Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1144, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Ya lo sé...

Ya lo se, que estas dormida

Ya lo sé, que sueñas y que tú frágil cuerpo vestido con esa prenda floja que arrulla tu sueño y vela tu aroma, son el motivo de este bello presente que llamó mi sentir.

Ya lo sé, que cuando duermes tu alma viaja a un paraíso y en ocasiones choca con mis propios deseos de tenerte entre mis brazos, entre mi colchón, bajo mis sábanas.

Ya lo sé, que tu ausencia me mata, pero lento...
Despacito, casi tentando al placer invitandome al placebo que provoca tu fantasma que vaga por el recuerdo de mis memorias, de mis sonrisas dibujadas por intangible aroma de mujer, por las perlas que se esconden tras tus labios .

Ya lo sé, que dormida estás, y al estarlo,
en algún punto...
coincidimos en nuestros latidos, en nuestro respirar

Ya lo sé...
Que mañana será lo primero que pienso, y en lo que pensaré el resto de mi día,
Hasta encontrarte de nuevo en mis sueños en mis fantasías...

Ya lo sé...
Ya lo sé, que estás Dormida
Y aún sin embargo que contigo, sin ti y a pesar de ti...
Te sigo amando
leer más   
1
sin comentarios 7 lecturas prosapoetica karma: 6

Amor invencible ® ©

No hay distancia,
fronteras ni sombras,
pasadas o presentes,
ni mil inviernos juntos,
podrían apagar,
la llama de mi amor,
por ti, mi niña.

Carlos Luis Molina Lara
10
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 118

Del viejo mar...

Entre cúspide y nexo una luna en cumbre
se derrama como aceite de olivo en pastas
como cera en la eterna certidumbre,
una presente nocturna deja infinitas charlas castas.

Sabia hoja anuncia su llegada en verso
dos sombras tintan en salsas
dan entrada de aquello llamado universo
sin duda alguna nos cubría las almas.

Un pan con ajonjolí en grano
nos viste el paladar
una mirada con geometría del viejo mar
nos honra el lunar en mano.

El viento dado
a favor del vino tinto
nos ha acompañado
en mínimos placeres de lo distinto.

Como no creer en el paraíso
si los olores y aromas
nos cantan al oído
con cítaras y arpas.


Mykonos
12 Octubre 2018
21:10 horas.
4
3comentarios 22 lecturas versolibre karma: 57

El mágico violín de Malikian

Con delicadeza y perseverancia consiguió tejer junto a las notas musicales, una corriente de empatía que se trasmitía desde la tenue luz del escenario. Nada ni nadie se movía. Hasta el oxígeno se tornaba pesado y la respiración quedaba suspendida dentro del Alma. Girando y girando sobre sí mismo, rasgaba con su arco un recuerdo que iba despertando de entre las cuerdas de su violín. El sonido de las sirenas llamaba al refugio, alertando una vez más a la familia en el hogar. Envolvente espiral anunciando desastres, dolor y quizá la muerte, se hizo presente y pesó en el aire.



Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/10/14/escribe-tu-relato-de-octubre-iii-la-canta
18
15comentarios 98 lecturas relato karma: 150

Luna de guadañas

Una noche me sonrió la Luna blanca.

Desde su cara oculta
oculta sentí la invitación de la guadaña,
el brillo atrayente de su plata
esperando afilada para mi,
predispuesta entre las sombras
a responder con sus rescoldos de violencia.

Guardé en la gruta de mis dudas su pregunta.

Me respondió la voz que suena
bajo el umbral de mis portales,
la que pronuncia el nombre
de los amaneceres en mi almohada solitaria,
aquélla que le grita en su enojo y su cariño
al alma grande de hombre pequeño
que aún no concebía en mí.

De su furia nació la persistencia
de nombrarme como soy,
humano aprendiz de las memorias rotas,
tránsfuga de mis cadenas.

