Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 604, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Máscara

Te veo y mi corazón palpita.
Te veo y mis ojos brillan.
Te vas y quedo con los cachetes rojos.
No sé qué harás con él, yo no lo conozco ni tu a él.
¿Será mi timidez? ¿será que no sé de qué hablar?
¿Será que tengo miedo a que me sigas rechazando?
¿Por qué a ellos los aceptas en tu cama y a mí no en tus brazos?

Te veo y mis hombros tiemblan
Te veo y mis piernas se aflojan.
Te vas a acostar con otro y yo paso otra noche solo.
Pensando qué hice mal, pensando que no estoy solo.

No te aguanto la mirada, miro para otro lado.
Miro para abajo y veo mi calzado pequeño.
Miro mis manos sucias, me veo abandonado
¿Será que no te agrada? ¿O será que no te agrado?

Bendito sea el que te haga sonreír.
Maldito yo que no lo puedo conseguir.
Trato y trato de ser un buen hombre.
Aquel que te merezca, aquel que te sí lleve
por el camino que nunca llueve.

Pienso en lo que pudo haber sido…
Perdón mamá, por haber nacido.


El hijo de puta.
leer más   
3
1comentarios 10 lecturas versolibre karma: 46

El hombre sin cabeza

Un frío que raja la piel, y esta maldita llovizna impertinente aumenta el fango del camino. Mis botas se hunden. ¡Oscura madrugada! Solo por amor recorro seis kilómetros para verme con ella. ¡Cuánto sacrificio! El amor se impone. Cuando las ganas aprietan…, se acaban los imposibles.
“Es peligroso andar de madrugada”, dicen en la zona. Y comentan la aparición de “El hombre sin cabeza”… ¡Pamplinas…! ¡Supersticiones!
El frío y el cerner de lluvia continúan. Suerte el abrigo, que extendiéndolo me cubre la cabeza.
Diviso algo delante. Es alguien…, sí, no cabe dudas, pero no se mueve. Me detengo. ¿Será…? ¡Los fantasmas no existen! ¿Y qué hago parado? No. No creo… ¿Será que, creyendo dudo? ¡Allá voy!
--¡Eeeehhh!— grité nervioso al pasarlo a rápidas zancadas. Me remedó un grito aterrador, indescriptible.
Llegué jadeante al campamento. Todos dormían, me quité la ropa mojada, sequé, puse un short y tiré sobre la litera. No se me quitaba de la cabeza lo ocurrido. Cuando dieron el “¡De pié!, estaba molido, no dormí nada. A penas rendí en el corte de caña.
Concluida la jornada, tome un baño y dormí un rato. A nadie conté nada…, que va, sería desprestigiarme. Me senté a jugar dominó.
Nicomedes, el del batey. Vino a jugar. Mientras esperaba su turno dijo:
--Anoche vi al “hombre sin cabeza”... —¡Su historia fue la mía!, pero más exagerada
--Siéntate Nicomedes, juega por mí. – le dije parandome.
— Pero Raúl, termina la data. --masculló mi pareja.
–Me voy —Le contesté, y salí otra vez a encontrarme con Amparo, más convencido que nunca de que los fantasmas no existen.
6
2comentarios 38 lecturas relato karma: 100

Vértigo

El centinela
a menos de un suicidio

matemáticamente

en sus manos
(cualquier cosa que sirva)

Hasta, una soga se corona
de espinas;
sí me entiendes
cómprame un sueño roto.

El flash, el instante que desconozco a la luz del semáforo.

Todas las tazas de café
tienen zoom
a la hora de los insomnios.

No,
la oración mnemotécnica
rompió su silencio
porque has sido un desperdicio

sí haberte perdonado,
de nada me sirve
el cuchillo en la mano.

Centinela mata el cariz de la mañana,
y los buenos días así.

Vuelve a quemar las nubes de octubre,

porque no te has jurado en vano,
maldiciendo
vértigo a vértigo.

Centinela
nunca olvides,
en la pared de mi casa puedes comprarme
un relicario,
te doy mis alas de ángel maldito
como sacrificio.
leer más   
14
6comentarios 97 lecturas versolibre karma: 117

Maldito El Amor

Ya están otra vez igual, hablando
sobre el mismo rollo de siempre.
Eso a lo que llaman amor
y que por lo visto,
sólo sus corazones sienten.

