Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 362, tiempo total: 0.005 segundos rss2

La noche

Recuerdo aquella mujer entrar a un bar, pantalón jean y polo ajustado, presumiendo cuentas, no sé en que pensaba ella dentro del bar, mientras los mañosos miraban con lujuria, en la esquina los que apostaban quien es el primer en enamorar.

Todos tenemos historias que ocultar, la noche te trae sorpresas como la que le ocurrió a un borracho, se creía bratt pitt. Lo quería conquistar con piropos, a su belleza y su ropa apretada, aquella mujer me dijo estás tratando de enamorar, pero no insistas porque no creo en los hombres.

Me convertí ahora soy una nueva, busco el amor aquí, observo la ignorancia de los hombres, la noche te da sorpresas como la que me ocurrió aquel borracho, mientras los hombres de bar.

Aquella noche hubo un silencio piensa ser dueño de todas las mujeres, mientras observo en la esquina tomando mi tequila.
leer más   
16
sin comentarios 90 lecturas versolibre karma: 112

Audacia en Do Menor

Me tocó aplacar la furia de alguien con su maletín nuclear,
Limpiar el Rímel y los golpes en la cara;
Me tocó cantarle bajito para que durmiera
a la victima de otras malas decisiones.
Fui la canción al oído y la almohada,
La justificación y el cuerpo desechable, - no porque me queje-
Me nombró nota entre sus pechos y deje que fuera feliz,
al menos por un día;
Pagué mi audacia en efectivo, y su cena.
Fui nombrado Hombre Bueno, príncipe honorifico,
y campeón de las mujeres mansas;
¡Fue Feliz!, y por una vez no dolía.
Me toco ser su serenata y su Chaikovski,
Su oración completa de rodillas,
¡Fue Feliz!, y por una vez
Compuse mi Audacia en Do Menor.
leer más   
11
7comentarios 62 lecturas versolibre karma: 121

¿Quién me ha robado el amor?

Alguien algún día me robó el amor.
Me robo el amor por la vida,
por la naturaleza, por vivir.

Me robó el amor hacía las mujeres,
me robó la ilusión que tenía.
Soy Prometeo, el águila es este

o esta roba amores, sueños…
cada vez que me ilusiono
o quiero ser feliz, o simplemente

lo soy arranca mis entrañas.
Me hace picadillo y me muero.
¿Quién me ha robado el amor?

Quizás sea yo mismo, mi propio
traidor que no se quiere, ni se querrá
alguna vez hasta que no esté en el lecho
de muerte, de muerte…
leer más   
14
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 120

El sueño jamás te abandona!

Con ella lo tengo todo!
Ella me lo da todo...

La vida me ha quitado muchas cosas:
Família,amigos,mujeres,empleos,carreras,pasatiempos,dinero,juventud,neuronas, etc...
También me ha dado muchas otras cosas:dolor,angustia,tristeza,sufrimiento,
decepciones,desesperación,errores,pesimismo, etc...
Pero cuando se ha aprendido a aceptar lo desagradable de la vida; uno queda liberado de las cargas y puede prestar atención a las cosas bellas que tiene la misma.
Uno puede renegar, quejarse, llorar, molestarse! Pero es todo todo en vano. No cambiará nada...
Hay cosas que no cambian nunca! Y nunca cambiarán...
Sólo puedes aprender a vivir con ellas! Esa es la clave de la felicidad...
El tiempo ea demasiado efímero para derrocharlo en lamentos!
Aprende a aceptar lo malo! Y vive con lo bueno! .
Los demonios estarán ahi! Siempre! Pero ellos pueden jugar a tu favor; pueden ser tus aliados!
Sólo no debes olvidar!
Tarde o temprano Aprendes...
Si lo sueñas... Se acumula...
Jamás debes dejar de soñar! En ningún momento! Bajo ningúna circunstancia!
Se almacena, se concentra, se comprime!
Empieza a germinar... de a poco, muy de apoco... y con el tiempo... ESTALLA! SE MATERIALIZA!
Todos los sentidos dan vida a ello!
Todos los sentidos lo perciben!
Lo viste nacer...
Lo viste crecer...
Lo viste agonizar... y luego morir...
Y lo viste volver a nacer!
Cuando todo estaba perdido! Cuando nadie te daba una mano! Cuando nadie daba un peso por vos!
Resurgió de las cenizas...
Se hizo más fuerte! Más fuerte que nunca!
Ahora nada lo puede detener...
Con células nuevas! Con espíritu nuevo! Con alma nueva! Con vida nueva...
El sueño jamás te abandona! Jamás se olvida de ti...
Dios no te ha olvidado! Dios no te ha abandonado!
No es tan fácil!
No bajes los brazos..
leer más   
2
2comentarios 20 lecturas versolibre karma: 25

Mujeres divinas...

