Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 343, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Rimas de Invierno

Perfecta entre tus labios la mesura,
consonante la rima en tu cadera,
sin ti yo verso roto, estrofa huera,
echo de menos tu voz... y tu cintura.

Ni una sílaba falta en tu figura,
tu ritmo tan pausado me acelera,
y ni en la eterna distancia se modera
mi amor que tras tus besos se apresura.

Tu más bello poema, tu ternura,
la rima siempre fiel, siempre a tu vera,
moribundo entre tus versos reviviera...
¡qué regalo disfrutar de tu hermosura!

Juanma
leer más   
17
12comentarios 208 lecturas versoclasico karma: 96

Soneto a Los Equinos

Antes de que empiecen a leer este soneto, quiero explicarles la dificultad que entraña. Esta composición se denomina "Soneto Retrógrado". Este tipo de soneto endecasílabo de rima consonante, es posible leerse y tener una lógica, tanto como si lees el verso al derecho, como para atrás, con la particularidad de que las primeras palabras de los versos de cada cuarteto y terceto riman ABBA, ABBA, CDC,DCD; y la última palabra de cada verso riman también ABBA, ABBA, CDC, DCD, de modo que leyéndolo en ambos sentidos forma un soneto. Es una composición como decía muy difícil de elaborar, pues tiene que tener sentido y rimar, tanto como si lo lees al derecho, como si lo lees hacia atrás. Sin más preámbulos lean el siguiente:

SONETO A LOS EQUINOS

Largos caminos recorren caballos
espinos clavan veredas sinuosas,
equinos de espuelas quedan tortuosas
amargos tildan obscenos serrallos.

Embargos quedaron caros vasallos
anodinos dolores, raras cosas
divinos caballos, razas preciosas
carilargos quedan libres grigallos.

Espinosas montañas corren libres
descalzas patas y fortalecidas,
angustiosas caminatas calibres.

Ensalzas dones, yeguas bendecidas
orgullosas manadas equilibres,
sobrealzas montas agradecidas.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
30
6comentarios 106 lecturas versoclasico karma: 106

Sobre las hojas extendiadas en Colaboración con @Alfjparescritor

A.B.A.
Rétame a versar y verso.
Tomando tus metáforas como ejemplo,
olvidándome de mi propio alfabeto,
enredada en tus grafemas de rasgos perfectos.

Rétame a poetizar y rimando llego,
entre consonancias de cantos de tus versos
bailando coplas de ritmo placentero.
Tomando tu puño de celestial soneto.

A.J.P.
Mirando por la niña de tus ojos
veo que me retas, pues yo te reto.

Placer sublime invade mi corazón
cuando por pasión describo mi alto ego,
juego porque no juego y en juegos inmerso
me veo por complacer tu invitación
y solo en mi habitación, me paralizo y me quedo quieto,
pues si es de tu gusto por escribir
te escribo si quieres un soneto.

Para ello es imprescindible contar
no solo las sílabas de los verso,
sino con tu complicidad al contestar
cuartetos y tercetos.

Y si algún estrambote se te ocurre
a tí te lo dejo y me quedo quieto,
y aquí viene el soneto:

A.B.A.
Sobre la hoja extendida, tinta azul se deslizan,
la que nace en tu pluma despierta mi sonrisa.
Serena al mar de bruma, con la espuma se irisa,
leo el papel pantalla túnica que angelizan.

A.J.P.
De bellos colores es la pluma que utilizan
y bellas las flores que jardinero frisa,
contémplando todo su esplendor más sin prisa
se recrea en versos que juglares poetizan.

A.B.A.
Son tus letras mi alimento, tus estrofas certezas
que reviven la niña que entre poemas juega.
Avivas esperanza, vociferas grandezas.

A.J.P.
Por mi aliento amasas el pan que con sudor brega
tus versos salen de tintas sabor a cerezas
que por bregar la masa, cocido el verso abniega.

Estrambote de A.B.A.
Te reté a versar y lo hemos hecho
desde el corazón y con la sangre hecha versos,
más sin darnos cuenta el placer invadió éste reto.

Todos los derechos de los autrores reservados
Amalia Beatriz Arzac y Alfonso J Paredes
Imagen tomada de internet cuya fuente es : www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
leer más   
8
10comentarios 112 lecturas colaboracion karma: 96

Sobre las hojas extendidas en Colaboración con @Amalia_Beatriz_Arzac

A.B.A.
Rétame a versar y verso.
Tomando tus metáforas como ejemplo,
olvidándome de mi propio alfabeto,
enredada en tus grafemas de rasgos perfectos.

