Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3183, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Laura

Un poema , Una lágrima
Te confunden en el atardecer
de un caduco recuerdo de un tiempo
que nunca quisiste desaparecer.

Forjarte de las penumbras
en la confusión de un tiempo
que parece eterno
porque llevas contigo ese espíritu materno.

A sabiendas de tu alegría
de sonrisas que esparces como semilla
sobre un fango de esperanzas
florece aquella mujer
la mujer que jamás descansa .

Tus palabras sanan, tus palabras curan
son un viejo libro de lecturas
que cruzan fugaces los campos espigados
viajan donde nadie ha llegado
y fecundan los desiertos olvidados
donde germinan los nuevos sueños
que los haces realidad solo con tu empeño.

Al mirar al cielo
contar cada una de las estrellas
ver en las nubes la forma de tu nombre
junto a cada una de ellas
observar extender tus alas
donde asoman tus recuerdos
entre poemas y escritos
de aquel roto cuaderno.

Tajar los rayos del sol
que marcas al amanecer
contemplar el espectáculo radiante del aura
saber que existes y eres real mi querida Laura.
leer más   
5
2comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 60

Mundo de adosadas

Europa, hipocresía que no cesa,
mundo contaminado de adosadas.

Bajo un cielo testigo,
niños refugiados vendidos,
niñas forzadas,
adultos esclavizados,
mujeres violadas.

Mundo contaminado de adosadas.

Tú en casa,
en el gimnasio.
Conciencia anestesiada
sin aventurarte por las calles
para no morir de vergüenza.
Mirando para otro lado
en este mundo libre
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Mundo contaminado de adosadas.

Una pelotilla blanca
retoza libre y alegremente
por un campo de golf
junto a la valla de Melilla.

Campo verde, joven, terso, pulido y suave

vs

Concertinas brillantes, afiladas y desinfectadas.

Bajo un cielo testigo,
mujeres porteadoras/mulas,
piel de barro mordida por el viento y la resignación,
se rompen el espinazo.
15
1comentarios 69 lecturas versolibre karma: 138

Suerte de coplas

Tú estabas ahí sentado y no conocías el nombre de las cosas que iban a venir, o eso pensaba yo. Realmente no teníamos consciencia de que todo llega. Éramos incautos en estos devenires. Nos creemos libres deseando, cuando sólo somos prisioneros de nuestros deseos; deseos humanos de amantes que anudan sus vidas con un lazo corredero del que más tarde o más temprano tendrán que desprenderse. Nuestros cuerpos mortales perecen. Nuestras mentes abstractas viven para siempre en el aire que algún día exhalamos y más tarde, al tiempo requerido, volvemos a inspirar.
De ti me queda el murmullo de tu aroma y lo que quise olvidar. Me queda la impronta de las noches sin dormir, para bien o para mal. No puedo dejar de pensarte y quisiera más y más de ti. A veces pienso que te escuché poco, porque a poco me saben los recuerdos y mi necesidad es otra. Mi necesidad es volver a la puerta de entrada de tu vida, a los mejores años de la mía, a tu salud o a tu enfermedad, a tu lado, a tu aventura escrita sobre la piel de mis labios.
La vida fue tan dura contigo. Tanta vitalidad fue consumiéndose como una cerilla en mis manos dejando un simulacro de ti.
Mi cabeza dolorida se castiga con los vacíos que has ido dejando. No quiero llenarlos. En esos espacios lloro, grito, pataleo y sangro gotas del amor que me has ido dando. Gotas que llueven sobre mi pelo que tanto has enredado. No quiero llenarlos.
Muchas veces quiero contarte y canto. Vivo entre coplas robadas y versos musicalizados. ¡Que acertado el refranero con sus dimes y "diretes"!: "Quién canta su mal espanta". Y así, cantando, mi alma te alcanza , me da fuerzas ante tanta asechanza que día a día me surge, y que tú, sentado ahí, hace algún tiempo ya me advertiste, y yo, sonriendo, sólo veía tu cara cuando tu razón hablaba.

Jugué y todo lo aposté
a la suerte de tu querer,
entera a ella me entregué
convencida de no perder.

Gané tanto como amé
y amé cómo si no hubiera fin,
por un amor como aquél
adicta a este juego me vi.

Pero ganar y perder
son caprichos de la suerte
y sin que pierda el querer
gana a caprichosa la muerte.

