Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 24480, tiempo total: 0.016 segundos rss2

Como todos los poetas que sueñan con ser caballos

Como todos los poetas que sueñan con ser caballos.
Es una suerte sostener tu mano y morir.
Este es el pulso del silencio, del día y la noche.
¿Lo has oído?
¿Oyes?
Ese tono.
A menos que todos los vientos sean desviados,
se quiten las campanas, se derritan las torres.
Es una suerte sostener tu mano y morir.
Hay primaveras después de la muerte de la primavera, pero al menos, hubo un mayo que nos perteneció.
Cuando el sonido de las olas incomode al mundo,
suavemente convertido en un sueño: el barco en el puerto,
en la calle bajo la montaña, la asfixia en el caso de ser sonido del agua.
Conmigo por una larga noche;
donde quiero contar los secretos del mundo,
como un susurro crítico, que se ahogara en el viento que ronca,
para explorar el mundo perdido durante mucho tiempo, acompáñame al filo de los sueños.
Este fuego es grande,
florece en la patria sagrada.
Toma el fuego de tu cuerpo desnudo para pasar mi vida en la noche oscura.
Como todos los poetas que sueñan con ser caballos.
Corriendo por los campos de trigo verde, los rayos de nieve y sol; poeta, si te lo puedes permitir, el sabor del campo de trigo y la luz, un deseo, una amabilidad, una estrella brillante solitaria abriéndose sobre tu cabeza.
O simplemente soy una rama, que solía dormir en un caparazón oscuro, en el techo del otoño amargo y fragante.

Tu debes ser mi corona.
de laurel abierto y almendra amarga.
La llevaré como los grandes poetas del mundo,
que sueñan con ser caballos.
Ahí es donde nunca he soñado, no preguntes, ve a la tierra
de trigo, a la virgen, a los osmanthusde olor dulce.
Apaga la antorcha delante de la estatua.
Estamos en silencio juntos.
Eres un hada que vive en las profundidades de la mansión.
La luna, tu llama fría, vestida como una flor, en el cielo del sur.
Che.Bazan.España
www.youtube.com/watch?v=OHx4SyN7UWc&t=488s
leer más   
9
10comentarios 224 lecturas versolibre karma: 122

Siete balas

Siete balas
acabaron con tu vida,
las mismas
qué arrasaron con la mía.
Año tras año he vivido tu muerte.
Ya no pienso
en tu rostro desecho
en esa acera,
o en la sangre qué se mezclo
con la ceniza del tiempo.
Ya no recuerdo
el estar postrada allí
sin poder arrancarme de tu cuerpo.
Me queda el pendúnculo
de la rosa que no logré
arrojar en tu féretro,
sus hojas secas
cayeron una a una.
Por más traicionera
qué dicen es la muerte,
le he rogado mil veces
¡a mí me lleve!
Mas ésas mil veces se ha negado.
Solo me lleva
de la mano moribunda.
Lamento amargamente
la mala memoria de mis años
que me ha robado
el sonido de tu voz,
escucharte llamarme el:
"mamá" que tanto amaba.
Me es inútil y ridículo
quererme abrazar del aire,
creyendo que es en él qué
me visitas. Mi corazón se
paraliza al ver tu rostro adolescente y a tus ojos color miel que me miran en ésa fotografía;
angustia, ira se acumula
en mis entrañas y solo
surge un llanto ahogado e invisible.
De mis labios ya no
salen las sílabas de tu nombre
¿Para qué?
Si van incrustadas a mí,
como segunda piel.
Dime hijo mío,
¿¡Cómo, cómo te olvido!?
De mi soledad eres mi compañero,
de mi alma, brazos y memoria,
mi añoranza perpetúa;
aún si no logro
escuchar tu voz,
y tu sonrisa.
Tu mano invisible estruja
mi corazón vacío.
¡No pude defenderte amor mío!
¡No estuve allí para que ésas balas en mi hallaran su blanco!
Perdón hijo mío.
Sé qué un día
te veré pero dime...
¡Dime cómo te olvido!
leer más   
13
3comentarios 30 lecturas relato karma: 139