Rétame a poetizar y rimando llego,
entre consonancias de cantos de tus versos
bailando coplas de ritmo placentero.
Tomando tu puño de celestial soneto.

A.J.P.
Mirando por la niña de tus ojos
veo que me retas, pues yo te reto.

Placer sublime invade mi corazón
cuando por pasión describo mi alto ego,
juego porque no juego y en juegos inmerso
me veo por complacer tu invitación
y solo en mi habitación, me paralizo y me quedo quieto,
pues si es de tu gusto por escribir
te escribo si quieres un soneto.

Para ello es imprescindible contar
no solo las sílabas de los verso,
sino con tu complicidad al contestar
cuartetos y tercetos.

Y si algún estrambote se te ocurre
a tí te lo dejo y me quedo quieto,
y aquí viene el soneto:

A.B.A.
Sobre la hoja extendida, tinta azul se deslizan,
la que nace en tu pluma despierta mi sonrisa.
Serena al mar de bruma, con la espuma se irisa,
leo el papel pantalla túnica que angelizan.

A.J.P.
De bellos colores es la pluma que utilizan
y bellas las flores que jardinero frisa,
contémplando todo su esplendor más sin prisa
se recrea en versos que juglares poetizan.

A.B.A.
Son tus letras mi alimento, tus estrofas certezas
que reviven la niña que entre poemas juega.
Avivas esperanza, vociferas grandezas.

A.J.P.
Por mi aliento amasas el pan que con sudor brega
tus versos salen de tintas sabor a cerezas
que por bregar la masa, cocido el verso abniega.

Estrambote de A.B.A.
Te reté a versar y lo hemos hecho
desde el corazón y con la sangre hecha versos,
más sin darnos el placer invadió éste reto.

Todos los derechos de los autrores reservados
Amalia Beatriz Arzac y Alfonso J Paredes
Imagen tomada de internet cuya fuente es : www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
leer más   
20
11comentarios 114 lecturas colaboracion karma: 109

Entre la angustia, el castigo y soledad

¡Tic tac! a golpe de segundero la hora se aproximaba,

el tiempo como justicia inexorable, como carcelero en palas

atenea ígneas en derredor, los cuervos picaban

mi enjuta puerta, con inquina, y en el interior la presencia de Penelope…

esta vez el que fruncía era yo.

¡Oye!, escucha mi balada, la gesta de mi pasión

el corazón ya me late a tiempo, las penas son venas

de musicalidad y abrí las alas al ritmo de este compás,

anduve donde los ángeles no se atreven a entrar

entre la angustia, el castigo y soledad.

Abrí las alas para volar y de nuevo renacer

entre cenizas sacudidas en mi resurgir,

abrí las alas antes de partir, y abatir al querubín,

el cielo aguardaba las alas tronchadas de otro ángel;

pero el cielo siempre puede esperar, el final para los cobardes.

El punto final siempre puede esperar, siempre a tiempo de rubricar

no está escrito el final sino el principio en otro curso de mi universidad,

donde se doctoran acordes de mi latir, por el principio de los valientes

allá donde retumban en pecho firme y caletre,

cuando se abandona la partitura de un réquiem, el silencio

por plisar, esa inesperada melodía ausentada

que a cuchillo el romancero se abrió en canal

para destripar al penitente, el que sintió pena, angustia, y soledad.

Abrí las alas al ritmo de este compás,

entre la angustia, el castigo y soledad.

Gracias a ti no hay muerte sino mudanza,

allá donde vivo la vida, la de la esperanza…

Hacer posible lo imposible, es poder con esto y con mucho más;

y confieso que te amo no por amarte

incluso por ti amo como a mÍ mismo debo amarme,

como profundo credo ancorado que se encontraba

en el lacustre fango, de mis penas que tú ahogaste.

Confieso que podría amarte hasta lo inconfesable.

Incluso algún día, el de mañana, cuando ni vocales

ni consonantes rimen, confesaré que te amo, no por amarte.