No me vengas con historias
de héroes, princesas o de duendes.
Que con tan sólo imaginarlo,
me entran ganas de querer vomitar.

Quedaros para ustedes ese estado
que sólo causa dolor.
Que hace sentirte estúpido,
al descubrir que sólo fue fruto
de tu maldita imaginación.

Iván A.
11
sin comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 104

El cuentacuentos

El cuentacuentos habló
el gozo en sus ojos reía,
miré su rostro con ilusión
queriendo recordar aquella infancia perdida.

El tiempo se fué como los buenos modales
corrió desperdiciando su paso a raudales,
siento mucho desilusionarte
mi pensamiento no fué una aventura que imaginó con amarte.

El cuentacuentos dijo la verdad,
a veces la gloria pertenece al enemigo,
tristemente él ganó
tú no supiste defender mi cariño.

Me gustaría poder decir que todo lo cambiaste
que no existe una sonrisa falsa, un débil mimo,
pero este cuento tenía otra historia tatuada
que frunce el ceño con un alarido.

El cuentacuentos habló de un castillo maldito
de princesas y héroes
espinas y dragones de fuego encendido,
yo mientras tanto busco poder imaginar que te quiero un tantito.


El mute.
05/12/2018.
14
9comentarios 126 lecturas versolibre karma: 122

Aquí muero

Aquí me veo, yazco sobre el suelo, mojado por mis transparencias.

Allí me observo, desde lejos, con dolor inyectado en mis huesos y las pupilas dilatadas y negras.

El nudo en el estómago apretado porque si me miente habré fracasado.

¡Aquí me rindo! No soporto la pena, no hay consuelo en mis venas.

¡Aquí me muero! ¡Arrásame la vida si me cruzo con tu partida!

¡Grita, Dolor! ¡Muerte infinita! ¡No hay calma en este bosque de lluvia fina!

Fina pero constante, como mis ganas de matarme, como mis ganas de huir y como mis ganas de arrancarme partes.

Seca, moja, llueve, busca sombra.

Duelen pensamientos como duele la deshonra.

Hazme morir, hazme gritar.

Merezco el infierno.

Tapa mi cadáver con un antifaz para que mi mirada no pueda dañar a nadie más.

Buenas noches maldita, no te conozco mas deseo tu muerte.

¿Por qué me hicieron así? ¿Por qué muero así? ¿Por qué muero aquí?
leer más   
4
1comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 44

De tiempo y relativos

Hay algo en sus ojos, que me hace permanecer ahí, intentando descifrar qué pasa por su cabeza y aunque al final no lo entiendo, lo cierto es que no quiero que me mire con esos ojos, no quiero que piense que puede quedarse y habitar mi cuerpo e irse apoderando de mis recuerdos.

Me niego a que me mire de esa forma, con ese brillo en los ojos; es que quizás él no lo nota, pero me hace querer correr hasta sus brazos y al mismo tiempo huir lo más lejos que pueda, y no, no quiero huir y tampoco quiero anidar en su pecho como quien al fin encuentra refugio.

Está mal, todo mal, no tiene pies ni cabeza. Sin embargo, cuando estoy con él, es decir, cuando estamos ahí frente a frente todo parece encajar, incluso nuestros cuerpos ‘rebeldes’, tan parecidos como diferentes.

Y no, no es como dice Cortázar que… andábamos por ahí sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos... porque no, no quiero, muy romántica la frase, muy linda sí, muy de todo, pero no.

Yo no quiero pensar que estaba destinada a encontrármelo en el camino, en cambio quiero pensar que decidí por mi cuenta, sí, por mi cuenta y no la del "señor destino" que esa tarde nos juntáramos para tomar café (por cierto, fue una tarde hermosa, hacía mucho que no sentía un abrazo como ese ¡Y vaya lluvia tan conveniente, tan precisa! No casualidad sino un pretexto).

Como venía diciendo, quiero creer que sí hubiese sido diferente y nos cruzáramos cualquier otro día por la calle y por casualidad alguno de los dos fijara su mirada en el otro, lo primero que haríamos sería girar la cabeza hacia el lado contrario.