Mi suerte fue quererte
y tenerte aquí a mi lado;
mi suerte fue tenerte
pero ahora se ha acabado.

Imagen: Pintura de Marina Dieul, Francia.
5
sin comentarios 20 lecturas prosapoetica karma: 62

Poémame incandescente (colaboración @vsmc2002)

Poémame está que arde
hemos encendido hogueras
difíciles de apagar;
que opacan vanidades
que esconden alardes;

Es verdad cariño,
¿qué podemos hacer?
dice un dicho
que el dinero y el amor,
no se pueden esconder...

Pasajeros de un mismo tren
en nuestras noches de aquelarre
aquellas donde el paseo por CDMX
hiciera que soñara con besarte

Y donde en cualquier oscuro rincón,
dejamos aquel ritual de espejos
y miro tu voz de frente
que me hace desvanecer
hasta el amanecer...

Lágrimas derramadas
sobre inexistentes cálices
susurros intermitentes
que surcaron los aires

Abriendo horizontes que
no tienen principio ni fin
pero en el punto medio
hicieron encontrarnos...

Besos prometedores
que no nos dejaron
incólumes,
en un tranvía de deseos
que partía cada tarde

Y que de tanto delirar
Buscamos cada mañana
Encontrarnos en el
mismo lugar...

Tú en Ciudad de México
y en mi añejo corazón
contando yo las horas
para subir al avión

Esperándote en el
Umbral de las esperanzas
pretendiendo anidarte
en mi corazón...

Tú en Montevideo
encendiendo mi pasión
con promesas adornadas
por el tic tac del reloj

Al que una vez
sentados frente a frente
decidiremos perpetuar
en una sola dirección...

Vestime de orlas nacaradas
para avivar tus deseos
de mi abuela anillo de plata
hecho de diamante su camafeo

Donde en dicha piedra lleva
"Nuestro amor"
como relieve eterno...

Gargantilla de oro
mi más preciado tesoro
que guardaba primorosa
cual si fuera una rosa...

Así superando tu pasado
y el mío, conjugando el
verbo amar, en el libro
nuevo de historias Infinitas...

Maestre en el viejo arte
de envolver con palabras
en esas tardes aciagas;
púseme camisa almidonada

Cuyo cuello perfumado de
tanto sollozar, me permites
con mis labios besar,
enredando mi silencio
y tu penar hasta esas
tardes apaciguar...

Con traje y corbata,
de charol mi calzado
buscando te gustara
mi sombrero alado...

Desde luego, Caballero¡
No obstante, para la noche
en la cima conquistar,
mi estremecer, es suficiente
de tu interior, ese,
tu sutil destello...


L & V

CDMX - 13/10/2018
leer más   
16
19comentarios 107 lecturas colaboracion karma: 135

Descrismarse Evanescente... (Cuento Experimental Neosurrealista)

DESCRISMARSE EVANESCENTE
_(Cuento experimental neosurrealista)_

Subió al lomo del viejo libro y rodeó la mesa,
de camino hacia el librero. Le acarició suavemente
con los dedos temblorosos. No tardó en llegar al
rincón por la cadena de penumbras que separaban
las sombreadas paredes por la moribunda flama
de aquella lámpara agotada. Una cabeza de lagartija
pálida salió suavemente como las plumas del gallo
declinando cantar de noche a la luna a medias entre
las piedras sobre las hojas más qué otra cosa...

Había qué pensar no solo en el dinero de la renta,
sino en la comida escasa al borde del camino
justo para cualquier hambre desesperada de la
impaciencia qué no se sacaba ni siquiera del bolsillo
más roto por no estar destinado a liberarla cómo siempre
antes de las primeras palabras.

Esta carta era de las qué no pedían mentiras
qué puntualmente le proporcionaba el más moderno,
y avanzado desempleo. En el gozo perdido de la vida
humedecida como arena desterrada que abrasa el
sol, y refresca las angustiosas noches. Dónde los
viejos sueños huyen como ruedan las hojas secas
por las brisas perdidas de los otoños cargando las
tardes en la sed del alma, niebla trás niebla.

No dejaba de correr de puerta en puerta violentamente
capturando el miedo de las ventanas en caso de caer
un meteorito... Allá, cual mariposa qué en los volcanes
se acrisola con las amarguras franqueadas por el buen
sol de los primeros días contemplando la tristeza
clandestina, haciendo contorsiones ávida de inmolar
ídolos solemnes de bronce sin rumbo ni veredas.

