Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 608, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Recuerdos Olvidados

Miles de abejas en mi cabeza
estiran las células de mi piel
para no dejarme pensar.

El panal de mis pensamientos,
teje entresijos donde resulta difícil llegar
y alcanzar recursos bañados de pegajosa miel rancia.

Recuerdos casi olvidados
y que aún las abejas arrastran
estirando con ellas mis ideas y pensamientos
No dejándome pensar, recordar ni tampoco almacenar.

Difícil enfrentarse a un mundo cruel
cuando en tu cabeza algo no quiere aflorar,
algo sumergido en pensamientos aferrados en pasillos olvidados,
donde no se puede llegar.
leer más   
6
sin comentarios 10 lecturas prosapoetica karma: 70

Hombre arcoiris

Y veo tu colorida
voz, Iz, aparecer
entre las gotas
del cielo y el sol.

El viento que sopla
su copla nubosa
lejos trayendo
tu dulce aullido.

Pido otro día
en el paraíso por
la alegría de tu
eterna sonrisa.

¡Viva tu vida!
Con tu pequeño
instrumento creaste
gran conciencia.

Sin gritar te hiciste
notar, condimento
al viento dejaste
tu divina creencia.

Tú, único Israel
pacífico, corazón
de volcán, voz
de miel y coral.

Como río brioso
bajaste de tus frondosas
montañas, precoz y pode-
roso llegaste al mar.
13
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 114

Fuerza vital (Jotabéa acróstico)

Fui miel en la mañana, sendero de luz clara,
universo de cielo, llevaba paz mi cara.

Estuve siempre fuerte, me mantuve serena,
razonable y apacible, de razón iba llena.
Zozobró un día mi alma, caí en una condena,
aparté la cordura, me colgué una cadena.

Vivía sin sentido, viendo pasar las horas,
infringiendo la norma, sin mirar las auroras.

Tras una vital lucha, lo que yo más odiara,
amaneció el sentido, la locura ya ajena,
letanías que escribo, me encontré sin demoras.




Hortensia Márquez
19
6comentarios 135 lecturas versoclasico karma: 107

Extraña tarde de abril

Aún recuerdo lo ocurrido aquella tarde de abril.
Me encontraba reposando en el mismo viejo árbol de febrero y marzo, esperando el ocaso, en busca de una inspiración un tanto febril.

De pronto de golpe note un ambiente extraño, mi cuaderno portador de mi rima, mi verso y mi prosa, se sintió ajeno a mi mano, ajeno a mi pluma, ajeno a mi alma.

¿Cómo no note algo así antes?

Miles de aves danzaban al son del sol que quemaba como sueño de súcubo.
Los arboles sonreían porque creen que las llamas todo purifican, y aunque ellos jamás han pecado, la letra profunda a sus pieles nunca fue poesía.

Y qué decir de los suplicios del hombre aquella tarde,
aun sin verlos se sentían en tornadillos de deseos, tan vacíos, siempre déspotas,
arrullando recuerdos alterados para dormir ameno luego de probarle la boca al diablo.

Y admirando rarezas entre llamas me inundó un terror, una duda, una traición.

“Y es que, ¿Qué importa si traemos poesía? Si las lágrimas siempre afloran, siempre te abrazan y te recuerdan que son tus damas o caballeros desde el primer día”.
“¿Qué importa si regalamos poesía? Si los árboles te gritan “vete al infierno” por escribir en sus pieles toda tu sed de melancolía”.
“¿Qué importa sentir poesía? Si el suplicio del hombre se inspira en la poesía negra que garabatea la navaja en la piel de la desdicha”.

Si todo este terror es correcto y mi verso es incorrecto…
¿Qué queda en el mundo para desvelar una verdadera sonrisa?
¿Qué debo hacer para que los árboles avalen mi triste rima escrita con sangre pensando que esto particular la volvía?

Y mientras dudaba de mi rima, sesgado hacia el lado oscuro donde el dolor carece de método piadoso…
Como a Newton la manzana, la casualidad jugó sus cartas, dejando en mi regazo una hoja peculiar.
Por supuesto la sorpresa no debió ser lo que fue...
¿Cómo debía?
Si estaba en el sur en un abril, donde todas las hojas se despiden para volar y ser libres como colibrí…

Y sin darme cuenta tenía dicha hoja en mi mano, la tenía, y la veía, y la admiraba como lo que era y como lo que fue, un sistema nervioso tostado por los destellos y aun así me parecía que era dulce… dulce tal vez porque su color me recordaba a la miel.

