesía!
leer más   
15
12comentarios 79 lecturas versolibre karma: 121

Mata pasiones:

Con cuánta ilusión, soñándote en los días y en las noches despierto…. Abrigaba el instante, de embriagarme los ojos puestos en las yemas de mis dedos ansiosos por contornear cada poro de la piel que cubre tus encarnados huesos, desde tu planta descalza hasta la coronilla que alberga la cascada abundante de largos, finos y suaves cabellos que imaginé tantas veces encarcelándome el rostro mientras ardientemente intercambiábamos besos; o cosquillándome los pies mientras mis labios se perdían sacándote de quicio entre los tuyos, mayores y menores, en medio del monte , testigo húmedo de tus erupciones líquidas.
Rendida ante mis cortejos, sucumbiste gustosa. Y llegado el momento de realizar mis sueños, rápida como el viento te despojaste de ropas, y mostraste desnuda tú sin igual belleza.
Pero…sin darte cuenta, mataste mis pasiones. Yo no te quería así desnuda, yo quería desnudarte; Yo quería descubrir tu belleza, no que me la mostraras fácil.
Caballero al fin, te cumplí sin abochornarte. Pero mataste a quién, acabado de nacer pudo ser muy grande.
Autor: Saltamontes
15/12/2018
4
2comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 64

Nican Mopohua

(«Nican Mopohua es el nombre del relato en Náhuatl
de las apariciones marianas de la santísima Virgen en México,
bajo la advocación de Guadalupe,
que tuvieron lugar en el cerro del Tepeyac»)

A tus pies camino con calma
por terreno yerto atravieso
con un soplo de silencio
que abate, hunde
agobia y entristece.
Solo el sol me consume
y voy hacia ti morenita
con la gracia de Dios.
A pedirte por los sufridos
por los enfermos que gimen su dolor
por las parturientas
por los niños y ancianos abandonados
por mis heridas no sanadas
por este corazón doblegado
a las angustias.

Virgencita de Guadalupe
Patrona de México
y señora de los inmigrantes. 
Tus hijos que cruzan las fronteras
huyendo de las manos impías
que descalabran los erarios públicos.
Oh, virgencita de tu fruto hermoso
germinó la más prístina semilla,
el vino que deleita mis cansados labios
el Jesús ungido.
Oh, virgen cuida de los enfermos,
de los desvalidos y de las aves cantoras
de mi árbol de almendro.

El sol sigue destilando mis manos
con un roció perenne
solo tu imagen de Madre buena
de Madre sencilla
me lleva hasta tu tribuna
anfiteatro de plegarias dolientes.

Madrecita celeste y azul destello
mis manos ya te alcanzan
la muchedumbre te abraza
y nada es imposible para ti
hoy tu pueblo te canta las mañanitas
y las guitarras, hilos de acordes
se afinan con armónicos divinos
y los Ángeles corean la gloria,
el Dios salve, la concordia
y la unión entre nosotros.

Madre ya estoy frente a ti
me reconoces en este presente existencial
soy una caverna de huesos y músculos retorcidos.
Soy tu hijo encarnado pecador
con un hambre infinita de fe,
de certeza por tú milagrosa convicción mariana
dulce presencia y amorosa indulgencia
me envuelvo en tu regazo,
en tu asilo sacramentado.

Perpetua y amada señora
reverdece en mi Alma los lirios azules
que desde niño me acompañan,
y que en el cascabelero carrusel de mis andanzas
permanecen en completo olvido.

Madre píntame una sonrisa
dibuja en el pórtico de las cruces
las pacificas olas del mar
que mueven mi velero
que en esta tarde de cielo abierto
es llevado a la cálida orilla.

Tú amor y abrazo fecundo me atrapa
en un regocijante frenesí.
leer más   
15
6comentarios 78 lecturas versolibre karma: 112

¡Taita! , yo quiero ser...

Mi hermosa tierra rodeada de rios lagos y cerros
Me mostró las puertas que abriria con una sola llave
El sol incandescente y las brisas suaves
Serían testigos de mi destierro
Hijo a buscar el éxito por otro lares
Taita me dijo con ese hueso a otro perro.


