Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 337, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Una voyeur estúpida

Una voyeur estúpida. Así puedo resumir sus emociones, fiel paseo por las mías —aunque no voy a admitirlo, jamás nunca—. Impotencia ante unos ojos, cada día más hundidos, una boca temblorosa y un aviso: poner sombras de tachones por encima de lo cierto, no lo borra. La lectura bajo alambres de lo que no sea propicio, de lo que es amargo y duele, sigue siendo al fin y al cabo, una lectura legible. Presenciar lo irreparable a pesar de la porfía… porque mira que no hay quién que a su insistencia gane. O eso parecía.

Permitidme que suponga que su corazón aún late como cuando no era otoño. Sin embargo, yo diría que palpita encogido, recostado sobre su hombro como rama de peral. Ahora son cuatro los ojos que observan el derrumbe, resultado de renuncias obligadas. ¿Exagero? Ojalá.

Me parece que ella nota el desorden, esa mezcla de emociones, el jardín sobre el asfalto que no logra echar raíces porque viven las renuncias por debajo y van a ser cepo que atrape su esperanza para siempre. Teme agosto y su sequía, odia las evocaciones al candil de otra sonrisa, rabia cuando le salpican intercambios de señales… Ya le dicho yo que no, que no puede apedrear una a una las farolas de una ciudad que aún respira —pese a que no viva nadie— , que no debe trasnochar recorriendo cada calle, intentando evitar lo… Y me pide que no hable, le revuelvo las entrañas, pero no voy a callarme. Si escribiera yo la historia y pusiera yo los versos… pero ella es la poeta. Si escribiera yo la historia ni siquiera yo estaría. Un camino de dos piernas y amapolas, solamente.

No es que quiera que se rinda, lo que quiero es que no sufra en la espera de una nota musical, un milagro que le bese bien la boca. ¿Experiencia o agonía? Cuando alguien se debate entre salir corriendo y quedarse, eligió la tercera alternativa, es decir: volverse loco. Y allí está, en una habitación a oscuras, más peso sobre una espalda repleta de arañazos, de rutina, de costumbre, polvo, mugre. ¿Cómo va a dar sosiego en ese estado? Dadme a mí la solución de una mente más perdida que la mía y puede ser que así encuentre el desvío o la esperanza que no tengo.
13
6comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 106

Obra del tiempo

El tiempo que todo lo cambia

Trocó mi hoz en un motor

Que gira al contacto de un botón.

Sin misterios, sin enigmas y sin magia

Vario mi voz con el fragor,

En el delirio de la sórdida invención,

De aparatos doblegados por la rabia.

También así, cedió el fervor

Expresado, en lóbrega comunión,

En la ruta insustancial de la plegaria.
leer más   
6
6comentarios 59 lecturas versolibre karma: 95

Rabia

La tierra nos escarba,
una caricia de niebla nos aprende,
se cobija en el tiempo de otras caricias,
nos abre los vacíos para poder adentrarnos
y el miedo queda libre
y nosotros.
El pan nos muerde el hambre,
un rostro de hojas secas mira el arbolado transparente,
el frío nunca reniega de la vida,
ni de lo que brota entre nuestras sombras
y no queremos que la luz nos traspase
la rabia de otros cuerpos.
13
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 111

Simplemente bailar

Siempre seguiré bailando
Aunque se desgasten mis pies
Es todo lo que necesito
Mientras bailo me miras de forma rara
No sabes por qué hago esto
No entiendes
Solo necesito sonreír, sentir la música
Dejarme llevar sin pensar en nada más
Nadie puede quitarme eso
Vives en otro mundo
Sientes felicidad, rabia
Y sigues bailando, te mueves
Hasta que se desgasten mis pies
leer más   
8
sin comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 85

Poema para Frida

"Espero alegre la salida, no volver nunca más" Frida Kahlo

No escondas tus secretos
de los temores en piel
textura y alma disparan
pura luz para el mañana.

