Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 487, tiempo total: 0.004 segundos rss2

La historia de la vida

La vida es una historia, una jamas contada
que quede claro es una historia
no un cuento de hadas

En esta historia altos y bajos habrá
y como termina, de ti dependerá

No hay hadas madrinas que hacen los sueños realidad
ni tres deseos que los problemas resolverán
y los buenos no siempre ganaran

De esta historia aun no hay final
continua y seguirá

Y si te preguntas como terminara
eso del escritor dependerá

Yo escribo mi historia
Yo vivo mi vida
Yo decido como termina
leer más   
13
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 111

Objetivización de lo invisible

No creas que la imagen tuya se ha ido de parranda:
simplemente se ha dormido con la esperanza cansada.

Un día, ¿madrugador?, estaba físicamente vivo
(pero aún estaba dormido),
y mi piel tenía espacios de preguntas,
no sabía si tenía que reírse o irse con las malas juntas.

El cuerpo sentía vida, pero solo se movía
cuando creía que la tierra estaba dormida.

Es cosa distinta cuando te veo:
quiero contarte ríos y seguirte con enredos aunque ya no te creo.

Pienso,
"el Estado es un viejito rico, cacreco, que come como un cerdo".

Y vos, que no te agrada la tristeza de las pequeñas almas (¿necesarias?),
irradias una justicia de dolor compartida y me encantas,
y no creo que sea el problema de tu credo.

Yo soy seguidor de tu abuela anarca,
la primera Lyra o la Emma triste que arranca la trampa de la inhibición
de las verdaderas fuerzas de la revolución.

(La misma que llevó hasta la infinitud aquella conversación)

¿Acaso no volcamos los mismos carros?
¿No estamos juntos riéndonos de los curules de payasos?
¿Acaso no tenés ganas de la fusión de las teorías sombrías
sin aquellos pasos?

Hoy que sigo las andanzas de los ausentes labios candentes,
creo que hace falta unas cuantas crónicas decadentes,
quiero tocarte el reloj y atrasarte hasta donde sientes,
para ver cuando mientes sobre lo que quieres.

Yo cuestiono toda idea segura sobre el inmenso pasado,
más aún si esta idea la inventó el pesado muro de los falsos pecados.


La hija del cerdo, la burguesía, no quería que la ira
tocara las puertas de tu manía de tirarme, sin cuantía,
lo que yo ya supuestamente temía.

Eso generaría la quiebra de la rutina.

Esta imagen tuya se borra cuando olvido esperar por la tristeza,
cuando el paso de un estado otro es pura fineza.

Es el tiempo convirtiéndose en reloj, es su tiempo.

Es pasarse a si mismo por inadvertido
(y el espejo se apaga a si mismo en el reflejo).

Ya no puedo esperar en la finitud de tu existencia
quiero idealizarte en la frecuencia de mi ausencia.

Estas ahí sintiendo el vacío del tiempo pausado,
es cuando las huelgas se duermen en los pesados
espacios de los sindicatos,
ahí en el tiempo que se pierde en los Estados,
y nada pasa, se cumplen todos los horarios...

Ya no hay forma más segura para la victoria
que ver la materialidad de lo invisible.
6
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 98

Por alguna razón que desconozco

Por alguna razón que desconozco, aunque intuyo los motivos, ha venido el frío pronto este año. No saberme las respuestas, el agobio o los nervios que me piden que respire y le dé otros diez momentos a las cosas que me irritan, casi ya no me preocupan, os lo digo de mentira. Cómo voy a relajarme... llevo grapas en los ojos que funcionan como alarma, que me obligan a mirarme y recuerdan lo que escuece la existencia por las noches, cuando calla todo ruido en las calles y yo sigo con mi mente y su jauría muerta de hambre.

¿Duele menos lo perdido cuando nadie conocía que era tuyo? ¿Cabe menos soledad? Crece y crece la gazania en el centro de mi pecho. No sabía que vendría cargadita de altibajos: serpentinas en el aire espantándome las nubes, un milagro que, de cuajo, extirpaba mi pasado, sembradío de temores, cien pellizcos en el vientre —más abajo, más abajo—, la sonrisa juvenil decorándome la boca, la garganta obstruida con lo seco del otoño. Y la lluvia. Cómo voy a seguir cuerda... sobre todo, cuando busco la locura. He ahí mi gran problema, si es que puede así llamarse a ser tonta, terca, triste... o inconsciente. Bueno, no. Inconsciente sí que no. Que de tanto darle vueltas a los asuntos, intentando que no quede una ranura que mis ojos no conozcan, llego a ver el huracán mucho antes de que ocurra; pero no me pasa siempre. Tengo veces que aparezco en el borde de un barranco cuando el paso era seguro porque yo lo veía llano, pero no.