Pues crecí en los matorrales ; en la Serranía de la libertad
Entre pobreza , ponchos , mi chacra y mis cultivos
Entre grandes sueños de ser famoso en la capital
Donde los grandes diarios deseen comprar mis escritos.
Dejando de ser obrero para ser jefe de una editorial.
Exitnguir la frase en la sociedad « el serranito no puede ser rico»

Entre vallejo y sus heraldos , ni un golpe me dolería
Valdelomar y Carmelo , en un cabellero me converterian
Ciro alegria , me hizo ver la indiferencia de un mundo ajeno
Arguedas , me dijo que un amor de niño es puro y pleno
Llosa me haría domar a los perros de la ciudad
Ribeyro me demostraría lo desplumada que estaba la sociedad.

Asi que amaba escribir ; sentarme en la mesa y sentirme libre
Esconderme de mi Taita y su alto calibre.
Taita jamas iba permitir que su hijo fuera escritor.
Un ingeniero , arquitecto , medico , político o hasta un profesor
Pero, ¿escritor? Esos que ganan la vida escribiendo por amor
Amor de fantasia porque en este mundo pagano no sirve.

Me dijo fuerte claro : Hijo cres que con lapiz y papel vas llenar bocas
Crees que escondiendote detras de unos escritos evadiras la realidad
Solo te alcanzará para la semana entera comer sopa
¡Crees que una mujer de verdad te querrá!
Tus ideas no pasaran de media cuadra y tendrás que regresar
Las calles de Lima son muy duras para un escritor indígena.

Taita yo quiero ser escritor
Si taita , de esos que se ganan la vida escribiendo por amor.
Amor al arte y a las letras que son el inicio de las ideas
De aquellas que te impulsan a remar a pesar de la marea
Pues me dije ¡cuando las papas arden!
Son para perseguir mis sueños y no tildarme de cobarde

Tal vez muera en soledad y paupérrimo como muchos escritores
Tal vez taita , terminaré como una más de todos los pobladores.
Pero Tal vez , este en un escenario entre arengas y palmas
Talvez no llene bocas , pero nadie me quitara el placer de haber llenado almas
De vivir sin miedo , para darte calma y conmemores
Que el miedo es el declive de los soñadores.

Entonces me dijo:

Pudiste ser un gran ingeniero pero decidiste ser escritor
Ganar mucho dinero en un consultorio como doctor
Ser un gran político y apoyar a tu pueblo soñador
No vuelvas más triste impostor , mi apellido dejó ser el tuyo
Espero que no me mate mi orgullo. Y como dijo Calderón
No te olvides que los sueños sueños son.

Taita ,estaré soñando despierto en la capital
Tu oido se aturdirá y tu corazón palpitara al oir mi nombre
Seguro me buscarás , cuando deje de ser pobre
Y obres como obres , mis brazos abiertos estarán
Cuando sea un hombre te reprocharas
Por no dejar brillar el oro queriendolo hacer cobre.

Adiós mi pueblo querido , mi chacra , mis cañas y mi pampa
Me espero un futuro incierto , en un mundo de prejuicio.
El alcanzar un sueño siempre implica un sacrificio
Eres el ingeniero de tu destino y el mileto de tu mapa
Solo el tiempo dira ni canillita o lustrador mucho menos una lacra
Ni abogado , carpintero o cirujano, ESCRITOR TAITA.
4
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 40

Soledad

Se aferra a mi alma
y me invita a pasear

a mezclarnos con los arboles,
a soñar que soy de sal.

Duerme cada noche a mi lado,
y me quiere despistar.

Y aunque mucho yo la quiera
a veces me hace sangrar,

Pero si no la tengo cerca
yo no puedo respirar.

Es mi aire, mi consuelo y
ya no la puedo soltar.

Se adueño hasta de mis huesos,
hoy no logro despertar.
leer más   
2
1comentarios 17 lecturas versolibre karma: 25

Cómo quererte más

Como quererte más si ya soy
el aire que respiras,
el jadeo que suspiras
y donde tu vas yo voy

Como quererte más si ya soy
el sonido que estás oyendo
el timbre con que percibes
y soy del aire su rumor.

Como quererte más si ya soy
la luz que ven tus ojos
el color de tus pupilas
y de tus miradas el fulgor.

Como quererte más si ya soy
la carne en la que caminas
los huesos que te aguantan.
y de tu sangres su vigor

Como quererte más si ya soy
la piel con la que estas sintiendo
cada poro por el que respiras
y también soy tu sudor.

