Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1522, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Pensamientos tormentosos

Tormentosos pensamientos
que rebozan al corazón
envolviendo los sentimientos
al declarar la fuente del tizón.

El tizón mantiene el calor
que recorre por la piel,
del panal escurre la miel
dando su delicioso sabor.

El amor en sus brazos
enciende la sangre
en esa sonrisa alegre,
caigo en deseo de los besos
de los labios sabrosos.

Mis pensamientos
cual larva recorren
por las venas,
llevando tu nombre
al corazón.

Mil pensamientos
me atormentan
por sentir tus besos,
tus brazos.

Solo mi almohada
sabe de mis noches
de mis sueños del deseo,
esta ansiedad de tenerte
en mi cama enredados en la sábana
amándote, y
despierto solo, gritando tu nombre
en suspiros de deseo.
leer más   
10
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 132

Luna de guadañas

Una noche me sonrió la Luna blanca.

Desde su cara oculta
oculta sentí la invitación de la guadaña,
el brillo atrayente de su plata
esperando afilada para mi,
predispuesta entre las sombras
a responder con sus rescoldos de violencia.

Guardé en la gruta de mis dudas su pregunta.

Me respondió la voz que suena
bajo el umbral de mis portales,
la que pronuncia el nombre
de los amaneceres en mi almohada solitaria,
aquélla que le grita en su enojo y su cariño
al alma grande de hombre pequeño
que aún no concebía en mí.

De su furia nació la persistencia
de nombrarme como soy,
humano aprendiz de las memorias rotas,
tránsfuga de mis cadenas.

Yerto he sido en las pasiones,
intenso e huidizo,
mil veces arrogante,
triste he sido para afrontar mis huellas,
mis surcos en labradíos inconclusos,
pero ahora sé que amo,
aunque entre tantos juegos
haya calcinado otros tantos sueños.

Ahora sé que no me iré,
aún no ha llegado el día de partir
de esta Tierra que pretendo
asaltar con mis pasos peregrinos.

Me esperan las pisadas del silencio
de mis temores y terrores fríos
pero al tiempo la fe
para transformarme en cuerpo fiel
que apriete los dientes y las manos
cuando el miedo los asalte,
me espera la vida completa con sus letras,
con mis versos no nacidos,
guardados en estancias de mi alma.

Queda tanto por contarme,
por contarte,
por contaros…,
tanto como el tiempo de todos los abriles
que han de florecer de nuevo,
queda el llanto que me espera
cuando no me escuche,
cuando no te escuche,
cuando me extrañe y te extrañe,
pero haré que se desplace esta montaña,
rígida roca que me linda,
hasta renacer en la cordura
de olvidar el pensamiento
y crecer en los incendios del ser pleno.

Pleno ser,
habitante en instantes de sus lágrimas,
de la lluvia que de mí brote,
necesaria redención de sal y de cristales,
plena vida,
deseada en el contraste de los mundos,
aceptada en mi sonrisa,
en tu sonrisa,
en la risa que a todos nos escueza
como patria completa de hermandades.

Arrancaré la corona de espinas
que yo mismo clavé sobre mi cráneo
en algún día de mi infancia nómada,
sangraré por mi costado,
abierto el corazón,
perdonando y perdonado,
honraré mi pasado y mi presente,
mi sentir, el tuyo,
el nuestro.

Seré amante desde este fuego intenso
que me roce,
que nos roce y que nos sane
transformado a través de la palabra nueva
que prometo pronunciarme
y pronunciarte.

Amar, amarme,
amarte,
conducir en mis mareas este barco,
dejar de naufragar en mi desidia,
abarcar en la mirada la piedad,
la comprensión de tu fuerza y de la mía,
gritar, llorar, reírnos,
habitantes de esta huerta
que adivinan la cosecha
de los frutos que han sembrado.
leer más   
11
8comentarios 76 lecturas versolibre karma: 132

Apóstata

Porque no creo en ti
en el oficio de escribir me abandono,
entre la rutina
esconderé
mis secretos inconfesos
que me salven de toda culpa.

Porque aprendo a tener un nuevo dios
amnésico,
me levanto de la cama
y finjo cada día,
un nuevo recomienzo.

Leer de madrugada no me hace libre,
pero con los ojos cerrados
busco
el silencio que atrae un mal pensamiento;
disfruto del miedo
apenas una cicatriz deshecha.

Ahora, que soy el antagónico,
a veces rezo
para odiarte un poco menos,
indiferente
llevo el puñal en la otra mano.

Cómo fue que perdí la fe intacta:
en el confesionario
mientras leía un miserable
verso para ti.
leer más   
13
5comentarios 74 lecturas versolibre karma: 129

Pesadillas

No deseo seguir mintiendo,
se me nubla el pensamiento
En las noches mi desvelo,
en el día floto en el viento.
Un efecto el defecto
de aquel frío en mi habitación.
Que congela la mirada,
y apareces junto a mí.