Confieso que perdí mis memorias del pasado por presenciar

ya soy presente auxiliado, y a dentelladas

muerdo y trabajo en mi remedio de no ausentarme

con el fin de no aburrirme, porque solo se aburre el pasado

el presente ya es posible, el pasado olvidado, y el futuro por rubricar.
leer más   
5
3comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 59

Un poco de mí

Hola, me llamo Pale.
Ya, ya sé que es de risa
pero no será para tanto aunque extrañe.
Érase un vez...
Menudo rollo eso de los cuentos y sus cantes
que no saben cómo empezar
y siempre así lo hacen.
Bueno, yo comenzaré por mis gustos,
y espero que no os amarguen.
Me gusta mucho el dulce,
lo que es la nata y el chocolate,
sobre todo cuando se baña en ella...
En ella: la mujer que tanto me ame.
Sin ir más allá,
soy un ser al que no le gustan los mandamases,
porque me ponen de los nervios,
¡y nadie me toca los jornales!
Perdón por esa furia,
es que me se sale de los pares,
y la impaciencia me puede
cuando mi alma dice entre santas paces:
"¡jovencito, permanezca en calma
o le haré picadillo con una muerte como una obra de arte!".
Pero en fin, hablaba de mi mujer y de mí,
cuando se viste de aguacate,
¡carámbanos!,
mis sueños enseguida se convierten en imponentes verdades.
Mis cuadernos están llenos de ella,
de su codicia de mis gestos y alardes,
a veces de mis orgullos
que tanto me se huyen de mis dentales
cuando con afilados colmillos,
hinco dientes a algunos envidiosos y cobardes.
Hablando de sus manos,
¡ah, Santa María de los aquelarres!,
blasfemo juro por un beso
de sus labios tan especiales.
De ellos me enamoré un día
cuando me hechicé de su imagen;
fue un segundo mágico
con ojos de paz enamorándome.
Los Maestros que luego le escribían
(mis manos, ellas son esos Grandes)
la envolvían en una danza perfecta,
en un huracán de agua con remaches
de fuego y algo de hielo,
algo de hielo por mi parte,
que por tontos de mis muchos cerebros
no me aventuraba a sus tantas consonantes,
guerras de pasión
y goces de asonantes.
¡Si hasta nos rimábamos en todo!
Qué belleza de femeninas ciudades,
que en ellas me apalanqué,
me desnudé con toda gracia y andares,
me fijé en sus misceláneas y atlántidas,
en esas que de sus ojos salen.
Me hundía en sus vísceras románticas,
en las que me cantaba con sus voces de sirenáicos mares,
que por invención de palabras
para que rimen estas vocales,
uno ha de ser creativo para su doncella,
sino, ¡castañazo en la cabeza con un tomate!
Eso me tirará mi dueña
si algún día no logro enamorarle
los sentidos con los que me encadena
hasta en sus veinte dedos con los que me case.
Dios me dijo una vez:
"Pecador inocente, ten cuidado con lo que haces,
porque si la amas,
ella será la mujer con la que siempre soñaste".
¡Y tanta razón poseía, oh, Gran Amigo!,
que todos los días, amor mío, tengo ganas de eternizarte,
y en cada uno de tus dedos y besos,
contigo siempre, siempre, me despose para amarte.
Y a todo esto, si lees este poema,
lance de amor, herencia sísmicamente hecha trance
o las profecías de un joven místico,
que sepas tú, dama de mi propia sangre,
que algún día te diré a los labios:
"Hola. Soy la felicidad que siempre buscaste".
Y por fa, si creías que el poema terminaba así,
¿eso pensaste?,
lo quiero continuar solo unos versos más
para secar esos tus diluvios universales.
Ala, ya estás lista y tranquila, ahora sí,
para decirte de mi corazón tan potizante:
"Amor mío, no tengas miedo de nada.
Yo soy la luz por la que siempre rezaste".

© 2017 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
4
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 54

Pensé encontrar un príncipe (Soneto dodecasílabo)

Yo busqué un príncipe de bella figura

de buenos modales y muy amoroso

amable gentil y maravilloso

tan fino y galante con mucha dulzura.


Un amor de cuentos con mucha ternura

con muchas virtudes: ¡Un hombre precioso!

Buscaba impetuosa, macho fabuloso

de mucha nobleza, con vasta cultura.

Amar en exceso, con exceso amar,
olvidar nos hace la cordura y calma;
y vemos cual príncipe, todo sapo verde.

Mejor esperar y reflexionar
que dar tanto amor con pasión del alma
¡Quién se precipita, pronto todo pierde!