Y siendo yo tu sangre, tu carne, tus huesos,
tu piel y tus sentidos que perciben
a quererte mucho más, a cada paso aprendo
porque me siento vivir solo porque tú me vives.
leer más   
12
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 116

Te echo de menos

Te echo de menos cuando veo
Las aves en su vuelo.

Te echo de menos cuando siento
Que me tiemblan los huesos.

Te echo de menos cuando escribo
Y me inspira tu recuerdo.

Te echo de menos cuando vivo
Porque todavía no he muerto.

Y cuando lo haga te echaré de menos
En un cielo que no es el nuestro.
leer más   
15
4comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 111

Piedras estelares

Desvestirnos dura apenas
un breve instante.
Desnuda sos infinita,
Como la luz de un diamante.

Sentimos la fiebre
de la erupción de los volcanes.
Nos abrimos los huesos
con besos de huracanes.

Gime la noche,
el placer en la piel centella.
Sos un oasis de luna
Con perfume de estrellas.

Giran los cuerpos,
como si fuesen planetas en el cosmo
Y fuegos brillantes
de piedras estelares somos.

Se arquean nuestros esqueletos,
Como juncos,
en los brazos frenéticos
De los vientos.
leer más   
25
25comentarios 183 lecturas versolibre karma: 134

Naufragio

Cuento las secuelas de la madrugada,
hay veneno en el crudo silencio,
y no hay escapatoria al olvido.
Voy naufragando y quedando
siempre en la orilla del vacío,
buscando más agua,
en el abismo de mi oscuridad.

Sigo aprendiendo del ocaso
y el azul del universo,
vivo porque voy a un lugar
donde mis sueños crecen como
nube y se desvanecen navegando
en lo profundo del mar de
los sueños, donde las estrellas
duermen y la vía láctea busca
calma con la luna llena.

La soledad, el humo, los años,
quedan en un completo despertar,
el viento es un viajero,
y yo sigo encontrándole sentido
a lo que siento, recordando que
amar también es soltar al ave
que sigue presa y no puede volar.

Vivo para sentir,
estoy aquí porque tengo huesos,
puede que falte convertirse en aire
para llegar a la cuna de los
planetas, quizás sea ese el futuro,
habitar aunque sea en los sueños de marte.
13
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 122

Desde ojeras...

Desde ojeras
demás alcohólico
perder de oído la muela del juicio

Por error bostezar
medianoche de miedo
pasar lista
en la mesa ausente
como soldado caído

Ansiolíticos
hecho huesos el corazón
SIMPLEMENTE
papel secundario de actor innecesario

de qué nombre salvavidas
y la culpa
lo dice todo al final

qué secreto duele más
extrañamente
en silencio

morirán otros
en las náuseas de un viejo soñador
leyendo su obituario

Sólo de alzhéimer
—nada de recuerdos—
y caminar desnudo en algún Edén perdido
en la palma de un olivo.
leer más   
9
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 115

Yoya

Nota:
Realmente no soy ducho en gramática, nunca la estudié a pesar de cuánto me han gustado siempre las letras. La vida y mis quehaceres como cubano de nuestro tiempo me llevaron insoslayablemente por rumbos incompatibles con las letras. No me pesa, porque cuanto hice fue con amor y creo haberlo hecho bien.
A la lectura debo, sin lugar a dudas, el hecho de poseer ciertas facilidades al escribir, porque aunque imperceptiblemente, cada libro que se lee deja huellas y aporta conocimientos además de placer, ampliando nuestro dominio de palabras, significados e incluso, sentimientos. Nos prepara mejor para entender, apreciar y fortalecernos ante las circunstancias que durante nuestro paso por el tiempo debemos afrontar.
De cuando era pequeño, recuerdo la expresión: “Matar enanos”, en alusión a poder realizar algo que siempre se soñó mucho tiempo después. Pues bien, no me siento frustrado porque ahora, después de viejo y jubilado, es que estoy “matando mis enanos literarios”:



Yoya: Así se resumen sus apelativos. Menuda como su mote, es su apariencia frágil cual mariposa. Pero… encierra tanta fortaleza física y espiritual, que sumadas al abanico de cualidades que airean las calles del pueblo cuando pasa, se ha tornado en objetivo de muchos que siguen sus huellas de buenas influencias.
Es un siglo con cuerpo de mujer, una ristra de años bien trenzados que conservan el mismo aroma infanto-juvenil que aún exhala en la envidiable senectud.
Con su andar, como alado, al pasar o detenerse, la saludan todos con cariño, y grácil, les corresponde. Siempre provoca comentarios entre quienes la siguen con la mirada…
-–Parece increíble, pero… ¡ahí va Yoya! –Dicen unos.
–Por ella no pasa el tiempo –Aseguran otros.
¡Y tienen razón! Pareciera que los años no le pesaran, o no le importen. Nunca los cumple….
– ¿Para qué?, si no sé ni cuántos son. –Me responde sonriente –De que los tengo, los tengo y nos llevamos bien.
Con la curiosidad que provocan los asombros, no he podido sustraerme a los impulsos por descubrir los misterios que han mantenido, como en urna de cristal blindado… sus neuronas, tierna sonrisa, carácter afable, férrea salud y excelente memoria; aunque:
–No en mí todo está bueno –Me dijo sin inquietarse –De hace un tiempo a esta parte… no oigo bien.
Hurgando entre amistades, algunas tan longevas y de ambos géneros, con las que compartió infancia, adolescencia y adultez; coincidentes afirman:
Salvo uno que otro resfriado u oportunista virus común que ha sabido eliminar con mañas propias, no ha sufrido enfermedades. ¿Hospitales? Solo a visitar o acompañar enfermos. Desde muy pequeña fue siempre solidaria, buena amiga, mesurada y solícita consejera. Bautizada y fiel creyente iba a la iglesia a cada evento y procesión. Todavía lo hace. Como toda niña, aún sin dejar los juguetes flotó entre humos de ilusión, por los campos de la fantasía. Creciendo amó y pudo descubrir después, que la vida es distinta a las creaciones de sueños dorados de besos sin treguas, de amores sin escalas en los paraderos del diario vivir. La abandonó el primero y al segundo se dedicó con devoción hasta ser separados por la muerte.
Continúa desbrozando dificultades. Las mismas de hombres y mujeres de nuestra sociedad, con el mismo sentido patrio que abrazó y compartió laborando por más de cuarenta años. Después de convivir en pareja por muchos años, ella y Alfredo tuvieron el honor de ser el primero de los matrimonios colectivos celebrado por Los Círculos de Abuelos. Se graduó en la Universidad del Adulto Mayor a los noventa años de edad… y con orgullo conserva su diploma.
A fines de mayo pasado, al cruzarnos le vi el brazo izquierdo en cabestrillo:
– ¡Pero…, Yoya! ¿Qué le pasó? –Le dije al saludarla con un beso y mi mano sobre su hombro derecho como si con ello la aliviara en algo.
–Nada… –Me respondió –Como cada domingo temprano en la mañana iba para el estanquillo del parque a esperar el periódico, en la acera había unos obstáculos de basuras, di un traspiés, me caí… ¡Y ya vez! –concluyó con pesadumbre.
Se me antojó paloma con el ala rota y me causó tristeza. Más tarde supe que sufrió fractura en la clavícula izquierda (Cabeza del húmero) y que no la enyesaron para evitarle daños en la fina y magullada piel.
–Lo de Yoya no son huesos, son cabillas –Me dijo en broma una amiga común celebrando que solo dos meses después, ya hace de todo , incluso lava y afirma que en Septiembre se incorporará de nuevo a los ejercicios en El Circulo de Abuelos.
Su carnet de identidad refiere que nació el 22 de julio de 1918, aunque confiesa haber nacido el 29 de junio de ese propio año. Vive sola, hace todos los quehaceres y mandados. Cada domingo en horas de la mañana se sienta en el mismo banco del parque, detrás del estanquillo, para leer el periódico “Tribuna de la Habana” y enterarse de la “distribución de productos”. Se interesa por las noticias de la ciudad.
–Las internacionales no me gustan… –Dice M– ¡Este mundo está muy loco!
*
3
1comentarios 44 lecturas relato karma: 68

Por caminos de amargura...

Por caminos de amargura
marcha la pesadumbre de los pueblos
sus gobernantes se divierten
flirteando con las masas
y con tono burlesco engañan
y van surtiendo de falsas caricias
a quienes le han depositado su confianza.