Y entonces lo comprendí.
Comprendí que la gravedad no solo atrae masa, sino también versos manteniéndolos vivos y dejándolos ser vagos por la eternidad de cada universo.
Comprendí que, aunque duela saberlo, mis lágrimas siempre jugaran conmigo a ver quién aguanta más el sostener la verdad. Una verdad de la que huyo, pero quiero.
Comprendí que, aunque la poesía negra de la navaja sea concreta, quizá mi verso haya hecho a la desdicha ver a otro lugar. O quien sabe y la desdicha fue dicha, quien sabe. Algunas cosas no se sabrán jamás...

Y aún recuerdo, aunque no entiendo, que fantásticos fenómenos ocurrieron aquella tarde de abril.
Al terminar mis versos, las aves se fueron, mi cuaderno volvió a ser mi amigo y los árboles dejaron de sonreír burlescos.
Y aunque reflexioné entre fantasías, una duda aún se presenta en momentos no oportunos…

¿Qué importa si traemos poesía, si al mundo parece gustarle más la letra rudimentaria sin escrúpulos?

Con culpa a veces le entrego a la copa mi voluntad, otras, siento que ni aun con eso lo podre descifrar o siquiera olvidar.
Pero, aunque los versos al final son solo palabras al viento sin rumbo ni lugar,
siento que siempre importará, aun sin explicación, aun sin lugar fijo para reposar,
yendo de boca en boca y de clamor en clamor.
Entonces si importará… si al menos unos suspiros en la noche fría de tu alma logran apreciar.
leer más   
10
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 113

Desiderata (colaboración con @Letizia)

El amor es como un diamante:
debes pulirlo, sin ambages;
no solo el conocimiento usar,
debes con él emociones mezclar.

El mundo es hermoso, divertido:
nunca, pero nunca, olvides lo vivido,
el tiempo es tan solo un engaño:
disfruta al máximo cada día del año.

Mantente del embustero muy, muy lejos:
esquiva su compañía, de noche y de día,
pues sus palabras como miel o ambrosía,
te dejarán sin un céntimo, tal vez en la vía.

No te tomes todo los males a la ligera,
algunos te servirán en el largo viaje;
aprecia siempre la mitad del vaso llena:
su contenido, vale más que el faltante.

Busca el sabio consejo en los viejos:
sus muchas experiencias, te dejarán
a veces mudo, otras atónito o perplejo.

Aprende de cada uno de tus semejantes:
evitar cometer tú también sus errores,
te permitirá salir siempre adelante.
leer más   
18
22comentarios 104 lecturas versolibre karma: 121

Carta de otoño

Te escribo querida, // en este largo otoño
y tengo que reconocerte // que te recuerdo
cada vez más bella.
Que mi hambre de ti // crece a porfía.

Es cierto que la distancia // reviste de cierta belleza.
Pero te confieso, triste, // que me llena las manos
de la soledad más espantosa.

Estoy mirando hacia el vacío.
Creciendo marcha la congoja
entumecida por el desconsuelo
y el dolor de tu mirada ausente.

Se ha vuelto gris toda la luz; // melancolías,
con la tristeza grande // de las anunciadas lluvias.
A veces, te confieso,// sueño en una primavera
sin los presentes males,
con solo hacerme // la ilusión de verte.

Hoy en mis labios // ya no quedan mieles
pero si recuerdo // que es tu boca
un panal de dulce miel;
que tu rostro es // una boca de caricias,
tu pelo suave, // cortina de humo,
que las guardaba //para mis adentros.

Brotan mis lágrimas, //solas, por estar contigo.
Tengo tantas cosas, // tantas que decirte…
Que mis manos tiemblan // con solo pensar en ti.
Tanto, que apenas puedo // sostener el bolígrafo
para escribirte.

Y es que, mi amor… // te echo mucho de menos…
Te quiero muchísimo.
leer más   
10
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 106

Tu mundo y el mío (Jotabém lipograma, ausencia de a)

Yo quiero ponerte el cielo
en unión con este suelo.

