Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 80, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Vueltas de la luna

¿Dónde comienza la luna
si no es
en tus ojos al
anochecer?

¿Dónde está el brillo nocturno
si no es
en tus pupilas
centelleantes hacia el
horizonte?

¿Dónde se distingue la noche
si no es
entre tu pelo y el habitar
delicado
de tu cuerpo danzante?

¿Dónde escondo mis deseos
si tu presencia está
en mi amiga más eterna
y cómplice de sueños y trincheras,
oh, sombría paradoja de la luminosidad?

¿Dónde guardo mis ganas
de bajar una estrella
de tu rostro
y ponerle un nombre
para que mi pasión se adentre en ti?

Las vueltas de la luna me tienen
ante ti otra vez,
querida ventana de anhelos,
ferviente viento que inspira el flujo sanguíneo,
eternidad hecha carne,
Me entrego a tu poder embriagante,
¡haz de mí tu acto mágico
por esencia!
2
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 26

Paradoja

Guardo tu carta de despedida entre las hojas de mi libro de cabecera. Esa que tantos dolores de cabeza me da....
leer más   
8
4comentarios 47 lecturas relato karma: 110

Mi eterno amor secreto

Ofreció una disculpa por decir o escribir la palabra amor al llamar mi atención en las largas jornadas de reencuentro a través del maravilloso mundo de la tecnología que en este momento nos brinda el Internet…no era necesario disculparse, yo deseaba que lo siguiera haciendo (soy su mendigo de amor), todo el tiempo le mentí diciendo que no importaba, pero cada vez que lo decía aumentaba en mi la fantasía y sentía como quería salir tras de ella tomarla de la mano, abrazarla y besarla…y no dejarla ir otra vez. Es que escuchar su suave voz, la melodía de notas que recuerdan al pasado es algo que no puedo describir con palabras, lo único que puedo decir es que llegaba y tocaba todas las fibras en mi ser. Condeno mi memoria por no permitirme recordar con exactitud todo el tiempo compartidos, por dejar solo imágenes difusas de su rostro, pero su voz sigue intacta sus ojos su boca Dios mío, cómo pude dejarla ir?...
Mi celular indico que había un nuevo mensaje para mí, es 27 de agosto de 2018 6:30 am, se supone que es un día muy especial, claro es mi cumpleaños, aunque siempre lo tengo presente para mí es un día normal…tomé mi celular y el mensaje de felicitación me llenó de tanta alegría, aun así no fuera de quienes suponía normalmente me saludan, era el primer mensaje de muchos que iba a recibir en el día, pero fue el que significó más para mí, se trataba de alguien que no veía hacia 27 años, alguien que significa mucho para mí, pero que el destino indolente arrebató de mi lado.
En ese entonces tenía 14 años…14 años!! Y más aterrador aún ella recién sus 11 la diferencia de edad era casi de 4 años bueno 3 años 5 meses y 6 días, pero no es la diferencia de edad lo que me aterra, si no lo chiquillos que éramos para estar muy enamorados, ahora comprendo por qué su padre no me podía ver, era lógico tal vez me hubiera pasado a mi, si mi hija hubiera tenido esa experiencia de iniciación romántica en esa edad pero no fue así, ella espero doblar esa edad o tal vez más, al menos eso es lo que creo.
Es increíble como ese saludo tan especial hiciera tomar un rumbo diferente a mi vida ese día, lograr que alguien a quien recordaba con gran cariño pero que solo había cruzado, en estos últimos días, algunos saludos a través de Facebook, llamara toda mi atención y alcanzara el límite de la ansiedad y no es porque coincidencialmente ella estuviera esos días en mi ciudad, es decir, más cerca de lo que podía esperar, no, es porque el sentimiento y la razón tienen puntos de vista diferentes y más aún para poder reconocer la validez de una frase muy coloquial: “el primer amor nunca se olvida”.
Nuestro patio de juegos era algo increíble, era un espacio muy grande en pleno centro de la ciudad de Ibagué, con árboles frutales, lejos de vías vehiculares con el único riesgo de caer en un “abismo” que separaba nuestro espacio de la vía férrea y que en el fondo tenía una casa misteriosa a la que atribuimos habitantes con poderes fuera de este mundo por eso la dificultad más grande era evitar que alguna pelota “de trapo” o cualquier otro elemento cayera en sus dominios... de repente no recuerdo haber visto algún residente de particular morada.
He estado saturado de actividades estos días, que frustración más grande, ella estaba en Ibagué y solo tres semanas después pude visitarla en su lugar de residencia, fueron tres semanas de ansiedad, pero, por fin llegó el día, el día laboral más largo de mi vida…tomé el bus que me llevaría hasta ella y fue un viaje exageradamente largo, cuando por fin me fui aproximando al destino mi mente se nubló, el ritmo cardíaco se aceleró las piernas no me respondían, gran esfuerzo, tal vez levité y ya por fin caminando hacia su apartamento dentro del conjunto comencé a temblar, había mucho calor en el ambiente y en mi interior, de pronto la veo a lo lejos, mi visión es deficiente y más en la noche pero ella estaba ahí y yo la veía, sentí como estaba nerviosa también.
Fueron mucho los juegos, en ese entonces ni la televisión cautivaba nuestra atención, y eso que era novedad, las jornadas empezaban con la luz del día y se prolongaban hasta muy tarde en la noche, mi madre daba la pauta a los intervalos de descanso que coincidían con las horas exactas de tomar los alimentos, era la única oportunidad en la que ella asomaba su dulce cara a la realidad exterior y gritaba: Fernando a almorzar!! Y en la noche: a comer!! Porque uno no se acordaba que eso era importante hacerlo, como tampoco el momento de dormir, había que lavarse muy bien los pies antes de irse a la cama, claro teníamos más actividad que cualquier trabajador de nivel operativo.