Sí, es que por más loco que resulte, no siempre es fácil sonreír a los extraños, (aunque deberíamos naturalizarlo), yo por lo menos me hubiese intimidado un poco, por la misma razón del principio, esos putos ojos y su maldito brillo que parece estar hablando a gritos sin decir una palabra.

Es probable que no me entiendan, créanme yo escasamente lo consigo, la cosa es que quiero verlo y saber que el tiempo juntos puede ser tan largo como corto y que así como suena de fácil leerlo, sea de fácil creerlo, a fin de cuentas, el tiempo es relativo y estar juntos también.

Hablando de tiempo y de relativo, y esa manía mía por contar los días y sacar cuentas sin sentido, ya superé mis expectativas en tiempo de estar con él y no sé si me asusta o me gusta (la verdad es que me encanta).

Quiero que él lo sepa, y me miré sin respuestas, que se dé cuenta que no tengo certezas de nada, que me he hecho una y mil ilusiones al tiempo que las he hecho desvanecerse, que no espero nada suyo y que aun así me sorprende siempre.

Es que me muero (sigo hablando de relativos) por decirle que no me hacen falta compromisos porque de esos tengo bastantes conmigo misma y ya suelen agobiarme lo suficiente, que con él quiero todo y nada (y en todo incluyo los orgasmos ya sean en el baño, en la sala u en la cama… donde sean pero que sean).

Ya le he dicho que lo quiero, y lo cierto es que esa no es la palabra correcta, porque si algo siento por él, es algo que se sale de lo posesivo que puede resultar un ‘te quiero’, esa frase que para mí en tantas ocasiones ha significado encierro…

… A él lo veo y lo siento libre y me encanta así; tan feliz, tan hombre y tan niño, es un misterio. Me fascina pensar que con él todo es nuevo; es como ir aprendiendo a gatear y de pronto estar corriendo o mejor aún montando en bicicleta sin las manos en el timón y con los brazos abiertos (como eyacular en medio de un oral y reír sin aliento).

Así me siento, con los brazos abiertos, con el corazón galopando en cada respiro; con ganas de decirle que se vaya lejos, que vuele tan alto como quiera, que suba la montaña y que también camine desnudo por la playa, mientras se fija en la flaquita de cara linda y bonitas nalgas.

Me encantaría que sepa lo bonito de sentir que puede enamorarse de cualquiera, que puede querer pasar su tiempo aquí o allá; me gustaría que sepa que no importa si mañana se va y ya no regresa nunca más, porque me habrá quedado todo y nada. Y la nada que me da, es más que todo lo que he recibido antes.
leer más   
14
9comentarios 141 lecturas relato karma: 102

Platica al espejo, platica del alma

Lo mas difícil es mirar dentro de nosotros, darse cuenta de quien somos, y lo que somos, buenos, malos, eso no importa, el saber quien eres y querer ser diferentes, voltear al espejo y a pesar de todos los monstruos que encontremos tratar de salir adelante es lo realmente crucial.

Mil demonios aterran mi mente, mil razones para desaparecer.. El siguiente poema salio de la nada mientras unas lagrimas me lo susurraban al oído, esta vez fui egoísta, el poema es para mi, y habla de mi ..


Buen fin de semana


Y cerré mis ojos para encontrarte,
para sentirte, para verte,
Para escupirte por lo que eres,
Para odiarte una vez más.

Mi repudio es hacia ti
De mi dolor triste responsable,
De mi amargura caballero alado
De mi odio eres la razón.

Vivo? Muerto? simplicidades,
Similitudes, todo un desliz para ti
El cielo te expulsa, pues serpiente tu eres
El infierno te aborrece, pues corona tú tienes,

Odio verte, escucharte, saber de ti,
Odio lo que eres, lo que fuiste, lo que puedes ser,
Odio tus palabras, maldigo los hechos,
Odio verme en este maldito espejo.
5
2comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 86

Radicalidad con bacterias

¿dónde puedo encontrar las intenciones del uso-palabra en su enfermedad?
¿en la lava amarilla que juega en un mar latoso de viejos ladridos sin oídos?
¿en la mirada petrificada de la estatua de algún tipo muerto que vivió dormido?
¿en la mañana arrugada por el peso de nuestros fantasmas podridos que nos llevan al suicidio?