En aquel tiempo se produjo una pausa, y el vacío había
puesto su peor cara por algo qué nada tenía qué ver
con el asunto. Había sido un día fructífero, encontrando
muchos casos igualmente desesperados, urgentes
e ineludibles... Bien sabía qué con el paso de los años
esto será cada vez más difícil de olvidar, en las escalas,
en las nuevas formas de recordar, y con la simulación
del equipo adecuado el motor del mismo dejará su lugar
a uno distinto más allá de los sistemas de frenos frontales
qué con el tiempo no han querido modificarse. Entrando
en el futuro totalmente desarmada la consciencia, y en
partes múltiples fragmentada la más mínima atención.
La noche en miniatura corría por el bosque soberano,
buscando un consejero en el difraz de una almohada.

Así qué...
Recogió las goteras del techo, dobló la tierra del piso,
y cubrió el frío con los agujeros de una raída cobija en
el punto central dónde el desaliento aprieta la debilidad
de las noches anteriores. Pensaba irse al olvido de la
región desierta aislado en una lobreguez amarga.
No se permitiría consumirse en una lucha insana entre
las ramas indiferentes al deshojar sus flores en la cumbre
del granito de los pájaros sin trino, ni fundirse en los días
por el desconsuelo qué postra al mismo eco ruinoso.

Pasaba del olvido reciente a los viejos recuerdos recostado
como la espuma magnífica y distante allá en el valle del
fondo anochecido... Y se decía, vaya forma de alivio.
¡Mañana será otro día!... Y claro, con el desnudo torrente
y la fugaz sombra del sol en retirada en los empedrados,
con el desenlace inevitable cubierto de esperanzas en su
guarida... Estiró un bostezo sobre las piernas para demostrarse
lo qué nunca había soñado por falta de una perfecta toma de
consciencia de la decisión...

El insomnio sería completo proliferando de día, y agarrándolo
de los pelos en la prolongación de las nubes, en la rápida carrera
al colchón recorriendo las vagas siluetas de carcomidas esperanzas,
y cuándo esa primavera llegaba destrozando al invierno con sus
verduras, sin la piedad campesina del tamaño de unas gotas de
sobresaltos queriendo saludar la imagen deteriorada del espejo
indiferente, cuándo la angustia es tal qué se anticipa a la eternidad
más próxima y con más vitalidad.

Evanescente y racionalizando el dolor inmediato al morirse
plenamente, y adquiriendo las cualidades acumuladas por la
inmensidad de una acción hábil qué se capta instantáneamente
por el gesto clásico al percibir la importancia de la propia inexistencia.
La noche era cada vez más íntima en la profundidad qué estremece
y sacude las mismas procesiones de las pesadillas decoradas.
¡Y estaba sumergido en el descrismarse!...
Lo qué significa la libertad absoluta, distinta, totalmente transformado
fuera del tiempo dónde subyace la tristeza infinita... La tristeza de darse
cuenta de qué uno ya no es el florecimiento del ocaso, ni relativo, ni
comparativo, ni resultado de la influencia ambiental qué implica el
sometimiento al cruel sistema caduco...

Así transcurrió largo tiempo durmiendo en el sublime estado en qué
se encontraba, y pudo inventarse nuevamente en el peltre despostillado
de la vasija qué abrigaba su reciente incorporalidad, flotando al retornar
al botín de cosas inútiles qué se adueñan aniquilando la esencia de
los últimos indicios del orden... Con la luz de una sonrisa perdida.

___Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=12758 © Latino-Poemas
leer más   
12
6comentarios 47 lecturas relato karma: 125

Otra dimensión

Un vagabundo
entra en un mundo de palabras en la pared
(el resto de su
cuerpo en la exactitud
de una piedra)

garabatos de genialidad
juegan a las escondidas en lo humano;
mientras,
se ausculta el alma
duermen los fantasmas en sus manos;
después, pasa lista por la emoción que da
el día.

de inspiración intimista le atribuye
su díscolo corazón;
desempolvado las memorias de un viejo libro,
y lo que dijeron sus ojos
al verse en el espejo.