Lo importante es que me empuje yo a mí misma, si es que quiero despeñarme, o sujete, firmemente, a mis brazos con mis brazos, para no hacerme daño. Los susurros que se callen. Sugerencias no he pedido. Voy desnuda, más que antes. Con las manos bien abiertas porque quiero la locura y todo el roce. No me tiembla ya la voz.
20
14comentarios 118 lecturas prosapoetica karma: 134

Corazón de hierro

Para Rosa Berbel

Escuché una y otra vez tu poema,
y mi noche se mojó de alegría,
y mi pecho crujió de valentía:
me acepté miedo y temblé sin problema.

Me asumí miedo y te concebí lema:
“Poética del miedo, luz sombría,
tu voz me guía por la tierra baldía,
en mi ser forja tu nombre y tu emblema”.

Los ojos cerré y caminaste lento
hacia la profundidad abismal
de mi paz, del miedo, de mi momento.

Y tu suave aroma de flor real,
que trajo en un suspiro el fresco viento,
fue caricia y abrazo ornamental.

De Caminantes, 2017
leer más   
11
7comentarios 95 lecturas versoclasico karma: 101

Lluvia de día

Más lluvia de la esperada

llena mi jardín de vida

sopla con fuerza deseos a dientes de león

esparce su aliento, observa su creación

me mira fijamente mientras juega con mi cabello,

una sensación apacible

un aroma indescriptible.

En la ventana una catarina dorada

estaba sentada, un poco maltratada

pues parecía que de la vida estaba cansada,

viendo la lluvia caer, lograba sus problemas desaparecer,

pero la vida le pesaba y a nadie engañaba.

La lluvia llegó con más fuerza de la esperada,

la mariposa encerrada, estaba refugiada

molesta con la vida pues de su libertad se encontraba privada

y la amargura le pesaba, a nadie engañaba.

La lluvia con interés observaba

su creación no le agradaba

pues a unos apaciguaba

mientras a otros atormentaba.
leer más   
11
2comentarios 93 lecturas versolibre karma: 101

Por caminos de amargura...

Por caminos de amargura
marcha la pesadumbre de los pueblos
sus gobernantes se divierten
flirteando con las masas
y con tono burlesco engañan
y van surtiendo de falsas caricias
a quienes le han depositado su confianza.

Cantaros de agua turbia
grietas marcadas en los glúteos de la tarde azarosa.
Cada gobernante saca el As del populismo
para lanzar sus políticas disparatadas
en pro de los pobres
que en las primeras de cambio
parecen un bonito panorama
Pero con el correr del tiempo
hacen multiplicar los males habituales
de estas sociedades:

Inflación galopante,
cinturón de miseria,
delincuencia,
deserción estudiantil por falta de oportunidades,
migración descontrolada
y pare usted de contar.
Y es que las medidas que toman
no buscan erradicar la causa de los problemas,
al contrario la agravan .

Al pueblo hay que darle las herramientas
y cuales son, es simple:
Educación de primera sesgada de ideologías
y dogmas
una educación inteligente que rescate los principios básicos
del buen samaritano
moral y luces son nuestras principales necesidades
decía el Libertador.

Nuestros gobernante siempre
han tenido un comportamiento habitual
desforestar la noble tierra con abono superficial
pero algo ha de pasar cuando
el pueblo alcance su madures
y sepa discernir entre lo correcto e incorrecto.

Para ese momento los pueblos
se irán desencantado de tanto mal
y los arboles de su sombra la vendimia los protegerá.
A estos gobernantes de la sufrida Latinoamérica
cuando estén en su tumba
un aire desierto ha de cubrir sus largos huesos
en el proscrito cadáver puesto
en la hoguera de los tormentos
o en la quinta paila del infierno.
leer más   
17
9comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 106

El problema

Ayer cuando me conocí,
supe que hoy era el día,
de hacer lo que yo quería
Y olvidar lo que viví.

Ayer cuando me conocí,
supe que no habrà mañana,
si no abro como una ventana,
mi mente con lo que aprendí.

"El problema" no es ayer,
tampoco hoy ni mañana,
es poderse conocer,
de una manera temprana.
leer más   
13
3comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 102

Nos encontraremos en cualquier vida

Nos encontraremos en cualquier vida
No pienso utilizar ningún medio de comunicación
Para decirte lo que ya sabes
Porque cuando uno ama de verdad
Habla con los ojos y no con la boca
He sido lo suficientemente paciente
Y he dejado crecer tu espacio, tus miedos
Y un camino de amapolas para que puedas andar sin prisa
Por las curvas de tu cuerpo, mis dedos han hecho trazos
Que solo yo puedo borrar
Te he escuchado gritar en las noches, siempre un nombre distinto
Pero tengo la esperanza que algún día también digas el mío
No me pongas a prueba porque puedo decepcionarte
Y ya no tendrás más excusa que quedarte a mi lado
Voy a conocerte en cualquier vida y conquistarte siempre
El destino no es problema para mí
Ya cambie las cosas una vez solo para verte de lejos
Puedo hacerlo de nuevo.
leer más   
17
3comentarios 50 lecturas versolibre karma: 114

O labirinto do caos e da agonia da razão. (Ensayo)

O labirinto do caos e da agonia da razão.