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
Retruécano:verso 9



TEMA: La rana que se convierte en príncipe o el príncipe que se convierte en rana. El príncipe azul (vale lo mismo para princesa).
.
FORMA: Soneto dodecasílabo de dos hemistiquios.
.
RIMA:
.
- Consonante.
- Combinación ABBA ABBA / ABAB ABAB CDE CDE / CDC DCD.
.
Sin asonancias entre las rimas.
.
METRO: Dodecasílabos con hemistiquios 6/6.
.
EXTENSIÓN: 14 versos.
leer más   
5
sin comentarios 29 lecturas versoclasico karma: 64

Almohada de búhos

Soy una flor de carne abierta
Como una herida que brota
Torrentes de melancolía
Rios de sangre, rios de miedo.

Hay nidos de alimañas
Que se encarnan en mi alma
Que devoran mi alegría
Que matan mi esperanza
¡De nuevo viene otro día y no siento nada!
¡De nuevo los pájaros cantan
y estoy aún acostada!

Soy un fantasma grisáceo enrollado
Con los cuarzos de las lagrimas
Que he derramado, ¡Si!
¡Que he derramado desesperanzada!

Una montaña de búhos
se acomodan como almohada
Sobre la triste melena del mundo
¡Mi cabeza!
Y me cuesta subir como la espuma
Que burbujea por la vida excitada
¡Aún soy presa de mi cama!

Soy una flor de carne abierta
Como una herida que brota
Torrentes de melancolía
Rios de sangre, rios de miedo.


Enid Rodriguez Isais
@CorazonDeFlor
2018
leer más   
19
13comentarios 115 lecturas versolibre karma: 137

Lorca, el gran patriarca de las rimas y letras…

“La luna vino a la fragua con su polisón de nardos.
El niño la mira mira. El niño la está mirando”
Federico Garcia Lorca-1898-1936


Oh, patriarca de las letras.
Ávido arcabuz surge de tus entrañas
y riega de pólvora húmeda
el zócalo de tu linaje…
Guillén, Alberti, Salinas y otros
generación del 27.

El pájaro de hierro
cruzó el cielo abierto
de seniles nubes,
naves, esferas
y espinas
decoradas en el firmamento
La llama indómita
como hervor ardiente
en tu corazón ardía.

En la gran torre de babel
el lenguaje es un susurro
y arde en vértigo;
viento que desgarra
en delgados trozos
tus huesos,
huesos largos
como trozos de hielo.

No hay forma de descifrar
el pensamiento oculto
entre los cimientos de tu voz bruñida
se viste de inocencia la calma
hasta vagar en el océano del delirio
como dragón devorando el vasto cielo.

Suicidarse es cuestión de cada quien
pero arrastrar a otros es sacrilegio
y dolo sombrío;
y eso fue lo que pasó
en aquella última hora funesta
guardias suicidas enfilaron el gatillo
y ráfagas continuas
acabaron con el nauta
el poeta romancero
de la vieja Granada, tierra ardiente del sol.

Fueron ellos los guardias de la tiranía
atrapados entres las funestas sombras
dispararon con certera bala
sobre el inmenso cuerpo
como océano arreando las olas
de un atardecer postrero.
El gran poeta,
el gran patriarca de las rimas y letras
yace en el suelo
cual vahído agonizante.

El pájaro se acuesta
tendido en brozas y hojas fundidas
la raza humana llora desconsolada
llora la oración que mantiene viva el alma...
El alma que nunca pudo alcanzar el tirano traidor
de la España golpista
entrando en el laberinto
de una guerra civil.
leer más   
14
10comentarios 72 lecturas versolibre karma: 109

Almas rimadas

Entre los arcos del claustro
se observan pasmadas.
Lo saben: son almas rimadas,
de texturas forjadas en vidas pasadas.

Peregrinan en distancia,
cautelosas acciones,
gratas sensaciones: conectadas.

Equidistantes miradas:
nostálgicas, soñadoras, embriagadas…
¡Férvida melodía en palabras imantadas!

El cielo reflecta un misterio.
Las flores exhalan fragrantes hologramas:
seducen el aire,
pomposo deleite
se instala en sus mentes.

En la galería clavan sus pisadas.
Él franquea el jardín,
sonríe: en el pozo la espera.
El agua cristalina gorgotea la misiva.
Ella recoge los bajos del vestido
verde infinito.
Salta el escalón, avanza frugal y etérea.