Rabia y dolor no es amor
en lienzos desmembrados,
para que las heridas sanen
hay que sacar la pus afuera.

Como Frida, en tus manos,
tacha eso que angustia
y te impide crecer libre
con total frescura.

Que cada revés de la vida
sirva para que entiendas
el porqué de tanto sufrimiento
elevándote al mismísimo cielo.

Desde tu cama un mundo
se levanta para susurrar
que no hacen al mundo
las alas sino corazón y arte.

Grietas que ahorcan espaldas,
desamparo que clavan puñales,
tristes universos densos
así no se puede soñar.

Si la sombra debe brillar
empecemos a sembrar
más allá de la ira y la rabia
un horizonte simple como un cuadro.

Que digan lo que digan
yo solo pinto con tus labios,
mejor amar y desangrar
a jamás haber amado.
leer más   
7
6comentarios 86 lecturas versolibre karma: 97

El amor lo es todo

Llegó el momento del final
del precipicio después de la tormenta
donde el amor huyó para siempre
con un mundo de náusea plena.

El deseo se convirtió en un desdén de rabia,
la esperanza era implícita
aún así derrumbaste la alegría
escupiendo palabras amargas.

Los lamentos duelen
el oído se embota con el drama,
nunca aceptaste que nadie te amará,
el amor no es silencio en tristeza lejana.

El amor era nuestra dulce madriguera
una esperanza quizás huraña,
era un refugio seguro
que nadie rechaza.

Dejaste el amor sin sus fuertes murallas,
cambiaste el todo
por lágrimas falsas,
ahora el nido es solo un montón de paja.

El amor que un día nació
se sintió despojado,
era tu rechazo, tu nostalgia muerta
por ahí terminamos.

Hoy te debo todo
tú no me debes nada,
la orfandad es viuda de ti
la despojaste en el entierro de un olvido.

Te solía buscar en la noche
entre las sábanas frías,
encontraba el comienzo para encontrarme
con el alba envuelta en su ternura amada.

Hoy tengo que reconocer
que la violencia eclipsó a la carne,
quisiste ser libre,
en la intemperie cuidar a las crías.

Nadie vive en un ataúd extraño
así que volviste a tu vida ajena,
a un silencio muy largo
donde el odio fue la camisa de fuerza.

Tu demencia mutiló el pasado,
ahora soy ausencia
de un inventario alejado,
renunciaste por siempre con tu amor negado.


El mute
06/12/2018.

Para aquellos que renuncian al amor.
No lo hagan, el Amor lo es todo.
20
6comentarios 96 lecturas versolibre karma: 134

Con su aroma

Quizá la lluvia paralice tu tiempo,
y con ella hagas colecta
de las luciérnagas perdidas
en un postrer verano
repartido por las musas pasionales,
quizá su viento rasgue aún con rabia
los sueños de tu blusa,
y en un lugar,
entre tus lágrimas,
o recogida en una llama de silencio,
queden las mariposas blancas
que hicieron sonreír tu vientre.

Entonces será su olor a otoño
el que impregne de deseo tu ventana,
se alargará tu desnudez
sobre el vaho en los cristales,
mientras tus ojos
seguirán a algún paraguas lejano,
a su tela brillante,
hecha memoria
en el incendio de tus cejas.
leer más   
13
10comentarios 118 lecturas versolibre karma: 118

Ángulo muerto

Murmullos tras la puerta,
saben que rompimos el suelo
al deshacernos del antifaz.

La torre de sueños transparentes
palpita desacompasada,
cuatro golpes de libertad
y siete arañazos de cautiverio.

Se despiertan los animales,
las cadenas han sido disueltas
con legados de dolor.

Alejémonos de la soledad
rompiendo todos los retrovisores
de efectos retardados,
dejemos la delicadeza
hasta llegar al ángulo muerto
de la felicidad a granel.