Tudo isso existiu e, depois, deixou de existir, sem que seja motivo de vergonha nem de ofensa para ninguém.
Não projectemos as nossas concepções e avaliações modernas sobre os tempos idos, e sobre as pessoas que neles viveram,
porque o anacronismo é o maior pecado que se pode fazer quando se lida com o passado…
as expressões de nossos pensamentos são condicionadas e limitadas pelos vocábulos existentes em nosso idioma.

Só que hoje parece que entrámos num mundo surrealista, onde os responsáveis fazem as declarações mais inacreditáveis,
com ligeireza e insensatez que tocam as raias da loucura.
Quando acontecer, já a mortandade e o terror deixaram de ser notícia, e o mundo, dessensibilizado, terá adquirido outros hábitos para poder viver com o problema que, como doença, se fez crónico.

Desse modo, surge uma nova concepção de sujeito, resultando em identidades contraditórias, inacabadas e fragmentadas.
Torna-se perigoso quando não se é entendido no assunto. Ainda assim, há quem não esteja completamente convencido.
Quando desperta, não se recorda de nada do que aconteceu durante seu sono.
Mas é fácil contestar esse tipo de afirmação, uma vez que apenas o convívio não é capaz de formar seres conscientes de seus atos, nem capacita-os para desenvolver o pensamento crítico que os levaria a agirem de acordo com uma compreensão mais profunda sobre a vida… com a formação do homem como um ser completo, não apenas detentor de conhecimento,
uma vez que o homem não é apenas um ser racional, mas um ser que sente, que tem vontades,
e principalmente capaz de transcender a si mesmo.

São essas e outras coisas datadas que lhe dão a profundidade da memória e uma identidade no decurso do tempo.
Cada ser humano escreve a história de sua vida nas páginas mentais, isto é, nas células do cérebro.
Quando dizeis que vos lembrais de alguma coisa, o que quereis significar é que estais voltando a uma página anterior
de vossa própria história, que vós mesmos escrevestes.

Da mesma forma, se o mundo e tudo que existe é necessário, não há lugar para uma vontade livre,
uma vontade não condicionada.
Qualquer vontade é determinada por fatores conhecidos ou desconhecidos, que por sua vez, são determinados por outros fatores, até que em determinado ponto da seqüência a vontade (ou a mente) não tenha mais controle sobre estes fatores.
Desta forma, a vontade é determinada em última instância por fatores que desconhecemos e sobre os quais não temos controle.

Os homens, sujeitos às paixões e iras, são inimigos uns dos outros por sua própria natureza. Para lá das nossas emoções e da nossa parcialidade, gostemos ou não do que essas coisas representam, não podemos esquecer que elas fazem parte da nossa história. Portanto, devemos deixar a arrogância de lado e nos contentarmos com o fato de que não somos tão especiais e racionais quanto pensávamos.
Somos apenas primatas bípedes em um planeta que já existia antes de nós, e que, provavelmente, continuará existindo quando nos extinguirmos como espécie… mundo é sempre uma intermediação entre o que existe e nossa percepção;
não existindo uma realidade absoluta. Portanto, a prática de nomear, cuja talagarça é a gramática, não passa da criação de um sistema de categorias para formar os conceitos pelos quais o homem toma os nomes que coloca nas coisas como entes em si mesmos.

Embora a palavra inventada consista apenas numa metáfora, ela se converte num conceito universal e geral de uma experiência singular, e absolutamente particular que o intelecto sentiu numa lida ocasional com o real.
O mundo verdadeiro não serve mais para nada, pois se atingiu o que se buscava determinar ao longo dos séculos de processo metafísico. Temos aí a requisição que promove o surgimento de um discurso acerca da causalidade.
Em meio ao vir-a-ser do fenômeno nos sentimos tocados pela requisição do fundamento de sua determinação ontológica.

Educar para a vida e para a formação completa de um indivíduo é algo impensável nos dias atuais…
ela está assentada na ficção do sujeito que tiraniza a existência por forçar o real a se ajustar às suas idealizações racionais.
A grande maioria dos educadores estão aprisionados em seus hábitos pedagógicos, talvez por comodismo, ou mesmo por estarem tão enraizados em suas ações que se tornaram incapazes de perceberem que para educar um aluno, é preciso estar constantemente educando a si mesmo.

