Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 886, tiempo total: 0.006 segundos rss2

De viaje a la poesía

Cuando salgo de mi cordura
Y voy de paseo por el verso
El agrio y el dulce que profeso
Es poesía en su forma mas pura

El verbo, la palabra que me cura
Si demente en el folio me confieso
Para volver como ave en cautiverio
Hasta el viaje final a la locura
leer más   
6
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 66

Ellos [Por ella ]

A pesar de que cada día
los minutos pesan más

Y qué la inercia de la vida tira hacia abajo

aún así
ella conserva sus ojos
los de niña
los de siempre

Y ellos
Ellos aún son capaces de ver el azul del cielo en el mar
y la caricia de un horizonte verde en la piel

Ellos...
aún con los párpados bajados
con la grieta en los pasos
Y el polvo en las manos

Aún así

ellos pueden volar
Y sentir Libertad

Por ella <~~~~~~~

@rebktd
leer más   
25
14comentarios 135 lecturas versolibre karma: 151

Especial

Tienes esa fuerza universal
que nada ni nadie
te puede quitar
Tienes esa fuerza vital
que te atrapa y detiene
y no se puede ocultar

Es tu naturaleza en libertad
leer más   
14
8comentarios 54 lecturas versolibre karma: 144

Adivine

Horda de chulos
disfrutando un convite;
con sus neveras llenas,
de algo más que alpiste
gordos payasos
sudando sus males
metidos a la fuerza
en disfraces verdes,
con rojos detalles.
Charly
leer más   
12
6comentarios 78 lecturas versolibre karma: 110

Tú.

Tú;
piel de otoño.
Manos de primavera.

Tú;
vida que se asoma,
por entre sentires enredadera.

Tú;
pupila de verano.
Que florece y me devora,
al amarme entera.

Tú;
profundidad de invierno.
Sensibilidad de plenilunio en penumbras.

Tú;
al que yo amo,
Y sonrío,
cuando persivo y me alumbra.

Tú;
adulto niño,
Sabio de voces y silencios.
Que te disfrazas de casual,
e irradias infinito.

Tú;
libertad,rebeldía,rocío.
Hoy te regalo mis estaciones.
Para tí me desnudo hoja por hoja.

Tú;
árbol de mis sombras.. ....
Pasión alondra.

Tú;
estación de la inmensidad.
Soy tu punto equidistante,
por el que contemplas inconmensurable.

Tú;
mi sol.
Mi luna.
Mi verbo.

Hoy te pinto entre bosques;
en tí descubro mi lado salvaje.

Tú;
mi vida;mi arena mi valle ...
Eres mi mar,mi geometría,mi aire....
leer más   
15
13comentarios 110 lecturas prosapoetica karma: 110

Nacimos en todas las orillas (con @Isaac_Freire_AM)

En ese momento decenas de voces humanas
Iban cayendo despacio,

acomodando el silencio a la espera,
colectivo de palabras en un velatorio.

¡Una vez más nos mataron!

A tientas buscan el ojo de la cerradura,
empujan puertas enfermas, sin pilares
ni dinteles, tapiadas con fantasmas,

se niegan a que se pudran sus venas,
beben andando sobre la tierra,

una última esquina, un último vistazo,
a los cuerpos inertes, desvanecidos,
aquellos extraños días, aquella
extraña ciudad,

miles han recorrido sus sueños,
definitivamente;

esos cuerpos se quedarán sin su muerte

nacieron sus brazos para abrazar,
hijos, madre, nietos, abuelo, querido,
no para nadar las olas
encrespadas en sus sueños,

les persigue sin sosiego el destino

a la espera, hoy, siempre hoy

soñemos primero y seremos mañana,
no escribimos para defender migajas,
sino por libertad,

porque nacimos para la vida,
ahí, desde todas sus orillas.


