Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 5873, tiempo total: 0.012 segundos rss2

Esperanza

Cual navaja traspasa
las palabras al alma
arrebatando la calma,
gritos agónicos lanza.

La presa se abre
dando paso el río
inundando al impío,
muriendo de hambre.

La fría soledad
en la noche llega
reposando en la llaga
con gran intensidad.

Sopla viento al firmamento
sin más argumento,
cura con el ungüento
la raíz del pensamiento.

Abrigado con la esperanza
el corazón comenta,
en la fuerza de la coraza
la marcha aumenta.

Solo o acompañado
la vida sigue sin parar
sin tener a quien amar
mi vida sigue soñando.

Un nuevo despertar sin pasado,
comienzo a vivir en el camino
sabiendo cual es mi destino
de la vida vivo enamorado.
leer más   
9
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 123

Adicción

Disfraz multicolor de la mentira,
singular egolatría sin piedad destroza el alma.
La desilusión del amor que te acompaña,
alimento de fantasmas que han perdido la señal

Falsa recompensa que te ofrece un paraíso,
placer inocuo la felicidad de la nostalgia.
Oscuridad que transforma la belleza,
rompes ilusiones, sueños de verdad.

La soledad del soliloquio te defiende,
respuestas a preguntas que no existen.
Trepidaría agonía que desata la moral
vuelve a tus ojos de día a pesar de la oscuridad

Desata la lucha sin tregua,
con el amor de verdad
que arrebata y te sujeta a la caída.
Estiro mi mano para poderte salvar.

Sentimientos de nobleza.
Cubren llantos de la lluvia,
lamentos de los diferentes tiempos,
te amos perdidos de fe

No sueltes la mano amor de verdad.
Adicción que mata el pensamiento,
almas de mundos que sufren.
Quédate una noche más

Determinismo que combate realidad
Abandona el paraíso,
vive la vida con verdad.
Un día a la vez es la lucha
que te dará la señal…



Por: Wily Hache®

21 de octubre de 2018
7
sin comentarios 38 lecturas prosapoetica karma: 83

Del capullo sale una mariposa

Una pregunta muy frecuente: ¿Cómo comienza a formarse un amor?

Adolescentes, adultos, niños y ancianos se preguntan lo mismo en algún momento de su vida. Muchos se dejan convencer con ideas similares, pero que ni de cerca se asemejan a la realidad. Otros se jactan de profetas del amor, cuando en su vida solo hay migajas de algún cariño pasado. Pero pocos, muy pocos, pueden contar historias de amor puras y verdaderas. Historias que llenan de alegría y de sentimientos hermosos su corazón, e incluso, el corazón de otros.

Yo, tengo la suerte de pertenecer a estos últimos. A los pocos que pueden contar sus historias. Puedo contar miles de anécdotas acerca de nosotros y de cómo nuestro amor se fue haciendo mas y mas grande. Puedo contar como poco a poco te fuiste metiendo en mi corazón, como hiciste que los sentimientos revivieran en mi pecho, como una rosa que florece después del peor de los inviernos. Puedo contar como te las ingeniaste para sacarme una sonrisa en cada momento que estuvimos juntos, sin importar cuál era la situación. Puedo contar también, como me acariciaste el corazón con cada palabra, con cada suspiro, con cada mirada. Pequeñas y grandes historias que cuento a través de mis poemas, todas cargadas del majestuoso amor que hemos ido creando con el correr de cada día, de cada minuto, de cada segundo. Historias que contaré todos los días a amigos y a desconocidos, e incluso, el día que lleguen al mundo, serán historias que les contaré a nuestros hijos.

Y esa noche, una de las tantas noches que viniste a visitarme y nos quedamos recostados en el sillón, simulando ver una película pero atentos, por el rabillo del ojo, a cada movimiento que realizaba el otro... esa noche, es una de mis historias favoritas.
Tenerte tan cerca y sentirme tan grande. Observarte sentada a mi lado y sentir mi pecho inflarse en una mezcla de orgullo, felicidad y amor. Esa noche comenzaste a tejer los hilos de tu amor en mí.