Subir como ese gorrión,
trocito de tu ilusión,
no solo un pobre peón,
ser miel sin gusto dulzón.

Piso firme este terreno,
no quiero suelo de cieno

Contigo puedo ser vuelo,
ser pelo de tu mechón,
no ser sorbo de veneno.





Hortensia Márquez
21
16comentarios 138 lecturas versoclasico karma: 113

Pide

Pide que el fuego no entregue calor,
que el relámpago no tenga fulgor
que la miel pierda su dulzor

Pide que las estrellas desaparezcan del cielo
que la blanca nieve se transforme en fuego
que las aves no emprendan el vuelo

Pide que lo visible se haga invisible
pide, amada ,cualquier imposible
pero no pidas que no te ame yo
leer más   
6
2comentarios 18 lecturas versolibre karma: 87

Tu amor fue una mentira (Jotabé)

Tu amor fue un saco endeble de mentiras,
espejismos sin carne, falsas liras.

Me engañaste con galas de ternura,
ofreciéndome miel de tu dulzura,
¡Yo creí en las rosas de tu figura!
No sabía que amarte era locura.

Tu amor se disolvió en sacos de sal
¡Voló al cielo celeste como cal!

No me busques, de mí tú te retiras;
yo merezco un amor pleno de albura,
que me ocasione dichas, y no mal.
leer más   
14
5comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 126

Estás en mi

El disfruta el premio de tu presencia,
yo tengo la alegría del pensamiento,
que se adueña de mi sentimiento.
Las mieles de tus labios el festeja,

yo saboreo la esencia del recuerdo,
aquellos dulces besos del pasado.
Se queda con lo firme de tu mano
y su calor por siempre yo pretendo.

La dulzura de tu voz le acompaña,
pero, en susurro el viento forma
y llega a mí, de tanto que te extraña

el alma mía…Y así el soñar conforma,
escucho tu voz , siento el calor, te ama
mi ser, tus besos míos… todo transforma
leer más   
10
3comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 107

Unión sacramental bajo la luna... Autores ( @CorazónDeFlor y @rayperez)

Deja que mis manos te acaricien
en esta noche ennegrecida
deja que la luna durmiente 
se acueste con los hilos rojos de tus versos
gravitando sobre tu henchido pecho .
Deja que el mar vocifere
y las pérfidas aguas
nos arrastren a la fogosidad ardiente
de los deseos inhibidos.

Nadando juntos en miel y olas de esmeralda
tus manos acarician
la forma de mi boca esperanzada
esa que anhela besos permanentes
del tiempo inmemorial
destilando fibras azuladas en nácar.
Así que cuando poses tus dedos embarrados
por lunas trituradas en saliva embriagantes
te recibe gustosa
mi lengua sedienta en llamas.

Vamos a quemarnos y arder
en ese fulgurante fuego,
que nos consuma hasta el aliento
y al entrelazar estos cuerpos desnudos
formaremos un hangar de susurros  
y un carnaval de sudarios
nos envuelven en una pasión ávida
y sedienta.
Dulce amada mía
ni el mar puede ser capaz de apaciguar
esta locura
nuestras olas crecidas
por lo pronto chocan con el talud
de las costas ardidas.

Ardamos en este círculo mortal
purificador y ardoroso de Almas perdidas
como el corazón de un feldespato vibrante.
Los colibrís danzan enredados en tu pelo
cascadas de selva masculina
y muerdo tu pecho desnudo
como si de un durazno se tratase.
Amor mío
encendamos el cerillo interno
de nuestros vientres latentes
hasta calcinar la carne
de nuestra unión lasciva.

Ya no hay instancia que nos detenga
solo un presente circunstancial
que nos devora frenéticamente.
Mil cuchillos cortantes atraviesan  
este círculo sacramental y lúbrico
y sella esta unión con la fuerza
de los anillos sagrados
que ruedan por nuestros cuerpos.

Tú cuerpo mojado y poros abiertos
por los sudores salíferos
de mi naturaleza
y de un mar de fondo que sostengo
en la guinda del estrellado cielo
que nos alumbra.
leer más   
16
4comentarios 82 lecturas colaboracion karma: 108

Vacío

Aunque me gusta mirar hacia otro lado,
levantar la cabeza, sonreír,
arreglarme la barba,
publicar en Instagram,
tener buen sexo, escuchar música,
aprender a cantar...
si miro hacia dentro,
veo un gran vacío en mi interior.