--_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_-_

En colaboración con el maestro Isaac
@Isaac_Freire_AM
leer más   
16
16comentarios 107 lecturas colaboracion karma: 142

Trece Rosas

Me encontré rosas
en el mar.

Pedí que se deshicieran
tantas mentiras injustas,
que dejarán respirar
a las rosas sobre el mar.

Voy pisando rocas
escondidas en mi arena.
Tengo a Occidente
cargado de nubes
llenas de baladas
de tristes estrellas,
y a Oriente,
el miedo enquistado
que no logro desgranar.
Sólo el horizonte,
se llena de estrofas
de quietud
y brotes de libertad.

En mis pies
textos demostrativos
que revolucionan
mis dedos,
ajenos
a unas piernas
que sólo me llevan
a pisar rocas.

Balanceos de la mar
dentro de cañas huecas ,
y las rosas cortadas
con sus espinas
en bosques de lluvia,
como labios sedientos
con sus vestidos rojos.

Voy sembrando rosas
en el mar.

El sonido de mis pasos
abrirá la puerta
a otros pasos
que vienen empujando.

Voy a sembrar rosas
que salven olvidos
de sangre derramada,
envuelta en hojas
de camisas verdes,
que revivan sentimientos
de una libertad sin alas.

Voy sembrando rosas
en el mar.

Se revuelven
entre alfileres,
atravesando la noche,
con puñales de filo,
con sus rezos
de cruces
y sábanas de rosas
de cuna y sepulcro.

Angustia en levitacion,
sobre humo de polvo,
reclamando una justicia
trepadora sin sellar
sus labios,
rozando con sus dedos
las colinas
de botones perdidos
y no hallados.

Voy sembrando rosas
en el mar.

Lleno de ondas
de frente,
sin vocablos inventados,
del color de las nubes,
con aire de libertad.

Angeles Torres


Trece mujeres entre 18 y 29 años fueron fusiladas en 1939 , después de finalizar la Guerra civil española.
Se les llamó las " Trece Rosas" llevada al cine de la mano de Emilio Martínez -Lázaro


En la parte superior foto de la película y en la parte inferior foto de archivo
leer más   
17
22comentarios 130 lecturas versolibre karma: 144

Mortífera Ordinariez... (Neosimbolismo)

MORTÍFERA ORDINARIEZ
(((Neosimbolismo)))

Entre los dedos del humo,
el agua clava sus dientes,
en el sueño encadenado a cada nube.
Y la mejilla en la cárcel galopa,
y galopa en la humedad soñada,
y soñada en la libertad vendida.

¡Menos orejas un poco de pestañas!.

Por eso, los clavos son de arena,
de arena los claveles son agujas,
agujas con patas y lenguas,
lenguas atropelladas por ventanas,
ventanas de pañuelos iracundos,
iracundos algodones y limones.

¡Un poco manos un poco sordas!.

Bermejas y redondas con sus frutas,
las calles blanquean sus espejos,
de pobres granos sus centinelas,
en donde el fuego está descalzo,
muy descalzo muy lago muy cielo,
manzana y sangre y rostro y niebla.

¡Deja vivir sediento al sueño muerto!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen).

POST DATA:
Información útil es...

es.wikipedia.org/wiki/Simbolismo
También...
www.caracteristicas.co/simbolismo/
leer más   
15
10comentarios 84 lecturas versolibre karma: 121

Tardíamente... (Texto Neosurrealista)

TARDIAMENTE
( Texto Neosurrealista )

Escribió tarde su tierna muerte y tarde su vieja
vida. Fuera de sí mismo en las letras se le veía,
saltando entre nubes escondidas en el bosque
tembloroso, con las manos en la luna, y el hoy
en los cabellos de los últimos recuerdos en el
patio que jugaba.
Con el fantasma de sí mismo,
por el cartón de la calle asolada, vivió poco, y
murió mucho, haciendo de su inmortalidad un
florero con pétalos ciegos, en la raíz seca del
fondo más alto, arenoso cuando duerme el olvido,
y se esconde un manojo de recuerdos en el
espejo del ropero que ya no soporta la escuela.

