Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 740, tiempo total: 0.007 segundos rss2

"Sin remedio"

Asciendo por tus ojos tristes
sin remedio
escalera de corazones pálidos
escombreras de púrpuras pasiones
busco mis cisnes imposibles
el viento devora gaviotas
almas pequeñas
pañuelos blancos
regurgita pétalos y dolores
me despeño en cada antro
humean tiernas cicatrices
suena otro blues
dentro de otro whisky
como cada noche me entierro
entre desarraigos y burdeles
dentro de tus párpados áridos
en los arrabales de los sueños.

Acarreo mis muertos felices
acaricio mis dorados cuervos
levito en tu mirada triste
...sin remedio.
leer más   
12
9comentarios 64 lecturas versolibre karma: 105

Tango

Asesinando una vieja guitarra,
seis cuerdas gritonas hablan
de tus felinos ojos.

Taconea. Taconea hasta que
el rey tire su corona; hasta que
dejemos de existir.

Vino derramado en tu pecho y
corceles desatados por tus
relieves.

El Mulacén descansando entre
tus piernas.

Baila y deja que tu falda vuele
hasta que se funda contigo.

Aleonados ojos persiguen la madera
postrada y arrodillada ante tus
espadas.

Negrura gitana, hermosa, bella y loca.
Desbocada e imposible de parar, como mis
dedos en el teclado.

Me lanzo a tu ruedo, loca y deseándote.
Te mantienes firme y clavas tus tacones en mí.
Nunca dejaste de hacerlo.
leer más   
12
5comentarios 74 lecturas prosapoetica karma: 96

La casa se derrumba

La casa se derrumba y no me entero
La puta realidad me devuelve a lo que soy
A pesar de saber que no es fácil proyecto
Por días es imposible trepar éste cañón

Repienso y analizo cada movimiento
Lloro, río y se me encoge el corazón
Fuerte y débil en el mismo cuerpo
Con capacidad de lo bueno y lo peor

Quisiera acabar en éste momento
Con latidos extraños y dulce sensación
De saber que lo que estoy haciendo
Para mí y las mías será lo mejor

Repaso poemas, escribo, borro y leo
Sin sentido ni orden ni razón
Ni siquiera sé si lo que quiero
Pasado mañana será un corazón

Que me sirva de excusa y fuego
O me aleje de la pasión
De llegar a algún acuerdo
Con el Ángel Caído o con el mismísimo Dios.
leer más   
5
sin comentarios 35 lecturas colaboracion karma: 46

•• fénix uno ••

Conozco el camino por el que ando,
pero no a dónde llega.
Siento el vacío
corrompiendo mis venas.
Miro alrededor y siento el frío:
debería dejar de revestirme
con la culpa y la pena.

Tiembla mi alma
y suspirando
le digo: ni consiguiendo la calma
tendría lo que ansío.

Es difícil bailar sobre el fuego,
imposible hacerlo sobre las cenizas que,
aunque sople el viento queriendo hacer desaparecer el duelo,
aquí estoy sin vida
sin amor
sin velo: he despertado
en el único momento
en el que habría preferido estar durmiendo.

Ven, león, mírame ahora
mírame ahora que el reloj se ha roto
y las agujas me ahogan.
Guíame para poder respirar
en este tsunami interno que noto,
¿seré capaz de olvidar?
¿Podría, aunque cobarde y si eso te trajera de vuelta,
volver a cerrar los ojos? ¿Es este fénix que siento
un espejismo? ¿Me miento?
¿Es esta sensación de volver a volar
la que va a hacerme caer y firmar
mi sentencia de muerte y llegar
a donde el camino por el que sé que ando me llevará?
7
4comentarios 44 lecturas versolibre karma: 93

Pide

Pide que el fuego no entregue calor,
que el relámpago no tenga fulgor
que la miel pierda su dulzor

Pide que las estrellas desaparezcan del cielo
que la blanca nieve se transforme en fuego
que las aves no emprendan el vuelo

Pide que lo visible se haga invisible
pide, amada ,cualquier imposible
pero no pidas que no te ame yo
leer más   
13
3comentarios 47 lecturas versolibre karma: 107