Un tormento me reclama,
su pregunta ¿dónde estás?
Me has dejado en el olvido sin testigo
la crueldad en la que vivo
Solo insomnio predomina
un vacío la soledad

Hay fantasmas que aniquilan
cuando vuelan sin parar,
Corren, ríen, se evaporan
y la noche sin final
Donde has ido que te busco,
fantasía ya no estas,
Es un eco desmedido,
gritos crueles realidad.

El abismo un remolino
que me arrastra y me sujeta
Ya no puedo respirar,
he caído en las tinieblas
En mi sueño crece el frío,
dónde has ido me has dejado
Pesadilla entra en mi sueño
que me ahoga sin piedad

Me ha cubierto el sudoral,
una angustia mi ansiedad,
Poco a poco se contraen,
comprimidas letra a letra
Las palabras ya no existen,
tengo ganas de gritar.
Se apodera de mi cuerpo,
me consume, me reprime.

Un fantasma me persigue,
ya es de día no es posible,
Sin pellizco en mi silencio
un destello me despierta
Ya no existe algún fantasma
solo almohadas una cama
Ya no existe la verdad.




Por: WilyHache ®


15 de octubre de 2018
5
2comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 68

Lunártico

Real,
quisiste ser
real.
Preguntar
a las
respuestas el por qué
de su existencia.
Buscar las huellas
del hombre en tus lunas
y trazar un mapa
(lunártico)
con las manchas de café
impregnadas en tu piel
para recordarle a tu astronauta
que el camino de vuelta
a casa
solo era posible
si pasaba entre tus
sábanas.
Quitarte el
abrigo de piel
para ver el
recorrido de tus
venas.
Enredarlas
y
cruzarlas
cómo destinos sin
nombre,
formando nudos
más fuertes que
los que se forman
en tu garganta cuando
tus planetas
llueven.
Apagar las luces
y observar
tu cuerpo,
el neón de tu sangre
y la oscuridad de sus nudos,
una pobre
imitación
de los agujeros
negros;
observar el brillar
de tus
átomos,
creyéndose más importante
que las estrellas que reinan
el cielo
y cumplen promesas y
deseos.
Real,
quisiste ser
real.
Todo lo real
que era imaginar
que eras el universo
en su forma carnal,
que tus carreteras
infinitas
y tus nebulosas
sin pintar
eran suficientes
para satisfacer
a la joven
eternidad.
Sí, quisiste
ser real,
pero descubriste
que estás forjada
del pecado
original,
que tus átomos no son
estrellas, sino historias
de vidas pasadas
sin contar.
Viste las
cartas sobre la mesa,
tu pasado,
tu presente y
tu futuro;
lo que fue,
lo que es y
el qué dirán.
Viste que tu sangre
no era real,
no era inmortal,
aquellos nudos
apenas se podían desatar.
Este es el final, has jugado
a ser universo
en el grano de arena
más pequeño del
multiverso.
Buscaste canciones
que siguiesen el compás
de los latidos de tu corazón,
pero encontraste sonidos
sin melodía y canciones sin voz
que se convertían en el eco
de toda una generación.
Buscaste poemas con rimas
capaces de hacer girar
el mundo
a su inversa,
pero encontraste palabras
vacías
y
arritmicas
que se desvanecían
a ser contadas, como
polvo y cenizas.
Buscaste pinturas que
pudiesen explicarte
las historias de los fantasmas
del pasado,
pero encontraste cuadros
llenos de formas
inconexas
y colores sin pulso
con nada que decir
y poco que callar.
Buscaste sentimientos
que pudieses abrazar,
pensamientos
que puedieses colgar en
tu pared
y atrevimientos
que pudieses enmarcar,
pero nada resultó
ser tan real
como para atraparlo
entre tus dedos.
No había alma
que salvar,
cielo o infierno
al que acudir.
Buscaste por
puertas de salida
bajo las piedras
y en todos
los rincones
que se atrevían
a ofrecerte algo,
buscaste soluciones
a problemas que aún
no se habían
creado.
Encontraste dos vías
de escape.
Sentir tristeza
por no ser
todo lo que tu mundo
quiso tener
o no sentir nada
y silenciar tus sentimientos
durante un mes,
una semana
o un año.
Real,
elegiste ser
real
y sentir.
Porque por
muy desgarrador
que el sentimiento
pueda llegar a ser
es mejor sentir algo
que no sentir nada
y
desaparecer.
2
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 30

Por el sofrenar ultrajante... (Experimental neosurrealista)

POR EL SOFRENAR ULTRAJANTE
( Texto Experimental Neosurrealista )

Todo está en la memoria
del aire que desteje
la lluvia del olvido
gotas de fuego, hielo, sangre,
en la frente del mar meciendo
al bosque de polvo y vidrio...