Y luego dice : La brisa ya no quiere el impulso
del fuego, así que tiraré esta noche en el bote
de basura, donde naufraga el acordeón pensando
en la guitarra de las tardes voluntarias.

¡ Claro que sí !... Porqué dejó la sal de soportar
al mar, el frío del hielo, y el pasar del tiempo...
Arrancándole cadáveres al grito del árbol que se
fuga, leyendo con un lago las últimas noticias de
la ruta más barata al cielo más cercano, con el
perdón en oferta, y la fé de invitado, sin sacar la
lucidez de los zapatos, ni las rodillas cautelosas
del aplauso.

Ningún infierno quiere ser ya su
nodriza, y la cárcel desdichada, huyó sin escribir
la lista que la libertad fuma, cuando corre el rojo
pedestal opaco.

Después, la soledad vuelve a su casa, y se queda
encerrada en el sueño de una alfombra, que pide al
cuarto las paredes confidentes del techo desterrado
por el piso, que a la lepra teme, y toca el perfume
repentino del marfil, y del café recalentado.

Aquí la fiebre se pregunta, y le grita en cada hueso,
del papel, y del dolor sin hacer nada, al salir por la
ventana que destella, y desconcierta al cuarto junto
al cuento rebelde, al saber de los trenes con la ropa
raída en un largo mes inmerso, con las palabras que
muerden las letras del cuarto más pequeño, lavando
al jabón con las burbujas.

Posteriormente, partió a la mitad el último recuerdo,
cruzando a pie lo años, como traficante del pasado,
muerto y amputado, en innúmeras leyendas relatado
con el futuro como prueba, y la miel del calcetín, que
una araña lujuriosa, dejó viudo al saberlo.

Así que pensó en el azul de la lengua ociosa, con la
mano de la máscara inválida, de acuerdo a la inocencia
que arrastra, y derriba la tapa sofocante del cielo, en un
frasco, con la comezón que merece ser hervida con la
pobreza más deseada, en la colina de las ricas plegarias,
del reloj que camina con malicia en los campos irritados
de una gota, empeñada en comprender al corazón sin
conocerlo, desgarrado por la consciencia en decadencia
condenada, y progresivamente desfigurada...

En esa tarde que llegó tarde hasta ahora demasiado.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 05/31/2014.
leer más   
17
8comentarios 67 lecturas relato karma: 135

Cadenas de amor

Me encadenaste a tu amor
Yo no puse objeción
De castigo me pones
Tu atención y preocupación
Por un ser como yo
Adoraba mis torturas
De bromas y ternuras
Hay algo real
Pero a ti no te gustaba
Que estuviera encadenado
Sin hacer nada
Sabíamos que el tiempo
No está a nuestro favor
Cinco años de espera
Nos impuso sin compasión
Para que nuestros labios
Sintiéramos con pasión
Hoy me liberaste
De estas bellas cadenas
Y a otra persona
Pusiste en mi lugar
Una que vive en tu ciudad
Y físicamente
Con el puedes estar
Me diste libertad
Pero con toda sinceridad
Estar encadenado me gusta más.
leer más   
7
1comentarios 28 lecturas versolibre karma: 88

Tu jaula de papel

La apatía está marcada
por el miedo a ser feliz,
porque cuanto más sonrías
más llorarás al sufrir

Es tan solo una mentira
que tu vuelves realidad
al darle vida a ese miedo
que no te deja avanzar

Estás en una balanza
de un lado tienes el mar
y en el otro la enseñanza
que te obliga a ser normal

Eres frío como el mármol
y la luz quieres hayar
para lograr un momento
tu conciencia calentar

Quieres ser igual al grifo
llave de la libertad
que durante un breve instante
la vida deje escapar

Y ser libre como el viento
que se escurre en tu ventana,
dejar de llorar el hoy
para forjar el mañana
leer más   
2
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 21

Un Romance por Morente (a Enrique Morente)

En silencio baja el agua,
de la sierra a la fuente,
triste dobla la campana,
de la Vela por Morente.