Quizás en ese momento todavía no lo sabía. Quizás en ese momento no me tenía la suficiente confianza como para saber que ibas a ser mía. Quizás en ese momento teníamos miedo a dejar salir nuestros sentimientos. Pero con el tiempo, comprendimos que ese era nuestro capullo, y que nuestro amor saldría de él como la más hermosa de las mariposas. Y pronto nos animamos.

Nos animamos a sentir, a sentirlo, a sentirnos.

Nos animamos a amarnos.
leer más   
5
sin comentarios 22 lecturas relato karma: 73

Todo sigue pero nada es igual

La noche oscurecía
y la luna era la misma
Pero ya nunca tendría
ni verso ni poesía
leer más   
17
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 133

Duele

Duele, la carne
cuando queda herida,
cuando la llaga
se hace escara
y no cicatriza.

Duele, cada sueño perdido
cada verso sentido
que quedó sin sentir.

Duele, cuando el amor
se evapora,
y se hace nube.

Duele, el olvido enrejado,
cuando dos corazones
se cansaron de respirar
juntos.

Duele, cuando no
se ha escrito
la voz con alas.

Duele, las imágenes
proyectadas,
las vividas,
y las fracturadas.

Duelen, las espigas
atrapadas
en eras de silencios
dentro de su envoltorio
vano, lleno de sabores
amargos.

Duele, la sed
sin agua,
la voz que calla
y tropieza
en un suspiro
sin vuelta.

Duele, la silla
que me da la espalda,
la noche
que me viste de sombras.

Duele, la carne
cuando el aire
dejó vacios,
cuando la lengua
quedó sin saliva,
atada
a la garganta,
cuando el sabor
no tiene gusto.


Ángeles Torres
leer más   
18
16comentarios 63 lecturas versolibre karma: 144

Curriculum Vitae

Hola, muy buenas
(bien, debe valer para la mañana y la tarde.
Bueno, y para la noche, si es menester).
Muy buenas, decía,
soy Antonio Santiago y hago cosas
(bien, que valga para hacer un trabajo grueso,
pero también para hacer un trabajito fino.
Aunque, tal vez deba ser más específico).

Muy buenas, decía,
soy Antonio y me ofrezco para colaborar contigo.
Nací hace casi cuarenta años en Madrid
y me siento andaluz.
El nivel de estudios es muy básico,
como las camisetas del Primark,
muy de andar por casa.
Esto, antes, era algo que me acomplejaba;
hoy, que tengo Twitter,
ya sé que no se debe medir
la calidad ni la calidez de las personas
por su nivel académico,
sino por la cantidad de amor que tiene,
por la cantidad de amor que da.
Nivel de estudios, pues, altérrimo.

En cuanto a experiencia laboral,
llevo toda la vida en construcción,
ora una reforma en mis capacidades comunicativas
(me costaba mucho comunicarme;
hasta hace unos años,
tartamudeaba al hablar con más de una persona a la vez;
por eso, en ocasiones,
trato de hacer bromas que ni vienen al caso,
ni son graciosas; perdóname, no sé lo que hago),
ora el montaje integral de mi propia autoestima.

También tengo una gran experiencia en esforzarme
(no uses el verbo esforzar,
denota falta de capacidad o de ánimo
para que salga naturalmente)...
También tengo una gran experiencia
en que las personas queden mejor
de lo que estaban antes,
ya que es uno de mis principales objetivos
(mucho mejor, bien Antoñito)...
Espera, espera, ya lo tengo.
Soy un experto en implementar
el Kaizen en todos los ámbitos.
Ole tú.

Cualidades adicionales, soy guitarrista.
Eso, además de interesante
para las fiestas caseras y las acampadas,
viene muy bien en las distancias cortas
puesto que poseo una mano derecha firme,
con unas uñas cuidadas y resistentes
para arañar tu espalda,
mientras que mi mano izquierda
es suave al tacto,
sensible en la exploración,
hábil y certera en la búsqueda,
y vigorosa e infalible en el remate.