Hoy ...Han volado dos cometas ~~~~

Ella ...
Sopla el diente de león
Y muerde el suspiro

dice ...
que aún conserva su inocencia

Y qué tira el deseo
Y juego a la rayuela
con las líneas del destino

Y qué tú <~~~~
Tú te has enredado en su hilo
Y vas cosido a su latido

Y dice
que aunque
la puntada a veces se tuerce ...

ella siempre evita
cortar
el
hilo

Porque dice que los nudos
son las piedras del camino

qué si se deshacen duelen
Y si se aprietan
oprimen

Y qué hoy

bajo sus párpados

han volado dos cometas
En una
iba un puñado de letras

Y en la otra ...

En la otra
~~~~~~<<<<<<<<<<
iba ella ....


Para que siempre vuelvas
@rebktd
leer más   
15
10comentarios 56 lecturas versolibre karma: 141

El camino de Santiago, el inmigrante

Santiago, después de pernoctar la noche en la ciudad Venezolana de Santa Elena de Uairén, Estado Bolívar, región que se ubica a casi 29,2 kilómetros de la frontera con Brasil donde se encuentra la ciudad de Pacaraima, y que esta, a su vez, está a 200 kilómetros de Boa Vista, ambas en territorio Brasileño; se levantó con la firme determinación de salir del país e ir en busca de un mejor porvenir, la suerte ya estaba echada. Pasó por una estación de servicio de gasolina y observó con un dejo de resignación una lucha encarnizada de los usuarios por hacerse del preciado combustible.

Un sexagenario señor discutía que los controles impuestos al racionamiento era el responsable de las inmensas filas, y una joven se atrevió a comentar y mirando a su derredor, que el problema de la gasolina en el país se debe al contrabando indiscriminado y que la guardia nacional permitía, por estar incursa en el delito. Y entre otras y más razones, tres patrullas de la guardia nacional llegaron a rauda velocidad y con sus armas de largo alcance y ataviados con sus trajes de escarabajo se encargaron de ordenar la trifulca.

Santiago vio la escena, pero sin asombro, el problema del desabastecimiento de combustible, es algo tan normal y sucede en cualquier parte del país. continuó caminando hasta llegar a los caminos o atajos, ahí le esperaban Jesús y Rafael dos jóvenes profesionales en carrera administrativa, amigos de la infancia, con los que emprenderá un largo camino que los llevara al objetivo primario llegar a la hermosa ciudad Brasileña de Boa Vista como primera gran escala.

Fijaron como hora de salida las 7 de la mañana teniendo como punto de encuentro la inmensa piedra apostada en las afuera de la ciudad, era una granítica y colosal piedra que nadie tenía una explicación veraz de cómo llegó ahí.

Santiago lleva a cuesta la cantimplora gris de la abuela, una mochila en su espaldar con sus papeles de identidad y su grado universitario, un bolso verde con sus pertenencias y tan solo 200 dólares que a duras penas pudo reunir y los cuales tendría que administrarlo bien durante el recorrido, pues los controles de cambio del país hace infructuoso conseguir los billetes verdes de manera fácil, siempre hay que acudir al mercado negro.

Santiago dijo _ Tenemos dos días para llegar a la frontera antes que el sol desaparezca. Y de ahí seguir por las márgenes del río Orinoco.

Rafael con un tono ya cansado contestó _ llegar hasta Brasil, la decisión, compañeros no ha sido fácil, atrás se quedan los recuerdos, los sueños, los amigos, las caras de tristeza; los amores y las fundaciones cargadas de querencias impartidas en el hogar.

Jesús con cierto asombro señaló _ Todo eso importa y nos debe dar fuerza para continuar, tenemos que huir del país que ya, no nos ofrece oportunidades.