Alma del carmen vacío,
que derrama entre la piedra,
una voz de luna rota,
florecida entre poemas.

Bandera de la verdad nueva,
de tono incomparable,
donde cruzan los misterios,
del talento con el arte

El aire gime herido,
en un pellizco de esencia,
¡viva el rey de los reyes,
y de los tronos de anea!

Cien cantes de fuego tienen,
las duras sienes del alba,
y un bordado de oro,
con los hilos de Granada.

¿Qué importa el tiempo al tiempo
medido en arena y olas?,
latiendo vive tu herencia.
en los centros de la Aurora.

Bebiendo la acequia clara,
los toros de la dehesa,
sueñan lances naturales,
en armonía y cadencia

Duende de amor y nácar,
ni más grande ni más genio,
sangre lleva tu historia,
por las venas del flamenco.

En trece la calle duerme,
y a San Nicolás se asoma,
una libertad de viento,
que en los bríos trae tu forma.

Maestro de propia escuela,
brillante irreverente,
credo revolucionario,
de la memoria en suerte.

San Miguel enamorado,
al que Lorca conociera,
llena radiante tres copas,
y te da sitio en su mesa.

Fiebre fría de metales
nace escuchando el eco
no queda cabal ni fragua,
que no temple tu acero.

Ceñiste al compás la seña,
de tu gloria infinita,
nunca habrá grito que calme,
el dolor de tu partida.
leer más   
11
6comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 120

Mujer y poema ® ©

Ella es el más hermoso poema,
hecho mujer, su belleza y su andar elegante,
son su rima,
su mirada tierna e intensa,
son sus estrofas,
la belleza de su corazón,
y la libertad de su mente son sus versos,
que son divinamente luminosos,
ella es mujer y poema,
su amor es simple y compuesto a la vez,
en sus labios hay prosa y verso,
dichoso aquel corazón,
que se goce toda la intensidad,
y ternura de ella,
bendito a quien ella ame,
y bendita seas tú mujer divina,
bendito poema de amor,
y pasión a la vida.

Carlos Luis Molina Lara


Modelo Silvia Miralda mi eterna gratitud por la hermosa fotografía.
5
4comentarios 45 lecturas versolibre karma: 91

Descontado... (Pseudoanticuento)

DESCONTADO...
((((Pseudoanticuento)))

____ ¡ Largo de aquí, cuento infeliz !.
La tristeza en maceta ya se siente jardín. Bien sabemos que carga el mar,
con las pestañas en las alas, y las noches frente al espejo quebrado.
Y a lo lejos está el cielo que cuelga como el milagroso ungüento... Más las
espadas blandas son ante las cósmicas entrañas hurañas como las noches
sin marido, en la luna enloquecida con el fervor espumoso del piélago ligero.
¡ Ah, cuento sin principio, historia inexistente, fraude vil a conveniencia !

___ ¡ Ondas ingenuas que entre sus muecas perece !... Sí, sí, mira con atención:
Allá está la luna montando la tarde, y recorriendo tardía la calle curiosa,
por no haber aceptado el sombrero ofendido, empecinado en agacharse
contando las estériles monedas con sus íntimos gusanos. ¿ Y lo cuentas ficticio ?.

___ No, sólo es una oferta. Real fantasía para los incautos... ¡ Oh, albergue pobre
de la gris materia !... Pálido recuerdo perdido poco a poco, en la urna helada de
los bolsillo ajenos.
__Pienso, me dices, aunque lo dude con frecuencia... Que quizá sea el momento
donde se sienten cercanas las fronteras del silencio que tratan de recoger todo
el contacto preocupado por el cambio... Por la ciencia desnuda con sus metálicas
veredas, en la humana estupidez que con ironía se regenera, y fabrica la insigne
inocencia huyendo.