Yerto he sido en las pasiones,
intenso e huidizo,
mil veces arrogante,
triste he sido para afrontar mis huellas,
mis surcos en labradíos inconclusos,
pero ahora sé que amo,
aunque entre tantos juegos
haya calcinado otros tantos sueños.

Ahora sé que no me iré,
aún no ha llegado el día de partir
de esta Tierra que pretendo
asaltar con mis pasos peregrinos.

Me esperan las pisadas del silencio
de mis temores y terrores fríos
pero al tiempo la fe
para transformarme en cuerpo fiel
que apriete los dientes y las manos
cuando el miedo los asalte,
me espera la vida completa con sus letras,
con mis versos no nacidos,
guardados en estancias de mi alma.

Queda tanto por contarme,
por contarte,
por contaros…,
tanto como el tiempo de todos los abriles
que han de florecer de nuevo,
queda el llanto que me espera
cuando no me escuche,
cuando no te escuche,
cuando me extrañe y te extrañe,
pero haré que se desplace esta montaña,
rígida roca que me linda,
hasta renacer en la cordura
de olvidar el pensamiento
y crecer en los incendios del ser pleno.

Pleno ser,
habitante en instantes de sus lágrimas,
de la lluvia que de mí brote,
necesaria redención de sal y de cristales,
plena vida,
deseada en el contraste de los mundos,
aceptada en mi sonrisa,
en tu sonrisa,
en la risa que a todos nos escueza
como patria completa de hermandades.

Arrancaré la corona de espinas
que yo mismo clavé sobre mi cráneo
en algún día de mi infancia nómada,
sangraré por mi costado,
abierto el corazón,
perdonando y perdonado,
honraré mi pasado y mi presente,
mi sentir, el tuyo,
el nuestro.

Seré amante desde este fuego intenso
que me roce,
que nos roce y que nos sane
transformado a través de la palabra nueva
que prometo pronunciarme
y pronunciarte.

Amar, amarme,
amarte,
conducir en mis mareas este barco,
dejar de naufragar en mi desidia,
abarcar en la mirada la piedad,
la comprensión de tu fuerza y de la mía,
gritar, llorar, reírnos,
habitantes de esta huerta
que adivinan la cosecha
de los frutos que han sembrado.
leer más   
11
8comentarios 76 lecturas versolibre karma: 132

Mi pluma

A quién escribe mi pluma?
A nadie en cuestión.
Las palabras que ella escribe
las dicta mi corazón.
Me inspira la vida y, cómo no, el amor .
Las historias vividas
y otras de las que soy espectador.
Sin una pauta marcada ,
ni rima,ni numeración,
van saliendo las letras de su rincón.
Unas hablan de tristezas
otras de ilusión,
de mi casa, mi familia,
de la vida alrededor.
Mi pluma es mi terapia
y las palabras el doctor.
Tú que me lees mi medicina,
mi cura y solución.
Aquí te presento a mi pluma..
Pluma aquí un lector.

MI PLUMA.
Pilar José ⚘⚘⚘⚘
leer más   
14
9comentarios 71 lecturas versolibre karma: 142

Quisiera olvidarte ( Soneto con estrambote)

Yo quisiera olvidarte vida mía,

arrancarte a pedazos de mi mente,

y braceo sin ti, a contracorriente,

pues vives en mi pecho todavía.


Ni alejándome yo te olvidaría,

estás en mi rocío diariamente;

y no puedo borrarte, ¡es evidente!

¿Qué embeleso mi amado lanzaría?


Sometida al volcán de tus encantos

y rendida a las llamas de tus besos,

yo me dejo llevar por tu dulzura.


Adelgazas mis penas y mis llantos,

son tan indispensable tus excesos,

¡Yo no puedo olvidarte mi ternura!


No olvido tu figura,

a fuego estas grabado en mi memoria,

tu amor es mi presente y no mi historia.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
17
8comentarios 77 lecturas versolibre karma: 133

Las hojas al final del tallo

Medio sueño, dos almohadas,
un lamento, y te he dejado.
Un respeto por las hadas
a las que lloré tu nombre.

