Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1130, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Señorita Ojos De Papel

Cantas a la soledad
Cuando estas sola
Dibujas paisaje en tu añejo cuaderno
Pintas colores entre las grises nubes

Disfrutas la calma
cuando se hace de noche
Disfrutas la calidez del verano
Para quitar viejos fríos
Del invierno

Contemplas la luna
y sus estelas
con tus ojos navegantes marcas el sur y el norte
con tus dedos creas el cosmos.

Con tus delicadas manos escribes un poema
En tus manos la lapicera
Se desliza sobre la liza hoja
Escribiendo bellas
Prosas

Con la tina
dibujas
El templo de tus rimas
El encantador poeta que te inspira
Sus palabras que te inspiran

Sus versos que te enamoran
Cada vez mas,
Señorita de ojos de papel
Le dedico este poema

Sin titubear
Basta con decir que es
La dueña de este corazón.
leer más   
8
4comentarios 33 lecturas versoclasico karma: 127

Gurú

Cantaba el gurú
alrededor del fuego
Dando saltos en trance
y bailes al cielo
Con las manos en alto
iniciando su vuelo......
Y a su lado estaban todos
en el mismo estado
Aullando a la luna
entre nubes de espuma
Esperando al lagarto
cargado de fardos
Con polvo de estrellas
llenando sus venas
Portando dibujos
y acidez en la lengua,
Vino y orujo
rodando por tierra
No queda ni gota
en ninguna botella
Cigarros liados
con dedos sin huella......
Y baila que baila
de madrugada
La cigarra con el grillo
y la lechuza encantada,
Extasiadas las plantas
de hierva mojada
Los duendes se unen
si la paz tiene hadas,
Horas y horas
de fiesta embrujada
Agotadas las ganas
los focos se apagan
Y se duerme la noche
de buena mañana
leer más   
13
3comentarios 46 lecturas versolibre karma: 147

Loco amor

El velo que cubrió mi corazón
suavemente se deslizó
al ser ataviado con tu mirada y
la verdad descubriría,

El viento mi cabello acaricio
con tus manos,
la luna me sonrió cuando
me miraste,
en tu sonrisa se iluminó mi vida,
el sol mi piel toco cuando me abrazaste, y
el frio desechaste.

En tu sonrisa mi vida se escondio
entre el sonido del mar, los latidos del corazón se escaparon por amar

La noche me cubre con tus cabellos
entre las caricias de tus besos
suavemente me acuestas en tus pechos
las estrellas miran cual testigos
nuestro romance.

El silencio de la noche
delata nuestros corazones
como corcel desbocado
se escucha los latidos
en nuestro viaje en la nubes

Despierto en los brazos
de mi cama en la almohada
el sueño de amarte
en mi la mirada de la luna
sonriendo por el deseo
de este loco corazón
por sentir el amor .
leer más   
9
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 131

Tardíamente... (Texto Neosurrealista)

TARDIAMENTE
( Texto Neosurrealista )

Escribió tarde su tierna muerte y tarde su vieja
vida. Fuera de sí mismo en las letras se le veía,
saltando entre nubes escondidas en el bosque
tembloroso, con las manos en la luna, y el hoy
en los cabellos de los últimos recuerdos en el
patio que jugaba.
Con el fantasma de sí mismo,
por el cartón de la calle asolada, vivió poco, y
murió mucho, haciendo de su inmortalidad un
florero con pétalos ciegos, en la raíz seca del
fondo más alto, arenoso cuando duerme el olvido,
y se esconde un manojo de recuerdos en el
espejo del ropero que ya no soporta la escuela.

Y luego dice : La brisa ya no quiere el impulso
del fuego, así que tiraré esta noche en el bote
de basura, donde naufraga el acordeón pensando
en la guitarra de las tardes voluntarias.