Primero un abrazo que nunca había imaginado sentir, y que no tenía la más mínima intención de deshacer, un beso en la mejilla luego caminamos hacia el apartamento, saludo a la mamita, otro abrazo muy maternal y así entre recuerdo y charlas vi pasar la hora y media más rápida en mi vida, pero bastó tan solo una mirada, una mirada en la que nuestros ojos se encontraron y expresaron todo el sentimiento oculto en cada corazón, como si 27 años solo haya sido un día de no vernos y mágicamente sentí el amor en su mirada y sentí como ella también sintió lo mismo, luego hay que despedirse, por qué?... por qué siempre despedirse?... no ha sido ya suficiente 27 años lejos el uno del otro?
Éramos siempre cinco compañeros constantes a veces seis cuando se sumaba mi hermano tres años mayor que yo, porque ella tenía su hermana mayor, un hermano y otra hermanita menores que ella, en ocasiones se sumaban mis sobrinos 2, 4 o 6 cuando estaban de vacaciones, habían peleas de vez en cuando pero muy pocas nunca para originar distanciamientos prolongados, mi juego preferido siempre fue “el escondite” consistía en que alguien con la vista “tapada” da un tiempo, contando, para que uno a uno se escondan los participantes y al primero que encuentre viene a reemplazarlo, pero si se equivocaba cuando creía encontrar a alguien todos gritaban: “quemó la olla” y continuaba en esa posición, o si el último llegaba al punto donde inicialmente estaba el contador: “salvaba la patria”. Para abandonar su cargo como contador y buscador debería encontrar a todos los integrantes del juego, casi siempre, si me encontraban a mí la encontraban a ella…
Una semana después aún seguimos hablando de lo que fue el reencuentro y coincidimos en muchas cosas, nadie se imagina como es un encuentro de esa magnitud, es realmente maravilloso, no importa la brevedad del momento, o si estamos rodeados de toda la gente, se habla y se siente con la mirada, no importa nada más, ni siquiera el que cada uno tenga su pareja, creo que uno se enamora una sola vez y es para toda la vida (así lo he sentido siempre). Cada noche nos encontramos en el chat y he escrito casi un poema diario que recuerdan el amor que siento y la frustración por el tiempo y la distancia, pero esto no queda hasta aquí me he prometido amarla por el resto de mi vida, aunque estoy seguro que lo he hecho siempre.
Yo siempre fui un estudiante destacado en 1982 entre a secundaria mis cuadernos y mis notas eran impecables mi hermana Teresa terminó ese año la secundaria y viajo a Bogotá, el siguiente año mi hermano Albeiro siguió los pasos de mi hermana, al año siguiente estaba solo con mis padres y aquí lo más terrible: "mis amigos se van de la ciudad", una decisión con la que ella no tenía nada que ver, la obligó a irse de nuestro patio…próximo destino La Dorada en el departamento de Caldas, no es muy lejos en realidad, pero se requería de tomar un bus intermunicipal lo que implicaba dinero y por la edad…por qué la tecnología de hoy no se adelantó a esa fecha, existía el telegrama la carta, yo pensaba que eso era para adultos y lo más cruel adónde iba a enviar cualquier comunicación?, noooo…estaba perdido.
Hoy tuve que confesar que no fui constante, tal vez la rabia, tal vez ingratitud, siento que debí buscar la forma… La celebración de su cumpleaños número 15 fue en Ibagué, y nos han invitado, aliste mi mejor traje y yo con mis 18 cumplidos invité a mi mejor amiga en ese momento y llegamos con dos de mis hermanos, la novia de uno y la esposa del mayor, disfrute externamente pero mi corazón quedó destrozado cuando conocí al "edecán de la princesa"…no podía llorar solo fingir y esperar la hora de salir de ahí, afortunadamente a mi amiga le dieron poco permiso y regresamos a casa pronto, al día siguiente analizar que debía hacer, me sentí derrotado…no fui constante…si acaso hubiera sido constante?...
Ya en el 90 que alegría…otra vez de visita en Ibagué, una cirugía la obligo a regresar, es paradójico como se pueda pensar en una reconciliación en medio del dolor de una persona, pero es la única oportunidad, lleno de esperanza acudí al lugar donde se encontraba, compré algunas frutas y es aquí donde mi memoria a conveniencia, me juega una mala pasada, no recuerdo exactamente las palabras o el acto que me dejaron con total desilusión como dos años atrás…era imposible recuperarla…mejor olvidar…y seguir…
De esta manera empecé mis estudios en Administración de Empresas, pero no me sentía bien, conseguí un trabajo y ya me concentré solo en trabajar y estudiar, cuando ingresé a quinto semestre ya no quería seguir, pero mejoré mi condición laboral, en el 97 me casé y me separé después de 15 años, actualmente tengo una hija de 20 años estudiante de Arquitectura que me hace sentir orgulloso, vivo solo y sigo aquí esperando por ella…y hoy estoy feliz… estoy feliz porque he podido decir todo lo que siento y me siento correspondido…estoy feliz porque la he vuelto a ver…estoy feliz por las promesas…estoy feliz aunque sepa que nuevamente tiene que partir…estoy feliz porque me llama “amor” , no importa que sea por su dicción, estoy feliz porque me llamó “mi eterno amor secreto”.
leer más   
5
sin comentarios 22 lecturas relato karma: 47