En la piel ya no se esconde,
sino grabado debajo,
dos mil besos y un regalo
del infiel cajón del mueble.

A ocho millas del presente,
no retengo lo que hay,
ahora duermo de costado,
cierro puertas al entrar.

El amor siempre es cotilla,
sabedor que hay dos en la
rama par de cada vida
de esta sagrada familia.
leer más   
13
10comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 117

!!!Te recuerdo¡¡¡

Te recuerdo...
entre canciones y sueños
te recuerdo...

Plasmaste en mi
la esencia del amor
te presentaste un dia
llena de ti y vacía de mi
y yo lleno de mi sin ti

Me enseñaste amar
no lo puedo negar
entre canciones y sueños...
___Te recuerdo___

Ahora que hago...
si muero sin tenerte
recordando tu silueta
en aquella cama
adornada por tí

___Te amé__
no lo puedo negar
y ahora sin tenerte
te amo aún más...
Dime...
aunque no puedas
que me amaste... de verdad

____Te recuerdo___
entre canciones y sueños
te recuerdo.

Si mi llanto fuese de oro
dueña serías
de un tesoro
lleno de lagrimas de oro

Te recuerdo
aunque se que es un imposible
volver el tiempo atrás
quisiera verte
para solo contemplarte
y en efímeros sueños
volver a amarte

Tu recuerdo me atormenta
no porque te hayas ido
sino porque...
el que me he ido
he sido yo...
de mi mismo

Ya no vivo en mi
pero tu recuerdo...
tu recuerdo permanece
incrustado en mi interior

Quiero llorar...
sí... quiero llorar
no para olvidarte
sino...
para recordarte siempre

Un dia te alejaste
llena de ti y llena de mi
y yo quede...
Vacío de mi y sin ti.

Te recuerdo...
entre canciones y sueños
te recuerdo...


Pablo J. Aguilera G.
leer más   
10
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 131

Renacer

Renace mi alma entre sus recuerdos guardados
en su baúl vacío de voces y viento, y tan lleno de sombras y silencios
donde nos refugiamos del amor, ése que el tiempo sin preguntar se llevo…

Y renace muerta de frío, sedienta de abrazos, con hambre de besos
esos, que guardé conmigo en un mismo recuerdo para mi soledad…

Y en mi desnudo de ahora, respiro en presente
vistiendo metáforas ausentes, aún sin abrir los ojos,
y deje entrar al fin la luz que ilumine un futuro
y me puede ver sonriendo, en él…


soundcloud.com/lola-bracco/renace (Lola)
.
18
4comentarios 52 lecturas versolibre karma: 117