La Conclusión

Una noche soñé que alguien se vivía justo aquí, en mi sangre, en mi carne y en el velo de mi mirada; mirada vagamente compartida.
¿Y si no es verdad que en mi casa ya no viven inquilinos ?... ¿y si es verdad que habito un castillo donde solo soy uno mas que alimenta fantasma?. Recuerdo haberme soñado dueño de una música legítima, extraña también por el ritmo y las palabra, donde versos relaciónados con poesía sacra, ofrecían un elixir en la muchedumbre allegada. Muchedumbre desconosida lejos de tal embaucarse. Poco se de eso otro que tambíen he sido yo, lo cierto es que al despertar me dolía de cosas lejanas.
Otras noche soñé también con una condesa de múltiples rostros que emergían constantemente. Ellas me elegían cómo el caballero noble, el corresponsal para las múltiples apariciones, cosa para nada agradable ya que "pobre del caballero" porque la última vez que de el supe, hasta a la misma muerte debío besar.
Me Soñé pobre y mendigo, que cómo si en cámara lenta huía de una bestía, cosa que por cálculo de velocidad es obvio su triste final. Me soñé capitán de un barco inmerso en una gran tormenta. Me soñé topándome por descuido con un barranco a gran velocidad. Me soñé gigante y pequeño. Me soñé aprender a volar. Me soñé enamorado de no se quíen, cuando y dónde. Me soñé recuerdos imprecisos. En fin, me soñé en espacio y tiempo imposibles.

Ahora me moría de risa cuando hablábamos con un escritor de los míos (digo cercano) sobre su gato el cual había sufrido graves heridas propicias de un canino rabioso, y él oyendo mis revelaciones decía; -quizás nuestra vida es una de las siete, como portá un gato, sólo que en este caso, el gato gozá de las sietes (un glotón mezquino) a diferencia nuestra que somos particiones. Todos tan distinto; unos mueren de amor, otros de olvido, muchos defendiendo colores, otros de sucesos extraños ect ect ect... <br>
-¿Quieres decir que son sietes los míos?- Pregunté.
-Claro, son siete o quizas cuatro, qué sé yo cuántos séran en la fila, solo sé que tu destino culminará frente el verdugo designado a los curiosos.
leer más   
6
sin comentarios 29 lecturas relato karma: 87

Los versos más tristes (Tiempo de mala cosecha)

Ayer la tierra anochecía amarga.
La siembra acrecentaba cada minuto
de misericordia
con la desdicha de un cambio de hora.

El abrevadero quedaba vacío
con cada verso digno
del mejor de los literatos, y
su nombre pacía en la falsa calma
de una promesa.

Golpe a golpe,
verso a verso,
quedaban merecidos
los rastrojos
y las entretelas
del miedo más penetrante.

Sonaba, tan impasible
como imposible,
el martilleo del que en su
euforia
se creyó herrero,
y engendró al peor de los vástagos
del sol naciente.

Rompió con valía la armonía inexpugnable
de los pianos, el sentimiento
que pintan con lágrimas
los cantaores.

Y sus guitarras... ¿Qué fue de
sus guitarras?
Por no quedar, no quedaron
ni las mentiras del poeta
en Nueva York.
Fue sólo corona de espinas,
adecentando a verborrea pura
los besos en balde
y las cenas de novios.
Grabado a fuego quedó,
en su espada, una única y afilada
advertencia,
como su mirada propia:
“Te quiero...
...¿Qué haces?”
10
1comentarios 62 lecturas versolibre karma: 103