Retrato de un sueño roto

Si sin tu amor, lo que siento ,
es una paradoja,
Como ver en los otoños a los vientos,
Siendo arrastrados por culpas de las hojas.
Si nadie ve,
como sufro tanto,
es porque escondo
con las lluvias el llanto.

Si con solo pensarte
Mi mente tiembla como un terremoto,
Es por eso que recordarte
Es el retrato de un sueño roto.

Si en tus sueños brillé
Es porque había oscuridad.
A veces le gusta el sarcasmo
A la realidad.

Si la mala suerte
es un beso de sal,
en los labios más sediento .
Si te llevaste el perfume de rosal
Y el aire es el tatuaje
de mi presentimiento.
leer más   
19
9comentarios 123 lecturas versolibre karma: 138

Sucesiones convergentes en el infinito

Corría tan rápido como mis piernas me lo permitían hacia el infinito, hacia el objetivo marcado tantos años atrás, tantos que resulta imposible rastrear el origen del mismo. Está allí, es un objeto indefinido y brumoso en perpetua suspensión y punzamiento con el universo que gravita a su alrededor. Avanzo en su dirección pero nunca lo alcanzo, enredado en la paradoja de que al recorrer la mitad del camino, me queda todavía la mitad del camino restante, y que al avanzar la mitad de la mita restante me seguirá quedando la mitad de la mitad, y que así será siempre: mitades de mitades, medios caminos hasta el infinito.