¡ Claro que sí !... Porqué dejó la sal de soportar
al mar, el frío del hielo, y el pasar del tiempo...
Arrancándole cadáveres al grito del árbol que se
fuga, leyendo con un lago las últimas noticias de
la ruta más barata al cielo más cercano, con el
perdón en oferta, y la fé de invitado, sin sacar la
lucidez de los zapatos, ni las rodillas cautelosas
del aplauso.

Ningún infierno quiere ser ya su
nodriza, y la cárcel desdichada, huyó sin escribir
la lista que la libertad fuma, cuando corre el rojo
pedestal opaco.

Después, la soledad vuelve a su casa, y se queda
encerrada en el sueño de una alfombra, que pide al
cuarto las paredes confidentes del techo desterrado
por el piso, que a la lepra teme, y toca el perfume
repentino del marfil, y del café recalentado.

Aquí la fiebre se pregunta, y le grita en cada hueso,
del papel, y del dolor sin hacer nada, al salir por la
ventana que destella, y desconcierta al cuarto junto
al cuento rebelde, al saber de los trenes con la ropa
raída en un largo mes inmerso, con las palabras que
muerden las letras del cuarto más pequeño, lavando
al jabón con las burbujas.

Posteriormente, partió a la mitad el último recuerdo,
cruzando a pie lo años, como traficante del pasado,
muerto y amputado, en innúmeras leyendas relatado
con el futuro como prueba, y la miel del calcetín, que
una araña lujuriosa, dejó viudo al saberlo.

Así que pensó en el azul de la lengua ociosa, con la
mano de la máscara inválida, de acuerdo a la inocencia
que arrastra, y derriba la tapa sofocante del cielo, en un
frasco, con la comezón que merece ser hervida con la
pobreza más deseada, en la colina de las ricas plegarias,
del reloj que camina con malicia en los campos irritados
de una gota, empeñada en comprender al corazón sin
conocerlo, desgarrado por la consciencia en decadencia
condenada, y progresivamente desfigurada...

En esa tarde que llegó tarde hasta ahora demasiado.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 05/31/2014.
leer más   
8
2comentarios 23 lecturas relato karma: 118

Vienen nubarrones

Sentada a un extremo de la mesa,
confusas emociones me invaden,
y aunque trato de esquivarlas,
siempre me encuentran.

¡Ven a mí,
helada mirada azul
de charcos oscuros,
liberame de paredes deslucidas
que pintan signos
de senderos angostos!

¡Ven y libera mis ataduras
de sueños oscuros,
y dejame guardado
en mi cajón,
un único deseo!

Se tambaleó
la curva de mis labios
cuando trataba de contener
un pequeño gesto fruncido.

Las mejillas
quedan arreboladas,
una gota sobre la arena
de mi piel,
descorchando lágrimas,
una piedra humedecida
entre tantas piedras,
una flor
que intenta abrir
su vestido de puesta,
y la lluvia se lo niega,
un sueño resbaladizo,
un suspiro sentado
en el sofá.

Nubes gruesas,
que revientan
sobre resacas
de jardines atemporales
de mis contados segundos,
ríos de sangre
que rompen
sus bellas curvas
en tierras resquebrajadas
sin cauce,
en tierra de nadie.

Y yo aquí sentada,
en un extremo de la mesa,
con confusas divagaciones,
que invaden mis resacas,
que vienen y van,
dejando una mirada azul
de emociones enfrentadas
en charcos oscuros.

Angeles Torres
leer más   
14
10comentarios 65 lecturas versolibre karma: 143

Corazón de invierno (con @rebktd)

Las pestañas de las farolas despegan sus titilantes Luces. El viejo banco del parque extiende sus brazos entre la curiosa mirada de una gata solitaria, que mece sus sueños a lomos de un columpio azul. Un suspiro resbala por el tobogán, lanzando un gemido al cielo , las nubes se acongojan y en la inmensidad desbordada de su cielo hacen sonar los tambores sobre los labios de la luna.
Destila el manantial de tristeza en los ojos de la noche...