Los hermanos Jesús y Rafael llevan como destino final llegar a Arequipa, Perú, ellos manifiestan la facilidad que ofrece el país en legalizar los papeles, y sumado a que ahí los espera un hermano que se adelantó. Mientras Santiago espera alcanzar a Argentina, el país de sus sueños, afecto trasmitido por su abuela.

Santiago, profesional universitario, titulado con honores. Se cargó de ilusiones al graduarse en la universidad de Mérida como Geólogo, padre de dos niños pequeños formado en un núcleo familiar de clase media ya deprimida, educado bajo el calor familiar que ofrece la idiosincrasia andina que hace hincapié en el respeto y la humildad. Santiago vio como sus esperanzas tomaron impulso y se apegó a un programa del gobierno pero quedo totalmente desilusionado al ver como la política hacia estrago dentro de sus filas, y una inflación que destroza el bolsillo del salario real del venezolano, terminó por ensombrecer sus ilusiones.

II

Al fin, después de caminar un considerable trecho consiguieron el camino de asfalto muy transitado por guardias nacionales que merodean la zona en búsqueda de garimpeiros, traficantes de valores, especies, madera y animales, siempre mostrando sus armas de acero y automáticas. Se animaron a seguir antes que el sol dejara su fulgor, y esperando siempre que una persona piadosa les diese un sorpresivo aventón.

El viaje o la travesía la planificaron por casi tres meses siempre reunidos en casa de los hermanos, ahí planificaban, colocaban puntos de referencia para llegar desde Mérida, la ciudad natal, hasta Santa Elena, casi 1748 kilómetros los separan, esta ruta la pueden hacer con moneda local, pero tampoco cuentan con mucho dinero en efectivo, debido al problema del circulante que ha hecho colapsar los bancos nacionales. Contaban los enseres necesarios para subsistir. Como geólogo Santiago es un probo lector de cartografía. Siempre discutían amenamente pero siempre concluían que la mejor decisión era abandonar el país, y no por ser desleal al país donde nacieron que por demás tiene una de las geografías más hermosas del continente y el calor de la gente es espectacular, sino por las condiciones que rayan en pobreza, delincuencia, inflación, poco crecimiento económico, controles políticos etc.

En una noche de intenso conversar Jesús dijo. _ Muchachos de que valen los estudios en el país si con ello no podemos realizar nuestros sueños. Tendrían que pasar muchos años para poder conseguir algo que nuestros padres en otra época y en poco tiempo lograron con su trabajo.

Santiago intervino _ Así es Jesús, veamos la cosa así, cuando en una familia el dinero que entra no supera el gasto necesario para mantenerse, la cosa esta mal y esto es lo que está pasando en el país con las reservas en oro y petróleo más grandes. Jesús un joven Economista, siguió relatando_ Un salario decente y aquí cito a una Economista clásico como David Ricardo debe ser suficiente para cubrir todas las necesidades.

Santiago apuntó, _Si. Educación, recreación, salud, alimentación.

Y Rafael que estaba absorto en la conversación puntualizó antes de que terminara de hablar Santiago_ Y debe alcanzar también para el ahorro.

Jesús dijo _ahí está el secreto de la superación, el ahorro, vean, esta variable es igual a Ingreso menos lo Gastos. Si tú no puedes ahorrar en condiciones normales entonces no estamos bien, no es que el país este mal, son las políticas gubernamentales que no dan con la solución de los problemas.

Ya casi en víspera del viaje Jesús y Rafael no pudieron obtener su pasaporte, le fue infructuoso conseguirlo, debido a la alta restricción que el organismo hace para entregar tarjetas de identidad. Mientras Santiago, lo tenía vigente. La opción era entonces burlar el puesto fronterizo yendo por los caminos verdes hasta Pacaraima, ciudad Brasileña.