___¡ No lo cuentes con calma !... Me dicen los silencios y las sombras que nada sé
de ellos, que nada es igual de peor en la mínima falsedad transformada en elíxir
veleidoso de lo verosímil sólo... ¡ Qué no lo cuente quitándole !... Ni ofertado.

Las gotas en la tormenta se elevan con el sol que se expresa desamparado en luz,
suplicante, y en la danza ritual de los gestos... ¿ Qué estoy diciendo ?
Dices callando... ¿ Acaso que he dicho algo ?. Y sobre todo, bajo esas figuras...

En los claros muros que murmuran, sin duda, y sólo a veces durante unos instantes
en los nidos de nieve que vuelan bajo el hielo con virginal rubor en las ánforas de arcilla
del aliento que se tiende acariciando lo que no se cuenta, lo que se quita de verdad,
lo que se confunde con gracia y se enreda sutilmente...

___ ¿ Qué tipo de vida hace la escena mortal del abuso más lleno de armonía ?
___Me dicen que digo, que la libertad de matar al débil y engañar a los ilusos, en
la razón incólume del engendro sin freno que se agita porque nadie lo quiere... Y que
sólo nadie debería contarlo, quitándole poco a poco la esencia que le evidencie en
la maceta que se ha creído jardín... Pienso, casi creo sentirlo, porque escucho que
en la lejanía lo dicen las montañas en la opaca quietud donde duermen los campos
de rodillas en la penumbra incierta que decora las ventanas abiertas...

No obstante, en este cuento, y no contando con mi ausencia momentánea que hace
bien a las cosas ya dichas, y que parecen iguales para que podamos distinguirlas
en cuanto están lejos los subterráneos urgentes, y que del sudor un trozo se derrumbe
como un sueño que se seca en las pasiones cotidianas, prolongadas y perennes.

__Dices sobre todo cuando duermes y no sueñas, y lo callas destejiendo los silencios
en el ramaje sonoro de los anónimos... ¡ Un simple pórtico de las puertas falsas realmente
colosales en el abismo de los rumores inventados en la impúdica certeza ! .

Hacía frío bajo la frente cálida de una vigilia pescadora de linternas... Y pensó: ¡ Tal vez
es mejor no contarlo !... Desdecirlo con desdén y desdoro, desdoblarlo hasta hacerlo
repugnante, como se pugna por descuajar la más mínima razón que esté en desacuerdo...
Se sentó, hizo un gesto que viajaba en un agujero angosto excavando cuatro horas en el techo
y luchaba a sus espaldas el terreno con la palidez de los obscuros fulgores...

Al final se fué feliz, soñando no haber dormido, tan despierto como la razón del último siglo.
Y muchos supieron que estuvo ahí nadie, como siempre, obligado a no decir nada.
¡ Y fué el mismo nadie de siempre !.
El que calla cuando la ausencia lo escucha y el que habla en la presencia de la nada.

***********

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 08/27/2017

Autor: Tanto del texto como de la imágen
.
leer más   
15
12comentarios 95 lecturas relato karma: 138

Descrismarse Evanescente... (Cuento Experimental Neosurrealista)

DESCRISMARSE EVANESCENTE
_(Cuento experimental neosurrealista)_

Subió al lomo del viejo libro y rodeó la mesa,
de camino hacia el librero. Le acarició suavemente
con los dedos temblorosos. No tardó en llegar al
rincón por la cadena de penumbras que separaban
las sombreadas paredes por la moribunda flama
de aquella lámpara agotada. Una cabeza de lagartija
pálida salió suavemente como las plumas del gallo
declinando cantar de noche a la luna a medias entre
las piedras sobre las hojas más qué otra cosa...