Essa educação de si mesmo compreende a sua formação integral, não bastando apenas o conhecimento intelectual das coisas, mas a compreensão do seu ser enquanto sujeito social e espiritual.
Este algo criado são as interpretações metafísicas, científicas e morais do mundo, da existência e das circunstâncias nas quais um determinado tipo de vida está necessariamente lançado.

Se por um lado amarga-se a falta de segurança e dos pontos de referência, por outro, aumentam os espaços limpos para novas construções. Esta é uma nova maneira de pensar a vivência, como uma conduta criadora. O caminho não existe. Por conseguinte, faz-se necessário construí-lo, e isso é responsabilidade de cada um. A criação é uma atividade a partir da qual se produz constantemente a vida que, por sua vez, está em devir.


Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23295 © Latino-Poemas
leer más   
14
6comentarios 108 lecturas relato karma: 104

No más racismo

Es un grito de racismo lleno de odio y egoísmo, insultando a la gente que hacen más que ellos mismos, criticando al gobierno dejando entrar a las pateras, diciendo que son inmigrantes los que entran por las mareas. Se quejan que ahí crisis y España sigue acogiendo, cuando las pateras llegan insultan al gobierno, cuando no encuentran trabajo maldicen a inmigrantes "IROS AL INFIERNO" mientras los inmigrantes se pasan trabajando en verano, y tu quejándote en casa hasta que llega el invierno. Si no quieres sufrir la crisis levantate de tu cama, lo bueno nunca llegará tumbado y con un pijama. Sal a la calle y busca un buen trabajo, el buscador que siempre busca nunca se queda en el carajo. Mamadu gassama salvo a un niño pequeño agarrado de un balcón, si el fuese racista no arriesgaria su vida por un simple niño barón. Carolina Herrera la famosa actriz contrato a Sadik como ayudante, no siendo de la misma raza pero el queria ser cantante, Sadik también era inmigrante venía de patera, ahora es rapero y actor gracias a Carolina Herrera. Sara llegó a España en los años noventa, también vino en patera, dejando 2 hijos suyos en Perú alejándose de ellos para buscarse la vida fuera. Sara sufrió limpiando casas y trabajando en restaurantes, Sara fue lista y ahorro dinero para abrir una pizzería contratando a 4 abacantes. La selección francesa apostó este mundial por una plantilla llena de africanos, ganaron un mundial y demostraron a los racistas que ellos también son humanos. La piel nos diferencia, por eso fueron a africa a robarnos toda nuestra herencia. Africa esta preparada para vivir sin europa, la pregunta es si europa está preparada para vivir sin africa?. Por favor un respeto para aquellas personas que an venido en patera debajo del camión o saltando las vallas, porque no es fácil para dejar todo lo que tienes y ir a lo desconocido poniendo tu vida en juego. Para ti es fácil llamarle moro negro o inmigrante, pero no sabes por lo que ha pasado o crees que lo hace por diversión. Uno tiene que estar muy mal para abandonar su tierra y su familia, si tienes un problema con alguna persona, lo tienes con esa persona no con todos. No generalices diciendo son ladrones y asesison por qué de malas personas ahí en todas las partes, si eres racista están demostrando lo ignorante qué eres, por qué todos hemos venido a este mundo sin papeles.
4
sin comentarios 25 lecturas relato karma: 38

Hojarasca

Tengo costumbre de viajar al baúl del dolor. Sigo caminando entre hojas muertas desde hace varias noches. Perdona mi aspereza, pero hace algún tiempo tengo la amarga sensación de que contigo estoy perdiendo todo.

Te prometo que no quiero hacerte mal con estas palabras. Ahora sólo necesito respirar y regresar a mí.

Escribirte es recordarte y olvidarte un poco al mismo tiempo, arrancarte de mí, quitarme tu mano de mi garganta. Añoro el mar… es otra manera de decir que ya no te quiero.

Estoy pasando por todos aquellos lugares donde decías que me querías. Deseo sentir cómo ya no escuecen las heridas y ver aquellas palabras rotas en mil pedazos antes de que las arrastre el agua turbia de la lluvia.

A veces, hay que comprender que el otro no siente ni sueña igual que tú. Por eso, abandono este amor en la humedad de estos muros. No quiero que la vida se le alargue demasiado.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
24
16comentarios 137 lecturas prosapoetica karma: 117

Secreto De Sombras

Que nada es para siempre,
que caer son cuatro letras
y dos mil decepciones,
que quererte y odiarte
me arruga la frente,
que el amor no es absoluto
ni todopoderoso,
que no quiero que cierres
las ventanas,
sino que me abras la puerta,
que las noches se acaban
lo mismo que se rompe
un mar furioso…

Todo eso es verdad,
es la verdad
como cuando alguien
dice que nadie es dueño
de aquello que ama.