Siempre lleva puñados de versos
en el humo de la noche;
de carne y hueso, escondido de existencia
–extraño sentimiento, y no morir–

En un jarrón de gardenias guarda sus mejores
lágrimas,
dentro, en la cicatriz más palpable
sus recuerdos como talismán.

En la esquina de los olvidados,
y al abrigo de luces de medianoche
duerme en un colchón viejo,
adonde extrañamente voy a escondidas
a las 6am.
leer más   
15
8comentarios 72 lecturas versolibre karma: 115

Dónde estás Amor ???

Dónde estás Amor
te busco y no te encuentro.

Dónde estás Amor
si te tenía en mis manos
y te escurriste
como río en crecida
dónde estás flor de paraíso
regresa a la cama del irreal mundo
te pido.

Regresa a humedecer tus dulces
labios con los míos
dónde estás Amor
en que periferia te encuentras.

Porqué tanto olvido
regresa estoy escondido
detrás de la puerta
encadenado en la ventana
durmiendo en el sofá 
en la cocina preparando algo
reparando el auto
pintando las paredes del cuarto
liando con el tráfico
calmando estos nervios miserables.

Dónde estás mi despojado Amor
te busco en la fuente,
en el retrato del cerezo
en las calles angostas de mi barrio
en los vericuetos trasnochados
de un libro de poesía
o en las hojas amarillentas
de este otoño cerril
que como cuchillo cortante
aguijona mi garganta
y me sobreviene una tos

y Pienso…

A lo mejor estoy
expulsando tu veneno mortal
y tus querencias enfermizas.

www.youtube.com/watch?v=Su9z9dddly8

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
12 de octubre 2018
leer más   
19
10comentarios 79 lecturas versolibre karma: 125

Secreteándose... (Experimental Posmoderno)

SECRETEÁNDOSE

Se oía un momento en el péndulo triste
aquel viejo reloj yerto en el tiempo
forjando el cortejo al soplo del polvo
con la nueva angustia en flor...

***
Cuando el aliento se viste de blanco
en el fondo del alma viaja un cisne
de flores de verano con la nieve
entre las jaulas de los nidos ;
esperando los espejos a un reflejo,
del valle, aprisionado por amores, ligeros,
deshilando los collares entre libros.

***
Del fiero desierto la arena desdeña
la estrofa vibrante del labio sereno
una esfinge ilusa de fiebre abrumada
del amor quebrantado en las rocas...

***
Más, ya no pienso en ello, me lo dicen
tus pupilas fértiles de ensueños,
de atardeceres bajo una almohada,
sin el hambre de la lluvia, bajo
la playa en la ventana, cuando ladran
las últimas estrellas en la puerta,
sacando de la esquina un arroyo.

***
Ven y reposa la tierra clama dócil
al que la frente inclina con humildad
del dolor huésped que le dice calla
por las nubes que oprimen la balanza...

***
Ahora dicen, que fría cae la luna
con el fuego, en las entrañas de las dunas
y el ritmo tenue de los gatos, acariciando
los relojes al ondear la brisa con los ecos,
clavando la madera del silencio del encino
por las sombras que se mueven, que se
mueren por la seda, cubierta en miniatura.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

POST DATA:
Información útil

es.wikipedia.org/wiki/Posmodernidad
leer más   
13
11comentarios 67 lecturas versolibre karma: 133

El peso fatal de nuestros pensamientos

Ah, el peso fatal
de nuestros pensamientos
adiós miseria, adiós perdición
__________mira
donde se han quedado
los tiempos y los días.

No quiero soltarte
no quiero
que te escapes
de mis corrientes.

No quiero
que naufragues
en otro aliento...
no quiero
perderme en tu recuerdo.

Aunque tú no lo creas
es fácil engancharse a ti,
tienes magia oscura
clavada en tus ojos.

No abandono el barco
solo he salido a tomar
un poco de aire
y un poco
de humo negro
para calentar
las manos.

Surcadas
manos
que se
engarrotan
en las cuerdas
del barco
que viaja
a la deriva
en caída libre.

Pero en la marea alta
la nave se enrumba
con la química de un cielo azul
y vuelve a tomar las coordenadas
y las matemáticas de sus nudos
de este mar infranqueable

según tú

que lo dibujaste en los anaqueles
de tu tardío tiempo.

www.youtube.com/watch?v=dLAhG51uz-o
www.youtube.com/watch?v=G_1LP3Z6pW4


Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
14/10/2018
leer más   
7
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 127

Liberado

Dios me libre!!