Como el misterioso brillo de unas setas invade al aire,
al adornarlo con abalorios de concha, que la senda,
triste riega, con el llanto de las cuerdas del suspiro ligero,
vibrante por su faz serena, con los pies de terciopelo,
mirando al cielo, cariñoso, dócil, un arroyo voluptuoso,
que los mínimos obstáculos allana, con las fibras del amor,
en las flores peregrinas, dónde los colores palidecen...
Luego de haber salido del futuro, y sin dejar un sucesor
en el pasado, al recortar las siluetas contra el horizonte,
que dejan al sol negro, llorando lágrimas de luz inútil...

¿ Porqué, porqué ?

¡Porque tanto las aves como los peces, tienen un campo
visual mayor que el hombre, que de no atenderse a un
tiempo justo, puede dar por resultado la ceguera total !

Porqué...
Todo vuela junto al tiempo
futuro arrastrado por el pasado
presente sin substancia
constante, continuo, continente,
del hallazgo herencia huérfana,
¡ Del desierto incapaz de ser arena...Sólo !...

Por
el
sofrenar
ultrajante... Del sistema de arrendamientos del pensamiento,
y de los préstamos de sentimientos, con las películas de sexo
y sangre, con los besos marmóreos, y el remordimiento de las
sonrisas vibrantes, con la consciencia indigente, desnuda y
sembrada, indefensa, en el subsuelo del fértil olvido pagado...
A pesar de lo que opinaran los huesos, y los huecos hogares
del polvo disperso, del mar sudoroso, de las lágrimas ahogadas.

¡Ningún sofrenar es más cruel!
¡Qué del inmenso mal, hacer un olvido infinito!
Haciendo de las serpientes palomas, y de los escorpiones corderos.

En la verde música dulce
del metal de los violines
azules los rayos se esconden
de la blancura silencia de nieve
en el corazón del tímido fuego
por el alma secreta del vacío...

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


POST DATA:
Información útil es...

eduardosuarez.net/index.php/5c/periodos-artisticos/item/13-neo-surreal
También...
es.wikipedia.org/wiki/Surrealismo
leer más   
15
8comentarios 88 lecturas versolibre karma: 141

El peso fatal de nuestros pensamientos

Ah, el peso fatal
de nuestros pensamientos
adiós miseria, adiós perdición
__________mira
donde se han quedado
los tiempos y los días.

No quiero soltarte
no quiero
que te escapes
de mis corrientes.

No quiero
que naufragues
en otro aliento...
no quiero
perderme en tu recuerdo.

Aunque tú no lo creas
es fácil engancharse a ti,
tienes magia oscura
clavada en tus ojos.

No abandono el barco
solo he salido a tomar
un poco de aire
y un poco
de humo negro
para calentar
las manos.

Surcadas
manos
que se
engarrotan
en las cuerdas
del barco
que viaja
a la deriva
en caída libre.

Pero en la marea alta
la nave se enrumba
con la química de un cielo azul
y vuelve a tomar las coordenadas
y las matemáticas de sus nudos
de este mar infranqueable

según tú

que lo dibujaste en los anaqueles
de tu tardío tiempo.

www.youtube.com/watch?v=dLAhG51uz-o
www.youtube.com/watch?v=G_1LP3Z6pW4


Ramón Pérez
@rayperez
Venezuela
14/10/2018
leer más   
17
14comentarios 105 lecturas versolibre karma: 144

Una prosa con amor

Lo único que tengo
es una quietud que arriesga todo,
una esperanza por un triunfo incesante,
una voluntad.

Solo me queda la delicia por vivir
esa no ha muerto, lo que muere cada día
es el segundo que sé ahora sin aliento
ese expira con cada gota en el desierto.

¿Dónde quedaron las palabras?
no sobrevivieron a un abandono,
quisieron convertir el dolor sin odio
pero unas letras no pueden amar.

De eso soy creyente y fervoroso,
por eso quiero descifrar a un pensamiento
con el más puro aroma de un sentir,
con eso me deleito sabiendo que es lo bueno.

Solo quiero meditar con mucho tiempo,
sentarme en una silla y tomar un café
sentir observando, viendo pasar las cosas tan detenidamente que pareciera que sí me importaran.

Solo quiero ver a la gente que no conozco
esa que se órbita presurosa
comprando con dinero lo que no usará,
no lo necesita para disfrutar a un bosque.