Dios que has hecho
Le preguntó un Dios
al Dios de nuestra galaxia
y nuestro Dios contestó:
hice a la mujer a semejanza
del mar, el sol y la luna
y le implanté el soplo divino
de la creación.

El creador hizo a la mujer
con cuerpo esculpido
reinas de esta creación
a todas las mujeres un abrazo
de este romántico
y nostálgico soñador.

Vosotras divinas mujeres
siempre serán la fuente
de mi inspiración,
cuando Dios creó
el mundo,
a ustedes mujeres las entalló
con arte y dominio,
nosotros solo somos
parte de la creación,
pero ustedes
son la creación misma.

www.youtube.com/watch?v=gfX0ijwj1mw
www.youtube.com/watch?v=4hRL7S1Qu_w
leer más   
14
10comentarios 89 lecturas prosapoetica karma: 121

Llegamos a ese secreto escondido en lo profundo de su cuerpo de mujer

Llegamos a ese secreto escondido en lo profundo de su
cuerpo de mujer, entre los muslos del río húmedo, entre las setenta y dos pesadas sombras, en la cubierta del arco de
entrada a su misterio.
Se enciende la noche, en el interior más oscuro de la gente,
alumbrando los caballos azules y los sueños con antorcha.
El emperador que estaba borracho se levantó y bendijo el
rocío, las mujeres y los frutos.
Se enciende la gran estrella brillante! ¡Cientos de millones de diamantes están llenos de pasión!
Dos arpegios diferentes se alternan. - El ganado y las ovejas están bajando. El salmo insiste en los salmos de la negación,
inspirando y consolando a las generaciones del sur.
La belleza de la mujer:
está tejida por la gramática en el Ziluyuan.
La belleza de la mujer está bajo la luz de la poesía,
lejos de la caída y captada por las sílabas.
La pulsera del tobillo que debe ser bailada por la discípula,
con la luna llena sobre su piel desnuda.
La belleza de la mujer:
esta en los pelícanos blancos, en los caballos, en el sol para los leones, en el fuego de las rosas, en la temporada de lluvias, en la flor de la llama, en el canto continuo en forma de arpegio: en el desierto de larga duración, en el río a la deriva, en la luz de la
espada, y en la puerta de la multitud, en la vestia de la fantasía que corre a través de la música; en el romero, en el piano de nieve: llegamos a ese secreto escondido en lo profundo de su
cuerpo, entre los muslos del río húmedo, entre setenta y dos
pesadas sombras de la cubierta del arco.
Entre los muslos blancos de una mujer, el peinado de la golondrina todavía cristal brillante y el atardecer de acero o incluso por la noche sigue siendo brillante grieta ocasional oscura del tiempo, es el tiempo de una pequeña grieta, en la fuga de un rastro de placer intimo, un rastro de brisa adecuada. Para cantar a un cazador que saltó al mar. Es el lado de la lluvia brillante y, la espalda oscura, una mujer blanca con un sol desnudo, una forma física, como una grieta del tiempo o simplemente llamada de un tiempo físico . Alas casi saqueadas historia y leyenda, el neuroticismo es como una frase enredada
europeizada; muslos blancos de gramática complicada ha
caído en medio de la expresión, y el silencio, su silencioso, y reflejo del flujo en la historia del purgatorio de las mujeres; estrecha enciclopedia de la vida. Muslos blancos magnífica aura de alucinaciones visuales que editan recuerdos
confusos de mi imaginación, avalancha inesperada de deseos
antiguos y nuevos, brillos que se niegan a ser borrados de mi mente como una escritura extranjera.
Su cuerpo de mujer de tamaño iculino barre como una
escoba, no solo el tiempo, sino también la ficción de la
infancia, en la sexualidad infantil de Amarcord de Fellini,
con la estanquera y sus grandes pechos es el espíritu de las pesadillas infantiles. Objetos extraños sexuales, bajo el pilar
icónico en la intersección de la memoria de un niño
me trae el primer recuerdo verdadero.
El tiempo juvenil está cubierto de bellas damas adolescentes,
por la mediocridad de mi sexualidad. Sentido común y aura de tabú.
Rodeado en un círculo pálido, estricto, salpicado de sagrado.
La ignorancia de una época a través de la tarde y la plaza llena
de macizos de flores, puertas de cristal de la iglesia y en la
lejanía los jacintos del burdel.
Las palabras que se usan para resistir pueden ser un arte sin
sentido en el libro de la composición de una vida, como una vieja foto que me muestra mi cuerpo como un unicornio solitario