Infinito,
que palabra tan vasta.

La primera visualización del mismo no tuvo lugar frente al mar o un horizonte recortado por numerosas montañas, sino algo mucho más banal. Imaginé un paisaje de dunas inmenso de pipas. Sí, aquella fue la primera vez que me enfrente a tan gran concepto. Tendría por entonces seis o siete años, y mientras mi padre miraba de explicarme aquel nuevo vocablo, yo pensaba como aplicarlo a la diminuta bolsa de pipas saladas que estaba comiendo a la salida del colegio. ¿Sería posible dar cabida al infinito en una de aquellas pequeñas bolsas de duro Churruca? Una que fuese inagotable, donde cada vez que se sumergiese la mano, o se volcase sobre la palma, uno obtuviese una buena cuantía de pipas de girasol. Que alcanzasen para cubrir todo el camino desde la escuela hasta casa.

De haber tardado un par de años más mi padre en definirme el infinito lo hubiese visualizado en forma de kikos, puesto que con el tiempo sustituí las bolsas de pipas por las de maíz tostado. Me gastaba las veinticinco pesetas que me daban, como paga mensual, en el kiosco de la plaza que cruzaba a la salida del colegio. Allí, todos nos abalanzábamos sobre el mostrador para obtener un par de bolsitas de ricos y crujientes granos de maíz inflado y tostado. Entonces los objetivos estaban claros, eran sencillos, realizables. Luego, en algún momento, todo empezó a complicarse, tanto, que al final los objetivos resultaron irreconocibles, lejanos y ausentes de la vida cotidiana, agotados en el limbo del infinito.

Cuando ya me había acomodado a la idea de que era imposible y ridículo perseguir una cosa cuyos límites no estaban bien definidos, que los objetivos eran una quimera sin sentido, y ante lo cual decidí vivir mi vida como un turista de mi mismo, dejándome sorprender por mis erráticos andares, eludiendo cualquier grupo guiado por un paraguas en alto entre las multitudes, descubrí que el infinito era posible. La suma de la mitad de algo más la mitad de la mitad de algo, y así sucesivamente converge en algo completo. Mierda, los objetivos volvían a ser alcanzables. Una fórmula, unos simples y estúpidos juegos aritméticos, me despertaron de mi letargo, de la ruta ociosa y caprichosa en la cual llevaba tiempo inmerso, y que ahora me repelía de nuevo. La felicidad de vivir sin un mañana, plenamente auto-convencido de haberme perdido en la inmensidad de lo inalcanzable, me fue despojada por una ecuación que debería haber sido capaz de resolver muchos años atrás. Así que volví a lo realista, que no por ello real, de perseguir un objetivo. De vivir en pos de un sueño.
leer más   
14
7comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 128

Cuentos y Leyendas VI (a @Letizia)

Hubo un tiempo maravilloso
donde se vivía una utopía:
los continentes eran uno solo,
eso expuso Wegener, en su teoría.

Hoy creo, sin temor a equivocarme
que racionalmente debo explicarte
la relación entre Yucatán
y quiénes eran Elea y Paikán.

Protagonistas de esa obra
que aún anida en mi memoria,
tal vez muchos ya conozcan
de qué trata esta historia.

Baste decir que René Barjavel
fue el primero en proponer
la notable paradoja del abuelo
y por eso te recomendé leerlo.

Yo aquí sentado frente a mi PC,
-tú en Ciudad de México acostada-,
dudando si ahora escribirte
o muy pronto irme a la cama.

Pero no me voy a ir por las ramas,
mira la hora que es de la noche
-y no es que sea un reproche-
es que a mi lecho Morfeo me llama.