Esa gente no inventa poesía nueva, para que
no leerán un verso joven,
es mejor ver internet y sonreír en una selfie
con un rostro más que vacío.

Es la moda no existir, no escuchar
pasarse de largo y no voltear,
para eso se inventaron los momentos
esos recuerdos plásticos que nacen con un botón.

Se venden el tiempo detenido en una foto
en una miserable foto que nunca dirá nada,
no m tendremos tiempo para recordar,
ya no recuerdo lo que es hablar.

Tiempo,
juventud,
soy joven,
solo quiero una prosa con amor.

El mute
14/10/2018.
18
14comentarios 153 lecturas versolibre karma: 127

La despedida (Relato)

Al cerrar mis ojos, un momento nada mas que uno, pienso en lo pasado
Aquellos buenos días que no volverán
Polvo en el viento polvo somos y en polvo nos uniremos.
Polvo en el Viento ( Dust in the wind)
Kansas

Querida Malu
tu presencia en mi vida, en el campo del pensamiento y la emoción tiene un gran valor.
Cuando sufro, tus palabras me dan valor e inspiración para luchar.
Nadie podría impulsarme como tú, realmente, siento lo que dice tu corazón,
estoy impresionado, abrumado y realmente conmovido.
¡Lucharé como dijiste! Parece que puedo escucharte, verte,
sentirte y puedo agarrarte de las manos, con los brazos extendidos!
Estamos en el verdadero amor, nos preocupamos por ambos
nunca nos vemos; vivimos en diferentes partes del mundo
Tal vez, nosotros no podremos encontrarnos físicamente pero no importa,
estamos muy cerca uno del otro, entendemos nuestras emociones;
sufrimos los problemas del otro; compartimos las cosas que tenemos.
Debido a la gracia de Dios y al amor divino,nos sostenemos.
Estaré siempre agradecido de que sea tu amigo. No te puedo olvidar.
No estés tan preocupada, querida, pronto estaré mejor, no puedo recordar ninguna palabra
que pueda ser suficiente para hacerte un cumplido, con mucho cariño

Querida Malu
Me estoy enfermando con frecuencia y se está rompiendo mi confianza.
No lo sé, no sé, qué piensa Dios de mí; cuál es su plan.
Solo estoy siguiendo el camino que me queda.
En la práctica, no tengo opción, y me rindió querida, me rindió completamente ante ÉL.
Realmente, estamos en sus manos, no tenemos opción de lo que él desea, es nuestro destino.
Dios te bendiga cariño . Rezo por tu buena salud.

Cariño.
Te recordé muchas veces cuando estuve gravemente enfermo.
Sentí que estabas preocupada por mi salud.
Me dio dolor porque no pude informarte de mi condición.
No tengo en el hospital manera de establecer contacto contigo,
a veces me quedo ausente la mayor parte del tiempo y te extraño, te extraño.
Te extraño mucho cariño

Querida
Hoy al escucharte mis ojos se humedecen aún,
y llego a entender la verdadera esencia del amor.
Rezas por mi recuperación y siento que nuestro corazón se abraza.

Querida Malu
Hoy derramé lágrimas mientras sentía dolor, no hay nada que hacer .
No me han dejado ninguna alternativa querida, solo estoy esperando y esperando,
algunas veces el paciente se rompe; de nuevo,
mantengo mi cabeza con fuerza vital para vivir .......
la lucha continua cariño hasta que respire por última vez ...
Estoy realmente agradecido a Dios, Él me ha bendecido con la emoción que necesitamos.
Gracias querida por ser mi verdadera amiga estaré siempre agradecido de que hayas sido tú.
No te puedo olvidar estoy feliz de serlo y afortunado soy de estar cerca de mi querida amiga
la cercanía espiritual.

Mantente bien querida, se fuerte , mantén una buena salud y una mente sana.
Te amo cariño. Gracias por ser mi mejor amiga.

Giasuddin Mandal

(Mi querido amigo, murió un 14 de Octubre de 2016 víctima de cáncer de hígado.)

MMM
Malu Mora

imagen de internet
leer más   
21
14comentarios 133 lecturas relato karma: 127

El último abrazo

A esta hora que difiere de la suya,
siendo las 2:22 horas de una noche lloviente,
¡invade unas ganas por describir
el último abrazo decembrino!
Afuera patinan los neumáticos de los coches
y los búhos ululan tu nombre.

En las escaleras, uno más arriba; el otro dos abajo,
hasta que las almas llegaron a la misma dimensión.
La mirada iba para los lados,
los cachetes apretujaban las encías,
las cinturas se nivelaban a la misma altura
y el pensamiento almacenaba la grabación.
Las estalagmitas y las estalactitas
de aquellas gotas se reencontraron.