y raro, pasado de moda, avergonzado, incómodo, temblado - auto-aislado. Un torbellino puede haberse formado como una escalera circular para alcanzar las alturas caóticas de la torre de
mi memoria. La turbia luna de mis recuerdos me fulminó con la mirada y me castigo por estar parado en el balcón del edificio peligroso en la noche de invierno por culpa de la existencia.
Un torbellino, enfriando la llama enfriada en el pecho de la mujer amada.
Me enredo en el balcón. Aguanto la postura y tiendo a inclinarme, ante un balcón adecuado para el sonambulismo.
Sueño peligroso. En las profundidades del sueño , carezco del equilibrio necesario.
La escalera ascendente también se extendió al
castigo, alcanzando más la oscuridad de la voluntad y el
laberinto de poder.Creo que estoy cayendo en la herida
más intima y hermosa de una mujer. Contaminará, la dignidad de la frente del santo padre.
También es la altura de la Torre Tongtian. La otra es la otra, y
la otra es la mano que te acaricia la grieta bendecida acariciando tus muslos blancos en la noche de los tiempos.
Así que
quiero un poco de poesía y una espada punzante de hombre
- ¡una savia! Así que canté la
juventud humillada, la juventud dulce y amorosa.
En la habitación del sudor y el placer, en el vestíbulo, las piedras mojadas irradiaban un estallido de luna, vapor de agua de la luz de la luna. En la habitación las piedras mojadas del pasillo emiten un estallido de naranja verde...
Mi estela se repite de nuevo, murmuro y repito
como si las dalias se mostraran los pétalos de los demás. Las
sombras se oscurecen en el acogedor atardecer
Ella, bella mujer de muslos acogedores, habló. Ella me dio
la habilidad de escribir en lugar de decir, escribiendo sobre un
papel. Déjame tomar tu espalda para revisar los deseos inciertos de un viejo poeta.
La máquina de coser ligera en su frescura, frecuentemente salta a la sombra del detalle del tiempo. La luz de la torre del campanario de la Iglesia, el árbol de alcanfor, el nogal del jardín simétrico, dentro del camino inclinado Taige.
Estoy leyendo en una pequeña sala de estudio. Abrí la carta doblada, también es una ciudad plegada como una vieira, la perla que decoro como un perfume acróstico se presento con
una belleza similar al clítoris imitando el ritmo del romance pero intentando convertirse en una epopeya reproductiva de un
orador ciego que cantó una muerte en cada saludo.
No duermo otra noche, no duermo, esperando que la puerta
llame por segunda vez al amor, diferentes llegadas y saludos
diferentes nacimientos y muertes, diferentes letras, puntos en
común: de una letra casi incómoda.
Así que el viento toca la puerta, es el viento el que visita mi cuerpo alquímico
"Eso fue solo el viento",
escribí con calma , "pero la luz sobre mí
osciló". La luz se balancea y la se apagaba,
escuché, absolutamente, escuché el eco del
silencio absoluto.
"Es realmente solo el viento". Todavía estoy escribiendo. En el
viento, escribí las palabras que no puedo ver, recuerdos de una
mujer de muslos blancos. Pensé desentrañar la lentitud y la urgencia de mis deseos, el estancamiento y la llegada de la muerte de la voluntad y la propagación de los deseos voluptuosamente activos, traté de pararme en la cresta del hito
simbólico para encontrarme con el momento del Apocalipsis en el imaginado ser eterno momento del desprendimiento.
¿Será mi felicidad en la alquimia de este mundo en el fuego de sus piernas?
La llama en su horno, entre sus piernas de alquimista en el tiempo más abstracto, como la música que abstrae el tiempo y la hora del mundo.


Che-Bazan.España
www.youtube.com/watch?v=5gKhnvPDrbY&t=2008s
leer más   
4
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 80

Vamos cantándole a la vida...

Caminamos tomados de la mano
por calles, riachuelos y arroyos, 
mi brazo ahora se posa en tu hombro
y mi pecho se crece,  
se hincha orgulloso
vamos cantándole a la vida.

Hoy las estrellas en el cielo azul
se mueven como una real sinfonía
me detengo y abrazo a mi bella dama 
le compro un helado
y los ticket para el gran circo
que se ha montado en el centro de la ciudad.
Y nos consumimos en un solariego beso
oh, el Amor, que sortilegio o encantamiento
lo rodea;
que divino es el Amor
ustedes las mujeres
sois hermosas
son flores que crecen
bajo el roció de la mañana.