***********************
Y es en el cielo
La melodía de invierno
Negra y felina
***********************


Y la noche llora entre gemidos y maullidos de negra tristeza, y la luna con su pañuelo de plata seca sus lágrimas y le sopla su luz de esperanza. El jilguero duerme, dos ardillas se acurrucan en el hueco de un árbol que sufre de insomnio y murmulla sus desdichas desde las mil bocas de sus ramas. La quietud de la noche se inquieta ante el desasosiego de una esencia que sufre. Y caen perlas cual gotas de agua invernal sobre un suelo que ahora sabe a tierra mojada, igual que el alma.

************************
Frío invernal
congela hasta el espíritu.
¡Qué oscuridad!
************************


Un ejército de hormigas recogen las migajas de los acordes de la noche .
Danzan las primeras gotas del Rocío y el sol despierta acurrucado sobre la hierba... una mariposa traviesa aletea sobre sus mejillas robándole una sonrisa ...
los destellos de su melena se expanden sobre las montañas rocosas , sopla el viento alborotando la arena;
Repta la lagartija por su coraza de piedra....

******************
Y se deshace
el frío de la noche
en arreboles ...
******************



Silba la luz del alba, sus cantos de amanecer. Arde el bostezo del sol. Se entibia el corazón del mar que besa los labios de la arena, sobre la playa, una y otra vez. Hay cangrejos en la arena, bailando su danza al revés. Se afina la melodía, la dulce armonía, entre lo vivo, lo que se mueve y lo inanimado de lo inerte.

********************
Surge tibieza
en el corazón frío
del mustio invierno.
********************




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Colaboración
con mi querida amiga ─R─ @rebktd

Poema compuesto
por 4 poemas japoneses tipo Haibun
(prosa poética rematada en Hokku)

@rebktd & @AljndroPoetry
2018-oct-16
leer más   
18
22comentarios 128 lecturas colaboracion karma: 119

Corazón de madera

Hoy se han desviado
mis ojos, y te he visto
escondida en un rincón
con tu vestido rojizo,
solitaria y llena de polvo.

He vuelto a ver tus cielos
arropando los míos,
he visto tu profundidad
de nubes blancas
cubriendo mis aceras átonas.

Ella,
sólo quiere
que roce sus desiertos
y llene su vientre
de partículas de sueños,
se deja mesar sus cabellos,
y extravia sus besos
de ámbar.

Ella quiere soñar
sobre mi retina,
la esencia de un Sol
que se esfuma y desvanece
en busca de un Do,
y ve caer una lágrima
sin pena ni gloria.

Su corazón, tiembla
cuando la toco,
con mi mano derecha,
suave pluma
mecida por el viento,
y rozo su cuerpo,
recorriendo sus valles
y laderas,
con mi mano izquierda.

Surgen latidos entrecortados,
de tinta, danzando
versos grises de humos
plomizos y metálicos,
en busca de sus colores perdidos.

Ella sobrevive,
con un soplo
de mi aliento.

Ella,
sólo pide
el contacto con mi cuerpo.

Ella,
quiere unir su palpito
al mío.

Deja caer sus hojas secas,
desprendiendo sus inviernos,
y viste de flor de primavera.

Se desprende de sus notas,
pariendo notas nuevas.

Le susurro con voz
entrecortada,
besando su boca,
buscando como conquistar
su bello continente,
y profundizar
en su alma gemela
llena de extensiones.


Angeles Torres
leer más   
21
16comentarios 91 lecturas versolibre karma: 134

Signaux

Su nombre versa por todos lados,
no puede considerarse normal:
se escucha entre los versos de una canción
y se graba en la tela del paraguas;
lo tiene el amigo de unos amigos,
lo nombra el sacerdote en el templo,
lo grita la madre en el velatorio.
lo reseña la noticia por las mañanas frescas,
el cantante favorito se tilda como él,
el alma de esa alma se pronuncia como él.