En este hueco de cenizas
que me sustentan
no cabe nadie más,
desangrándome
al beber estos cristales
espero lo que nunca llega:
la música con los ecos
del punto final.

Tú nunca lo sabrás,
es mi pálido secreto,
pero no te imaginas
lo que daría
por que este amor
de signos negros
se hundiera
sin remedio.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
21
20comentarios 133 lecturas versolibre karma: 111

Me sentía...

Me sentía renacer entre la bruma
aunque, a veces,
parecía que la luz se disipaba
y veía la ternura de la vida.

Me sentía encadenado, entre el pasado y el presente,
y sufría, soportando,
esa carga tan pesada.

Me sentía agarrotado, por el peso del recuerdo,
por las garras que robaban mis latidos,
y lograban que mis pasos se pararan.

Me sentía, en otros ratos,
como el niño que despierta,
como el hombre que camina por el parque,
como el joven que musita unas palabras
mientras busca en el futuro, tan cercano,
la respuesta y la verdad a sus problemas.

Rafael Sánchez Ortega ©
08/11/18
leer más   
4
2comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 70

El Frío Que Me Habita

Es noviembre
y estamos en una ciudad
de calles amarillas.
Tus huellas están en todos lados.
Yo respiro sin respirar,
y voy a ninguna parte
como un tren descarrilado.

Es invierno
y hay una pared que tiembla
entre nosotros.
Tú buscas un abrazo
en mitad de la nada,
y mientras trazo un itinerario
contrario a ti,
tú miras el olvido
en mi mirada.

La lluvia
convierte la ciudad
en un velo de lágrimas,
y deja sobre las aceras vencidas
un ruido de sombras.
Curvas y contracurvas,
miro atrás y puedo verlo:
tu amor es un callejón sin salida.

Yo no comprendo al amor
incitando al amor,
ni tus ojos cargados de sal,
ni mis deseos de perderte.
Si no ha llegado ya,
sé que llegará la noche
en que deje de quererte.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
21
17comentarios 116 lecturas versolibre karma: 115

Siguiendo a la violencia

"Tomado según las instrucciones, Ubik le de-
para un sueño ininterrumpido y un desper-
tar libre de molestias. Con Ubik, usted se
levantará fresco como una rosa y dipuesto
a enfrentarse a esos pequeños problemas
que le preocupan.
No exceder la dosis recomendada."
Philip K. Dick, Ubik


Como una pintura en las paredes del alba,
estabas sentada en tu pequeño trono de gloria,
mientras los pequeños enanos adoradores de sillones
estaban como un parche a la luna oscura.

Vos, actuando como rayo del sol,
con todos los colores encarnados,
con la vitalidad de generar sorpresa,
destellando el asombro de los dioses,
y de los tristes feligreses adoradores…
estás completamente hecha Sur,
como una loca bruja botinera,
pisoteas las miradas sutiles,
tejés un tejado de olvido,
cuando yo,
detrás de las tinieblas de tus versos,
dibujo señales en los prados de tu alma.

Intento tocarte con música críptica,
diciendo a través de la nada
que no quiero volcarme al olvido,
solo quiero sentir tu perfume-carne,
mientras el movimiento sutil de tu aura,
como una puerta al alma entreabierta,
arranca la roncha al sol,
y los caminos callejeros que dejaron
la carne seca con su sensación de muerte,
dejan ver la seriedad de tus pasos.

Yo, por los callejones amarillos-grafitti,
esquivando almas cartoneras-crackeras,
busco la guarida de los magos del amor,
compro en el bunker la poción de la ubicuidad,
para devolver el tiempo hasta la esencia,
solo por 15 minutos,
para luego,
acercarme con miradas derretidas,
hasta tu etílica euforia
que me agrede como el sol mañanero de tu despedida.
15
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 112