Le beso, la miro y traspiro
el dulce aroma que expele
su bronceado cuerpo tropical.
Y de un viaje una carga eléctrica
pasa por mi circuito cerebral,
acelera mi corazón,
serpentea la brisa de mis ojos
y enerva los trineos pájaros
que salen de un portal imaginario.

Ya estamos frente al gran circo
una gran carpa lo cubre
elefantes, camellos
tigres y leopardos
pasan mostrándose en sus jaulas
y tú llena de miedo  
me abrazas y yo aprovecho
para estremecer más tu cuerpo
de estrujarlo como
lo hace el céfiro a su amanecer,
o como lo hace la lluvia
con las flores de este otoño.

Es un memorable momento
solo pido que no huya, que no se escape
tu sonrisa sincera y mirada eterna
solo quedar eclipsado
en la llamarada del amor
y nos amamos, nos comprometemos
por segundos la magia nos rodea;
somos los novios que trascendemos
que permanecemos vivos
sin pasado y futuro
solo un presente nos envuelve
en este bello atardecer.
leer más   
17
10comentarios 120 lecturas versolibre karma: 145

Echo de menos mis labios húmedos, con el deseo de besar

Ahora que usted está dormido,
quien hablara conmigo de mundos misteriosos, de mujeres hermosas.
Echo de menos una ráfaga de brisa en mi habitación.
Echo de menos las palabras y la voz del sueño, lo suficientemente cerca para acariciar la oscuridad.
Echo de menos, el canto tan ensordecedor del bosque,
el nacimiento de la madrugada, el silencio del desierto.
Echo de menos el horizonte cuando el sol salta.
Echo de menos mi ansiedad.
Echo de menos cuando de niño suspiraba por mi compañera de pupitre.
Echo de menos las noches de verano que estaban haciendo un hombre.
Echo de menos las palabras, como, el "agua que se desborda al borde río.
Echo de menos las horas vacías de las siestas de verano.
Echo de menos mis labios húmedos, con el deseo de besar.
Che-Bazán.España Poema
17
8comentarios 91 lecturas versolibre karma: 128

Mujeres & Botellas

Era invierno del dosmil y pico,
fui en busca de una buena compañía,
la noche lo a meritaba.
A meritaba unos tragos y acabar follando hasta el quedar inconsciente.
Salí en busca de ti...
Estuve borracho buscándote entre esquina y esquina
Nunca va a parecer -Me dije-
Fue entonces, justo cuando el cigarro dejo de estar vivo, te vi.
Estabas detrás de una señora gorda que tenia un buen trasero,
Justo detrás de esa señora grotescamente gorda con buenos senos...
¡La encontré! -Dije en tono de borrachera-
Eras una dama hermosa, con grandes ojos verdes, un vestido blanco,
el universo en tus pupilas, se notaba que no fumabas debido a tus dientes relucientes,
ese pelo tan lizo y sua.ve
¡Demonios chica!
Que senos tan jodidamente perfectos,
Los recuerdo perfectamente justo detrás de la grotesca señora.
Estabas brindando con algunos estúpidos bien vestidos,
con trajes, carros & lujos.
Eras un ángel...
Te veías tan inalcanzable, tan imposible
que después de unos tragos y un par de cigarros
la señora y yo acabamos follando, hasta quedar inconsciente...
leer más   
4
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 35

El hombre golpeador...

«Para todas las mujeres que se mantienen en silencio
y soportan esta crueldad. Es hora de despertar
y denunciar »
Ramón Pérez

«El Miedo, se hizo vivo... ¡la invadía!
Su corazón hizo estrago ese día
recordando como él, la maldecía
y con sus puños la desvanecía»
Clementina Bravo

Desafiante y bellaco es el hombre golpeador
Se sujeta del cinto y a su figura de gigante
Avasalla y tortura, es un real abusador
Negando los derechos, a la flor implorante.

La alondra triste que no puede escapar
Por temor, suplica, inopia o ignorancia
Tejen tu piel de marcas y de nunca acabar
El Alma infiere...por qué tanta tolerancia.

Todas las estrellas y astros circulan al son
Viajan respetando la ley cuántica
Y al ritmo y los impulsos del corazón
Eje central de esta galaxia empática.