Cantaros de agua turbia
grietas marcadas en los glúteos de la tarde azarosa.
Cada gobernante saca el As del populismo
para lanzar sus políticas disparatadas
en pro de los pobres
que en las primeras de cambio
parecen un bonito panorama
Pero con el correr del tiempo
hacen multiplicar los males habituales
de estas sociedades:

Inflación galopante,
cinturón de miseria,
delincuencia,
deserción estudiantil por falta de oportunidades,
migración descontrolada
y pare usted de contar.
Y es que las medidas que toman
no buscan erradicar la causa de los problemas,
al contrario la agravan .

Al pueblo hay que darle las herramientas
y cuales son, es simple:
Educación de primera sesgada de ideologías
y dogmas
una educación inteligente que rescate los principios básicos
del buen samaritano
moral y luces son nuestras principales necesidades
decía el Libertador.

Nuestros gobernante siempre
han tenido un comportamiento habitual
desforestar la noble tierra con abono superficial
pero algo ha de pasar cuando
el pueblo alcance su madures
y sepa discernir entre lo correcto e incorrecto.

Para ese momento los pueblos
se irán desencantado de tanto mal
y los arboles de su sombra la vendimia los protegerá.
A estos gobernantes de la sufrida Latinoamérica
cuando estén en su tumba
un aire desierto ha de cubrir sus largos huesos
en el proscrito cadáver puesto
en la hoguera de los tormentos
o en la quinta paila del infierno.
leer más   
17
9comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 106

Luz y Oscuridad

Uno puede estar muy oscuro y a su vez muy iluminado.
Lo que no se ve nos acompaña en todo momento.
No, no es mi sombra la que me abandona,
es el pedazo de carne y hueso que traiciona.

No se confía en la noche,
pero tampoco en el día.
Pues solo clavamos espadas,
Sin importar el momento del día.

¿Que pasara por la noche?
No seremos más que carne y hueso,
traicionando a la creación;
Sin preguntarle al creador.

La noche es oscuridad,
¿Qué mejor momento para traicionar?
Olvidando los principios de la vida,
Con nuestras sombras siempre a la par.

En un nuevo día,
esperamos que el daño se reconstruya.
Declarándonos inocentes,
conservadores de la paz.

Es irónico,
Nos ocultamos en la luz,
e intervenimos en la oscuridad.
Pensando que todo es fácil de disimular.

Pero no, no es así.
En la luz se traiciona,
Asimismo, en la oscuridad.
Es un tema de actuar.
leer más   
10
7comentarios 91 lecturas versolibre karma: 114

Acisnado Deletrear

Acisnado Deletrear

Sólo
Entienden las pupilas grises
De abundante materia acompañadas
Porqué...
Enojado el cisne yace olvidado
¡Qué en un rincón encala blanco el huerto!
En la espesura hierba seca
Clara esponja sin almohada
¡Devorado por viejas rimas!
La luz del ayer enterrado.

Ahogando al sol sombrillas
Del paragüero, en el ayer del lecho
Dónde son, siempre, los risueños castos henos
¡Aquí viéndolos!___Del cuello al rabo
En las tintas inquieta palidez
Ayer enterrado y mañana tal vez de nuevo
¡Con hilos dibuje su loto!
¡Qué la elocuencia del hambre!
Embellece
Donde...

¡El más pequeño sueño anida!
¡Bien qué nadan en la nada está mal!
¡Bien qué se hinchan símiles frutales!
En la caída insensata lluvia
Exclusiva
Con hielos virtuosos dibuja el cisne fuego
....Aún olvidado, enojado, yace...
De seca hierba en viejas rimas, desnuda,
Por la redondez profundo vaso
¡Reviviendo en su palidez inquieta!.

Y dibuja, su lluvia, dibuja...
¡Embruja!____ El cisne letra pétrea cálida
Acorralando al progreso sus alas
Bebiendo al comedor almíbar de manzanas
Naturales compartires
¡Oh, simultáneos lagos multiplicándose!
Intérpretes del subterráneo
Aún adolorido al destajo de la ceniza
¡De algún modo incólume!
El cuello ancestral al alba.

....Lo qué a solas lento y aprisa cuento....
Acisnado deletrear de libro viejo
Entre la sombra ebria brilla
Porqué...
Del humo al hueso nada quedo
Del agua triste y amarilla
La paja arde al aparecer desembarcando
¡Pluma a pluma su viejo olvido!
Deletreados
Los risueños castos henos.