Lunártico

Real,
quisiste ser
real.
Preguntar
a las
respuestas el por qué
de su existencia.
Buscar las huellas
del hombre en tus lunas
y trazar un mapa
(lunártico)
con las manchas de café
impregnadas en tu piel
para recordarle a tu astronauta
que el camino de vuelta
a casa
solo era posible
si pasaba entre tus
sábanas.
Quitarte el
abrigo de piel
para ver el
recorrido de tus
venas.
Enredarlas
y
cruzarlas
cómo destinos sin
nombre,
formando nudos
más fuertes que
los que se forman
en tu garganta cuando
tus planetas
llueven.
Apagar las luces
y observar
tu cuerpo,
el neón de tu sangre
y la oscuridad de sus nudos,
una pobre
imitación
de los agujeros
negros;
observar el brillar
de tus
átomos,
creyéndose más importante
que las estrellas que reinan
el cielo
y cumplen promesas y
deseos.
Real,
quisiste ser
real.
Todo lo real
que era imaginar
que eras el universo
en su forma carnal,
que tus carreteras
infinitas
y tus nebulosas
sin pintar
eran suficientes
para satisfacer
a la joven
eternidad.
Sí, quisiste
ser real,
pero descubriste
que estás forjada
del pecado
original,
que tus átomos no son
estrellas, sino historias
de vidas pasadas
sin contar.
Viste las
cartas sobre la mesa,
tu pasado,
tu presente y
tu futuro;
lo que fue,
lo que es y
el qué dirán.
Viste que tu sangre
no era real,
no era inmortal,
aquellos nudos
apenas se podían desatar.
Este es el final, has jugado
a ser universo
en el grano de arena
más pequeño del
multiverso.
Buscaste canciones
que siguiesen el compás
de los latidos de tu corazón,
pero encontraste sonidos
sin melodía y canciones sin voz
que se convertían en el eco
de toda una generación.
Buscaste poemas con rimas
capaces de hacer girar
el mundo
a su inversa,
pero encontraste palabras
vacías
y
arritmicas
que se desvanecían
a ser contadas, como
polvo y cenizas.
Buscaste pinturas que
pudiesen explicarte
las historias de los fantasmas
del pasado,
pero encontraste cuadros
llenos de formas
inconexas
y colores sin pulso
con nada que decir
y poco que callar.
Buscaste sentimientos
que pudieses abrazar,
pensamientos
que puedieses colgar en
tu pared
y atrevimientos
que pudieses enmarcar,
pero nada resultó
ser tan real
como para atraparlo
entre tus dedos.
No había alma
que salvar,
cielo o infierno
al que acudir.
Buscaste por
puertas de salida
bajo las piedras
y en todos
los rincones
que se atrevían
a ofrecerte algo,
buscaste soluciones
a problemas que aún
no se habían
creado.
Encontraste dos vías
de escape.
Sentir tristeza
por no ser
todo lo que tu mundo
quiso tener
o no sentir nada
y silenciar tus sentimientos
durante un mes,
una semana
o un año.
Real,
elegiste ser
real
y sentir.
Porque por
muy desgarrador
que el sentimiento
pueda llegar a ser
es mejor sentir algo
que no sentir nada
y
desaparecer.
2
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 30

Por el sofrenar ultrajante... (Experimental neosurrealista)

POR EL SOFRENAR ULTRAJANTE
( Texto Experimental Neosurrealista )

Todo está en la memoria
del aire que desteje
la lluvia del olvido
gotas de fuego, hielo, sangre,
en la frente del mar meciendo
al bosque de polvo y vidrio...

Como el misterioso brillo de unas setas invade al aire,
al adornarlo con abalorios de concha, que la senda,
triste riega, con el llanto de las cuerdas del suspiro ligero,
vibrante por su faz serena, con los pies de terciopelo,
mirando al cielo, cariñoso, dócil, un arroyo voluptuoso,
que los mínimos obstáculos allana, con las fibras del amor,
en las flores peregrinas, dónde los colores palidecen...
Luego de haber salido del futuro, y sin dejar un sucesor
en el pasado, al recortar las siluetas contra el horizonte,
que dejan al sol negro, llorando lágrimas de luz inútil...

¿ Porqué, porqué ?

¡Porque tanto las aves como los peces, tienen un campo
visual mayor que el hombre, que de no atenderse a un
tiempo justo, puede dar por resultado la ceguera total !

Porqué...
Todo vuela junto al tiempo
futuro arrastrado por el pasado
presente sin substancia
constante, continuo, continente,
del hallazgo herencia huérfana,
¡ Del desierto incapaz de ser arena...Sólo !...

Por
el
sofrenar
ultrajante... Del sistema de arrendamientos del pensamiento,
y de los préstamos de sentimientos, con las películas de sexo
y sangre, con los besos marmóreos, y el remordimiento de las
sonrisas vibrantes, con la consciencia indigente, desnuda y
sembrada, indefensa, en el subsuelo del fértil olvido pagado...
A pesar de lo que opinaran los huesos, y los huecos hogares
del polvo disperso, del mar sudoroso, de las lágrimas ahogadas.

