Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1015, tiempo total: 0.005 segundos rss2

De ti y de mí (Senryus encadenados)

Color de vida,
calor en la mirada.
Píntame en ti.

Mirar con mimo,
veré la luz de tu alma.
Vivir en mí.

Buscar nostalgia
para encontrar abrigo.
Fundir en uno.





Hortensia Márquez




Imagen sacada de internet
15
13comentarios 55 lecturas japonesa karma: 135

El camino de Santiago, el inmigrante

Santiago, después de pernoctar la noche en la ciudad Venezolana de Santa Elena de Uairén, Estado Bolívar, región que se ubica a casi 29,2 kilómetros de la frontera con Brasil donde se encuentra la ciudad de Pacaraima, y que esta, a su vez, está a 200 kilómetros de Boa Vista, ambas en territorio Brasileño; se levantó con la firme determinación de salir del país e ir en busca de un mejor porvenir, la suerte ya estaba echada. Pasó por una estación de servicio de gasolina y observó con un dejo de resignación una lucha encarnizada de los usuarios por hacerse del preciado combustible.

Un sexagenario señor discutía que los controles impuestos al racionamiento era el responsable de las inmensas filas, y una joven se atrevió a comentar y mirando a su derredor, que el problema de la gasolina en el país se debe al contrabando indiscriminado y que la guardia nacional permitía, por estar incursa en el delito. Y entre otras y más razones, tres patrullas de la guardia nacional llegaron a rauda velocidad y con sus armas de largo alcance y ataviados con sus trajes de escarabajo se encargaron de ordenar la trifulca.

Santiago vio la escena, pero sin asombro, el problema del desabastecimiento de combustible, es algo tan normal y sucede en cualquier parte del país. continuó caminando hasta llegar a los caminos o atajos, ahí le esperaban Jesús y Rafael dos jóvenes profesionales en carrera administrativa, amigos de la infancia, con los que emprenderá un largo camino que los llevará al objetivo primario llegar a la hermosa ciudad Brasileña de Boa Vista como primera gran escala.

Fijaron como hora de salida las 7 de la mañana teniendo como punto de encuentro la inmensa piedra apostada en las afuera de la ciudad, era una granítica y colosal piedra que nadie tenía una explicación veraz de cómo llegó ahí.

Santiago lleva a cuesta la cantimplora gris de la abuela, una mochila en su espaldar con sus papeles de identidad y su grado universitario, un bolso verde con sus pertenencias y tan solo 200 dólares que a duras penas pudo reunir y los cuales tendría que administrarlo bien durante el recorrido, pues los controles de cambio del país hace infructuoso conseguir los billetes verdes de manera fácil, siempre hay que acudir al mercado negro.

Santiago dijo _ Tenemos dos días para llegar a la frontera antes que el sol desaparezca. Y de ahí seguir por las márgenes del río Orinoco.

Rafael con un tono ya cansado contestó _ llegar hasta Brasil, la decisión, compañeros no ha sido fácil, atrás se quedan los recuerdos, los sueños, los amigos, las caras de tristeza; los amores y las fundaciones cargadas de querencias impartidas en el hogar.

Jesús con cierto asombro señaló _ Todo eso importa y nos debe dar fuerza para continuar, tenemos que huir del país, que ya no nos ofrece oportunidades.

Los hermanos Jesús y Rafael llevan como destino final llegar a Arequipa, Perú, ellos manifiestan la facilidad que ofrece el país en legalizar los papeles, y sumado a que ahí los espera un hermano que se adelantó. Mientras Santiago espera alcanzar a Argentina, el país de sus sueños, afecto trasmitido por su abuela.

Santiago, profesional universitario, titulado con honores. Se cargó de ilusiones al graduarse en la universidad de Mérida como Geólogo, padre de dos niños pequeños formado en un núcleo familiar de clase media ya deprimida, educado bajo el calor familiar que ofrece la idiosincrasia andina que hace hincapié en el respeto y la humildad. Santiago vio como sus esperanzas tomaron impulso y se apegó a un programa del gobierno pero quedo totalmente desilusionado al ver como la política hacia estrago dentro de sus filas, y una inflación que destroza el bolsillo del salario real del venezolano, terminó por ensombrecer sus ilusiones.