me pregunto todo eso mientras las bacterias hacen su trabajo en la clandestinidad,
se agrupan para perseguir la puta vida de salubridad en los hospitales del Estado
o entre los pliegues de tu alma enajenada (y no por la edad)

se meten, escondidas, en los suspiros de los visitantes,
para, sigilosamente, dejarse caer por la ranuras de las camas, en los estantes,
y suben por ellas hasta los cosificados enfermos, cuando nadie les lee los proverbios
(están en alianza con sus viejos amigos, los antibióticos vencidos)

así son las carepichas, no tiene consciencia de clase las susodichas

se agrupan en las noches para cenar la carne de los vivos
mientras sus hijos comen a los obreros dormidos en prehistóricos sentidos
(marchando con sindicatos en cómodos sillones televisivos)
(o viendo el partido, en donde siempre pierdes algún estúpido sentido)

o cuando la maldita televisión nos ve sentados sin mover la visión
y nos tira los perniciosos rayos de sida de la misma ideología
por las pupilas de tu supuesta historia olvidada ¿o sentida?
por los cañazos de crack y cocaína

y cuando querés dormir con los tubos que ayudan a soñar
terminas leyendo los textos santos de algún supremo líder
y te crees la mismísima reencarnación del abuelo de una tribu,
y terminas oliendo thinner

¿a quién le importa tu estúpida locación?
ya caíste en otra infección: estás enfermo de nación

alguien escondió el botiquín de la humanidad
ya no aparecen las asambleas de la libertad
ni los gritos de tus amigos de verdad
solo tenés la dosis de adrenalina sin totalidad

por eso estamos podridos y supuestamente vivos
y los sentidos se ven perdidos en los caminos

por fuera, te ves con si fueras una ciencia,
por dentro, tenés miles de bacterias
4
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 69

El Tiempo (colaboración con @Letizia)

Como una palabra dicha,
como una piedra arrojada,
como una oportunidad
que uno desaprovecha.

Así eres, esa es la verdad:
nunca jamás volverás.
Alguna metáforas más,
alguna palabra menos,

Hay quienes incluso
hasta volar te han visto;
otros dicen que ya están
el codo doblando,
o que no pasas en vano.

Por todos eres amado
cuando te poseemos,
pero cuando están
con un pie fuera
y el otro ya dentro,
hay quienes lamentan
todo el que han
desperdiciado.

Si la inclemente parca
viene a por otros,
consuelo buscamos
en un calendario
o un reloj a mano:

“Que ellos ya habían
vivido lo suficiente”,
“que maldita la suerte”,
“que debemos ser fuertes”,

Con los años y experiencia
con paciencia y resiliencia,
cuando amamos y nos amaron,
nuestras deudas ya saldamos
entonces consideraremos
que cualquier momento
es el más apropiado...
leer más   
13
21comentarios 140 lecturas colaboracion karma: 112

Donde

Donde estamos caminamos conversamos
besamos – estamos tan visibles
a las malditas limitaciones
que no dejan ni respirar tu amor.

Somos algo verdaderamente magnífico
pero maldita sea la ignorancia
del hombre que no puede
vivir sin sus estamentos vergonzosos.

Ya de seguro estaremos en cartelera
o quizás ya en todo el mundo
palabras son las que vuelan
a la mesa de la supuesta democracia.

Seremos acaso muñecos en los brazos
de los tiranos que juegan con nuestras
acciones en un abrir y cerrar de manos
es que ya solo son palabras y más palabras

Donde será o estará nuestro camino
donde podremos encontrar la frescura
de nuestros labios y del amor puro
¿En dónde estará?
leer más   
5
2comentarios 42 lecturas concursobac karma: 73