¡Ningún sofrenar es más cruel!
¡Qué del inmenso mal, hacer un olvido infinito!
Haciendo de las serpientes palomas, y de los escorpiones corderos.

En la verde música dulce
del metal de los violines
azules los rayos se esconden
de la blancura silencia de nieve
en el corazón del tímido fuego
por el alma secreta del vacío...

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


POST DATA:
Información útil es...

eduardosuarez.net/index.php/5c/periodos-artisticos/item/13-neo-surreal
También...
es.wikipedia.org/wiki/Surrealismo
leer más   
15
8comentarios 88 lecturas versolibre karma: 141

Vive

La pasión por la vida, debe ser incólume y evidente, no importa lo que se viva, si la felicidad permanece.
Vivir no es una condición, que se cumple cuando amanece, se cumple con la emoción, de un jardín cuando florece, poniendo su colorido, a la ingratitud y a la suerte.
Vivir te hace feliz, si lo llevas en tu mente, si lo llevas en la sangre, en tus ojos relucientes.
Se feliz por donde vayas, vive aquí en el presente, que no importe lo que pase, ni lo que diga la gente.
PM 11-10-2018
leer más   
17
5comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 145

Nostalgia

Vieja nostalgia aguerrida
vuelve gritando a mi mente,
y herida de amor, demente
con la conciencia partida,
convulsa entre verso y vida
sigue tu ausencia presente,
tu rima sorda, insistente
entre mil voces perdida.

No hay, amor, desde tu ausencia,
respuestas a mi dolor
ni reposo ni paciencia
en mis noches de indolencia
negras sin tu calor,
heladas sin tu presencia.
leer más   
15
5comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 135

el pasado, saberlo puede costar el futuro

Tú, un ángulo, un punto de vista,
lo desaparecido se proyecta
en la sombra de la fotografía,

es el arte del recuerdo, la luz
que sobrevive al cuerpo,

en esta casa ya no hay alma,
miro tu fotografía, pasos mis dedos
sobre tus cabellos de desfalleciente plata,

me cubre una llovizna seca y silenciosa

no era verdad que habría tiempo,
nunca quise ese final para estos ojos,
tu nombre se ha perdido, lo ha
desmantelado el tiempo a lo indeterminado

todo tiempo es esqueleto, se repite
en lo putrefacto, tu fotografía
está tratando de incendiar mi presente.

¿qué es eso abuelo?

una mariposa dormía sobre el geranio,
la cajita desprendía olor a sándalo,
tenía la tapa tallada, un nudo,

¿qué guardas ahí abuelo?

el pasado, olvídalo, saberlo
puede costar el futuro,


de eso, ha pasado tanto tiempo,
y aún así ninguno sabe nada del otro,

la fotografía nos da un recuerdo no vivido.

/
leer más   
16
15comentarios 113 lecturas versolibre karma: 120

Voluntad de Amor

Lágrimas de ácido
Destruyen nuestro amor
Bajando sin miseria
Hasta mi corazón.

Un dolor de cabeza
Abruma nuestros recuerdos
De aquello momentos
Que juramos amor eterno.

Sin aviso
Van parando mis latidos
Es por que sin ti
Yo siento un vacío.

Recorriendo tus labios
Me transportan al cielo
Es como volar
Sin un descenso al infierno.

Buscando un instante contigo
Finalizando nuestro destino
Pensamientos vagos
Terminando a tu lado.

Un futuro incierto
Esperando en el presente
Estaremos juntos
Cueste lo que cueste…
5
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 60

Ocaso de los ochenta

El ocaso y el mar, espacio escénico de un otoño eterno:
caminaban por la playa tomados de la mano del tiempo,
(aproximadamente como a los 80 años de edad)
mientras la memoria desdibujaba la furia de un mar platino.
Ella, mantenía su misma larga cabellera de las promesas incumplidas;
él, cargaba el mismo pantalón kaki con el ruedo recogido.

