Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1260, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Sin título...

Dejaron
de ser
un sueño,
y como
estrellas.
detenidas
en el espacio.

Separadas a
kilómetros...

A ser una
realidad,
unidas por
un mismo
sentimiento...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
8
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 126

La edad es sólo un numero

Mi mundo.
¿desde cuándo mi mundo no es tu mundo?
Me pregunto al verte sonreír al verte mirarme con tu belleza desviada con tus matices de señora de mi edad en cuerpo de señorita de 20.
Tu mundo.
¿En qué momento me convenciste con tu argumento letal basado en la realidad más increíble para mi y más normalizada para ti de este nuestro lugar de este nuestro mundo?
¿Nuestro mundo? ¿de veras?
Una delgada línea que se sostiene con pilares fuertes y aguerridos y con el eslogan presidiendo la entrada a nuestros pechos, a nuestros pensamientos, a nuestros instintos básicos "para amar y ser amados".
Y es que sólo de tu boca podría tragarme aquello de ..
¡La edad es sólo un número!
Por que no es tu mundo ni siquiera es mi mundo ni tampoco nuestro mundo si no el páramo donde conectan nuestros sentidos donde la felicidad no es efímera por que la puedo tocar la puedo oler la puedo poseer.
Creo que un mundo sin ti ya no es mundo como creo firmemente que un tú sin un yo básicamente ya no es posible.
Ayúdame a seguir creando un mundo paralelo alimentado por mentiras para terceras personas donde las verdades solo las usamos para amarnos ayúdame a que "mi mundo" siga siendo "Tu mundo" y a que "tu mundo" siga siendo solo nuestro.
leer más   

etiquetas: poema, verso, libre, amor, edad, no, hay, love
3
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 30

Voragine

Este amor es cual voragine
que arrastra mi razon
al sentimienro del corazón
nunca me lo imagine
que verte fuera anamorarme.

El viento fresco atiza
el pensar en abrazar
este deseo de besar
tus labios, escuchar tu risa
crece el amor por ti.

En cada noche la quimera
me lleva de los brazos
al idilio de tus besos,
gritando por primera
vez al universo tu nombre.

El viento frio despierta
la realidad del ensuño,
que con gran desenfreno
idialesé una cascada
de pasion que solo fue
mi mente un Extasis.
que mueren al despertar
por la realidad que solo
yo imagine este amor.

Este corazón enamorado
solo se ha ilucionado
o es esta necesidad
se sentir la felicidad
de sentirse amado.
leer más   
9
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 115

Aliadas

ALIADAS

Una luna en cuarto menguante,

una lluvia intensa y refrescante,

una noche ideal para fantasear

mientras un búho prefiere otear.

Y yo danzo al compás de las gotas,

porque en mi paraguas repican las notas

y todas juntas se vuelven mis aliadas

para mi alma llena de ideas soñadas.

¡Tantas fantasías vienen a mi mente

bajo esta lluvia nocturna y envolvente!.

Tal vez lo difícil sea volver a despertar,

¿será lo que el búho me quiere alertar?.

¿Y si nada es lo que parece en realidad?,

¿Y si la luna me contagia su inmortalidad?.

Noche lluviosa de luna menguante,aliadas,

que me permiten liberar fantasías ansiadas.

Autora: Marcela Barrientos
País: Argentina

Derechos de Autora Reservados 12/06/2018
leer más   
7
1comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 111

De vuelta al pueblo

En una mano una taza de café, la otra apoyada en el pecho. Miraba por la ventana de aquella vieja y desvencijada casa, pensando en por qué la vida la había dado tan pocos momentos de descanso.

No se quejaba demasiado de aquella época, era la mejor que había vivido. Pero echar la vista atrás dolía demasiado. ¡Dolía tanto!
María había nacido en el seno de una familia humilde, hacía ya 68 años, en aquella misma casa del pueblo paterno. La pequeña de tres hermanos y la más rebelde (como decía su madre). Sus padres agricultores y buenas personas, no pudieron estudiar, la vida no les concedió ese regalo. De sus hermanos ya solo quedaba el recuerdo. Su hermano Pedro murió por una sobredosis hacía ya demasiado tiempo y su hermana se casó con un australiano, solo supo de ella durante algunos años, después nunca más tuvo noticias.