II

Al fin, después de caminar un considerable trecho consiguieron el camino de asfalto muy transitado por guardias nacionales que merodean la zona en búsqueda de garimpeiros, traficantes de valores, especies, madera y animales, siempre mostrando sus armas de acero y automáticas. Se animaron a seguir antes que el sol dejara su fulgor, y esperando siempre que una persona piadosa les diese un sorpresivo aventón.

El viaje o la travesía la planificaron por casi tres meses siempre reunidos en casa de los hermanos, ahí planificaban, colocaban puntos de referencia para llegar desde Mérida, la ciudad natal, hasta Santa Elena, casi 1748 kilómetros los separan, esta ruta la pueden hacer con moneda local, pero tampoco cuentan con mucho dinero en efectivo, debido al problema del circulante que ha hecho colapsar los bancos nacionales. Contaban los enseres necesarios para subsistir. Como geólogo Santiago es un probo lector de cartografía. Siempre discutían amenamente pero siempre concluían que la mejor decisión era abandonar el país, y no por ser desleal al país donde nacieron que por demás tiene una de las geografías más hermosas del continente y el calor de la gente es espectacular, sino por las condiciones que rayan en pobreza, delincuencia, inflación, poco crecimiento económico, controles políticos etc.

En una noche de intenso conversar Jesús dijo. _ Muchachos de que valen los estudios en el país si con ello no podemos realizar nuestros sueños. Tendrían que pasar muchos años para poder conseguir algo que nuestros padres en otra época y en poco tiempo lograron con su trabajo.

Santiago intervino _ Así es Jesús, veamos la cosa así, cuando en una familia el dinero que entra no supera el gasto necesario para mantenerse, la cosa esta mal y esto es lo que está pasando en el país con las reservas en oro y petróleo más grandes. Jesús un joven Economista, siguió relatando_ Un salario decente y aquí cito a una Economista clásico como David Ricardo debe ser suficiente para cubrir todas las necesidades.

Santiago apuntó, _Si. Educación, recreación, salud, alimentación.

Y Rafael que estaba absorto en la conversación puntualizó antes de que terminara de hablar Santiago_ Y debe alcanzar también para el Ahorro.

Jesús dijo _ahí está el secreto de la superación, el Ahorro, vean, esta variable es igual a Ingreso menos el Gasto. Si tú no puedes ahorrar en condiciones normales entonces no estamos bien, no es que el país este mal, son las políticas gubernamentales que no dan con la solución de los problemas.

Ya casi en víspera del viaje Jesús y Rafael no pudieron obtener su pasaporte, le fue infructuoso conseguirlo, debido a la alta restricción que el organismo hace para entregar tarjetas de identidad. Mientras Santiago, lo tenía vigente. La opción era entonces burlar el puesto fronterizo yendo por los caminos verdes hasta Pacaraima, ciudad Brasileña.

De vuelta al camino se encontraron con la noche y vieron un pequeño recodo y decidieron descansar siempre intercalando las horas de vigilia, son caminos peligrosos, y en esta hora aciaga los bandoleros es lo que más abunda. La naturaleza Amazónica ya en la oscuridad se sumerge en una sinfonía de colores y sonidos, los monos aulladores y los grandes árboles moviendo sus inmensas ramas que dulcemente chocan con el viento, las estrellas volcánicas colgadas en la bóveda celeste hacen de la noche un precioso cuadro de pintura rupestre. La noche pasó tranquila. Y ya cuando el alba despuntaba, los muchachos ya tenían todo preparado para continuar.