Cabe añadir que,
si bien no soy especialmente guapo,
según dicen, sonrío bonito y beso rico.
¡Ah! tengo otras habilidades orales
que ya no caben en un solo folio.

Un abrazo.
11
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 124

El Transpirar Espiral... (((Anticuento Fauvista)))

EL TRANSPIRAR ESPIRAL
((( Anticuento Fauvista )))

Pasó antes del purpurino entriangulado con un
sol seco arrepentido. Era una de esas noches
a quién no se puede ver a solas, sin experimentar
un placer entre los labios por las nubes humedecidos.
Con la resolución una vez tomada, y el disgusto sin
cesar golpeando. Las sombras meditabundas lejanas
permanecieron enarboladas...

Me levanté anaranjado con la palabra imaginando
cortar cuchillos y tijeras como un látigo silbante ;
multicolor palpitando, y escribiendo de la miel
con viejos grises del momento sano y en legítima
defensa, inerme, sin jactarse el gallo de la mañana.

___ ¿ Cómo me encontraba ?, La sombra verde del
árbol bajo la ventana vacilante preguntó.

___ ¡ No lo sé, aún no me encuentro... !.
Por lo demás___ ¿ Quién lo sabe, con el ruido de
las velas en su ardor frenético ?.

El silencio indiscreto corría entre las cortinas
al alcance de la mano más lejana. Brillante e
intensa en tanto extensa y volátil.
No todas las letras cumplieron su promesa ;
entrecortadas las palabras lloraban lento con
la amenaza espantosa del peor poema, por lo
que se despidieron más amarillas que de costumbre.

___ ¿ Es acaso posible ésto ?

El rincón involucrado con la esquina dijo :
La información tiene diferencias en términos
de asociación, no obstante el volumen obtenido.
Pues los colores coinciden con la misma forma...

Así que... ¡ Es tal y como lo oyes por el aluminio
de las pupilas y el aplomo de estas letras !.
¿ Quién ignora el papel inhibidor de la recaptación
entre las almas aprobadas por el cielo y negadas
por la tierra infame reverdeando obesa ?
___ ¡ Sí, aquélla que brota negra de sus hijos !.

La sorpresa se asoma de nuevo a la ventana vacía.
La noche dentro sin parar anuda pesadillas, y des-
nuda una carcomida bocina que cuelga del pasado,
sangrando sombras y tocando el timbre de un
panteón cercano al ayer perdido en la basura.

Y un milagro se multiplicó inmisericorde...
Por lo que de ahí en adelante, el aire se cubrió
de azúcar, transpiraba cada idea de miel violenta,
de textiles sentimientos fabricados con óleos,
y tratando con cuidado cualquier texto espiral,
que inquieto brotaba de la pluma, y de la tecla
entre digitálicos deseos de ser leído.

Transpiraba la tranquilidad desgajada, la paz
más endemoniadamente furibunda en azul,
y le acariciaba acentuación y ortografía, si
la pobre ortografía despreciada, ignorada,
la que indica la pulcra educación y memoria
del que escribe con esmero, con todo y su
tono azulverdoso; a pesar de que la sintaxis
daba vueltas al objetivo violeta del gusto
extraño, magenta, opacificado por el presente
turbio, remendado por monedas y fusiles.
Más aún, desviviéndose por embellecer alguna
enrojecida estrofa al deslucirse tímida.

En ciertas ocasiones dábale de comer en la
boca, desde el preámbulo pálido hasta el
dorado final, gota a gota, en espirales ligeras.
A medida que la trama avanzaba, los tonos
cambiaban del agudo al brillante, del grave
al cuantioso signo débil, desteñido, borrado.
Aunque el blancor del amor era frío ; los
sueños rosas tejían el rojo del aliento entre
los muslos y el cuello.
La frescura perlada era un misterio, a medida
que los sinsabores descoloridos aguardaban
bajo el techo, al esconderse sobre las sillas,
esperando palpar su ausencia en el hielo.