De los amigos sabios
Las lentejas sin chorizo
Una ostia a destiempo
La cerveza sin alcohol
Del sombrero de playa
Del otoño sin lluvia
La hamburguesa de pavo
Los Santos sin pecado
La blanca navidad
La razón de ser
Los halagos con cuento
La bicis a motor
Los grupos de wsp
La sobremesa sin siesta
La radio del vecino
Cien años sin soledad
La jaula de oro
La poesía prestada
La foto borrada
Él verso versado
El dedo acusador.
Pensar para existir
El cuento con final
Él banquero a la puerta
La camisa de rayas
Él cumpleaños feliz
Él pan de los chinos
La verdad del barquero
Mi mentira cobarde
Las cuarenta cantadas
Un te quiero sin amor
Un siempre nos quedará París
Un Oporto sin ti
Y de a ratos de mi...
leer más   
4
4comentarios 47 lecturas relato karma: 56

Al Sur Del Sur

Escalo entre tus altas cumbres,
Donde las manos
Divinas del sol
Tocan tu santa tierra.

A los ojos del crepúsculo
Donde las estrellas sirven de guía
La aurora boreal nada como los peces
Sobre tus suaves manos mojadas
Sobre tu lecho del rió

Empando se de agua de los cristalinos ríos,
Entre tu dulce calma
Que calla los sonidos molestos
De la ciudad.

Se me pierde la mirada
Entre tus paisajes
Como no volver a tu sagrada tierra
Regresare a emprender este viaje
Caminando entre tus verdes senderos
En tus inmensos bosques
Ente tu llanos cálidos
Donde ruge el viento
Y aclama su apreciada tierra

Y como olvidar las misteriosas cuevas
Ver al acabar el día nadando entre tus mares
Adentrándome entre tu clara oscuridad
Mirar desde la superficie
Lo maravilloso
Que es estar entre tu altas cumbres
Y este bello paisaje.
leer más   
13
3comentarios 58 lecturas versolibre karma: 131

Octubre

Octubre huele a leña.
A hojarasca muerta bañada de rocío.
A luz a medio gas y a otoño.
Sabe a castañas y pan con aceite.

Octubre tiene un quejido de crujir de ramas,
de semblante naranja y pintura de ocres.
De mañana fresca y tarde de bohemia.
De café en la ventana y libro, sillón y manta.

Octubre tiene luz propia,
y mirada con caída de ojos.
Pañoleta en los hombros
y abrigo en el alma.

Octubre tiene cadencia de piano,
hilo de lana en las costuras,
cremallera en las botas de suela de barro
y una bufanda de nostalgia en el cuello.





Hortensia Márquez



imagen sacada de internet
30
28comentarios 154 lecturas versolibre karma: 140

Primavera Das Belleza Y Temple

Oh primavera somnolienta
Es hora de despertar
El frió ya ceso
Y la helada se marcho

Oh querida primavera
Que naces de la ceniza
Dejada atrás por el cruel invierno
Mientras tus bellas flores invernan sobre tu cálido vientre

Entre tus bellas rosas forman tus delicados labios
Y los jazmines tus claros ojos
El clavel que se clava en tu rizado cabello
Y que seria la primavera
Sin aquella alegría de los niños corriendo libres como pájaros al viento

Es inigualable tu belleza
Y tu sincera sonrisa.
Eres la madre de estas tierras,
La guardia de los enamorados ,
La tonada en el medio día.

Das vida
Das cariño
Oh dulce primavera.
leer más   
10
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 127

Los tuyos y los míos (colaboración con @Letizia)

Los míos fueron revolucionarios
y muy pronto de mi se olvidaron:
me dejaron rezando el rosario,
la revolución era su santuario.

Los tuyos son del siglo pasado,
no te quieren sola a mi lado:
necesitan que si vivimos juntos
estemos muy pronto casados.

Los míos leían a Marx - Engels
mientras escuchaban The Beatles;
usaban Oxfords y blue jeans,
su ídolo era Vladimir Lenin.

Los tuyos te rezongaban a diario:
que tú estudiaras, no era necesario;
lo más importante era tu castidad
y que llevaras encima un misal.

Los míos, jamás daño me hicieron,
nunca un dedo encima me pusieron;
solo me dejaron a mitad de camino
sin siquiera oficio, menos profesión.