Los trapecistas de un sueño realizaban malabares
sobre las expresivas líneas imaginarias del meridiano cero,
para empezar de (a)cero y desde uno (01)
y dado el calor de la luna a medianoche,
las arrugadas marinas fueron alisadas todas
y del resultado se obtuvo uno menos uno y daba igual.

Fue en ese año bisiesto, sucesivo e inesperado.
Juntos, frente el ocaso de las cinco (05) de la tarde.
Se fue oxidando la cuerda sol que le faltaría al violín;
y al final se rompió.
Se escuchaba el último canto de los delfines azulados.

Acaecía la noche, el sol se iba arrastrando.
El mar, otorgaba menos olas y más holitas saludables.
El viento ya no jugaba al escondite;
porque nadie trató de encontrarlo nunca más:
ya no importaba si salía por el oeste o desapareciera por el norte
o si salía del confesionario como el sacerdote.

Dejaron de huir con los disfraces vampireces dentro del saco y
preferían ver películas francesas en blanco y negro todos los sábados.
En lo oscuro pintaban; en lo claro releían aquellos versos tristes.
Nunca se versaron bajo la sombra de las palmeras,
ni escribieron su nombre en la corteza del áloe vera en primavera.

Ella, recreaba sus versos sobre la arena,
cuay agua de la playa no alcanzaba.
Bordaba un te amo inmenso
con su dedal platino, para no pincharse con los erizos.
Fue restaurando letra por letra,
aquel te amo que él había arado en el pasado.
¡Cómo brillaba el anillo de compromiso
del planeta Júpiter al conocer su propuesta!

Dado el canto de una sirena,
el reloj de arena había explotado
y nació una orilla a su mar sin playa.
Podían divisar el crepúsculo con un telescopio
de bambúes sin rellenos y sin aumentos.
El mar no aparentaba estar tan molesto
y el agua se mantenía imberbe, poco crecida
y las piedras preciosas lograron despojarse de sus faldas verdes.

El mar se volvió tópico, naranja, agridulce y estrellado,
parecía que el mismo cielo se cortaba las venas
con el filo de sus nubes y se desangraba en lluvia oxigenada
sobre la herida infectada del mar abierto y hacía espumas.
Disfrutaban de ese cielo rojizo y quebrantable
y al viento lanzaron aquellos alucinógenos
prescritos para concebir el sueño y
apoyados de los bastones en flor de San José
caminaban y caminaban de una orilla a la otra orilla.
La silla se divisaba desde lejos.
Se sentaron sobre la misma piedra de los varios tropiezos
y lamieron las cicatrices que reinaban en sus rodillas.
Bajo la arena reposarían la mezcla de sus dos cenizas.

¡Era su ocaso de las cinco (05) de la tarde, único e intransferible!
Fue un flash, un disparo oportuno que la cámara del destino
accionó ante la insuficiencia de luz.
Era su playa, jarrón de sus sueños anclados, ahogados y
resucitados al único día
y subieron al cuarto del mismísimo infierno
e hicieron el ocaso sobre las escamas y entre las sabanas.

Un vía crucis exento de semáforos recorrieron;
un diadema de blandas espinas de peces muertos
que en el pensamiento lucieron.
Era su tarde, la tarde cuando las estrellas del alma enloquecían de deseos.
Era el instante de un infinito detenido en el cielo.
Era y será su ocaso breve y súbito.
El ocaso del Este, enfocado por el cielo Oeste,
visto desde la cordillera Sur.
El ocaso de un adiós en retroceso que se presenta sola una vez.
El amor solo dormía bajo las profundidades del agua, la arena y el cielo.
leer más   
8
2comentarios 31 lecturas relato karma: 107

Te capturo en letras

Me gustan tus fotos. Sin mesura las veo.
Me gusta tu cara, eres hermosa aunque salgas con un "no es cierto" que esconde una certeza interna de que así es y lo sabes.