Rudyard Kipling: Los libros son manantiales

En 1958, trabajaba como ayudante de mecánico en un garaje de San Francisco de Paula, cuando llegó un auto con evidentes desperfectos, manejado por una mujer. Tras detectar el problema (bomba de freno y carburación), Benito, el mecánico, dijo que le tomaría una o dos horas arreglarlo. Ella, sin inmutarse, casi con estoicismo, le respondió que no importaba, que esperaría el tiempo necesario.
Mientras, la dama se acomodó dentro del automóvil, extrajo de su portafolio un libro, un diccionario y un cuaderno. Yo la miraba sin disimulo, porque me llamó la atención que siendo mujer y además monja, fuese chofer. Nunca había visto algo igual. Era de una personalidad atrayente, no solo por la pulcritud y elegancia con que llevaba su atuendo religioso, sino por la dulzura con que miraban sus grandes ojos verdes…
– ¿Cuántos años tienes? –me preguntó.
–Catorce –, respondí.
Quiso saber de mis estudios y le expliqué que estaba en una escuela preparatoria nocturna, que por el día laboraba en el garaje como aprendiz y a cambio, recibía cinco pesos a la semana; además de conocimientos. Me preguntó si me gustaba leer, y al contestarle afirmativamente, se interesó porque le dijera los títulos…
Le mencioné algunos, e incrédula, me hizo comentarle los temas de las lecturas. La impresionaron mis respuestas; pero mayor impresión fue la mía cuando me dijo que era alemana, escritora, poetisa, profesora, traductora, intérprete de varios idiomas… qué sé yo.
Su español era impecable. Me mostró el cuaderno donde tenía traducidos del inglés al español, varios poemas de un libro de Rudyard Kipling. Sacó de su grueso portafolio otro, editado en Argentina ―octubre de 1944―, del escritor alemán Goethe, titulado Werther.
– Es tuyo, te lo regalo, –y lo dejó en mi manos.
– ¿Te gusta la poesía?, –agregó todavía sin dejarme respirar
Se me ocurrió como respuesta, recitarle de memoria el poema: “Reír llorando”, de Juan de Dios Peza, inspirado en el actor británico David Garrick. Conmovida, me besó la frente, y la vi arrancar del cuaderno la página donde tenía traducido el poema de Rudyard Kipling: “SI”:
–Conserva esta joya, cada uno de sus versos es una lección.
Mientras, Benito terminaba la reparación y hacía las pruebas pertinentes:
–Ya está listo, –anunció.
Ella pagó el arreglo y le dejó una propina. No se me olvida. Tomó mis manos entre las suyas y las apretó: “Que Dios te proteja siempre”. Fue lo último que le escuché decir. ¡Cuánto lamento no haberle preguntado su nombre!
Benito, me tildó de negligente, de hablador; pero celebró el hecho de que entretuviera a la monja mientras esperaba.
– ¿Te dio algo? –, me preguntó.
–Una fortuna – le respondí enseñándole el libro y el poema. Su mirada fue pura indiferencia.
.
Aún conservo el libro de Goethe como un tesoro. Sus hojas, ya amarillas por la pátina del tiempo continúan enteras, pero muy frágiles. Han transcurrido los años, mucho tiempo, mas lo que narro, me ha llevado al convencimiento de que la vida es un combate continuo, en el que las armas del pensamiento son siempre las triunfantes.
La lectura estimula, enseña, orienta, ensancha los horizontes del pensamiento. “Ser culto, es el único modo de ser libre”, nos enseñó Martí. Hay que leer estas palabras, una vez y otra. Leer nos ata sutilmente al interés por conocerlo todo. En ese afán, sin darnos cuenta nos vamos haciendo más útiles, mejores seres humanos.
En el reloj infatigable del tiempo, todas las horas van pasando sin retroceso. Los instantes perdidos son irrecuperables. Debemos esforzarnos por aprovechar cada momento oportuno para leer: la cultura es necesaria, pero cómo la tarea de Sísifo, es un objetivo que se persigue, que se cree alcanzar…, y cada día exige nuevos esfuerzos.
Toda lectura, además de proporcionarnos instrucción, entretenimiento y placer, va dejando huellas. Algunas tan marcadas que pasan a formar parte de nuestra existencia. Los libros son manantiales...
La traducción del poema de Rudyard Kipling escrita de puño y letra por la religiosa, la extravié. No me lo perdonaré nunca. Doy por sentado en cambio, afirmo categóricamente, que: “SI”, fue la lectura que marcó mi vida. Y puede que me traicione la memoria, pero así recuerdo sus versos:

IF ⁄ SÍ
Si puedes estar firme, cuando en tu derredor
Todo el mundo se ofusca y tacha tu entereza
Si cuando dudan todos, fías en tu valor
Y al mismo tiempo sabes excusar tus flaquezas
Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey
Si piensas, y el pensar no mengua tus ardores
Si el triunfo y el desastre no te imponen su ley
Si sintiéndote odiado, no albergas rencores
Si viajando con reyes del orgullo has triunfado
Si aún logrando fama tu dignidad procuras
Si eres bueno con todos, pero no demasiado
Si puedes amar sin llegar a la locura
Si a todos tus amigos quieres como hermanos
Logrando sin embargo que ninguno te absorba
Si puedes lograr que tu frase sincera
Sea trampa de necios en boca de malvados
Si todas tus ganancias poniendo en un montón
Las arriesgas osado en un golpe de azar
Y las pierdes, y luego, con bravo corazón
Sin hablar de tus perdidas vuelves a comenzar
Si puedes llenar de la hora los minutos
Con sesenta segundos de combate bravío
Tuya será la Tierra y todos sus codiciados frutos
Y lo que más importa, serás hombre, hijo mío.
Autor.
Pedro M. Calzada Ajete.
*Gran Premio del Certamen: Caridad Pineda in Memoriam (2015) Santiago de Cuba.
6
2comentarios 36 lecturas relato karma: 90