El nombre de la casa se deletrea como él.
El hijo del vecino se denomina del mismo modo.
El colibrí que se posa en el marco
de las ventanas floreadas reacciona con su nombre.
Los grafitis reseñan su nombre tan ángel y cal.
El nombre de la empresa se registra igual que él
El santo protector y el demonio se apellidan como él.
El titular del documento se identifica como él,
el protagonista de la película que muere
y resucita se apoda como él.

Todos los hombres y las nubes tienen su nombre.
Ciertos laberintos empiezan con su nombre
y lad salidas no terminan con él.
Por todas lados se escucha, se ve y se lee.
Quizá se trate de una señal,
confirmando que no has podido olvidarle
Tal vez, se trate de un mensaje,
que debes al fin liberarte de él.

Lo que está conectado muy adentro,
siempre se refleja afuera
Coincidir con su nombre, no siempre
conlleva a contactar con su persona.
Entre tanto, el olvido, la permanencia, la correspondencia y el silencio no se escriben como él.

15 de octubre de 2018
leer más   
5
2comentarios 31 lecturas relato karma: 84

Desaparecidos

Cada voz que se perdió en el silencio
ave obscura que bate sus alas al miedo
cuando los monstruos construyeron
vacíos en las almas de nuestros abuelos
huérfanas manos con hijos que desaparecieron
la nubes fueron grises y el llanto negro
tumbas sin cuerpos donde las flores crecieron
miradas blancas bajo blancos pañuelos
donde los sueños subsisten tercos
en la búsqueda infinita de los que se fueron.
leer más   
16
11comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 121

Laura

Un poema , Una lágrima
Te confunden en el atardecer
de un caduco recuerdo de un tiempo
que nunca quisiste desaparecer.

Forjarte de las penumbras
en la confusión de un tiempo
que parece eterno
porque llevas contigo ese espíritu materno.

A sabiendas de tu alegría
de sonrisas que esparces como semilla
sobre un fango de esperanzas
florece aquella mujer
la mujer que jamás descansa .

Tus palabras sanan, tus palabras curan
son un viejo libro de lecturas
que cruzan fugaces los campos espigados
viajan donde nadie ha llegado
y fecundan los desiertos olvidados
donde germinan los nuevos sueños
que los haces realidad solo con tu empeño.

Al mirar al cielo
contar cada una de las estrellas
ver en las nubes la forma de tu nombre
junto a cada una de ellas
observar extender tus alas
donde asoman tus recuerdos
entre poemas y escritos
de aquel roto cuaderno.

Tajar los rayos del sol
que marcas al amanecer
contemplar el espectáculo radiante del aura
saber que existes y eres real mi querida Laura.
leer más   
5
2comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 60

Tierra sencilla

El silencio cantó
sus reflexiones,
y yo junto al ventanal,
observo las violetas
humildes y sencillas
como besan las enaguas
de la fresca hierba.

Susurros de yemas
floreciendo
en mi jardín,
buscando frutos verdes,
con sus sendas
de huellas verdes,
y se pierden entre arbustos
de retamas y piedras ocres.

El manantial
se ha sonrosado,
y la oscuridad
oculta sus bayas
de otoño,
bajo cielos capotados.

Diviso azadones y palas,
rastrillos y aperos varios,
en los campos de labranza,
de mi tierra castellana,
con sus despobladas llanuras,
donde se perdió la voz
buscando su eco.

Escucho el rechinar
de nubes negras,
haciéndose paso,
en fatigosos
y viejos campos
que irrumpen
con sus cantos
de trompetas
ondeando estandartes,
blasones, escudos
de un gran imperio.