Los tuyos son los típicos mexicanos;
los míos son del mundo ciudadanos:
él, componía versos y usaba birrete;
ella, según él, era muy inteligente.

Lo único que ella no tuvo en cuenta
fue que sus hijos éramos siete;
para comer a diario no teníamos
pero toda clase de libros leíamos;

"No solo de pan vive el hombre",
al parecer esa era su filosofía;
pues a veces ni un mendrugo había
sobre la mesa, que estaba vacía.

Hoy, desde Uruguay tú ya les miras,
yo, aprendí a vivir sin su compañía,
esa que cuando era muy, muy chico,
por tener cada día, me desvivía.

Mientras que ellos, los dos
rehicieron sus propias vidas,
olvidando que aún yo, formar
parte de las suyas, quería...
leer más   
19
26comentarios 114 lecturas colaboracion karma: 135

Debate frente al espejo

Que decír si todo esta dicho
como mentir si ya se saben todas las verdades
hacemos boto de silencio acaso
construimos muros y fronteras

¿Que nos lleva a chocar estrepitosamente
en la autopista de las razones?
señores si somos más que nuestras aseveraciones
carne y hueso sentidos enmarañados
el debatir y refutar no solo nos agobia
nos tiene engañados


No podemos forzar el venir de la aurora
menos mentir sobre su fragilidad
así son nuestras posiciones y líneas
sostenidas por nuestra llamada verdad
víctimas de la ilusión del libre albedrío

Diluimos este trago amargo
de realidad y melancolía individual
tropezando sobre la marcha
convencidos de no estar mal
apretando el puño al hablar
borrachos de una cinica certeza
yo gane yo venci me impuse
lejos de aliviar y limar asperezas











1.
leer más   
2
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 10

Los poemas huelen, en clave

El poema los abre y yo los tapo,
ellos lo vieron de pie
con sus complicados grafemas.

Rasparon la dura cáscara del cachué
aunque comerlo y publicarlo no suelen,
los poemas huelen a la vainilla,
a ropa limpia y suave
o a un dulzón olor sin saber por qué.

Si tu nariz lo oliera,
tu cuerpo no pasaría hambre,
ni tu alma sentada bajo el dintel,
que sombra le da a la puerta.

Siempre te ponen de buen humor,
porque los poemas huelen
a la llave que abre el amor.


Antes de estas letras en el poema pueden,
encontrar las sílabas de este clamor.


Alfonso J. Paredes
Derechos reservados S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es:
www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
14
14comentarios 96 lecturas versolibre karma: 121

Papá

Tuve que aprender a respirar este aire sin tu olor.
A mirar el cielo sin tus mapas explicativos, con mis ojos llenos de un vacío que duele y se hace agua goteando lento, apretando en mi garganta.
Tuve que crecer y ser. Desde la unidad de mi principio, genética que dejaste. Aprender de lo bueno y los errores. Intentar corregir para equivocarme mejor una vez más.
Recordar no es difícil, muchas otras es divertido. Como cuando guardé en una cajita a la pobre chicharra victima de mis ocurrencias. Fue mi regalo de cumpleaños… y vos creíste sin abrir ese obsequio que el sonido era una alarma. Sorprendido con su vuelo te dejé cuando lo abriste.
No hay reglas para esta vida, cuando pasan los años descubrís que no te hamacaste tan alto, y no lloraste tantas veces de risa. No te dije cuanto te amaba y esperaba un guiño cómplice cuando te dabas golpecitos en la panza… todos en casa sabíamos lo que sucedía después.
Pude llorar y reír, seguir pero cada día de mi vida te necesito. Me faltó esa foto familiar con mis hijos y vos… me faltó verte en una mecedora junto a tus jardines contar historias a mis hijos, a mis nietos. O cantando alguna melodía para endulzar los oídos de mi madre.
Seguro estarán juntos bailando al compas de una canción. Y yo acá intentado ser el mejor resultado de tu aporte a este mundo lleno de cambios.
Sería tan feliz si estuvieras. Sé que todo tiene una razón y mientras pueda respirar estarás en cada latido de mi corazón. Con tu sencillez, pulcritud, ese porte que caracterizaba.
Tengo que decirte lo buen padre que fuiste. Nos enseñaste a ser libres, honestos, constante, seguros, humildes y sobre todo solidarios.
Reconozco que no te fuiste completo, porque aquí quedó lo mejor de vos!!!!
Lo que solo se puede observar con la inteligencia de pensar tu estrategia…
Se fue el cuerpo de un hombre cansado de dar lucha a esa traicionera enfermedad. Quedó tu esencia, tu ser, en cada planta, canción del litoral nota de acordeón, río crecido… vos estas, en las Tres Marías, en el sol de cada día, en el colibrí que siempre volvía…
Estas en la sonrisa de tu descendencia, en los ojos de mi hermano. En el café de las mañanas, en las noches de verano…
Charlemos una vez más, contame otra anécdota, como rescataste de la crecida esa planta de plátanos y la plantaste, los frutos que te regaló eran muy grandes!!! Planta original de Brasil decías. Cuéntame cuando con tu primo iban a comer sandia de la plantación y elegían la mejor. Dale una vez más… cuando comían y en ves de agua tomaban leche en sus latas identificadas con el nombre. Cuando la abuela Ana te hacía lavar las manos con el marlo de maíz…
Charlemos una vez más…o espera yo algún día tomaré el mismo tren que te llevó a vos, espérame en ese anden junto a mamá. Te prometo que te seguiré escuchando!!!
Hoy solo quiero decirte feliz cumpleaños!!! Te amo papá.