Azares y causas

Las casualidades encierran tanto misterio, que descifrarlo es imposible. Más aún, cuando la casualidad, por azar, se concatena a otra ocurrida muchos años antes.
Me costó convencer a Julio, pero finalmente accedió a acompañarme a la ciudad. Nunca sale de su casa, dónde se dedica a la reparación de calzados y por su seriedad y buen trabajo tiene gran clientela.
Mi interés en que fuera conmigo de compras era más bien por él, para sacarlo de la rutina de siempre, que respirara otros aires, y entrara en contacto con la realidad habanera, el bullicio, la gente, el tráfico…, en fin, estimular su existencia. Desde que enviudó dos años antes, vivía solo con y para su hija, apoyándola en todos los quehaceres de la casa, para que pudiera terminar satisfactoriamente el último año de la carrera de medicina.
Mientras recorríamos las tiendas, le pedí acabara de contarme la historia que meses antes me comenzó, anécdota de su juventud. Consistente en una bella joven del pueblo donde residía, que obligada a casarse con un francés de buena posición, pero que no le gustaba…, la madrugada del propio día de la boda, se le apareció en la casa a las dos de la madrugada pidiéndole le hiciera el amor, pues no quería entregarse virgen a su inminente futuro esposo.
Con lujo de detalles me relató que disfrutaron durante horas de mutua e incontrolable satisfacción, hasta quedar extenuados de tanto sexo. Ella regresó a su casa a dormir la mañana y él, por su parte, durmió hasta el oscurecer. No quiso ir a la boda. A la que asistieron muchos invitados. Los recién esposados, del Palacio de los Matrimonios salieron directamente para el aeropuerto a tomar el avión que los conduciría a Francia, donde vivirían juntos.
Ya habían transcurrido veinticuatro años de aquel suceso.
Entramos a una cafetería y nos sorprendimos al ver su hija Raquel, sentada junto a un joven, vestido de blanco. Nos lo presentó como compañero de estudios y pretendiente. Resultó ser buen conversador. Raquelita le dijo a Julio que su futura suegra estaba para el baño y que en breve la conocería.
Regresaba sonriente y al llegar a la mesa palideció, quiso apoyarse, pero cayó desmadejada sobre la silla.
Julio, enmudeció, mirando a ningún lugar con los ojos muy abiertos…
3
sin comentarios 32 lecturas relato karma: 46

Escribe

Cuando la locura
Se escribe
Lo imposible
Se vuelve real
leer más   
12
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 103

Huellas

Huellas infinitas huellas
que nos van marcando a lo largo de la vida
de amores a escondidas, de amantes
de alegrías y tristezas.

Huellas que guían, nuestros pasos marcan un camino a los que nos siguen
que se van perdiendo con el tiempo.

Huellas y más huellas

Huellas de amigos que ya no están
que se quedan al paso, en la nada
que sólo fueron simples huellas.

Pero hay huellas que nos marcan, que nos delatan, que nos reconstruyen y nos destruyen
que nos intimida, huellas casi imposible de olvidar.

Huellas y más huellas

Huellas de besos, de abrazos, de un te amo, de un te extraño, de lágrimas o de un adiós.

Huellas de rencor, de odio
de desilusión, de fracasos, de mentiras, de verdades y dolores..

Huellas y más huellas
que van quedando atrás...
leer más   
13
12comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 112

Experiencias de la vida

Quien no se ha equivocado alguna vez?..
Quien no ha llorado y reído después?...
Quien no ha gozado
de una noche de luna
y entristecido al amanecer?..
Quien no se ha sentido
libre y prisionero
a la vez?..
Quien no ha deseado
que el tiempo pase rápido
y lento tambien?...
Quien no ha disfrutado
del viento frio
y abrigado después?...
Quien no se ha embriagado
de vino y humo
para desahogarse
alguna vez?..
Quien no le a gritado
de rabia al viento
y vociferado de alegria y
risa también?...
Quien no se ha sentido
atado de manos y pies
alguna vez?
y caminado y aplaudido
sin ataduras después ?...
Quien no se ha ensordecido
ante las necias palabras
alguna vez;
y escuchado y aprendido
de las sabias también?..
Quien no a buscado
una aguja en el pajar
desesperadamente
y encontrado lo imposible después?....
Quién no a dejado
volar 100 pajaros
libremente alguna vez;
Y preferido tener en la mano uno seguro tambien..
leer más   
2
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 29

Acogida a tu corazón

Acogida a tu corazón…
Mis pensamientos están agotados, solo hay espacio en mi memoria para tu ausencia…
Ausencia quebradiza, que resbalándose por mi rostro marca una silueta de desesperación…
Te tengo, te tengo tan cerca que me atrapas con la frialdad de tus caricias…
Acogida en tu corazón, quedando latente por tu respiración…
La agonía de mi espíritu, se asoma de nuevo, dejando huellas marcadas en tu espejo…
Me da miedo la perdida de lo infinito que dentro de mí se hospeda, ya que el tiempo corta mi cuerpo parándose en un presente perdido por su inexistencia…
Después de haber vivido lo nuestro, unida a ti me quedo…
Se perdió lo imposible y se apeara el pasado de la nada…
Lluvia, noche perfecta, tratando de definir tu silueta en un cielo cargado de estrellas…
Frialdad en las sombras que rodean mi espacio vital, agarrándome a la depresión de tu pérdida como marinero a su timón…
Balanceo de situaciones y laberinto de confusiones, mis ojos cerrados visualizan todo esto agarrándome a tu hilo de llanto…
Desafinado queda el palpitar de mi alma, que con guitarra en mano marco tu esencia con el caminar y con tus cansados pasos…
Reluce el brillo en tus ojos, y abrillanta mi rostro, llenándolo de una luz tan bonita como extravagante es tu figura…
7
4comentarios 39 lecturas relato karma: 93