Y reservaré allí un lugar para ti
del cual no querrás jamás salir
te arrullaré con mis palabras
hasta perder el aliento

Te trataré con todo cariño:
rozaré tu piel con mis dedos,
-lento, pero no tendrás respiro-,
formarás parte de mis sueños
y será como en mis versos...
leer más   
13
19comentarios 106 lecturas versolibre karma: 126

La hierba mala también crece. En colaboración con @Amalia_Beatriz_Arzac

A.B.A.

Jardinero,
la hierba mala también crece,
aunque verde así lo hace,
con pretensión de linaje
y fragancia que no huele.

Bien sabido que rimar
y un encuadre perfecto
no hace de un texto poema.

Se es poeta por don,
una gracia manifiesta.

Aunque no sepan leer,
los que leen a tus letras,
tu puno lleva la gracia,
tus letras son poemas
pues ángeles de cielos
te han nombrado POETA.

A.J.P.

Poetisa,
¿Y si esos ángeles se confundieron?
la hierba mala crece, pero a veces
fragancias sublimes la enriquecen
tomándola, quien desconoce la flora,
por hierba buena y la cogieron
creyendo que manjar tomaban.

Paradojas de la rima que como metáfora suena,
que la hierba mala parezca buena
y como bien dices de un texto, un poema.

Se es poeta por don y bien dicho queda
pero ¿quién decide que se posee tal grandeza,
que a todo el mundo gusta y se altiveza
dando carácter de gracia,
que como bien dices a los que leen mis letras?

Yo no digo que no tenga don,
ni siquiera que no tenga gracia,
pero ¿de verdad mis letras son poemas?

Yo pienso como dije al principio de estas letras
que esos ángeles se habrán confundido,
pues a cualquier mendrugo que rima,
le llaman poeta.

Poeta eres tú que con gracia respondes
a la cuestión que te enaltece,
pues cada vez que escribes, tu grandeza crece
y boquiabierto, con babas por comisuras,
quedas a quien lee tus balatas,
que usando tu recurso lingüístico
vas hilando grafema por grafema,
como el que hila un cesto de mimbre
que por belleza queda tanto el cesto,
como tus letras, un maravilloso poema.

Amalia Beatriz Arzac y Alfonso J Paredes
Todos los derechos de los autores reservados
imagne tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
25
8comentarios 70 lecturas colaboracion karma: 109

Lo que jamás te diré.

Creo que por fin hemos llegado al mismo punto,
aunque haya tenido que ser
con unos cuantos años de retraso.

Te quiero,
pero supongo que después de tanto tiempo
lo veo demasiado roto
como para arreglarlo,
o demasiado frágil
como para que sigamos jugueteando.

Reconozco,
que aun sigo sintiendo pinchazos en el pecho
cada vez que te imagino
sonriendo colgada del regazo de otro.

Supongo que lo nuestro
es como esa camiseta vieja,
a la que tienes demasiado cariño
como para deshacerte de ella.

Pero que tampoco puedes
seguir llevándola puesta,
o verla o enfundando otro cuerpo.

Y no por lo que diga la gente,
si no por el deseo de conservarla
exactamente como la recordabas.

Lo cierto es que mi vida
ha tenido muchos menos besos
que despedidas.

Pero mentiría si dejara aquí el poema,
mentiría si no dijera que ahora
soy más fuerte que entonces,
y más consciente
de lo que verdaderamente importa.

Y no importa que ya no estés como antes,
porque estuviste mejor que cualquiera,
porque me enseñaste a querer,
a quererte a ti,
pero y sobre todo a quererme a mí.

Porque jamás hubiera sido quien soy ahora
si no me hubieras dado la fuerza
para romper el espejo de un puñetazo.

Y eso al final,
es lo que realmente importa..

Porque aunque es verdad
que he pasado muy malas noches,
la verdad es que nunca has sido por ti,
si no que fueron siempre contigo.

Y en las pocas que no estuviste,
también acababas siendo tú
quien me hacía más bonita
la mañana siguiente.

Supongo que en esa paradoja
se escondía la locura
que lograba que siguiera a flote
navegando a la deriva.

En ti,
y en tu complejo de chica naufragio
y salvavidas.

Ahí estaba el truco,
tú magia,
y mi droga.