Una vez soñé

Una vez soñé
que las volvía a ver,
a todas esas personas que amé
y que se fueron.
Algunas por fatalidad,
tragedia o calamidad,
Otras por voluntad.
Pero partieron,
de pronto desaparecieron
con parte de mi alegria,
y dejaron esa sensación
de asfixia en mi corazón.
Soñé que lloraba,
al abrazarlas, liberándome
porque las extrañaba
y también temiendo que...
pudiera perderlas otra vez.
Y al mirarlas les conté:

Una vez soñé
que volvía a nacer,
y que intentaba no hacer
los mismos errores.
Ser mejor persona,
buscar otras formas
de solucionar problemas,
ser un mejor hombre.
Pero tengo oscuridad,
por dentro soy de piedra,
tal vez no sea maldad,
pero daño a quien me quiera.
Yo nunca quise esto,
ni para mi ni para nadie.
Quisiera tanto ser mejor,
para haber podido darles
una vida diferente, que
se merecían y que
una vez soñé.
leer más   
15
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 115

El Vacio (parte 2)

... Siempre pienso que ayudo a los de demás,
pero otro problema yo he de armar.
Siempre pienso que a los demás molesto,
y así es... es cierto.
Mi destino se basa en ilusiones,
en sueños por cumplir.
Mi dolor se basa en complicaciones,
en penas por seguir.
Soy un desastre, lo admito,
y así me siento... un maldito.
Soy un problema lo reconozco,
pero gracias a Dios ya queda poco.
Mi vida se asemeja a una canción,
que esta a la espera del fin de su composición.
He vivido miles de penas,
lamento haber dejado las heridas abiertas,
y a todo el mal me dejo vivo bajo tierra...
leer más   
6
2comentarios 40 lecturas relato karma: 84

Letras Muertas...(Anticuento Dadaísta)

Letras Muertas
(((Anticuento Dadaísta)))

Eran las tres de la mañana. La noche nunca
había tenido la menor relación con esa luna,
mucho menos con el cortejo de estrellas,
seria y sorprendida, la lluvia se pegaba al
aire. La tierra permanecía dulce, áurea, en
medio de todo aquéllo. Entre la tinta seca.
Él estuvo viéndose dentro de la memoria,
unos minutos, unos instantes inmóviles,
duros con el pasado anunciándose. Hojas
secas perdidas en el otoño de los libros.
Tenía el rostro de la negación brutal, del
violento desamparo en el interior más
ignorado, el menos importante para el
total falto de cordura, con el mínimo ser
de los metales baratos. ..

Aquel tiempo que pretendía ser suyo, su
vida misma, su historia ; era el documento
de los desastres naturales del desequilibrio,
de las radiaciones infrarrojas endeudadas,
y el tema de las conversaciones oficiales de
unas mariposas con fiebre amarilla. Bajó a
la fosa con los vínculos rotos, y la esperanza
transfigurada en huecos, por cumbres ácidas
y volcánicas en la onda expansiva de la paz
más absoluta... Un aroma a cosas perdidas
tapizaba las paredes, no tenía cuerpo, ni color,
ignoraba incluso si el anterior era el mismo.

Una exclusión rotunda y espantosa le cubría
cada sentimiento como una masa noctámbula.
Me pregunto si es el lugar al que la soledad
conduce, letras mudas, palabras estridentes,
viajes fallidos a la pequeña muerte del día,
ideas erróneas de la felicidad incorrecta, dolor
que roba capítulos y novelas no escritas.
¡ Nunca había sentido algo semejante !. Sobre
todo por los tres estilos diferentes de uso
combinado en un único diseño aparentemente
contando con pocos recursos. Ahora callaba,
se contemplaba mientras dormía un pequeño
recuerdo entre los dedos, el último lugar en
estado salvaje.

¡ Quién lo dijera ! __ Sus ojos salían del espejo
frente a la ventana, trataba de conservar la
calma, ignoraba si había muerto difuminándose
en una dimensión gris, entre el tintero que solo
había contado en el cuento para atraer algunos
mamíferos a varios kilómetros a la redonda.
Por ejemplo, aquí el adax está casi extinto, y
también el arruí y el guepardo del desierto.
El último desafío es procesar los datos para
entenderlos, dejando a los camellos pasmados.
Impalpables, comparables a la belleza nunca
vista desde una altura de cincuenta metros.
Así, como el mundo de sus fantasmas disueltos
en la nada, donde el presente se amontona.