"Tu suave ternura" (Jotabé decasílabo)

Yo te tengo muy junto a mi lado
tus dulces besos me han consolado

me envuelves en tu suave ternura
dejando en olvido la amargura
que se apodera de la dulzura
que de mi… brota con hermosura

tu cuerpo compenetrado al mío
era imposible sentir el frío

por que estando bien encaminado
a nuestro encuentro está la dulzura
que llenará de fresco rocío.






Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
13 de diciembre de 2018
Arica - Chile
leer más   
15
17comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 120

El hombre sin cabeza

Un frío que raja la piel, y esta maldita llovizna impertinente aumenta el fango del camino. Mis botas se hunden. ¡Oscura madrugada! Solo por amor recorro seis kilómetros para verme con ella. ¡Cuánto sacrificio! El amor se impone. Cuando las ganas aprietan…, se acaban los imposibles.
“Es peligroso andar de madrugada”, dicen en la zona. Y comentan la aparición de “El hombre sin cabeza”… ¡Pamplinas…! ¡Supersticiones!
El frío y el cerner de lluvia continúan. Suerte el abrigo, que extendiéndolo me cubre la cabeza.
Diviso algo delante. Es alguien…, sí, no cabe dudas, pero no se mueve. Me detengo. ¿Será…? ¡Los fantasmas no existen! ¿Y qué hago parado? No. No creo… ¿Será que, creyendo dudo? ¡Allá voy!
--¡Eeeehhh!— grité nervioso al pasarlo a rápidas zancadas. Me remedó un grito aterrador, indescriptible.
Llegué jadeante al campamento. Todos dormían, me quité la ropa mojada, sequé, puse un short y tiré sobre la litera. No se me quitaba de la cabeza lo ocurrido. Cuando dieron el “¡De pié!, estaba molido, no dormí nada. A penas rendí en el corte de caña.
Concluida la jornada, tome un baño y dormí un rato. A nadie conté nada…, que va, sería desprestigiarme. Me senté a jugar dominó.
Nicomedes, el del batey. Vino a jugar. Mientras esperaba su turno dijo:
--Anoche vi al “hombre sin cabeza”... —¡Su historia fue la mía!, pero más exagerada
--Siéntate Nicomedes, juega por mí. – le dije parandome.
— Pero Raúl, termina la data. --masculló mi pareja.
–Me voy —Le contesté, y salí otra vez a encontrarme con Amparo, más convencido que nunca de que los fantasmas no existen.
12
4comentarios 67 lecturas relato karma: 116

Cielo

Puede que el cielo esté lleno de miles de cientos millones de estrellas.
Tal vez el cielo de otra gente, está plagado por infinitos números.
Alguno estará repleto de mil letras creando unos brutales poemas.
Otros serán colores o dibujos extraordinarios y creativos.
Y todos tendrán la esperanza de que sus sueños no sean solo sueños.
Si preguntas por mi cielo, tiene muchas personas maravillosas.
Ellas hacen que todo brille y logran que se ilumine mi sonrisa.
Logran que la nada consiga un valor imposible de calcular.
Gente difícil de encontrar que parece no tener nada en común,
Pero tienen cosas que mostrar y de las que debemos aprender.
leer más   
14
12comentarios 158 lecturas versolibre karma: 104

Nican Mopohua

(«Nican Mopohua es el nombre del relato en Náhuatl
de las apariciones marianas de la santísima Virgen en México,
bajo la advocación de Guadalupe,
que tuvieron lugar en el cerro del Tepeyac»)

A tus pies camino con calma
por terreno yerto atravieso
con un soplo de silencio
que abate, hunde
agobia y entristece.
Solo el sol me consume
y voy hacia ti morenita
con la gracia de Dios.
A pedirte por los sufridos
por los enfermos que gimen su dolor
por las parturientas
por los niños y ancianos abandonados
por mis heridas no sanadas
por este corazón doblegado
a las angustias.