Son almas rimadas,
en medio del cosmos halladas.

Marisa Béjar.
leer más   
11
8comentarios 73 lecturas versolibre karma: 80

Tatuaje

Cobija mi mente tu sonrisa,
tu semblante en mis ojos grabado,
cincelada en mi retina
tu mirada se ha quedado.

Los besos con el fuego y con lacre,
con tus tiernos labios has sellado,
son caricias de tu boca
y cariño derramado.

Permanece incrustada en el alma
la huella de un amor eternizado,
y, en mi rostro, el hondo surco,
del sollozo emocionado.

Adorno, hijo mío, con tu nombre,
y el emblema infinito pintado,
mi piel con sangre y con tinta,
con todo mi amor tatuado.
15
6comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 114

Tensión sexual, no resuelta

El aire está inflamado,
espeso y sofocante,
tensiones y deseos,
ambiente delirante.

Se rozan nuestros cuerpos,
instante electrizante,
cuando la piel se eriza
y el rostro está radiante.

Responde a mi mirada
la tuya provocante,
a tus ojos esquivos
los míos penetrantes.

Mi corazón vibrando,
tu aliento jadeante,
mi cara sonrojada,
tu pecho palpitante.

Ambos lo deseábamos,
vernos era excitante,
más por algún motivo,
fuimos titubeantes.

Esa tensión sexual,
la tragedia insinuante,
pendiente quedó un día,
triste mudó el semblante.

Querías seducirme,
yo, que fueses mi amante,
¿si aún lo deseamos,
por qué estamos distantes?
22
14comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 121

Rimas a un amigo

No alteres tu pensamiento con estas nimiedades
¿Pues no sabes que el amor es un cuento, como todo en este mundo?
Si lo escuchas repetidamente, suena dulce al oído,
parece que es algo nuevo, pero sabes que es pretérito.
Y vuelven tus ilusiones para poder otra vez vagar
a tu perdida insensibilidad.
Cuando con sangre fría te tentaba el amor,
o respondías con ironía a toda la muchedumbre
te hablaba padeciendo del amor hacía ti,
con el corazón entero transitabas por el mundo,
sin tener el pensamiento o la vida atados a un nombre.
Hoy las prismas del amor oscurecieron tu mirada
¿Dónde está tu sabiduría de tiempos pasados?
No alteres tus pensamientos con estas nimiedades.
¿Pues no sabes que el amor es un cuento, como todo en este mundo?
leer más   
7
4comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 93

La noche de los versos

La noche de los versos
me viene a buscar,
la noche de las rimas
enlazadas al azar…
Madrugada de las letras
donde las palabras convergen
los sentimientos fluyen
y donde las frases hienden…
El corazón desfalleciente
cual tinta inagotable,
va Desangrando en el blanco
del alma pura, insondable,
va corrompiendo con versos
que sobre la blanca página
se desgranan entre rimas
y que liberan las lágrimas.
Blanca túnica, es la pena
que visto esta madrugada,
el ropaje con que espero
llegues rompiendo la distancia.
En mil pedazos las esquirlas
se liberan de la herida
todo lo revolucionas
y muere mi monotonía.
La noche de los versos
esperaré desvelada
llegues como inspiración
A mi vida desolada.
leer más   
6
1comentarios 30 lecturas versoclasico karma: 70

El arte

El arte es expresión bella de amor
de libertad, virtud y humanidad
plasmando cual espejo la verdad
dentro del universo del autor

La gran creatividad del escritor
que nos evade de la realidad
la contemplación como una deidad
de los trazos sublimes del pintor

El arte nos despierta la emoción
al admirar absortos su belleza
sintiendo una total liberación

Testimonio vital de su pureza
que intenta conseguir la perfección
de la esencia de la naturaleza
leer más   
5
sin comentarios 44 lecturas versoclasico karma: 83

Bailarina

En su cuerpo se encuentra la belleza
expresada con técnica maestra
que con fervor y amor siempre demuestra
en sus sutiles pasos con destreza

Emociona su entrega desbordada
de pasiones en cada movimiento
tan suaves y ligeros como el viento
pues su bella visión deja prendada

Le acompaña la música gloriosa
formando una simbiosis excelente
que la enaltece como semidiosa

Su originalidad surge patente
como un halo de luz tan misteriosa
que la hacen totalmente diferente.
leer más   
17
6comentarios 95 lecturas versoclasico karma: 93

Converso

Viajo en el autobús un día más,
temiendo no volver a verte jamás.