Cuando era joven quería escapar del pueblo a toda costa y no eligió la mejor compañía para este viaje. Un verano conoció a Juan y ya nada volvió a ser lo mismo. Su vida fue una sucesión de palizas y sinsabores. Durante años ocultó la realidad a sus padres por no hacerles sufrir. Trabajaba limpiando portales y casas, lo poco que ganaba, él se lo gastara en borracheras y amigos. A consecuencia de las palizas tuvo dos abortos pero con el tercer embarazo todo fue distinto. Cogió una maleta y se fue. Refugio para mujeres maltratadas, lo llamaban.
Estando allí, la vida le dio una de cal y otra de arena. Su marido murió en un accidente de coche, conducía borracho, como siempre. Y días después su padre, de un ataque al corazón.
Se la abrió una puerta de par en par a la que se aferró con todas sus fuerzas. Volvió a casa con su madre. Entre la pequeña pensión, lo poco que sembraran en la huerta y limpiar alguna casa les daría para vivir las tres (eso fue lo que su madre dijo).

Su niña nació sana y fuerte, era lo mejor que la había pasado en muchos años.

Durante algunos años vivieron las tres en aquella pequeña casa, sin tener de sobra pero sin faltar lo más básico. Lo bueno que tienen los pueblos es que todos se conocen y siempre recibían alguna ayuda.
La tienda de comestibles de la plaza, les guardaba algo cuando estaba próximo a caducar o la lechuga que ya no estaba tan fresca. Alguna que otra lata y el pan del día anterior.
Cuando había que limpiar alguna casona porque iban a venir los dueños de veraneo, siempre llamaban a María para ir a limpiar. Limpiaba la consulta del veterinario. Limpiaba, eso era lo que mejor sabía hacer, sin estudios es difícil conseguir otro trabajo.
Los días transcurrían y su nena (Ana) se iba haciendo mayor. Empezó a ver en ella las mismas inquietudes que ya tuvo ella años atrás. El pueblo la asfixiaba. Y por más que quiso quitarle la idea de la cabeza, estaba decida a irse de casa. Quería estudiar, decía su hija. María había perdido a su madre recientemente y perder a Ana le aterraba.
El pánico a que su historia se repitiera con su hija la llevo a tomar una decisión. Vendería lo que fuera y pediría si hacía falta para que su hija sí tuviera estudios y una vida mejor.

Habló con el alcalde del pueblo, Miguel, antiguo noviete de juventud, y le pidió ayuda. No tenía dinero para pagar a su hija un piso donde vivir mientras estudiaba, ni pagar los estudios.
Miguel le proporcionó una habitación en casa de unos parientes, allí podría dormir y comer a cambio de ayudar con la limpieza de la casa. Además Ana trabajaría los fines de semana en un centro comercial para sacarse algún dinero extra.
María trabajó de sol a sol. Limpiaba donde hacía falta, incluso en el pueblo vecino, vendía a la tienda de la plaza lo que podía de sus pequeñas cosechas. Aprendió a hacer gorros de paja, típicos de la zona y los vendía a los turistas…..todo con tal de que su hija pudiera estudiar.

Ana consiguió sacar su carrera de veterinaria. Pero encontrar trabajó en las grandes urbes no es tarea fácil. De nuevo el pueblo volvía a ser la mejor salida.
No fueron pocas las dificultades hasta poder abrir consulta, era mujer, joven y la desconfianza de los ganaderos la hicieron tambalear en más de una ocasión. Pidió trabajo al viejo veterinario, donde su madre seguía limpiando. Le ayudo en las tareas más difíciles. Iba de granja en granja asistiendo a partos o a lo que hiciera falta.