Armarán un ejército
con aguijones de palabras envenenadas,
vendrán a por nosotros,
habrá vértigo,
las estatuas de mil ojos tomarán la calle
y notaremos su aliento helado.

¡Ni caso!

Si nos hieren
esta vez la sangre
será distinta,
será libre.

Ven,
dame tu rabia,
tiraremos ambas
por el barranco del olvido.

No te preocupes
nadie dará la réplica,
he sobornado el eco
con diez historias lapidarias.
leer más   
18
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 123

Dolor

A solas me pongo a pensar en lo frágil que es el corazón y lo fuerte que son los puñetasos de la vida

En mi oscuridad me penetra el dolor como aguja punzante

En mi impotencia se me hace invalido el raciocionio ,ya lo he visto todo

En mi rabia, se me hace latente el dolor de las llagas recien producidas

En mi soledad, pienso en lo insignificante que podemos llegar a sentirnos

En mi desgracia ,pienso en las demas ofensas, en las demas miradas ,en las demas tristesas

Quiero decirlo,mas algo me impide
Quiero ser feliz,mas el recuerdo me penetra

Quiero olvidar, mas todo esta hecho
leer más   
12
1comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 102

Karma

No creo en las casualidades. Tampoco en el destino. Ni en dioses del cielo. Tampoco en el karma.
Creo en quién que te eriza la piel cuando te toca y te hace latir el corazón tan fuerte que parece que vaya a escapar de tu cuerpo. Creo en todo eso que te hace abrir bien los ojos cuando lo miras y escuchar con atención cuando lo oyes por primera vez.
Creo, y mucho, en las cosas que te hacen temblar de miedo. Y, sobre todo, en las que te hacen estremecer de placer. Tengo fe, y de la buena, en los momentos que te arañan el alma y en las personas que te recomponen el espíritu.
Creo en las lágrimas que brotan de las entrañas y en los gritos que se escapan directos de los pulmones. En las personas que despiertan tu ira y que apaciguan tu rabia. En esas que son de verdad, transparentes y sin escudo.
Creo en todo eso que te hace sentir, que te enfada, que te sorprende, que te enloquece.
Creo con todas mis fuerzas que cuando algo es de verdad tiene que despertar todos tus sentidos, y remover tus instintos más salvajes. En las personas que construyen puentes y eliminan barreras, es esas creo mucho.
Nos preocupamos demasiado por respirar, cuando lo que importa de verdad son los momentos que te dejan sin aliento.
leer más   
3
sin comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 39

Ataste mi risa

Ataste mi risa a tus labios,
mis sueños a tus ojos,
mis pensamientos a tu mente,
en tus pesadillas me vi
remontando el vuelo,
borrando el gris de las nubes,
creando arcoíris del barro,
pintando lagrimas azules
a los ojos gastados,
haciendo una danza de agua
en las arenas del tiempo,
bailando descalza
un vals sobre el hielo,
trenzando fantasías
a un librero olvidado,
besando labios,
labios de rabia agrietados,
reparando las alas
a un cuervo lastimado...

…entonces te vi sonriendo triste
y te besé los sueños,
me enredé en tus brazos,
tiré la llave y cerré el candado.

Maricel 20/11/2018
leer más   
24
23comentarios 125 lecturas versolibre karma: 134

El Reloj

EL RELOJ

Te tumbas en la cama. Paz.
Cierras los ojos y... silencio.
Silencio y nada más.
Entonces te das cuenta:
- TIC, TAC, TIC, TAC…-

Como un metrónomo, apenas audible, suena el reloj.
Tan odioso, tan puntual… tan previsible.
- TIC, TAC, TIC, TAC...-

No te deja dormir.
- TIC, TAC, TIC, TAC...-

Las manecillas suenan vagamente,
pero se clavan como espadas.
Te giras desesperado,
tapándote con la almohada.
El sonido ya está en tu cabeza
y pides que pare, pero no para.
- TIC, TAC, TIC, TAC...-