Prosiguieron su ruta hasta llegar a una inmensa carretera que los llevaría a Pacaraima y de ahí a Boa Vista, ambos territorios al sur de la frontera con Venezuela. El sol era sofocante y los carros pasaban a la velocidad del sonido, los pies dentro del calzado se comprimían, y la sed era insoportable. Descansaban y seguían caminando. Un conmovedor señor de una camioneta que transportaba forraje para los animales le ofreció el aventón, eso sí en la cajuela, y hasta el terminal de la ciudad brasileña de Boa Vista. Tamaña sorpresa se ahorraron una gran cantidad de kilómetros y dinero. Desde el terminal de Boa Vista los amigos continuarían la ruta hasta Manaos y Porto Velho, Brasil, hasta llegar a Arequipa, Perú. Santiago pasaría un tiempo acompañando a los hermanos antes de proseguir su ruta hasta Argentina…

Santiago desde niño soñaba con atravesar el mar e irse en búsqueda de sus sueños, llegar a una gran metrópoli con sus inmensos vitrales cargados de historia y también recorrer la espesa pradera y juntarse con lugareños a empujar el arado así como lo hacía desde pequeño en su natal Mérida, para ir abriendo surcos por el camino. Su abuela amante al tango siempre le impresionaba con las canciones de arrabal que hacía sonar en su viejo RCA Víctor.

Antes de salir Santiago le dijo a su mama_ No tengo otra salida, es cara o sello, pero el riesgo lo asumo. Ahora comprendo que la vida no es fácil.

Sigue Santiago exponiendo sus razones, mientras su madre se ahoga en llanto, junto con su esposa. Madre_ Trataré de ganarme la voluntad de la gente, puede ser que no sea bien recibido, un extranjero es una carga para los Estados Nacionales. Reconozco que la migración es un flagelo, una dura carga para el país receptor. Me llevo los consejos y principios morales inculcados en el hogar que tanto papá, la abuela y tú me supieron infundir.

La madre lo reconforta y le entrega un escapulario con la virgen del Carmen y una pequeña estatuilla de san Benito y así Santiago se abraza con sus hijos, su esposa y madre, que quedan con una tristeza rasgada y una ausencia que se proyectará por un largo tiempo.

Finalmente Santiago llega a Buenos Aires después de una larga travesía, desde su natal Mérida. En el camino para completar el pasaje o gastos relacionados con el viaje, vendió unas monedas de plata antigua y el anillo en oro que su abuela se los regaló en una noche de titilantes estrellas, teniendo a la alquitrana luna andina de testigo. Ahora tocaba poner de su parte guardarse la nostalgia, tragar grueso, trabajar honradamente y luchar por un mejor porvenir.
leer más   
11
3comentarios 32 lecturas concursobac karma: 125

Oh Luna

____!Oh Luna¡____
Que con tu tenue oscuridad
Cobijaste momentos tristes de mi existencia
En la cual la nostalgia con su dolor y sufrimiento
Abatían mi alma
Te quiero revelar
!!!Que me he vuelto a enamorar¡¡¡

_____!Oh Luna¡_____
Hoy quiero compartir contigo
esta alegría que embarga mi alma
cual estanque seco que recoge sus primeras aguas

_____!Oh Luna¡____

!Ha llegado a mi, nuevamente el amor
Y yo cual adolescente enamorado
Siento mi corazón desbocado
Porque fluye la sangre por mis venas
Venas por las que corría... solo dolor y pena¡

!Oh luna¡
!Luna hermosa¡
!Luna llena¡
leer más   
12
8comentarios 73 lecturas versolibre karma: 141

#Escritoras - Entre todas en twitter

Trazos de vida en papel y tinta.

Instantes llenos de momentos mordiendo el tintero,
hacer de la carne letra, de cada latido un verso.

Pellizcando en el papel el lenguaje de los dedos.

Aplazando la siembra de dudas hasta mejores lunas.

Noches de nostalgia abrazando versos.

Y en los amaneceres
encuentre pintada el alma.

Lluevan los verbos, corra el vino.

Por la noche se me quedaron los versos bajo la cama,
esta mañana cuando he despertado los encontré en mi alma.

Celebremos la vida en unión de palabras
y brindemos por un parnaso que ponga puentes
y abra paso a la poesía escrita por ti, mujer.

Mujer que das vida a las palabras y con tu pluma lo haces versos.

Se derrama tu esencia en cada gota de vida que regalas,
en cada línea que perfilas y en la mirada que traspasa la niebla.



Este poema ha sido creado verso a verso por las personas abajo mencionadas en twitter, para celebrar el día de las escritoras.