De vuelta al camino se encontraron con la noche y vieron un pequeño recodo y decidieron descansar siempre intercalando las horas de vigilia, son caminos peligrosos, y en esta hora aciaga los bandoleros es lo que más abunda. La naturaleza Amazónica ya en la oscuridad se sumerge en una sinfonía de colores y sonidos, los monos aulladores y los grandes árboles moviendo sus inmensas ramas que dulcemente chocan con el viento, las estrellas volcánicas colgadas en la bóveda celeste hacen de la noche un precioso cuadro de pintura rupestre. La noche pasó tranquila. Y ya cuando el alba despuntaba, los muchachos ya tenían todo preparado para continuar.

Prosiguieron su ruta hasta llegar a una inmensa carretera que los llevaría a Pacaraima y de ahí a Boa Vista, ambos territorios al sur de la frontera con Venezuela. El sol era sofocante y los carros pasaban a la velocidad del sonido, los pies dentro del calzado se comprimían, y la sed era insoportable. Descansaban y seguían caminando. Un conmovedor señor de una camioneta que transportaba forraje para los animales le ofreció el aventón, eso sí en la cajuela, y hasta el terminal de la ciudad brasileña de Boa Vista. Tamaña sorpresa se ahorraron una gran cantidad de kilómetros y dinero. Desde el terminal de Boa Vista los amigos continuarían la ruta hasta Manaos y Porto Velho, Brasil, hasta llegar a Arequipa, Perú. Santiago pasaría un tiempo acompañando a los hermanos antes de proseguir su ruta hasta Argentina…

Santiago desde niño soñaba con atravesar el mar e irse en búsqueda de sus sueños, llegar a una gran metrópoli con sus inmensos vitrales cargados de historia y también recorrer la espesa pradera y juntarse con lugareños a empujar el arado así como lo hacía desde pequeño en su natal Mérida, para ir abriendo surcos por el camino. Su abuela amante al tango siempre le impresionaba con las canciones de arrabal que hacía sonar en su viejo RCA Víctor.

Antes de salir Santiago le dijo a su mama_ No tengo otra salida, es cara o sello, pero el riesgo lo asumo. Ahora comprendo que la vida no es fácil.

Sigue Santiago exponiendo sus razones, mientras su madre se ahoga en llanto, junto con su esposa. Madre_ Trataré de ganarme la voluntad de la gente, puede ser que no sea bien recibido, un extranjero es una carga para los Estados Nacionales. Reconozco que la migración es un flagelo, una dura carga para el país receptor. Me llevo los consejos y principios morales inculcados en el hogar que tanto papá, la abuela y tú me supieron infundir.

La madre lo reconforta y le entrega un escapulario con la virgen del Carmen y una pequeña estatuilla de san Benito y así Santiago se abraza con sus hijos, su esposa y madre, que quedan con una tristeza rasgada y una ausencia que se proyectará por un largo tiempo.

Finalmente Santiago llega a Buenos Aires después de una larga travesía, desde su natal Mérida. En el camino para completar el pasaje o gastos relacionados con el viaje, vendió unas monedas de plata antigua y el anillo en oro que su abuela se los regaló en una noche de titilantes estrellas, teniendo a la alquitrana luna andina de testigo. Ahora tocaba poner de su parte guardarse la nostalgia, tragar grueso, trabajar honradamente y luchar por un mejor porvenir.
leer más   
4
1comentarios 11 lecturas concursobac karma: 66

~ Tanka ~

Se cubre el bosque
Con blanquecino manto
De telaraña

Lánguida red de sueños
Que atrapa a la alameda


( Bosque de telarañas en Australia )
leer más   
11
10comentarios 56 lecturas japonesa karma: 144

Señorita Ojos De Papel

Cantas a la soledad
Cuando estas sola
Dibujas paisaje en tu añejo cuaderno
Pintas colores entre las grises nubes

Disfrutas la calma