Con urgencia, con ansiedad, la rabia te empuja
y te levantas de la cama.
Sin paciencia, agarras el reloj y sus odiosas agujas,
con ganas de tirarlo por la ventana.
- TIC, TAC, TIC, TAC…-

Para cuando te quieres dar cuenta
estás de pie, en tu tétrico cuarto.
Hay corriente, tienes frío, vas descalzo.
Nocturna, de entre las cortinas blancas, luce la luna.
Y en tus manos, ya no hay nada.
No hay reloj, no hay agujas, no hay ventana.

Has andado hasta el balcón,
arropado con las sábanas sedosas que arrastras por cada baldosa de tu habitación.
Al borde del vacío, y a punto de tirarte,
te das cuenta:
Tú eres cada noche, las agujas y el reloj.
Eres tu propia tempestad.
Eres tu suplicio, tu ansiedad.
Eres cada… “TIC, TAC, TIC, TAC…”
leer más   
11
5comentarios 70 lecturas versolibre karma: 111

Despedida

Nos dijimos adiós una tarde de otoño profundo.
Qué difícil entonces pasear una caricia sobre tu rostro de hielo.
Nos dijimos adiós, y tu sin volver la mirada,
soportando tu vacío que te llegaba al suelo.

Fue una tarde de largo adiós,
una tarde para mí de rabia contenida
que me salvó del amor.

Una tarde triste de un gris desangelado.
Te fuiste sin brillo,
apagada en tu soledad dolorosa,
por entre tu amor de cristal roto.

Una tarde que ojalá irrepetible,
no me depare más nunca el destino.

Desesperado y envilecido por mi furia callada,
con mi corazón moribundo y seco en sangre,
te vi por última vez con mis ojos de adiós, a lo lejos,
arrastrando tu pesar, tu pena de verdugo arrepentido.

¡Y desde entonces, te he dicho adiós tantas veces!

Qué difícil la última caricia sobre tu rostro de hielo,
sobre tus ojos fríos de adiós inolvidable,
la última caricia sobre tu piel ausente,
sobre tu cuerpo de vapor.

Fue una tarde de un otoño triste,
cuando con un beso miserable me dejaste de querer,
cuando al cabo del adiós,
me volviste la espalda,
para irte barriendo con la mirada,
los restos de tu desamor.
leer más   
16
10comentarios 109 lecturas versolibre karma: 115

El peso que más pesa

Respiro el aliento cargado
que despide la boca de la rabia contenida.
No me deja pensar,
me obnubila y ralentiza.

Nada bueno tiene observar y no hacer.
No puedo dar un paso, me pesa la pena.
Y me castiga la noche con la indiferencia de la luna.
Y el lucero no brilla en mi cielo,
y el búho ya no me espía.

Se cambiaron los días por meses
y el café tiene el regusto añejo
de una cafetera de hierro oxidado.
Un terrón de azúcar moreno
y ya le cambio el sabor a la vida.

(Me pesa tanto la prisa de la clepsidra)

Y pinto una luz en el espejo
para que el reflejo tenga algún brillo.



Hortensia Márquez





Imagen sacada de internet
21
20comentarios 147 lecturas versolibre karma: 122

Sobredosis de paz

La paz deseada
Por fin fue alcanzada
Ni un crimen hay
En esta utopía
Calma y orden
Y nada más
Nada nuevo
Nada mal
Pero toda esta calma
Me está empezando
Una intensa rabia
E inmenso aburrimiento
¿Cuándo pasara algo nuevo?
Estoy cansado
De esta sobredosis de paz
Algo de caos
Habrá que causar
Y con ello la novedad
La sociedad se paralizo
Si les doy desesperación
Avanzaran por las malas
Hacia el futuro
Nuevas maquinas
Mayor inversión
Mejor mercado
Solo por el costo
De algunos súbditos.
leer más   
13
5comentarios 85 lecturas versolibre karma: 114

Partitura incompleta

Recurramos al recuerdo;
somos los nietos
de la Torre de Babel abandonada.