Había qué pensar no solo en el dinero de la renta,
sino en la comida escasa al borde del camino
justo para cualquier hambre desesperada de la
impaciencia qué no se sacaba ni siquiera del bolsillo
más roto por no estar destinado a liberarla cómo siempre
antes de las primeras palabras.

Esta carta era de las qué no pedían mentiras
qué puntualmente le proporcionaba el más moderno,
y avanzado desempleo. En el gozo perdido de la vida
humedecida como arena desterrada que abrasa el
sol, y refresca las angustiosas noches. Dónde los
viejos sueños huyen como ruedan las hojas secas
por las brisas perdidas de los otoños cargando las
tardes en la sed del alma, niebla trás niebla.

No dejaba de correr de puerta en puerta violentamente
capturando el miedo de las ventanas en caso de caer
un meteorito... Allá, cual mariposa qué en los volcanes
se acrisola con las amarguras franqueadas por el buen
sol de los primeros días contemplando la tristeza
clandestina, haciendo contorsiones ávida de inmolar
ídolos solemnes de bronce sin rumbo ni veredas.

En aquel tiempo se produjo una pausa, y el vacío había
puesto su peor cara por algo qué nada tenía qué ver
con el asunto. Había sido un día fructífero, encontrando
muchos casos igualmente desesperados, urgentes
e ineludibles... Bien sabía qué con el paso de los años
esto será cada vez más difícil de olvidar, en las escalas,
en las nuevas formas de recordar, y con la simulación
del equipo adecuado el motor del mismo dejará su lugar
a uno distinto más allá de los sistemas de frenos frontales
qué con el tiempo no han querido modificarse. Entrando
en el futuro totalmente desarmada la consciencia, y en
partes múltiples fragmentada la más mínima atención.
La noche en miniatura corría por el bosque soberano,
buscando un consejero en el difraz de una almohada.

Así qué...
Recogió las goteras del techo, dobló la tierra del piso,
y cubrió el frío con los agujeros de una raída cobija en
el punto central dónde el desaliento aprieta la debilidad
de las noches anteriores. Pensaba irse al olvido de la
región desierta aislado en una lobreguez amarga.
No se permitiría consumirse en una lucha insana entre
las ramas indiferentes al deshojar sus flores en la cumbre
del granito de los pájaros sin trino, ni fundirse en los días
por el desconsuelo qué postra al mismo eco ruinoso.

Pasaba del olvido reciente a los viejos recuerdos recostado
como la espuma magnífica y distante allá en el valle del
fondo anochecido... Y se decía, vaya forma de alivio.
¡Mañana será otro día!... Y claro, con el desnudo torrente
y la fugaz sombra del sol en retirada en los empedrados,
con el desenlace inevitable cubierto de esperanzas en su
guarida... Estiró un bostezo sobre las piernas para demostrarse
lo qué nunca había soñado por falta de una perfecta toma de
consciencia de la decisión...

El insomnio sería completo proliferando de día, y agarrándolo
de los pelos en la prolongación de las nubes, en la rápida carrera
al colchón recorriendo las vagas siluetas de carcomidas esperanzas,
y cuándo esa primavera llegaba destrozando al invierno con sus
verduras, sin la piedad campesina del tamaño de unas gotas de
sobresaltos queriendo saludar la imagen deteriorada del espejo
indiferente, cuándo la angustia es tal qué se anticipa a la eternidad
más próxima y con más vitalidad.

Evanescente y racionalizando el dolor inmediato al morirse
plenamente, y adquiriendo las cualidades acumuladas por la
inmensidad de una acción hábil qué se capta instantáneamente
por el gesto clásico al percibir la importancia de la propia inexistencia.
La noche era cada vez más íntima en la profundidad qué estremece
y sacude las mismas procesiones de las pesadillas decoradas.
¡Y estaba sumergido en el descrismarse!...
Lo qué significa la libertad absoluta, distinta, totalmente transformado
fuera del tiempo dónde subyace la tristeza infinita... La tristeza de darse
cuenta de qué uno ya no es el florecimiento del ocaso, ni relativo, ni
comparativo, ni resultado de la influencia ambiental qué implica el
sometimiento al cruel sistema caduco...