Por qué tu... Ser agresivo laceras la dignidad
De tu contraparte. Tu opuesto. Tu igual en derecho
.
leer más   
15
6comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 130

En un vuelo de último minuto II

Se me acaba las horas y las nueces secas,
el clima cambia drástico y sin modales
La señorita Abigail me asegura el cinturón
y me acomoda todo lo que estaba fuera de lugar;
Yo le toco el cuello con mi nariz pronunciada,
ella se estremece y culpa a las turbulencias.
El alemán de la última fila ya no maldice,
-ahora llora por su temor a aterrizar-.
La China me guiña un ojo,
mientras me muestra la portada de una revista para hombres
– nada de lectura-
Y yo que solo atino a esconder mi acento
entre un inglés oxidado y un uniforme azul.
Anuncian un aterrizaje difícil,
nada puede ser más difícil que haber sobrevivido 10 horas sin sexo
Sin mi café o mi dosis de sol y mujeres sin vergüenza.
Tocamos la espalda de Londres,
llegamos al Heathrow y nos sacudimos los pelos erizados;
La rubia de 1.60 me toma del brazo
me desequilibra mordiéndome el oído izquierdo,
-no soy de piedra-
Mi abrigo no cubre lo que el frio no pudo evitar que subiera.
¡Llegamos vivos!,
y más de uno corre a por un Wisky On de Rock.
Yo aún tengo que buscar hotel,
y quizás algo más para anular el cambio de horarios.
leer más   
4
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 66

Durante un cuarto de hora final, me quite la vida

Durante un cuarto de hora final, me quite la vida; me quedé en la orilla y observé cómo corría en el agua, una gigantesca pitón, rodando como un rollo de tiempo.

Las fotos de la hora y el amor estaban impresas con pájaros blancos y turistas suspirando por las salpicaduras del agua del arrecife tocando las cicatrices del pasado.


Parece ser que: El hechizo del viento, una recitación del viento evoca una melodía desde fondo del agua, el vientre del pez, la cáscara y el rosario.

Si puedo voltear el depósito al revés, dejar que el pez vuele en el aire, la cáscara brilla en el cielo,
soy el rosario, los ojos del príncipe, ranas abultadas
en mí, soy el rosario. La falta de agua en el apellido, por lo que a menudo me encanta pasear por el agua.

Lo que puedo hacer es muy simple: lavar la cara, coquetear el resto del tiempo, tiempo adicional, resto del tiempo,
caerse del caballo y ver el cerebro en blanco.

Recordé la antigua ciudad enterrada bajo el depósito de piedras. Las enormes olas son solo una escena de su bullicioso mercado y las pequeñas piedras de los pies
de las mujeres anidadas íntimamente a la orilla.

Yo, un erudito, no estoy lejos de ellos, camisas largas, zapatos de tela, espadas cortas y una cara delgada reflejada en el espejo del agua. Ahora, estoy caminando por el camino de piedra en la antigua ciudad.

Entro en el patio, en la puesta del sol que fluyen cintas de colores para saludar a la gente en la oscuridad del incienso.

Olas de las grandes olas que se hundieron en la orilla y un rollo de libros se dispersó en las rocas. La vida, la historia
la vida personal y los cuentos populares son solo una
colección de ensueños, pero me encantó el fascinante pasado de este cuarto de hora final, y me quite la vida.

Entornando los ojos me muriera,
sintiera que ya está,
que ya el afán cesó,
y la luz ya no fuera un haz de espadas.

¡Las estrellas brillantes que se levantan después de la tormenta de otoño retrasaron la oscuridad de la muerte!
Dentro y fuera del jardín de las rosas,
el escorpión disfruta del atardecer.
Las vacas y las ovejas bajan por la calle empredada.
Las campanas a muerto suenan con el badajo
interior, solo dejan escuchar su sonido a los monjes puntuales.

Che-Bazan.España

¡Qué difícil es entender la belleza! Günter Eich.

www.youtube.com/watch?v=SZQzW_QfPew

.
leer más   
8
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 106

Maratón en pasos de escaleras

Gusto de las escondidas diosas que habitan en mi mundo,
De los rostros liricos y las curvas estrepitosas;
Gusto de las mujeres sin bulimia, cargadas de carne y pólvora.
Soy seguidor empedernido de la Orden de las Faldas Cortas,
de las vidas nocturnas y pies descalzos;
Acumulo para mí todo el sudor y el alma
de aquellas que escogieron plantarse aquí,
en mi jardín.
No alimento los miedos a romper vitrales;
solo ayudo a romperlos cuando me recompensan suspiros.
Cubro las grietas del llanto de mis muchachas conocidas,
con mis manos y otras malas yerbas.
Simplemente disfruto de un Maratón
en los pasos de alguna escalera oscura,
De la incomodidad de los pasamanos ausentes
y el riesgo a una lluvia artificial.
¡Seamos honestos!,
mejor luchar contra la gravedad
y deshidratarse hasta fingir ser reloj de arena,
que dejarse transfundir jugo de toronja
y caras hechas con papel de aluminio.
Gusto de las escondidas diosas que habitan en mi mundo,
De aquellas que disfrutan de mi gusto por su pólvora
y Maratones en pasos de escaleras.
leer más   
5
2comentarios 22 lecturas versolibre karma: 84

Aquí voy caminando...