Angeles Torres
leer más   
22
14comentarios 91 lecturas versolibre karma: 150

A la Muerte de mi Amigo

Cuando la muerte acecha, tú la distraes con tu carcajada profunda y sonora,
Con la inconsciencia de tu cuerpo, la risotada muda, no deja de complacerme,
¡Levántate, cabrón!
No tengas a tus amigos muertos...
¡Déjate de soñar que te esperan los dolidos!
A tres mil kilómetros juegas a las cartas con la parca traicionera,
Mientras las nubes se aplomizan y el sol se escarcha,
Trae tu alma donde pueda verte, ¡tráela verde!
Que los valles no ríen y las flores se mueren...
¡Levanta, gran dormilón!
No tengas a tus amigos muertos...
No disfrutes del sonido de esos ríos,
Ni bocado de sus mesas bien servidas,
Trae tu voz donde pueda sonreirte, ¡tráela fuerte!
No te sientes ni descanses, ¡ven potente!
Que los montes agonizan y las playas imploran...
¡Levanta, cacho cabrón!
No tengas a tus amigos muertos...
Que contigo se ríe y no se llora,
Ánimo niño, que todo se pasa,
¡despierta añil! ¡despierta plata!
Los años se duermen si tú no levantas,
No tengas pereza ni sueñes alado,
Mas vuelve presto que estamos al lado,
Al pie de una cama de hierro sin patas,
¡De pie, muchacho!
No tengas a tus amigos muertos...
Yo creo en tu fuerza, y añoro tu risa,
Sé duro, amigo, no dejes la lucha,
¡Eschucha la voz! ¡Persigue el camino!
Agarra la vida y enfrenta el destino,
Es este el momento y tienes la prisa,
De darnos a todos la gran alegría,
¡Despierta, amigo!
No tengas muerto a quién te quiere vivo...
leer más   
10
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 140

Dormir entre versos blandos

Nos dimos las buenas nubes antes de volver hermética la tormenta entre las sábanas.

Soñamos que nos precipitábamos en el viento y su plenitud, los labios fueron moldes, cortezas de abedul.
leer más   
21
12comentarios 88 lecturas versolibre karma: 128

Nubes y niebla son la respuesta

Nubes y niebla son la respuesta

a una oración de hace cien años,

ni siquiera sabes qué labios tan animados

susurraron gravemente esta oración;

ahora yo el poeta, aprendo como el muérdago del lince,

la inconsistente, caridad tardía, de unos labios de mujer
de hace cien años.

Che-Bazán.España
leer más   
13
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 125

Se me secó la poesía

Se me secó la poesía...¡siendo aún tan inocente!
Se marchitó la belleza en mis manos, se me secaron las nubes...
Mis venas corrieron a transportar miedos secos, se apagó la luna...¡tan pronto!
¿Eh? Amada mía. ¿Dónde quedó tu sonrisa ahora?
Doy por muerta a la sangre inspirada que ya no me llena, huidiza,
como son las sombras negras que acompañan al olvido...
Se me congelaron los versos dentro de los dedos tumefactos a golpes de rutina y tedio, a conciencia...
La brisa ya no me transforma en estatua de sal, ni puede la espuma del mar trocarme en gólem de arena...así...¿qué me queda?
Si se me ha muerto tu rostro entre mis poemas...
¡Qué ahora el vino se convierte en tristeza!
En mis labios la sonrisa de su nombre queda ausente,
Y las flores son tan grises...y los sueños tan reales y de imagen tan potente...
Que no se sí estoy vivo o tú te mueres, si disfrutas o padeces, si conoces mis enjambres o te ríes si yo sufro un desengaño...-ya no puedo más pedirte- ¡he sufrido tanto daño!
Con la muerte del cimborrio...con los gritos de tejados...preguntándole a las nubes...con las lilas enterrado...en un barco bien borracho...junto al cielo parnasiano...entre fuentes y montañas...esperado por un gato...dirigiéndome a los canes...exaltado por los sueños...junto a mil neones blancos...cuando suenan las trompetas...¡ay!
El cielo...
¡desplomado!
leer más   
14
4comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 122

Sinfónico Silencio... (Experimental)

SINFÓNICO SILENCIO ...
(Experimental)

De los cuatro tiempos
Insensibles
Alegro agrio del olvido
Andante desnudo de sandalias
Adagio de sufrirse polvo.