cuando se hace de noche
Disfrutas la calidez del verano
Para quitar viejos fríos
Del invierno

Contemplas la luna
y sus estelas
con tus ojos navegantes marcas el sur y el norte
con tus dedos creas el cosmos.

Con tus delicadas manos escribes un poema
En tus manos la lapicera
Se desliza sobre la liza hoja
Escribiendo bellas
Prosas

Con la tina
dibujas
El templo de tus rimas
El encantador poeta que te inspira
Sus palabras que te inspiran

Sus versos que te enamoran
Cada vez mas,
Señorita de ojos de papel
Le dedico este poema

Sin titubear
Basta con decir que es
La dueña de este corazón.
leer más   
9
7comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 127

Pagaría mil años por ti

Pagaría mil años de karma por ti.
Retribuiría en las tinieblas cualquier agobio con tal de rozar tus labios, oh ángel abrasador, que has venido del firmamento, has situado mi corazón a gemir por tu amor.
Y tú has volcado tu mirada, hacia la mía, con esa vehemencia lóbrega en ella, por eso cada noche te cavilo como su fueses un hechizo que vino directo a mi corazón.
Tu mirada figura como afable, tus labios tórridos, tus cabellos son como hilos blancos que surcan tu cuerpo y tu corazón es el de un demonio embalado en un encanto desenfrenado.
Timas a todos con tu divinidad, y yo sigo en agonía, no te vayas de aquí, abrázame y llévame contigo que la vida es escasa y voy a pagar un precio inasequible por una mirada tuya.
Tórrido hombre, ven y baila conmigo en esta lobreguez mía, cíñeme y sana las heridas de mi corazón.
leer más   
7
1comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 85

El mágico violín de Malikian

Con delicadeza y perseverancia consiguió tejer junto a las notas musicales, una corriente de empatía que se trasmitía desde la tenue luz del escenario. Nada ni nadie se movía. Hasta el oxígeno se tornaba pesado y la respiración quedaba suspendida dentro del Alma. Girando y girando sobre sí mismo, rasgaba con su arco un recuerdo que iba despertando de entre las cuerdas de su violín. El sonido de las sirenas llamaba al refugio, alertando una vez más a la familia en el hogar. Envolvente espiral anunciando desastres, dolor y quizá la muerte, se hizo presente y pesó en el aire.



Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/10/14/escribe-tu-relato-de-octubre-iii-la-canta
14
15comentarios 62 lecturas relato karma: 150

Mientras busco la paz

Mientras busco la paz
el caos me encuentra en cada esquina,
Ninguna guerra ya me importa...
ningún frente forzará la ira
La intención de conflicto
es menos que porquería, a mi izquierda

Busco instantes
esa calma cómo parpadeo

Me mantengo
sobre la corola marchita
bebo la gota de vinagre
mitigo la sed
mas la agonía continúa

Mientras persigo la paz
el rostro es lleno de salivas
escupe la serpiente
el Ángel mira
falsos maestros dan la espalda

Es necesario
pasar por el molino
desgranarse
ser prensado por las masas
filtrarse
extraer la esencia
la sustancia...

La suposición ajena
hiere cómo daga
La presunción de los más ‘cercanos’
es un bisturí extirpando entrañas
es el ácido
la sosa
calcinando lento...

He de guardarme
mientras arranco
la piel vieja de mis pupilas
He de guardarme
de aquellos que se dicen 'indispensables'
He de guardarme
del insensato
de la lengua larga
de la vista cortante
de quién aparenta paz
de quién pide mi partida...

Más al salir
no caerá ante ti la mirada
te tomaré por el cuello
atándote con tu lengua
subiremos a la montaña de tu ego
contemplarás lo profundo de tu vacío...
y caerás...
trayéndote eterna sordera
el estrepitoso eco...

Para entonces
veré la estrella de mi norte…
Para entonces habrán florecido
mis níveos jardines...

*****************
Mientras busco la paz