...Lagos frutales robles quimicares...
¡Qué se hinchan humedades!
Retornando inquietos
Cuantos cisnes anidados en viejas rimas
Pero...Pero...
Cuando___Se ___Arriman ___Al volcán
Las faldas frías la nieve encienden
Y...
Las relecturas...
Verduras___Lechugas.

Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publicado en e-Stories.org el 01.11.2012.
Autor Del texto y la imagen.
leer más   
14
10comentarios 72 lecturas versolibre karma: 125

Hay que tener algo por dentro

Hay que tener algo por dentro
pero no arterias, células o huesos
sino sentimientos, duendes, o cualquier otra
cosa que no haga sentir
para ser alguien no basta con respirar y caminar
hay que funcionar como los astros
como la luna que siempre espera que el sol
venga y la despierte
como la estrellas o como los cometas
Hay que tener algo por dentro para que salga
algo afuera
ese algo que nos hace único, importantes y especiales
Algunos tenemos música
Otros tenemos poesía.
14
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 123

¿Por cuántos... (Junto a @SarahiSulbaran)

¿Por cuántos cielos comprados se han visto las nubes correr?

Por las tantas cuencas de los ojos,

que no paran de llover.


¿Por cuántos besos usados se han visto lágrimas caer?

Por los mismos en guerra,

en el que alguien debía perder.


¿Por cuántos huesos enmudecidos se han visto las pieles caer?

Por esos cuerpos vacíos

que al mediodía les cubrió el anochecer.


¿Por cuántas caricias vacías no hubo otro camino que las oxidadas vías de un tren?

Tal vez por unas noches,
once minutos y el silencio de una puta rentada,
por una moneda y un sueño de alquiler.


¿Por cuántos suspiros al tiempo el alma comienza a agrietarse?

Por todas las penas que al tocar fondo,
el cristal de los ojos comienza a empañarse.


¿Por cuántas flores robadas en el jardín de alguna esquina, los pétalos comienzan a marchitarse?

Por las tantas que pétalo a pétalo,

optaron por suicidarse.


¿Por cuántas palabras en ruinas este poema empieza a deshilacharse?

Por las mismas que en algún bar de una esquina,
las penas corren,
por embriagarse.
leer más   
15
2comentarios 97 lecturas versolibre karma: 109

Inocencias... (Neosurrealista experimental)

INOCENCIAS
(Neosurrealista experimental).

Esos labios tuyos de almendro hieren
con la punta de universales
ojos sin una cama donde duerman al espejo
por el mundo de los rincones
en el inmundo buscar de piedras
con el inframundo del frasco y tonel
entre el submundo de flores plásticas…

Mira como miran sin ver las ventanas
al bajar del nogal higos.
Aunque cada viento amarille menos
las manos del helecho,
y del hueso mariposas tejan,
por el techo. Un encuentro en descuento.

¡Hay del verde crujiente!
¡Hay de arcilla y alfarero vetado!
¡Hay del deber y la saliva!.

En la salida solo hay entradas
y vacíos eternos al nacer
sin dientes el siervo de oro caña y algodón
así y los algodones mientan ciertos.

Aunque la historia solo sabe
del olivo y del pan sin vino blanqueado
por olvidarse una cereza ceniza.
A lo lejos las lagunas dejan
los buitres como águilas al vapor
del plomo fácil degollando victorias.

Pero no son las arenas muerte segura,
en la fuente ebria de aceite,
son los mismos con los años al reloj
no le importa el tiempo
y el futuro es el mismo
y la caverna es la misma
y la rueda es ruda ensimismada.

Por eso les crece barba a los peces
y conchas a las tortugas
y el azúcar nada vende
y la mañana cultiva noches
y la semana semillas estéril.

Ven, vamos, al cielo desnudos.
Nada ya el remedio cura.
No vayamos, al ir, cayendo gotas.
O las cabras desayunarán cobras,
con el gato efusivo del cementerio.
Nadie, lo sé, mañana al fusil olvidará
en el paisaje del viejo roble
desmoronando cada molusco
en la hora del ahora un calcetín
lleva al recuerdo descompuesto,
y el perfume hace del baño viajes,
al filo del fango y rodillas.