@rebktd, @Pequenho_Ze, @garros_b, @Malulita_, @PoesiaTubercula, @chusmarbella, @constanzaeverd1, @_Sejmet_, @begona_hernand, @clemilla19, @horten67
leer más   
39
62comentarios 355 lecturas colaboracion karma: 143

Esta noche dale alas a la lluvia

Esta noche dale alas a la lluvia.
Para que se lleve la tristeza.
Dale alas al sol.
Para que baile con la luna.
Dale alas al corazón.
Para que arrope los sueños...
Esta noche llena de versos el aire.
Para hacer más dulce el silencio.
Viste con metáforas el cielo
Para volar sin miedos.
Llena de flores
El horizonte bohemio....
Esta noche dibuja ocasos
En la piel.
Pinta un arcoiris en la nostalgia.
Escribe baladas
En cada recuerdo....
Esta noche
Concédele la paz...al universo.
leer más   
16
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 125

murria

Soñaba que el amanecer
me libraría de esa noche aciaga.

Pero me cosió bien las puntadas
de la maloliente pesadez
de esta nostalgia tan amarga
que nunca se me acaba.

Y así va pasando este día
que poco o nada disimula
que cada hora me va grapando
la misma murria y melancolía.

Y ahora deseando que se acabe
para ver si por cansancio
o simple agotamiento la dormiría
leer más   
18
6comentarios 64 lecturas versolibre karma: 128

El último abrazo

A esta hora que difiere de la suya,
siendo las 2:22 horas de una noche lloviente,
¡invade unas ganas por describir
el último abrazo decembrino!
Afuera patinan los neumáticos de los coches
y los búhos ululan tu nombre.

En las escaleras, uno más arriba; el otro dos abajo,
hasta que las almas llegaron a la misma dimensión.
La mirada iba para los lados,
los cachetes apretujaban las encías,
las cinturas se nivelaban a la misma altura
y el pensamiento almacenaba la grabación.
Las estalagmitas y las estalactitas
de aquellas gotas se reencontraron.

Vestidos, mientras las fibras de los jeans se manoseaban.
La barbilla se posaba sobre el hombro.
Los brazos crucificados se despegaban de los clavos de olor
y rodeaban las espaldas del ser armado.
Los labios descansaron sobre el colchón de los hombros.
Se abrían los botones de las flores
carnívoras y vegetarianas.
Definitivo abrazo asexual, para uno;
libidinoso para el otro,
con movimientos bajos en buena lid.

El corazón de la tía, latía fuerte
y se abrieron los puentes basculantes,
para que circulara el barco cargado de nostalgias.
Un instante, que duró siglos.
El tamaño era el mismo y las medidas diferentes.
Inminente fragmentación de la coraza,
la comunicación y los viaductos.

Un abrazo jurásico, zaguero, jurado entre los jueces.
Sentenciado y cumplido.
Falsetes de amor falsificados susurraban en las orejas
Un abrazo que rompe los esquemas y quema fuerte;
porque las raíces todavía se abrasan
y las semillas de los tréboles de cuatro hojas
están activas, por lo que comenzó su periodo de descanso.

Abrazó de un cactus con las espinas internas,
➖menos mal que no desarrollaron escalofríos➖
Abrazó, dado por todos los abrazos adeudados.
➖menos mal, había suficiente plata➖
Abrazos, validados para lo sucesivo: Años Nuevos y cumpleaños.

Abrazos con ánimos de repetición sólo en sueños.
Para escudarse cuando invada el miedo y los bloqueos.
Para resguardarse cuando la incertidumbre,
el silencio y la soledad aborden el tema.
Un abrazo, de esos que atraen suspiros amorfos.
Uno, que rompe los huesos
y ahora solo las hiedras sostienen el recuerdo.

Terminante abrazo...dolió un poco;
porque se presumía que sería el último,
porque adolece de inolvidable
y no puede subsanarse con otros abrazos.
Porque al escudriñar adentro,
ese abrazo se mantiene cerrado por motivos de lluvia
y las almas se amparan bajo el mismo paraguas,
en diferente planos físicos.

"Si hubiera sabido que ese sería el último abrazo,
hubiese lanzado por las escaleras los brazos".