Aquí voy caminando,
atrás quedó el silencio,
ya marchan las gaviotas
muy lindas en su vuelo,
se llevan la nostalgia
con ella muchos miedos,
de niños y mayores
que viven en los sueños
también se llevan risas
y acaso, el terciopelo,
de flores y de labios
amados que se fueron,
se llevan los suspiros
nacidos en invierno,
el viento del nordeste
y aquel verano nuestro,
se llevan a tus manos,
tus ojos y tus dedos,
se llevan a la luna
que está con los luceros,
y tú te encuentras triste,
musitas unos versos,
le pides a los dioses
te acojan en el cielo,
ese lugar tranquilo
donde se muestran plenos
los hombres y mujeres
que son nuestros ancestros,
porque en tan largo viaje
al fin tomaron puerto,
y miran las gaviotas
con su volar tan tierno...

"...Allí vas caminando
con tus pasitos tiernos
princesa inolvidable
con tu farol eterno..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/10/18
18
4comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 125

Un viaje a través de mi Universo

Deja que te enseñe este universo,
donde pájaros siguen a una nube,
mundo que en mi pluma yo contuve,
espacio que controlo con mi verso,

En mis manos los poderes se reúnen,
mar gastado en mis ojos isleños,
levantando cada estrato de mis sueños,
hilvanando dos historias que se unen...

Simple como vida y muerte,
complicado como muerte y vida,
que seguras sólo tienen la salida,
¡y es por suerte!
que no hay nada más doliente,
ni palabra más sentida,
que un adiós antes de tiempo,
una lágrima abatida,
una vida...
una muerte...

Deja que te muestre el interior,
el "backstage" horripilante,
el espacio inferior,
el Infierno que despierto soñó Dante...

¿Creíste que sólo era hermoso?
No pensaste que el sol pudiese,
morir de frío a ese,
al que anhelabas fogoso...
Y que se levantasen los muertos,
de las púrpuras reverenciadas
cubiertos, y con los rostros tuertos,
y las miradas heladas,
y en su hielo mis pecados,
y en sus pecados, deseos,
y en vosotros...Perseos...
¡Incertidumbre!

Y en esta expedición perderéis,
perderéis norte y destino,
jugando entre mi camino...

Quizá encontréis lo prohibido,
hilado con hebras de Parca,
un lago sin fondo ni Barca,
soñado en un sueño dormido.

Pero deja que te muestre el día,
tirano que domeña la sombra,
fuerza que a todos asombra,
y que al poeta vigila...

Deja que navegue por tu frente,
rayo de luz petrificado,
obelisco en rayo transformado,
así el día en su son potente...

Te deslumbra y ciega enamorando,
tus ojos cargados de tristeza,
se levantan mas allá de tu cabeza,
queriendo de dolor salir volando,

Volando de tu cuerpo sale ella,
adornada con tus miedos mas atroces,
los oculta entre susurros dando voces,
alejándose camino de una estrella,

¡Yo te muestro el día refulgente!
Con dulzura y picardía de doncella,
giro y salto, con soltura, ¡de repente!
sorprendiendo con mi audacia tus reproches,

Mira el cielo embravecido por las olas,
que levantan, de fósforo, las nubes,
azules y verdes y espumosas de orbes,
rompen fuerte tallando caracolas,
que suenan a ríos empantanados,
a corrientes sin lecho ni poesía,
y a dolores que corriente transmitía,
o a pontones por los vientos destrozados...

El día es un sol malhumorado,
al que escribe lo tiene entre sus brazos,
no lo acuna, lo mantiene con sus trazos,
tanta luz ya lo tiene alborotado,

Yo prefiero la noche en su belleza,
la noche en su grandeza inigualable,
despertar para escribir con la tristeza,
sin montañas que se enfrenten con mi sable...

Es "La Obscura" con su patina de rezos,
con su luna que amartilla a los poetas,
ámbar, nácar, plata y azures cometas,
la que dicta con su gravedad mi peso...