¡¡¡ Alegro muerto y movimiento lento !!!

¡Descolorido discorde!
Cratos
¡Qué nada sabe, pensando, cómo siente!
Cronos
¡Qué más puede, sentir, nadie, lo piensa!
Silencio
Sublimado de vapor gaseoso...

La menta en la mente, mantos,
óbitos tácitos mudables insonoros
numerosos engendros elocuentes depravados
marfileño marginal marejada ajado
alagadizo beodo berilo bermejo buitre ...

¡¡¡ Sinfónico !!!

Un perfume de sonidos triangulares
qué alfombran en el jardín
los párpados ahorcados
qué alfombran en el desván
las pestañas ahogadas
qué alfombran en el escritorio
los hogares destazados
qué tapizan en el cielo
las familias descuartizadas............

¡¡¡¿¿¿???!!!

¿Qué hueco quién a esta soledad no ahueca?
¡ Sinfónico silencio!

¿Qué dolor quién a estas pérdidas no duele?
¡ Sinfónico silencio!

En la pólvora de péndulos claveles
Desecados los latidos de los pechos
de los techos, hechos rojos desparramados...

¡ Sinfónico silencio !

En la manta manca la manada muge
perdulario pequén percudido rancajo
gorgoteo del gorigori...

Sinfónico, sinfónico, silencio...

Ignora si llorar ó reír es lo mismo
En la lengua de la cítara
Y en el canto de guitarra y cántaro.
Del
Dolor
Descabezado de los vientres...

Silencio, piedad obscura sinfonía...
El qué puede ver en las tinieblas
Sólo las tinieblas
Tiemblan blandas pesadillas
Cuando la desgracia ajena
Las pupilas de las propias

Lejanas
Se caen al secarse las ajenas
Y humedecerse las cercanas
Pintando____Ahora sí____Las tormentas
En...Las...Graves...Olas...
Saludando
Las arenas
Y las ranas...

¿Cuál pasión dónde a esos lagos no ahoga?
.......Silencio
...............Sinfónico
........................¡Silencio!

¡¡¡Sí es ninguno, es un latido
pero siempre palpitó por el cualquiera
y todos suben al pozo desdichados !!!

¿Cuál amor dónde a ésas nubes no vuela?
Ni sentir, ni pensar, más muerte...

Más ni piensa, ni siente, darse cuenta.
En
El
Sinfónico, silencio......

¿Tendrán ahora, los higos mañanas deshuertadas?

¿Quién qué fabulare un hueco sólo encarna ?
Con el fablar eritrocítico una mueca
Y el hablar atornillando una sonrisa...

Así ha sido y lo será siempre
Hilo desplatado de seis picos
Ser del sinfónico silencio.

Por el más allá
Del más allá de dónde vengo a decirlo...
De la nada

Un poco... ¡Del futuro ayer !.

El albo paralítico del gris
del pálido plomo abundante
óseo lóbrego y umbrío.

Adiós, de tres en tres también trayendo.
Con
Todo y todos
Los obstáculos de páginas versátiles...

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=5769 © Latino-Poemas
leer más   
12
8comentarios 75 lecturas versolibre karma: 127

Tintas

Nubes de azufre
han tintado con muerte
ojos humanos.
leer más   
18
12comentarios 97 lecturas japonesa karma: 133

Descrismarse Evanescente... (Cuento Experimental Neosurrealista)

DESCRISMARSE EVANESCENTE
_(Cuento experimental neosurrealista)_

Subió al lomo del viejo libro y rodeó la mesa,
de camino hacia el librero. Le acarició suavemente
con los dedos temblorosos. No tardó en llegar al
rincón por la cadena de penumbras que separaban
las sombreadas paredes por la moribunda flama
de aquella lámpara agotada. Una cabeza de lagartija
pálida salió suavemente como las plumas del gallo
declinando cantar de noche a la luna a medias entre
las piedras sobre las hojas más qué otra cosa...