El viejo veterinario se jubiló y le ofreció su consulta por un precio módico. Todo empezaba a cambiar para mejor.

Ahora, María miraba por la ventana, con un café en una mano y la otra en el pecho. Su nieta jugaba entre los garbanzos y las patatas sembradas. Su yerno era una buena persona. Inmigrante, llegó a este país con los bolsillos repletos de ilusiones y el corazón encogido por el miedo. Ana y él se conocieron cuando ella estudiaba. Todas las mañanas le veía en el mercado descargando fruta.
Un saludo, una pregunta buscada para crear un primer contacto. Conectaron pronto y bien.
Ahora juntos en el pueblo con su madre, ella con su consulta veterinaria, él se quedó al cargo de la tienda de la plaza, eran felices y tenían una niña.
Su hija al fin si tenía una vida mejor y ella estaba formando parte de aquel comienzo tan esperanzador.

Cuando una puerta se cierra, siempre hay alguna ventana que se abre.




Hortensia Márquez
4
2comentarios 36 lecturas concursobac karma: 64

Pesadillas

No deseo seguir mintiendo,
se me nubla el pensamiento
En las noches mi desvelo,
en el día floto en el viento.
Un efecto el defecto
de aquel frío en mi habitación.
Que congela la mirada,
y apareces junto a mí.

Un tormento me reclama,
su pregunta ¿dónde estás?
Me has dejado en el olvido sin testigo
la crueldad en la que vivo
Solo insomnio predomina
un vacío la soledad

Hay fantasmas que aniquilan
cuando vuelan sin parar,
Corren, ríen, se evaporan
y la noche sin final
Donde has ido que te busco,
fantasía ya no estas,
Es un eco desmedido,
gritos crueles realidad.

El abismo un remolino
que me arrastra y me sujeta
Ya no puedo respirar,
he caído en las tinieblas
En mi sueño crece el frío,
dónde has ido me has dejado
Pesadilla entra en mi sueño
que me ahoga sin piedad

Me ha cubierto el sudoral,
una angustia mi ansiedad,
Poco a poco se contraen,
comprimidas letra a letra
Las palabras ya no existen,
tengo ganas de gritar.
Se apodera de mi cuerpo,
me consume, me reprime.

Un fantasma me persigue,
ya es de día no es posible,
Sin pellizco en mi silencio
un destello me despierta
Ya no existe algún fantasma
solo almohadas una cama
Ya no existe la verdad.




Por: WilyHache ®


15 de octubre de 2018
5
2comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 68

Te odio amor

Te odio por estúpido y por ingrato con este amor
Te odio por idiota y por despiadado con este amor
Te odio por existir y por no quererme como te quiero
Te odio por no darte cuenta de que aquí sigo esperando por ti
Te odio por ser tan sinico y fingir que no pasa nada cuando en realidad pasa todo
Te odio por amarte tanto
Te odio por quererte tanto
Te odio por estúpido
Te odio por dejarme
Te odio por no respetarme
Te odio por tratarte con ternura
Te odio por qué nunca dices nada
Te odio por desear tu boca y tu cuerpo
Odio tu ser, odio tu silencio, odio tu cuerpo, odio tus caricias, odio tu boca, odio que me mires, odio amarte tanto
Pero más odio no odiarte cómo quisiera
leer más   
3
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 32

Laura

Un poema , Una lágrima
Te confunden en el atardecer
de un caduco recuerdo de un tiempo
que nunca quisiste desaparecer.

Forjarte de las penumbras
en la confusión de un tiempo
que parece eterno
porque llevas contigo ese espíritu materno.

A sabiendas de tu alegría
de sonrisas que esparces como semilla
sobre un fango de esperanzas
florece aquella mujer
la mujer que jamás descansa .

Tus palabras sanan, tus palabras curan
son un viejo libro de lecturas
que cruzan fugaces los campos espigados
viajan donde nadie ha llegado
y fecundan los desiertos olvidados
donde germinan los nuevos sueños
que los haces realidad solo con tu empeño.