Divagaciones

Esta sensación de angustia, de vacío, te temor
Es un presentimiento.
Está en peligro nuestro amor.
Macizos de negras nubes se agigantan en el cielo
¿Dónde está el sol?
Todo oscurece, todo se opaca, mi vida, tú, nuestro amor
De estas malditas sombras, solo tú puedes salvarlo:
¡Cinco años! ¡Cinco siglos!
Ven, corre, haz algo, haz algo…
¡Nuestro amor está en peligro!
¿En que cavernas estoy? ¿Con qué alumbrarme podré?
Si tuviera una linterna, una chismosa, un fósforo, nada tendría
Solo oscuridad, oscuridad, oscuridad
¿Qué salida tomar?
No sé, mis pasos son torpes; tropiezos, tropiezos
Me pierdes, te pierdo, nos perdemos
Cómo un loco me llevo las manos a la cabeza
Y de mi garganta surge el grito que no escuchas:
¡Nuestro amor está en peligro!
Me callo…, escucho…
Solo el eco responde como voz de ultratumba
Nuestro amor está en peligro
Amor está en peligro
Está en peligro
En peligro
Ligro
Gro
O.
11
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 122

Estár ardiendo mis ojos...

Están ardiendo mis ojos
por los celos y la envidia,
ya que al tenerte tan lejos
se me borra la sonrisa,
puede que sean las dudas
por saber donde caminas
o de entender que compartes
una parte de tu vida,
y lo haces, sin pensarlo,
de una manera instintiva,
logrando así, que el vacío,
te de siempre compañía,
pero me encuentro temblando
en la maraña bendita
de comprender los motivos
de tu anhelada partida...

Están ardiendo mis ojos
por el llanto y pesadillas
que va creando la mente
en mi cabeza maldita,
y se mojan las pestañas
con la lluvia que destilan
ese agua de unas nubes
que rebasan las pupilas
y es la pena y la nostalgia,
es el alma que así grita,
sin saber si estás despierta
o embriagada por la risa,
y si estás en otros brazos
recibiendo sus caricias,
mientras aquí, yo perezco,
entre las llamas y brisas...

"...Están ardiendo mis ojos
al entender que la dicha,
está muy lejos, contigo,
y ya es, batalla perdida..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/11/18
15
6comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 119

El Mismo Sitio

Quisiera mentir toda la vida y decir que soy feliz,
Más la verdad es otra, yo ya no puedo fingir.
Te prometí no volverte a escribir, dejarte volar,
Más soy un tonto que se aferra, ¿A quién yo quiero engañar?
A veces paso esos lugares que solías visitar,
Imaginando que te encuentro y que te invito a cenar,
Ensayo a diario frente al espejo mis mejores argumentos,
E intento disimular que estoy bien y muy contento,
Más la realidad es otra, sigo siendo el mismo idiota,
Leyendo una y otra vez, aquella estúpida nota,
ya de memoria la sé, que dice "No volveré,
ya no me busques me haces daño
" más no entiendo el porqué,
Yo sigo cocinando para dos como tú me enseñaste,
Usando el abrigo que en navidad me regalaste,
Y el espejo que quebraste sigue allí en el mismo sitio,
recordando que no volverás y moriré maldito.
12
sin comentarios 63 lecturas versolibre karma: 104

Culpa de ser otra y no ser otra

Un hombre cansado arrastra el otoño en sus zapatos,
levanta la mirada lo justo para cruzar la calle.
Un remolino de hojas amarillas embota sus sentidos.
Sueños de niño, niño perdido, río de piedras.

Tiene todo el tiempo del mundo
y olvida cómo se construyen las cometas.
Olvida que antes tenía un nombre
y repite barrotes con mentiras de otros.

Una mujer cansada, ausente, impaciente.
Ya nadie pinta rayuelas, solo culpa.
Culpa de ser otra y no ser otra.
Sueños de niña, niña con piedras. río con barro.

Olvida que antes era manos libres
que antes era caminos.
Mira por la ventana astillada
y repite barrotes con frases de otras.

Te alejas de puntillas.
Por poco, sonríes. Por poco.
Maldita niebla, maldita culpa.
Huele a grava y metal. A cambio de agujas.
Y a lo lejos, relámpago. Por poco.
12
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 117

Instrucciones para leer a Alejandra Pizarnik

Habrá que verla
como mucha belleza suicidada
o simplemente comprender
el dolor que nos hermana.

Alejandra envuelve
con sus palabras al lector,
lo hechiza con fantasmas
de locura y angustias.

No hay acto más sublime
en el lenguaje como patria
que la subversión del poema
contestatario y libertario.

Alejandra maldita
en ese jugarse a todo o nada,
tan vos y yo en la sed
de comprensión y amor.