Había qué pensar no solo en el dinero de la renta,
sino en la comida escasa al borde del camino
justo para cualquier hambre desesperada de la
impaciencia qué no se sacaba ni siquiera del bolsillo
más roto por no estar destinado a liberarla cómo siempre
antes de las primeras palabras.

Esta carta era de las qué no pedían mentiras
qué puntualmente le proporcionaba el más moderno,
y avanzado desempleo. En el gozo perdido de la vida
humedecida como arena desterrada que abrasa el
sol, y refresca las angustiosas noches. Dónde los
viejos sueños huyen como ruedan las hojas secas
por las brisas perdidas de los otoños cargando las
tardes en la sed del alma, niebla trás niebla.

No dejaba de correr de puerta en puerta violentamente
capturando el miedo de las ventanas en caso de caer
un meteorito... Allá, cual mariposa qué en los volcanes
se acrisola con las amarguras franqueadas por el buen
sol de los primeros días contemplando la tristeza
clandestina, haciendo contorsiones ávida de inmolar
ídolos solemnes de bronce sin rumbo ni veredas.

En aquel tiempo se produjo una pausa, y el vacío había
puesto su peor cara por algo qué nada tenía qué ver
con el asunto. Había sido un día fructífero, encontrando
muchos casos igualmente desesperados, urgentes
e ineludibles... Bien sabía qué con el paso de los años
esto será cada vez más difícil de olvidar, en las escalas,
en las nuevas formas de recordar, y con la simulación
del equipo adecuado el motor del mismo dejará su lugar
a uno distinto más allá de los sistemas de frenos frontales
qué con el tiempo no han querido modificarse. Entrando
en el futuro totalmente desarmada la consciencia, y en
partes múltiples fragmentada la más mínima atención.
La noche en miniatura corría por el bosque soberano,
buscando un consejero en el difraz de una almohada.

Así qué...
Recogió las goteras del techo, dobló la tierra del piso,
y cubrió el frío con los agujeros de una raída cobija en
el punto central dónde el desaliento aprieta la debilidad
de las noches anteriores. Pensaba irse al olvido de la
región desierta aislado en una lobreguez amarga.
No se permitiría consumirse en una lucha insana entre
las ramas indiferentes al deshojar sus flores en la cumbre
del granito de los pájaros sin trino, ni fundirse en los días
por el desconsuelo qué postra al mismo eco ruinoso.

Pasaba del olvido reciente a los viejos recuerdos recostado
como la espuma magnífica y distante allá en el valle del
fondo anochecido... Y se decía, vaya forma de alivio.
¡Mañana será otro día!... Y claro, con el desnudo torrente
y la fugaz sombra del sol en retirada en los empedrados,
con el desenlace inevitable cubierto de esperanzas en su
guarida... Estiró un bostezo sobre las piernas para demostrarse
lo qué nunca había soñado por falta de una perfecta toma de
consciencia de la decisión...

El insomnio sería completo proliferando de día, y agarrándolo
de los pelos en la prolongación de las nubes, en la rápida carrera
al colchón recorriendo las vagas siluetas de carcomidas esperanzas,
y cuándo esa primavera llegaba destrozando al invierno con sus
verduras, sin la piedad campesina del tamaño de unas gotas de
sobresaltos queriendo saludar la imagen deteriorada del espejo
indiferente, cuándo la angustia es tal qué se anticipa a la eternidad
más próxima y con más vitalidad.