___________ 1 ____________

Estaba solo una vez más. Casi desde el despegue,
sufrió fallas en las rodillas, en el motor, en el piso,
algunas cámaras dejaron de funcionar y otras su
rendimiento fue excesivamente perfecto.
Los problemas pudieron repararse fácilmente,
también hubo calentamiento excesivo, besos,
movimientos de elefantes, pérdida de la presión
de aceite y una cámara vertical muy tímida.
¡ Nada se pudo hacer !. Pues a veces salía al estar
colaborando en observaciones locales con el
filtro de aire que había instalado. Entre tanto, la
gratitud no es un argumento infalible, y el agua
ha estado perdiendo la humedad progresivamente.

Como les decía, a veces tenía que salir al anochecer,
pero en esta ocasión lo había evitado ; y el anochecer
mostró su más trágica miseria, calzaba unos zapatos
de plomo dibujados en la calle que descendía al sótano
donde ahora se encontraba. Nos dijeron que la mayoría
nos volveríamos ricos, y que un árbol de mangos nos
alimentaría con manzanas, al ver la transformación mas
allá de la materia, principalmente en la región de las
imágenes. Sin embargo, el nuevo mercado no se había
utilizado por razones difíciles de determinar en las
condiciones de humedad del horizonte, y remendaba
el sillón de la tarde, con los hilos que formaban la bóveda
del refugio improvisado. Por lo que después tuvo que
sostener una vela y tomar unas píldoras entremezclando
historias de hechiceros, rebeldes y soñadores.

Esto creía, y quedaba completamente empapado de sudor.
El silencio tenía miedo de la noche, como si la noche fuera
capaz de arrancarle sus secretos. Y hoy más que ayer,
en que las palabras muertas sepultaban sus últimas letras
porque pensaban volverlas a la vida, inesperadamente,
de manera que la gente buscara entenderlas, olvidarlas
con rapidez, y provocar conflictos en otros lugares ;
luego ahogarlas nuevamente en la incomprensión más
absurda, con una escalada en la pugna por los recursos.
Sin embargo, a pesar de las calamidades, insisten en
que no pasa nada, desde hace dos millones de segundos
y la única reserva de helicópteros se fue a vivir a otra
ciudad, aunque no se les huele ni se les visita en el parque.

¡ No, no lo permitirían !...

Los fantasmas dispersan la coherencia del tema central,
en las orillas de un lago y con el régimen de un trato
amable ; mantienen el discurso en una estructura de
supralógica multidimensional rígida, y abajo de la
sombra de cualquier árbol. La superposición de hechos
permite combinar la fantasía encadenada a la libre
interpretación, sin lugar a dudas de manera inapropiada
y obligatoria. El final sacude la indeterminación del
inicio, quitándole cualquier confusión. Dentro y fuera
el cuento se desviste, la historia se renueva, pero los
sentidos encontrados compiten unos con otros.
De tal manera que al desaparecer un laberinto ya se
entra en otro, de tal manera que la intimidad incomoda
a las personas que no entienden.
Es así, que las letras muertas promueven el sentido
racional de una manera excesivamente excluyente,
y la prioridad es que cualquier lector les dé el significado
o se los quite a voluntad, dependiendo del número de
lecturas e interpretaciones que sea capaz de darles.
Y finalmente, bien pensado, nada de esto tiene sentido,
ni razón de ser contado, a nadie que no le interese.

Autor : Del texto y la imagen.
All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 24.06.2014

Referencias útiles son...

www.youtube.com/watch?v=5AyxoPWUsqA
es.wikipedia.org/wiki/Dadaísmo
leer más   
14
9comentarios 94 lecturas relato karma: 113

No sé ni si sé ser

Es una postura habitual
en mí que a veces me esté
autocensurando,

que voy a tratar de anular
en un poema, después,
que estoy confeccionando.

Pero ahora a mi alrededor,
los problemas se llevan lo mejor.
Trato de huir con mis manos
asiendo la paz del teclado.

Un incendio tras mi verdad,
creo desgracias sin más,
como jugando.

Busco traspasar lo real,
puede que suene inmoral...
me estoy acostumbrando.

Yemas que no tienen pudor,
que no piden ninguna explicación,
teclas que se vienen abajo
por dar su versión del descuajo.

"Is this the real life?
is this just fantasy?..."
leer más   
23
14comentarios 120 lecturas versoclasico karma: 129
« anterior1234525