¡ Oh, maldita bendición del transpirar espiral !

Y vaya, vaya , que se puede hacer transparente
el rojo inocente de la sangre callada, al ser
derramada por el tiempo del olvido comprado,
y del silencio vendido en abonos forzados...

_____ El gris seco y polvoso cubre ya cada
amarillo arenoso del aplauso adorado_____

Por lo que aquí no hay ningún colorín colorado,
y todo sigue igual, gota a gota de espiral en espiral.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Toutes les droites appartiennent à son auteur Il a été publié sur e-Stories.org par la demande de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publié sur e-Stories.org sur 01.07.2014
leer más   
16
11comentarios 80 lecturas relato karma: 138

Mi lista de ojalás

Ojalá que pensaras en mí la mitad de lo que yo lo hago en ti, porque así sabría que siguen quedando cenizas de mí dentro de ti.

Ojalá que algún día pudieras darte cuenta de que no soy tan dura, de que te quise de verdad y de que seguiré haciéndolo.

Ojalá que veas que aunque esté aquí te necesito de vez en cuando.

Ojalá que pudieras quererme como yo te quiero a ti.

Ojalá que nunca pueda olvidarme de ti, porque eso significaría no haberte conocido nunca, no haber vivido contigo todos los cambios y todos los pasos.

Ojalá que aprendas que quién te quiere de verdad permanece y que los sentimientos hay que afrontarlos, que no vale con quererse por las noches y a ratos. Que esto tiene que ser para siempre.

Ojalá que entiendas que eres tan especial que aún no he conseguido saber que es lo que me mantiene unida a ti, no veo el hilo así que no puedo cortarlo.

Ojalá que cuando escuches esa canción te acuerdes de quién te la enseñó.

Ojalá que cuando me mires a los ojos siempre sienta lo mismo, porque desde que te conozco no puedo sentir nada más. Creo que he llegado al final de esto.

Ojalá que podamos volver a encontrarnos alguna vez.

Ojalá que aunque nos veamos no sea cuestión de casualidad y sí de destino.

Ojalá que hoy te acuerdes de mi.

Ojalá que algún día nos demos una oportunidad de querernos bien.

Ojalá que todo lo que escribo algún día pueda contártelo yo.

Ojalá que no busques nada parecido a mi, porque estarías faltándome al respeto teniendome aquí.

Ojalá que los días fueran menos melancólicos y me sirvieran para estar contigo.

Ojalá que nunca más tuviera que sentirte lejos, sentir que ya no estás.

Ojalá dejara de escribirte cosas tristes y pudiera escribir que me haces muy feliz.

Ojalá que seamos tú y yo algún día y que nos sirva como precedente para saber que el resto de días también podemos serlo.
leer más   
6
2comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 92

Eramos

Éramos holas y adioses,
éramos día y noche
sin estaciones.

Éramos aguja e hilo
buscando un ahora
y un antes.

Y ahora en la soledad
me invade el rumor,
lleno de vaivenes
y me devuelven tu voz,
tu olor, colores
y te escondes
entre mi piel,
entre mis dedos,
entre mis lunas
y mis montes.

Ángeles Torres
leer más   
17
14comentarios 90 lecturas versolibre karma: 134

Pensativo

Aquí recostado estoy placidamente en mi cama
En el día Puedo mirar por mi ventana como el sol ilumina la mañana
Puedo escuchar como las aves cantan con regocijo y alegría
Y puedo sentir como el viento resopla por mi ventana
He podido notar como Florecen las flores , su dulce aroma recorren mi cuarto
Desde mi ventana observo como las estrellas acompañan a la luna
Iluminando la noche oscura con su brillo y destello , que hacen más bonito el cielo
leer más   
3
1comentarios 35 lecturas relato karma: 46

La Intimidad... (Dadaísta)

LA INTIMIDAD
( Dadaísta )

Atrás de aquella nube he dibujado alegre
la voz en la tarde voluptuosa del invierno
al estremecer la hierba con una sonrisa
que deja la mesa bajo el jardín anhelante.