Componiendo este Jotabé, en verso,
en endecasílabos puros inmerso,
que dirá que el amor sigue tan terso
como el día en que de ti fui converso.

Y así en este poema ando metido
sublimando todo ardor contenido.

En rimas, con tu ausencia, trocarás
purgando de pasiones lo perverso,
de tanto fuego como estoy henchido
leer más   
14
9comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 106

Devuélveme la memoria

Extravió la mirada en el abismo
sus ojos delataban sufrimiento
sinceros sin atisbo de cinismo
pero con un velado sentimiento
pudiendo presagiar el fatalismo
de un destino voluble como el viento
se encontraba en su cosmos de ilusiones
feliz pero sin vida ni emociones

La llamé por su nombre con ternura
me miró como quien mira una estrella
embebida y sin pizca de cordura
supuse entonces que no sería ella
fue tan solo ilusión, no tiene cura
la decepción me causa profunda huella
y me fui diluyendo por la niebla
dejándola en su mundo de tiniebla
leer más   
9
5comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 103

Periplo

Qué sabe Dios
de tus panes y de mis peces,
de los ángeles que se estrellan
sobre el musgo de los belenes,
del apóstol número trece
o de los caminos verdes
que a Roma no llegan siempre;
de los esclavos clavados
en las puertas del Edén,
de la rosa de los vientos
que crece en este burdel.

Dime qué sabe él de María
que escapó a Alejandría,
qué sabe de Sinuhé
y sus santas verdades de papel;
qué sabe de los cubiles
donde sueñan los gentiles,
qué sabe de tantos Pinochos
convertidos en niños de corcho.

Pregúntale dónde almacena
tan pretendido saber,
dónde guarda las esquelas
que publican los diarios
con la que construye barcos
para salvar a Noés;
dónde lava los manteles
que tiende en los laureles
de los que no tienen qué comer.

Dime qué sabe Dios
del elefante gigante de Napoleón,
del invierno de los miserables
tan fríos de corazón,
de Castaneda o Rimbaud,
del peyote, de la absenta
y del hachís,
qué sabe él de sentir
el fuego del infierno
en la herida de existir.

Qué sabe Dios de vosotros,
de los que hicisteis la "mili"
o de los que nacisteis en abril;
dime que sabe de Asturias
o de la patria de Martí
convertida con el tiempo
en otro muro de Berlín;
dime qué sabe de las contiendas sin fin.

Qué sabe él del aire
que se respira en Bagdad;
qué sabe de los amaneceres
que despiertan los pinceles
de hombres y mujeres
encerrados en su ciudad,
qué sabe del fruto de sus antojos
y de su eterna soledad.

Qué sabe Dios de mí,
de mi enojo, de mi gozo
y de mi pozo;
qué sabe Dios de tí,
del esbozo de tu perfil;
qué sabe él que no se yo
de las lágrimas de Ryden de color rojo,
de los pequeños olvidados de Buñuel
o del paradero del maldito Anglés.

Dime qué sabe Dios de su poder;
qué sabe de los ojos de las agujas
que no pueden ver,
del canto del cisne,
de la danza del fuego
o de Gardel;
qué sabe él
de los que buscan su rostro
en el retrato de Dorian Grey.

Qué sabe Dios de los nuestros,
de los vivos y de los muertos,
de esta torre de Babel
que edificamos al revés;
qué sabe él de la fe
con la que se acerca el sabio
a las fuentes del saber;
Qué sabe Dios
de los que nos cuesta creer
y sin embargo
en noches de llanto aciago
nos encomendamos a él...

...qué sabe Dios de esto que escribo
sin saber yo nada de él...

Imagen: Sibila Líbica, Capilla Sixtina - Miguel Angel
2
sin comentarios 13 lecturas versolibre karma: 28

Poesía

Te colaste en mi vida de repente
para aliviar la pena tan intensa
cual escudo dispuesto a la defensa
eres mi fiel refugio, felizmente

Imprimes sentimiento confidente
de tristeza y amor de forna densa
llegando al corazón cual luz intensa
para sanar la herida recurrente

Vuelas con libertad de pensamiento
removiendo conciencias como losas
con versos esparcidos por el viento

Poemas con profundo aroma a rosas
sembrando su semilla con aliento
para resucitar almas medrosas
leer más   
12
4comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 88

Todos quieren...