Lejos de buscar,
de necesitar a nadie que lo llene,
lejos de desear días de vino y miel,
noches de cuatro letras,
cuando miro dentro,
sólo quiero terminar con todo.

Me sirve, de verdad,
alzar la mirada y ver a mis hijos,
bajarla y saber que ahí fuera se me quiere,
se me desea, se tira de mí,
pero sí miro hacia dentro,
veo una gran oscuridad.

Veo a un idiota que nadie conoce,
que sigue sangrando
por años de malos hábitos,
de malos tratos,
porque el imbécil cree
que lleva una vida amando
y que, sólo por eso,
deberían tratarle mejor,
que sólo por amar se esperaba amor.

Pobre,
no entiende un mundo
que no acepta la incertidumbre,
que sólo quiere lujos y músculos,
que no acepta calvas ni lorzas,
que no sabe de abrazos y silencio.

Si miro hacia dentro,
veo un abismo del que,
en ocasiones, no quiero salir.
13
8comentarios 91 lecturas versolibre karma: 107

Contradicciones

Convoco a las lágrimas de azúcar
que se fueron en pos de mejores mieles,
dejando mi colmena yerma.
Primavera en flor, otoño que vuela.

Pensamientos prosaicos que me llevan
al desarraigo emocional
y me hunden en el fango estéril y banal.
Verso a flor de piel, vacío en la pluma.

Si me hundo, afloro en palabra.
Si me quiebro, aparezco entera.
Lágrimas de sal que endulzan la semilla
de un posible quiero y puedo.
Dulce amargor que prolonga mi voz y mi eco.






Hortensia Márquez
24
8comentarios 156 lecturas versolibre karma: 113

Cien por cien

Azúcar y café
dame de beber
tu boca de miel
tu dulce piel,
Solo una vez
bastara para ser
estés donde estés
Fiel a tu ser
Fiel a mi sed
Fiel a tu red
leer más   
17
15comentarios 105 lecturas versolibre karma: 121

Hoy no quiero llorar (a @Letizia)

¿Qué otra dádiva podría
pedir yo que tu compañía,
con tu alma junto a la mía
sanando todas mis heridas?

¿Qué palabra lograría
susurrar en tus oídos,
que endulzara tu vida,
si tú eres miel, amor mío?

No me dejes que calle,
tan solo a tu lado sujétame,
escribamos juntos historias
en forma de sutiles poesías.

Sostén mi cordura, querida,
dame un hálito de bondad
que borre toda la maldad
y haz que se torne sabiduría.

Perdona mis errores, poetisa,
mantén la llama encendida
que no te note yo indecisa,
demuéstrame que no eres fría.

Decide tú el ritmo, el compás,
que antes mi vida no tenía son
pon música directa al corazón,
no importa si es rock o vals.

Desempolva tras años mi risa,
permíteme darle rienda suelta
a mi sentido del humor, de vuelta,
ayúdame a demostrar mi alegría,

Hoy no quiero llorar...
leer más   
16
16comentarios 97 lecturas versolibre karma: 116

Tus ojos anchos como un trono

No hay en el infinito
ojos más hermosos
que los tuyos. 
La miel del arroyo
los hizo suyo
los envolvió en un sedal
y los pintó en la catedral
lo eterno de tus ojos bonitos.
Los guardé en el rocío
por si mañana un verso
los toma
y los quiera lanzar
al mar.

Por la noche vi salir
tú estrella inmaculada.
son tus ojos naranjas
de miel y herrín
los quiero para mí
lo eterno de tus ojos
anchos como un trono
con lo mágico de las nubes
me subiré a tu arco iris
los quiero como tesoro.