Disfruto de tu belleza. Es una belleza urbana única, atractiva que se desborda hacia todas sus formas en tu cuerpo, y que son precisas; perfectas para tus veintitantos y que te hacen tan singular en medio de lo plural. Una belleza que pone de buenas, que hace que uno diga que la vida es bella.

Portas una belleza con personalidad que resalta de entre los demás asistentes en tus fotos, y que es capaz de robar el foco de la imagen y que hace uno que diga: "los extras salidos a cuadro quedan fuera".

Me gustan tus piernas, son bonitas, pero más bonita es tu nariz. Aunque tú no eres de las mujeres que necesitan exhibirse para no pasar desapercibida, tu luz te hace presente a donde llegues.

Sé que sabes a mujer de veintitantos y a sueños todavía de adolescente consumada que se niega tan natural a ser mujer adulta y eso le pone más magia a tus fotos.

Te puedo oler desde Instagram a una fragancia dulzona y fresca. También hueles a dudas, historias de pasillo mal contadas, tragedias y galletas de vainilla.

Solo quiero que sepas por qué disfruto tus fotos y que siento al verlas. No es una declaración de sentimientos, es creación literaria, percepción estética: como disfrutas ver las formas del David de Miguel Ángel, un atardecer en el mar de Cortéz; o una ensalada fresca, astringente y acentuada a mediterráneo con carne a la parrilla y un vino tinto suave .

Estas letras son para que sepas que proyectas cosas buenas, únicas; sentimientos muy por encima de lascivia, placer y morbo. Que inspiras a la creación de artes como musa. Admirarte es admirar la belleza de un alma que sabes que no es merecedora de vulgaridades, sino de perpetuarle en las letras, como un homenaje a su femenidad y belleza.
leer más   
5
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 70

La distancia

Segundos que se alargan al sentir que el alma se conecta con cada parte de tu cuerpo. Como espacio entre un cálido vibrar y el frío del viento cuando avecina una tormenta; el clímax, agitado respirar que enloquece los sentidos. Una ola que vuelca y nos arrastra al éxtasis interminable que eriza poco a poco cada rincón inexplorado.

El otoño es testigo del suceso, las hojas rompen el silencio. A que equivale la distancia cuando se revela frente a frente para coincidir en un aroma matizado de dulzura, plagado de placer que se tatúa en la piel.

El calor que recorre nuestros cuerpos, acorta la distancia entre el brillo de tus ojos y los míos. Un susurro que denota la ansiedad. Lo inefable se presenta ante los dos, los tonos de piel se mezclan en un ir y venir desmedido entre seres compatibles la expresión más radical; un solo uno que se forma entre los dos.

Un más dos conjugado de un más uno que camina de la mano resultado de un destello de miradas; la divina serendipia, que destierra lobreguez arribando luz intensa que refleja las siluetas fundidas, inmersas entre el placer de un te amo, de un te quiero, un te extraño que trasciende al infinito.

Ha dejado de existir la distancia, no hay espacios, hueco alguno. Crecen hojas primavera, las recoge nuestro otoño. Hoy convergen estaciones en profundo sueño hemos caído, al hacerlo, dos palabras un sigilo; Te amo.



WilyHache ®

11 de octubre 2018
10
5comentarios 106 lecturas prosapoetica karma: 93

tal vez

vivo huyendo
para que mi vida
no sea una mentira
escrita en un guion
y yo sea su títere

y aunque tal vez
no la sientes diferente
a las otras vidas

voy buscando riqueza
en un amor
voy andando en mi presente
mostrado una sonrisa
con errores anteriores
y felicidades futuras

voy escribiendo para no olvidar
sino para recordar
miradas,besos, abrazos y golpes

voy con mis sentidos afinados
por si escucho su nombre
por si siento su presencia
por si el olor de su cuerpo me alcanza

y por si acaso tal vez la encuentre
voy afinando
las palabras que atesora mi corazón
y aprendiendo como amarte
por cada instante
con besos abrazarte
y caricias adorarte.

tal vez si
o tal vez claro que si
leer más   
15
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 118
« anterior1234550