Aunque las letras son de cera virgen rosa
los cabellos ya no traen pañuelos verdes
donde las frambuesas están llorando sal
en la procesión de las caderas ligeras.

He encontrado la tristeza danzando arrugada
en el atardecer de un clavo dormido con fiebre
acariciando los sueños con las palabras de una
hoja con el rostro de un insecto distraído.

Todos deseando traspasar la luna con miel
en la lentitud ondulando lubricada dulce
anudando anillos al suspiro azul erecto
con la frescura del clavel satisfecho.

Aquí ha llegado la calle inquieta obligada
hablando de los troncos secos al caerse
en la ventana que duele al techo indiscreto
por las dudas en traje de baño muy corto.

Ya ni el sueño del sombrero quiere más
que al miedo de las flores en camiseta
ni los muslos del fuego en una caja abierta
donde una oreja ladra a la luna por minutos.

Aún cuando los ojos están tejiendo al hambre
los sentimientos mascados en la orilla dura
cuando se fuma una naranja con las rodillas
al filo de una cama bajo el árbol temeroso.

Piensa cuando nada de esto sucede un poco
como al verlo sufre la leche al secarse roja
por oír llover los caballos con arena blandos
en la noche desnuda sabor a miel varias veces.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 28.06.2014.

POST DATA:
Referencia útiles son...</i>

www.youtube.com/watch?v=bQo1lOHRqsE
También...
es.wikipedia.org/wiki/Dadaísmo
y
www.todacultura.com/movimientosartisticos/dadaismo.htm
leer más   
18
7comentarios 61 lecturas versolibre karma: 135

Hoy

Se descalza la noche
y con pies desnudos
pisa las piedras de las ausencias
y sangra estrellas fugaces
suspira cometas
bebe la leche de una galaxia . . .

la oscuridad tiene frío
el frío necesita su luz
la luz que habita en su sol
el sol que arde en su rostro . . .

y el corazón palpita vientos de esperanza
cobijado por el amor
el que le entibió apenas ayer
el que le entibió al comenzar la noche
el que le entibiará otra vez
cuando el mañana
deje de ser una inexistencia
y de a luz el hoy . . .

el hoy,
el que sí late
el que sí respira
el que sí camina . . .

el hoy,
el de la flor
el del girasol
el del amor
el de la fogata
el de los vientos huracanados . . .

el hoy,
en que tú
en que yo
en que nosotros . . .

el hoy,
en el que siempre
sin ser siempre
sin ser eternidad
sin ser infinito
es tan nuestro
es tan mío
es tan tuyo . . .

    . . . el hoy



~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-oct-19
leer más   
22
9comentarios 114 lecturas versolibre karma: 134

Culpables inocentes

No he podido decirlo,
pero lo he sentido.
Como un aire cálido en el pecho
rebotando contra cada latido,
ampliándose,
rompiendo un poco el frío.

Me pregunto si el ocaso de esta noche
verá tus ojos como yo los he visto,
erizándome el recuerdo
de la piel
ahora muda,
    agrietada
      seca.

Hoy no es cualquier día;
hoy me he dado cuenta
que después de haber sido fuente y flor,
ahora somos sólo tristeza.
Que sólo existimos en una canción,
que fue una trampa perversa
que nos trajo la vida;

...que no tenemos la culpa,
corazón,
que tú tienes la tormenta,
pero yo
   siento la lluvia.
leer más   
27
13comentarios 113 lecturas versolibre karma: 137

Querubín primero (liras encadenadas)

Pondré mano en tu piel
esperando darte calor, color.
Ser bálsamo de miel
la que sana el dolor
la que te cura, la que te da amor.

Yo soy tu ángel custodio,
quien te protege durante las noches
quien te libra del odio,
quien te limpia reproches
quien da luz, a tu luna pone broches.

Mi pequeño lucero
mi dulce fuego en este frío invierno
mi querubín primero
Me marché del averno,
al llegar tú, dulce corazón tierno.