Si el ocaso nunca llega
más tarde que temprano
busco lo eterno de tus ojos
y si los encuentro
en la vera del camino,
corro por la llanura
de la planicie inmensa
quizás alguien me diga
que el bosque alberga
la estrella fugaz y eterna.
leer más   
22
18comentarios 130 lecturas versolibre karma: 121

Catarsis

Ni un momento
De respiro

Mi corazón
Ya no es latido

Sangre y miel
en un festejo

Dulce beso
Me resuelvo

Agonizo …
Ya no hay tiempo...
leer más   
20
19comentarios 109 lecturas versolibre karma: 126

Objetividad

"Ves la luna?"
- Preguntó él...
"Ves el avión ?"
- Preguntó ella....

"yo soy romántico"
-dijo él
"yo soy objetiva"
-dijo ella -
"pero también
siento ilusión... veo el
avión porque ese
nos llevará a la luna,,, a
nuestra luna de miel"


Letizia Salceda,,,
leer más   
20
16comentarios 94 lecturas versolibre karma: 129

Contigo y sin ti

Jotabea:
(Este poema ha sido escrito
sin la utlilización del verbo.)


Para tus bellos ojos, de cálidas miradas…,
de mi vergel las rosas, lindas y perfumadas.

Para tus labios rojos, los besos de mi sueño,
y para tus cabellos, y rostro tan risueño,
mis dedos como peine, magnífico en su empeño,
lo mismo en el verano, que en tiempo navideño.

La miel de las abejas, para gentes no sanas,
y para otros usos, en cuestiones humananas.

Mi corazón amante, con ansias alocadas
pena de sufrimiento, de dolor por desdeño…
¡Por tu ausencia aparente, con carencia de ganas!

Autor: Saltamontes. 16/11/2018
leer más   
12
10comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 120

Las damas del bien

I
Divina flor de primavera
te ví por vez primera
lozana linda me atraes
frescura, candor que posees
II
Tesoro viviente más preciada
del mundo humano la más amada
sin ti no existo, que fatal muero
tú sientes y piensas, eres tesoro
III
Admiro vida, que salva vidas
mantiene vivas y son amadas
conciencia médica hace milagros
previene, cura no hay peligros
IV
Su parte brinda con amor
la vida amor con fervor
que bella de alma, espíritu
la dama del bien, si eres tú
V
Doctora, la flor perenne tierna
persona toda digna
cerebro cultural, poderosa
sí ama el saber, amorosa
VI
Excelsa dama florece
calidad humana reluce
benigna primavera renace
belleza, encanto, vida reverdece
VII
Es hada sublime de beldad
presencia angelical con deidad
tesoro viviente que dignifica
con su don de gente ya fructifica
VIII
Dama exitosa, radiante virtuosa
esencia de esencias, que miel de mariposa
difícil de olvidar ¡oh maravillosa!
provoca, atrae majestuosa
IX
Con flores colores matizados
en medio del campo verde color
con aire fresco purísimo
un cielo azul, todo límpido
resurge imagen tuya
es parte, grandeza ecológica
X
Las lagrimas gotas de cristal
que brotan del ser humano mortal
translucen hermosas con ojos atractivos
me miran muy dulces expresivos
XI
Circundan alegres mariposas
con trajes románticos revolotean
¡vistosas! colores mágicos
nos besan, abrazan cálidas
XII
Bendíceme mi dios a mi doctora
reliquia vidente nos adora
no falte jamás mi ángel de la guarda
nos jura y salva presto, nuestra vida
XIII
Aves cantoras deleitan tu ser
trinan alegres demuestran saber
llenas de encantos, ternuras están
dulces, melódicas mágicas cantan
XIV
Vidan tan verde existe con amor
brillan lozanas las plantas con verdor
con flores, cascadas de aguas cristalinas
con ímpetu bullen (rugen)bañan cariñosas

DEDICATORIA

CON EL MAS NOBLE GESTO CARIÑOSO SINCERO, DEDICO MI COMPOSICION POETICA A LA DOCTORA MARIA ANGELICA ADMIRANDOLA, VALORANDOLA GRATAMENTE SU PROFESIONALISMO, DE IGUAL MANERA PARA LAS DEMAS DAMAS CON TODO APRECIO CARIÑOSO EN ARAS DEL BIEN CONSTRUCTIVAMENTE.

AUTOR: JESUS EDUARDO PALOMINO ROJAS
DNI: 40125779
Fecha de Nacimiento: 14 de octubre de 1945
Lima 30 de septiembre del 2018
leer más   
6
sin comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 92
« anterior1234531