Esa risa desvirtuada
por el sabor de un trágico final,
donde ni siquiera las palabras
importan demasiado.

Alejandra niña-mujer
solo nos diferencia
ese instante donde se instala
la vida y la muerte.
leer más   
5
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 50

Espejos Sociales

Pequeña estación pasada,
donde los hombres siembra libertad para sus familias,
...donde cada actor,
se conjura con la pasión terrenal de la sombra.

Niños jugando a ser padres, por una conducta que otro mal escucho
...distintas siembras,
con cosechas amargas, que buscan un espacio memorial,
historias étnicas, que se trasforman en robotecnia,
...porque el silencio, nos olvidó.

Maldito vomito de América de negar su raza, su historia,
…su cúmulo pasional,
animales transformados –mutilados-, por un paraíso de papel,
que solo se expresa en centavos de aflicción,
…para un hombre amputado.

Enajenación de sentimientos, en visión de color adquirido,
…revoluciones extensas y carentes, él sujeto una mera ilusión,
por el simple suceso de nacer desde la tierra,
…la lucha es inmensa, y el dolor un golpe de inflexión.

Landresmg, Chile.
10-12-2018
leer más   
3
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 42

Bálsamo..

Qué oportunidad perdiste
de encontrarme entre tus sueños,
qué maldito recuerdo de ti
me quedará cuando hayas muerto.

Qué días, que noche se hicieron,
me brindaste sin quererlo,
y cuán dichoso he sido, mi amor,
por disfrutar tanto tus besos.

Pero ese momento suicida
en el que segaste mi ilusión,
aquel lúgubre recuerdo
que empaña nuestra habitación,
esa manzana podrida
que tomaste sin control,
hizo trizas nuestra vida
y destrozó mi corazón.

Ahora la luna me guía,
la noche es mi nuevo día,
no tengo fuerzas, ni ganas,
no sé ni quiero sentir nada.

La cárcel para mi es tu recuerdo,
mi mente ha borrado tu cuerpo,
y mi alma ha olvidado tus besos
que eran el bálsamo de mis desvelos.
leer más   
13
6comentarios 75 lecturas versolibre karma: 109

Recuerdos y rosas

No recuerdo ya tu ausencia
vacía y sin prisa que me anima
se solapa de recuerdos y de rosas

No recuerdo el momento ya vacío
de tu figura entrañable
de tu voz reconfortante
de tu espíritu magnífico
hecho humo y cenizas de cigarrillo
consumiéndose en olvido

La llama efímera sin prisas
no resucitó la vida... no latía
se extinguía

Maldita sacrílega de banal estigma
confórmate con tu risa
leer más   
11
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 122

Maldito Corazón Suicida

Llevo ya un año perdido en tus ojos
sin dejar de pensar en esos labios tan frondosos,
perdido en tu mirada... ya en ninguna clase me puedo concentrar
aunque enserio me esfuerzo sin poder mas
llegando a la misma conclusión sin divagar

Oh! Estúpido corazón

Que ya no soporta ni un segundo mas
sin tenerte a su lado para poderla amar
dejando un agujero en mi corazón..
ese que tu ocupabas con toda mi ilusión
dejando una inmensa huella en mi interior...
pero esta huella no se podrá borrar
ni aunque arrastre mis pies sobre ella sin parar

Oh! Tonto corazón

Tratando de llenar tal agujero con otra ilusión
fallando como siempre..
Perdiendo los estribos por aquella musa tan bella
aquella que robo toda la ilusión que podías sentir
dudando que en algún momento la podríamos recuperar

Oh! Sentimental corazón

Llorando por un mal encuentro en el amor
soñando con una vida de ficción...

Aún así Algo dentro de mi me dice que volverá
volverá... y corresponderá todo el amor que le supiste dar..!

Una vez mas al inicio hemos vuelto
ilusionados de nuevo de esa bella moza
que solo supo usarnos como una loza
solo para pisotearnos y pisotearnos sin ningún lamento...
pero que mas podría esperar de ti ?

Maldito corazón.. :wall: :clap: {0x1f4a2}
leer más   
17
12comentarios 121 lecturas versolibre karma: 126
« anterior1234531