Vestidos, mientras las fibras de los jeans se manoseaban.
La barbilla se posaba sobre el hombro.
Los brazos crucificados se despegaban de los clavos de olor
y rodeaban las espaldas del ser armado.
Los labios descansaron sobre el colchón de los hombros.
Se abrían los botones de las flores
carnívoras y vegetarianas.
Definitivo abrazo asexual, para uno;
libidinoso para el otro,
con movimientos bajos en buena lid.

El corazón de la tía, latía fuerte
y se abrieron los puentes basculantes,
para que circulara el barco cargado de nostalgias.
Un instante, que duró siglos.
El tamaño era el mismo y las medidas diferentes.
Inminente fragmentación de la coraza,
la comunicación y los viaductos.

Un abrazo jurásico, zaguero, jurado entre los jueces.
Sentenciado y cumplido.
Falsetes de amor falsificados susurraban en las orejas
Un abrazo que rompe los esquemas y quema fuerte;
porque las raíces todavía se abrasan
y las semillas de los tréboles de cuatro hojas
están activas, por lo que comenzó su periodo de descanso.

Abrazó de un cactus con las espinas internas,
➖menos mal que no desarrollaron escalofríos➖
Abrazó, dado por todos los abrazos adeudados.
➖menos mal, había suficiente plata➖
Abrazos, validados para lo sucesivo: Años Nuevos y cumpleaños.

Abrazos con ánimos de repetición sólo en sueños.
Para escudarse cuando invada el miedo y los bloqueos.
Para resguardarse cuando la incertidumbre,
el silencio y la soledad aborden el tema.
Un abrazo, de esos que atraen suspiros amorfos.
Uno, que rompe los huesos
y ahora solo las hiedras sostienen el recuerdo.

Terminante abrazo...dolió un poco;
porque se presumía que sería el último,
porque adolece de inolvidable
y no puede subsanarse con otros abrazos.
Porque al escudriñar adentro,
ese abrazo se mantiene cerrado por motivos de lluvia
y las almas se amparan bajo el mismo paraguas,
en diferente planos físicos.

"Si hubiera sabido que ese sería el último abrazo,
hubiese lanzado por las escaleras los brazos".

18 de octubre de 2018.
Xhuvia922
leer más   
4
1comentarios 28 lecturas versolibre karma: 71

Suerte de coplas

Tú estabas ahí sentado y no conocías el nombre de las cosas que iban a venir, o eso pensaba yo. Realmente no teníamos consciencia de que todo llega. Éramos incautos en estos devenires. Nos creemos libres deseando, cuando sólo somos prisioneros de nuestros deseos; deseos humanos de amantes que anudan sus vidas con un lazo corredero del que más tarde o más temprano tendrán que desprenderse. Nuestros cuerpos mortales perecen. Nuestras mentes abstractas viven para siempre en el aire que algún día exhalamos y más tarde, al tiempo requerido, volvemos a inspirar.
De ti me queda el murmullo de tu aroma y lo que quise olvidar. Me queda la impronta de las noches sin dormir, para bien o para mal. No puedo dejar de pensarte y quisiera más y más de ti. A veces pienso que te escuché poco, porque a poco me saben los recuerdos y mi necesidad es otra. Mi necesidad es volver a la puerta de entrada de tu vida, a los mejores años de la mía, a tu salud o a tu enfermedad, a tu lado, a tu aventura escrita sobre la piel de mis labios.
La vida fue tan dura contigo. Tanta vitalidad fue consumiéndose como una cerilla en mis manos dejando un simulacro de ti.
Mi cabeza dolorida se castiga con los vacíos que has ido dejando. No quiero llenarlos. En esos espacios lloro, grito, pataleo y sangro gotas del amor que me has ido dando. Gotas que llueven sobre mi pelo que tanto has enredado. No quiero llenarlos.
Muchas veces quiero contarte y canto. Vivo entre coplas robadas y versos musicalizados. ¡Que acertado el refranero con sus dimes y "diretes"!: "Quién canta su mal espanta". Y así, cantando, mi alma te alcanza , me da fuerzas ante tanta asechanza que día a día me surge, y que tú, sentado ahí, hace algún tiempo ya me advertiste, y yo, sonriendo, sólo veía tu cara cuando tu razón hablaba.

Jugué y todo lo aposté
a la suerte de tu querer,
entera a ella me entregué
convencida de no perder.

Gané tanto como amé
y amé cómo si no hubiera fin,
por un amor como aquél
adicta a este juego me vi.

Pero ganar y perder
son caprichos de la suerte
y sin que pierda el querer
gana a caprichosa la muerte.

Mi suerte fue quererte
y tenerte aquí a mi lado;
mi suerte fue tenerte
pero ahora se ha acabado.