Aun hoy,
sigues siendo el poema más bonito
que jamás he escrito.

Sé que ya no hablamos como antes
y sé que ya apenas te dejo leerme
cuando te escribo.

Y lo siento,
pero lo hago para poder seguir adelante,
y para no seguir haciéndote sentir culpable
cada vez que me veas al transparente.

Pero que sepas que te quiero,
y que por supuesto lo haré siempre.
15
12comentarios 121 lecturas versolibre karma: 98

Lejos del rayo marfil...

Lejos del rayo marfil y estando en la hora aciaga
atrapado en un túnel sin salida por seguir tus pasos.
Pasos que me conducen por caminos equivocados,
y por senderos pedregosos.

La inquieta luna me acusa y al verme tan trémulo
lanza sus dardos furiosos y salen carrozas de hadas,
silfos, ninfas y tronos atravesando el sendero de piedra
estoy a la deriva casi sin pulsaciones
el alba al fin se asoma lejos del rayo marfil.

En la roca fúnebre y sutil
se me concede un tiempo
un corto tiempo para pensar
de qué tamaño y quijotesco
es el pensamiento senil
que rueda en círculos de acero
las neuronas se descontrolan,
he dejado todo…
atrás se queda
la paradoja
y la antítesis del verso
¿Por qué es tan difícil descifrar las señales?
¿Por qué todo se deja para el último momento?
Sin pensar que el tiempo viaja en colgaduras de aire,
mientas el ser físico se mueve a paso lento.
Que su carrera no es contra los sueños
sino contra el indescifrable tiempo;
tiempo barnizado por sonrisas de egos
fatal juicio nos hacemos... creemos ser
la última bebida del desierto y somos tan pequeños
como hojas al viento colgadas en un madero.

En el deshielo un átomo perfora un agujero.
y el rayo marfil inunda al céfiro atardecer.
y se abre el túnel disipando la pesada culpa .
leer más   
10
4comentarios 150 lecturas prosapoetica karma: 87

Pájaros salvajes

Bandada de pájaros salvajes
el tiempo

tormenta de cruces
estalactitas de cotidiana ponzoña
la vida

el desgarro, los segundos
la sangre que palpita
borbotones
la sangre que mana
las horas que se desangran
la fractura

el bálsamo, la cura,
el antídoto, la sutura


dicotomía
el infierno cotidiano
subsuelo y cabezas de avestruz
el desierto de las horas
las dunas bebiéndose mi agua
el oasis, el edén


La contradicción, la paradoja
tósigo, pócima, elixir
 la daga que vivifica
  el irreconciliable para siempre...

             





~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-30
leer más   
27
32comentarios 206 lecturas versolibre karma: 98

El mar de las brumas celestiales...

Por lejanos mundos navegaba un flamante bajel Ingles
que había conquistado el mar y sus territorios adyacentes
ganándose el atributo de ser un buen hijo de la pérfida Albión.
Aconteció que atravesando el triángulo de las efemérides
u oquedades infinitas; el barco escarlata naufraga
tras un torrencial aguacero que diezmó las fuerzas
de los tripulantes, excepto el marinero Irlandés .
Que mantuvo en sus manos la medalla del santo sepulcro;
fue el único que pudo salvar su vida. Los restos de la nave
y tripulantes quedaron esparcidos en las márgenes cubiertas
por arrecifes y corales.

El valiente marino sin saber estaba frente al mar de las
brumas celestiales donde las circunstancias abandonaron
la certidumbre y la fe de los actos humanos.


El marinero fue rescatado por una hermosa Nereida
en una isla ultrajada por los vientos alisios del este.
Aislado y confinado al olvido, la sensatez brotó en llanto
cuando el marinero fue tocado por los primeros rayos del sol.
En su letargo de ensueño pudo observar como la ninfa de cabellera larga
y amarilla ensortijada había sanado su maltrecho cuerpo
con su aliento de espíritu divino.