Así transcurrió largo tiempo durmiendo en el sublime estado en qué
se encontraba, y pudo inventarse nuevamente en el peltre despostillado
de la vasija qué abrigaba su reciente incorporalidad, flotando al retornar
al botín de cosas inútiles qué se adueñan aniquilando la esencia de
los últimos indicios del orden... Con la luz de una sonrisa perdida.

___Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=12758 © Latino-Poemas
leer más   
12
6comentarios 47 lecturas relato karma: 125

Ansiedad

La poesía es sentimiento,
Y voy a contar algo que nunca cuento.

La ansiedad me mata,
Puede conmigo, pero me callo.
Y hora tengo un catarro algo fuerte,
No puedo respirar....
Bueno no me dejan respirar correctamente.
Sobre todo la ansiedad.
Me ahoga, me interrumpe, me atasca...

Es tan difícil vencerle,
El hambre me va y me viene,
Con la tontería, he adelgazado 2 kilos
En tan sólo mes y pico...
El sueño me pesa y es cambiante,
Con eso mis estudios sufren...
Mis notas van para atrás y adelante,
No puedo evitarlo, a veces pienso "que los zurcen",
Pero es que no puedo abandonarlos,
No ahora que tengo un objetivo,
No cuando lo tengo todo claro...

La ansiedad me lo arrebata todo,
Me duele, me ametralla y me marea,
Me está cambiando poco a poco,
Me confunde, me aplasta, me resta...
Me pincha el pecho,
Por dolor he llegado a retorcerme llorando,
Y sí, lo hago, pero nunca gritando.
Estoy harta, no quiero más ansiedad,
Quiero soltarme de ella y volar,
Pudiendo sentir así mi propia libertad,
Volviendo a poder soñar...

Dejame ser normal,
No quiero pensar en ti más.
No me hables por la noche ni por el día,
Deja que sienta alegría.
No me cuentes cuentos,
En ningún momento.
Quiero sonreír de verdad,
Quiero estar contenta a esta edad.
Deja que estudie, que escriba,
Permite que me equivoque,
Y que luego lo corrija.
Deja que viva con mi enfoque,
Y con mi filosofía,
No aportas, aparta.
No ayudas, atacas.
Con esto quiero decir,
Largate de mi vida
Y dejame ser feliz.
Y como lo que te he escrito, no te gusta,
Vienes más fuerte que nunca...
Tengo fuerzas para enfrentarme a ti,
Que te quede claro, no me voy a rendir.

Esti Gutiérrez
leer más   
6
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 68

Mal vendió su libertad

Ella amaba los vientos, volar por encima de la montaña y planear por encima del valle. Pero el colectivo de la media sin aspiraciones superiores más allá que reproducirse como las palomas, y que no sirven para volar sin parvadas, se encargaron de que mal entendiera su libertad. No la soportaban volando sola por los cielos. La querían enjaulada y sometida. Decidieron hacerle creer que estaba sola, que tenía que tener crías y someterse a ellas.

Ella solo quería amar a los vientos, con libertad.

Terminó por mal vender su soledad por un plato de algo que le hicieron creer que era cariño; y que no era más que desperdicios, una pantomima futil; una copia mala del más alto de los sentimientos humanos... O al menos lo que dicta el entender colectivo idealizado en comedias televisivas.

Hoy ya no vuela. De hecho, odia a los vientos.

Lograron su cometido. Ahora ya no sabe volar.
leer más   
6
6comentarios 76 lecturas prosapoetica karma: 82

Versos de helio

Somos versos
Que vuelan a la nada

Y se elevan
A la libertad
Del estallido

Expandiendo olvidos
Repartidos en el aire
leer más   
8
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 113

Cada cierto tiempo

Cada cierto tiempo un cuervo me atraviesa
dejando tras de sí un graznido sordo,
su voz ronca, reverbera en la vasija que es mi cuerpo,
hasta instalarse en un quebrado.