Imagen: Pintura de Marina Dieul, Francia.
5
2comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 62

Voluntad de Amor

Lágrimas de ácido
Destruyen nuestro amor
Bajando sin miseria
Hasta mi corazón.

Un dolor de cabeza
Abruma nuestros recuerdos
De aquello momentos
Que juramos amor eterno.

Sin aviso
Van parando mis latidos
Es por que sin ti
Yo siento un vacío.

Recorriendo tus labios
Me transportan al cielo
Es como volar
Sin un descenso al infierno.

Buscando un instante contigo
Finalizando nuestro destino
Pensamientos vagos
Terminando a tu lado.

Un futuro incierto
Esperando en el presente
Estaremos juntos
Cueste lo que cueste…
5
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 60

Realidad o ilusión

Mi mente se interroga
buscando una respuesta,
tu caminar es opuesta
a la verdad que me ahoga.

Donde voy sin que este
pensamiento de esperar,
no sofoque el respirar
del corazón que solo late
por la verdad.

El corazón se debate
por encontrar la verdad,
el razonar llena de tempestad
por amarte sin tenerte.

Las sombras del camino,
de sus veredas llevan a lenta agonía al corazón que lamenta
no tenerte en cada matutino.

Eres realidad o eres producto
de la fantasía de mi mente,
o eres un ilusión latente
del corazón.
leer más   
12
1comentarios 62 lecturas versolibre karma: 124

Ocaso de los ochenta

El ocaso y el mar, espacio escénico de un otoño eterno:
caminaban por la playa tomados de la mano del tiempo,
(aproximadamente como a los 80 años de edad)
mientras la memoria desdibujaba la furia de un mar platino.
Ella, mantenía su misma larga cabellera de las promesas incumplidas;
él, cargaba el mismo pantalón kaki con el ruedo recogido.

Los trapecistas de un sueño realizaban malabares
sobre las expresivas líneas imaginarias del meridiano cero,
para empezar de (a)cero y desde uno (01)
y dado el calor de la luna a medianoche,
las arrugadas marinas fueron alisadas todas
y del resultado se obtuvo uno menos uno y daba igual.

Fue en ese año bisiesto, sucesivo e inesperado.
Juntos, frente el ocaso de las cinco (05) de la tarde.
Se fue oxidando la cuerda sol que le faltaría al violín;
y al final se rompió.
Se escuchaba el último canto de los delfines azulados.

Acaecía la noche, el sol se iba arrastrando.
El mar, otorgaba menos olas y más holitas saludables.
El viento ya no jugaba al escondite;
porque nadie trató de encontrarlo nunca más:
ya no importaba si salía por el oeste o desapareciera por el norte
o si salía del confesionario como el sacerdote.

Dejaron de huir con los disfraces vampireces dentro del saco y
preferían ver películas francesas en blanco y negro todos los sábados.
En lo oscuro pintaban; en lo claro releían aquellos versos tristes.
Nunca se versaron bajo la sombra de las palmeras,
ni escribieron su nombre en la corteza del áloe vera en primavera.

Ella, recreaba sus versos sobre la arena,
cuay agua de la playa no alcanzaba.
Bordaba un te amo inmenso
con su dedal platino, para no pincharse con los erizos.
Fue restaurando letra por letra,
aquel te amo que él había arado en el pasado.
¡Cómo brillaba el anillo de compromiso
del planeta Júpiter al conocer su propuesta!

Dado el canto de una sirena,
el reloj de arena había explotado
y nació una orilla a su mar sin playa.
Podían divisar el crepúsculo con un telescopio
de bambúes sin rellenos y sin aumentos.
El mar no aparentaba estar tan molesto
y el agua se mantenía imberbe, poco crecida
y las piedras preciosas lograron despojarse de sus faldas verdes.

El mar se volvió tópico, naranja, agridulce y estrellado,
parecía que el mismo cielo se cortaba las venas
con el filo de sus nubes y se desangraba en lluvia oxigenada
sobre la herida infectada del mar abierto y hacía espumas.
Disfrutaban de ese cielo rojizo y quebrantable
y al viento lanzaron aquellos alucinógenos
prescritos para concebir el sueño y
apoyados de los bastones en flor de San José
caminaban y caminaban de una orilla a la otra orilla.
La silla se divisaba desde lejos.
Se sentaron sobre la misma piedra de los varios tropiezos
y lamieron las cicatrices que reinaban en sus rodillas.
Bajo la arena reposarían la mezcla de sus dos cenizas.

¡Era su ocaso de las cinco (05) de la tarde, único e intransferible!
Fue un flash, un disparo oportuno que la cámara del destino
accionó ante la insuficiencia de luz.
Era su playa, jarrón de sus sueños anclados, ahogados y
resucitados al único día
y subieron al cuarto del mismísimo infierno
e hicieron el ocaso sobre las escamas y entre las sabanas.