La lluvia helada y los nubarrones que amenazaban con
extinguir la paradoja existencial fue liberada

y a partir de ese momento espera el barco de bandera Griega
que la ninfa le prometió lo iba a socorrer. En un día de sonámbulo atardecer
por calles partidas, y derruidas por el calimoso bermejo.
leer más   
8
2comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 89

En Honor a la Verdad

Instituida con una fuerza tradicional que ata,
Un lugar muy difícil de correrse…
Nos recubre como una sombra,
La Verdad,
más allá de su propia crisis.
Vigencia de verdades, que aunque perimidas,
sin nuevas ideas que logren su reemplazo, aún persisten.
Las verdades son siempre fantasmales.
que escapa al pensamiento binario,
ni vivo, ni muerto… ni verdadero, ni falso.
Es la presencia de una ausencia,
paradójicamente insoportable….
Una… una sola verdad absoluta,
que será así por la eternidad de los mundos.
¿Quién puede decir que existe?
Una casuasiverdad no es verdad,
no es un absoluto.
Las verdades que creemos,
las derivadas del relativismo,
las que se relacionan con algo,
relacionada a un contexto, en una época,
que le hace perder su absolutismo.
Un absoluto… Donde todo cambia…
Donde todo es contingente.
Si hasta la propia naturaleza
no es idéntica a sí misma,
donde la evolución la modifica.
Todas la verdades son relativas y
si lo afirmo y lo confirmo no hago más
que aprobar el argumento
me conduce a su oposición.
La verdad relativa me condena a
la aceptación la realidad de lo que soy hoy
y todo lo que soy puedo serlo de otra manera,
La insaidad de las cosas
no es más que la verdadera parcialidad,
construcción de la propia imagen de lo real.
Es lo incierto,
el más concreto desierto de la ausencia.
Un mundo aparente donde yo existo,
en la completa complejidad de en mi misma.
Una construcción de escenarios que evidencian
la creación de mi propia mente que
concibe mi realidad que me cohíbe.
En la búsqueda de una correspondencia,
lo concreto no es lo que necesito sino
lo que modifico en mi propia realidad,
para ser fiel a mi verdad que sigue sin ser absoluta.

A.B.A. 2017
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
14
14comentarios 146 lecturas versolibre karma: 90

He preguntado por ti...

He preguntado por ti
a la luna de la noche,
a los perros del vecino
y a los árboles del bosque,
pero nadie dice nada
y me miran con reproche,
esa luna pizpireta
que susurra muchos nombres,
esos canes tan furiosos
y que ladran sin un orden
y los áboles señeros
con las hayas y los robles,
y es la eterna paradoja
del olvido de los hombres
que recuerdan sutilezas
y otras cosas muy menores...

Pero insistí en la pregunta
sin dobleces y cual borde,
para que alguien me dijera
dónde estaban tus canciones,
porque escuchando tu voz
encontraría ese norte,
y ese rumbo definido
para entregarte unas flores,
puede que fueran violetas
o unas rosas con un sobre,
que te llevara unos versos
y el tic-tac de unos rumores,
dicen que si te has perdido
y que andas por los montes,
medio huyendo de la vida
y robando corazones...

"...Pero no creo tal cosa,
y me siento don Quijote,
ya que pregunto por ti
sin atender a razones..."

Rafael Sánchez Ortega ©
02/07/18
11
10comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 103

El moderno Prometeo

Como una Mary Shelley de la cuna de Cervantes,
creaste, negro sobre blanco, a un médico loco
que creyó lo suficiente en lo imposible,
que consiguió lo impensable.

¿Por qué jugaste a ser dios?
¿Por qué me diste la vida?
¿Por qué, alfarera, manchaste tus manos de barro
para moldear a este engendro, retal sobre retal?

Junto a la Diosa del la sabiduría, Prometeo,
hijo de un Titán y de la tan bien traída Pandora,
engañaron a Zeus para crear al hombre
y tú, con el rayo del mayor de los dioses Olímpicos,
inventaste a este monstruo con corazón.

La bestia, feliz por aprender a amar,
deambulaba torpemente tropezando sin parar,
asustando a los pueblerinos por bruto,
a los dioses por aberrante y a ti por ti.