18 de octubre de 2018.
Xhuvia922
leer más   
4
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 71

Nostalgia

Vieja nostalgia aguerrida
vuelve gritando a mi mente,
y herida de amor, demente
con la conciencia partida,
convulsa entre verso y vida
sigue tu ausencia presente,
tu rima sorda, insistente
entre mil voces perdida.

No hay, amor, desde tu ausencia,
respuestas a mi dolor
ni reposo ni paciencia
en mis noches de indolencia
negras sin tu calor,
heladas sin tu presencia.
leer más   
15
5comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 135

Sabía la luna

Sabía la luna.
Que asomaria la fantasía.
Por los sueños del horizonte.
Sabía que traería poesías
Las alas de la madrugada.
Sabía que volvería el ocaso
A robar baladas de plata.
No había noche
Que no arropara el recuerdo.
Que no gritara el silencio.
Que no mendigara la memoria.
Que no lloviera la nostalgia.
No había noche...
Que no cerrara los ojos
A versos.
Sabía la luna.
Que el sol era bohemio.
Sabía que las quimeras
Encendían las estrellas.
Sabía que el corazón
Hilvanaba recuerdos.
Sabía que el alma era poeta.
Sabía la luna...
De primaveras.De otoños
Y de inviernos.
leer más   
15
10comentarios 101 lecturas versolibre karma: 136

Juego de palabras

Se llama indiferencia
a esos ojos que MIRAN
Pero que no VEN.
Donde yo habite,
Estará tu olvido.

No se si el mundo es sordo
o si el dolor es inaudible.
La nostalgia es muda
solo el poema la hace hablar.

[AMOR] ES [ROMA]
Pero de atrás hacia adelante
Sus letras fueron cambiadas
todo los caminos conducen
a la persona amada.

Quema y brilla tu ausencia,
En eso se parece al fuego,
que hace de mi piel un infierno.

El pasado nunca pasa,
En eso se parece al agua estancada,
que hay en ese pozo,
que es mi corazón.

Necesitaria una cárcel de silencio
donde encerrar a mis palabras vanas.
Ya llegará el día en que la cobardía
Asuste al miedo.
leer más   
14
7comentarios 98 lecturas versolibre karma: 134

Camino en tristeza (2 jotabés)


I
Por la vereda del camino triste
transita un cuerpo que de luto viste.

Perfume de negra rosa en la piel
aroma de nostalgia envuelta en hiel
y en la boca, resto con sabor miel
que deja semblante de anhelo fiel.

Peregrino de la gran desventura
a piel descubierta y sin armadura.

Con tus huesos en una pena diste,
ser consecuente contigo, no infiel
quiere la vida darte gran tortura.

II

Pero si tú no quisieras perderte
y al abismo gris y sin luz prenderte.

Busca mano amiga que te caliente,
y que en tu sufrir amargo te aliente,
que te haga sentir fuerte y más valiente
y que te sane el corazón doliente.

La soledad debe de ser querida
y no un lastre que nos produzca herida.

Porque en esta tu vida has de quererte,
arrancar el dolor, plantar simiente
de sueños, felicidad merecida.




Hortensia Márquez
32
20comentarios 173 lecturas versoclasico karma: 115

Octubre

Octubre huele a leña.
A hojarasca muerta bañada de rocío.
A luz a medio gas y a otoño.
Sabe a castañas y pan con aceite.

Octubre tiene un quejido de crujir de ramas,
de semblante naranja y pintura de ocres.
De mañana fresca y tarde de bohemia.
De café en la ventana y libro, sillón y manta.

Octubre tiene luz propia,
y mirada con caída de ojos.
Pañoleta en los hombros
y abrigo en el alma.

Octubre tiene cadencia de piano,
hilo de lana en las costuras,
cremallera en las botas de suela de barro
y una bufanda de nostalgia en el cuello.





Hortensia Márquez



imagen sacada de internet
30
28comentarios 158 lecturas versolibre karma: 140

Prescripción

Premonición.
En la calle del mundo
otra puerta entreabierta,
a mitad de la calle otra calle.