Un vía crucis exento de semáforos recorrieron;
un diadema de blandas espinas de peces muertos
que en el pensamiento lucieron.
Era su tarde, la tarde cuando las estrellas del alma enloquecían de deseos.
Era el instante de un infinito detenido en el cielo.
Era y será su ocaso breve y súbito.
El ocaso del Este, enfocado por el cielo Oeste,
visto desde la cordillera Sur.
El ocaso de un adiós en retroceso que se presenta sola una vez.
El amor solo dormía bajo las profundidades del agua, la arena y el cielo.
leer más   
8
2comentarios 31 lecturas relato karma: 107

Ya No Tengo Miedo

No me rendiré nunca mas,
Ya lamente tantas cosas en mi vida
Como confiar en gente que nunca le importe
A gente que solo busco quebrantarme igual que ellos
En vez de darle un giro a la historia y volverla polvo junto al viento
Siempre me han callado por lo que pienso

O por lo que soy, deje atrás aquella visión moribunda de mi
Aleje muy lejos las cosas que me marcaron
Deje de lamentarme y desquitarme con la pared
Ya no trato de llenar un vació que se desborda en un vaso de vidrio

Trato de dejar de sentirme
Que no puedo porque yo si puedo
No dejare que nadie me arrebate mis sueños
Tire al abismo el odio y el remordimiento
No pienso sucumbir al egoísmo

Que cegaron aquellas personas
Que alguna ves me odiaron
Porque ya no siento rencor
Y por mas que me hicieran mucho

Daño jamas pudieron quebrantar con sus palabras
Este muro de acero
Ya no me podrán hacer daño porque no importa
Los olvide los guarde en la caja de Pandora junto con
mis errores, mis temores, los tan anunciados quiero amigos
Nunca podrán decirme que tengo miedo
Y humillarme una vez mas porque me he vuelto mas fuerte
Con el mismísimo tiempo
Ninguno ya podrá decirme que soy un don nadie
Porque yo si soy alguien
Por mas que sea diferente en mi personalidad y pensamientos

Porque aprendí que tengo que recordar siempre ser yo mismo
Que ser una simple copia de los demás.
De ser la sombra de alguien mas
Y callar cuando me digan una vez mas que soy un peso mas en este mundo

Jamas cambies por el egocentrismo de los demás.
Jamas te mires al espejo te des asco
Ya no te crucifiques por ser igual a ellos
sino te aprecian por lo que eres es por que no te valoran

Porque eres mas especial de lo que tu crees
Que eres.
Deja de tener miedo,
Levanta ven toma de la mano
Del destino que te espera con brazos abiertos

Mientras tu mejoras y dejas a los demás que se traguen sus palabras,
Deja que el pasado quede pisado con la alfombra de la grandeza,
Por la única razón que no importa cuanto daño te hicieron
Porque una vez que te curas de sus atenuante gritos, golpes y heridas.
Te volverás mas fuerte y ellos serán los débiles leones
Molestos que creen que pueden quitarse su rabia contigo
Enséñales cuando te caigas y te levantes,
Demuéstrales
Que tu ya no tienes miedo.

El miedo no es mas que la representación misma de tus recuerdos, y una vez que dejas de sentir miedo puedes lograr mucho mas que las personas que te hirieron. es por eso que no vivas con miedo sigue al destino que el sabe mejor que tu seras mas grande que aquellos que solo te hacían daño y te causaban dolor, aprecia quien eres y nunca trates de cambiar por nadie.
leer más   
15
7comentarios 80 lecturas versolibre karma: 114

Una noche

Una noche donde solo la luna podía vernos

Una noche donde las penas mataban mis versos

Una noche donde vi el cielo a través del infierno de tu cuerpo

Una noche donde me forje amante del fuego de tus besos

Tengo sed eterna de los mismo

Te hago mil veces mía en mis pensamientos

Marcaste mi piel con tu deseo y me hiciste amante de lo prohibido con el infierno de tu cuerpo.
leer más   
3
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 32