Evanescente y racionalizando el dolor inmediato al morirse
plenamente, y adquiriendo las cualidades acumuladas por la
inmensidad de una acción hábil qué se capta instantáneamente
por el gesto clásico al percibir la importancia de la propia inexistencia.
La noche era cada vez más íntima en la profundidad qué estremece
y sacude las mismas procesiones de las pesadillas decoradas.
¡Y estaba sumergido en el descrismarse!...
Lo qué significa la libertad absoluta, distinta, totalmente transformado
fuera del tiempo dónde subyace la tristeza infinita... La tristeza de darse
cuenta de qué uno ya no es el florecimiento del ocaso, ni relativo, ni
comparativo, ni resultado de la influencia ambiental qué implica el
sometimiento al cruel sistema caduco...

Así transcurrió largo tiempo durmiendo en el sublime estado en qué
se encontraba, y pudo inventarse nuevamente en el peltre despostillado
de la vasija qué abrigaba su reciente incorporalidad, flotando al retornar
al botín de cosas inútiles qué se adueñan aniquilando la esencia de
los últimos indicios del orden... Con la luz de una sonrisa perdida.

___Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=12758 © Latino-Poemas
leer más   
12
6comentarios 47 lecturas relato karma: 125

vibración en tu sínfisis púbica

Tus palabras son
toques fugaces
de la eternidad
en la profundidad de mi alma,

mientras trato de navegar por las
minas terrestres y los
relojes rotos, intentando
dar sentido al infinito,

pero sabes que nunca nos enseñaron a
pensar más allá,
de la serpiente en el jardín de Edén,

la noche corre en nuestro
torrente sanguíneo y
nuestro corazón está hecho
de rayos de luna,

en lugar de correr
aprendimos a bailar
con las sombras
a devolverte la sonrisa
sin parpadear
en el vacío infinito,

tienes alas de ángel,

puedo ver el sol en tu sonrisa
mientras la luna se asienta en tus ojos,
por la vibración en tu sínfisis púbica,

el cielo y el infierno
derretidos juntos
es el campo divino
aún no muy definido por ella en
enésimo grado haciendo que
sus bordes sean más nítidos para
el placer,

enviando luz caliente, al hormigueo
de ambas arterias de mi corazón.

La lluvia rebota donde una vez se asentó la
luna y se ilumina llenando el vacío
con miedo,
todo lo que puedo recordar es el olor a
a tu piel, justo después del fuerte estallido
cuando las nubes cantaban la canción más alegre,
y me despertaba cubierto de sudor.

Che-Bazan.España
leer más   
7
4comentarios 64 lecturas versolibre karma: 110

Una historia de amor

El amor viaja en el viento
jugando cual niño travieso
entre las flores quedo preso
una espina lo pincho lento
unas lagrimas se asomaron
de sus bellos ojos lloraron

El amor cuestiono la situación
porque la espina de tan bella flor
le a provocado inmenso dolor
Inmediato cambio la situación
al percibir el aroma del paso
del viento sonrió en el ocaso.

Un día el amor viajo entre las flores
una pareja de desconocidos
sus brazos unieron los dos
juraron amarse y en sus corazones
prometieron en una alianza
que con el tiempo que avanza
solo fueron promesas sin cumplir
ahora solo queda el sufrir.

Porqué el amor se pregunto ?
hay dolor si se ama con pasión
esa vez las nubes una canción
cantaron al compas del viento
ofreciendo a las flores lluvia
de sus lagrimas ese día.

Una ves mas el amor viajo
en los ojos que miraron
sin pensar se enamoraron
en una mirada tierna bajó
directo al corazón se alojó
tocando al alma.

Increible muy diferente
eran los dos agua y aceite
cosas que el amor permite
en tan solo un instante

Ella con todo su cordura
se enamoro de su locura
enamorados lucharon
juntos aunque los criticaron
el amor los abrazo fuerte
aunque la corriente
de los ríos los golpearon
en el amor permanecieron.

El amor sigue viajando.
leer más   
17
3comentarios 88 lecturas versolibre karma: 130
« anterior1234550