El alma náufraga,
palpar el desorden en ningún lugar;
de nostalgia, a veces,
al cruzar toda la noche de insomnios;
un día fuiste sanatorio
y un extraño desde un sueño;

y me quedé a cuidar de ti,
pero no te llegó mi cura
ni el loquero que una vez fuimos;
en cama el viejo retrato
y una última prescripción.

Yo, el de los huesos rotos
lamo mis heridas;
por las dudas o por las cosas
que ya no escribo: soy el disfraz en la memoria.

¿No lo saben?
Soy el centinela que abre la puerta de la calle y del mundo.
leer más   
15
9comentarios 69 lecturas versolibre karma: 122

Pinacoteca vital

Derramo un vaso de nieve
sobre el mantel del medio día.
Se empaparon las servilletas resecas
donde hace un momento
nos limpiamos los abrazos partidos.
El almuerzo está frío
y las bebidas oxidadas.
Vajilla de hojalata con brillo de luna cuarto menguante.
(Bodegón de nostalgia con pinceladas de esfuerzo).

En la vieja radio del recuerdo suena una pieza de Jazz
mientras los pies tararean contra el suelo
las notas discordantes de la caminata.
Una taza de café a medio beber
y un cigarro que se consumió sin tocar labios.
Sobre la silla el gabán roto y el sombrero de ala sin vuelo.
(Cuadro con retazos añejos y sabores a sinsabores,
porque el pasado se quedó en su peldaño).


Hoy me regalo un dibujo a carboncillo
y un papel lleno de palabras vestidas de gala.
Aunque el cielo amaneció gris
los zapatos se sacaron brillo
y los guantes se cosieron en la punta de los dedos
caricias con sabor a cereza sanadoras de miedos.



Hortensia Márquez


Imagen: Cuadro de Vincent Van Gogh " El dormitorio de Arlés"
22
23comentarios 117 lecturas versolibre karma: 153

Aquí seguiré

Los ojos se vuelven desorbitados cuando tiembla la fe
es el último edén de un poeta desconocido,
vida y tiempo en el paraíso perdido
siempre soñando en un silencio intocable y maldito.

Quizás son los momentos que confundidos salen
en la esencia escondida de una sinistra tarde,
no puedo evitarlo
me dejo tocar por el polvo profano
escondido en todos lados y en ninguna parte.


Me niegas el retorno a la luz
es tan cómoda la nostalgia que me acostumbro a ella
hasta que amanece y el frío me toca
y la ciudad me llama con sus recuerdos.

Octubre y sus pabellones
asomando a la palabra
bajo las estrellas más lejanas
sin disturbios y hojas que se apagan sigo caminando.

Con el amor guerrero y sin venganzas
con el fastidio desolando a la muerte,
amándote a pesar de tu tristeza
con el dolor ignorado en una tierna sorpresa.

Aquí seguiré
buscandote exacta
entre la dicha divina y la muerte profana
cayendo como el último pétalo de una flor.

Con la risa impune y alegre
no te debo nada
te he pagado todo
con la caricia tierna de un poema que siempre buscamos.


El Mute
10/10/2018.
21
17comentarios 262 lecturas versolibre karma: 139

Dedicatoria

Al sueño
Del que no quiero despertar
Al temor
Que no he superado
A la utopía
Que me motiva
Al querer
Que no he podido conquistar
Al ayer
Que no olvido
Al ahora
Y su palpable certeza
Al mañana
Y su entrañable misterio
A la fe
Que me hace respirar
A la muerte
Que he visto tan cercana
A la nostalgia
Enquistada en mi pecho
A lo que quise
Y no fue
A lo que fue
Sin querer
A los vaivenes
Del destino

Mil gracias
A todos ellos les dedico

El verso que no he escrito
La palabra perfecta
Con que sueño
leer más   
13
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 131

Anclados

Por los callejones de la nostalgia
malviven los ojos llenitos de pretéritos.
Manos que acarician siluetas efímeras
que solo perduran en la mente.

Una bofetada en la cara oculta de la pena
trae a una realidad de días que a nada saben.
Lagrimitas de desconsuelos ruedan
por la faz mientras la boca entreabierta
susurra un alarido de días grises.