Vilma.V. Galarza
leer más   
3
sin comentarios 24 lecturas relato karma: 24

Mujer

Camina con la cabeza erguida y una sonrisa en el alma, porque bien sabes lo mucho que te amo. Se de tus noches de insomnio y tus lágrimas sin llanto, el cuerpo dolorido de tanto estar cargando los fracasos ajenos.
Pinta las mañanas de amapolas y libera tus enjaulados sueños de mujer… las alas en lo alto son mejores, igual a un beso robado o un suspiro tímido, tus cabellos plateados. Libérate mujer.
Recorre los sitios lejanos y lleva en las manos tu caricia mejor. Ponte la blusa estampada y descalza los pies. Canta sin temor a quien escuche porque no desafina el corazón. Date el tiempo que restaste por cocinar y limpiar, vive como si no amaneciera después de esta noche nunca más.
Regálate la gloria de estar viva, y deja en las memorias lo mejor de vos, sin dolor. Invita a que te sigan los cobardes que si sos reina tendrás trono.
Y si quieren juzgarte dales tus ropas, continua desnuda como tu alma. Libre loca y feliz…
Registra que te amo más que nadie. Sí porque quien no se ama no podrá compartir su corazón.
Vilma. V. Galarza
leer más   
3
sin comentarios 20 lecturas relato karma: 16

Miedo

Estos pies que han pasado
han andado descalzos
el camino más ardiente
quema la piel, la enrojece

Este manantial que brota
no sacia la sed
que yace en mi boca

El camino se colapsa en la alborada
No hay salida posible
un laberinto que caminan esos pies adormecidos

No es de nadie la criatura
del influjo libre y pura
de la presencia dañina
de la figura maligna
que se cierne
Siempre se estremece al verle
leer más   
14
7comentarios 61 lecturas versolibre karma: 147

12 Ladrona De Corazones

Apareciste al son de la luna
De las sombras saliste,
Encapuchada
No me di cuenta cuando pasaste
De mis manos sacaste mi corazón

Saliste corriendo
Nadie detuvo tu paso
Nadie se figo
En los que en tus manos
Llevabas.

Muchos te vieron
Debajo de la luz de los luceros
Pero nadie se pregunto
Porque corrías
Tan presuroso?
Porque mirabas hacia los lados?
Porque tus mejillas
Estaban coloradas?
No te preguntaban
Mientras te veían pasar.

No te pude encontrar
Mas la pregunta me invadía
A donde ibas
O a donde te podía encontrar.

Ya que volaste
Con tus alas
Entre tus cálidas
Manos
Te lo llevaste
No dejaste
Huella
Ni por cielo
Ni por mar.

Nunca podre
Olvidar
Cuando
Estabas allí
Me robaste del pecho
Mi amor.

Fue a las doce
Cuando se encontraron
Ambas manecillas del reloj
Justo cuando las campanas
Sonabas al son
De mi voz deténganla
Y por eso te llamo
Mi ladrona
De las doce.
leer más   
13
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 143
« anterior1234550