Deja que te enseñe este universo,
de canciones y de rimas y de dientes
blanco esmalte en la joven boca hiriente,
negra luz para iluminar mi verso,

¡Aquí mueren la métrica y el ritmo!
¿sabéis?, sólo escribo para los abetos...
para los pájaros de joyas refulgentes,
para las gentes que leen a los muertos,
o para los niños que miran al río...

¡He sido la corriente!

El soplar del viento, el polen, las semillas,
caminado por caminos de corcho,
siendo el agua y las cabezas amarillas
con las caras de huevo blanquecino,
y los cuerpos de muñecas orinadas por el tiempo,

¡He sido el cuerno olvidado!

El ronquido de la bestia de diademas,
el signo blasfemo de su corona, a veces
Brillante coraza o escama de luces,
que se une a la piel del árbol o del poeta,

¡La mas oculta de las pasiones he sido!
entre los sirgadores y los falos,
entre las mujeres pobres pero buenas,
entre los enfermos y los que escriben,
y entre los que nacen y entre los que aún no mueren...

He sido absoluto y he errado tanto...
He sido flexible como un junco, ¡y también equivoqué el camino!

Disfruta del paisaje que te ofrezco...
Mira al cielo, alza tu boca y respira,
atrae toda la brasa y todo el rojo,
comprime el añil en tu paladar...
¿no te sabe a poema?
ahora las nubes saben que conoces sus secretos,
el sol te servirá de guía, la luna...

¡La luna te hará de celestina!
No hallarás nada que no anduvieses buscando...
ni entre los muebles encontrarás tu sino,
será aquí, en este universo versado, aquí,
¡aquí te sentirás vivo!
porque dime...¿cuánto tiempo llevas muerto?
¿cuanto olvidado?
¿cuantos veces tu corazón se ha remendado?
No llores más, no tendrás que marchar,
quédate aquí a mi lado...
¡Junto al estandarte y la oriflama!
A través de las siete murallas,
cruza conmigo el puente, ¡ven!
que la inmortalidad te aguarda...

(No hay muerte para el que nunca estuvo vivo, ni vida para el que sólo fue poesía)
leer más   
5
sin comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 82

"Ni una menos" (2 Jotabé)

"Ni una menos"

La violencia, hecha contra la mujer
ningún hombre jamás debe ejercer,

todos juntos, digamos ¡ni una menos!
debemos a los golpes poner frenos
no seamos parte de esos terrenos
favorezcamos ambientes serenos.

No queremos mujeres bajo tierra...
porque una puerta siempre se le cierra

tengamos pujanza, hagamos poder
por conquistar amaneceres plenos
no llenos de una tormentosa guerra.

II

Ni una menos que se deba marchar
por un ser vil que la llegó a matar.

Un femicidio deja un gran dolor
Se vuelve manifiesto el estridor
de voces ausentes, pidiendo amor
dando cuenta del doliente clamor.

Supieron recibir la vil bajeza
de aquel ser humano sin gentileza

quiso un cuerpo de mujer desechar
como una cosa y sin ningún pudor
refleja un alma llena de pobreza...
leer más   
15
17comentarios 136 lecturas versoclasico karma: 141

Actual respeto

Actualidad fuera del respeto
Hombres tratan a una mujer
Delicada como un objeto
Mujeres golpeadas y dejan de florecer

Pierden la compostura
Se vuelven tímidas y sin cordura
Entregan todo lo que es amor
Y ellos pierden su fidelidad

Hombres ellas le dieron pasión
Les entregaron su alma completa
Siendo mujeres que se respeta
Y dándoles hijos familia fruto del amor.

Sufren nueve meses con mente
Que su hijo va llegar finalmente
Sufren en el parto llevan peligros
Pero no les importa por que van a tener a sus hijos.

No doy de baja a los hombres
Pero piensan que solo ellos son fuertes
Todos somos humanos y las mujeres
Somos delicadas e inteligentes.

Hijos frutos del amor
Padres buenos y consejeros
De buen entendimiento
Y amigueros se ve familia de gran corazón

Padres tenga calma
Que sus hijos agradecerán
Con todo el alma
A ver tenido padres
fieles a su familia.

Mamás no quieren una corona
Hijos profesionales de buena vida
Que sustente cada día
El mundo buscando vida plena

Padres respetense del uno al otro
Sus hijos nesecitan de su apoyó
Para que ellos tenga dirección
Viviendo futuro mejor.
leer más   
5
1comentarios 20 lecturas versolibre karma: 71

El revolucionario

El revolucionario sueña con hacer la revolución,
decirle que deje de pensar en eso sería matar una
parte de su interior,
su corazón late con mucha pasión,
porque solo quiere dar a los suyos una vida mejor.