Nada será lo que fue.
Nada fue lo que pensamos.
Nasa es como sentimos.
Bajo el cerezo en flor
solo se ve a quien tiene luz.

Vivir en presente,
soñar en pasado
y buscar un futuro con sabor a pan de hoy y aceite de vida.






Hortensia Márquez



Imagen de la magnífica película "Una pastelería en Tokio"
25
14comentarios 151 lecturas versolibre karma: 140

Pintor de nostalgias

Otoño sombrío,
cubil de tinieblas,
ajado y marchito,
plectro de poetas.

En el horizonte,
el cielo nublado
dibuja con ocres
el campo más lánguido.

Pintor de nostalgias,
de lágrimas grises,
de tierna añoranza,
de suspiros tristes.

Los ojos traslúcidos
por nubes y lluvias,
y el corazón mustio
calado de brumas.

Desnudas el árbol,
por vestir el suelo
con hojas y pámpanos,
y difuntos pétalos.

Portal del invierno,
paisaje de cuentos,
camino de vientos
de pena y lamentos.

Así es el otoño,
desmayo del tiempo,
jardín melancólico...
romántico verso.
18
4comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 137

Mi dulce canción de Blues...

Del agreste Memphis.
Del tosco
y rustico suelo.
Por las inmensas pestañas
de los umbríos sésamos, 
un sonido seráfico
bordado con hilos
de argento caudal
y nostálgicas señales
que se fraguan en la distancia
como ondas o voces
acariciando mis
membranas
audibles.

Mi dulce canción de Blues.

El atardecer y el ocaso
enmudecieron.
El silencio
quedó estacionado.
Solo la silbante brisa
de este otoño senil
me trajo
tu ardiente melodía.

El cancionero de preguntas
y respuestas
narra los siglos de sumisión
del sostenido
lamento profundo
de tu negritud.
.
Mi dulce canción de Blues

Por muchos años
te segaron el alma.
pero ahora,
toca mis desiertos
cual yermo dibuja la nostalgia
y has que se despierte el Blues.

Mete tu mano
en el enramado metafórico
del canto profundo,
canto litúrgico.
el campanario de la iglesia
sigue doblando
sus campanas.

Naciste del azul profundo
y del cerril océano
te levantaste
silbando va
por entre puentes
y montañas

Mi dulce canción de Blues.

Voz cortada
el rostro salvaje.
La niña que creció
en campos
de algodones
todavía te canta...

Tristeza y melancolía,
dulce melodía
son sentimientos
de una misma sintonía.
Alegre sonido rasgado,
que inocua es la pasión,
no le hace mal a nadie.

El mundo conquistado
fue tu confidente.
Y la rebeldía
se hizo canto
por siempre serás…

Mi Dulce canción de Blues.

Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela

Cualquiera que escoja de estos link, estará disfrutando de un buen Blues.

www.youtube.com/watch?v=X70VMrH3yBg
www.youtube.com/watch?v=71Gt46aX9Z4
www.youtube.com/watch?v=J4YPMiFaPWo&start_radio=1&list=RDJ4YPM
www.youtube.com/watch?v=4O_YMLDvvnw&list=RDJ4YPMiFaPWo&index=3
www.youtube.com/watch?v=VOE3q3_Endg&list=RDJ4YPMiFaPWo&index=4
www.youtube.com/watch?v=ioOzsi9aHQQ&index=6&list=RDJ4YPMiFaPWo
www.youtube.com/watch?v=QcJ2eb3ojPM
www.youtube.com/watch?v=S5NPriAa8so
www.youtube.com/watch?v=2z9yhKZREhU
leer más   
19
9comentarios 94 lecturas versolibre karma: 132

Sobre-vivir

Gota a gota
de mis ojos resbala la luna.
Una húmeda nostalgia
le dice adiós al día.

Un otoño de escombros
emigra hacia mi alma.
Y una sencilla fatiga
encuetra sitio en mi corazón.

Sobrevive sólo tú nombre
en mis labios y en mi voz.
leer más   
15
9comentarios 96 lecturas versolibre karma: 143
« anterior1234550