La fragilidad me define.
Es sólo cuestión de tiempo, sibila alguien tras mi oreja.
Pero nunca hay nadie.
Solo manchas que bailan ante mis pupilas.
Una llama azul de azufre se consume en la palma de mi mano.
Es sólo cuestión de tiempo,
me susurra el oído, todo tiene su tiempo.
Hasta la muerte tiene el suyo,
sólo que ella no lo sabe.
No hay nada tan mal valorado como la vida.

Se la maldice muchas veces.
Odiamos los lunes,
el mal tiempo,
al vecino,
sus gustos musicales,
las noches solitarias,
los miércoles por su mediocridad…
tantas cosas,
hasta que llegue el momento,
ese infinitesimal instante,
en que toda esta abundancia deje de existir.
Todo desaparecerá.
Incluida la muerte.
Su posibilidad.

A medida que el cuervo se distancia de mí, lo oigo hundiéndose sordamente en mis lejanas aguas. Escucho la caída, el chapoteo de sus plumas. El líquido infiltrándose a través de las barbas hasta el raquis. Lo etéreo transformándose en plomo. Veo el peso de la vida. El desamparo de un desfile solitario. Su ahogo en un cubículo sin dimensiones, donde luz y sombras son fantasmas quietos. En ese interior fracturado vive y muere el silencio buscado. Si diese un grito me rompería por todas partes. Por eso callo. Prisión, libertad. Son las palabras que vienen a mi mente. El ave sigue allí. El plumaje empapado un saco de piedras que tira hacia abajo. Libertad no es lo que deseo, eso todavía no tiene nombre. No ha sido mencionado. Su voz quizás se esconda en un lugar recóndito. La profundidad de las aguas que se llevan al cuervo quizás escondan el vocablo. Moriré de sed antes de beber de ellas. Son aguas ciegas y serenas donde la vista nunca debería adentrarse.
La mirada de los vivos debería estar vetada.
Allí los colores son pesadamente sombríos,
la fragancia morada, el aire amargo.

Sigo respirando.
El cuerpo del animal ha desaparecido.
El mío continua vibrando por el impacto del cuervo.
Por un momento no temo nada, soy feliz.

Quizás.

Mi mente no piensa en palabras,
no tiene pensamientos, sino música.
Sonidos que creía entumecidos me envuelven.
Me atraviesan sus sonidos,
soy su fuente y receptor,
estremeciendo mi cuerpo.
Anulan. Aniquilan mi ser.
Más allá de la libertad,
me deslizan a otra dimensión.
Al momento perfecto donde todo desaparece.
Donde el grito es posible.
Donde es canto.

/
leer más   
21
23comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 141

Tranquilidad

Ya partieron tus nubes de mi cielo,
mixtura de malicia y terciopelo,
a mi espalda quedó la tempestad,
y es hora de vivir en libertad.

El céfiro, caricia de tu pelo,
cambió su brisa cálida por hielo,
en mi cielo emergió la claridad,
terminando con tanta oscuridad.

Como tizne de carbón era el velo
que envolvía mi vida en ese duelo,
y tanto destruyó mi voluntad
que debí de romper por dignidad.

Hoy, por fin, quedé libre del desvelo
que me daba un amor con tanto celo,
y en mi vida actualmente es prioridad
el volver a sentir felicidad.

Ya dejé de arrastrarme por el suelo,
ya acabé con la pena y desconsuelo,
después de soportar la adversidad
al menos conservemos la amistad,

Como el fénix mis alas echo al vuelo,
en otros brazos hallaré consuelo,
en otros ojos la complicidad,
y lo que importa, más tranquilidad.
16
11comentarios 136 lecturas versoclasico karma: 133
« anterior1234545