Todos quieren ser poetas,
ratones de las cloacas del alma,
alarifes de las palabras,
traficantes de alucinógenas rimas;
poetas de la cintura
que rodean con la mano,
poetas de lo divino y de lo humano.

Todos quieren...

Quieren ser trovadores,
pajarillos de las ramas altas,
cocineros de los sinsabores,
viajeros de los lugares
omitidos en los mapas,
soñadores del deseo
pintando cuadros que leo.

Todos quieren...

Deberíamos ser todos poetas,
porteadores de estiércol y rabia
para saber lo que pesan estas maletas,
pasión, incertidumbre y sospechas;
cazadores de gritos al alba,
presas de melancolías "al dente",
discípulos de las orgías de los ausentes.

Todos quieren...

Todos quieren ser portavoces
de las sentencias del corazón.
Todos deberíamos ser,
sin reservas ni excepción.
Todos quieren ser poetas,
también yo.
4
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 57

Dentro de tus ojos

Quisiera penetrar en tu mirada
directa al corazón de los sentidos
y empaparme de todos los latidos
así como en tus lágrimas mojada

Y dentro de tus ojos mi morada
desnuda, sin tapujos ni vestidos
percibiendo tan solo los quejidos
de un alma que se encuentra enamorada

En tus ojos descubro el destino
pues son ellos espejo de mi vida
dotados de un don casi divino

Y el amor que derramas donde anida
esta meta, el final de mi camino
viviendo esta locura sin medida
leer más   
11
6comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 80

Ella

Llegó a la playa el mensaje,
metido en una botella,
tembló mi labio al leerlo,
trataba viejas querellas.

Un glacial escalofrío,
surcó como una centella,
la noche oscura y mi espalda,
como una fugaz estrella.

Me partía el corazón
mi venerada doncella,
quien me juró amor eterno,
la que me amaba…, ¡sí aquella!

Sobre el blanco del papel,
solo quedaron las huellas
de sus palabras hirientes,
de un carmín color grosella.

Ponía el punto y final
a nuestra historia más bella,
detrás del último adiós…
venía la firma de ella.
13
5comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 94

Transparencia

Su mirada es más fría que el acero,
con el brillo de luna o del lucero,

que ilumina la noche plateada,
me sumerge en el fondo de la helada
catarata, de su ojo figurada,
y en el previo al albor de madrugada,

del iris brota el húmedo diamante,
transparente tal gema titilante.

Y surge un sentimiento verdadero,
el del alma, trasluz de enamorada,
de sus lágrimas, velos del semblante.
28
23comentarios 170 lecturas versoclasico karma: 97

Rimar y Medir

Dices Fabio que mi poesía es vana
por no estar por la métrica medida
y que es sólo una prosa presumida
por no hacer con las rimas filigrana

Dices bien Fabio, la rima engalana
y en mis versos le doy la bienvenida.
A veces me resulta muy querida,
si a la idea, que expongo, no enmarrana.

No rechazo la rima bien medida
si al rimarla potencia lo que quiero
y al medirla no queda desleída.

Pero si por medir la pongo huero
o al rimarla se queda muy plañida,
ni métrica ni rima; no las quiero.


Reservados todos los Derechos
leer más   
11
6comentarios 190 lecturas versolibre karma: 56

Almas rimadas. Tercera parte

La palmatoria es mi aliada;
volutas de humo serpentean mi alcoba,
gráciles sombras reclinadas en mi cama
susurran tu morada
Por ti salgo de madrugada
con capa bordada de escenas almibaradas.

Sin mi alma rimada
Mi vida es un tugurio,
inmisericorde y de mal augurio.

Te espero en la estancia amurallada;
el claustro que arropa nuestras miradas,
donde el licencioso tacto en muselina
deviene en magma la piel entretejida.
Divina glotonería
que abruma al espía.
Crisol de amor
que miscelánea oración
reverbera en el extrarradio;
fragor insomne y sublimidad en el goce.

Mi alma rimada;
contigo siento el alma mimetizada,
y no puedo desandar el camino,
ni arriar las velas del navío.



Marisa Béjar, 04/11//2017.
leer más   
9
4comentarios 151 lecturas versolibre karma: 89
« anterior1234518