Virgencita de Guadalupe
Patrona de México
y señora de los inmigrantes. 
Tus hijos que cruzan las fronteras
huyendo de las manos impías
que descalabran los erarios públicos.
Oh, virgencita de tu fruto hermoso
germinó la más prístina semilla,
el vino que deleita mis cansados labios
el Jesús ungido.
Oh, virgen cuida de los enfermos,
de los desvalidos y de las aves cantoras
de mi árbol de almendro.

El sol sigue destilando mis manos
con un roció perenne
solo tu imagen de Madre buena
de Madre sencilla
me lleva hasta tu tribuna
anfiteatro de plegarias dolientes.

Madrecita celeste y azul destello
mis manos ya te alcanzan
la muchedumbre te abraza
y nada es imposible para ti
hoy tu pueblo te canta las mañanitas
y las guitarras, hilos de acordes
se afinan con armónicos divinos
y los Ángeles corean la gloria,
el Dios salve, la concordia
y la unión entre nosotros.

Madre ya estoy frente a ti
me reconoces en este presente existencial
soy una caverna de huesos y músculos retorcidos.
Soy tu hijo encarnado pecador
con un hambre infinita de fe,
de certeza por tú milagrosa convicción mariana
dulce presencia y amorosa indulgencia
me envuelvo en tu regazo,
en tu asilo sacramentado.

Perpetua y amada señora
reverdece en mi Alma los lirios azules
que desde niño me acompañan,
y que en el cascabelero carrusel de mis andanzas
permanecen en completo olvido.

Madre píntame una sonrisa
dibuja en el pórtico de las cruces
las pacificas olas del mar
que mueven mi velero
que en esta tarde de cielo abierto
es llevado a la cálida orilla.

Tú amor y abrazo fecundo me atrapa
en un regocijante frenesí.
leer más   
15
6comentarios 79 lecturas versolibre karma: 112

En tercera persona

...

En tu piel he venido a morir
de esta pasión sin un huella.
Las calles a recorrer para partir
recobrando el aliento a ella

De entre tantas hojas secas
es mi tinta la que te añora;
son todos los años que disecas
de estas letras sobrecogedoras.

Voy caminando junto al viento
para de entre mis manos tenerte,
ser mi eterno alojamiento
deshojando la espera al verte

Eres mi retorno infalible
¿cuanta paz hay en este silencio?.
Nuestra oscuridad es imposible
bajo el escribir de comercio.
13
10comentarios 94 lecturas versoclasico karma: 112

Carta sin esperanza....

Lancé mi mensaje al desierto
en una botella sin vida
para que nunca nadie la viera,
Pero lo imposible se hizo cierto
y encontraste en tierra seca
un destino y dos estrellas
en un mismo firmamento
leer más   
13
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 97

Amar

Amar sin mesura
amar con locura
amar sin cordura
amar con ternura

Amar hasta hartarse
amar contra el tiempo
amar hasta odiarse
amar contra el viento

Amar lo intangible
amar durante la alegría
amar lo imposible
amar durante la agonía

Amar hasta perderse
amar entre tensiones
amar hasta romperse
amar entre traiciones

Amar cuando anochece
amar desde el pasado
amar cuando amanece
amar desde lo olvidado

Amar después de la ilusión
amar frente a la suerte
amar después de la obsesión
amar frente a la muerte
leer más   
17
12comentarios 105 lecturas versolibre karma: 100

Tu fuerza

Me arrastra…
su espíritu inquieto.
Esa manera suya de vivir;
y entre sus manos,
el Alma.
Como un Cristo redentor
enfrentando la iniquidad
que gangrena la tierra.
Así,
llevará en cada herida
una cicatriz doliente,
y grabado sobre su piel
el tatuaje de un rostro,
una tragedia, un horror, un imposible...
o un desaliento.
Me arrastra…
como agua que va calando
su noble y conmovedora fuerza;
la que no se desentiende,
y que comprometida se enfanga
y se ensucia y se hiere y se duele...
¡y llora!
frente a tan altos muros;
cuando un dios menor lucha,
por intentar derribarlos.



Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2018/12/09/escribe-tu-relato-de-diembre-ii-brigida-d
15
12comentarios 73 lecturas versolibre karma: 110
« anterior1234537