Al mirar al cielo
contar cada una de las estrellas
ver en las nubes la forma de tu nombre
junto a cada una de ellas
observar extender tus alas
donde asoman tus recuerdos
entre poemas y escritos
de aquel roto cuaderno.

Tajar los rayos del sol
que marcas al amanecer
contemplar el espectáculo radiante del aura
saber que existes y eres real mi querida Laura.
leer más   
5
2comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 60

Realidad o ilusión

Mi mente se interroga
buscando una respuesta,
tu caminar es opuesta
a la verdad que me ahoga.

Donde voy sin que este
pensamiento de esperar,
no sofoque el respirar
del corazón que solo late
por la verdad.

El corazón se debate
por encontrar la verdad,
el razonar llena de tempestad
por amarte sin tenerte.

Las sombras del camino,
de sus veredas llevan a lenta agonía al corazón que lamenta
no tenerte en cada matutino.

Eres realidad o eres producto
de la fantasía de mi mente,
o eres un ilusión latente
del corazón.
leer más   
12
1comentarios 62 lecturas versolibre karma: 124

A favor

Nos separa esta realidad y
unos cuantos kilómetros
de incomodidad e incertidumbre,
y como todos los días te echo de menos.

A esta hora y en este frío
me pregunto si me extrañas,
porque yo muero cada hora por ti
y revivo en el segundo siguiente
en el que mi mente me juega a favor
y reproduce a vivos colores los momentos en los que tu vigor contrastaba con mis ganas.

Fuimos felices juntos.
Fuimos felices en nuestra magia,
y también lo fueron el bosque,
la cama y ese sofá;
porque la felicidad se contagia
aun a lo material,
les dimos vida.

Y a esta hora y en este silencio
me pregunto en qué lado
de mi alma estarás al final de todo,
si es que existirá un final;
y mi mente me juega a favor
y me recuerda que fuiste un sueño, fuiste déjà vu y te volviste carne;
me muestra tu pureza y tu nobleza
que combinan con mi lado loco
y mi toque amable.

A esta hora y en mi ansiedad me pregunto cómo me piensas y cómo
me recuerdas,

¿Tu mente juega a favor?
leer más   
8
6comentarios 50 lecturas versolibre karma: 100

Solo debieron amar

Bendito es el día en el que te conocí
no te escuchaba, había perdido la voz
era el silencio que aturdía
en el ocaso del amor.

Ahora escribo cuartetos
que solo se saben unas cuantas notas,
¿cuánto necesitas para soltar ese vicio
que solo huye de tu realidad?.

Escucha la música
es un remedio infalible
cuando has olvidado hablar
no importa que se te acabe la noche de tanto soñar.

Es corta la historia
cuando no se tiene nada que contar
es más sencillo voltear la vista ha otro lado
y dejar de mirar.

Yo solo quiero que aprendas a volar
sin caerte de tan alto umbral,
siempre tuviste miedo
de no saber callar.

Ahora solo escuchas voces
que no dejan pensar
es sencillo decirlo
solo tienes que respirar.

Todos los días nace una Estrella
solo es cuestión de observar
el mundo no tiene tiempo de amar
es por eso que yo te amo de verdad.

Es fácil dejar de girar,
conocerás esa mirada
que te intentó conquistar
fuiste una osada belleza que no me dejo respirar.

Bendito fue el día en el que te deje de ignorar
ese día descubrí en el cielo gaviotas
y nunca estuve junto al mar,
es la tierra que me habla y me enseñó a cantar.

Ya no canto ahora
los puedo despertar
es preferible no ser desierto
y en el agua nadar.

Algún día seremos prados verdes
una simple canción cantar
es más sencillo que olvidarlo todo
y un triste poema ignorar.

Miguel Adame
13/10/2018.