Nada importa, al saber su ignorancia
por la calle almidonada.
¡No lo digas, ahí está, viéndonos!.

Si bien lo ves, de vez en cuando un palillo
al diente caliente alegra.
¿No lo ves?. Allá viene muy contento.
A tientas intenta decir vengan.
Nada más vayan de vez en cuando.
En la noche descuida la luna hojas
de viejas bibliotecas vacías.
Y las espinas del mal genio ya no pican
ni cantando al sol cuentos de pino
verdugo del bolsillo en vacaciones
del matorral el día postrero.

Los remolinos cercan piadosos
al escombro desgarrados,
con el cristal en la mano
pardo túnel, de rostro angelical,
rubí falso, en las peñas de visita,
y el cirio turba descalzo
al meditar apagado del incienso
mojado mancebo y sábanas.

Nadie es primero. Todos al último repiten.
Arrepiéntete por la madrugada
que tarde y noche no alcanzan
para matar a tiempo
moscas, ratones y cucarachas…
Y despedir al pecado ahogado en perdones
cientos, miles, millones. Al pecado transitorio
un perdón eterno es la justa medida.
Inocencias hasta en la sopa y el aire.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Del texto y de la imagen)

POST DATA:
Referencias útiles son..
.

es.wikipedia.org/wiki/Surrealismo
Y también...
www.youtube.com/watch?v=T4lGPHYz4Sg
leer más   
15
9comentarios 89 lecturas versolibre karma: 120

Idealismo

Hasta dónde el corazón tuyo
a pie;
un verdugo
suelto de huesos
deshoja margaritas

en un mundo desconocido

en la llaga,
demasiado tarde
para encarnarse de cicatriz.

El viajero nocturno
tiene un aire
a un condenado
velando su funeral

Dentro,
una ciudad entera en una calle vacía,
mecánicamente de nervios
tras las rejas;
de leyenda y de epitafio
quemar la última hoguera.


El primer pensamiento duda las 24 horas del día.

Ya si alma, vestido de sicario
y doméstico,
no escatimó, por ejemplo:
en expiar
su alma de artista.

Entonces, ningún mártir, entre los muertos, levantó su fusil.
leer más   
20
10comentarios 99 lecturas versolibre karma: 118

Socavón en el alma

Procuro emigrar de este socavón
imprevisto en las ruinas de mis huellas
que se extiende más allá de las raíces
hasta la médula de mis entrañas
envuelta en el arrebato de una locura

Y correr rauda al fin del mundo
allí, donde me arrope el infierno
en su cálido tálamo
unida a la sinfonía de sus alaridos

Aún no vengas con las caricias del ayer
ni con lágrimas disecadas
déjame que me consuma en esta hoguera
donde lentamente arden los deseos

Ya no quiero miradas de teclado
aquellas que habitan en la distancia
si alguna vez vuelves, amor
que sea libre y de carne y hueso
leer más   
19
23comentarios 119 lecturas versolibre karma: 122

Queria

Yo quería quedarme ahí
Ínfima entre los cartílagos de la luna
Infinita, atrapada en el laberinto de la no humanidad.
Y ya no quise vestirme de mascara, no quise hundirme en palabras,
no quise un abrazo de otro , y mucho menos convivir con los insoportables.
No quería respirar, porque no hacía falta
no quiera comer, y mucho menos beber ...
Yo no quise montar escenarios ni tener deseos inconcebibles
Lo que yo más quería era colgarme de la palmera más alta y ver todo el mundo,
tan mínimo y tan necio alrededor finalmente reírme de él.
No quería el enojo de los autos, ni la mirada del semáforo.
Tampoco quería la rotura de mi voz contra el vidrio de unos ojos que no me miran mas
...inagotables ojos...no quería que nadie me hable .
Tampoco quería que las palabras sigan crujiéndose entre mis dientes...
No quería a la lágrima dramática...
ni la entrada gratis al espectáculo aburrido de la vida...
Y no aguante mas: Ese día me desnude y te tire con todos mis huesos.
Desde entonces yo siento tu sexo derramado a mis espaldas,
mientras tus silencios gritan en mi dormir.
Tibiamente te entretejes como cadenas oxidadas en mi cuerpo de lata.
Para poder cubrir todas las hiancias de mi cuerpo.
Y quise más...
leer más   
5
3comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 73
« anterior1234535