me encuentro el amor

Cobarde soy, si me niego a sentir, a imaginar que mi corazón late, y callar,recordandole que no eres para mi, que eres ese amor prohibido que debo ocultar, eres aquel que hizo florecer sentimientos en mi, aquel que tocó mi alma con tan solo una mirada ,esa mirada que aun sigo viendo al cerrar mis ojos al dormir ,aquella caricia rozando mi piel que dejaste como un sello que no puedo quitar, y ese perfume que se impregno en mi cuerpo recordandome todos los días que mi corazón,mis pensamientos y mi amor,siempre te van a pertenecer a ti porque eres y seras mi primer amor. Aun recuerdo esa noche, cuando me diste el primer beso , todo fue perfecto a al menos eso pensaba yo, no sabía que las estrellas podían decidir nuestro futuro , eso lo aprendi de ti, a entender más allá de nosotros mismos , que existe una "magia" que puede decidir entre dos almas gemelas o mejor dicho entre dos polos opuestos, sí se atraen o solo compartirán esa electricidad con tan solo un choque de miradas, las cuales conectamos esa noche, se sintió como nuestros corazones eran uno solo, pero todo fue desvaneciendo a medida que nuestros labios se separaban y entendí que solo éramos eso, dos polos opuestos sin electricidad,sin fuerza de atracción. Ahi empece a ser cobarde, a callar lo que verdaderamente sentía mi corazón y aun me sigo preguntando ¿porqué mi sentimientos se ocultan cuando mi cerebro empieza hablar? y me respondí a mi misma, muchas veces para no equivocarnos en el amor, para no sufrir, nos cuestionamos lo que sentimos y el cerebro entra ahí en ese momento en el cual nos paralizamos ya que comenzamos a pensar lo que vamos a decir y eso no es el amor, el amor es algo que nunca planeamos y que solo llega y ahí decidimos si lo dejamos entrar o solo que pase, porque aprendí, que SENTIR,es vivir sin miedos sin ataduras y así poder encontrar el AMOR.
leer más   
3
2comentarios 22 lecturas versolibre karma: 46

Escribir a Contracorriente

No se puede escribir sin que no duela
sin que no arda el pecho al juntar las letras
sin que no sangre el alma cuando
se hace poesía.

No se puede versar sin que no te estruje
el papel, sin que se vuelva sentimiento
aquel pensamiento que no nos dejo
dormir.

No se puede escribir y prentender que todo
va estar bien porque se habla de amor
el dolor no se cura con rimas.

No se puede escribir cuando se tiene todo
precisamente se escribe cuando falta algo
o al menos así me pasa a mí.

Existe un espacio vacío que no se llena con palabras
con versos, con frases
ese espacio se escribe, se borra y se vuelve a escribir
tanta veces sean necesarias.

No se puede escribir sin sentir, sin vivir, sin llorar
porque escribir duele, pero vale la pena.
26
17comentarios 88 lecturas versolibre karma: 132

Autista loco

Gotean en la ventana las sombras
de otro triste día que se va
en la penumbra de tu ausencia

cada día un eslabón de la cadena
de mi larga y triste soledad
con el orín y mugre que chorrea.

Autista loco soy para este mundo.
Mundo rancio lleno de miserias
que con el zumo de cada verso ahúmo.

¿Pero dónde busco las aladas mariposas
para trocar las sucias miasmas en belleza?
¿Me lo dirías tu con tus versos de poeta?

En la bondad que el pensamiento escoja
que todo ser en su alma encierra
.
leer más   
16
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 139

A veces

A veces nos olvidamos
de dónde venimos;
hacia dónde vamos.
Como si la vida fuera tan intensa,
tan larga, tan tremenda.
Y mira que nos parece eterna.
Nos pasamos la vida
pensando en unos ojos bonitos
en una sonrisa fresca,
en una mañana de octubre
con sabor a gloria
y hojas caídas en la ventana.

A veces tenemos que pararnos.
Sentir el viento en la espalda
y desnudos de alma y cuerpo
visitar nuevos atardeceres;
recorrer la vía láctea entre sus piernas
y ver las estrellas fundirse en tus pupilas.

A veces nos da vértigo la vida,
y mirar desde tan alto
nos hace recordar lo pequeños que somos
en un mundo de gigantes.
Seguimos queriendo conquista banderas
y nos resignamos a soñar con el cielo
porque nunca podremos tocarlo.

A veces nos olvidamos
de dónde venimos,
hacia dónde vamos.
De pararnos y desnudar nuestra alma
y nuestro cuerpo en una azotea regia
aunque nos dé vertigo la vida.
Aunque prefiero temer a la vida
a temer al inconformismo;
a decir palabras en vano
a querer(te) en silencio;
a pensar que el día se acaba
cuando el sol desaparece en el horizonte.
Porque somos mucho más que eso.

Somos un pasado, un presente;
un quizás bañado de café,
azufre en las venas cargado de recuerdos.
Miradas bonitas y miradas amargas,
caramelos de esperanza y vientos de poniente.
Somos lo que nunca fuimos, lo que nunca seremos y lo que siempre soñamos.
Somos el estándar menos establecido.
Somos, y seremos, aquello que olvidamos
que habíamos olvidado.
leer más   
15
3comentarios 55 lecturas versolibre karma: 122
« anterior1234550