A todos esos artistas que ya no están, que no supieron cómo olvidarse de lo menos importante y solo debieron amar.
21
16comentarios 181 lecturas versolibre karma: 130

" Sin lágrimas "

Y te pregunto amiga .
Porque sufres ?
Porque, aun le lloras. ?
Aun te duele,su partida ?
ya no vives ….
ya no sonríes ….
Ahora todo es agonía …
Vives atrapada en tu mundo
sombrío, adverso,fuera de la realidad.
cruel y sin color,carente de tus fantasías
prisionera eres de tus recuerdos los cuales te atormentan día con día.
Recuerdos bastos de melancolía ,esos que al viento le exclamas su nombre.
ya sea de noche o de día,
despierta o aun dormida.
acostada en aquel sillón,
o sentada en tu vieja silla.
Con tus sentimientos encontrados,
devastados y perdidos.
Llenos de rencor …
y una amarga decepción
Un suspiro de nostalgia …
con llanto y desesperación.
No le llores tierna niña,
ya no sufras por favor.
No regales sentimientos ….
al que no los valoro.
Que aquel que se fue de tu vida,
aquel que una vez fue tu amor
hoy te deja una herida …
y destrozado el corazón.
La tristeza gobierna hoy tus días,
y él dolor en tus lágrimas rodó.
la amargura de tu vida,
una trémula sonrisa …
disimulo.
Ayer,
eras rosa.
eras lirio,
eras tu la mas bella flor.
Fuiste tu, la octava maravilla.
que aquel idiota,
nunca descubrió.
Hoy ..
eres triste melodía,
de la quinta sinfonía.
Eres verso y eres prosa,
eres el poema …
que él nunca entendió.
No hay heridas,
no hay espinas,
ya no duele …
el recuerdo de su amor.
Ya resuenan las campanas,
el cielo ya se nublo.
un rayo de esperanza …
ilumina tu interior.
Tus amigos te acompañan,
van camino al panteón.
hoy sepultas …
amiga mía ,
lo que ayer
tanto dolió.

(J.Jesús Morales Churape)®
19-05-2017 {22:15}pm.
Morelia Michoacán de Ocampo,México.
leer más   
5
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 67

Vacío

Vamos, grita
en vano, el sonido no viaja
en el insondable vacío metafísico,
cosmonauta, crea un sol onírico
o si no, frio y solo, vaga,
sin astro, sin tierra, sin órbita.

Pero no…
no caigas,
en su sueño delta
de hibernación eterna,
sólo calla,
si…

Vamos, calla…
¿lo escuchas? es tu alma
en el insondable vacío metafísico
el silencio es la lengua de lo lírico,
ve… sin su norte, sin su hogar, sin su alba
rompe ya el orbe, y con él, la cuarta pantalla.
leer más   
12
12comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 113

Duele la ignorancia cuando no se tiene nada

Autolesionarse es como un silencio vacío,
hay silencios que hablan
cuando ignoras palabras
y solo intentas a la distancia seguir mirando.

Quizás es miedo a morir en cualquier parte
lejos de mi y de mi olvido,
en una eternidad siempre lejana
tan triste y tan abandonada.

Hay sueños que se rompen sin ninguna bala
que huyen de la realidad al solo pausarla
que se esconden confundidos
como si no pasara nada.

Pero pasa todo y no lo hablas,
has dejado de sentir con los años
ya no te asombra nada
la muerte te tiene viendo un rostro de tumba profana.

Nadie se atreve a decirlo
pero tu estela está escrita con letras amadas
ni el viento o los versos pueden borrarla
es como una intacta y uma solemne calma.

Tengo frío y me derrumbo
solo quiero volar a un abismo,
inmóvil sentir que no existo
sin la edad de unos minutos bandidos.

Lloverá y no me importa no mojarme
duele la ignorancia cuando no se tiene nada,
es la noche que se me metió
hasta en mis últimas verdades.

Es el hambre de no poder amar con nada..