Silenciosos
de nosotros partirán
los cruces de los senderos del júbilo,
desde nuestras uñas
brotará un largo manantial de historias,
relatos curvilíneos
con los que regar
la sinopsis de las eras y retoños
idos entre los consejos del salguero.

Recordemos nuestro origen;
somos los nietos
de un contrato inexplicable.

Quedarán atrás
los días de los escorpiones,
los que envenenaron nuestros frutos
con su rabia amortajada,
se irán,
reducido su tiempo
en el polvo de los pedregales díscolos,
difuntos en el dolor de su ponzoña.

En silencio
recordemos de dónde venimos,
y busquemos el nuevo Norte
colgado en la luz eterna
de la Estrella Polar.
leer más   
24
11comentarios 108 lecturas versolibre karma: 131

Táctica sin estrategia

La renqueante respuesta a la llamada de la vida:
pasos rápidos pero inseguros,
una rama retorcida y desnuda que rabia,
disonancia en las impares,
el bramido irregular de una caja de guerra
y el chirriar de un tren a punto de descarrilar resonando,
como un llanto en off,
en compases desafinados de cantautores acústicos.
La poética del insomnio en la estética del olvido:
reventar el corazón en molde de escayola.

No reconocernos que al final somos ocho números,
una letra
y la fuerza ilusa con que nos definimos para no ser otros,
que son un código también.

@versicosaedrica
leer más   
5
5comentarios 48 lecturas versolibre karma: 66

Catarsis

Tanto vacío
Relato
Te está
Haciendo a un lado
Poesía,
Tu magia resume
Sus tres párrafos
En dos versos.

Sensitiva pérdida
Del interés
De quien cada paso
Realza un detalle
Y lo hace prosa,
No puede ser
Sempiterna belleza,
Mi lucha
Compondrá
Tu merecida
Galaxia
Donde tus primeros pasos
Aún
Recitan a Gilgamesh.

Cuanto fofo
Relato
Te esta
Haciendo a un lado
Poesía,
Somnolientos renglones
Avivan un verso
Que chasquea como fusta
Sobre el lomo
De un caballo.

Que vengan
En mi contra
Los que se cuentan,
Empalaré mis rimas
Tatuaran mis sentencias
No se olvidarán
Mis insultos,
Te juro
Te rescataré
Poesía,
Replíquenle a un falo
Ardiente de vejarlos,
Mírenme desde arriba,
Regocíjense
Con el eco
Desafiante de cada
Poema que no se leyó.

Los relatos no te están
Olvidando
Poesía,
Duele la evidencia
De que te estén
Haciendo a un lado querida mía,
Insulsos escritos
Que no se deshacen
De su influencia.

Catarsis
He de llamarte,
Te enrollaré y te fumaré
Como flor en paz,
Las penas ya no se cuentan,
El ímpetu de toda rabia
Se lava la cara
Y volvemos a empezar.
6
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 90

El retrato

Mi alma habita en el zaguán de la imagen dorada;
baluarte de nenúfares purpúreos
¡sobrevivieron al Gran Diluvio!
Los códices de antaño
mentaron su retrato:
<<Ser con destellos diamantinos>>.
¡Llegaron asaltacaminos!

Rostro que oblitera hordas de infierno y rabia.
Belleza policromada
que aguarda mi estancia
en galanteos y siseos:
envites a los Campos Elíseos.

Oigo un chasquido agorero,
¡achico los ojos y no lo veo!
El aire está larvado de dolor.
Espesa calima virando
en roca caliza;
¡Arpía!
Hueles a curtiduría.

Plúmbea nostalgia
arrobada en su aura.


Marisa Béjar.
leer más   
17
18comentarios 153 lecturas versolibre karma: 121
« anterior1234517