Quiere cambiar este sistema sin importar nada más,
por eso daría su vida,
por la niña que a duras penas se puede alimentar.

Piensa en la lucha de clases y en el pasado,
siente mucha rabia dentro de él,
llora desconsolado.

Sabe que no puede dar marcha atrás,
coge un arma porque la realidad no puede esquivar,
aun llorando por el peligro que supone planta cara,
a los que de este mundo quieren aniquilar a muchos,
con bombas cayendo sobre países,
saqueando sus propios recursos.

Finalmente dispara y mata a uno,
triste por haber matado una vida humana,
feliz, por repartir el pan entre los suyos.

Eso es lo que le llena,
quiere ayudar hasta su última respiración,
hasta cambiar esta desigual situación.

Hombres y mujeres en el pasado lucharon juntos,
ayudaron a que este presente no fuera tan negro,
dieron sus vidas al destino,
sin importar nada más que traer un poco de luz
en este camino desolado.

Por los que a día de hoy no somos nada,
por lo que dentro de poco tiempo seremos,
sin valentía la clase obrera no es nada,
como el glorioso ejército rojo cantaremos.

El revolucionario sabe que para llegar a la meta mucha sangre
por el camino será derramada,
por esa razón un fusil en el hombro de cada obrero es la máxima
expresión de democracia, lo dijo LENIN.

¿Cuántos cómo él para acabar con los malos harán falta?
leer más   
5
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 72

"Maltrato" jotabemo

Con paso lento, al cuarto se acercaba
la mujer, sobresaltada rezaba...

El Miedo, se hizo vivo... ¡la invadía!
Su corazón hizo estrago ese día
recordando como él, la maldecía
y con sus puños la desvanecía

En su rostro las marcas son notables
daban fe, de golpes indeseables

sola, su sufrimiento los guardaba
por los prejuicios no los compartía
si sabía que eran imperdonables

Ella decía, que ese hombre la amaba,
de forma inconsciente justificaba.

Cuando el golpe al rostro sobrevenía
caía al piso y llorando decía;
<<tus fuertes golpes no los merecía
ahora concibo tu cobardía>>

Los maltratos ya serán imborrables,
seré fuerte y con mis dichos estables

no avalaré lo que a mí me dañaba
me pararía... y con mi voz diría
<<¡los golpes no deben ser aceptables!>>
leer más   
16
14comentarios 95 lecturas versoclasico karma: 127

Trece Rosas

Me encontré rosas
en el mar.

Pedí que se deshicieran
tantas mentiras injustas,
que dejarán respirar
a las rosas sobre el mar.

Voy pisando rocas
escondidas en mi arena.
Tengo a Occidente
cargado de nubes
llenas de baladas
de tristes estrellas,
y a Oriente,
el miedo enquistado
que no logro desgranar.
Sólo el horizonte,
se llena de estrofas
de quietud
y brotes de libertad.

En mis pies
textos demostrativos
que revolucionan
mis dedos,
ajenos
a unas piernas
que sólo me llevan
a pisar rocas.

Balanceos de la mar
dentro de cañas huecas ,
y las rosas cortadas
con sus espinas
en bosques de lluvia,
como labios sedientos
con sus vestidos rojos.

Voy sembrando rosas
en el mar.

El sonido de mis pasos
abrirá la puerta
a otros pasos
que vienen empujando.

Voy a sembrar rosas
que salven olvidos
de sangre derramada,
envuelta en hojas
de camisas verdes,
que revivan sentimientos
de una libertad sin alas.

Voy sembrando rosas
en el mar.

Se revuelven
entre alfileres,
atravesando la noche,
con puñales de filo,
con sus rezos
de cruces
y sábanas de rosas
de cuna y sepulcro.

Angustia en levitacion,
sobre humo de polvo,
reclamando una justicia
trepadora sin sellar
sus labios,
rozando con sus dedos
las colinas
de botones perdidos
y no hallados.

Voy sembrando rosas
en el mar.

Lleno de ondas
de frente,
sin vocablos inventados,
del color de las nubes,
con aire de libertad.

Angeles Torres


Trece mujeres entre 18 y 29 años fueron fusiladas en 1939 , después de finalizar la Guerra civil española.
Se les llamó las " Trece Rosas" llevada al cine de la mano de Emilio Martínez -Lázaro


En la parte superior foto de la película y en la parte inferior foto de archivo
leer más   
17
22comentarios 151 lecturas versolibre karma: 144
« anterior1234519