El mute.
12/10/2018.
17
9comentarios 129 lecturas versolibre karma: 127

(In)quietud

I

Volé tan bajo
que al rasparme la piel contra el suelo de concreto,
al abrir la carne a la arena y piedrecillas,
al aterrizar herida y rodando,
las palabras se escaparon,
se perdieron en el vacío negro
de una mente estancada.

Quieta quedé,
a la espera del retorno de la paz.
Muda quedé,
tragué las palabras para que no
avivaran más el fuego
que comencé.

Millones de segundos,
cada uno trajo una interrogante.
Desfilaron atolondrados en el cerebro,
bailaron regocijantes de mi pasividad,
de mi ignorancia.

Escribí sin sentir,
escribí por que había que escribir
y cada palabra que tipeé
esperó al pálpito del pecho
que no llegó,
mas escribí.

Vi las caras ir y venir
Dicen nada, son nada para mí.
Escuché las risas vacías,
la conversación banal.
Como un fantasma la ciudad crucé,
en el día a día de quehaceres
en la misma ciudad,
por las mismas calles,
a la misma hora,
por las mismas razones.

Anestesiada e invisible,
drogada de ficción,
alérgica a la realidad,
intóxicada de música,
rumeante de azucar,
feliz para mí sola,
indiferente para los demás.

Callada por dentro y por fuera,
avanza el día y la noche trae nueva paz,
una pasajera,
una débil,
mas es paz.
Temeraria a la nueva mañana,
sonriente para el resto,
añejada en el interior.

Densa como el concho del vino,
el que nadie bebe,
rica como la miel,
esa opaca, esa dura,
grumosa,
esa relajante en el paladar.

Acorralada entre la silla y el computador,
entre la mente y el mundo,
entre él y la soledad,
entre el corazón y la razón.



II



Una búsqueda sin cara ni nombre,
la intranquilidad en el núcleo.
Segura de la rutina inamovible,
esa protegida por el miedo,
la búsqueda continúa.

¿Dónde está?
Veo sus ojos en mi mente,
sé como ha de lucir.
Escucho su voz en mi interior,
sé como ha de sonar.

Soy el sueño de nadie,
y Él, inexistente, me inquieta.
No puedo recorrer el mundo
para encontrarle.
Atada estoy,
y aquí sin más soy.

Se cobija en mi memoria
como un sueño que no puedo recordar,
escondido detrás de la siguiente esquina,
esa que temo doblar.

Que busque belleza obvia a su ojo,
esa en mí no encontrará.
Que pueda ver más allá de la fachada,
quizás no podrá.
Quizás no querrá.
11
4comentarios 53 lecturas versolibre karma: 135

De edad; dieciséis

Estoy rara últimamente,
No sé me siento diferente.
Ha cambiado todo tanto,
Que siento mis esfuerzos vanos.

Tanto se dice que no es nada,
Que no tengo la edad apropiada
Para ser tan madura.
Que con dieciséis, vida, me queda mucha.

Pero me estoy hartando,
No saben nada de mi pasado.
No sé qué dicen sin hablarme o conocerme...
No tienen en cuenta aquel día de noviembre.

Me han llegado a decir,
Que soy joven para estar así.
Mis palabras son demasiado tristes,
Cuando en persona solo cuento chistes.

No entienden que los chistes son cuentos,
Cuentos que jamás serán verdaderos,
Por eso es que los cuento,
Pero sinceramente, nunca los siento.

Lo que menos pienso,
Es que alguien con dieciséis sea pequeño.
La edad es un número no importante,
La actitud es lo que hace que vayas adelante.

Siempre que seas fuerte y valiente,
Serás capaz de ir de frente.
Superarte y aprendiendo eres maduro,
No con un asqueroso número.

Por eso aprende de las experiencias,
Sonríe a todas las diferencias
Y si tu muro no puedes derrumbar,
Tan solo debes entrenar.

Haz caso a la niña de los dieciséis,
Aunque lo no lo penséis,
Puede ser un buen consejo,
Y con esas palabras se forma un buen verso.