Liras encadenadas - 7a-11B-7a-7b-11B


Hortensia Márquez




Imagen, mi niño grande
16
9comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 148

Muramos de Amor (Basado en "No es que muera de amor " de Jaime Sabines)

No es que muera de amor,
pero así es;
mi dulce veneno, de muerte cóctel;
tan frío en la noche, tan fría tu piel.
No es que muera de amor,
muero infeliz, muero furibundo, muero de ti.
Perdido, encontrado sin ti,
Encontrado en la nada, encontrado aquí así.
No es que muera de amor,
¿Y, de qué muero?,
sintiendo que siento,
mintiendo y creyendo.
Me muero esperando:
harto y ausente;
me muero siguiendo,
siguiendo a la muerte.

No es que muera de amor,
mi muerte eres;
sinuosos tus labios, refulgente vienes;
Mi retentiva llena de tus placeres tienes,
responsos sabios a mi corazón le debes.

No es que muera el amor,
es el bien en bienes;
hoy me hace mal porque mal me tienes;
Es el bien del bien, cuando bien me quieres;
Es el bien que viene, sin que tú lo esperes.

Mueres de verme sin miedo morir,
mueres por serme sincera al mentir;
Mueres muriendo, te mueres por ti;
Te mueres creyendo que es mejor así.
No es que mueras de amor,
pero mal te mueres;
pudiendo salvarte, el dolor prefieres.

No es que no pueda entender quien eres,
entiende mi envidia de no ser mía tu muerte.
Volando conmigo a la altura temes;
velando al pasado, enterrada prefieres.

No es que muera de amor,
No me mates por querer levantarte,
soy solo un hombre que entrega su arte,
que quiere matarte, que quiere sentirte,
que quiere tentarte, que quiere escribirte,
que quiere amarte,
¿Qué puedo decirte?
Amarte es mi parte.

No es que muramos de amor
¿Y de qué morimos?
¿Morimos eternos, o morimos a veces?
¿Morimos fingiendo que un fantasma aparece,
o morimos sufriendo lo que sufrir merece?
¿Morimos sin remedio, por vivir sufriendo
o morimos en medio, morimos riendo?

Muramos el viaje, muramos.
Muramos las millas, muramos viajando;
muramos nubes negras, muramos orvallos;
Montemos los miedos, montemos caballos.
Muramos la vida, muramos.
Muramos salvajes y desatados;
muramos buscando sanar el pásado,
muramos de amor,
muramos amados.
leer más   
3
1comentarios 20 lecturas versolibre karma: 35

Noche y día

Se va la noche
pasa rápido, casi inadvertida
se lleva mis sueños
sin pago, sin tributo alguno
sin nada a cambio
y me entrega al día
con sus soles y colores
llenos de algarabía.
Sigo prefiriendo la noche
por favor, llévense el día.
Charly
leer más   
11
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 145

Nunca supe mentir...

Pretendí ir de farol
(¡ya no te quiero!, grité)
y lo único que sé hacer bien es mantenerlo encendido.

Por las noches.

Por si decides acurrucarte cerca,
en cada sueño.
leer más   
15
19comentarios 93 lecturas versolibre karma: 151

Inocencias... (Neosurrealista experimental)

INOCENCIAS
(Neosurrealista experimental).

Esos labios tuyos de almendro hieren
con la punta de universales
ojos sin una cama donde duerman al espejo
por el mundo de los rincones
en el inmundo buscar de piedras
con el inframundo del frasco y tonel
entre el submundo de flores plásticas…

Mira como miran sin ver las ventanas
al bajar del nogal higos.
Aunque cada viento amarille menos
las manos del helecho,
y del hueso mariposas tejan,
por el techo. Un encuentro en descuento.

¡Hay del verde crujiente!
¡Hay de arcilla y alfarero vetado!
¡Hay del deber y la saliva!.

En la salida solo hay entradas
y vacíos eternos al nacer
sin dientes el siervo de oro caña y algodón
así y los algodones mientan ciertos.