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
15
11comentarios 56 lecturas versolibre karma: 133

Vueltas de la luna

¿Dónde comienza la luna
si no es
en tus ojos al
anochecer?

¿Dónde está el brillo nocturno
si no es
en tus pupilas
centelleantes hacia el
horizonte?

¿Dónde se distingue la noche
si no es
entre tu pelo y el habitar
delicado
de tu cuerpo danzante?

¿Dónde escondo mis deseos
si tu presencia está
en mi amiga más eterna
y cómplice de sueños y trincheras,
oh, sombría paradoja de la luminosidad?

¿Dónde guardo mis ganas
de bajar una estrella
de tu rostro
y ponerle un nombre
para que mi pasión se adentre en ti?

Las vueltas de la luna me tienen
ante ti otra vez,
querida ventana de anhelos,
ferviente viento que inspira el flujo sanguíneo,
eternidad hecha carne,
Me entrego a tu poder embriagante,
¡haz de mí tu acto mágico
por esencia!

etiquetas: noche, luna, estrellas, amada
1
1comentarios 15 lecturas versolibre karma: 6

Gurú

Cantaba el gurú
alrededor del fuego
Dando saltos en trance
y bailes al cielo
Con las manos en alto
iniciando su vuelo......
Y a su lado estaban todos
en el mismo estado
Aullando a la luna
entre nubes de espuma
Esperando al lagarto
cargado de fardos
Con polvo de estrellas
llenando sus venas
Portando dibujos
y acidez en la lengua,
Vino y orujo
rodando por tierra
No queda ni gota
en ninguna botella
Cigarros liados
con dedos sin huella......
Y baila que baila
de madrugada
La cigarra con el grillo
y la lechuza encantada,
Extasiadas las plantas
de hierva mojada
Los duendes se unen
si la paz tiene hadas,
Horas y horas
de fiesta embrujada
Agotadas las ganas
los focos se apagan
Y se duerme la noche
de buena mañana
leer más   
13
4comentarios 47 lecturas versolibre karma: 147

Loco amor

El velo que cubrió mi corazón
suavemente se deslizó
al ser ataviado con tu mirada y
la verdad descubriría,

El viento mi cabello acaricio
con tus manos,
la luna me sonrió cuando
me miraste,
en tu sonrisa se iluminó mi vida,
el sol mi piel toco cuando me abrazaste, y
el frio desechaste.

En tu sonrisa mi vida se escondio
entre el sonido del mar, los latidos del corazón se escaparon por amar

La noche me cubre con tus cabellos
entre las caricias de tus besos
suavemente me acuestas en tus pechos
las estrellas miran cual testigos
nuestro romance.

El silencio de la noche
delata nuestros corazones
como corcel desbocado
se escucha los latidos
en nuestro viaje en la nubes

Despierto en los brazos
de mi cama en la almohada
el sueño de amarte
en mi la mirada de la luna
sonriendo por el deseo
de este loco corazón
por sentir el amor .
leer más   
9
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 131

Y serás

Y serás un esbozo en mi retina
un sol naciente abortado
una ráfaga de locura
un temblor en mi piel

Y serás ese verso inacabado
que habitará en mis raíces
y como una lenta yedra
trepará hasta asfixiarme

Y serás el acorde de guitarra
de las cuerdas de mi melodía
perpetuando tus ecos
allí, dónde crecerán mis hierbas

Y serás mi testamento
y mis herederos tus besos
aquellas palpitaciones
que vibraron en mis labios
leer más   
17
12comentarios 90 lecturas versolibre karma: 143

Tardíamente... (Texto Neosurrealista)

TARDIAMENTE
( Texto Neosurrealista )

Escribió tarde su tierna muerte y tarde su vieja
vida. Fuera de sí mismo en las letras se le veía,
saltando entre nubes escondidas en el bosque
tembloroso, con las manos en la luna, y el hoy
en los cabellos de los últimos recuerdos en el
patio que jugaba.
Con el fantasma de sí mismo,
por el cartón de la calle asolada, vivió poco, y
murió mucho, haciendo de su inmortalidad un
florero con pétalos ciegos, en la raíz seca del