Ahora, me debato entre la esperanza y el temor,
porque si no existe un dios que nos castigue,
tampoco encontraremos un dios
que nos perdone por matar al amor.

Y ahora que me acerco al punto final,
recuerdo el día que me creaste
bendiciendo nuestro infinito amor,
y la noche que me condenaste a jamás conocer
a otra diosa que me diese vida como lo hacías tú.

Paradójicamente, finalizo este libro
deseando usar las manos que antes te hacían temblar,
para arrancarme con rabia estas atávicas ganas de ti.
4
4comentarios 43 lecturas versolibre karma: 66

Afuera

Las maneras en las que te sientas
Son nulas.
La alegría y la tristeza, están en tu sistema.
Las paradojas del tiempo tienen un silencio profundo, que hasta encuentras la calma.
Si pudiera ver dentro de tú mente
Correría, ya no sería el mismo.
Esperaría hasta que las olas dejen de hacer
Lo que mejor hacen.
La cosecha defraudó esté año
Pues solo dieron cítricos y no dulzura.
Los niños mueren
Pero a los demás no les importa.
Necesitan estar en las noticias
Para publicarlo en su vida social.
Se escapan entre la gente, para no sentir dolor
¿Quién fue él que dijo, que pensar era malo?
Se lo tomaron muy personal, debo decir.
El smog daña, las personas matan.
Pero el momento de pensar
Se quedó atrás
Cuándo tuve la idea que la fé y la evolución no existía, ¡de nada!
La Tierra es ovalada, pues así piensan los habitantes.
Los niños serán ingenuos, los adultos estúpidos y yo seré alcohólico.
La simetría encaja bien, si no piensas.
leer más   
5
1comentarios 39 lecturas versolibre karma: 78

Se tensa el arco

Que no me alcanzan
ni los versos ni el tiempo
ni las mil vidas
imaginarias... ¡No!
Ni alcanza o basta
este millón de besos
para plantar
en un lunar o dos...
constelación
y cosmos es tu ser.
Se tensa el arco,
se fractura la flecha.

Es que tú y yo:
¡destino y paradoja!
Es que tú y yo: ¡jamás!



~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-mayo-28
leer más   
18
19comentarios 159 lecturas versoclasico karma: 112

Haiku 5

A veces para
crear, primero debes
destruir todo.


@ChaneGarcia
...
leer más   
7
2comentarios 63 lecturas japonesa karma: 78

La paradoja de vivir

Tengo tantas certezas
como tengo incertidumbres,
preguntas sin respuesta,
respuestas sin que pregunten.
Contradicciones yuxtapuestas
poco a poco me consumen,
que metidas en mi cabeza,
a mi corazón lo confunden.
Tengo paz y tengo guerra,
sentimientos que se funden
como al fuego dos ceras,
como madera en la lumbre.
Tengo amor e indiferencia
el sabor amargo de la herrumbre,
tengo alegrías y tristezas
que se solapan por costumbre.
A veces mi alma desierta
millones de flores produce
diminutas, bonitas y bellas
a pesar de ser comunes,
otras mis fértiles tierras
porque al revés también ocurre
en un santiamén se secan
y áridas sin vida lucen.
A ratos ciénaga abyecta
a momentos inmensa cumbre,
Soy sol blanco y luna negra,
y así mi vida, discurre.
leer más   
7
6comentarios 48 lecturas versolibre karma: 105

La casa del reloj

Dicen, que es la casa del reloj
pues desafía al tiempo orgullosa
y vestida con sus medias negras
y su sombrero de ala ancha
acoge protectora, corazones rotos

Es vox populi
que nadie desea sus invitaciones
ni muchos menos, pernoctar en sus aposentos
aún en algunas coyunturas inevitables
transitamos por sus salas claro oscuras
siempre concurridas de huéspedes
y entre esa algarabía de bocas y lloros
deshojamos los pétalos del recuerdo
flotando como en una nebulosa

Lo más paradójico de esta leyenda
es que un día
ni tu ni yo
seremos sus esporádicos visitantes
sino sus propios moradores
pues la casa del reloj
se construyó
con cimientos democráticos
leer más   
6
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 102
« anterior1234