Aunque la historia solo sabe
del olivo y del pan sin vino blanqueado
por olvidarse una cereza ceniza.
A lo lejos las lagunas dejan
los buitres como águilas al vapor
del plomo fácil degollando victorias.

Pero no son las arenas muerte segura,
en la fuente ebria de aceite,
son los mismos con los años al reloj
no le importa el tiempo
y el futuro es el mismo
y la caverna es la misma
y la rueda es ruda ensimismada.

Por eso les crece barba a los peces
y conchas a las tortugas
y el azúcar nada vende
y la mañana cultiva noches
y la semana semillas estéril.

Ven, vamos, al cielo desnudos.
Nada ya el remedio cura.
No vayamos, al ir, cayendo gotas.
O las cabras desayunarán cobras,
con el gato efusivo del cementerio.
Nadie, lo sé, mañana al fusil olvidará
en el paisaje del viejo roble
desmoronando cada molusco
en la hora del ahora un calcetín
lleva al recuerdo descompuesto,
y el perfume hace del baño viajes,
al filo del fango y rodillas.

Nada importa, al saber su ignorancia
por la calle almidonada.
¡No lo digas, ahí está, viéndonos!.

Si bien lo ves, de vez en cuando un palillo
al diente caliente alegra.
¿No lo ves?. Allá viene muy contento.
A tientas intenta decir vengan.
Nada más vayan de vez en cuando.
En la noche descuida la luna hojas
de viejas bibliotecas vacías.
Y las espinas del mal genio ya no pican
ni cantando al sol cuentos de pino
verdugo del bolsillo en vacaciones
del matorral el día postrero.

Los remolinos cercan piadosos
al escombro desgarrados,
con el cristal en la mano
pardo túnel, de rostro angelical,
rubí falso, en las peñas de visita,
y el cirio turba descalzo
al meditar apagado del incienso
mojado mancebo y sábanas.

Nadie es primero. Todos al último repiten.
Arrepiéntete por la madrugada
que tarde y noche no alcanzan
para matar a tiempo
moscas, ratones y cucarachas…
Y despedir al pecado ahogado en perdones
cientos, miles, millones. Al pecado transitorio
un perdón eterno es la justa medida.
Inocencias hasta en la sopa y el aire.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Del texto y de la imagen)

POST DATA:
Referencias útiles son..
.

es.wikipedia.org/wiki/Surrealismo
Y también...
www.youtube.com/watch?v=T4lGPHYz4Sg
leer más   
5
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 72

Tristeza

En las olas del mar bravío
encuentro los azules sueños
y olvidados tiempos perdidos,
sale a mi encuentro un largo sueño
en un dolor que ya he sufrido.
Busco allí un pequeño retazo
de la luz de brillar sonrisas,
sólo encuentro la noche bruna
y una lágrima de la luna.

Maremoto de mi tristeza,
grieta desde el abismo emerge,
desde el imperio de Neptuno
a la espuma gris de la vida.
Sin bitácora, ni una guía,
sin mapa ni luz encendida.
A la deriva, errar el nado,
sin salvavidas a la mano,
profunda muerte en la que acabo.

A.B.A. 2018 D/R
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
13
10comentarios 143 lecturas versolibre karma: 111

Frida

Si una noche
no tienes ganas de hablar
con nadie,
llámame,
yo también soy la nada,
el vacío enquistado.

Detrás de mí
no hay aire,
tienes que buscarlo,
una sed de luz
resbala cuesta abajo
y un grito translúcido
congela un viento estático.

¡Todo es tan asfixiante!

Cuando quieras ahogar
tus penas, (las mías),
trágame,
yo también soy el alcohol
que prolongas
en el tiempo.

En la negrura
de mi noche,
también está lo fugaz,
lo absurdo,
la belleza del sufrimiento,
mi mirada a través de tus ojos
y tus alas con mis cicatrices.

Cuando quieras quererme
yo te sostengo
asida por tu tormenta,
tengo los labios sellados
de canciones
por si vinieran tiempos
de silencio.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
20
16comentarios 107 lecturas versolibre karma: 111
« anterior1234550