fondo más alto, arenoso cuando duerme el olvido,
y se esconde un manojo de recuerdos en el
espejo del ropero que ya no soporta la escuela.

Y luego dice : La brisa ya no quiere el impulso
del fuego, así que tiraré esta noche en el bote
de basura, donde naufraga el acordeón pensando
en la guitarra de las tardes voluntarias.

¡ Claro que sí !... Porqué dejó la sal de soportar
al mar, el frío del hielo, y el pasar del tiempo...
Arrancándole cadáveres al grito del árbol que se
fuga, leyendo con un lago las últimas noticias de
la ruta más barata al cielo más cercano, con el
perdón en oferta, y la fé de invitado, sin sacar la
lucidez de los zapatos, ni las rodillas cautelosas
del aplauso.

Ningún infierno quiere ser ya su
nodriza, y la cárcel desdichada, huyó sin escribir
la lista que la libertad fuma, cuando corre el rojo
pedestal opaco.

Después, la soledad vuelve a su casa, y se queda
encerrada en el sueño de una alfombra, que pide al
cuarto las paredes confidentes del techo desterrado
por el piso, que a la lepra teme, y toca el perfume
repentino del marfil, y del café recalentado.

Aquí la fiebre se pregunta, y le grita en cada hueso,
del papel, y del dolor sin hacer nada, al salir por la
ventana que destella, y desconcierta al cuarto junto
al cuento rebelde, al saber de los trenes con la ropa
raída en un largo mes inmerso, con las palabras que
muerden las letras del cuarto más pequeño, lavando
al jabón con las burbujas.

Posteriormente, partió a la mitad el último recuerdo,
cruzando a pie lo años, como traficante del pasado,
muerto y amputado, en innúmeras leyendas relatado
con el futuro como prueba, y la miel del calcetín, que
una araña lujuriosa, dejó viudo al saberlo.

Así que pensó en el azul de la lengua ociosa, con la
mano de la máscara inválida, de acuerdo a la inocencia
que arrastra, y derriba la tapa sofocante del cielo, en un
frasco, con la comezón que merece ser hervida con la
pobreza más deseada, en la colina de las ricas plegarias,
del reloj que camina con malicia en los campos irritados
de una gota, empeñada en comprender al corazón sin
conocerlo, desgarrado por la consciencia en decadencia
condenada, y progresivamente desfigurada...

En esa tarde que llegó tarde hasta ahora demasiado.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 05/31/2014.
leer más   
11
2comentarios 28 lecturas relato karma: 135

Los 300 de Malulita

Que más escribir cuando
ya lo has escrito todo
cuando ya te has hecho de palabras
y has puesto tu alma en cada frase
Que más contar si con 300 versos
has hecho un mundo de emociones
si antes había límites, después de usted
el cielo se ha vuelto pequeño.
Donde guardar el sentimiento de 300 poemas
donde encontrarte
Espero verte contando ternuras entre renglones
y borrando algunas tildes de más
Nos vemos en los próximos 300.
leer más   
13
5comentarios 51 lecturas versolibre karma: 131

Luna de guadañas

Una noche me sonrió la Luna blanca.

Desde su cara oculta
oculta sentí la invitación de la guadaña,
el brillo atrayente de su plata
esperando afilada para mi,
predispuesta entre las sombras
a responder con sus rescoldos de violencia.

Guardé en la gruta de mis dudas su pregunta.

Me respondió la voz que suena
bajo el umbral de mis portales,
la que pronuncia el nombre
de los amaneceres en mi almohada solitaria,
aquélla que le grita en su enojo y su cariño
al alma grande de hombre pequeño
que aún no concebía en mí.

De su furia nació la persistencia
de nombrarme como soy,
humano aprendiz de las memorias rotas,
tránsfuga de mis cadenas.

Yerto he sido en las pasiones,
intenso e huidizo,
mil veces arrogante,
triste he sido para afrontar mis huellas,
mis surcos en labradíos inconclusos,
pero ahora sé que amo,