No soy una cría pequeña, y te recuerdo,
Que ya no leo a las princesas de ensueño,
Aunque, en realidad, nunca lo he hecho,
Pero si no lo hice antes, ahora menos.
leer más   
4
1comentarios 13 lecturas versolibre karma: 46

• efímero sesenta y cinco •

Estoy aquí de nuevo. Pero no soy yo en absoluto.
Tengo recuerdos de quizá cosas que no existieron, momentos que no han pasado, personas que nunca estuvieron.
Miro hacia el cielo y un trueno retumba, siento mi pecho acompasarse con el vibrar y tengo que coger algo de aire para no ahogarme con tanta realidad revelada. Y es que estoy cansada.
Cansada de no encontrar las palabras. El dolor ha dejado muda a la escribana.
¿Qué hago yo ahora con este montón de nada?
Ya no sé cómo ordenar lo que siento para expresarlo porque a veces parece que nada siento.
Ya no sostengo destrucción en las manos porque me he obligado a asumir que las ruinas las llevo dentro.
¿Esta antítesis agónica y esperanzadora que soy va a acabar conmigo?
El dolor cambia a la gente y no hay día en el que no acarree con las consecuencias de los destrozos.
Soy tormenta que rompe, caricia que adormece. Tengo en mi poder la única arma que puede matarme y la única cura que puede salvarme.
Estoy aquí de nuevo. Pero no soy yo en absoluto. Sin embargo, comprendo: mi tristeza y mi fortaleza residen en todo este cambio e, irónicamente, son precisamente mis grietas las que me hacen indestructible.
Soy mi propio enemigo y soy mi mejor aliado. Quien no quiere invertir su tiempo en entenderme juzga mis cambios, quien de verdad me quiere defiende y admira esta evolución de fénix que ha resurgido de todas aquellas cenizas.
9
2comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 99

" Tu sueño o mi realidad "

Que quién soy yo?

Soy como las flores
que crecen en tu invierno.

O como la nieve en tus veranos,
seré lluvia que empañe tus desiertos
y tal vez la marea que desciende
en tus montañas.

Ilógico verdad!!

Ahora dime tú querida mía…
si es lógico el que yo te ame en la forma que lo hago, dime tu porque te quiero tanto si no estas juntito a mi.

Cuéntame si mis suspiros,
algún día han llegado a ti.

Dime el porqué no sales de mis sueños,
desvelado estoy por ti.

Impregnada tengo tu esencia en mi mente y me haces divagar,
navegar y otras tantas llorar…
Llorar porque no eres mi realidad.

Que si soy un loco.??
si…

loco por amarte y no tenerte,
por pasar mis noches en desvelo…
solo soñando con tus labios
y morir en vida…
por querer probar tus besos.
Por vivir en estas fantasías,
que me hacen añorarte .

Quiero ser el brillo en tus ojos y el motivo, por el cual sonríes cada mañana.

Ser luz de luna…
que te abraza en las madrugadas.

Deseo y anhelo…
ser la persona que hace latir tu corazón,
ser el sueño que tenías perdido
y el que hoy lograste realizar.

Quiero ser tu realidad…
y ya nunca más…
una triste fantasía.


( J. Jesús Morales Churape) ©
Morelia Michoacán de Ocampo, México.
10 noviembre 2017 [15:30]pm.
leer más   
13
5comentarios 64 lecturas versolibre karma: 122

En Blanco Y Negro

Una noche te conté
que una realidad
puede ser contemplada
desde vértices distintos.

(…)

Te marchaste,
pero tu sombra dejó
la puerta abierta.
El otoño cobijaba
un horizonte
en blanco y negro.

Una tristeza ingobernable
se extendía
por el centro de las calles
desaliñadas,
y la vida era una vida
de épocas pasadas,
la noche brillaba
como una hoguera devoradora
y tú me olvidabas
como se olvidan las hojas
empapadas de lluvia.



©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
26
15comentarios 92 lecturas versolibre karma: 148
« anterior1234550