aunque entre tantos juegos
haya calcinado otros tantos sueños.

Ahora sé que no me iré,
aún no ha llegado el día de partir
de esta Tierra que pretendo
asaltar con mis pasos peregrinos.

Me esperan las pisadas del silencio
de mis temores y terrores fríos
pero al tiempo la fe
para transformarme en cuerpo fiel
que apriete los dientes y las manos
cuando el miedo los asalte,
me espera la vida completa con sus letras,
con mis versos no nacidos,
guardados en estancias de mi alma.

Queda tanto por contarme,
por contarte,
por contaros…,
tanto como el tiempo de todos los abriles
que han de florecer de nuevo,
queda el llanto que me espera
cuando no me escuche,
cuando no te escuche,
cuando me extrañe y te extrañe,
pero haré que se desplace esta montaña,
rígida roca que me linda,
hasta renacer en la cordura
de olvidar el pensamiento
y crecer en los incendios del ser pleno.

Pleno ser,
habitante en instantes de sus lágrimas,
de la lluvia que de mí brote,
necesaria redención de sal y de cristales,
plena vida,
deseada en el contraste de los mundos,
aceptada en mi sonrisa,
en tu sonrisa,
en la risa que a todos nos escueza
como patria completa de hermandades.

Arrancaré la corona de espinas
que yo mismo clavé sobre mi cráneo
en algún día de mi infancia nómada,
sangraré por mi costado,
abierto el corazón,
perdonando y perdonado,
honraré mi pasado y mi presente,
mi sentir, el tuyo,
el nuestro.

Seré amante desde este fuego intenso
que me roce,
que nos roce y que nos sane
transformado a través de la palabra nueva
que prometo pronunciarme
y pronunciarte.

Amar, amarme,
amarte,
conducir en mis mareas este barco,
dejar de naufragar en mi desidia,
abarcar en la mirada la piedad,
la comprensión de tu fuerza y de la mía,
gritar, llorar, reírnos,
habitantes de esta huerta
que adivinan la cosecha
de los frutos que han sembrado.
leer más   
11
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 132

Estrella de miel

Quiero verte por el cielo
De mi piel,
Dulce y fulgurante,
como una estrella de miel.

Muero por dentro
al sentirte lejos,
Como se mueran las medusas,
Cuando se miran en los espejos.

Déjame comerte el corazón,
es Canibal mi ilusión.
Se que es mi alimento,
cada migaja de tu sentimiento.

Bésame con tus labios
DE MOLINO,
que los míos están hechos de aguas
que quieren fluir por tu destino.

Solo quiero guardarme
En el rincón más pequeño de tu interior,
Como se guarda un prado
Dentro de una flor.
leer más   
12
6comentarios 40 lecturas versolibre karma: 131

Cálculo y melodía

Deslizándose entre mis comisuras
calculas con el pulgar
la medida del incendio.

Desdibujas el rojo de labios
en alegoría de intenciones
y lascivas tangentes.

No sabemos quién llego primero,
sólo sé que cuando todos se van
tú eres puntual a la cita.

Para qué entender nada,
si el buscarse lo responde todo?
Siempre coincidentes en soportales
como reincidentes de un no delito.

Tú me hablas de síntomas y primates
pero yo no veo que te andes por las ramas,
eres buen arquero sobre este tejado
de metales poco confiables
y la manzana espera sobre venus.

Haces como si nada
de todo extraes la melodía,
nunca arropada, siempre desnuda
y tú mirando.
15
5comentarios 39 lecturas versolibre karma: 149

Pequeños gestos

Y dicen que a ese gigante
lo mataron los mosquitos.

Por tanto inconveniente pequeño
loco se lanzó al precipicio
largo, larguísimo del tiempo.

Nunca desprecies
a ese pequeño enemigo.
¿Te suena a ti
que me estás leyendo?

Y en la guerra como el amor
como la vida no pongas
en esos pequeños gestos,
que te proteja San Telmo,
porque a la mismísima fosa
tu solito irás derecho
leer más   
17
9comentarios 56 lecturas versolibre karma: 135
« anterior1234550